CS, paraguay, sala constitucional, 2006/11/07. Watson’s sa s/ acción de inconstitucionalidad.



Descargar 7.9 Kb.
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño7.9 Kb.
CS, PARAGUAY, SALA CONSTITUCIONAL, 2006/11/07. WATSON’S SA S/ ACCIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD. (AC. Y SENT. Nº 1331).

Asunción, noviembre 7 de 2006.

¿Es procedente la acción de inconstitucionalidad deducida?

El Dr. Altamirano Aquino dijo: La Abog. E. B., en nombre y representación de la firma «Watson’s SA», plantea acción de inconstitucionalidad contra el Título II – «in fine» de la Ley Nº 125/91, referente al Impuesto Selectivo al Consumo y en especial contra el art. 106, Sección II, párr. 1, en cuanto grava el equivalente del 8 % (ocho por ciento), del producto denominado «agua mineral» de origen nacional.


Que, mediante la publicación de la Ley Nº 2421/04 «Reordenamiento Administrativo y Adecuación Fiscal» la Ley Nº 125/91 ha quedado derogada, con lo que se configura un caso de inexistencia de agravio actual de la citada Ley 125/91 hacia la accionante. Sin entrar a evaluar la razón o no de los argumentos expuestos por la recurrente, considero que la presente acción de inconstitucionalidad a la fecha, y relevando responsabilidad por la mora a la actual Excma. Corte ha perdido relevancia jurídica e interés práctico.
Puntualmente, la inexistencia de agravio actual significa que el gravamen no existe al momento que se resuelve la acción de inconstitucionalidad. Al respecto la doctrina señala: «Otra faceta interesante en materia de agravios no subsistentes se presenta cuando nuevas normas dejan sin efecto aquellas cuya constitucionalidad se discute por el recurso extraordinario. En tal hipótesis, el juicio de inconstitucionalidad sobre las normas derogadas se torna en principio inoficioso, como si la norma impugnada ya no se aplicara más al afectado» (vide: Sagüés, Néstor Pedro. Derecho procesal constitucional. Recurso extraordinario. Edit. Astrea, 4ª edición actualizada y ampliada, T. I, p. 509). Por su parte, sobre el tema: Desaparición sobrevenida del objeto, Ángel Gómez Montoro cita lo afirmado en la STC 96/1996 en cuyo fundamento jurídico 31º se dice literalmente que: «el conflicto sólo puede ser resuelto en la medida en que permanece vivo, careciendo de todo interés público la resolución de cuestiones periclitadas» (vide: Cuadernos y debates, num. 66. La sentencia sobre la constitucionalidad de la Ley. Tribunal Constitucional. Centro de Estudios constitucionales. Madrid 1997, p. 302).
En efecto, como consecuencia de esta norma posterior que deroga la norma atacada de inconstitucional, el agravio deja de ser actual y la controversia ya no existe, encontrándose la Corte Suprema de justicia ante un asunto abstracto, donde su decisión sobre el fondo del asunto se tornaría inoficiosa, por lo que la acción debe ser rechazada, dejando sin embargo expedita la vía al accionante de reclamar contra la nueva norma en el caso que éste considere que la misma vulnera garantías consagradas en la Carta Magna. En atención a lo precedentemente expuesto, ordenase el archivo de estos autos. Es mi voto.
Los Dres. Núñez Rodríguez y Fretes manifestaron: Adherirse al voto del ministro preopinante, Dr. Altamirano Aquino, por los mismos fundamentos.
Por los méritos del acuerdo que anteceden, la Corte Suprema de Justicia, Sala Constitucional; Resuelve:
Ordenar el archivamiento de estos autos. Anotar, registrar y notificar.- José V. Altamirano.- Victor Núñez Rodríguez.- Antonio Fretes.- Sec.: Héctor Fabián Escobar Díaz.-

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal