Consejo de estado



Descargar 0.93 Mb.
Página3/12
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño0.93 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12
.

parte media de la palma de dicha mano, en la base de la cara palmar del dedo índice izquierdo y en la cara palmar del primero y segundo espacio interdigital de dicha mano. Observada con lupa no se encuentran huellas de lesiones en la palma de la mano o en la cara palmar de los dedos de la mano izquierda, solo se observa lo que parece corresponder a manchas de sangre que han quedado en los pliegues de las articulaciones interfalángicas de los dedos.

En conclusión, en estas dos fotos no se observan heridas, pero sí restos de pólvora en la parte externa de la palma de la mano izquierda, dicha distribución de residuos de pólvora nos puede llevar a inferir que probablemente la occisa tomó el arma de fuego por la parte del tambor y los gases al salir por los alvéolos impregnaron la palma de la mano. Para afirmar o descartar esta situación sería conveniente realizar disparos de prueba con el arma incriminada. Además, se debe tener en cuenta si la occisa era diestra o siniestra y si la prueba de absorción atómica tomada a la occisa dio positiva para ambas manos o una sola de las dos.

2. La posición del arma de fuego en el momento del disparo fue de adelante atrás, ligeramente de abajo arriba y ligeramente de izquierda a derecha (f. 149-149A c. 5).



  • La Unidad Investigativa de la Fiscalía-Seccional (xxxx), el 30 de septiembre de 1999, una vez advertidos (i) los conflictos existentes entre la pareja (Nicolás-Gloria); (ii) las incongruencias en relación con los disparos escuchados; (iii) las condiciones en que quedó su casa de habitación y (iv) la posición del cadáver, recomendó “realizar una minuciosa inspección judicial en la escena de los hechos para tratar de ubicar evidencias de sangre, orificios etc, más exactamente en el colchón o sitio donde pernoctaba la occisa la noche del insuceso, de igual manera citar a tomar declaración a los agentes, fiscal y asistente que practicaron la inspección del cadáver para que relaten en forma detallada como se encontró la escena de los hechos, la hoy extinta y el arma, ya que de acuerdo a las entrevistas realizadas en esta investigación, la fallecida era diestra, lo que nos hace presumir que si ella tuviera intención de haberse suicidado, no utilizaría la mano izquierda como según lo muestra la fotografía que se anexa; ya que normalmente el miembro superior menos utilizado es más débil, lo que nos causa extrañeza, ya que si la hoy occisa se hubiera disparado con el brazo menos utilizado suponemos que el arma no quedaría empuñada, por el contrario, debido al retroceso de la acción de disparo la habría soltado, inclusive teniendo en cuenta la trayectoria y la distancia mencionadas en el protocolo de necropsia, la presión del arma respecto del cuerpo sería diferente, por lo cual respetuosamente sugerimos, sea solicitado el protocolo de una persona idónea para llegar al esclarecimiento de los

hechos (f. 258 a 268 c. 3; 97-100 c. 5-negrita con subrayas fuera del texto). En esta primera actividad investigativa se recepcionaron varias declaraciones y se plasmaron conclusiones que dan cuenta de que (i) la madrugada en que ocurrieron los hechos, se escucharon discusiones de la pareja conformada por el dragoneante (Nicolás) y la señora (Gloria) (q.e.p.d.), amén de varios disparos que provenían de la casa de habitación; (ii) la antes nombrada puso al tanto de varias personas su estado de aburrimiento y decepción con la situación que vivía al interior de su hogar y su deseo de vivir con su mamá en la ciudad de (Maní); (iii) una menor de edad confirmó que mantuvo una relación sentimental con el uniformado y que éste tenía un amorío con una adolescente llamada (Yamile), “situación que fue corroborada por vecinos del sector”; (iv) el dragoneante fue descrito como un hombre manipulador que trató de influir en las versiones de las personas que fueron llamadas por la Fiscalía, además de controlador de las actuaciones de quien en vida fue su compañera, histérico, consumidor habitual de bebidas alcohólicas, las cuales según él, lo hacían perder el control, hasta el punto de matar sin darse cuenta y (iv) la residencia donde sucedió la muerte evidenciaba, en el baño, el toallero arrancado y pisadas y chorros de sangre en el piso y en la división de la ducha que 8 días después del insuceso se observaban con facilidad, en la sala comedor, interiores con sangre de la occisa y gran cantidad de papel higiénico ensangrentado, en el recorrido entre la alcoba principal y la sala comedor, ropa y zapatos tirados por todas partes, así como una camisa de uniforme rasgada y, en la cocina, dos botellas de ron vacías.



  • Según la investigadora varios residentes del lugar- se mostraron renuentes a colaborar con la presente investigación, por temor a versen involucradas en la misma, aduciendo que no escucharon disparos ni se enteraron de nada diferente a que la occisa y su esposo hayan estado discutiendo, por cuanto se escuchaban alegar (f. 97 c. 5).



  • El día de los hechos escuché dos disparos, sin percatarme que estaba sucediendo, aunque los disparos si provenían de ese lado, o sea del barrio Ilusión, eran aproximadamente las 4:40 de la mañana, ya que normalmente me levanto a esa hora para irme para la finca (…..), desconozco el motivo por el cual ella se pudo haber quitado la vida, pues de lo único que me di cuenta por comentarios de la gente, es que ellos discutían mucho porque él tenía otra novia y mantenía charlando con una u otra mujer, todas ellas menores de edad – declaración de la señora Doris (xxxx)- (f. 98 c. 5).



  • Llevábamos seis meses de habernos conocido, lo único que me di cuenta durante todo ese tiempo, era que ella estaba muy afligida y mantenía aburrida porque su esposo (Nicolás), tenía otra amiguita y cada rato la llamaban por teléfono a decirle que su marido tenía otra novia; cierto día fue a la casa de (Gloria) una señora diciéndole que era la mamá de una de las amiguitas que él tenía y (Gloria) no le paró bolas y le cerró la puerta y se entró (…..), ellos discutían con frecuencia por los chismes que a diario le llevaban a (Gloria) –declaración de la señora Adalgisa (xxxx)- (f. 98 c. 5).



  • Conocí a (Gloria) desde tiempo atrás, éramos buenas amigas y ella me comentaba sobre los problemas que tenía con (Nicolás), debido a los chismes que le llevaban por relaciones que él mantenía con otras mujeres y llamadas telefónicas que le hacían con frecuencia, el día 27 de diciembre ella nos invitó a comer a mí y a mi esposo en su casa (….) durante el tiempo que duró la comida, siempre nos reiteró sobre los problemas que a diario se presentaban entre ellos, diciendo que mantenía muy aburrida y que su deseo era irse para (Maní) para donde su madre –declaración de la señora Luz (xxxx)- (f. 98-99 c. 5).



  • Yo normalmente hago la ronda y paso por cada cuadra cada quince minutos, desde las diez de la noche que empezó el turno, vi las luces de la casa de (Gloria) que estaban prendidas pero no escuché música alguna, a eso de la una y treinta de la mañana, vi que llegó el señor (Nicolás) y que había llegado solo, durante toda la noche permanecieron las luces prendidas, a eso de las tres de la mañana escuché como tres disparos, situación a la cual no le presté atención ya que estaba lloviendo (…) y al cabo de unos minutos cuando volví a hacer la ronda, vi a dos agentes llegar a la casa de (Nicolás) y me acerqué y pregunté a uno de ellos que qué había pasado y me respondió que había ocurrido una novedad, entonces le pregunté que si muerto o qué y él me respondió que sí, pero no me dijo si el muerto era (Nicolás) o (Gloria), mientras tanto el otro agente estaba adentro de la casa, pero no escuché ruido alguno, luego me fui a hacer otra ronda y aún continuaba lloviendo y faltaban unos minutos para las cuatro de la mañana cuando escuché la última detonación –declaración del celador Célimo (xxxx)- (f. 99-100 c. 5).



  • Yo fui novia de (Nicolás) durante dos años y terminamos cinco meses antes de que (Gloria) muriera, la relación de nosotros era completa y en varias oportunidades que (Gloria) se fue para (Maní), (Nicolás) me invitaba a su casa y allí permanecíamos todo el día, la esposa de él nunca me hizo reclamos y solo la conocí una vez que fue al Coliseo a ver un partido, (Nicolás) me comentaba que mantenía aburrido por los chismes que le llevaban a su esposa y que prefería que (Gloria) se fuera del todo para (Maní), sin embargo seguían conviviendo juntos, respecto a (Nicolás) sé que le gusta charlar mucho con menores de edad, desde el día en que nosotros terminamos no habíamos vuelto a conversar (….), yo lo único que sé es que en la actualidad es novio de (Yamile) y que ellos continuaron como si nada, luego de que muriera (Gloria) –declaración de la menor

(Dana)- (f. 101 c. 5).



  • La investigadora Judicial I asignada de la Fiscalía-Seccional (xxxx) –Nelvia (xxxx)- respecto de la relación existente entre la menor (Yamile) y el dg. (Nicolás) señaló -(Yamile)- está faltando a la verdad, ya que según información suministrada por algunos vecinos del lugar de los hechos y que no se quisieron identificar, la menor mencionada ha sido novia de (Nicolás) desde mucho tiempo antes de que (Gloria) faltara y en la actualidad siguen teniendo una relación más que de amigos, además ella lo visita a su lugar de trabajo en la localidad de (EL Remanso), sitio al cual fue trasladado días después de la ocurrencia del insuceso (f. 102 c. 5).



  • (….); también me dijo que a mí me iban a llamar de la Fiscalía por la llamada que (Gloria) me hizo y que si me preguntaban algo que dijera que él era muy serio y respetuoso, que aquí en (El Espino) no charlaba con nadie y que tampoco tenía novia, entonces yo le dije que listo que si me preguntaban algo decía eso, que dijera además que él nunca había tenido nada con (Yamile), desde el tiempo que lo trasladaron para (EL Remanso) me ha hecho cantidad de llamadas y siempre me reitera que si ya fui interrogada por la Fiscalía, entonces yo le decía que no (…..),(Nicolás) nos visita mucho y cada vez que viene a (El Espino) va a la casa, pero desde el día que ocurrió el hecho, a nosotros nos da mucho miedo porque él es muy histérico y se altera fácilmente, además casi siempre está borracho y nos dice “yo cuando estoy borracho pierdo el control y con rabia mato a una persona y ni cuenta me doy, porque borracho soy capaz de matar a cualquiera, no importa el que sea”; ocho días después de que (Gloria) muriera, (Nicolás) nos pidió a mi mamá y a mí que fuéramos a arreglarle la casa y desde el mismo momento en que ingresamos a esa casa y por todo lo que observamos, es para pensar que hubo violencia y forcejeo porque tanto los zapatos de él como los de ella habían uno arriba en la alcoba y otro abajo en la sala, la camisa del uniforme de él estaba rasgada, ropa de ella tirada por todas partes desde la alcoba, por las escalas hasta llegar a la parte de abajo a la sala, ropa interior de ella ensangrentada, papel higiénico en gran cantidad todo ensangrentado y en el mismo recorrido, fotografías de (Gloria) y de (Nicolás) tiradas por toda la alcoba, además habían pisadas y chorros de sangre en el baño, en la cocina habían dos botellas de ron vacías (….),(Nicolás) también me contaba que discutía mucho con su esposa por los chismes que le llevaban y las llamadas que le hacían a ella, donde le decían que él tenía otra mujer, además según versiones de los vecinos que habitan cerca a la casa de ellos, escucharon escándalos, como si hubieran discutido toda la noche y que de Gina se escucharon gritos, seguramente reclamándole a él por los chismes de la noche anterior, sé también que en la actualidad (Nicolás) sigue charlando con (Yamile), tanto que ella lo ha ido a visitar a (EL Remanso), donde está trabajando hoy en día –declaración de la señorita Adriana (xxxx)- (f. 102-104 c. 5-negrita con subrayas fuera del texto).



  • (…..) en varias ocasiones ha venido a la casa embriagado –(Nicolás)- y me da miedo porque nos dice “yo cuando estoy borracho pierdo el control y con rabia mato a una persona y ni cuenta me doy, porque borracho mato a cualquiera”; una vez le dije a (Nicolás) que iba a arreglar un paseo a Tareas pero para que llevara a la esposa, porque nosotros sabíamos que nunca la sacaba de su casa, entonces me respondió que con ella no iba que si se animaba llevaba a (Yamile) su amiguita (….), cuando Adriana (xxxx) y yo fuimos a hacer el aseo a la casa de (Nicolás), todo estaba muy raro, como si hubieran discutido toda la noche, porque había mucha pertenencia de los dos tirada en el piso – declaración de la señora Marleny (xxxx)- (f. 104 c. 5-negrita con subrayas fuera del texto).



  • Según la Investigadora Judicial I asignada- Las dos últimas entrevistadas terminan su relato diciendo que de acuerdo al tiempo que conocen al agente (Nicolás) y por su forma de actuar, sospechan que él haya sido el autor de la muerte de (Gloria), además porque todas las personas que conocen a (Nicolás) saben que es una persona manipuladora y que cohibía mucho a su esposa de salir a la calle y la controlaba demasiado, tanto que cuando ella estaba en el andén de su casa jugando con su hija y lo veía llegar, se entraba de inmediato por el temor que le tenía, aducen que la fallecida adoraba tanto a su hija que no la consideraban capaz de quitarse la vida y dejar a su hija sola con el padre que tiene//. Cabe señalar que en la última conversación que sostuve con la menor Adriana (xxxx), comentó que (Nicolás) le había realizado otra llamada y al preguntarle que si ya había sido interrogada por personal de la Fiscalía y ella le contestó que sí y además que habíamos interrogado a (Dana), una ex novia de él, se asustó tanto y quedó tan sorprendido que le pidió que buscara a (Dana) y le pidiera que no la fuera a embarrar, que de pronto por despecho hablaba más de la cuenta (f. 104-

105 c. 5).



  • El Área de Balística y Explosivos de la Fiscalía General de la Nación (i) puso de presente que para establecer si el disparo que recibió la señora (Gloria) (q.e.p.d.) fue producto de un suicidio, deben descartarse aspectos no concordantes y que no coinciden con auto agresión y (ii) dejó a

discreción del Fiscal definir el asunto (f. 277 a 283 c. 3; 104-118 c.5-negrita con subrayas fuera del texto):



Aspectos que concuerdan con

disparos suicidas

Aspectos que no concuerdan con disparos suicidas

- La persona suicida generalmente ubica la boca de fuego

- La distancia de realizado el disparo. Generalmente el suicida

del arma a nivel de regiones instantáneamente mortales, en este caso se dirigió hacia la región mamaria izquierda a la altura del quinto espacio intercostal.

  • En los suicidios, por lo general, la trayectoria seguida por el proyectil va de abajo hacia arriba, como la descrita en el protocolo de necropsia. - La persona suicida que se auto infringe un disparo presenta residuos de disparo en los dorsos de las manos. En este caso, el resultado de la prueba de absorción atómica fue positiva para la víctima.

  • En el suicida el arma empleada continúa a menudo empuñada por la mano que la ha disparado, característica que se conoce como el signo de puppe o signo de espasmo cadavérico. En este caso, el arma quedó sujetada por la víctima en la mano izquierda como lo manifiesta el señor (Nicolás) en su declaración.

realiza la acción a contacto firme o contacto incompleto, apoyando ligeramente la boca de fuego del arma en la región seleccionada para tal fin. En este caso, el disparo se produjo a corta distancia sin llegar al contacto.

  • La persona suicida busca posiciones cómodas para producir el disparo y, en este caso, necesariamente el arma de fuego se debió sujetar por su empuñadura con la mano izquierda y ser accionada con la mano derecha, encontrándose la víctima en posición de cúbito dorsal (boca arriba); esta posibilidad exige la extensión de la extremidad superior derecha hasta el costado izquierdo del cuerpo para darle la inclinación necesaria al arma y así producir la trayectoria seguida por el proyectil, como se presenta en el álbum digital. No obstante, el disparo se pudo producir como se aprecia en la fotografía anexa al presente dictamen.

  • La extensión máxima de las extremidades, menos la longitud del cañón del arma dirigida hacía el cuerpo de la víctima, permiten establecer una distancia de disparo en la que necesariamente se evidenciarían el tatuaje y el ahumamiento –a la altura de la entrada del proyectil-, este último no descrito en el acta de inspección del cadáver ni en el protocolo de necropsia.

  • Aunque el análisis de residuos de disparo arrojó un resultado positivo, mediante el método de absorción atómica, la toma de muestra compromete el dorso y la cara interna de los dedos índice y pulgar de las dos manos, para lo cual en los casos de suicidio es evidente que dichos residuos quedan impregnados en estas regiones de las manos. Sin embargo, queda como inquietud la descripción en el acta de inspección de cadáver en donde se dice “Heridas: se observa ahumamiento cara interna mano izquierda”, lo que permitiría




pensar que la víctima sujetó el arma por el tambor –tratándose de un revolver- para que los gases que salen por la parte posterior y anterior del proyectil lo provoquen, el análisis de posible posición de la víctima en el momento del disparo y los demás aspectos analizados en el contenido del presente dictamen, dejan abierta la decisión del señor Fiscal en razón a que existen aspectos que concuerda y otros que no con disparos suicidas (resaltado con subrayas fuera del texto).



  • La Personería de (El Espino) remitió dos quejas presentadas por los señores Senery (xxxx) y Mario (xxxx) contra el dragoneante (Nicolás), por los daños locativos que ocasionó en una vivienda que le fue arrendada y por abuso autoridad y fuerza (f. 166 c.5)



  • (….) con el fin de poner en conocimiento que el agente (Nicolás) vivió en mi residencia ubicada en el barrio Ciudad Jardín 4 meses, la casa se la alquilé para estrenar. O sea que se la entregué en buenas condiciones, tanto de su cocina integral, como de baños, paredes e instalaciones y el mencionado agente me causó grandes daños y perjuicios a la vivienda que ascienden a un total de $150.000, hasta la fecha sólo me dice que me colaborará con $50.000 y tampoco me los ha pagado, cada que me lo encuentro me dice que mañana y así sucesivamente (f. 167 c. 5-queja del señor Senery (xxxx)).



  • (….) en ese momento llegó la Policía, eran dos, llegaron a pie, el agente (Nicolás) me mandó contra la pared de punto blanco, ya después me golpeó la cara lado izquierdo, de punto blanco hacía acá me dio una patada en la rodilla derecha (presenta un morado y está hinchado), del golpe que me dio en la cara perdí el conocimiento, pero él antes me dio otros golpes (presenta rasguños en el hombro derecho, igualmente en la rodilla izquierda, codo izquierdo), cuando desperté, me encontraba en el calabozo y allí me dijo que casi no le quito el cuchillo que porque yo estaba peliando, yo le dije que yo no estaba peliando, sólo me estaba defendiendo, porque ese tipo no lo conozco y jamás lo había visto, también le dije mire como me volvieron (…..), después de que salí del calabozo, un muchacho me dijo que él también le tenía una demanda al agente (Nicolás) y que el agente (Nicolás) me llevaba al hombro por el parque

(…..). Solicito que se investigue al agente, porque esa no es la manera de tratar a un ciudadano, que me trató como si yo fuera un delincuente (f. 169169vto c. 5-queja del señor Mario (xxxx)).



  • (…..)(Nicolás) me dijo que retirara la demanda, yo le dije que no retiro la demanda porque usted me trató peor que un animal, en las condiciones que usted me dejó, (Nicolás) me dijo que si no retiro la demanda me demandará por calumnia y además va a colocar un abogado, además me dijo que él tenía un testigo de que yo había sido el que lo había atacado, yo le dije que era falso, me dijo que iba a traer al testigo del que yo maltraté, yo le dije que no lo conozco, él volvió y me dijo que si no le quitaba la demanda que entre él y el otro tipo me iban a demandar por las lesiones que yo le había causado al otro y además que yo me podía ir para la cárcel, le dije bien pueda hágalo pero no voy a quitar la demanda y también me dijo que si quería plata, yo le dije que no necesitaba plata, entonces me dijo si porque yo a usted no le doy un peso, volvió y me dijo que si no retiraba la denuncia iba a mi casa, que él sabía dónde vivía yo en Pueblo Viejo, le dije agente bien pueda vaya que a mí no me da miedo morirme porque me esté amenazando, por eso le sigo la demanda porque no me da miedo de usted por eso lo demandé y si no ya me hubiera ido de este pueblo por miedo a la demanda que le coloqué, me dijo entonces si quiere a las malas le dije usted verá agente (f. 171-171vto c. 5-ampliación queja del señor Mario (xxxx)).



  • Las declaraciones rendidas en los procesos disciplinario y penal, adelantados contra el dragoneante (Nicolás), permiten evidenciar que (i) la señora (Gloria) estaba muy triste y decepcionada por las infidelidades de su compañero y padre de su hija, las cuales involucraban menores de edad y le eran alertadas, de forma sistemática, a través de llamadas telefónicas o visitas de desconocidas que se decían novias o amantes del policial; (ii) esta situación, generaba tensión en la pareja, hasta el punto que la antes nombrada quería abandonar el hogar, si el uniformado no era trasladado del municipio de (El Espino); (iii) la situación de infidelidad trascendió el ámbito doméstico, hasta el punto que el Comandante de la Estación de Policía local se vio obligado a llamarle la atención al dg. (Nicolás), en varias oportunidades y conminarlo a pedir su traslado o entrar a disfrutar de vacaciones; (iv) que el dg. aludido tenía denuncias en contra por su comportamiento agresivo; (v) la noche en que ocurrieron los hechos, la señora (Gloria) hizo comentarios y llamadas que evidenciaron su estado de frustración; (vi) el arma que desencadenó la muerte de la señora (Gloria) era de dotación oficial, asignada al efectivo en forma permanente para el desempeño de sus funciones, dada la distancia existente entre el cuartel y su casa de habitación y por protección ante una incursión guerrillera o delincuencial; (vii) según versión del agente (Nicolás), el disparo que produjo la muerte instantánea de la antes nombrada, ocurrió porque ella tomó el revolver con sus dos manos, lo pegó al cuerpo17 y lo accionó con su pulgar izquierdo, entre las 3:00 y 3:30 a.m., él verificó la ausencia de signos vitales y retiró el arma de la occisa con el ánimo de suicidarse18, pero se arrepintió y la volvió a dejar en la posición en la que se encontraba19, para luego llamar al comandante de guardia de la Estación (El Espino), quien, a los pocos minutos, envió una patrulla para verificar lo sucedido y a su mamá para que recogiera la niña; (viii) el revólver fue retirado definitivamente de la mano izquierda de la occisa por uno de los uniformados que llegó al lugar de los hechos y llevado al armerillo de la Estación, antes de que se produjera la diligencia de levantamiento del cadáver; (ix) en el baño, el toallero estaba arrancado y había sangre en el piso y en la división de la ducha, de la cual se tomaron muestras para análisis; (x) el cadáver se encontró en la mitad de la cama que compartía la pareja, sobre una almohada colocada debajo de la herida localizada en la zona pectoral izquierda; (xi) revisada minuciosamente la almohada, por los funcionarios que adelantaban la diligencia, no se encontró proyectil alguno, tampoco se advirtió perforación, al igual que en las sábanas; (xii) una vez abandonaron la escena de los hechos el Fiscal y el personal de apoyo, los policías de la localidad de (El Espino) que hacían presencia en el lugar los alcanzaron



  1. En el dictamen pericial ordenado de oficio se concluyó que el disparo fue realizado a contacto firme en la zona precordial izquierda.



  1. En el dictamen pericial ordenado de oficio se evidenció que el proceder del Dg. (Nicolás) no fue coherente con la versión que él dio de los hechos:



En este caso, como se explica en la respuesta anterior, la lesión que tuvo la Sra. (Gloria) no era letal al instante, la pérdida de conciencia en esta persona debió haber ocurrido un tiempo después del disparo y el deceso finalmente pudo haber ocurrido minutos más tarde. La reacción esperada de alguien que busque prestarle socorro sería haberle quitado el arma de las manos y buscar atención médica. En este caso la muerte de la señora se confirmó cuando el Ag (N) llegó a la vivienda, subió al segundo piso y la vio sin vida (el Ag (Nicolás) le preguntó a él si ella estaba sin vida), por lo tanto no era de esperarse que el Ag (Nicolás) le recolocara el arma en la mano izquierda luego de habérsela quitado y hubiera pensado en dispararse él mismo con ella.



  1. Según informe presentado por el Comandante de la Estación de Policía de (El Espino) atrás referenciado, el revolver fue hallado en poder de la occisa, aferrado de su mano izquierda.

para entregar un proyectil, el que dijeron, lo obtuvieron en la almohada; (xiii) las prendas que cubrían sus partes íntimas no mostraban rastros de sangre de periodo menstrual; (xiv) la cara interna de la mano izquierda de la señora (Gloria) presentaba ahumamiento; (xv) en ningún momento se constató o verificó el número de municiones que tenía asignado el efectivo (Nicolás); (xvi) el uniformado intentó influenciar las versiones de las personas que fueron llamadas por la Fiscalía a testificar, para que no se conozca sobre sus relaciones con las menores (Dana) y (Yamile), última a quien siguió frecuentando luego de la muerte de su compañera y (xvii) finalmente, debido a la conducta indebida del dragoneante, se dispuso su traslado. Se destaca:



    • Yo llegué a la casa como a la una y cuarto de la mañana ya del lunes 28 y mi señora estaba tomando media de ron, me estaba esperando y de una vez me preguntó que si era verdad que yo tenía otra, que ella ya sabía todo y le dije que no que tranquila, que yo a ella la quería mucho. Había todavía un cuarto de ron, terminamos de tomarnos el poquito, yo tomé como tres tragos, hicimos el amor y nos fuimos a dormir y yo dejé el revolver con la chapuza en un tocador que había en el primer piso, ya que la bebé de año y medio es muy inquieta y siempre sacaba los cajones de la alcoba y lo dejé por medida de seguridad20. Nos acostamos y ella me decía que ya lo sabía todo y yo le dije que yo la quería mucho, que me dejara dormir que al otro día hablábamos, porque yo en verdad tenía mucho sueño. Yo me dormí y la luz apagada, ella estaba desnuda. En un momento dado, no sé si serían las tres o tres y media de la mañana, sentí un tiro21, me despertó, la luz estaba prendida y ella estaba a un lado mío en la cama y con la cabeza recostada contra la parte de la cama y la vi a ella como abriendo la boca, ella ya estaba con ropa y con mi revolver



  1. (…) cuando yo retiré el arma de la dama, su mano izquierda se encontraba estirada y no encima de la rodilla sino sobre la cama lado izquierdo, el cañón del arma apuntaba casi exacto al lugar donde presuntamente se propinó el impacto y donde presentaba el orificio de entrada, tenía el dedo pulgar dentro del gatillo y el resto de los cuatro dedos como tratando de aprisionar el arma, si noté yo que la tenía bien agarrada, porque me tocó abrirle los dedos para poder sustraerla” F. 181-182vto. c.3; 19-20 c.5 declaración del Ag. (N).



  1. El dictamen pericial ordenado de oficio evidenció que faltó impulso investigativo para establecer si se produjo o no, en este caso, más de un disparo.



La versión es que el revólver estaba con munición guardado en un cajón sin llave de un mueble de comedor en el primer piso de la casa, lejos de la habitación (donde había otros cajones), se dice que fue encontrado con una vainilla percutida y cinco cartuchos más (la carga era de seis cartuchos en total), pero no se comprobó cuanta munición en total tenía a su cargo el agente y no se exploró si en la escena pudo haber ocurrido más de un disparo.

en la mano izquierda como dirigido hacia la parte del corazón, yo le decía mamita no se muera, le tomé el pulso, no le sentí pulso ni respiraba22, le cogí el revólver y me lo puse en la sien23, me iba a disparar, sentí que la niña lloraba y coloque de nuevo el revólver donde mi esposa lo tenía y salí corriendo al teléfono a llamar a la Estación de Policía24, llamé al Comandante de Guardia, agente (B) le dije que la hijueputa (sic) señora de él había matado a mi esposa por chismes, que necesitaba a los compañeros rápido y como a los dos o tres minutos, subió el agente (N) y yo le pregunté que si estaba viva y me dijo que no, yo pensaba matarme, quería morirme, ella no tenía ningún derecho a matarse (…..). Ya llegó mi mamá, la familia y hasta me ofendieron mucho la autoridad, porque me estaban haciendo preguntas malucas como tratando de incriminar, había sangre en el baño del piso y me preguntaban sobre eso y yo que iba a saber responder, también en la parte donde habíamos hecho el amor habían unos interiores de ella con sangre, no tengo seguridad si ella estaba con el periodo menstrual o lo estaba finalizando ya, también trataban de decirme que si yo había tenido problemas con ella y yo les dije que no porque eso no había sucedido (….),cuenta mi mamá que a las diez y cuarenta y cinco de la noche mi esposa la llamó y le dijo que ella iba a hacer algo que a mí me iba a doler bastante y mi mamá le dijo que se calmara que tranquila, que ella también había sufrido mucho cuenta mi mamá y a los dos de la mañana llamó a una pelada que se llama Adriana (xxxx), que vive en (El Espino) por el cementerio, amiga mía y que le contestó la mamá de Adriana (xxxx), no sé el nombre, que no se la quiso



  1. Según el dictamen pericial ordenado de oficio la lesión padecida por la señora (Gloria) no fue letal al instante.



Con esta lesión es factible que (Gloria), quien era una mujer joven previamente sana, haya tardado en morir varios minutos sin que sea posible indicar con exactitud el lapso de tiempo que sobrevivió (pudo ser inclusive de 10 o más minutos). En ese lapso de tiempo la persona pudo haber hablado, o si estaba de pie pudo haber caminado algunos pasos antes de colapsar debido a la pérdida de volumen de sangre.



  1. Según informe presentado por el Comandante de la Estación de Policía de (El Espino) atrás referenciado, el revolver fue hallado en poder de la occisa, aferrado de su mano izquierda.



  1. El análisis de la secuencia cronológica de los eventos efectuado en el dictamen pericial ordenado de oficio, muestra que el Dg. (Nicolás) no llamó de forma inmediata a la Estación de Policía de (El Espino) para informar del deceso de su compañera.



El análisis de la secuencia cronológica de eventos (ver diagrama de línea de tiempo en la página 8) muestra un lapso bastante prolongado entre la ocurrencia del disparo y el aviso a la estación de policía. Varios testimonios dicen que el disparo ocurrió a las 3 o 3:30 am, inclusive hay un testigo que dice que se asomó a la calle para ver qué había sucedido y la madre del Ag (Nicolás) dice que él le informó antes de las 4 am. Luego el aviso a la estación de policía aparece registrado a las 4:20 am, esto indica que pudo haber transcurrido un tiempo prolongado, hasta más de una hora, entre los hechos y el llamado. Ese espacio de tiempo ofreció oportunidades para alterar la escena.

pasar porque Adriana (xxxx) estaba dormida, no sé supo a qué llamaba a Adriana (xxxx). Sobre la pregunta de por qué estaba vestida, seguro quería morir así, bien organizada (….). El revolver como dije se lo quité de la mano y me lo coloqué en la sien y me arrepentí por la niña que estaba llorando7 y volví y lo puse en el mismo sitio donde lo tenía, no reparé que carga tenía en ese momento; cuando lo dejé en el sitio que dije en el tocador en el primer piso, tenía la carga completa los seis cartuchos y con chapuza. Cuando desperté por el disparo, vi que la chapuza estaba en el piso al lado izquierdo (….). Pues para comer y escribir siempre era con la mano derecha, pero algunas veces ella hacía cosas con la mano izquierda, utilizaba a veces las dos manos (….). Yo le tenía prohibido coger las armas, no me gustaba que ella cogiera armas, que yo sepa ella nunca utilizó armas (…..). Es lo que a mí me tiene puto, yo tuve un error hace tres meses, en septiembre, le mandé un ramo de rosas a una amiga, que le fue comprado a la esposa del agente (B) y compré otro ramo de rosas para mi señora, más bonito que el anterior (….), a mí me habían dicho que esa señora era muy chismosa y de pronto se lo decía a mi señora. Esta señora el día de la Policía que hubo integración se conoció con mi señora y mi señora no sabía nada de nada, estaba bien conmigo; en diciembre, después del 8, habló con esa vieja, las vi en la calle juntas y después de ese día mi esposa cambió conmigo, me empezó hacer preguntas que a quién le había mandado flores y yo le decía que la quería mucho, no le di explicación por no darle importancia (…..). Pues el amor entre nosotros era tanto que no importaba si ella tenía el periodo (f. 33-35 c.

5-declaración del dg. (Nicolás) -compañero de la víctima-negrita con subrayas fuera del texto).





    • Cuando desperté y la miré a ella, lo primero que hice fue mirar sus signos vitales, si reaccionaba, ella estaba con la boca abierta y los ojos abiertos y le vi el arma sujetada con las dos manos y con el dedo pulgar de la mano izquierda apretando el gatillo, luego esa arma me la coloqué en la cabeza con la mano derecha y luego le coloqué el arma tal como la tenía (….) Estaba pegado –el revólver- al cuerpo (…) Uno – disparo escuchado- y calculando la hora eran las 3 de la mañana, yo ya había dormido (….). No sé –origen de la sangre-, ella tenía la menstruación y se limpió con papel higiénico, supongo que es eso (……). Yo no sé – porque el cuerpo no evidenciaba sangrado en la vagina-, lo único que sé es que ella tenía la menstruación, inclusive cuando yo tuve relaciones con ella pensé que tenía la menstruación, yo vi unos interiores con sangre en la sala, inclusive esos interiores los recogieron (….). Ella todo lo hacía con las dos manos, pero escribía con la derecha (…..). No sé –porque resultó negativa la prueba de absorción atómica-, yo en ningún momento me lavé las manos, simplemente cogí el revólver y me lo coloqué en la sien (……). No hubo ningún homicidio, ella se suicidó (f. 134-137 c. 5-indagatoria del dg. (Nicolás) -compañero de la víctima-negrita con subrayas fuera del texto).



    • (…..) iban siendo las cuatro de la mañana del lunes 28 de diciembre pasado, timbró el teléfono y era mi hijo (Nicolás) y lo que me dijo fue “mami por favor auxílieme, venga por mi niña” y le dije que qué pasaba y me dijo que él se iba a matar, que quería morirse porque (Gloria) –así le decía a su esposa- se me mató y le decía yo que por favor no cometiera ninguna calaverada, que pensara en la niña y me dijo que cogiera un taxi y me fuera para (El Espino) y no me explicó nada más y colgó (f. 39-39 vto c. 5-declaración de la señora (Martha) -madre del dg.

(Nicolás) -negrita con subrayas fuera del texto).



    • No, a mí no me toca nada de eso –manipular el cadáver-, le toca manipularlo es a los técnicos; en el baño sí había sangre en el piso, de lo que tomaron muestras los técnicos, le pregunte al agente (Nicolás) y me dijo que eso era sangre de menstruación de su señora esposa. Yo al cadáver no le detallé herida, pues no me corresponde. Cuando yo llegué el revolver ya lo tenía el agente (H). Agregó que en el baño también observé que como una cosa donde se coloca la toalla estaba arrancado como con violencia, le pregunté a (Nicolás) y no me supo dar razón de esto; un pedazo del toallero estaba en el suelo, de todo esto se tomaron fotografías (f. 35vto-36 c. 5-declaración del ag. Fray (xxxx) -negrita con subrayas fuera del texto).



    • Ya una vez en la segunda planta, en la habitación donde estaba el cadáver procedí a levantar un croquis, seguidamente desnudé el cadáver, que tenía un conjunto completo de jeans, o sea pantalón y chaqueta, un top negro oscuro, brasier negro e interiores de color habano; la desnudé y procedí a observar la herida que presentaba, la cual estaba en la región mamaria izquierda, voltié el cadáver para ver si tenía orificio de salida y, efectivamente, tenía una herida en la región escapular izquierda y estaba también roto el top por la parte posterior. Debajo del cadáver había una almohada, la cual revisé minuciosamente con el fin de buscar el proyectil, pero la almohada no presentaba ningún orificio, tampoco la sábana. Revisado ya el cadáver, procedí a tomar la prueba de absorción atómica y, por último, tomé la correspondiente necrodactilia. Luego el Fiscal me dijo que en el baño habían unos rastros de sangre, que si tenía forma de cogerlos y dije que sí y procedía a tomar esas muestras, que de todas formas eran mínimas, pequeñas pintas de sangre en el piso y en la división del baño26, las tomé con papel absorbente que se utiliza para este tipo de diligencias, las embalé y las entregué al Fiscal. Después de esto bajé a la primera planta, donde se



  1. En la declaración de la señorita Adriana (xxxx) se hizo una descripción la escena de los hechos, 8 días después del levantamiento del cadáver, así:



(…..) desde el mismo momento en que ingresamos a esa casa y por todo lo que observamos, es para pensar que hubo violencia y forcejeo porque tanto los zapatos de él como los de ella habían uno arriba en la alcoba y otro abajo en la sala, la camisa del uniforme de él estaba rasgada, ropa de ella tirada por todas partes desde la alcoba, por las escalas hasta llegar a la parte de abajo a la sala, ropa interior de ella ensangrentada, papel higiénico en gran cantidad todo ensangrentado y en el mismo recorrido, fotografías de (Gloria) y de (Nicolás) tiradas por toda la alcoba, además habían pisadas y chorros de sangre en el baño, en la cocina habían dos botellas de ron vacías.

encontraba el esposo de la occisa y procedí a tomarle la prueba de absorción atómica (…..). Aclaró que no le quité el interior, pero por fuera no se observaban manchas de sangre en el interior (…..). Al revisarla para la necrodactilia, noté que la cara interna de la mano izquierda presentaba un ahumamiento, siempre de regular tamaño, bastante notorio, hasta ahí puedo decir (f. 40-41 c. 5-declaración del planimetrista judicial de la Sijin Edilberto (xxxx)-negrita con subrayas fuera del texto).



    • Edilberto (xxxx) que es el planimetrista, que es en sí el que hace el levantamiento, tomó la huellas, solamente estábamos el Fiscal, Edilberto (xxxx) y yo (…..), nosotros buscamos minuciosamente –el proyectil-, me refiero el Fiscal, Edilberto (xxxx) y yo, no encontramos el proyectil en el levantamiento, al momentico me fui a tomarle otras fotografías y me dijeron que el proyectil estaba en la almohada27, ellos –policías- bajaron donde estábamos nosotros con la almohada y nos dijeron que había algo durito, entonces el doctor dijo que la abriéramos y ahí estaba, y lo que nos llamó la atención fue que aparecía orificio de salida, por eso nos pusimos a buscar el proyectil (….). O sea el proyectil lo encontraron ellos, ellos bajaron con la almohada y dijeron que dentro de ella había algo duro, nosotros ya desconocemos el origen de eso (…..). La fotografía del folio 145 se tomó porque se supone que ella se disparó con la mano izquierda, según versión de (Nicolás) y como quedó con pólvora el Doctor ordenó tomarla, la del folio 146, yo entré al baño y me pareció raro ver el toallero ahí tirado, no me pareció que eso estuviera ahí y la 147 es la base del toallero, o sea de la 146 (f. 212-213 c. 5-declaración del fotógrafo de la Sijin José (xxxx)negrita con subrayas fuera del texto).



    • Mientras que yo estuve encargado, no me manifestó nada, pero si creo que mi sargento Giraldo (xxxx), actualmente Comandante de la Estación de (El Espino), tuvo una conversación con él sobre los problemas personales que él tenía (…). Por lo que yo me pude dar cuenta en averiguaciones, la señora esposa del agente (B), era la que iba o se trasladaba a la residencia del Dg. (Nicolás) a dialogar con su esposa, lo cual al parecer iba a llevarle comentarios de que el Dg. (Nicolás) tenía romances con una joven del municipio de (El Espino), debido a este problema fue trasladado el agente (f. 53-55 c. 3-ratificación y ampliación del informe del Si. Raúl (xxxx)-negrita con subrayas fuera del texto).





  1. En el dictamen pericial ordenado de oficio se detallaron las anomalías respecto de la ubicación del proyectil, así:



La almohada donde se encontró el proyectil no fue completamente documentada con fotos. Al momento de las diligencias en la escena se dice que a esta almohada no le fue observado orificio de entrada, luego unos agentes la trajeron indicando que se le sentía algo duro y resultó ser un proyectil. El orificio en la almohada debía haber sido fácilmente visible porque debía haber sangre alrededor (en las fotos de la espalda del cadáver se ve sangre saliendo por el orificio). Este punto debió haberse estudiado totalmente cuando se inspeccionó el lugar, la falta de claridad en este punto pone en duda que el arma del Ag (Nicolás) haya sido la causante de las lesiones en la Sra. (Gloria).



  • (….) Quiero informar al Despacho que en ese tiempo, todo el personal de la estación de policía de (El Espino), que poseía un revolver de dotación oficial, firmaba un acta donde se comprometía a cuidarlo, a conservarlo y muy claramente dice el acta que una vez finalizado el servicio, franquicia o permiso debía ser dejado en la guardia, anexo fotocopia de la entrega del revólver, pero hay que tener en cuenta que en las estaciones rurales, algunos agentes de Policía, deben llevar consigo el arma, ya sea corta o larga, ya que se requiere para su defensa propia y para en momentos de una incursión guerrillera o delincuencial tener la posibilidad de reaccionar y afrontar cualquier situación, desconozco el motivo por el cual el Dg. (Nicolás) llevó consigo el arma a su residencia, al igual el uso de la misma para los hechos que sucedieron (…). Se tenía conocimiento que el Dg. (Nicolás) continuamente usaba el arma de dotación oficial, ya que no tenía de su propiedad y se usaba para el servicio de coordinar las actividades de participación comunitaria, ya que él se desplazaba por diferentes partes de la zona urbana y rural y, por ello, se le hizo firmar un acta de entrega (…). En varias ocasiones me reuní con el Dg. (Nicolás) en la oficina de la Estación, con el fin de tratar asuntos de carácter personal, relacionados con unos comentarios que pesaban sobre él, que daban cuenta de la relación que tenía o sostenía con una muchacha del pueblo, para lo cual varias veces se le hizo saber esta situación tan delicada que podría afectar la familia de él, en repetidas ocasiones le llamaba la atención, porque personas me comentaban de que constantemente se veía con la joven, para lo cual yo le solicité personalmente que pidiera él el traslado o vacaciones y que solicitara cambio de estación, él siempre me dijo que el año entrante pedía el traslado y que lo de la joven era una amiga simplemente, que eran buenos amigos, en los pocos días que pude conocer a la señora esposa del Dg. (Nicolás) nunca me llamó o me informó alguna anomalía en su hogar, por el contrario, aparentemente vivía bien, ya que era una señora que sólo permanecía en su hogar, con su niña y no se le veía frecuentando las calles o andando con personas, al parecer existía una armonía de hogar hasta que sucedieron estos hechos (f. 8787 vto c. 3 -declaración del Sv. Giraldo (xxxx) -negrita con subrayas fuera del texto).



  • (…) Habían unos revólveres entregados mediante acta para el personal que vivía retirado de la Estación por motivos de seguridad y el señor Dg. (Nicolás) se encontraba entre los que tenían el arma mediante acta, por encontrarse residiendo muy retirado de la estación para su seguridad (…) no se constató el material de guerra del dragoneante, ya que éste lo tenía de dotación permanente por seguridad y asignado por el señor comandante de la estación, pero cuando el señor Dg.

(Nicolás) se encontraba franco, lo entregaba en el armerillo de la Unidad y cuando iba a iniciar nuevamente las labores, luego de regresar de la franquicia, lo reclamaba (f. 102-103 c. 3 -declaración del Ag. (B)-negrita con subrayas fuera del texto).



  • (…) mi señora me manifestó que la señora de (Nicolás) se encontraba muy aburrida, puesto que la esposa del Ag. (B), le había comentado que su esposo la engañaba, que ella estaba muy triste, no fue más (....). En (El Espino) siempre eso se ha utilizado, el revolver se deja en la estación cuando usted sale franco, de resto usted se lo lleva para la casa (…). Sinceramente, ese era el comentario que había, pero durante el tiempo que yo trabajé con él, él si saludaba varias peladas, pero eso no trascendía mas allá de amorío (f. 112-112 vto c. 3 -declaración del Si. Jhon

(xxxx)-negrita con subrayas fuera del texto).



  • Cuando él nos abrió la puerta, él se encontraba en interiores y como reitero en un avanzado estado de nerviosismo y excitación, lloraba mucho y repetía, una y otra vez que la culpable era la esposa del agente (B) (….). El arma que ella poseía en su mano izquierda pude reconocerla como de propiedad de la Policía Nacional y se trataba de la misma que ha tenido como dotación el señor dragoneante (Nicolás); cuando yo retiré el arma de la dama, su mano izquierda se encontraba estirada y no encima de la rodilla sino sobre la cama lado izquierdo, el cañón del arma apuntaba casi exacto al lugar donde presuntamente se propinó el impacto y donde presentaba el orificio de entrada, tenía el dedo pulgar dentro del gatillo y el resto de los cuatro dedos como tratando de aprisionar el arma, si noté yo que la tenía bien agarrada, porque me tocó abrirle los dedos para poder sustraerla8. Realizando una pequeña inspección en la residencia se observó en el baño un poco de sangre en el piso, a lo que atribuyó el señor (Nicolás) que era que la señora se encontraba enferma y con menstruación e inclusive en la
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal