CP/acta 1673/08 24 noviembre 2008



Descargar 252.1 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión03.05.2017
Tamaño252.1 Kb.
  1   2   3   4   5   6


OEA/Ser.G

CP/ACTA 1673/08

24 noviembre 2008

ACTA
DE LA SESIÓN ORDINARIA
CELEBRADA
EL 24 DE NOVIEMBRE DE 2008

Aprobada en la sesión del 4 de noviembre de 2009


ÍNDICE


Página
Nómina de los Representantes que asistieron a la sesión 1
Aprobación del proyecto de orden del día 2
Intervención de la Delegación de Venezuela sobre los

resultados de las elecciones regionales celebradas recientemente

en ese país 3
Vulnerabilidad y desastres en Centroamérica y el Caribe 4
Sostenibilidad ambiental: Una esperanza en la lucha contra la pobreza 30
Cuarta Asamblea del Fondo para el Medio Ambiente Mundial,

a celebrarse en Punta del Este, Uruguay, en 2010 37


Informe de la Presidenta de la Comisión sobre

Gestión de Cumbres Interamericanas y Participación de la

Sociedad Civil en las Actividades de la OEA sobre

solicitudes de organizaciones de la sociedad civil 37


Transmisión de documento a Comisión 38
Palabras del Representante de Bolivia sobre la nota diplomática

US 122-B enviado por la Misión Permanente de los Estados Unidos 38

DOCUMENTOS CONSIDERADOS EN LA SESIÓN

(SE PUBLICAN POR SEPARADO)

CP/INF.5754/08, Nota de la Misión Permanente de Honduras solicitando la inclusión de un tema en la agenda del Consejo Permanente
CP/CISC-390/08, Informe del Presidente mediante el cual transmite las recomendaciones de la Comisión sobre las Solicitudes de las Organizaciones de la Sociedad Civil para Participar en las actividades de la OEA, de conformidad con el artículo 6 de las Directrices [CP/RES. 759 (1217/99)]

CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS


ACTA DE LA SESIÓN ORDINARIA

CELEBRADA EL 24 DE NOVIEMBRE DE 2008

En la ciudad de Washington, a las once y cuarenta del lunes 24 de noviembre de 2008, celebró sesión ordinaria el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos. Presidió la sesión el Embajador Reynaldo Cuadros Anaya, Representante Permanente de Bolivia y Presidente del Consejo Permanente. Asistieron los siguientes miembros:
Embajador Denis G. Antoine, Representante Permanente de Grenada

Embajador Izben C. Williams, Representante Permanente de Saint Kitts y Nevis

Embajador Rodolfo Hugo Gil, Representante Permanente de la Argentina

Embajadora Deborah-Mae Lovell, Representante Permanente de Antigua y Barbuda

Embajador Aristides Royo, Representante Permanente de Panamá

Embajador Duly Brutus, Representante Permanente de Haití

Embajador Manuel María Cáceres Cardozo, Representante Permanente del Paraguay

Embajador Carlos Sosa, Representante Permanente de Honduras

Embajadora María del Luján Flores, Representante Permanente del Uruguay

Embajador Camilo Ospina, Representante Permanente de Colombia

Embajador Graeme C. Clark, Representante Permanente del Canadá

Embajador Jacques R. C. Kross, Representante Permanente de Suriname

Embajador Denis Ronaldo Moncada Colindres, Representante Permanente de Nicaragua

Embajador Efrén A. Cocíos, Representante Permanente del Ecuador

Embajador Gustavo Albin, Representante Permanente de México

Embajador José Enrique Castillo Barrantes, Representante Permanente de Costa Rica

Embajador Héctor Morales, Representante Permanente de los Estados Unidos

Embajador Jorge Skinner-Klée, Representante Permanente de Guatemala

Embajadora La Celia A. Prince, Representante Permanente de San Vicente y las Granadinas

Embajador Nestor Mendez, Representante Permanente de Belize

Tercera Secretaria Judith Anne Rolle, Representante Interina del Commonwealth de Dominica

Embajador Luis Menéndez-Castro, Representante Interino de El Salvador

Ministra Consejera Mayerlyn Cordero Díaz, Representante Interina de la República Dominicana

Ministro Consejero Lineu Pupo De Paula, Representante Interino del Brasil

Ministra Consejera Rhoda M. Jackson, Representante Interina del Commonwealth

de las Bahamas

Ministra Consejera Carmen Luisa Velásquez de Visbal, Representante Interina de Venezuela

Ministro Orlando Velorio, Representante Interino del Perú

Tercera Secretaria Carla Poletti Serafini, Representante Alterna del Paraguay

Ministra L. Ann Scott, Representante Alterna de Jamaica

Consejera Frances Seignoret, Representante Alterna de Trinidad y Tobago

Ministro Consejero William Torres Armas, Representante Alterno de Bolivia

Ministro Consejero Christian Rehren, Representante Alterno de Chile

También estuvieron presentes el Secretario General de la Organización, doctor José Miguel Insulza, y el Secretario General Adjunto, Embajador Albert R. Ramdin, Secretario del Consejo Permanente.

El PRESIDENTE: Vamos a dar inicio a esta sesión ordinaria del Consejo Permanente, que fue convocada para considerar los asuntos que aparecen en el orden del día, documento que tienen ante ustedes CP/OD.1673/08.
Vamos nada más a sugerirles que para no perder las buenas costumbres y en base a la reflexión que nos ha hecho el Canciller de Honduras antes de empezar nuestra sesión, y ante la amenaza del Embajador de Argentina, podamos hacer nuestra meditación antes del inicio de nuestra sesión. Tenemos temas muy importantes que cubrir y, obviamente, una apropiada atmósfera espiritual nos va a permitir trabajar adecuadamente. Así que les invito, por favor, a hacer sus meditaciones y en un par de minutos podemos entrar al análisis del orden del día.
[Se observa un momento de silencio.]
Muchas gracias.

APROBACIÓN DEL PROYECTO DE ORDEN DEL DÍA


El PRESIDENTE: Tienen ante ustedes el proyecto de orden del día.
[El proyecto de orden del día contiene los siguientes puntos:


  1. Aprobación del orden del día (CP/OD.1673/08)




  1. Vulnerabilidad y Desastres en Centroamérica y el Caribe

  • Nota de la Misión Permanente de Honduras (CP/INF. 5754/08)




  1. Sostenibilidad ambiental: Una esperanza en la lucha contra la pobreza

  • Presentación por el señor Alexander Petroff




  1. Informe de la Presidenta de la Comisión sobre Gestión de Cumbres Interamericanas y Participación de la Sociedad Civil en las Actividades de la OEA sobre solicitudes de organizaciones de la sociedad civil (CP/CISC-390/08)




  1. Transmisión de documento:

  • Resultado del debate sobre el párrafo dispositivo 10 de la resolución AG/RES. 2372 (XXXVIII-O/08) “Coordinación del Voluntariado en el Hemisferio para la Respuesta a los Desastres Naturales y la Lucha contra el Hambre y la Pobreza – Iniciativa Cascos Blancos” (CP/CSH-1039/08)




  1. Otros asuntos.]

Si no hubiera observaciones damos por aprobado el orden del día.

INTERVENCIÓN DE LA DELEGACIÓN DE VENEZUELA SOBRE LOS

RESULTADOS DE LAS ELECCIONES REGIONALES CELEBRADAS RECIENTEMENTE



EN ESE PAÍS
El PRESIDENTE: La Delegación de Venezuela pidió el uso de la palabra. Ministra Velásquez, por favor.
La REPRESENTANTE INTERINA DE VENEZUELA: Gracias, Presidente.
Estamos de acuerdo con el orden del día. Solo quisiera pedirle su autorización y la de la Sala para referirme muy brevemente, y al inicio de esta sesión, a los resultados de las elecciones regionales celebradas ayer en mi país. Si me permite, Presidente, seré muy breve.
El PRESIDENTE: Muchas gracias. Si no hay objeción de alguna de las delegaciones entonces quisiéramos, primero, felicitar a Venezuela por su proceso democrático y estaríamos prestos a escuchar su presentación.
Ministra Velásquez, tiene la palabra.
La REPRESENTANTE INTERINA DE VENEZUELA: Gracias, Presidente.
Lo primero a destacar, Presidente, es el alto nivel de participación que hubo en mi país. Fue una jornada ejemplar en la que participó el 65.45% de la población apta para votar, el más alto porcentaje de participación registrado en los últimos años en una elección regional y local. Ese hecho demuestra que en mi país, en la República Bolivariana de Venezuela, se ejerce plenamente la democracia participativa.
Nuestro Presidente Hugo Chávez Frías expresó que la disminución de los índices de abstención representa un éxito para la democracia bolivariana y participativa. Reinó un ambiente de respeto y civismo. Como se desarrolló este proceso, demuestra que en Venezuela existe siempre un sistema democrático, participativo...
El PRESIDENTE: Perdón. Tenemos que habilitar la traducción al francés que no está llegando a la Delegación de Haití. Vamos a pedir un momento para que esto funcione. Ahora sí. Continúe, por favor.
La REPRESENTANTE ALTERNA DE VENEZUELA: Muy brevemente, para resumir, que hubo 65.45% de participación de los venezolanos en este proceso regional, el más alto en los últimos años en una elección de este tipo. El Presidente Hugo Chávez expresó que esta disminución de abstención representa un éxito para la democracia bolivariana y participativa.
Reinó un ambiente de respeto y civismo, lo que demuestra que en Venezuela existe un sistema democrático, participativo, trasparente, confiable, y con independencia de poderes.
El sistema electoral venezolano es uno de los más modernos del mundo. Es auditable y abierto. En todas sus fases participaron la totalidad de las agrupaciones políticas. Orgullosos nos sentimos los venezolanos de ser una de las democracias donde se han celebrado elecciones casi todos los años. De hecho, el año que viene tenemos una nueva elección, lo que le da mayor legitimidad al Gobierno constitucional y bolivariano del Presidente Hugo Chávez.
Este resultado es un mensaje para quienes han querido proyectar la imagen de que en Venezuela hay una dictadura. Deseamos que los medios de comunicación reflexionen en este sentido. Hacemos un llamado a quien pueda interesar a respetar la voluntad de los pueblos como depositarios de la soberanía de nuestros países. Los procesos electorales de Nicaragua, Bolivia y Venezuela son expresiones de esa voluntad y ella, esta voluntad, debe ser respetada.
Finalmente, en Venezuela seguiremos avanzando para lograr la justicia social.
Gracias, señor Presidente; gracias, distinguidos colegas.
El PRESIDENTE: Muchas gracias, Ministra Velásquez. Nos alegra mucho saber que este proceso ha culminado exitosamente. Todos celebramos esta fiesta democrática. Me permito sugerir a los Estados que quieran hacer comentarios adicionales que nos podemos referir a ellos en el tratamiento de “Otros asuntos”, para poder dar curso al orden del día como estaba proyectado.

VULNERABILIDAD Y DESASTRES EN CENTROAMÉRICA Y EL CARIBE


El PRESIDENTE: En este sentido, quisiera que a continuación consideremos el tema “Vulnerabilidad y desastres en Centroamérica y el Caribe”, incluido en nuestro orden del día por solicitud de la Misión Permanente de Honduras, mediante la nota distribuida como documento CP/INF.5754/08.
Para iniciar la consideración del tema, me es grato ofrecer el uso de la palabra al Embajador Carlos Alejandro Sosa Coello, Representante Permanente de Honduras. Embajador Sosa, tiene usted la palabra.
El REPRESENTANTE PERMANENTE DE HONDURAS: Muchas gracias, señor Presidente.
Honduras solicitó abordar el tema “Vulnerabilidad y desastres en Centroamérica y el Caribe”, sin perjuicio de que los desastres naturales y la vulnerabilidad son problemas comunes a todo el Hemisferio.
Honestamente, quisimos tratar del Caribe y Centroamérica, probablemente porque nos atañe y nos afecta directamente, y uno no está exento de estos pequeños egoísmos y regionalismos. Pero sabemos también que en el resto del Continente hay desastres naturales y problemas a los cuales los conceptos que voy a verter son comunes y pueden ser aplicables. Basta citar los terremotos en Sudamérica o los incendios forestales en California.
Pero sobre lo que quiero hacer énfasis es en algunas cosas que podemos ir aplicando desde la Organización y que son un llamado de atención a todos los Estados pertenecientes a la misma, porque si bien es cierto que no podemos prever lo que va a hacer la naturaleza, sí hemos dado muestras de que el desastre cobra más víctimas, tanto en vidas humanas como en el daño económico, por algunos problemas estructurales y algunas conductas, que son humanas y son previsibles.

Señor Presidente, señores Representantes, la última catástrofe en Honduras que provocó 32 muertes, más de 16.500 personas desplazadas y un daño a la infraestructura de caminos, presas, incluso aeropuertos, no tenía ni siquiera la categoría de huracán. Era la tormenta tropical número 16; no tenía ni nombre. Y, sin embargo, nos hizo un daño tremendo.


Del análisis de esa situación propia de mi país quisiera sacar conclusiones que puedan ser útiles a todos los que compartimos, ya no el desastre natural anecdótico, sino lo que ya se ha dado en llamar en los círculos meteorológicos la temporada de huracanes en el Caribe.
Eso ya no es una cosa desastrosa que se presenta con un intervalo de años. No. Eso es todos los años. Todos los años soplan los huracanes en el Caribe y Centroamérica, precisamente en aquellas naciones miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y no es tanto el daño del huracán en sí, de la fuerza de los vientos, de la velocidad de los mismos, sino del incremento de las lluvias. El cambio climático universal se hace sentir en el Caribe y Centroamérica de manera muy enfática con ese aumento de la precipitación pluvial que deviene en desastres. Desastres que, de alguna manera pueden ser, si no evitados totalmente, sí paliados de manera sustantiva si ponemos en marcha algunos mecanismos y algunas medidas.
Nosotros hemos notado que el primer impacto es sobre las viviendas, viviendas que en muchos casos no están arquitectónicamente diseñadas para el embate de la lluvia. Pero, además, y esto en Honduras, el 66% de las viviendas que fueron objeto de desaparición y desastre en la última tormenta tropical eran viviendas edificadas en terrenos declarados inhabitables por las municipalidades, por el gobierno central y hasta por el Colegio de Ingenieros de Honduras.
¿Por qué nuestra gente construye en lugares que no son habitables? ¿Por la pobreza? Sí. ¿Porque no hay opciones alternativas de proyecto de vivienda o lugares designados por las municipalidades? Sí. Pero también es cierto que ahí hay una falta de cumplimiento de las regulaciones, de las leyes, de las ordenanzas municipales. ¿Por qué? Porque los alcaldes no quieren sacrificar el voto de estas personas que están viviendo en lugares declarados inhabitables. Y después vienen los derrumbes, las inundaciones, las pérdidas de vidas, porque alguna autoridad simplemente no hizo cumplir las regulaciones municipales.
Luego está el daño a las obras de infraestructura –las carreteras. Yo me pregunto si en mi país, que tenemos desde siempre que padecer estos problemas de precipitación pluvial exagerada durante una época del año, a tal punto que en la Costa Norte de Honduras ya se sabe que hay la época que se llama de “la llena”, porque se llena de agua el Valle de Sula, el Valle de Aguán; yo me pregunto ¿qué pasa con las carreteras, los puentes, las presas, la infraestructura hondureña que no tiene buenos desagües? Uno, probablemente, porque cuando contrataron estas obras no hubo el debido rigor en someter a la licitación pública las obras de infraestructura con los criterios y con los términos de referencia que incluyan un debido desagüe de las mismas.
Esto habla muy en alto a la necesidad de, a lo mejor, inventarse un mecanismo internacionalmente supervisado de licitaciones en cuanto a infraestructura se refiere. Y en cuanto a las otras obras, las obras de dragado del lecho de los ríos y a los bordos contenedores de los ríos que, por lo menos en el caso de Honduras, tienen alrededor de 60 o 70 años de estar en construcción y nunca se terminan, y nunca terminan por ser eficaces. Y eso tiene que ver con la falta de planificación, con licitaciones amañadas y con corrupción. Corrupción en licitaciones para lo cual tenemos un convenio firmado y ratificado por la mayoría de nuestros gobiernos y que debiese ser, de alguna manera, aplicada esta obligación internacional. Por eso quiero hacer referencia a este punto.
Y quiero hacer, finalmente, referencia al daño económico sobre la agricultura. Y aquí me pregunto ¿realmente estamos utilizando nuestras tierras para la agricultura con criterios científicos? ¿No estaremos teniendo caña de azúcar sembrada donde deberíamos de tener café, o viceversa? No les prestamos la debida atención a los expertos, a los científicos en el sector agropecuario que nos dicen para el caso, que no puede ser que el Valle de Sula, en Honduras, adonde vamos a tener el trigésimo noveno período ordinario de sesiones de la Asamblea General, sea utilizado para ganadería extensiva; probablemente las mejores tierras del país para criar ganado a una manzana por vaca, cuando estas tierras pudieran ser aplicadas para otros fines mucho más rentables. Y sobre eso también hay convenios internacionales. Y sobre eso también hay convenciones que no estamos cumpliendo.
Este llamado de atención lo hago en ese sentido, porque yo sí creo que desde la Organización podemos empezar a crear conciencia, a disminuir nuestra vulnerabilidad en esos rumbos. Para eso no se necesitan actos de magia, simplemente el cumplimiento de nuestras obligaciones internacionales y el cumplimiento de nuestra propia legislación interna.
La Secretaría General lleva a cabo un esfuerzo técnico muy loable en este sentido. Hay toda una oficina dedicada a la disminución de riesgos. Y no sé si nosotros hacemos las debidas consultas o tenemos la debida relación estrecha y de cooperación con las personas de disminución de riesgos, que trabaja con la Secretaría General y que hace un trabajo muy bueno, por cierto, pero que no necesariamente siempre aprovechamos los gobiernos. Y no necesariamente cooperamos.
Hay un convenio sobre la disminución de riesgos que solo ha sido firmado y ratificado por tres naciones, o algo así, de las 34 del Hemisferio. Y yo me pregunto si los otros, los del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y el Caribe, que somos los más afectados, ya firmamos este convenio y lo ratificamos.
Este es un momento de hacer un llamado en ese sentido, de prestar atención a lo ya existente. No inventemos maravillas nuevas. Cumplamos con lo ya existente. Firmemos, ratifiquemos, colaboremos con la Secretaría General en este sentido. Tratemos, en lo posible, de tener una capacidad instalada permanente para combatir estos desastres naturales.
Yo me pongo a pensar si nosotros no necesitaremos de una especie de fuerza de tarea que esté permanentemente habilitada con maquinaria, con transporte, con medicinas, con alimentos no perecederos, para acudir en ayuda de cualquiera de nosotros, que ya se sabe que, cíclicamente, todos los años tenemos los problemas de los huracanes y la precipitación pluvial.
Y aquí cabe otra reflexión. Cada vez que hay un desastre de estos, venimos aquí, nos solidarizamos con el Estado que lo está padeciendo, y la Secretaría General le da una plata y los otros gobiernos, de acuerdo a la magnitud de la tragedia y la capacidad de alarma que tengan nuestros gobiernos; así se nos ayuda o no se nos ayuda.
Pero, señores Representantes, señor Presidente, en Honduras solemos decir que “no se puede hacer chocolate sin cacao”, y eso nos obliga a meditar nuevamente sobre el Fondo Interamericano de Asistencia para Situaciones de Emergencia (FONDEM). Aparte de que alguien quería por ahí destinar fondos de emergencias para suplir el déficit presupuestario de la Organización, yo me pongo a pensar; ¿realmente existe el FONDEM? ¿Nosotros tenemos consciencia plena de cuánto hay ahí y si estamos contribuyendo al mismo?
Todos sabemos de las limitaciones presupuestarias. En mi país, por ejemplo, en los últimos tres meses del año no se pueden hacer erogaciones. Pero, modestamente, quiero anunciar que Honduras ya ha incluido en su proyecto-presupuesto para el 2009 una donación para el FONDEM y otra donación para la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD). Modestas, simbólicas quizás, pero que las vamos a incluir en nuestro presupuesto para el 2009.
Yo me pregunto ¿cómo estamos con FONDEM? ¿Cuánto hay ahí? No solo lo queríamos manosear, sino que además no sé si esta es una figura contable o realmente existe la plata en el FONDEM. Estoy seguro que el Embajador Aristides Royo comparte conmigo esa preocupación acerca del FONDEM porque él es el Presidente de la Comisión de Asuntos Administrativos y Presupuestarios (CAAP).
Entonces, para hacer esta reflexión y estos llamados, y anunciar que Honduras va a hacer una modesta contribución a FONDEM el año próximo, y otra a la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas, es que pedí la palabra y, más que venir aquí a tratar de dar magisterio sobre un asunto que casi todos ustedes conocen mejor que yo, lo que quiero es llamar a la reflexión. Llamar a la reflexión en el cumplimiento de estas obligaciones internas e internacionales, y nuestra conducta como Estados, como gobiernos, que sea acorde con la gravedad de los hechos. Queremos las señales de vida que los tiempos reclaman.
Muchas gracias, señor Presidente.
El PRESIDENTE: Muchas gracias señor Embajador Sosa. Me parece muy pertinente su intervención y además su consulta.
Antes que las delegaciones hagan uso de la palabra, quisiera pedirle al Secretario General Adjunto, Albert Ramdin, que nos informe sobre la situación de FONDEM, de tal forma que las delegaciones que vayan a intervenir tengan un conocimiento de este Fondo.
Por favor, Embajador Ramdin, tiene usted el uso de la palabra.
El SECRETARIO GENERAL ADJUNTO: Thank you very much, Mr. Chairman. Distinguished ambassadors, distinguished representatives:
First of all, I would like to thank Ambassador Sosa Coello for bringing this important issue to the agenda of the Permanent Council. We have, as you know, raised the matter of natural disasters on many occasions, and many ambassadors have discussed it, so, clearly, it is important and needs to be addressed.
Mr. Chairman, I want to summarize the three mechanisms that exist in the General Secretariat of the Organization of American States with regard to natural disasters and the assistance to be provided to member states who so request.
First, as the result of a harmonizing exercise, we have brought together four different mechanisms into one consultative body, the Inter-American Committee on Natural Disaster Reduction (IACNDR). It is chaired by the Secretary General and is composed of the Organization of American States and other inter-American institutions relevant to the matter, such as the Pan American Health Organization (PAHO), the Pan American Development Foundation (PADF), and the Inter-American Development Bank (IDB).
As part of the activities of the Committee, the General Secretariat has been improving its relationship with other institutions in the Western Hemisphere. We can speak about this much more in detail, if you so wish, later on.
The second tool is the Inter-American Convention to Facilitate Disaster Assistance (IACFDA). This convention is in existence, but regretfully—and I have said this on previous occasions—only three of our 34 member states have ratified it. Now, that may seem to be a formality in the context of the reality that disasters do happen, but in the context of the ability of the Secretariat to respond to disasters and to mobilize resources, it is important that we demonstrate to multilateral and global institutions that the Convention has the full commitment of member states. It is important that all member states ratify the Convention because it helps the Secretariat to source funding, so I hope that the signing and ratification of the Convention will be included in your discussions and that a deadline is set for completing that process so that we can use the Convention as a tool in our resource mobilization efforts.
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal