Corte suprema de justicia sala de casacion civil



Descargar 29.68 Kb.
Fecha de conversión20.10.2017
Tamaño29.68 Kb.

República de Colombia



Corte Suprema de Justicia

Sala de Casación Civil


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACION CIVIL
Conjuez Ponente:

DR. GUILLERMO MONTOYA PEREZ
Bogotá, D.C., Dieciséis (16) de Abril del año Dos Mil Siete (2007).
Discutido y aprobado en Sala de Conjueces realizada en la fecha indicada anteriormente.
Ref: Exp. N° 11001-02-04-000-2006-02879-01
Vista la actuación de la cual da cuenta el expediente en referencia, se decide sobre la acción de tutela instaurada por el Doctor Wenceslao José Mestre Castañeda contra la Corte Suprema de Justicia, Sala Plena.
ANTECEDENTES:
1° El Doctor Wenceslao José Mestre Castañeda solicitó, mediante comunicación de fecha 11 de agosto del año 2.006, a la Honorable Corte Suprema de Justicia, se le concediera la prórroga de seis (6) meses para continuar como Magistrado de la Sala Civil Familia del Tribunal Superior de Santa Marta, toda vez que para el 11 de octubre del año 2.006 cumpliría la edad de retiro forzoso señalada por el Decreto 1660 de 1.978. La solicitud tuvo por fundamento lo reglado por el artículo 130 del Decreto antes citado.
2° La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, en sesión extraordinaria del 30 de agosto del año 2.006, negó la prórroga solicitada por considerar que el caso del Magistrado Mestre Castañeda no correspondía a los supuestos de la norma invocada.
3° El Doctor Wenceslao José Mestre Castañeda, en comunicación del 12 de septiembre del año 2.006, reiteró la petición de prórroga estimando que habían cambiado las condiciones, en relación con la primera solicitud, porque ya había presentado formalmente la solicitud para que se le reconociera la jubilación ante la Caja Nacional de Previsión, circunstancia ésta que no se había dado para el momento en que hizo la primera solicitud.
4° De nuevo la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, en sesión ordinaria celebrada el 21 de septiembre del año 2.006, negó la solicitud y dispuso informarle al peticionario que debería hacer dejación del cargo a partir del 11 de octubre del año 2006.
5° Los argumentos de la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, para negar las peticiones del Doctor Mestre Castañeda, se encuentran en la interpretación que se hace del artículo 130 del Decreto 1660 de 1.978, en el sentido de considerar que sólo se tiene derecho a la prórroga si con anterioridad al cumplimiento de la edad de retiro forzoso se ha hecho, oportunamente, la solicitud para el reconocimiento y pago de la jubilación.
6° El Doctor Wenceslao José Mestre Castañeda, con fecha 9 de octubre del año 2.006, presentó acción de tutela contra la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, tutela que le fue repartida a la Sala Penal de la Honorable Corte, Sala que se declaró impedida en razón de haber participado en las decisiones relacionadas con la petición del Dr. Doctor Mestre Castañeda.
7° Integrada la Sala de Conjueces, se procedió a decidir, en primera instancia, la tutela interpuesta por el Dr. Mestre Castañeda. Con fecha 6 de diciembre del año 2.006 la Sala Penal acoge la pretensión de tutela al decidir: “… tutelar los derechos fundamentales a la igualdad y al trabajo del Doctor Wenceslao José Mestre Castañeda”.
8°. La Sala Penal procedió a “… ordenar a la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia que conceda, dentro de los tres (3) días hábiles siguientes a la notificación de esta sentencia, la prórroga de acuerdo con lo expuesto en la motivación; …”.
9° La providencia que tuteló los derechos del Dr. Mestre Castañeda tuvo salvamento de voto del Doctor Fernando Arboleda Ripoll, quien consideró que las normas invocadas, como fundamento de la pretensión de tutela, habían sido derogadas.
10° El Doctor Abdón Sierra Gutiérrez, quien reemplazó al Doctor Wenceslao José Mestre Castañeda en la Magistratura, impugnó la decisión de primera instancia.
11° El Presidente de la Corte Suprema de Justicia impugnó el fallo de primera instancia, por considerar que la situación del Doctor Mestre Castañeda no encajaba en el supuesto del artículo 130 del Decreto 1660 de 1.978.
12° A efectos de tramitar la segunda instancia se remitió el expediente a la Sala Civil de la Honorable Corte Suprema de Justicia, conforme consta en la providencia de 22 de enero del año 2007. Los Magistrados de la Sala Civil, por haber participado en las decisiones en contra de las peticiones del Doctor Mestre Castañeda, se declararon impedidos conforme aparece en la providencia del 26 de febrero del año 2.007.
13° En diligencia de 2 de marzo del año 2.007 se integró la Sala de Conjueces con los siguientes Magistrados: Dr. Alejandro Venegas Franco, Dr. Rafael Romero Sierra, Dr. Jorge Parra Benítez, Dr. Diego Moreno Jaramillo, Dr. Fernando Hinestrosa Forero, Dr. Rafael H. Gamboa Serrano y Dr. Guillermo Montoya Pérez, este último sorteado como ponente.

14° Las impugnaciones contra el fallo de primera instancia imponen, ahora, a la Sala de Conjueces decidir en segunda instancia, previas las siguientes…
CONSIDERACIONES:

Primera. La lógica, formal y jurídica, impone en primer lugar analizar si el tema controvertido es susceptible o no de ser resuelto, definitiva o provisionalmente, por la vía del Derecho de Amparo o Tutela. Si el análisis lleva a una respuesta positiva, se impone el estudio de la situación fáctica para resolver si se acoge o no la pretensión de Tutela. Por el contrario, si el análisis preliminar muestra que la vía de la Tutela no es la vía indicada debe rechazarse, el pedimento de Amparo, sin necesidad de entrar a valorar la situación misma.
Segunda. Se ha establecido, de manera reiterada, que las actuaciones de la Honorable Corte Suprema de Justicia pueden ser jurisdiccionales o administrativas; cuando éstas se presentan, la normatividad aplicable no puede ser otra que la propia de los actos administrativos, tanto en los aspectos sustantivos como en los aspectos procesales y procedimentales.
Tercera. La actividad de la Honorable Corte Suprema, cuando designa Magistrados o cuando determina que hay lugar a retiro forzoso, es una actividad netamente administrativa y como tal debe ser tratada. Sobre el punto hay múltiples referencias Doctrinales y Jurisprudenciales; por ejemplo lo afirmado por el Consejo de Estado en la providencia de fecha 26 de agosto de 2004, aportada al expediente por el Dr. Abdón Sierra G., providencia que en lo pertinente dice:
“El Tribunal Administrativo de Cundinamarca, declaró improcedente la acción de tutela por las siguientes razones:

El actor censura el acto administrativo a través del cual se dispuso su retiro del servicio como Magistrado de la Sala Penal del Tribunal Superior de Valledupar, constituye la citada decisión un acto administrativo cuya legalidad de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 83 del C.C.A., es susceptible de control jurisdiccional.”


Cuarta. La decisión impugnada al constituir un acto administrativo debe ser atacada, si a ello hay lugar, utilizando los medios señalados por el Código Contencioso Administrativo. De nuevo se trae por ser aplicable al caso subjudice lo que señaló el Consejo de Estado en la providencia ya citada:
“En ese contexto, es claro que existe otro medio de defensa judicial idóneo y eficaz, por medio del cual el actor puede controvertir la legalidad de la decisión.”
Quinta. Al establecerse que la actuación cuestionada constituye un acto administrativo, el actor estaba obligado a agotar lo señalado en el artículo 152 del Código Contencioso Administrativo que le permite, además, solicitar como Medida Cautelar la suspensión provisional de los efectos del acto administrativo impugnado.
Sexta. Debe resaltarse que la Constitución vigente no consagró la acción de Tutela como una vía judicial de carácter primario sino que vino a calificarla como subsidiaria. Así las cosas al actor, en el caso que aquí se estudia, le estaba vedada la vía del Derecho de Amparo ante la posibilidad de acudir a la vía contencioso administrativa.
Séptima. De acuerdo con lo anotado se impone revocar el Amparo concedido en primera instancia.
DECISION

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, en Sala de Casación Civil y Agraria integrada por Conjueces, administrando justicia en nombre de la REPUBLICA y por autoridad de la ley,
RESUELVE:

Primero. Revocar la decisión tomada por la Sala Penal integrada por Conjueces, de la Honorable Corte Suprema de Justicia, que tuteló los derechos invocados por el Doctor Wenceslao José Mestre Castañeda.
Segundo. Negar, en consecuencia, por improcedente, el Amparo demandado por el Dr. Wenceslao José Mestre Castañeda.
Tercero. Notifíquese lo aquí decidido, mediante comunicación telegráfica, a todos los interesados.
Cuarto. Remítase el expediente a la Corte Constitucional para su eventual revisión.
NOTIFIQUESE Y CUMPLASE
GUILLERMO MONTOYA PÉREZ

RAFAEL H. GAMBOA SERRANO

FERNANDO HINESTROSA FORERO

DIEGO MORENO JARAMILLO

JORGE PARRA BENÍTEZ

RAFAEL ROMERO SIERRA

ALEJANDRO VENEGAS FRANCO

Exp. 11001-02-04-000-2006-02879-01



La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal