Controlar el Enojo



Descargar 172.36 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión23.01.2018
Tamaño172.36 Kb.
  1   2


Controlar el Enojo
Un objetivo humano universal es poder gozar de una relación armoniosa con la pareja, la familia, los amigos, los socios y con otros profesionales que se dediquen a nuestra misma profesión. Sin embargo, el enojo, es un rasgo de carácter que puede socavar esta aspiración básica. En unos pocos minutos, el enojo puede destruir aquello que se logró después de años de inversión en una relación. Entonces, ¿cómo puede ser que tantas personas estén dispuestas a seguir viviendo más o menos satisfechas con esta tendencia a enojarse?
La respuesta es que mucha gente se pasa la vida sin ni siquiera pensar cuán destructivo es realmente el enojo y -por el contrario- cuán constructiva es la paciencia. E incluso si alguien llega a comprender esto, es posible que no cuente con las técnicas prácticas para controlar el enojo. Esta clase analizará por qué el enojo es tan destructivo y propondrá ideas y herramientas que pueden ayudarnos a controlarnos en los momentos más difíciles.
En esta clase trataremos de responder a las siguientes preguntas:


  • ¿Por qué una persona enojada asusta tanto a los demás?

  • ¿Qué es lo que una persona enojada puede perder y lo que una persona paciente puede ganar?

  • ¿Cómo se puede llegar a reemplazar el enojo por paciencia?

  • ¿Acaso en algunas oportunidades no es adecuado enojarse?

  • ¿Realmente es posible superar una tendencia al enojo?


Esquema de la Clase

Sección I. ¿Qué es lo Que Podemos Llegar a Perder?

Parte A. Daño Personal

Parte B. Daño Social

Parte C. Socavar el Crecimiento Personal y Espiritual
Sección II. Los Beneficios de la Paciencia
Sección III. Herramientas Para Ayudarnos a Controlar el Enojo

Parte A. Desarrollar Hábitos Positivos

Parte B. Colocar las Cosas en Perspectiva

Parte C. Desarrollar la Humildad

Parte D. Desarrollar la Confianza en D’os


Sección I. ¿Qué es lo Que Podemos Llegar a Perder?
¿Piensas que el enojo y la frustración no son fenómenos comunes? Considera lo siguiente:
Una gran corporación de ventas al público ofrece ahora orgullosamente a sus clientes “Embalajes libres de frustración – no más pavorosos cables anudados ni impenetrables blisteres de plástico”. Este envoltorio especial fue diseñado para proteger a los valiosos clientes de convertirse en víctimas de “la rabia del envoltorio”, el ataque de ira que tiene lugar cuando un cliente necesita más que una milésima de segundo para sacar su nueva adquisición de un envoltorio.
La rabia del envoltorio” (en ingles “wrap rage” o “package rage”) -el nombre que se utiliza para referirse al enojo y a la frustración que resultan como consecuencia de la incapacidad para abrir un embalaje difícil de quitar- es algo tan común que la Sociedad de Dialecto Norteamericana votó al término “wrap rage” como una de las palabras nuevas más útiles del año 2007.
Yo descubrí que el del “envoltorio” no es la única “rabia” que da vueltas por el mundo. Lamentablemente, la “rabia” está de moda en estos días.
La Rabia de la Computadora” es el enojo y la frustración que resultan como consecuencia del uso de una computadora. Puede terminar en abuso verbal o físico contra la inocente computadora.
La Rabia del Carrito de Compras” es el enojo y la frustración que se manifiesta en un supermercado como consecuencia de la falta de algún producto y se caracteriza por actos tales como la embestida contra el carro de compras de otro cliente.
La palabra “rabia”proviene de la palabra latina “rabies” y significa locura, cólera, ira o furia.
Yikes”. (Sima Steinbaum, Semanario “Mishpajá” para la Familia Judía, 16 de diciembre del 2009, página 86).
¿Acaso esto significa que el “enojo” es algo normal y aceptable? ¿Es algo que –nos guste o no- forma parte de la condición humana?

El judaísmo nos dice que el enojo puede ser superado, incluso en las circunstancias más extremas. Y de hecho, de vez en cuando los actos de un individuo son tan sobresalientes que sirven como un ejemplo de aquello que todos podemos lograr. La persona debe controlar sus rasgos de carácter y no dejar que estos la controlen a ella, tal como lo ilustra la siguiente historia:


Muchos años atrás en Jerusalem tuvo lugar un increíble incidente en la oficina de un guemaj (un fondo judío de préstamos gratuitos, palabra formada por las letras iniciales de las palabras guemilut jasadim, actos de bondad). Habitualmente, los diferentes guemajim en Jerusalem estaban abiertos los días jueves, para poder ayudar a las personas que necesitaban pedir dinero para comprar comida para el Shabat. Los jueves a la noche, todas las oficinas de los guemajim ya estaban cerradas, principalmente debido a que el dinero que tenían disponible para entregar esa semana ya había sido repartido.
Sin embargo, había un guemaj que permanecía abierto los viernes por la mañana. El compasivo y simpático Reubén mantenía su guemaj abierto por las dudas que alguien fuera a necesitarlo a último momento. Es cierto que el viernes ya no contaba con mucho dinero para entregar, pero él siempre pensaba que uno no puede saber quién puede llegar a encontrarse en una situación desesperada. Un viernes, cuando todos los guemajim estaban cerrados a excepción del guemaj de Reubén, un joven hombre casado llegó y pidió prestado dinero para poder comprar comida para que su familia pudiera comer en Shabat. Reubén reconoció a esa persona porque ya había estado en el guemaj el día anterior y le dijo: “Si recuerdo bien, ayer usted ya estuvo aquí”.
El rostro del hombre se tiñó de rojo por la ira y le gritó: “¿Está tratando de decir que no necesito el dinero?”.
No, no es eso lo que quise decir….” –respondió Reubén.
Bueno, ¡entonces présteme el dinero que necesito! Ya tengo garantes que firmen por mí”.
Reubén miró al hombre con compasión y le explicó que la política del guemaj era no prestar dinero dos veces seguidas en tan poco tiempo. El hombre estaba furioso. Mientras gritaba, se acercó a Reubén y lo abofeteó. Reubén, una persona suave y delicada, se quedó allí impactado y sin poder creer lo que había pasado. Nunca nadie había tenido la audacia de gritarle, mucho menos de pegarle. El ayudante de Reubén se acercó para defenderlo, pero Reubén lo detuvo.
Espere un momento” –le dijo Reubén al hombre joven- “enseguida regreso con el dinero”. Unos instantes más tarde, le entregó los billetes al hombre y le deseó buena suerte. Esta persona le agradeció y se marchó. Debido al ruido y a la conmoción, algunos vecinos se habían acercado hasta la oficina para saber qué estaba ocurriendo. “¡Si yo estuviera en tu lugar –gritó un hombre- después de semejante humillación le hubiera exigido que me devolviera el dinero que le prestaste ayer y lo habría empujado fuera de la puerta!”
Reubén, a quien todavía le dolía la cara a causa del golpe, le explicó: “Conozco a esta persona. Bajo circunstancias normales nunca hubiera actuado de esta manera. Debe estar atravesando problemas terribles que lo llevaron a perder completamente el control. Debido a que actuó de una manera tan poco normal es que entendí cuán desesperada debe ser su situación. Ahora, más que nunca, es el momento para ayudarlo y no para enojarse con él. Por eso me esforcé más de lo normal para poder ayudarlo” (Rab Pesaj Krohn, The Maggid Speaks, páginas 86-87)
Desde la perspectiva judía no sólo el enojo puede ser superado sino que se considera algo tonto continuar estando enojado.

Cualquier persona pensante comprende fácilmente cuánto puede perder a causa de la tendencia a enojarse: perder el auto control, la salud, los amigos, el nivel espiritual, el estatus social… en síntesis: puede perder todo.


En esta sección veremos que los aspectos negativos del enojo pueden ser divididos en tres categorías: (1) daños personales, (2) daños sociales y (3) daños espirituales.
Parte A. Daños Personales
1. Kohelet (Eclesiastés) 7:9 – El enojo es la manera en la cual actúan los tontos.

No se apresure tu espíritu en enojarse, porque la ira reside en el seno de los necios.

אל תבהל ברוחך לכעוס כי כעס בחיק כסילים ינוח:


2. Talmud Bavli (Talmud de Babilonia), Pesajim 66b – El enojo provoca que la persona pierda su capacidad de razonar y de pensar con claridad.

La persona que se enoja, si es sabia pierde su sabiduría y si es un profeta pierde su profecía.

ריש לקיש אמר כל אדם שכועס אם חכם הוא חכמתו מסתלקת ממנו אם נביא הוא נבואתו מסתלקת ממנו.


3. Rambam (Maimónides), Hiljot Deot (Leyes de Conducta) 2:3 – El enojo disminuye la calidad general de la vida de la persona.

Quienes se enojan de manera frecuente no tienen calidad de vida; por ello [los Sabios] nos aconsejan alejarnos lo más posible del enojo, hasta llegar al punto en el cual la persona pueda actuar como si no sintiera ni siquiera esas cosas que podrían justificar que alguien se enoje.

ובעלי כעס אין חייהם חיים לפיכך צוו להתרחק מן הכעס עד שינהיג עצמו שלא ירגיש אפילו לדברים המכעיסים.


4. Orjot Tzadikim, Shaar 12 – El enojo provoca que la persona sea terca y que niegue la verdad.

El enojo provoca que la persona sea terca y debido a su enojo la persona no estará dispuesta a hacer concesiones ni admitirá la verdad.

הכעס גורם עזות לאדם, ומחמת הכעס לא ייכנע וגם לא יודה על האמת.

Tal como veremos en las siguientes fuentes, muchas personas parecen ser amables y educadas cuando están calmadas. La manera de saber verdaderamente cómo son es observar su comportamiento cuando se enojan. La manera en la cual una persona responde ante situaciones que despiertan el enojo es un barómetro que muestra su naturaleza total.


5. Talmud Bavli, Eruvin 65b con Rashi– La verdadera naturaleza de una persona queda revelada por lo fácil que puede llegar a enojarse.

Se puede reconocer la verdadera naturaleza de una persona por tres cosas: su vaso [cómo controla su mente cuando bebe– Rashi], su bolsillo [su integridad en los negocios – Rashi], y su enojo [que no sea extremadamente exigente y que no se disguste por cosas que enojan a la mayoría de las personas– Rashi.]

בשלשה דברים אדם ניכר בכוסו ובכיסו ובכעס.
רש"י

בכוסו - אם דעתו מיושבת עליו ביינו.

בכיסו - כשנושא ונותן עם בני אדם, אם באמונה הוא עושה.

בכעסו - שאינו קפדן יותר מדאי.


A la inversa, si una persona es sensible incluso al más leve indicio de enojo dentro de sí misma y logra mantenerlo bajo control, esto indica su elevado nivel de autocontrol, tal como lo podemos ver en la siguiente historia:


El Rab Israel Salanter, fundador del Movimiento de Musar, entendía claramente el peligro de la tendencia al enojo. En una oportunidad, cuando vivía en Berlin, un visitante encontró al Rab Israel inusitadamente molesto. El visitante le preguntó cuál era la fuente de sus problemas. El Rab Israel le respondió que lo acababan de visitar dos judíos de Kovno y que le habían informado sobre algunos cambios potencialmente problemáticos que estaban a punto de tener lugar en el Bet Midrash local donde el Rab Israel generalmente estudiaba.
- ¿Acaso los cambios propuestos son tan terribles? –le preguntó el visitante.
- No –respondió el Rab Israel- pero de todas maneras sentí enojo al enterarme.
- ¿Les habló de una manera que puedan haber llegado a sentirse insultados?
- No, en absoluto-respondió el Rab Israel-. Nadie más que yo se enteró. Pero usted sabe igual que yo que cuando una persona se enoja es como si hiciera idolatría. Por eso es que estoy tan molesto. (Rab Abraham Feuer, A Letter for the Ages, página 37.)
Parte B. Daño Social
No es un secreto que el enojo daña nuestras relaciones personales. Es difícil amar a una persona que tiende tendencia a enojarse. Una persona que habitualmente se enoja puede estar muy sola, tal como lo demuestra la siguiente historia:
En la ieshivá de Novardok no había un dormitorio para los estudiantes. Cada uno era responsable de encontrar su propio alojamiento. La mayoría de los estudiantes alquilaban habitaciones en casas cercanas, cuyos propietarios estaban felices de tenerlos como inquilinos. Pero había una excepción.
Un edificio, donde había más de veinte habitaciones ocupadas por estudiantes de la ieshivá, pertenecía a una amargada mujer que era viuda. Ella ridiculizaba y criticaba a cada uno de los estudiantes que le alquilaban las habitaciones. Su enojo algunas veces la llevaba a cortar el agua y la electricidad los viernes por la tarde. Al poco tiempo, su maltrato fue intolerable y uno por uno, todos los estudiantes se fueron mudando.
Solamente quedó allí un estudiante, Iosef Guefen. Una mañana, cuando él regresaba a casa después de rezar en la sinagoga, la mujer le gritó: “¡Tú debes estar loco! ¿Cómo puedes seguir viviendo en mi edificio? ¡Ves que todos los demás estudiantes se mudaron! ¿Por qué insistes en quedarte?”
Iosef se detuvo un instante y luego le respondió a la mujer con suavidad: “Me quedo aquí por usted. Sé que vive sola y temo que alguna noche pueda caerse o enfermarse y que no haya nadie que pueda oír sus gritos pidiendo ayuda. Entiendo que cuando nos grita sólo está dejando salir su frustración y su enojo por ser una viuda esforzándose por salir adelante. Por eso entendí que era adecuado quedarme viviendo aquí, por las dudas que alguna vez usted necesite ayuda”.
El rostro de la mujer cambió completamente. Eso no era lo que ella esperaba oír. Estaba tan sorprendida por la preocupación inesperada del joven que literalmente le suplicó: “¡Perdóname! ¡Perdóname! Nunca me imaginé que esa era la razón por la cual te quedabas aquí. ¡Qué bondadoso y gentil eres!”
Durante los días siguientes ella sólo tuvo palabras agradables para todos los estudiantes con los cuales se encontraba. Lentamente se corrió la voz de que la mujer ya no era la misma persona amargada y enojada que habían conocido en el pasado y los estudiantes regresaron a vivir en el edificio, hasta que todas las habitaciones estuvieron nuevamente ocupadas. (Rab Pesaj Krohn, Around the Maggid’s Table, página 76.)
Considera de qué manera el enojo de la viuda fue la causa de su aislamiento de todos los estudiantes. Y presta atención también al hecho de que los estudiantes regresaron a vivir en el edificio cuando ella superó su propio enojo. Las siguientes fuentes ilustran otras maneras en las cuales el enojo puede arruinar las relaciones de una persona.
1. Orjot Tzadikim, Capítulo 12 – Una persona enojada no puede controlar sus propios actos y provoca discusiones y peleas.

La persona que se enoja y que refuerza su ira, no tiene conciencia de lo que está haciendo, y en medio de su enojo hace muchas cosas que no haría de estar calmada. Porque el enojo lleva a la persona a pensar de manera irracional y a decir cosas que no diría de otra manera, provocando de esta manera discusiones y peleas.

בני אדם, כשהם כועסים ומחזיקים בכעסם, אינם משימים לבם על מה שעושים, ועושים הרבה ענינים בכעסם מה שלא היו עושים בלא הכעס, כי הכעס מוציא שכלו של אדם מקרבו עד שמרבה דברי הכעס, ונכנס במחלוקת וקנטורים.

Debido a que no es capaz de pensar claramente, la persona que está perdida en el enojo pierde también la perspectiva. El camino sinuoso parece derecho; lo prohibido parece permitido. Cuando la persona no está guiada por la razón, los insultos, las peleas e incluso la violencia se encuentran al alcance de la mano (ver Jafetz Jaim, Jovat HaShmirá, página 24).


2. Ibid. – Una persona enojada disgusta a los que lo rodean y es una carga para su familia.

Una persona enojada no halla gracia en los ojos de otras personas y es odiada. Por esto, sus actos no serán aceptados por las otras personas… Una persona enojada es una carga para su familia, que constantemente debe escuchar su enojo y sus quejas.

הכעסן אין לו חן בעיני הבריות והוא שנוא בעיניהם, ומתוך כך אין מעשיו מקובלים בעיני הבריות. ... הכעסן הוא כובד על בני ביתו השומעים תמיד כעסו ותלונתו.

Muchas personas controlan su enojo cuando se encuentran con extraños. En consecuencia, un criterio más adecuado para evaluar la propensión de una persona al enojo es considerando cómo reacciona con su familia más cercana. Exigimos más de nuestra familia que de los extraños y por ello somos más propensos a enojarnos con ellos. (Rab Eliahu Lopian, Lev Eliahu, Volumen I, página 31).


3. Ibid. – La persona enojada no puede educar a otros.

Incluso si una persona que se enoja mucho posee Torá y buenos actos, las otras personas no pueden aprender de él.

הכעסן ... אפילו אם יש בידו תורה ומעשים טובים אין העולם למדים ממנו.


4. Basado en el Talmud Bavli, Guitin 6b con Rashi – Una persona enojada es comparada con un asesino.

Alguien que crea una atmósfera de miedo en su hogar debido a sus ataques de ira, es comparado con un asesino. Rashi explica que las otras personas se alejarán de su presencia con tanto miedo que no mirarán por dónde van y en consecuencia podrán caer en un pozo o para abajo de un puente.

En verdad, el enojo es aún más peligroso que lo que describe la fuente anterior. Sólo piensa cuántas vidas se han perdido en manos de personas enojadas en ataques de rabia en el camino o en actos de venganza.


5. Un Instructor de Manejo renunció luego de un incidente de “Rabia en el Camino”, www.nytimes, 16 octubre, 1997 – Un tercio de los accidentes automovilísticos fatales se deben a casos de “rabia en el camino”.

Un instructor de manejo renunció luego de ser acusado de haber obligado a uno de sus alumnos a perseguir a otro conductor que le cortó el paso y al alcanzarlo pegarle a esta persona.

El instructor, David C., 36, renunció el viernes luego de haber sido suspendido como consecuencia del incidente.

Más temprano, ese mismo día, la víctima de 23 años, Jon M. y su abogado dijeron que esperaban que el Sr. C. pudiera conservar su trabajo. El Sr. C. enseñó educación para la salud, educación física y Ciencia en la escuela media durante 11 años. El abogado del señor M. dijo: “Vemos aquí a una persona que es un excelente maestro y que puede llegar a hacer algo nada sabio. Nos preocupa mucho que el sistema escolar del condado pierda a un buen maestro”.

La policía dijo que el 19 de setiembre el Sr. C. se encontraba con dos alumnos cuando otro automóvil se les interpuso en el camino. El Sr. C. le dijo al alumno que estaba manejando que persiguiera al otro automóvil. Cuando lo alcanzaron, el Sr. C. bajó y le pegó al otro conductor, de acuerdo a la policía. El Sr. M. siguió viajando y el Sr. C. volvió a decirle a su alumno que lo persiguiera. Cuando el automóvil del Sr. C. fue detenido por superar el límite de velocidad, el Sr. M. se acercó y le contó al oficial lo que había ocurrido, dijo la policía. El estudiante que manejaba el vehículo no fue acusado.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras estima que un tercio de los accidentes fatales, en los cuales murieron 41,907 personas el año pasado, pueden ser atribuidos a ataques de “rabia del camino”. Este fenómeno ha sido identificado como un comportamiento agresivo e incluso violento por parte de algunos conductores que se enfurecen como consecuencia de los actos de otros conductores.



Parte C. Socavar el Crecimiento Personal y Espiritual
Analizaremos ahora de qué manera el enojo obstaculiza el desarrollo personal y espiritual de la persona, provocando que sea proclive a encerrarse dentro de un círculo destructivo de enojo y de comportamientos no productivos.
1. Orjot Tzadikim, Capítulo 12 – Una persona enojada no puede alcanzar ningún crecimiento espiritual.

El enojo aleja a la persona de todas las cosas buenas, [por ejemplo]: una persona enojada no tendrá en su corazón compasión hacia el pobre… El enojo evita que la persona pueda tener la intención correcta al rezar, y la Presencia Divina no puede reposar sobre alguien que está enojado…
Una persona enojada no puede aprender ni aceptar críticas constructivas, porque nadie estará dispuesto a revelarle sus fallas por temor a su furia. Incluso si alguien le reprocha, la persona no aceptará el reproche debido a su enojo…
En resumen, una persona que habitualmente se enoja no puede lograr nada positivo, a menos que disipe el enojo de su corazón.

הכעס מונע לב האדם מכל הטובות, כי כשאדם כועס אין לו לב לרחם על העניים. ... הכעס מבטל כוונת לב האדם בתפילה, ואין שכינה שורה מתוך הכעס.

... הכעסן מונע מעצמו מוסרים ותוכחות, כי אין אדם רשאי לגלות לו טעויותיו ודרכיו המכוערות, כי כל אדם יפחד ממנו להגיד לו עניניו, כי הוא ירגז עליו. ואפילו אם יוכיח אותו שום אדם, לא יקבל ממנו מתוך הכעס:


כללו של דבר: אין הכעסן מקבל שום מידה טובה, אם לא יסיר מלבו הכעס.


2. Rab Menajem Twersky, Meor Einaim (Chernobyl), apéndice (likutim) sobre Berajot 29b – En términos espirituales, el enojo es una trasgresión abarcadora.

Porque cada noche, en el momento en el cual el alma asciende, la Mano escribe todas las trasgresiones que la persona cometió durante ese día. Sin embargo, si ese día la persona se enojó, sólo se escribe este pecado y no es necesario registrar nada más. Todo está incluido en el enojo, porque el enojo lleva a todas las otras trasgresiones. Por lo tanto, el Talmud afirma que: “nada sale de su mano fuera del enojo” [Kidushin 41a] porque esto es todo lo que se escribe. (Obviamente los actos positivos de la persona también son vistos; pero estamos enfocando nuestra atención en la importancia de superar nuestros defectos).

שכל לילה בעת עליית הנשמות כותבת היד כל מה שחטא האדם בזה היום, והנה אם היה לו לב רגז באותו היום אינה כותבת היד אלא חטא רגזנותו, ואז אינה צריכה לכתוב יותר, מאחר דדא ביה כולה ביה בו זה מביא לכל העבירות. וזה "לא עלתה בידו", רצונו לומר לא עלתה ידו לכתוב אלא וכו'.

El judaísmo entiende que la persona está compuesta por un ietzer hatov, que es la inclinación a actuar bien y a construirse a uno mismo como un ser humano refinado; y un ietzer hará, que es la inclinación a actuar de manera negativa y autodestructiva. El objetivo de la vida es elegir actuar de acuerdo con el ietzer hatov y minimizar el control que el ietzer hará tiene sobre nuestros actos.


Sin embargo, si una persona es dominada por su ietzer hará hasta tal punto que ya no logra pensar racionalmente, entonces es comparada con alguien que “hace idolatría”. Esto se debe a que el ietzer hará lo domina. Su débil capacidad de eelegir cualquier cosa fuera de lo que el ietzer hará le dice que haga, lo convierte en un siervo del ietzer hará. El ietzer hará se convirtió para esa persona en una especie de dios que rige sobre ella y que decide cada acto que ella realiza.
3. Talmud Bavli, Shabat 105b – Cuando el enojo domina a una persona, ésta se ve sujeta a un “dios extraño”, que es la Inclinación al Mal que se encuentra dentro de cada uno.

Una persona que en medio de su enojo rasga sus ropas, rompe sus posesiones o esparce su dinero en un ataque de ira, es considerada como alguien que hace idolatría…
¿Cuál es el versículo que alude a esto? “No habrá dentro de ti un dios extraño, no te prosternarás ante un dios ajeno” [Tehilim/Salmos 81:10]. ¿Cuál es el “dios extraño” que se encuentra dentro del hombre? Es su Ietzer Hará [la autodestructiva Inclinación al Mal. Cuando una persona se enoja, se convierte en un esclavo de la Inclinación al Mal que está dentro de ella].

המקרע בגדיו בחמתו, והמשבר כליו בחמתו, והמפזר מעותיו בחמתו, יהא בעיניך כעובד עבודה זרה ...

מאי קראה? "לא יהיה בך אל זר ולא תשתחוה לאל נכר". איזהו אל זר שיש בגופו של אדם? הוי אומר זה יצר הרע.





4. Mishlei (Proverbios) 29:22; Rabenu Iona ibid. – No sólo que el enojo es negativo, sino que además conduce a toda clase de comportamientos negativos sin nada que lo limite.

“Un hombre irascible provoca peleas y un hombre furioso está lleno de transgresiones”.
Rabenu Iona:

El enojo es un tremendo mal para la mayoría de las personas en la mayoría de las ocasiones. Los Sabios afirmaron que alguien que está enojado es considerado como si estuviera hacienda idolatría, porque hoy la Inclinación al Mal es la que le dice que actúe mal en determinada manera y mañana le dirá que haga idolatría.


Los Sabios también afirmaron que aquel que se enoja se ve involucrado con toda clase de malos actos y de trasgresiones, porque el enojo conduce hacia las trasgresiones y no hay un límite para lo mala que puede llegar a ser esta cualidad.

אִישׁ אַף יְגָרֶה מָדוֹן וּבַעַל חֵמָה רַב פָּשַׁע.

רבינו יונה

ענין הכעס ברוב הפעמים וברוב בני אדם הוא רעה רבה, כמו שנאמר איש אף יגרה מדון ובעל חמה רב פשע. ואמרו רז"ל (זוהר בראשית כז, ע"ב) כל הכועס כאילו עובד עבודה זרה. כי היצר אומר לו היום עשה כך ולמחר אומר לו לך עבוד ע"ז.

ועוד אמרו כל הכועס כל מיני עבירות תלויין בו, כי מתוך הכעס בא לעשות כל העבירות, ואין תכלית לרעת המדה ההיא.



5. Rab Iosef Guiktilia, Sefer HaMashalim, Número 76 – El enojo vuelve a la persona vulnerable ante la atracción de la Inclinación al Mal.

¿Con qué puede compararse el enojo? A una puerta sin cerradura delante de un ladrón. La explicación de esta [parábola] es que mientras la luz de la sabiduría brilla dentro de la persona, ésta es similar a una casa fuerte y bien protegida con cerrojos de hierro, en la cual el ladrón –el Ietzer Hará- no puede ingresar. Pero si en una de las paredes de la casa se abre una brecha, entonces el ladrón será capaz de entrar. De la misma manera, cuando una persona está clamada y compuesta y no es proclive a sufrir exabruptos de ira por cada cosa que sucede, entonces no hay ninguna apertura para que la Inclinación al Mal pueda llegar a dominarla.
Sin embargo, si la persona está enojada, la Inclinación al Mal encuentra un punto por el cual puede ingresar y tentar a la persona para cometer otras trasgresiones. Porque el enojo es la causa de las discusiones, de las peleas y de los asesinatos y de las personas que abandonan la fe.

למה הכעס דומה לפני יצר הרע - לפרצה לפני הגנב: פירוש, בעוד שאור החכמה מאיר בגוף הרי הגוף דומה אצל יצר הרע לבית שכתליו בריאים ומנעוליו חזקים שאין לגנב דרך להכנס לבית, ואם נפרץ כותל אחד שבבית הרי מצא הגנב פירצה ליכנס לבית, כן בהיות האדם מיושב בדעתו ואינו מתקומם לכל דבר לכעוס אין דרך ומקום ליצר הרע למשול בו,
ואם הוא כועס הרי מצא יצר הרע פרצה להכנס לפתותו לעשות עבירות, שהרי הכעס הוא סיבת המריבות והמכות והרציחות ויציאה מן הדת.

Esta sección puede resumirse con la siguiente fuente:


6. Talmud Bavli, Kidushin 40b-41a – Una persona no llega a ningún lado cuando se enoja y se queda con las consecuencias destructivas de su enojo.

Bar Kafra dijo, “A la persona enojada no le queda nada fuera de su propio enojo”.

דרש בר קפרא: רגזן - לא עלתה בידו אלא רגזנותא.




Temas Claves de la Sección I.


  • No hay ninguna parte de la vida de la persona que no se vea afectada de manera negativa debido al enojo.



  • Con respecto a la persona misma, ésta pierde su nivel espiritual e intelectual, relegándose a sí misma a una “vida que no es vida”, en la cual –lamentablemente- los logros personales se le escapan de las manos.




  • A nivel social, los males que trae el enojo son evidentes por si mismos, provocando que la persona despierte sentimientos de desagrado y que sea rechazada.




  • A nivel espiritual, el enojo lleva a que la persona sea vulnerable para caer en toda clase de trasgresiones y se prive a si misma de toda posibilidad de crecimiento y de realización personal.




  • Desde la perspectiva de la Torá, el defecto del enojo implica algo mucho más profundo que una mera peculiaridad del carácter con la cual es posible aprender a convivir. Cuando una persona pierde el control a causa de la furia, los Sabios nos dicen que hay “alguien más” en control. Al transferir las riendas del poder de su ser consciente al ietzer hará, la persona despega sus actos de D’os, e incluso de la “semejanza Divina” de acuerdo a la cual el hombre fue creado.


Sección II. Los Beneficios de la Paciencia
En absoluto contraste con la naturaleza destructiva del enojo, la paciencia es calma y constructiva. Al mantenerse calma en todo momento, la persona es capaz de evitar reacciones irreflexivas y puede actuar de manera constructiva bajo todas las circunstancias. Por lo tanto, no es sorprendente que muchos de los grandes Sabios hayan sido famosos por su extraordinaria paciencia.
1. Talmud Bavli, Shabat 30b-31a – Hilel fue el líder de la generación y no pudo ser alterado ni siquiera por alguien que se había propuesto el objetivo de llegar a enojarlo formulándole preguntas tontas en un atareado erev Shabbat.

Una vez dos personas realizaron una apuesta: “El que logre hacer enojar a Hilel recibirá cuatrocientos zuz”. Uno de ellos dijo: “Yo voy a ir hoy para hacerlo enojar”.
Era erev Shabat, Hilel se estaba lavando el cabello. El hombre se acercó a la puerta de la casa de Hilel y gritó: “¿Quién es Hilel? ¿Quién es Hilel?”
Hilel se envolvió y salió a su encuentro diciendo: “Hijo mío, ¿qué necesitas?”
“Tengo una pregunta para formularte”, le dijo.
“Pregunta, hijo mío”
Entonces le preguntó: “¿Por qué la cabeza de los babilonios es tan redonda?”
“Hijo mío, has formulado una pregunta muy importante” –le dijo-. “Se debe a que no tienen parteras muy hábiles”.
[El hombre volvió otras dos veces con más preguntas similares y cada vez Hilel le respondió pacientemente. Finalmente, el hombre le dijo:]
“Tengo muchas preguntas para hacerte, pero temo que vayas a enojarte”.
Hilel ajustó su bata, se sentó delante de él y le dijo: “Pregúntame todo lo que quieras”.

“¿Tú eres el Hilel al que llaman el Líder de Israel”?


“Sí,” respondió Hilel.
“Si eres tú, entonces que no haya muchos más como tú en Israel” –dijo el hombre.
“¿Por qué dices eso, hijo mío?” –le preguntó Hilel.
“¡Porque por tu culpa he perdido cuatrocientos zuz!”

מעשה בשני בני אדם שהמרו זה את זה אמרו כל מי שילך ויקניט את הלל יטול ארבע מאות זוז אמר אחד מהם אני אקניטנו.

אותו היום ערב שבת היה והלל חפף את ראשו הלך ועבר על פתח ביתו אמר מי כאן הלל מי כאן הלל?


נתעטף ויצא לקראתו. אמר לו בני מה אתה מבקש?


אמר לו שאלה יש לי לשאול.
אמר לו שאל בני שאל.
מפני מה ראשיהן של בבליים סגלגלות?

אמר לו בני שאלה גדולה שאלת מפני שאין להם חיות פקחות ...

אמר לו שאלות הרבה יש לי לשאול ומתירא אני שמא תכעוס.
נתעטף וישב לפניו אמר לו כל שאלות שיש לך לשאול שאל.
אמר לו אתה הוא הלל שקורין אותך נשיא ישראל?
אמר לו הן.
אמר לו אם אתה הוא לא ירבו כמותך בישראל.

אמר לו בני מפני מה אמר לו?


מפני שאבדתי על ידך ארבע מאות זוז.

El propósito de esta historia es inspirarnos para esforzarnos en lograr el nivel de paciencia y de humildad de Hilel. A partir del ejemplo de Hilel, aprendemos que una persona debe estar preparada para responder con calma a preguntas que se le formulen aún en las situaciones más difíciles. Sin importar lo molesto que sea quien pregunta, debemos ser amables y hablarle con un tono placentero y afectuoso. (Oraj Mishorim 7:15). La siguiente fuente demuestra de qué manera la paciencia y la calma pueden ser la causa que acerque a las personas a D’os y a la espiritualidad.


2. Talmud Bavli, Shabat 31a – La suavidad y la paciencia de Hilel acercó a muchas personas a D’os.

En una ocasión un no judío fue a hablar con Shamai y le dijo: “Conviérteme con la condición de que me enseñes toda la Torá mientras estoy parado sobre un solo pie”. [Shamai] lo empujó con la regla de constructor.
Fue entonces a ver a Hilel, quien lo convirtió. Hilel le dijo: “Aquello que aborrezcas, no se lo hagas a tu vecino: esa es toda la Torá, mientras que el resto es comentario. Ahora ve y estúdiala”.
Un tiempo después se encontraron tres conversos. Ellos dijeron: “La rigurosidad de Shamai trató de alejarnos del mundo, pero la suavidad de Hilel nos llevó debajo de las alas de la Presencia Divina”.

מעשה בנכרי אחד שבא לפני שמאי אמר לו גיירני על מנת שתלמדני כל התורה כולה כשאני עומד על רגל אחת. דחפו באמת הבנין שבידו.

בא לפני הלל גייריה. אמר לו דעלך סני לחברך לא תעביד זו היא כל התורה כולה ואידך פירושה הוא זיל גמור:


...לימים נזדווגו שלשתן למקום אחד. אמרו קפדנותו של שמאי בקשה לטורדנו מן העולם ענוותנותו של הלל קרבנו תחת כנפי השכינה.




3. Rab Simja Zisel de Kelm, Jojma uMusar Volumen I, página 433 – La paciencia es la raíz de todas las virtudes.

Sería ideal que nos acostumbráramos al atributo de la paciencia, porque la paciencia es la fuente de todos los buenos rasgos del carácter y de la calma interior y es la raíz de todas las virtudes.

מי יתן ונתרגל במידת הסבל, כי זה שורש כל המידות והמנוחה והשורש כל המעלות.


4. Talmud Bavli, Ioma 23a, Jidushei Ritva ibid. – La virtud de aquellos que no responden a los insultos y se mantienen calmos.

Quienes son insultados pero no devuelven insultos, quienes oyen que se los avergüenza pero no responden… sobre ellos dice el versículo “Aquellos que Lo aman serán como el poderoso sol naciente” [Shoftim/Jueces 5:31].
Jidushei Ritva:

[En relación al versículo de Shoftim] se lo puede explicar con el versículo: “El sabio brillará con el resplandor de los cielos” [Daniel 21:3]: la persona que sabiamente no responde con enojo cuando es insultada, demuestra gran humildad y una extraordinaria fuerza interior. Esta persona se encuentra por encima de todo lo que la rodea [y nada la afecta, tal como el sol se encuentra por encima de todo en la tierra]. Por lo tanto, la recompensa de esta persona es comparada con el objeto más grande y elevado que conocemos, que es el “poderoso sol naciente”.



הנעלבין ואינן עולבין שומעין חרפתן ואינן משיבין ... עליהן הכתוב אומר "וְאֹהֲבָיו כְּצֵאת הַשֶּׁמֶשׁ בִּגְבֻרָתוֹ".


חידושי הריטב"א:

... זה כמו שנאמר "וְהַמַּשְׂכִּלִים יַזְהִרוּ כְּזֹהַר הָרָקִיעַ", ומפני שזו ענוה וחסידות גדולה שהיא למעלה מן הכל, דימה שכרם לגדול שבכולם, דהיינו "כצאת השמש בגבורתו" שתרגם אותו יונתן שהוא מה שאמר הכתוב ואור החמה יהיה שבעתים.


Como veremos en la siguiente fuente, mantenerse calmo no sólo es digno de elogio, sino que nuestras palabras son más efectivas cuando son pronunciadas de una manera calma.


5. Kohelet 9:17 – Las palabras del sabio, pronunciadas con calma, son aceptadas.

Las palabras del sabio pronunciadas de una manera gentil son aceptadas más fácilmente que los gritos de un gobernante sobre los tontos.

דברי חכמים בנחת נשמעים מזעקת מושל בכסילים:

La persona sabia mantiene el control bajo todas las circunstancias. Él escucha con cortesía y en silencio cuando los demás le hablan. Piensa antes de hablar, permitiéndose tomarse algunos momentos para pensar antes de ofrecer su calma respuesta (Rab Abraham Feuer, A Letter for the Ages, página 29). La siguiente historia es un ejemplo de lo que acabamos de decir:


El hijo de un Rabino fue a visitar al Rab Jaim Ozer Grodzenski, el Rab de Vilna, y trató de persuadirlo para que influyera sobre cierta comunidad para que aceptaran a su padre como Rabino de la misma. El Rab Jaim Ozer no consideró que esa persona mereciera recibir un puesto tan prominente y cortésmente se negó a interceder. El hijo comenzó a hablar de manera dura e insolente y siguió insistiendo para que el Rab Jaim Ozer cumpliera con lo que le estaba pidiendo. Pero el Rab Jaim Ozer se mantuvo callado y no le respondió. Cuando las palabras de esta persona ya estaban llegando a ser demasiado extremas, el Rab Jaim Ozer y otro estudioso que lo estaba visitando, salieron de la habitación. El otro estudioso comentó: “Rab, la paciencia y la tolerancia tienen un límite. ¿Por qué no le dijo algo a este joven tan maleducado?”
El Rab Jaim Ozer respondió con calma: “Él está tratando de ayudar a su padre. Si bien mi sentido de responsabilidad hacia esa comunidad no me permite acceder a su pedido, aún así no tengo derecho de quejarme sobre esta persona y sobre sus palabras. Después de todo, él estaba motivado por el deseo de ayudar a su padre” (Rab Zelig Pliskin, Gateway to Happiness, página 206 - Las Puertas de la Felicidad).


Temas Claves de la Sección II:


  • Los Sabios resaltan la virtud de la paciencia. Además de ser un gran valor en sí misma, la paciencia es una pieza vital para continuar adelantando en todas las áreas del crecimiento y de los logros personales. Por lo tanto resulta natural que los Sabios del Talmud fueran famosos por su excepcional paciencia.


Sección III. Herramientas Para Ayudarnos a Controlar el Enojo
En esta última sección analizaremos diversas estrategias para ayudarnos a combatir y a controlar el enojo.
Las Secciones I y II se refirieron a los aspectos negativos del enojo y a los aspectos positivos de la paciencia. Estudiar e integrar esta información constituye en sí mismo una estrategia para superar el enojo (Rab Jaim Shmulevitz, Sijot Musar, 5733, número 23).
En esta sección nos enfocaremos en dos clases de estrategias: (1) el desarrollo de hábitos positivos, y (2) el cambio de la manera en que pensamos.
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal