Compilación temática Nº 1, mayo 2004. Votación Ley de defensa de la Salud Reproductiva en Uruguay



Descargar 251.45 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión13.01.2018
Tamaño251.45 Kb.
  1   2   3   4   5


Compilación temática Nº 1, mayo 2004.

Votación Ley de defensa de la Salud Reproductiva en Uruguay.
Este material fue compilado por Elizabeth Fernández para RIMA, Red Informativa de Mujeres de Argentina, Rosario, Santa Fe.

www.rimaweb.com.ar

Si utiliza material por favor cite la fuente.

Contenidos

1- “El aborto, eje de un debate en América latina

Uruguay analiza un proyecto de ley para despenalizarlo”. Diario La Nación, 20 de Abril de 2004, Buenos Aires
2- Opinión “URUGUAY: EL ABORTO EN DEBATE QUE LA GENTE DECIDA” Por: Mariana Contreras (BRECHA) Fecha publicación: 17 de Abril de 2004.
3- “EL PRESIDENTE URUGUAYO ADELANTO QUE SI APRUEBAN LA LEY, LA VETARA” Dura pelea por el aborto en Uruguay. Diario Clarin, Buenos Aires, jueves 15 de abril de 2004
4- “Cobra fuerza llamado a referéndum sobre el proyecto de despenalización del

aborto.” Diario La República, jueves 15 de abril de 2004, Uruguay.


5- “La Cámara de Senadores retoma en esta jornada el debate sobre aborto”

14 de abril de 2004, Ultimo Momento, Uruguay.


6- “Debate sobre proyecto de ley de Salud Reproductiva sigue este miércoles”.

“Para aprobar el proyecto se necesitan 16 votos. Los votos de quienes están a

favor suman 13, por lo cual no alcanzan.” El observador, 14 de abril de 2004, Uruguay.
7- “El proyecto de Ley de Fefensa de la Salud Reproductiva será tratado en la

Cámara alta” “Hoy puede ser un día histórico, si el Senado quiere”. Diario La República, 13 de abril de 2004, Uruguay.


8- “EL SENADO LO DEBATE EL MARTES; SI PROSPERA, ORGANIZACIONES JUNTARAN FIRMAS Y BATLLE LO VETARA EL PROYECTO QUE LEGALIZA EL ABORTO DIVIDE A LOS POLITICOS Y A LA SOCIEDAD URUGUAYA”

Por: Marcelo Márquez Diario La República, 11 de abril de 2004, Uruguay.


9- ¡¡TODAS SOMOS URUGUAYAS!! BOLETINA MUJER SALUDHABLE, RED DE SALUD DE LAS MUJERES LATINOAMERICANAS Y DEL CARIBE, AÑO III-Nº 2, ABRIL 2004 http://www.reddesalud.org
8- “El aborto es un tema de derechos humanos” ENTREVISTA CON LILIANA ABRACINSKAS realizada por Adriana Gómez, en el contexto de la Reunión del

Comité Ampliado sobre Población y Desarrollo de la CEPAL, como parte del

proceso Cairo + 10.
10- AUTOCONVOCATORIA ABORTO: 12 de abril, Plaza Libertad

11- “Aborto en el Uruguay - Testimonio de una infamia”. Dra. Rosario Echagüe. Colonia del Sacramento, Colonia - Uruguay.


12- Convocatoria: MANIFESTACION DE APOYO A LA APROBACION DE LA

LEY DE DEFENSA DE LA SALUD REPRODUCTIVA EN URUGUAY

2 de mayo de 2004, Buenos Aires, Argentina.
----------------------------------------------------------------------
1- Diario La Nación, 20 de Abril de 2004, Buenos Aires
El aborto, eje de un debate en América latina

Uruguay analiza un proyecto de ley para despenalizarlo


Podrían convocar a un referéndum sobre el tema

En Chile se aprobó hace unas semanas la entrega de la píldora del día

después en casos de violación
MONTEVIDEO (AFP).- El debate sobre el aborto está nuevamente en el tapete en

América latina, donde legisladores, organizaciones no gubernamentales y

autoridades eclesiásticas discuten sobre el tema, mientras alrededor de

cuatro millones de interrupciones del embarazo son practicadas anualmente en

la región.
En Uruguay, diversos sectores políticos se declararon a favor de someter a

referéndum la despenalización del aborto, luego de que la semana pasada el

Senado postergó hasta mayo la votación de un proyecto de ley en éste

sentido, para evitar el riesgo político que implica tratar el tema en un año


El presidente Jorge Batlle ya anunció que, en caso de ser aprobado el

proyecto, vetará la nueva legislación.


"La sociedad uruguaya va a tener que optar, que decidir, mirar hacia su

interior, luchar contra su propia hipocresía, y adoptar una decisión, y ésa

la aceptaremos todos", consideró por su parte el senador Julio Herrera, del

gobernante Partido Colorado, reflejando las divisiones que provocó el tema.


En Perú, fueron las autoridades religiosas las que pusieron el grito en el

cielo. El cardenal Juan Luis Cipriani lanzó una dura condena al aborto al

expresar que nadie puede recortar los derechos humanos de una persona ni

disponer de la vida de los no nacidos.


"No se puede aceptar el asesinato de un niño no nacido. El aborto es uno de

los pecados más grandes de la humanidad", dijo el cardenal durante el sermón

por Semana Santa en la catedral de Lima.
Aunque el aborto está prohibido en Chile, el gobierno de Ricardo Lagos

anunció la semana pasada que suministrará la píldora de anticoncepción de

emergencia (PAE), más conocida como la "píldora del día después", a las

mujeres que hayan sido víctimas de una violación. La decisión provocó una

fuerte polémica y fue criticada por los partidos de derecha y por la Iglesia

católica.


Mientras tanto, en México, se anunció que el 18 por ciento de los abortos

clandestinos se realiza por razones que no están penalizadas, lo que refleja

el alto grado de desinformación que existe en este país sobre el tema, según

la organización Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).


En América latina se calcula que el número anual de abortos se eleva a

cuatro millones, según el Instituto Alan Guttmacher, una organización

norteamericana sin fines de lucro orientada a la investigación sobre salud

sexual y reproductiva. Y la Organización Mundial de la Salud calcula en 6000

el número de fallecimientos en la región por abortos sépticos.
En América latina, 119 abortos sobre 100.000 terminan en la muerte de la

madre, de acuerdo con el Instituto Guttmacher.


Prácticamente todos los países latinoamericanos y caribeños prohíben la

interrupción del embarazo. Sólo Cuba, Puerto Rico y Guyana tienen

legislaciones liberales al respecto. Chile y El Salvador prohíben totalmente

el aborto, incluso en caso de peligro de muerte de la madre. Los otros

países permiten el aborto para salvar la vida de la mujer embarazada -como

Panamá, Paraguay y Venezuela-, por razones de salud física -la Argentina-, o

en caso de violación -México y Brasil-
==+==+=
2-

URUGUAY: EL ABORTO EN DEBATE

QUE LA GENTE DECIDA
Por: Mariana Contreras (BRECHA)

Fecha publicación: 17 de Abril de 2004

Información Adicional

Tema: Aborto


La sociedad uruguaya viene procesando desde hace casi dos décadas una dura

polémica sobre la despenalización del aborto. La pugna electoral, el miedo a

perder el voto católico, y los compromisos asumidos con los diferentes

grupos de mujeres tienen en la picota a los senadores de los distintos

partidos. Para salir del paso, se está negociando una enmienda

constitucional que permita plebiscitar un texto de ley de despenalización el

próximo año.
Enredado en su propio tejido. Así parecía estar el sistema político uruguayo

con el tema de la ley de salud reproductiva, en general, y con el aborto muy

en particular. Por inmadurez del sistema, ignorancia, temores, cálculos

electorales mezquinos, convicciones religiosas y filosóficas, lealtades

políticas, compromisos previos. Lo que sea. Hace 18 años que el asunto va y

viene en el Parlamento con diversos proyectos, presentados y apoyados por

legisladores de los más diversos sectores. Hace 18 años que se lo tira para

adelante, que se lo hunde, que se lo congela. Este proyecto en concreto pasó

dos años en diputados y otro más en la Comisión de Salud de la Cámara alta;

de allí salió sin acuerdos. No hubo informes a presentar en el plenario y

llegó a la discusión general a través de un acuerdo entre las bancadas, que

habilitaron su pase. Todo un logro si se tiene en cuenta que es la primera

vez que esto sucede; los anteriores murieron con menos camino recorrido.

Esas idas y venidas revelan la dificultad del sistema político de incluir en

su agenda un tema de raíces sociales y políticas tan fuertes. ¿Cómo dar

solución política a un tema social? ¿Cómo reflejar la opinión de la

ciudadanía? ¿Cómo no contradecir a líderes (de todos los partidos) que se

oponen al proyecto? Desafíos nada menores.

Para colmo este es un año para otros debates, para promesas de aumentos de

sueldo y disminución de impuestos. ¿El aborto como asunto de debate

electoral? 'No es un tema para tratar en este año', se escuchó decir a

varios legisladores en las últimas semanas. ¿Por qué? ¿Qué cosa creen los

políticos que los ciudadanos uruguayos son incapaces de soportar? Existe

mucho miedo a perder votos, ya que en Uruguay no hay estudios que permitan

saber cómo se comportaría el electorado nacional y qué incidencia pueda

llegar a tener este tema en su decisión final.*

Sin embargo, cuando todo hacía pensar que el martes 13 sería el día fatídico

para el proyecto -los medios anunciaban que los votos no estaban, que la

discusión sería nula o escasa, y que si se lograba la mayoría en el Senado

era lo mismo porque el presidente Jorge Batlle había vuelto a anunciar su

voluntad de vetar la ley-, el Senado decidió, la noche del miércoles, pasar

a cuarto intermedio y retomar la discusión el 4 de mayo, en la próxima

sesión ordinaria de la Cámara. De un día para el otro cambiaron las barajas:

los votos que estaban dejaron de estar, y ahora parece que la ciudadanía es

la que va a terminar decidiendo, ya que es posible que se convoque a un

plebiscito sobre este tema.

¿Qué está pasando en el Senado? Los dos días de poco original exposición

parlamentaria sirvieron para recordar los tradicionales argumentos de ambas

posiciones (los mismos que se dijeron en diputados), y poca cosa más. Una

escena que deja en claro, eso sí, que el debate está en otro lado. Es que lo

'real' transcurrió durante martes y miércoles afuera, en los pasillos, en

los despachos. En las campañas protagonizadas por los sectores adherentes a

una u otra opción, sobre todo en Semana de Turismo; más virulentas unas, más

sutiles otras. Es en todos estos episodios en donde se pueden encontrar

algunas de las claves explicativas.

Cortes transversales

Las alineaciones detrás de la aprobación o no del proyecto de ley provocan

un corte transversal en los partidos. Lo mismo sucedió en diputados hace más

de un año (véase recuadro). El más homogéneo es el Partido Nacional, tienda

política marcada por una fuerte tradición católica conservadora: todos sus

senadores votarán en contra. Dentro del Partido Colorado, el liberalismo de

Jorge Batlle dio paso a una actitud más bien conservadora: votan todos en

contra salvo Julio Herrera; y en el Encuentro Progresista lo mismo pero al

revés: toda la bancada, a excepción de Eleuterio Fernández Huidobro, apoya

el proyecto. Rafael Michelini, del Nuevo Espacio, también lo aprueba.

En sus intervenciones de la noche del miércoles la senadora comunista Marina

Arismendi y el forista Julio Herrera hicieron mención a la palabra que no

pocos manejan para calificar la discusión en la sociedad uruguaya:

hipocresía. Y el Parlamento no parece estar exento del mal. 'Acá se está

hablando -dijo Arismendi- de una de las mayores hipocresías de la sociedad

uruguaya, que esconde dentro de sí varias hipocresías. El hablar bajito,

susurrar por los corredores, no ponerle nombre a las cosas; centrar la

discusión donde no existe: si estamos a favor de la vida o de la muerte; o

si estamos a favor o en contra del aborto. Es parte de tapar una serie de

elementos que contiene la sociedad y que no es motivo de un debate franco,

agudo, a fondo.' Previamente también introdujo otro tema del que mucho se

escuchó hablar en los últimos días: la conveniencia o no de discutir el tema

en un año electoral. 'En mi opinión, las mismas cosas que uno señala y dice

en los años no electorales las tiene que decir, obligatoriamente, en los que

lo son. Hay que desnudar sentimientos y convicciones a la opinión publica.

Es la manera real de poner a la libre elección de la ciudadanía lo que cada

uno piensa', aclaró la legisladora. Esta puntualización no es ociosa ya que

en los días previos al debate el senador Juan Adolfo Singer afirmó estar de

acuerdo con la despenalización del aborto, pero al mismo tiempo opinó que lo

mejor era que el proyecto volviera a la Comisión de Salud, porque el momento

para tratarlo era inoportuno. Si su propuesta no fuera aceptada, dijo,

votaría en contra del texto. En los dos días de debate el senador no realizó

su anunciada moción. Y viene a cuento también porque los compromisos y

fidelidades con las cúpulas partidarias -todas opuestas al proyecto- también

juegan un papel importante. El senador Rodolfo Nin Novoa pidió licencia y no

participó del debate. Su primer suplente, Héctor Lescano, hizo lo mismo. Si

bien Nin apoya la ley, la actitud fue interpretada dentro del Frente Amplio

y del Encuentro Progresista como un gesto de apoyo a Tabaré Vázquez, quien

manifestó públicamente, hace tiempo ya, su oposición a la ley. El colorado

Alejandro Atchugarry parece estar en una situación también incómoda. Diez

años atrás, el entonces diputado manifestó su conformidad con el proyecto

que en ese momento se manejaba, muy similar al actual. Sin embargo, la mano

derecha del presidente Batlle ya anunció su intención de votar en contra.

¿Modificó su manera de ver el mundo? Entre todos los análisis que se hacen

sobre este cambio de actitud, el que más consistencia parece tener es aquel

que ve en la decisión una forma de no dejar solo al presidente, similar a la

que operó entre Nin y Vázquez. Sobre todo si se considera que Atchugarry ya

complicó mucho las cosas al negarse a ser candidato a la Presidencia. Hacer

lo mismo en un tema en el que el presidente se comprometió de forma tan

categórica con el entierro de la ley sería un quiebre demasiado grande para

la lista 15.

Presiones varias

Claro que la incertidumbre que parece vivirse hoy en el Parlamento no es

sólo producto de las 31 conciencias que allí deciden. Porque no todo, dicho

está ya, sucedió dentro del Palacio Legislativo. Las bases sociales de cada

lado se amplían, argumentan y presionan. Como dijo Lilián Abracinskas, del

colectivo Cotidiano Mujer, el debate en la sociedad civil ya no se puede

simplificar bajo la forma 'las feministas por un lado, la Iglesia Católica

por otro'. El sustento social de quienes apoyan la ley creció con los años,

diferentes miradas se acercan. A las feministas se suma la Universidad de la

República, el PIT-CNT, la FEUU, organizaciones de derechos humanos, los

afroumbandistas, la Iglesia Valdense y la Metodista, entre otras. 'Acordamos

que acá lo importante es prevenir y dar una respuesta a algo que hoy no la

tiene. Estamos de acuerdo en que hay que hacer educación sexual, que se debe

promover y motivar una maternidad y paternidad responsables, en que para

resolver el tema del aborto no alcanzan las causales. Hay que poner plazos,

¿son plazos sostenibles? Hay veracidad científica que dice que no es lo

mismo un aborto hasta las 12 semanas que uno hasta las 20. Pongamos pues

hasta 12, como posibilidad. ¿Qué significa construir democracia? También es

aprender a vivir con la diversidad de posicionamientos', señaló.

Mónica Xavier (PS, EP-FA) planteó en sala los principales argumentos que

fundamentan el proyecto de ley: 33 mil mujeres abortan anualmente pese a que

está prohibido legalmente, situación que sólo ha promovido el

enriquecimiento de las clínicas privadas y la condena de las mujeres pobres

a utilizar recursos caseros que culminan la mayoría de las veces en la

muerte o la mutilación. La mortalidad materna en Uruguay, recordó Xavier, es

de un 27 por ciento y gran parte de ese porcentaje obedece a la práctica de

abortos clandestinos. El Estado laico por último, debe a su juicio

intervenir y garantizar condiciones sanitarias aceptables para la

interrupción del embarazo. Hoy sólo gozan de ellas las que pueden pagarlo.

Fue monseñor Nicolás Cotugno, arzobispo de Montevideo, la estrella máxima de

la virulenta campaña contra el aborto en la que también participaron varias

organizaciones religiosas, como Misión Vida entre otras. A la vieja

estrategia de engendrar la culpa en el corazón de sus fieles se le suma el

nada novedoso terrorismo verbal del arzobispo: las amenazas del castigo de

no voto para quienes desobedezcan y alcen su mano a favor de la ley, sumadas

a la acusación de asesinos y genocidas. El aborto sería un 'crimen

abominable', su posible aprobación 'jugar con la verdad', y los políticos

católicos deberían ser 'coherentes cuando se trata de leyes que van contra

la vida, ya que un católico no las puede votar'. La campaña de la Iglesia se

tiñó de un fuerte tono agresivo: '¿qué diferencia hay entre un ser humano de

15, 20, 30 años que en un tren de Madrid salte por quilos de dinamita y una

criatura de dos o tres meses que está en el vientre de la madre, le ponen un

fierro adentro, la despedazan, le aplastan el cráneo, y la succionan con una

aspiradora y la tiran a la basura?', se preguntó Cotugno. El ejemplo que

sugirió como modélico también sorprendió a muchos: una mujer con un embarazo

avanzado, por complicaciones de salud tuvo que elegir entre su vida o la de

su hijo. La elección de preservar la vida del hijo aun a costa de la propia

para el arzobispo habla de esa convicción cristiana, según la cual Cristo

'vino a dar su vida por los demás, no a tomar nuestra vida para defender la

suya'.


Cotugno, en definitiva, no hace más que seguir al pie de la letra las

órdenes que llegan del Vaticano; pero por obra y gracia del arzobispo la

semana pasada la Iglesia Católica apareció como ultraconservadora y alguna

cosa más.

Y no es el arzobispo un personaje menor sino la imagen simbólica de los

compromisos asumidos por el presidente de la República frente a la Iglesia

uruguaya, la Unión Cívica y el mismísimo Vaticano.

Abracinskas dijo que 'es grave la injerencia de la Iglesia Católica en el

sistema político de un país que se define laico, que separa la Iglesia del

Estado desde principios del siglo xx. El sistema político no puede ser

utilizado para imponer posiciones religiosas. El segundo problema es cuando

uno se empieza a dar cuenta de que a raíz de las declaraciones de Cotugno

hay senadores que cambian su posición. Votaban a favor el año pasado y no

sostienen el voto este año. Nadie argumentó que Cotugno los convenció.

Dijeron que se entraba en año electoral y que no era bueno contaminar el

tema'.


Pero cada grupo a su manera hizo presión. Cotugno apareció tanto en los

medios con su discurso del terror que medio país terminó hablando de eso;

las organizaciones sociales eligieron otro camino y el despliegue que

hicieron la tarde y la noche del martes 13, con originalidad, llevó a las

cámaras a mostrar que hay movimiento. Lograron poner el tema en los medios,

hacer que las miradas se volcaran hacia el Palacio Legislativo.

Tal vez una de las imágenes más representativas de lo que estos días

significaron se haya visto el martes por la tarde, cuando el Senado debía

comenzar a discutir el tema. Delante de la puerta por donde los legisladores

debían entrar se concentraron partidarios a favor y en contra de la ley. A

un lado de la puerta unos, del otro lado los otros; por el medio entraban

los senadores, que escuchaban los gritos y cantos de uno y otro lado.

Las campañas de afuera jugaron, durante las semanas previas, un papel de

presión muy importante. Cartas, faxes, amenazas de terminar en el infierno y

epítetos de asesinos para quienes están a favor de la ley, recordatorios de

que las elecciones se avecinan; las organizaciones jugaron su papel.

¿Tremendo cachetazo?

¿Por qué no se votó esta semana en el Senado? Las organizaciones que apoyan

la ley consideran evidente que los votos contrarios, aunque anunciados, no

estuvieron; de ser así el debate se hubiera cerrado. En el ida y vuelta el

protagonista fue el Partido Colorado. La postergación hasta el 4 de mayo

responde a una propuesta del partido del presidente que, jopeándose el veto

de Batlle, propone una enmienda constitucional. El senador socialista José

Korzeniak planteó a su vez, el miércoles por la noche, la realización de una

consulta popular, aunque el propósito de la bancada encuentrista era

concluir el trámite parlamentario del proyecto. Y al día siguiente se

adelantó a las formalidades de la propuesta y dejó en claro en el plenario

de la Cámara que, en caso de llegar a esta solución, habrá que estudiar

cuidadosamente el texto a someter a la población y la fecha de la consulta.

El senador Atchugarry quedó por su lado encargado de llevar adelante las

negociaciones con los blancos. Otro colorado, el forista Ruben Correa

Freitas, intenta dar forma a un borrador del proyecto a plebiscitar cuyo

alcance aún no se conoce con exactitud y es tema de discusión. La inclusión

de esta ley en la Constitución vía plebiscito parece así concitar el

consenso de buena parte de los sectores políticos.

La senadora Xavier señaló que a su juicio el texto a consultar debería ser

el resumen del artículo 4 del actual proyecto.** El acuerdo todavía no está,

remarcó la legisladora.

Korzeniak, por su parte, también el miércoles, dejó clara la importancia de

que en el debate que ya comenzó todos los miembros del Senado dejen asentada

su opinión. Por aquello de la hipocresía y de las salidas fáciles.

¿Y la fecha? Porque el otro tema de debate, en caso de llegarse a un acuerdo

sobre el texto a plebiscitar, es cuándo será la votación. Los legisladores

del EP-FA se oponen a que sea durante este año y proponen mayo de 2005, de

manera de que la cancha electoral no se embarre. El debate infructuoso sobre

'vida versus muerte' que se dio en la Cámara de diputados y que, por la

intervención del senador quincista Walter Riesgo parece querer colarse

nuevamente en la discusión, puede terminar tergiversando la campaña, aducen.

En el medio queda la duda de cuánto más se puede seguir postergando un

urgente asunto de salud pública.

¿Significará este acuerdo que parece estar configurándose en torno a un

plebiscito un cachetazo al presidente desde su propio partido? ¿Cuánto pesa

que, luego de los repetidos anuncios de Batlle de que el veto caería apenas

aprobada la ley, sean los propios colorados los que propongan un mecanismo

que inhabilita esa acción y le 'da vida' a un proyecto que se pensaba

enterrado? Julio Herrera dijo: 'Yo me fui a descansar en Semana Santa en el

entendido de que había tres votos colorados a favor del proyecto. Cuando

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal