Consejo de estado



Descargar 0.93 Mb.
Página5/12
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño0.93 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Problema jurídico

Procede la Sala a establecer si en el presente caso se estructura la responsabilidad administrativa de la Nación–Ministerio de Defensa-Policía Nacional, por la muerte de la señora (Gloria), en hechos ocurridos el 28 de diciembre de 1998, con una arma de dotación oficial, que portaba el dragoneante (Nicolás) para el cumplimiento de sus funciones y en el marco de (i) una serie de divergencias de pareja, signadas por el maltrato físico y psicológico de que la occisa estaba siendo víctima y (ii) denuncias y comentarios de la comunidad sobre el comportamiento del aludido uniformado –que involucraba la infidelidad pública-, conocidos por la institución, al punto que se consideraba su traslado a otro municipio.





  1. Análisis de la Sala



4.1 De conformidad con los hechos probados, la Sala tiene por demostrado el daño invocado por las actoras. Es decir, está debidamente acreditada la muerte de la señora (Gloria), ocurrida el 28 de diciembre de 1998, en la intimidad del hogar (Nicolás-Gloria), la cual estuvo precedida de conflictos habituales, originados en el maltrato físico y psicológico del dragoneante (Nicolás), quien golpeaba y controlaba a su compañera y frecuentaba adolescentes del municipio de (El Espino), de manera insistente y ampliamente conocida en esa localidad.

Se conoce también que las demandantes (Anaceneth), (Manuela) y (flor) resultaron afectadas, pues las reglas de la experiencia permiten inferir el sentimiento de dolor que produce tanto la muerte de una hija, hermana y madre, como el conocer que desde siempre fue objeto del maltrato físico y psicológico por parte de su compañero.

Las demandantes señalan que el régimen de responsabilidad aplicable, en este caso, es la falla del servicio, porque (i) en los hechos que desencadenaron la muerte de la señora (Gloria), se utilizó un revolver de dotación oficial que había sido confiado, de forma permanente, al dragoneante (Nicolás), sin analizar sus antecedentes y conducta (ii) la entidad, con su omisión, toleró y consintió el comportamiento indebido del aludido uniformado –infidelidad y maltrato- y permitió, con ello, que la violencia doméstica se acentuara, hasta el punto que tuvo un desenlace fatal. Daño que las mismas consideran se debe indemnizar.

El Grupo Nacional de Psiquiatría y Psicología Forense del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, atendiendo estudios suyos y de la Organización Mundial de la Salud-OMS y luego de analizar los testimonios obrantes en el sub judice, identificó la presencia de los siguientes factores de riesgo de violencia conyugal grave o mortal –suicidio/homicidio- contra la señora (Gloria): comportamientos agresivos bajo efectos del alcohol – de su compañero-, violencia anterior de éste contra desconocidos o conocidos no familiares (denuncias), el hecho de tener muchas parejas o de inspirar sospechas de infidelidad en la pareja, posesividad y control. Así mismo y, no menos importante, la tenencia y porte de armas dentro del escenario familiar.

En el sub judice está acreditado que al dragoneante (Nicolás) se le autorizó que, finalizado el servicio, llevara el revolver de dotación oficial a su casa de habitación, por (i) la situación de disponibilidad en la que se encontraba; (ii) las funciones asignadas –vigilancia y participación comunitaria-; (iii) la distancia considerable que debía recorrer entre el cuartel y el inmueble en el que convivía con su compañera (Gloria) y (iv) protección ante una incursión guerrillera o delincuencial.

La permisibilidad del porte y dotación permanente se soportó en el acta de entrega de armamento, la cual da cuenta de que el revolver de dotación oficial debía ser devuelto al armerillo de la estación de Policía de (El Espino) cuando el efectivo referenciado, saliera a “disfrutar de su franquicia, permiso o traslado”. Sin que la decisión consulte las condiciones de particular violencia que se vivían en el hogar del uniformado; pues se conocía que desde la localidad anterior, esto es, desde cuando estaba asignado a la localidad del (Portal), maltrataba física y psicológicamente a la occisa.

Aunado a lo anterior, esto es que, el porte y dotación permanente del revolver oficial se autorizaron sin mayor análisis, no lo es menos que esta decisión debió ser replanteada por el Comandante de la Estación de Policía de (El Espino), pues el dragoneante (Nicolás) consumía regularmente bebidas alcohólicas11 y evidenciaba violencia y comportamiento agresivo39, circunstancias estas que, sumados al hecho público de las divergencias existentes con su pareja motivadas por la infidelidad del mismo, obligaba a someter la situación familiar a un monitoreo particular, siendo la primera medida el control riguroso sobre el arma de dotación.

Ahora es de advertir que la intervención del Comandante de la Estación no requería de una queja de la compañera del dragoneante40, tampoco del conocimiento previo de los conflictos que afrontaba la pareja, porque la comunidad alertó sobre las incursiones amorosas de su subalterno con las adolescentes de la localidad y existían denuncias que daban cuenta de su temperamento agresivo, todo lo cual, sumado al consumo público y habitual de bebidas embriagantes, obligó a este superior a sugerir al agente gestionar un traslado a otro municipio o solicitar autorización para entrar a disfrutar vacaciones.

Medida esta que, además de no haberse realizado, no se vislumbra dirigida a lograr un impacto en el uniformado, en orden a mejorar la convivencia familiar, pues como se dijo, también en la localidad del (Portal) de la ciudad de (Maní), los vecinos de la madre de la señora (Gloria) evidenciaron que



cuenta me doy, porque borracho mato a cualquiera” –declaración de la señora Marleny (xxxx)- (f. 104 c. 5).



  1. Denuncias en la Personería de (El Espino), por los daños locativos que ocasionó en una vivienda que le fue arrendada y por abuso de la autoridad y de la fuerza.

Según la Investigadora Judicial I asignada en las primeras averiguaciones- Las dos últimas entrevistadas terminan su relato diciendo que de acuerdo al tiempo que conocen al agente (Nicolás) y por su forma de actuar, sospechan que él haya sido el autor de la muerte de (Gloria), además porque todas las personas que conocen a (Nicolás) saben que es una persona manipuladora y que cohibía mucho a su esposa de salir a la calle y la controlaba demasiado, tanto que cuando ella estaba en el andén de su casa jugando con su hija y lo veía llegar, se entraba de inmediato por el temor que le tenía, aducen que la fallecida adoraba tanto a su hija que no la consideraban capaz de quitarse la vida y dejar a su hija sola con el padre que tiene (f. 104-105 c. 5).





  1. Tal como se mostrará más adelante, son múltiples los factores por los cuales una víctima de violencia intrafamiliar le cuesta denunciar -Protocolo para la aplicación de la ley contra la violencia intrafamiliar -. Usualmente, las cónyuges o compañeras de uniformados de la Fuerza Pública no piden ayuda o reportan el abuso de que son objeto, por la situación de aislamiento que viven y por miedo de las consecuencias que pueden traer sus denuncias en la carrera del perpetrador.

ésta última era objeto de continuas agresiones físicas y psicológicas por parte de su compañero, que la obligaban a mostrar evidencias de golpes en su rostro.

En punto a la tenencia del revolver no se puede pasar por alto que su disponibilidad permanente dio lugar a su manipulación indebida, pues sin lugar a dudas el proyectil que impactó el cuerpo de la señora (Gloria) provino del arma oficial que portaba su compañero, en hechos ocurridos en la intimidad del hogar, en los que según el dictamen forense y acorde con la información disponible, se descarta de suyo el suicidio como quiera que “la probable manera de la muerte es homicidio”.

Ahora, aunado al comportamiento del agente y la indebida posesión del arma en un ambiente familiar de confrontación permanente, se echa de menos por parte de la demandada el conocimiento de la personalidad del uniformado y el seguimiento para evaluar el impacto en la misma de la respuesta a la interacción individuo-institución militar o policial. Esto es, la adaptación de la disciplina, jerarquía, unidad y normas o reglas continuas, repetitivas e inflexibles en el ánimo del policial y en su estructura familiar. Estado que, si bien se justifica dada la necesidad de mantener el orden, la subordinación y la eficacia en el servicio, trae consigo una serie de presiones y condicionamientos –dureza, autoridad, fuerza, etc.- inconvenientes en un ámbito permeado por el dominio del varón sobre la mujer, considerada objeto de poder, al punto que en nuestro país se presenta un alarmante aumento de la violencia intrafamiliar, aunque presente en todos los estamentos y grupos sociales del país, de particular significancia en los hogares de los integrantes de la Fuerza Pública12.

En lo que respecta a la Policía Nacional, son frecuentes y divulgados los casos de feminicidio que involucran miembros activos de esa institución42.



42 http://www.elheraldo.co/columnas-de-opinion/nos-estan-matando-181739. Nos están matando -25 de enero de 2015-. General Palomino, me atrevo a decirle que le escribo en nombre de muchas mujer es que, como yo, vemos con desolación el panorama. En días pasados fue asesinada la patrullera Marta Isabel Correa a manos de otro de sus hombres, el patrullero Manuel Bobadilla. El homicida, después, se pegó un tiro.

La prensa dice que durante el año 2014 , 24 de los 900 feminicidios en Colombia, fueron cometidos por miembros de la fuerza pública. Quizá las cifras no dicen tanto, general, como sí dicen los nombres. Así que permítame recordarle:

En junio de 2102, en el barrio Colombiatón de Cartagena, el p atrullero Deivis González mató a Gloria Ruiz, e hirió a sus cuatro hijos. Estaba cegado de la ira porque su mujer le había mandado un mensaje de texto preguntándole por qué no había llegado . Después de la carnicería, Deivis se disparó en la cabeza.

En jun io de 2013, se encontró el cuerpo sin vida de Sergio Mantilla, patrullero de la Policía de la seccional de Infancia y Familia, en un motel de Santa Marta. A su lado, el cadáver de Emelín Andrade, su pareja. La prensa tituló “Se suicida patrullero de la pol icía después de matar a su novia”.

En agosto de 2013, Carlos Arévalo, patrullero de la Policía Metropolitana de Cartagena, asesinó a su suegra e hirió gravemente a su esposa. Después se suicidó.

En septiembre de 2013, el subintendente Rafael Soto asesinó a su esposa en el Centro de Conciliación Familiar de la Policía en el sur de Bogotá, delante de su hijo de un año. En medio de la diligencia se encegueció por la ira y sacó su arma de dotación. Después de matar a Lucelis Navija, al igual que los otros, se disparó en la cabeza.

En marzo de 2014 la tragedia fue doble. El 8 de marzo, en el barrio El Dorado, un uniformado de la Policía Metropolitana de Bogotá asesinó a su expareja y a quien era su nuevo novio, y luego, adivine usted, se pegó un tiro en la cabeza. Una semana más tarde, en el municipio de Mosquera, el capitán de la Policía Julio Arias tocó a la puerta de la casa de su exnovia, Fadia Martínez, le disparó 3 veces y luego se suicidó.

Uno de los crímenes más atroces, el de Kelly Zapateiro, en el corregimiento de Manzanillo, cerca de Cartagena, vincula al patrullero Andrés Díaz. Kelly estaba embarazada y la despresaron para sacarle a su bebé. Dicen que un perro encontró un brazo de la víctima cerca del CAI de Manzanillo.

Los hombres de la Policía Nacional tienen un papel fundamental en la ruta de atención a mujeres víctimas de violencia, y aunque hay muchos que cumplen su deber, esta reseña habla muy mal de la institución. Qué les pasa a sus hombres, general Palomino. Seguramente lo mismo que le pasa a muchos, con la diferencia de que los suyos, general, se supone que nos defiendan de los asesinos y no que nos asesinen. Casi en todos los casos, general, cegados por la ira. Casi en todos los casos, usando sus armas de dotación. Qué va a hacer usted. No nos diga que va a investigar los hechos, general, porque ya conocemos lo importante: sus hombres nos están matando.

No ponga pañitos de agua tibia. No haga una campaña mediática. No intente limpiar la imagen de la institución. Evite que nos asesinen, general. Haga lo necesario para que sus hombres armados entiendan que nuestras vidas no son de ellos –Se destaca-.







  • http://www.elespectador.com/opinion/editorial/cuales-crimenes-pasionalesarticulo-539724. ¡Cuáles crímenes pasionales! -23 de enero de 2015-. Hay que decirlo de manera tajante: el asesinato de la patrullera Martha Isabel Correa a manos de su novio, Manuel Bobadilla, no es ningún “crimen pasional” y mucho menos “un lío de faldas”. Es un homicidio aleve e injustificable, producto del odio y de la falsa creencia de algunos hombres de que las mujeres son de su propiedad y no ciudadanas con iguales derechos. Los elude ese simple cálculo. Hay que acabar con ese concepto de “crímenes pasionales”, pero, sobre todo, hay que acabar con el pensamiento tan tristemente arraigado en nuestra sociedad de que un hombre puede matar a una mujer “por amor” o “por honor” (…..) El Espectador suscribe lo dicho por la Corte –Constitucional-. El mensaje es claro: tenemos que dejar de ser una sociedad de doble moral que marcha para protestar por la violencia contra la mujer y que produce leyes a diestra y siniestra, pero que, en privado, sigue justificando que una mujer sea golpeada por su pareja. Se necesita de coherencia y dejar de tolerar lo intolerable. No. No es un crimen pasional sino un delito contra toda la sociedad y contra el contrato que nos rige. Pasional es no querer reconocerlo –Se destaca-.



  • http://www.semana.com/nacion/articulo/murio-patrullera-herida-de-bala-en-ladireccion-de-la-policia/415395-3. El patrullero que asesinó a su novia policía -21 de enero de 2015. El agente Manuel Bobadilla mató a tiros a Martha Correa. El mayor Ricardo Romero también falleció en la sede de la institución. Era la 1:00 p. m. de este miércoles cuando, en la edificación que alberga la Dirección General de la Policía Nacional, dos disparos rompieron la habitual calma de las cientos de personas que laboran en uno de los sitios más custodiados del país (….).Al llegar descerrajó dos disparos en la humanidad de otra patrullera, supuestamente su pareja, que quedó herida. Un comunicado de la Policía Nacional señala que “las primeras indagaciones darían cuenta de un asunto sentimental”. Horas después del ataque, murió –Se destaca-.



  • http://www.elnuevodia.com.co/nuevodia/actualidad/judicial/225926-patrullerohabria-asesinado-a-punaladas-a-su-esposa. Patrullero habría asesinado a puñaladas a su esposa –20 de julio de 2014-. De 15 pu ñaladas, un uniformado adscrito a la Policía de Cundinamarca asesinó a su esposa en la noche del viernes. El caso se registró en el corregimiento de Olaya Herrera, jurisdicción de Ortega.

Se trata de Julio Francisco Moreno Vera, un uniformado que, según informó el comandante de la Policía del Tolima, coronel Élber Velasco Garavito, habría asesinado a su esposa, luego de haber sostenido una fuerte discusión.

“El patrullero, oriundo de Cartagena, estaba de vacaciones, al parecer, problemas pasionales llevaron a que el uniformado le propinara 15 heridas con arma blanca , entre ellas en el cuello, a su esposa Alexandra Bermúdez Álape, quitándole la vida de forma inmediata”, indicó el oficial –Se destaca-.



  • http://www.elespectador.com/noticias/bogota/capturan-policia-senalado-deasesinar-su-esposa-el-occi-articulo-502675. Capturan a policía señalado de asesinar a su esposa en el occidente de Bogotá -6 de julio de 2014-. Las autoridades investigan el asesinato de una mujer de 35 años, quien perdió la vida en las últimas horas tras una discusión con su pareja sentimental, un uniformado activo de la Policía.

El hecho se presentó en un conjunto residencial del sector de zona franca, en el occidente de Bogotá, donde la Policía halló el cuerpo sin vida de Yuri Osmani Sosa de 35 años, quien fue encontrada sin signos vitales y con señales de asfixia mecánica.

De acuerdo con vecinos del sector, en la noche de este sábado la pareja protagonizó una fuerte pelea que fue reportada ante la Policía, que asistió al llamado. No obstante, según señalaron los vecinos, la mujer les habría dicho a las autoridades que todo estaba bajo control –Se destaca-.



  • http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-13674495. La historia de otra mujer que murió a manos de un Policía -18 de marzo de 2014-. En menos de quince días dos uniformados mataron a sus exparejas.

La noticia se registra igual, tanto que parecen el mismo hecho: “Policía mata a su expareja”. Pero cada caso lleva consigo una historia, una tragedia personal.

El 8 de marzo ocurrió en el barrio El Dorado. Un uniformado de la Policía Metropolitana de Bogotá asesinó a su expareja y también a quien era el actual novio de la mujer. Después se suicidó.

A los ocho días, este sábado 15 de marzo, ocurrió lo mismo en el municipio de Mosquera (Cundinamarca). Un capitán de la Policía timbró a la puerta de la casa de su exnovia, le disparó tres veces, una de esas en la cabeza. La mató y se suicidó –Se destaca-.





  • http://www.caracol.com.co/noticias/bogota/un-policia-asesina-a-su-exesposasu-companero-sentimental-y-se-suicida/20140309/nota/2118329.aspx. Un policía asesina a su exesposa, su compañero sentimental y se suicida - 9 de Marzo de 2014. El policía adscrito a la Dirección de Protección de la institución llegó uniformado a un local donde su exesposa vendía el chance, le disparó a ella y a su actual pareja en repetidas ocasiones, y luego se quitó la vida.

Según testigos, la mujer había terminado con el uniformado y volvió con un novio que había tenido años atrás, lo que ocasionó el hecho violento.



Los celos llevaron a que el policía sacara su arma de dotación y la disparara primero contra el novio, luego contra su exesposa y después se quitara la vida – Se destaca-.



  • http://www.semana.com/nacion/articulo/policia-asesina-su-esposa-frente-suhijo/358192-3. El policía que asesinó a su esposa delante de su hijo -19 de septiembre de 2013-. La historia de amor de Lucenis Navija Fabra de 38 años, y el subintendente Rafael Darío Soto Quemba, de 36 años, terminó de la peor forma. Ella murió a manos de su esposo, mientras que él se debate entre la vida y la muerte, sin embargo, lo más lamentable de la situación fue que el hijo de ambos, de tan solo un año, fue testigo de todo lo acontecido.

El escenario de la tragedia fue el Centro de Conciliación Familiar de la Policía, ubicado en la carrera 24 con calle 19 sur, en el barrio Restrepo, en el sur de Bogotá. Este jueves el suboficial y la mujer habían llegado al lugar pasadas las 9:30 de la mañana para una audiencia en donde discutirían el tema de los alimentos de su hijo y la separación a la que se enfrentaban –Se destaca-.





  • http://www.radiosantafe.com/2013/07/05/policia-mato-a-su-hijo-de-5-anos-yse-suicido-para-vengarse-de-su-esposa/. Policía mató a su hijo de 5 años y se suicidó para vengarse de su esposa -5 de julio de 2013-. Un patrullero de la Policía Nacional decidió matar a su hijito de solo 5 años de edad y luego se suicidó, para vengarse de su esposa, con quien aparentemente había discutido , según un mensaje que dejó previamente en Facebook –Se destaca-.

Problema sobre el que se echa de menos estadísticas oficiales de las que se conoce se encuentran en construcción43, trabajo este que tendrá que





  • http://www.zonacero.info/index.php/judiciales/38051-en-motel-de-santamarta-policia-mata-a-mujer-y-luego-se-suicida. En motel de Santa Marta, policía mata a mujer y luego se suicida -16 de junio de 2013. Un agente de la policía asesinó a una mujer que compartía con él en una habitación en un motel en Santa Marta y luego este se suicidó con su arma de dotación.



  • http://www.elpais.com.co/elpais/judicial/noticias/condenan-ex-coronelaldana-33-anos-y-9-meses-prision. “El coronel Aldana mató a Érika porque iba a dejarlo” -4 de marzo de 2011-. A 33 años y nueve meses de prisión fue condenado el ex coronel de la Policía del Tolima Joaquín Enrique Aldana por el homicidio de su esposa Érika Cecilia Yeneris Gutiérrez, uno de los crímenes pasionales más atroces registrados en el país.

El oficial de 40 años, con 21 años de servicio y con más de 400 felicitaciones en su currículum, fue encontrado culpable de haber matado y luego descuartizado a la mujer con quien tenía dos hijas, según el juez Norberto Ferrer, en venganza por una infidelidad –Se destaca-.





  • http://www.ecbloguer.com/revelacionesdelbajomundo/?p=624. ASESINÓ A SU ESPOSA y luego se mató -14 de noviembre de 2008-. Un subintendente de la Policía asesinó a su esposa y luego se quitó la propia vida, dejando huérfanos a dos hijos de 3 y 10 años.

Este doloroso crimen fue descubierto a las 8:00 a.m. de ayer en el barrio Las Playas, del municipio antioqueño de Caldas. Una hermana de la mujer ingresó a la casa, preocupada porque nadie le contestaba el teléfono, y con horror contempló la escena.





  • http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-550748. POLICÍA MATA A LA ESPOSA Y SE SUICIDA -18 de octubre de 1996-. Un agente de la Policía mató a su esposa de un tiro en la cabeza y luego se suicidó disparándose en la sien derecha, todo esto delante de su hija de cuatro años y cuando la pareja discutía presumiblemente por cuestiones de celos, informaron familiares –Se destaca-.



43 - Dirección de Sanidad de la Policía Nacional-Obras Sociales Familia-2015



DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN CRIMINAL E INTERPOL

CAPTURAS A POLICIAS POR EL DELITO DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

EDAD

2013

2014

19

1

0

23

2

0

24

2

0

25

0

1

26

1

0

27

2

0

28

1

1

30

1

0

31

3

0

33

0

1

34

1

0

40

1

0

42

1

0

45

2

0

TOTAL

18

3

GRADO POLICIAL

2013

2014

AGENTE

2

0

AUXILIAR BACHILLER

1

0

AUXILIAR REGULAR

1

0

PATRULLERO

12

3

SUBCOMISARIO

1

0

SUBINTENDENTE

1

0

TOTAL

18

3

SEXO

2013

2014

MASCULINO

18

3

TOTAL

18

3

PERIODO DEL 01 DE ENERO AL 31 DE DICIEMBRE 2013 Y DEL 01 DE ENERO AL 26 DE FEBRERO 2014



DEPARATMENT O

2013

2014

AMAZONAS

0

1

ANTIOQUIA

1

0

ATLÁNTICO

1

0

BOLÍVAR

2

0

BOYACÁ

2

0

CALDAS

1

0

CAUCA

1

0

CÓRDOBA

1

0

CUNDINAMARCA

6

0

GUAVIARE

0

1

MAGDALENA

1

0

SANTANDER

1

0

TOLIMA

0

1

VALLE

1

0

TOTAL

18

3

REGION POLICIAL

2013

2014

REGION BOGOTÁ

5

0

REGION CINCO

1

0

REGION CUATRO

2

0

REGION DOS

0

1

REGION OCHO

4

0

REGION SEIS

2

0

REGION SIETE

0

1

REGION TRES

1

0

REGION UNO

3

1

TOTAL

18

3

DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN CRIMINAL E INTERPOL

GRADO

2013

2014

AGENTE

2

0

AUXILIAR BACHILLER

5

0

INTENDENTE

8

0

INTENDENTE JEFE

1

1

PATRULLERO

44

2

SARGENTO VICEPRIMERO

1

0

SUBCOMISARIO

1

0

SUBINTENDENTE

8

0

TENIENTE CORONEL

1

0

NO REPORTA

2

1

TOTAL

73

4

POLICIAS VICTIMAS POR EL DELITO DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

SEXO 2013 2014

FEMENINO 14 0



MASCULINO 59 4

EDAD

2013

2014

18

1

0

19

1

0

20

1

0

21

1

0

22

5

0

23

2

0

24

6

0

25

4

0

26

5

0

27

5

1

28

6

1

29

2

0

30

6

0

31

0

1

32

1

0

33

1

0

34

3

0

35

3

0

37

3

0

38

3

0

39

2

0

40

2

1

41

3

0

42

2

0

44

1

0

49

1

0

NO REPORTA

3

0

TOTAL

73

4

TOTAL 73 4

- Sijin-Policía Nacional-2015



culminarse, actualizarse y documentarse, con el objeto de trazar políticas y estrategias para contrarrestar la exacerbada violencia contra la mujer presente en las relaciones afectivas, familiares, laborales y sociales de los uniformados. Demostradas por su protagonismo en casos de feminicidio.



POLICIAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR, PERIODO COMPRENDIDO

DEL 01 DE ENERO AL 31 DE DICIEMBRE AÑOS 2010 - 2014



UNIDAD

2010

2011

2012

2013

2014

AMAZONAS

0

0

0

0

1

ARAUCA

0

0

0

0

1

BOLÍVAR

1

0

0

0

0

BOYACÁ

1

2

0

1

0

CALDAS

1

0

0

0

0

CAQUETÁ

0

0

0

0

1

CUNDINAMARCA

0

0

0

2

0

GUAJIRA

0

0

0

3

0

HUILA

1

0

1

0

0

M. BARRANQUILLA

1

1

1

2

3

M. BOGOTÁ

3

6

7

8

14

M. BUCARAMANGA

2

6

7

4

5

M. CALI

4

4

6

4

6

M. CARTAGENA

0

1

1

1

0

M. CÚCUTA

0

0

3

3

7

M. IBAGUÉ

1

0

0

0

0

M. MANIZALES

0

1

1

0

0

M. MEDELLÍN

3

2

1

2

1

M. NEIVA

0

2

0

0

3

M. PASTO

0

0

0

1

0

M. PEREIRA

2

2

5

4

0

M. POPAYÁN

0

1

0

0

0

M. SANTA MARTA

0

3

1

4

3

M. TUNJA

4

1

0

1

1

M. VILLAVICENCIO

1

3

4

0

4

NARIÑO

0

1

0

0

0

NORTE DE SANTANDER

0

0

1

0

1

PUTUMAYO

0

0

0

0

1

SANTANDER

0

0

1

0

0

SUCRE

0

2

2

2

0

TOLIMA

0

0

0

0

1

VALLE

1

3

0

1

2

TOTAL

26

41

42

43

55

Cabe destacar, en este punto, que los casos referidos en las notas periodísticas relacionadas al pie de página, reflejan en común el papel de la marginalidad que desempeñan las víctimas condenadas a no construir una opción de vida y convivencia orientada por su propia decisión. En todos los casos se trata de mujeres que, en un acto de resistencia no violenta se presentaron ante su dominador de alguna manera ‘fortalecidas’ y, asimismo, en la perspectiva distorsionada de su opresor, dando lugar al homicidio, normativa esta inexorable que en una sociedad marcadamente machista se erige destino ante la osadía de la mujer que se atreve a poner en entredicho el poder del varón. Lo que conforma en estricto sentido uno de los elementos propios de feminicidio.

Si bien no hay un soporte o investigación cualitativa al respecto, vale observar en los casos relacionados la constante del feminicidio como respuesta a la decisión de la víctima de romper la relación.

Ahora, aunado a establecer criterios de selección que consulten la necesidad de que los policiales elegidos velen efectivamente por erradicar las discriminaciones culturalmente presentes, porque integran una institución establecida para proteger a la sociedad civil en general, particularmente a los grupos en estado de debilidad, como son las mujeres sometidas al dominio particular, el compromiso va más allá de la labor de escogencia o selección. Tanto así que los jefes directos o comandantes están autorizados y obligados a realizar visitas domiciliarias periódicas y/o ocasionales cuando la situación lo amerite, con miras a conocer la situación económica y el entorno familiar y social de los efectivos bajo su mando, con el fin de prevenir y contrarrestar, con fines de corrección, estados indicativos de corrupción, violencia y desajustes emocionales.

En este caso, se echa de menos la visita del Comandante de la Estación de Policía del municipio de (El Espino) al hogar del uniformado y la toma de correctivos. Esto porque, como quedó expuesto, el deber de conocimiento de las conductas que evidenciaba el agente habría confirmado, aún más de su conocido comportamiento agresivo, el riesgo de autorizar que el dg. (Nicolás) mantuviera en el domicilio conyugal el arma de dotación oficial. En este punto vale reiterar que sobre el dragoneante se tenían evidencias de agresiones en contra de su compañera y en el marco de la prestación del servicio, que ameritaban, cuando menos, la apertura de investigaciones. Para el efecto, es importante traer a colación la denuncia formulada por el señor Mario (xxxx).

Echa de menos la Sala, además, algún conocimiento del Comandante sobre el impacto de los estereotipos de dominación patriarcal sobre la vida y salud física y mental de las mujeres; como quiera que, no obstante la señora (Gloria) evidenciara situación de dominio y sometimiento, el mensaje no alcanzó a ser comprendido por el Superior. Esto es así, si se considera que, según el Comandante, aunque todo marchaba mal en el hogar, para él por el contrario, estaba bien, pues la señora del dragoneante sólo “permanecía en su hogar, con su niña y no se le veía frecuentando las calles o andando con personas”. Al tiempo que el uniformado frecuentaba jóvenes y particularmente con una menor con la que mantenía una relación conocida y comentada por toda la comunidad. Postura que se aprecia, igualmente, en el Si. Jhon (xxxx), quien al ser interrogado sobre las relaciones sentimentales del dg. (Nicolás), les restó importancia porque no trascendían más allá de un amorío13.

En lo que tiene que ver con las agresiones físicas y psicológicas, se conoce que el dragoneante (Nicolás) golpeaba y obligaba a la señora (Gloria) a permanecer en su casa de habitación –estado de dominación y sometimiento alabado por el Comandante-, lugar al que le llegaban informaciones e intimidaciones, de desconocidas que hacían alarde de las infidelidades de su compañero, de público conocimiento. Infidelidad insistente y pública45 que le generaba a la víctima un profundo dolor y sentimientos de tristeza, angustia e inseguridad, con consecuencias





45 “pues de lo único que me di cuenta por comentarios de la gente, es que ellos discutían mucho porque él tenía otra novia y mantenía charlando con una u otra mujer, todas ellas menores de edad” Declaración de la señora Doris (xxxx) (f. 98 c. 5).



  • Yo fui novia de (Nicolás) durante dos años y terminamos cinco meses antes de que (Gloria) muriera, la relación de nosotros era completa y en varias oportunidades que (Gloria) se fue para (Maní), (Nicolás) me invitaba a su casa y allí permanecíamos todo el día, la esposa de él nunca me hizo reclamos y solo la conocí una vez que fue al Coliseo a ver un partido, (Nicolás) me comentaba que mantenía aburrido por los chismes que le llevaban a su esposa y que prefería que (Gloria) se fuera del todo para (Maní), sin embargo seguían conviviendo juntos, respecto a (Nicolás) sé que le gusta charlar mucho con menores de edad, desde el día en que nosotros terminamos no habíamos vuelto a conversar (….), yo lo único que sé es que en la actualidad es novio de (Yamile) y que ellos continuaron como si nada, luego de que muriera (Gloria) – declaración de la menor (Dana)- (f. 101 c. 5).



  • La investigadora Judicial I asignada de la Fiscalía-Seccional (xxxx) –Nelvia (xxxx)- respecto de la relación existente entre la menor (Yamile) y el dg. (Nicolás) señaló (Yamile)- está faltando a la verdad, ya que según información suministrada por algunos vecinos del lugar de los hechos y que no se quisieron identificar, la menor mencionada ha sido novia de (Nicolás) desde mucho tiempo antes de que (Gloria) faltara y en la actualidad siguen teniendo una relación más que de amigos, además ella lo visita a su lugar de trabajo en la localidad de (EL Remanso), sitio al cual fue trasladado días después de la ocurrencia del insuceso (f. 102 c. 5).



  • (….) sé también que en la actualidad (Nicolás) sigue charlando con (Yamile), tanto que ella lo ha ido a visitar a (EL Remanso), donde está trabajando hoy en día – declaración de la señorita Adriana (xxxx)- (f. 102-104 c. 5-negrita con subrayas fuera del texto).



  • Ellos –(Nicolás) y (Yamile) - todavía tienen algo, porque yo misma los vi, yo creía que ellos habían terminado, pero desde ese día que los vi, me di cuenta que siguieron, ella ese día venía diciendo en el colectivo que ellos dos se iban a casar, que habían pasado muchos obstáculos (f. 192-193 c. 5 -declaración Adriana (xxxx)amiga del Dg. (Nicolás) -negrita con subrayas fuera del texto).



  • Si, el charlaba con (Dana) una amiga de mi hija y una semana antes de la muerte de (Gloria), me dijo que él quería mucho a una peladita de nombre (Yamile), yo le dije que porque no le decía a la señora, que era mejor, me dijo que él lo estaba pensando si se lo decía (f. 132-133 c. 5 –declaración de la señora Marleny (xxxx) -madre de Adriana (xxxx), amiga del Dg. (Nicolás) -negrita con subrayas fuera del texto).



  • Primero fue con (Dana), ella vive en Ciudad Jardín en (El Espino) y trabajaba en una tienda más abajito de mi casa, cuando él cumplió años, ellos llevaban mes y medio de llevar charlando, ella sabía que él era casado y hasta ella visitaba la casa cuando G –(Gloria)- no estaba, esa relación duró dos meses, luego ya le conocí a (Yamile), él me contó, sólo sé que tiene 15 años y estudia en le colegio Rosario de

(El Espino) y vive por la Unión, (Dana) me parece que tiene 17 años (f. 292-294 c. 3; 129-131 c. 5 -declaración Adriana (xxxx)-amiga del Dg. (Nicolás) -negrita con subrayas fuera del texto).

comprobadas científicamente en su salud física y mental46. Estado que la víctima padeció, según lo evidencian los testimonios obrantes en el plenario47.







  • El día de los hechos- llegamos como a las ocho de la noche, ella estaba tomando, no estaba ni prendida, llevaba poquito de media botella, no recuerdo que era, nosotros no teníamos como la suficiente confianza para que me dijera sobre los problemas que ella tenía en el matrimonio, sin embargo ella me preguntó a mi que si yo había llegado a ver a (Nicolás) con alguien, yo le dije que no, luego ya nos sentamos los cuatro a comer (…), ella me dijo que a ella le habían llamado y le mencionaron el nombre (Yamile), pero en ese momento no caí en cuenta, porque esta peladita ha sido tremenda y tiene fama en la estación, yo le pregunté cuando me llamó que si estaba prendida y ella me dijo que no (….). Ella me decía que lo adoraba y que los chismes no la dejaban. Ellos no discutieron, pero si estaban como alejados, no estaban como bien (f. 333-334 vto c. 3; 184-185 c. 5–declaración de Luz (xxxx)-conocida de la víctima-negrita con subrayas fuera del texto).



  • La gente comentaba que él tenía por ahí unas novias o amantes, pero a mi no me consta, eso comentaban que tenía amigas (…). Conozco a (Yamile) que conversaba con él, no más, los vi en varias oportunidades, siempre varias veces (f. 336-336 vto c. 3; 189-189vto c. 5–declaración del Ag. José (xxxx)-negrita con subrayas fuera del texto).



46 La palabra infidelidad proviene del latín infidelitas formado por in = negación, y fidelitas = fidelidad. Se entiende entonces que la palabra significa el incumplimiento de la fidelidad. La infidelidad es un proceso complejo que se da dentro de la relación marital; es resultado de una gran cantidad de factores que la influyen y determinan, entre los que se encuentran los sociales, familiares, individuales y sexuales. Cada uno de estos elementos interactúa de manera diferente en cada uno de los casos.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal