Cuba, su cultura y sus playas



Descargar 105.38 Kb.
Fecha de conversión02.07.2017
Tamaño105.38 Kb.
Resumen de la Información
“Cuba, su cultura y sus playas”

Introducción

Área de Cuba: 110 800 km

Población: 11,2 Millones de habitantes.



El archipiélago cubano está formado por la Isla de Cuba, la Isla de la Juventud (antigua Isla de Pinos) y 4195 cayos e islotes.

Limita al noroeste con el Golfo de México; al norte con el Estrecho de la Florida y el Canal Viejo de Bahamas, que la separan de los Estados Unidos y Bahamas respectivamente; al este con el Paso de los Vientos, que la separa de Jamaica, y con el Mar Caribe; y al oeste con el Estrecho de Yucatán, que la separa de México.

Capital: Ciudad de La Habana (fundada en 1519 por orden de Diego Velásquez).

Población en la capital: 2,2 Millones de habitantes



División administrativa: 14 provincias y un municipio especial.

Capítulo 1.-Conociendo Cuba…

  1. Relieve




La República de Cuba está situada en el Mar Caribe, a la entrada del Golfo de México, y las tierras más cercanas son Haití, Jamaica, Estados Unidos y México.

Tiene una superficie de casi ciento once mil kilómetros cuadrados y comprende la Isla de igual nombre, la Isla de la Juventud y más de 1 600 cayos e islotes. La costa norte mide algo más de 3 mil kilómetros y cuenta con excelentes playas, entre ellas la mundialmente famosa Varadero, en la provincia de Matanzas; mientras la sur alcanza un poco más de 2 500 kilómetros y es baja y en parte cenagosa.

  1. Clima

En Cuba siempre hay buen, pues esta tierra acogedora y multicolor goza del llamado clima tropical ideal, soleado, con una temperatura media anual de 25 grados Celsio. Las medias en verano son de 27 grados Celsio y, en invierno, de 21.
Los meses más frescos son diciembre, enero y febrero; y los más calurosos, julio y agosto.
Durante el verano o período húmedo, de mayo a octubre, la precipitación media es de mil 400 mm de agua, mientras que en la seca caen algo más de 300 mm.

  1. Idioma




El idioma oficial de la República de Cuba es el español. No obstante, muchos de sus habitantes hablan inglés y francés.

  1. Otros datos

  • Nombre oficial del país: República de Cuba

  • Capital: Ciudad de La Habana

  • Producto Interno Bruto percápita: 1290 pesos

  • Superficie: 110 860 km²

  • Mayor elevación: Pico Real del Turquino (1974 m)

  • Río de mayor longitud: Cauto (370 kms)

  • Población residente (2000): 11 217 100 hab

  • Densidad de población (hab/km2 ): 101,2

  • Composición étnica: 66% de blancos, 22% de mestizos y 12% de negros

  • Tasa de natalidad (por mil habitantes)(2000): 12,8

  • Tasa de mortalidad infantil (2000): 7,2/mil nacidos vivos

  • Tasa de mortalidad general (por mil habitantes)(2000): 6,9

  • Esperanza de vida al nacer (2000): 74,8 años. Para la primera década del siglo XXI se espera que sea de 76 y 77 en el 2025.

  • Médicos (1999): 64 863 (172 hab/médico)

  • Hospitales(1999): 276

  • Población con acceso a servicios de salud: 100%

  • Número de escuelas(2000): 12 443 (8868 primarias, 1 887 media y 48 superior)

  • Alumnos por maestro (1999): 12,5 en la educación primaria, 12,0 en la educación media y 5,6 en la educación superior

  • Gastos en educación/PIB (1999): 7,2%

  • Tasa de escolarización: (1999) 6-11 años: 99.1%; 12-14 años: 96,3%

  • Avances científicos (2000): 1107, en ejecución 945 proyectos de innovaciones tecnológicas.

  • Centros de investigación: 222

  • Cantidad de científicos e ingenieros: 1,8/1000 habitantes

  • Población económicamente activa: 40% (500 mil habitantes), 87% son hombres y 53 de cada 100 mujeres en edad laboral están incorporadas al trabajo.





Capítulo 2.- Ecosistemas

Flora y Fauna

La flora cubana posee más de 8 000 especies de plantas,  tanto ornamentales y medicinales como comestibles y productivas, por lo que constituye un importante atractivo turístico.
La fauna subtropical de Cuba se caracteriza por la no existencia de fieras ni otros animales dañinos (serpientes o insectos venenosos) que se encuentran en otros países. Su diversidad abarca 900 clases de peces, 4 000 de moluscos, 300 de aves y 1 000 de insectos.
Entre los ejemplares que más se destacan están el tomeguín del pinar, el manjuarí oriundo de Cuba y que habita en los ríos; el almiquí, que es un verdadero fósil viviente; y el cocodrilo. También abundan los ejemplares raros como el zunzuncito o pájaro mosca, el ave más pequeña del mundo (5 cm); el murciélago mariposa; la iguana; los caracoles Polimita (autóctonos) y la ranita Cubensis, la más pequeña del mundo.
Las aves más bellas son el tocororo, el flamenco y la cotorra.

  1. Flor nacional

La mariposa es también conocida como "caña de ámbar" y su nombre científico es Hedychium Coronarium Koenig, de la familia de las Zingiberáceas (alpináceas). Su nombre resulta de su parecido al insecto lepidóptero. No es endémica de Cuba, sino de Asia, pero se ha adaptado maravillosamente al suelo cubano donde crece en las fértiles márgenes de ríos y arroyos, así como en otros lugares húmedos. El 13 de octubre 1936 fue elegida la mariposa como flor nacional de Cuba, debido a que su blancura representa la pureza de los ideales independentistas, simboliza la paz, es un elemento presente en las franjas de la enseña nacional, así como la forma de su flores unidas al tallo central también son simbólicas de la unión de los cubanos. Es asimismo paradigma de la gracia y la esbeltez de la mujer cubana y según la tradición oral, se cuenta que durante las guerras de independencia, en estas flores prendidas en velos y mantones se escondían mensajes para el Ejército Libertador.

  1. Ave Nacional

El tocororo es un ave endémica de Cuba, de bellos y vistosos colores. Su nombre científico es Priotelus Temnurus, del orden de los Trogoniformes y perteneciente a la familia Trogodinae. Es el único de esta familia en la Isla, a la cual pertenece también el quetzal, ave nacional de Guatemala. Llamado por los aborígenes cubanos "guatini" -nombre que continúa dándosele en algunas de las provincias orientales- habita en todo el país en lugares boscosos, preferentemente de montaña. No se caracteriza por su gran movilidad y suele reposar por largo tiempo: sólo abandona esa posición para procurarse alimentos. En ese momento, sus movimientos son rápidos y precisos, aunque a muy corta distancia. Es el ave nacional por dos motivos: su espléndido plumaje de vivos colores y su resistencia al cautiverio. La parte verde de su plumaje recuerda los campos, su pecho de plumas blancas, su vientre rojo y las plumas azules de su cabeza completan el claro simbolismo de la enseña nacional.

  1. Árbol Nacional

La Palma Real, cuyo nombre científico es Roystonea Regia O.F. Cook, es reconocida por los cubanos como la reina de los campos, por la majestuosidad de su estructura, su peculiar talla, la utilidad que reporta y por ser, además, el más numeroso de los árboles de la Isla. Es un árbol erecto, de gran altura, coronado por un bellísimo penacho de hojas pinnatisectas. Se reconocen unas doce especies, distribuidas en el sur de la Florida y en las islas de las Antillas hasta Venezuela. La Real es solo una entre las 70 especies de palmas indígenas que embellecen el paisaje cubano. Si a esto se le suman unas 20 subespecies, se puede decir que Cuba tiene más de un centenar de palmas nativas y una cifra superior al 90% son endémicas del territorio nacional. Florecen y crecen sus frutos durante todo el año, los cuales son utilizados como alimento de los animales.

Capítulo 3.- Atributos Nacionales

  1. Bandera

La bandera cubana fue enarbolada por primera vez en 1850 en la ciudad de Cárdenas por un grupo de insurrectos contra la corona española.

Las tres listas azules representan los departamentos en que se hallaba dividida la Isla en aquellos momentos. Las dos listas blancas evocan la pureza de las intenciones independentistas del pueblo cubano. El triángulo equilátero representa la libertad, la igualdad y la fraternidad, ideales revolucionarios de fuerte ascendencia en los cubanos. El rojo del triángulo es el anuncio de la sangre que sería necesario verter para alcanzar la independencia. La estrella blanca es símbolo de absoluta libertad entre los demás pueblos. Al iniciarse la primera Guerra de Independencia, el 10 de octubre de 1868, Carlos Manuel de Céspedes mandó diseñar otra bandera, que es la que figura junto a la enseña nacional en la sala de sesiones del Parlamento cubano.

  1. Escudo

El Escudo Nacional tiene la forma de una adarga ojival. La llave dorada que aparece en el campo superior hace referencia a la posición de Cuba entre las dos Américas (de ahí el nombre de "Llave del Golfo"). El Sol simboliza el nacimiento de un nuevo Estado. Las tres franjas de color azul turquesa separadas por listas blancas representan los departamentos en que estaba dividida Cuba en épocas de la colonia. La palma real que aparece en el tercer espacio o cuartel simboliza el carácter indoblegable del cubano, ya que este árbol soporta en pie los más furiosos vendavales.

  1. Himno Nacional

El Himno Nacional de Cuba es el anteriormente llamado Himno de Bayamo. El abogado y músico bayamés, Pedro Figueredo, compuso en 1867 la melodía y un año después, el 20 de octubre de 1868, cuando las tropas independentistas tomaron la ciudad de Bayamo, escribió la letra del que luego sería declarado Himno Nacional:

Al combate corred bayameses:
que la Patria os contempla orgullosa
no temáis una muerte gloriosa
que morir por la Patria es vivir
En cadenas vivir, es vivir
en afrenta y oprobio sumidos
del clarín escuchad el sonido
a las armas valientes corred.    

Capítulo 4.- Mapa Cuba, Provincias


Distancias  a La Habana

Matanzas

102km

Varadero

144km

Pinar del Río

175km

Viñales

203km

Cienfuegos

243km

Santa Clara

276km

Sancti Spiritus

362km

Ciego de Avila

438km

Camagüey

546k

Las Tunas

670km

Holguín

748km

Bayamo

759km

Santiago de Cuba

884km

Guantánamo

944km

  1. Pinar del Río


Pinar del Río ocupa el tercer lugar del país por su extensión. El relieve, aunque predominantemente llano, presenta a lo largo de toda la provincia a la Cordillera de Guaniguanico, la cual se divide naturalmente en la Sierra del Rosario y Sierra de Los Órganos. La mayor elevación de esta zona es el Pan de Guajaibón, con 699 metros sobre el nivel del mar.

us lugares turísticos se concentran mayormente en el Valle de Viñales, uno de los paisajes más hermosos de Cuba, con condición de Monumento Nacional Natural, localizado en un área de 132 kilómetros cuadrados de la Sierra de los Órganos y rodeado de impresionantes montañas de cimas redondeadas.

A lo largo y ancho de esta región existen senderos naturales para los interesados en observar de cerca la exuberante flora y fauna, a lo cual se suman los sistemas cavernarios de Palmarito, El Indio y Santo Tomás, este último el mayor de Las Antillas con cerca de 45 kilómetros. El Abra del Ancón, la Sierra del Infierno, el Valle de las Dos Hermanas, El Hoyo de Jaruco y el Valle de San Vicente se suman a las plantaciones del mejor tabaco del mundo, el jardín botánico de Caridad y la comunidad campesina de Los Acuáticos, donde sus habitantes curan todos sus males con agua.

En el límite oriental de la cordillera de Guaniguanico se encuentra la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario, la cual reúne a 800 especies de plantas con un 34 por ciento de endemismo y la presencia de la mayoría de las especies que habitan en la isla, en especial el zunzún o pájaro mosca, famoso por ser el ave más pequeña del orbe, acompañado del tocororo y el pájaro carpintero. En esta zona se localiza Soroa, cuna del mayor orquideario de Cuba donde 750 variedades -250 de ellas nacionales- esperan a los visitantes para ofrecer sus colores y aromas. Soroa brinda además las opciones de su mirador, caminatas por atajos abiertos entre la vegetación a la búsqueda de ejemplares de plantas y animales, recorridos por el río Manantiales con su famosa cascada y los baños en sus aguas medicinales, complementados con el acceso a las ruinas de antiguos cafetales franceses.

La Sierra del Rosario contiene asimismo al Complejo Turístico Las Terrazas, dominado por sorprendentes paisajes, más de 800 especies vegetales y 73 tipos de aves en un área protegida donde las endémicas logran altos índices de población, en sus alrededores se localizan baños de aguas termales -sulfurosas y naturales-, los manantiales del río San Juan, bases de campismo, senderos y rutas.

En el extremo más occidental de Pinar del Río, marcando los límites de la isla, está la península de Guanahacabibes, con el parque nacional de igual nombre y las reservas naturales "El Veral" y "Cabo Corrientes", en las cuales se encuentran numerosas cuevas con restos arqueológicos y un arrecife coralino en perfectas condiciones, propio para el buceo. En esa zona, el Centro Internacional de Buceo María La Gorda favorece la práctica de los deportes acuáticos, donde los ocho kilómetros de arena fina de color crema y aguas mansas y cristalinas de la playa de igual nombre recuerdan la leyenda de una mujer regordeta llamada María, que fue llevada allí desde Venezuela por unos piratas que la secuestraron y después abandonaron en este pedazo de tierra.


  1. La Habana



La llanura habanera, surcada por el río Ariguanabo, es el soporte agrícola de Ciudad de La Habana. Sus campos de tierras rojas sembrados de viandas, frutales o tabaco ofrecen a la vista un cambiante mar de tonos verdes que se funden en el horizonte, y aquí o allá, sola o en grupos, se alza la Palma Real, la reina de la campiña cubana. La provincia La Habana prácticamente circunda la capital del país, por lo que numerosas playas al este y al oeste de la ciudad pertenecen a ella: Jibacoa, Arroyo Bermejo, Amarilla y El Salado poseen bellas instalaciones turísticas. La ganadería está ampliamente desarrollada en la provincia con grandes granjas, como El Valle de Picadura, Los Naranjos y Niña Bonita. En el pueblo pesquero de Santa Cruz del Norte se encuentra la mayor fábrica de bebidas de Cuba: la ronera Santa Cruz, donde se elabora el famoso ron "Havana Club". El poblado de San Antonio de los Baños es la sede del Festival del Humor, que se celebra ocasionalmente en memoria de Marcos Behemaras, humorista habanero, en días de chistes, bromas, caricaturas y canciones.

Ciudad de la Habana

La Ciudad de La Habana fue fundada en 1519 por Diego Velázquez. Dos veces fue trasladada de lugar hasta llegar al sitio privilegiado que hoy ocupa en la costa noroccidental de la isla. Cuarenta años después fue designada capital de Cuba y su puerto devino escala obligada de los buques provenientes del continente, que con sus bodegas atestadas de oro y plata se dirigían en convoy hacia España, para defenderse de los ataques de piratas y corsarios. El tránsito naval propició el floreciente comercio, que en pocos años favoreció a la villa con un mayor crecimiento en comparación con el resto de las ciudades del país. La Ciudad de La Habana, como capital de Cuba, concentra las máximas funciones del aparato estatal y de gobierno. Las industrias que posee ejercen un peso considerable en la economía nacional. Su puerto es el más importante del país y por él entran y salen más de la mitad de las importaciones y exportaciones cubanas.


  1. Matanzas La Atenas de Cuba


Distante apenas a unos 100 kilómetros de la capital cubana, Matanzas es una ciudad asentada a la orilla de una bahía de aguas tranquilas.

En los límites de la provincia figura como una parada obligada el puente de Bacunayagua, el cual proporciona una vista impresionante del Valle de Yumurí, rodeado por un borde montañoso de 150 metros de altura y bañado por los ríos Yumurí y Bacunayagua.

Descubiertas en el siglo XIX, las cuevas de Bellamar figuran hoy entre las más visitadas del país, con sus cerca de dos kilómetros de extensión y compuestas por formaciones cristalinas con gran cantidad de estalagmitas y estalactitas, en un conjunto donde sus salones descienden en busca del manto freático y terminan en lagos de aguas cristalinas.

Famosa en un inicio por su excelente puerto, la intensa actividad comercial y el desarrollo de la industria azucarera, Matanzas es en la actualidad más conocida debido a los cerca de 20 kilómetros de playas del balneario de Varadero, ubicado en la península de Hicacos.

El principal balneario de la mayor de Las Antillas y uno de los más conocidos a nivel mundial dispone de aguas transparentes y escasa profundidad, donde los bañistas se adentran metro a metro sin que el cristalino líquido los cubra, mientras otros juegan con la blanca y fina arena.

Todas estas bondades de la naturaleza acompañan a una infraestructura turística, siempre en desarrollo, donde predominan los atractivos de más de 20 zonas de buceo, restaurantes, clubes nocturnos, discotecas, campos de golf de 18 hoyos y capacidades hoteleras para todos los gustos. A lo anterior se añaden las noches de colores y música, compartidas con cerca de 10 islotes vírgenes y fondos con más de 40 variedades de corales, diversidad de peces, los graciosos delfines, langostas, camarones, cangrejos y 70 tipos de moluscos.

Concentradas en el polo turístico de Varadero, Matanzas dispone de facilidades para los buques en las marinas Puertosol Dársena, Marlin Chapelin y Gaviota, con posibilidades conjuntas de atraque para 90 embarcaciones y servicios de electricidad, agua potable, combustible, reparaciones menores, excursiones en yates, veleros y catamaranes. Cinco centros especializados en la práctica del buceo complementan la oferta de la provincia, de los cuales tres -Barracuda, Acua y Club Varadero- se ubican en el principal destino de Matanzas, con una gama de actividades que incluyen las inmersiones en arrecifes coralinos y barcos hundidos, fotografía submarina y bicicletas acuáticas.

En la Laguna del Tesoro los visitantes tropiezan con Guamá, pintoresco centro turístico ubicado en la península de Zapata, el cual cuenta entre sus atracciones con la reconstrucción a tamaño natural de una aldea taína (aborígenes), en un conjunto escultórico realizado por la artista Rita Longa y complementado con uno de los mayores criaderos de cocodrilos del continente americano.

Referente a la historia de los últimos 40 años está el Museo de Playa Girón, que recoge aspectos del enfrentamiento contra la invasión armada que tuvo lugar en abril de 1961 y la cual fue derrotada en solo 72 horas por las fuerzas revolucionarias.

  1. Cienfuegos

En el centro de la isla, esta provincia rodea una de las bahías más bellas de Cuba, Jagua, asentamiento de comunidades aborígenes y más tarde asediada por corsarios y piratas, la cual cuenta con tantas leyendas que posee una mitología propia. Tradicionalmente agrícola, en los últimos años ha alcanzado un desarrollo que la convierte en una de las provincias de mayor potencial industrial del país.

Situada en una lengua de tierra que se adentra en la bahía, la ciudad de Cienfuegos, fundada en 1819 por colonos franceses procedentes de Burdeos, se llamó Fernandina de Jagua. Perfectamente simétrica en el trazado de sus calles que se subdividen desde el Parque Central José Martí, está considerada como una ciudad moderna, clara y amplia. Cienfuegos posee palacios, parques, teatros, iglesias, restaurantes y una avenida llamada Paseo del Prado que se prolonga hasta el mar, donde se reúne la gente, siempre risueña, culta y elegante. "La Perla del Sur" como se le conoce también, siempre está dispuesta a recibir a quienes gustan de caminar por sus calles.



  1. Villa Clara

Es una de las provincias centrales de la isla que posee una belleza serena en sus campos sembrados de caña, alterada por las torres de los ingenios en donde se procesa la dulce azúcar cubana.

Sus costas, hacia el norte, permiten que el cálido y cariñoso Océano Atlántico suspire en cuatro playas: El Salto, Cataratas, Isabela y Caibarién. Santa Clara, la ciudad, capital provincial, fue fundada tierra adentro en 1689 por antiguos pobladores de una villa costera para huir de los constantes ataques de corsarios y piratas. Sencilla y discreta, sus habitantes viven en típicas construcciones de casas de ladrillos y tejas de barro rojo al estilo de las pequeñas ciudades españolas.

Villa Clara o Las Villas es la más central de las provincias cubanas con una superficie de 7 943 km² y más de 800 mil habitantes. Su capital es Santa Clara, donde se concentra el 25% de la población, poseedora de un alto potencial industrial, científico y cultural.

La ciudad de Santa Clara fue fundada a fines del siglo XVII por un grupo de ciudadanos que decidieron dejar la Villa de San Juan de los Remedios; de ahí su origen como villa inicialmente. Fue en el siglo XVIII que adquirió el título de ciudad.

Cuenta con varias y bellas playas, como son : Playa el Ancón en Trinidad, de calmadas y limpias aguas, es una de las más bellas de la provincia.  Tambien junto a Trinidad se encuentra la playa Maria Aguilar, caracterizada por sus aguas tibias y pocos profundas, bajo las cuales se extienden fondos marinos irregulares, corales, gorgonias, abanicos de mar, esponjas, pequeños peces tropicales de arrecife, y diferentes especies de quelonios.

                            Rancho Luna, la mejor playa de Cienfuegos, cuenta con el coral columna mayor de America latina, conocido como  Nostre Dame, tiene  4 metros de altura. A sólo  18  Km de la ciudad, es ideal para la práctica del buceo y la pesca, asi como para fotografias submarinas.  Es privilegeada, además por sus excelentes condiciones naturales.

Al norte de la provincia de Villa Clara se ubica este paraíso natural,  Cayo Santa Maria, quienes lo conocen coinciden en que esta playa es de las mejores del país y tiene las virtudes necesarias para la práctica del buceo. Sus fondos marinos se consideran entre los mejores de Cuba.  También se encuentra cayo  Las Brujas donde la naturaleza hizo una de sus mayores bellezas de cristalinas aguas.



 Al norte de la ciudad de Caibarién, se encuentra Cayo Ensenachos, cuenta con dos playas que alcanzan 1 km de longitud, sólo comparables en belleza con Varadero. Su abundante vegetación ha convertido este sitio en el preferido por diferentes especies de aves.             
  1. Sancti spiritus



Combina en su geografía el relieve montañoso, los valles y las playas. Sancti Spíritus se encuentra prácticamente en el centro mismo de la isla, colindante hacia occidente con las provincias de Villa Clara y Cienfuegos y con Ciego de Avila hacia oriente. Las aguas del Canal de las Bahamas bañan sus costas del norte, y al sur, el Mar Caribe le ha formado envidiables playas, soleadas y cálidas todo el año. En la Sierra del Escambray se encuentra Topes de Collantes, pintoresco paraje montañoso hacia el cual se asciende por una de las vías más impresionantes de Cuba, por los paisajes que ofrece a todo lo largo de un itinerario que esquiva los caprichos del relieve.

En Topes de Collantes está la principal instalación de turismo de salud del país. Esta provincia cuenta, entre otros de sus atractivos, con dos de las primeras villas fundadas en el siglo XVI por los conquistadores españoles. Sancti Spíritus, hoy ciudad principal, creció partiendo del pequeño conglomerado de casas que junto con la iglesia y su bella plaza empedrada constituyen su casco histórico.

Trinidad, la otra villa primada, conserva con gran autenticidad el ambiente y las edificaciones coloniales. Sancti Spíritus, con una economía que de forma tradicional ha descansado en la producción de azúcar y el cultivo del tabaco, ahora incorpora con éxito un turismo floreciente, que la convierten en una complaciente anfitriona para aquellos amigos de todo el mundo que busquen en sus playas y montañas: salud, descanso y distracción.

  1. Ciego de Ávila

Esta es una provincia llana: su parte más elevada no supera los 50 metros sobre el nivel del mar. Por sus llanuras corren pocos ríos, pero bajo tierra hay cuencas freáticas potentes que hacen posible la irrigación de una agricultura próspera. Además de la caña de azúcar, esta provincia tiene las mayores siembras de piña del país.
La historia de esta región es rica en hechos y lugares de interés. De sus remotos aborígenes se conservan numerosos sitios arqueológicos que prueban su alto desarrollo cultural, y de la última mitad del siglo XIX están los torreones de la línea fortificada que dividió a la isla en dos, durante la guerra de independencia.
El mayor atractivo de la provinica está en el rosario de islas que la circundan por el norte y el sur, y hacen de ella un fuerte destino del turismo.
Territorio con características rurales, rico en caña de azúcar y piñas, la provincia de Ciego de Ávila -en el este del país- muestra hoy el más prometedor de los destinos turísticos cubanos gracias a la construcción de un pedraplén que enlaza a la tierra firme con los cayos Coco y Guillermo, integrados junto a Paredón Grande y Antón Chico -entre otros- en la cayería Jardines del Rey.  Se destaca Cayo Media Luna.

El pequeño islote está situado a menos de un kilómetro de Cayo Guillermo, el cual ya dispone de una sólida infraestructura y fue definido por Ernest Hemingway como sitio alegre, que le proporcionaba felicidad . Entre sus características predominantes están tres playas de valor exclusivo en el Caribe y un valle, aunque los especialistas del giro le conceden a la parte sumergida el mayor atractivo, por la barrera coralina, considerada una de las más grandes de la región antillana. 


Vinculado a historias de corsarios y piratas, el enclave posibilita apreciar, solo con el empleo de caretas, una estatua de bronce conocida como la Estatuilla de Guillermo, los restos de un barco hundido durante la Segunda Guerra Mundial, objetos de porcelana y vasijas de cocina, que hablan de leyendas y naufragios. El arribo será por un solo lugar y mediante embarcaciones típicas, en tanto todo el cayo estará protegido por un sistema de boyas para no afectar la barrera coralina que lo circunda. 

  1. Camagüey


Fundada en 1515 bajo el nombre de Santa María del Puerto del Príncipe, Camagüey es también conocida como la Ciudad de los Tinajones por la numerosa presencia de estos enormes recipientes de barro cocido, utilizados antaño para almacenar el agua de lluvia y hoy objetos de adorno en jardines, portales y parques. Surgida en un inicio como villa costera, sus habitantes decidieron el traslado tierra adentro para evadir las constantes amenazas de corsarios y piratas, procediendo a su reconstrucción en una extensa llanura que se convirtió rápidamente en asentamiento de familias bien arraigadas a sus tradiciones.


Su arquitectura colonial sobrevive en casonas enrejadas, techos de tejas, portones, patios interiores, plazas, iglesias y callejones, todo ello cargado por la historia de los hechos de la gesta independentista del siglo pasado contra el colonialismo español. Aspectos de esa lucha se muestran a los visitantes en la Casa Natal de Ignacio Agramonte, convertida en museo donde se exponen episodios de la vida de ese ilustre Mayor General del Ejercito Libertador, famoso por su intransigencia y valentía.

Dominada por llanuras, la región camagüeyana abarca una superficie de unos 16 mil kilómetros cuadrados, de los cuales más de un centenar corresponden a zonas playeras, lo cual aporta a la provincia un enorme potencial para el turismo. En ese entorno destaca un remanso de paz convertido en una playa de 20 kilómetros de extensión bajo el nombre de Santa Lucía, en la costa norte de la provincia, con los encantos de su silenciosa naturaleza interrumpidos sólo por los gritos de gaviotas y flamencos. Frente a sus costas se extiende la mayor barrera coralina del país con 36 kilómetros de largo, encargada de proteger a la costa de la impetuosa corriente del Canal Viejo de Bahamas y plena de excepcionales sitios para el buceo con fondos abruptos o de canto, túneles y cavernas, esponjas tubulares, corales negros y de alambres, grandes gorgonias y barcos hundidos, estos últimos devenidos refugios de especies marinas.

Embarcaciones y equipos especializados están a disposición de los visitantes en dos centros de buceo y una marina que invitan a conocer el gran azul caribeño en pesca de altura, inmersiones diurnas y nocturnas además de un sensacional show de tiburones. Por su parte, los amantes de los deportes de mar disponen de motos y bicicletas acuáticas, botes de remos, veleros y catamaranes, complementados por el tiro con arco y la equitación.

Desde Santa Lucía puede visitarse la playa Los Cocos, una cercana laguna que sirve de hábitat a una colonia de flamencos. Un crucero en catamarán lleva a los turistas hasta el cercano cayo Sabinal, el cual se incluye en un Área Protegida de Recursos Naturales junto a los islotes Romano y Guajaba, con una extensión total de 34 651 hectáreas y playas de reconocida calidad como Bonita, Los Pinos y Brava. Desde allí, varias excursiones llevan a los visitantes hacia el canal de entrada a la bahía de Nuevitas, al sudoeste de la playa, un periplo que incluye visita a asentamientos de aves y a las islas Ballenatos, además de incluir en los recorridos a la Sierra de Cubitas, reserva de más de 300 especies vegetales, algunas autóctonas.

Los islotes agrupados en el archipiélago de los Jardines de la Reina, al sur, y parte del llamado Sabana-Camagüey, al norte, complementan la oferta de playas vírgenes y abundante naturaleza para los vacacionistas.



    1. Geografía 

   Camagüey es la provincia cubana más extensa, con unos 15 990,1 km cuadrados. Ocupa el 14,4 % del territorio nacional. Está situada hacia la región centro-oriental de la isla de Cuba.. Limita al noreste con Ciego de Avila, al noreste con el océano Atlántico, al este con Las Tunas y al sur y al oeste con el mar Caribe. Frente a su costa norte se encuentra el archipiélago de Camagüey, en el canal Viejo de Bahama. Entre el archipiélago —con abundantes cayos, como cayo Romano y cayo Sabinal—, se abren bahías como las de Jigüey, la Gloria y Nuevitas. En su costa sur se encuentra el golfo de Ana María y el extremo meridional del archipiélago de los Jardines o Jardinillos de la Reina, una sucesión de islotes y cayos calcáreos.  

Su territorio está accidentado en el centro por las sierras de Cubitas, rica en sistemas cavernarios y Najasa y el Peniplano de Florida-Camagüey-Las Tunas. Al norte y sur de está línea montañosa —que apenas alcanza 300 m de altura— se abren las llanuras septentrional y meridional.  La provincia cuenta con numerosas playas , unos 125 kilómetros , el 25 % del total nacional. 



    1. Medio Ambiente

Los rios corren del centro de la provincia hacia ambas costas. Los más significativos de la provincia son: San Pedro, Saramaguacán y el Máximo, famoso este último por  sus pocetas de piedra blanca labradas por el agua, llamadas "Cangilones". No existen embalses naturales significativos, aunque la mano del hombre ha erigido grandes complejos hidrográficos. 

En cuanto a la flora y la fauna, existen especies de la flora endémicas de la región. La fauna cuenta con especímenes como el Flamenco, los Perros Jíbaros, Venados, especialmente en las zonas costeras del norte, etc., no existiendo ninguna peligrosa para el hombre. La región es refugio de aves migratorias.



Accidentes geográficos notables: 

Cayos: Romano, área, 777 km2, el más grande de Cuba

Bahías naturales: Nuevitas, 24, 8 km de largo por 13,5 km de ancho.

Elevaciones: Sierra de Cubitas, cerro de Tuabaquey, 330 metros. Sierra de Najasa, Sierra del Chorrillo, 324 metros.

Cuevas: La Sierra de Cubitas es una de las regiones pictográficas mas ricas de Cuba

Ríos: 

Nombre

Largo

Área de la cuenca

Caonao

154 km

1 003 km2

San Pedro

134 km

931 km2

Saramaguacán

111 km

1 248 km2

Las Yeguas

78 km

561 km2

Najasa

91,4 km

923 km2

Jiquí (Muñoz)

66,4 km

413 km2

Altamira (Durán)

73, 8 km

571 km2

   Embalses:

Jimaguayú: 200 millones m3

Porvenir: 171,5 millones m3

Amistad Cubano-Búlgara: 137,6 millones m3

Muñoz: 116 millones m3

 


  1. Las Tuna


Es una de las provincias orientales con costas al norte y sur de la isla. La primera es bañada por las aguas del Canal Viejo de Bahamas y la segunda por el Mar Caribe.
Tiene escasas elevaciones y es atravesada por varios ríos. Los más importantes del norte son Chaparra y Cabrera; hacia el sur se encuentran el Sevilla, el Tana y el Jobabo.

Las Tunas es una provincia con un potencial turístico que se fundamenta en la oferta de las playas del Canal Viejo de Bahamas, además de las perspectivas de desarrollo de centros de pesca en las costas bajas del Sur.
Al ocurrir el descubrimiento, el lugar que hoy ocupa esta provincia era el enclave del poderoso cacicazgo de Maniabón. De aquel tiempo, una bella historia de devoción religiosa ha llegado hasta nosotros relacionada con la fundación de Las Tunas.


Cuentan los historiadores que Alonso de Ojeda llegó al pueblo indio de Cueybá en 1510, después de un naufragio que le hizo atravesar, en agotadora marcha, la ciénaga costera. Llevaba Alonso una imagen de la Virgen María rescatada del desastre, de la cual era apasionado devoto.
Prometió, por el camino, ofrecerla al primer pueblo que
encontrara y cumpliendo su promesa, al llegar a Cueybá regaló la imagen al cacique y le orientó que construyera una ermita. Así surgió el primer adoratorio de la religión católica en Cuba.
Después de 1513, cuando se fundó Bayamo, el territorio de Las Tunas quedó dentro de la demarcación del cabildo bayamés y a fines del siglo XVIII se organizó el partido de Las Tunas de Bayamo con un carácter más independiente. En 1847 adquirió personalidad propia al crearse su gobierno y en 1853 al poblado de Las Tunas se le confirió el título de
ciudad.


Hoy esta provincia sustenta su economía en la producción azucarera y en la rama química de la Industria. Se espera que el turismo sea también en el futuro un renglón importante.



  1. Holguín

Es la cuarta provincia más grande del país y la que más vecinos tiene pues colinda con cuatro provincias. Por el norte el Océano Atlántico baña sus costas.

Su región montañosa tiene importantes yacimientos de níquel y cobalto. Allí también nacen buena parte de sus ríos, numerosos y con un caudal considerable.

La Sierra Cristal, la mayor elevación de la provincia, alcanza los 1 231 m de altura, pero su curiosidad orográfica por excelencia es la Silla de Gibara, una loma que tiene la forma de una gigantesca silla de cabalgar y está ubicada en la serranía de Maniabón, en el norte.

En Holguín está también la mayor bahía de Cuba, Nipe, que es además, la de mayor calado. Otras bahías importantes son la de Levisa y la de Gibara.

Aunque Holguín fue tradicionalmente una región agropecuaria, actualmente es una de las principales zonas Industriales de Cuba. Llamada la Tierra del Níquel, su producción aporta el 15% de los ingresos económicos del país por concepto de exportaciones. Las minas de níquel y las plantas procesadoras del mineral, se encuentran en Moa y Nicaro y fueron construidas por los norteamericanos antes de 1959. Actualmente se construye una nueva planta en la zona de Punta Gorda, cercana a Moa.

Además tiene un considerable peso en su economía la producción
azucarera, con 10 centrales. Posee amplias áreas de cítricos y de cultivo del tabaco. La industria pesquera ocupa un lugar destacado. El turismo ha alcanzado un notable desarrollo en los últimos años y llegará a tener una apreciable importancia.


Desde 1976 la ciudad de Holguín es la capital provincial. Fue fundada en 1525 por el capitán García Holguín cuando recibió un hato de tierra en esta zona y construyó las primeras viviendas. Más de dos siglos después, el 18 de enero de 1752, fue declarada municipio y comenzó a desarrollarse como villa hasta que se convirtió en la importante ciudad que es hoy.

Loma de la Cruz


Es el lugar más conocido de la ciudad. Está ubicado al oeste y antaño se denominaba Cerro del Bramadero. En 1790 colocaron allí una cruz para rendirle culto todos los días 3 de mayo (Día de la Cruz). Esta festividad es simultáneamente sacra y profana. Se inicia con una peregrinación hasta el lugar y se celebra una misa. Después hay fiesta, una alegre romería con música y bailes. La escalinata de acceso, con 450 escalones, se inauguró el 3 de mayo de 1950. Desde la rotonda que se encuentra en la cima del cerro, al pie de la cruz, se divisa toda la ciudad, por lo que se ha convertido en un mirador (incluso los españoles construyeron en ese lugar una atalaya).

Mirador de Mayabe


Ubicado en lo alto de una colina en las afueras de la ciudad, consiste en un balcón natural desde donde se divisa todo el valle de Mayabe, que rodea a Holguín. Allí existe un centro turístico.

En Mayabe vive un personaje muy simpático y popular: el burrito Pancho, un asno que bebe cerveza y mastica crujientes chicharrones de cerdo.

La Villa Blanca de Gibara

Es esta una pequeña ciudad marinera a 30 km de Holguín, con angostas y elevadas calles, viejas casas de pescadores y decenas de botes flotando en su bahía. Se llama Gibara, pero todos la conocen como la Villa Blanca.

El puerto de Gibara fue en el siglo XIX el principal acceso marítimo por la costa norte oriental. Hoy es, fundamentalmente, un puerto destinado a los barcos de pequeño calado, que tienen importantes zonas de pesca en los mares adyacentes.

En la Villa Blanca de Gibara se encuentra el Museo de Ambiente Cubano del Siglo XIX. Instalado en una mansión de arquitectura neoclásica construida en 1872, ambientado en forma de casa familiar, con sus correspondientes salones y dormitorios, comedor, cocina y corredores, cada uno de ellos con muebles y objetos ornamentales de la época.

Puerto de Bariay

Por este puerto, cercano a la ciudad de Gibara, desembarcó en Cuba el 28 de octubre de 1492 el Gran Almirante Cristóbal Colón, para dar inicio así, con el descubrimiento de América, a una nueva era. Este hecho ha dado trascendental relevancia histórica al pequeño puerto.



  1. Granma

La provincia de Granma, localizada en la parte sureste de la isla, ofrece una relevancia turística sustentada en una pródiga naturaleza, el predominio de la combinación del mar con las montañas y una rica tradición histórica. Bayamo, la ciudad cabecera del territorio, es una de las primeras villas de la Isla fundada en el siglo XVI, quemada por sus pobladores en 1869 ante el avance de las tropas coloniales españolas, cuna del Himno Nacional y una de las iniciadoras de la cultura cubana.

En 1608, el obispo de Cuba, Fray Juan de las Cabezas Altamirano fue secuestrado en Bayamo por el pirata francés Gilberto Girón, quien exigió un elevado rescate. Los bayameses no accedieron, sino que atacaron, lo rescataron y dieron muerte al pirata. Este hecho fue motivo de inspiración para el primer poema escrito en Cuba: "Espejo de Paciencia".

En diciembre de 1956 tuvo lugar por playa Las Coloradas el desembarco de la expedición del yate Granma, inicio de la fase final de la lucha que concluyó con el triunfo de la Revolución en 1959. En las montañas de la provincia, donde se confunden las tradiciones con la naturaleza, se localiza el 40 por ciento de la historia del país, con lugares para recordar en una gesta de más de 100 años.

La provincia cuenta con la inmensa llanura del río Cauto -el mayor de Cuba- y el sistema montañoso de la Sierra Maestra, donde destaca con 1 974 kilómetros sobre el nivel del mar el Pico Turquino, en la primera posición entre las principales alturas del archipiélago. En el verde territorio de la región se mezclan el clima cálido de las zonas bajas y las temperaturas frías de las montañas, con vegetación exuberante y abundantesmanantiales, unido al destaque del coto de caza de Viramas y Marea del Portillo, la singular playa de arenas negras. En esa zona los visitantes disponen del centro de buceo Albacora, donde se ofertan cursos de iniciación, inmersiones en arrecifes coralinos y en los buques hundidos de la escuadra española del almirante Cervera. Las actividades acuáticas en Marea del Portillo incluyen además la motonáutica, paseos en catamaranes y bicicletas, entre otras modalidades.

En el extremo suroeste del territorio se encuentra el faro de Cabo Cruz y la región de El Guafe, donde la existencia de vestigios aborígenes y sitios de interés arqueológico refuerzan el atractivo turístico de esta porción del oriente cubano.


  1. Santiago de Cuba

Esta provincia se encuentra situada en la región oriental de Cuba. Su territorio es muy escarpado, donde predominan cordilleras de montañas que ascienden por el sur desde abismales profundidades marinas que le sirven de asiento en el Caribe.

Posee dos importantes accidentes geográficos: la Sierra Maestra y el Valle Central. En la Sierra Maestra se encuentra la montaña más alta del país, el Pico Real del Turquino (1 974 m). Por Baire la orografía conforma una de las zonas mineras más ricas del archipiélago.

La base económica principal de la provincia es la producción azucarera, para la cual pone a producir durante la zafra ocho grandes centrales. Son también renglones importantes los cítricos, el tabaco y las minas de cobre, hierro y manganeso.

Esta zona en los últimos años se ha beneficiado con un creciente desarrollo industrial. Santiago de Cuba es también uno de los polos turísticos más relevantes del país. Posee una magnífica infraestructura hotelera, con un hotel insignia de cinco estrellas en la ciudad y una red de instalaciones de playa y montaña. Su aeropuerto facilita los vuelos directos internacionales.

Ciudad de Santiago de Cuba

La capital provincial es la ciudad de Santiago de Cuba, fundada por Diego Velázquez en 1515, junto a la desembocadura del río Paradas; un año después fue trasladada al lugar que hoy ocupa. En 1520 se construyó su catedral, que al cabo de seis años fue destruida por un incendio. Durante la primera mitad del siglo XVI, Santiago de Cuba fue la capital del país y residencia oficial de los gobernadores españoles, hasta que a partir de 1553, La Habana ocupó este lugar.

Su primera actividad económica fue la búsqueda de oro, que pronto se agotó. El descubrimiento de yacimientos de cobre posibilitó la explotación de la primera mina de ese mineral en Cuba: en la zona de El Cobre, cercana a la ciudad.

Santiago de Cuba fue objeto de la codicia de piratas y corsarios que con frecuencia la asaltaban. El más famoso de sus atacantes fue el francés Jacques de Sores. Para protegerse de tales saqueos, las autoridades iniciaron en 1633  la construcción de un sistema defensivo en torno a la urbe. El Castillo del Morro y las baterías de La Socapa y La Estrella, perduran hasta hoy.
A través de su historia esta ciudad fue el vértice de una emigración caribeña que contribuyó a su desarrollo cultural, social y económico. En el siglo XVIII, un grupo de colonos franceses que escaparon de la sublevación de esclavos en Haití, introdujo el cultivo del café en Cuba, que comenzó a sembrarse en las montañas de la zona.


  1. Guantánamo

Es la provincia más oriental de Cuba: ofrece los amaneceres más impresionantes del Caribe cuando el sol, al levantarse, multiplica las tonalidades rojas y amarillas en el mar.

Está considerada como la más montañosa del país, con una red fluvial muy amplia que va desde insignificantes arroyos hasta caudalosos ríos, entre los principales se encuentran Toa, Miel, Duaba y Yumurí. Según la tradición baracoense quien se baña en el río Miel, rejuvenece. Posee aguas cristalinas y muy cálidas.

En esta zona viven especies zoológicas casi extinguidas, como el almiquí, un roedor de épocas prehistóricas.

Sus centrales azucareros garantizan el proceso de la caña de azúcar. En las montañas se cultivan el café y el cacao, y es la principal productora de sal del país.

Al arribo de los españoles, la región estaba habitada por indios taínos, ceramistas, agrícolas y rebeldes, que nunca se plegaron al amo español. El cacique Hatuey luchó contra los conquistadores hasta caer prisionero y condenado a morir en la hoguera.

En el año 1796 se fundó la población de Santa Catalina de Guantánamo, hoy capital provincial.

En la provincia Guantánamo se encuentra la primera ciudad fundada por los españoles en Cuba y una de las primeras en América: Baracoa.

Baracoa
En 1512 el adelantado Diego Velázquez funda, junto a la desembocadura del río Macaguanigua, en el extremo oriental de la provincia Guantánamo, la primera villa española en tierras cubanas, a la que puso el nombre de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa.

Desde esta ciudad encerrada entre montañas y con entrada por el mar, partió la conquista al resto del país.

  1. Isla de la Juventud

Isla de La Juventud, que hasta 1975 se llamó Isla de Pinos, como se conoce internacionalmente, es la segunda isla en extensión del archipiélago cubano. Se encuentra situada al Sureste de Cuba, a 138 km de Ciudad de La Habana. Es la mayor isla del Archipiélago de los Canarreos. Aunque pequeña en extensión, se aprecia un marcado contraste entre la geografía del norte y del sur. Ambas regiones están separadas por la Ciénaga de Lanier, que se extiende de este a oeste.

Goza de un estatus de Municipio Especial y lo forman las islas del archipiélago de los Canarreos, desde la principal de éste, la Isla de la Juventud, hasta una serie de cayos cercanos como los de Cantiles, Rosario y Largo. Se sitúa al sur del Golfo de Batabanó.
La Isla de la Juventud, recibe su nombre en honor a las brigadas internacionales de estudiantes que en ella desarrollaron proyectos agrícolas. Con anterioridad, se llamó Isla de Pinos y durante las dictaduras de Machado y Batista albergó la importante Prisión Modelo por la que pasó Fidel Castro y el resto de los asaltantes del Cuartel de la Moncada. Su capital es Nueva Gerona, donde se celebra el Festival de la Toronja y muy cerca  se conservan unas cuevas con pinturas precolombinas. Antes del triunfo de la Revolución hubo un turismo incipiente, recuperado recientemente en todo el archipiélago. Zona paradisíaca por sus bosques, antes explotados, playas y el Parque Nacional Marino Punta Francés. Está escasamente poblada y con explotaciones de oro, tungsteno y caolín.
Cayo Largo, con una superficie de poco más de 37 kilómetros cuadrados y una costa de 25 kms, es el islote más importante e importante foco turístico. En él podrás practicar el buceo en sus aguas cristalinas y disfrutar de sus playas de arena blanca. La más visitada es Playa Sirena.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal