Cultura egipcia



Descargar 125.22 Kb.
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño125.22 Kb.


CULTURA EGIPCIA

ORIGENES

Los egipcios fueron un pueblo conservador por excelencia, lo que puede también explicar la fase relativamente atrasada en que se detuvo su religión; además de aceptar divinidades de otras razas, con las que entraron en relaciones hostiles o amistosas, conservaron con celoso cuidado las de las diversas religiones del país.

A los antiguos les atribuyó un origen africano creyendo que venían del Alto Nilo. Se sabe que hoy Etiopía, lejos de colonizar Egipto, fue colonizada por él, y que el pueblo egipcio desciende del grupo hamita de raza blanca , cuyas tribus poblaron Africa del Norte.

Cabe agregar que los egipcios estuvieron en un tiempo bajo dominio de los hicsos (grupo asiático) hasta que los gobernadores tebanos del Alto Egipto lograron derrotarlos y expulsarlos (1580 a. C). Se inició entonces un período conocido como Nuevo Imperio, caracterizado por las conquistas militares de Egipto. Posteriormente, Egipto fue conquistada por otros pueblos.

Los egipcios fueron los más notables representantes de la raza camita, una raza africana que constituyó el núcleo de los primeros pueblos mediterráneos, y a la que se le suele asignar la mayor parte de las estirpes y lenguas que no pertenecen a las 2 grandes familias : la indoeuropea y la semita. Camita son, el copto, derivado directamente del egipcio el grupo de lenguas berberiscas, que todavía se habla en el Africa Septentrional, y la raza "kushita" que comprende, entre otros, el somalí, el gala y el dankali; al tronco camita parece corresponder, además, pueblos como los egeos de la civilización minoica de Creta; los vascos de España, los drávidas de la India, y algunas razas de la Polinesia.

En cuanto a los egipcios, en siglos pasados se les propuso originarios de una región llamada Punt, situada probablemente a lo largo de la costa Somalí. Estos antiquísimos Punistas procedentes del sur africano y convertidos en indígenas de las orillas del Nilo, habrían sido después sometidos por invasores septentrionales, portadores de una civilización más elevada que produjo el nacimiento de las dinastías.

En el curso del río se basa la posterior subdivisión del país en Alto Egipto (Tebaida), Medio Egipto (Heptanomida) y Bajo Egipto (Delta) con esta división se corresponden los tres grandes períodos históricos : Memfita, Tebano y Saíta, entre los cuales se distribuyen treinta y tres dinastías de faraones.

Sin el Nilo, todo el territorio egipcio sería un desierto árido e inculto. Es este río el que trae de lejanas regiones, en las que las precipitaciones son muy copiosas, el agua que permite junto a sus riberas los cultivos y la vida. Estas aguas a veces se desbordan originando las periódicas crecidas que obligan a los campesinos a un largo lapso de inactividad aunque aveces resultan insuficientes, sobre todo en las tierras distantes del curso del río.

Las pérdidas sufridas en la zona pantanosa y la carencia de afluentes en esta región árida comprometería quizá la existencia misma del río en el larguísimo recorrido medio e inferior, y el Nilo se agotaría a través de los miles de kilómetros de desierto que se interpone antes de alcanzar el mar.

El régimen hidrográfico del río Nilo se caracteriza por 2 crecidas anuales que se producen en verano de modo poco regular, por lo menos en su curso medio y bajo. El nivel del río comienza a subir en junio y alcanza su máximo en septiembre, para descender después gradualmente, hasta alcanzar su nivel más bajo entre febrero y junio. Las crecidas del Nilo se deben a la abundante aporte de sus 2 afluentes de la derecha, el Nilo Azul y el Atbara. En la crecida estival máxima del Nilo, ésta procede aproximadamente en un 80% del Nilo Azul, en un 15% del Atbara y sólo en un 5% del Nilo Blanco. El aporte invernal aveces es debido en gran parte al Nilo Blanco. Por ello, la prosperidad de Egipto depende de la crecida anual del Nilo que, al inundar una prolongada faja a lo largo de sus orillas las riega y fertiliza, depositando sobre ellas una sutil capa de limo.

El clima de Egipto es de tipo desértico mitigado únicamente el la costa mediterránea. Se caracteriza por la extrema escasez o incluso la falta absoluta de lluvias, por un cielo sereno durante largos espacios de tiempo, por temperaturas elevadas todo el año.

Durante varios siglos, el Alto Egipto afirma su unidad frente a la rebeldía del Delta, que se ha desarrollado completamente como una sociedad agrícola con artesanías y ciudades. El Alto Egipto mantiene su personalidad frente a los nubios del sur, los libios del oeste y los beduinos del desierto del este y de la península del Sinaí.

Se citan 3 reyes, llamados Escorpión, Narmer y Horus, como los unificadores de Egipto.

Egipto aparece precisamente como el "Reino de los 2 países" El Alto y el Bajo y su rey es una divinidad. Esta vive en el rey como en la imagen o en el animal sagrado; al morir el rey pasa a su sucesor. El rey es la encarnación de Horus, y tal concepción reposa en ideas bien vivas sobre la función religiosa del jefe de la horda primitiva. En las 2 coronas, la blanca y en forma de alto gorro o tiara del Alto Egipto y la roja baja gorra del Bajo, se resume la hazaña cultural de la unificación del país y la creación de una entidad de importancia política antes nunca conocida.

De las 5 dinastías que la ciencia moderna asigna al primer periodo de la historia egipcia, o sea, el llamado Imperio Antiguo, que durante las 2 primeras dinastías "tanitas" tuvo la capital en Tanis, y de la tercera en adelante, en Menfis, solamente la cuarta comienza a alcanzar relieve gracias a la "Piedra de Palermo", que nos revela algunas particularidades acerca del reinado de su fundador y gracias también a las 3 grandes pirámides erigidas en Gizeh.

Con la misma dinastía, comenzó un período intermedio de trastornos internos que duro hasta la XI dinastía; en la actualidad al Imperio Medio se le asigna solamente las dinastías XI y XII. Siguió un segundo período intermedio que coincide con la presencia en el Delta de los hycsos, semitas invasores; después comienza la triunfante ascensión del Imperio Nuevo. En el último período, de decadencia y trastornos, el centro de la vida social, oficial y cultura se traslado hacia el Bajo Egipto; fueron capitales alternativamente, Tanis, Sais, Mendes, Sebenytos. A una dinastía de reyes sacerdotes y a 2 dinastías libias, siguió una etíope; después una nacional, que señaló un renacimiento espiritual y literario; tras el paréntesis que significo la dominación persa, reinaron en menos de un siglo las 3 últimas dinastías de faraones. La conquista por parte de Alejandro Magno, la dinastía de los Ptolomeos, la ocupación romana, la invasión árabe, son los principales hechos políticos que llevaron al gradual debilitamiento y extinción de todo lo egipcio.



LITERATURA

La escritura progresó desde los cortos períodos de signos pictóricos hasta el desarrollo de una caligrafía que disponía de un amplio número de signos. Los egipcios descubrieron una superficie para escribir muy superior a las tabletas de arcilla de Mesopotamia: el papiro. La médula de la planta del papiro fue cortada en tiras de la misma longitud, colocándolas, una vez planas, unas junto a otras hasta conseguir unas tersas láminas en las que los escribas escribían con tinta. Papiro es el inicio de la palabra inglesa " paper ".

Los egipcios tuvieron una religión politeísta y naturalista que desempeño un papel muy importante en la escritura, la vida política, social, económica y artística del pueblo. En el período predinástico, los egipcios crearon una escritura simbólica en la que utilizaban figuras convencionales llamadas signos pictográficos, de los que servían para representar ideas o palabras. Estas escritura se desarrolló a 600 a.C., y recibió el nombre de escritura jeroglífica ("tallada sagrada"), ya que fundamentalmente se empleaba en los textos sagrados.

La forma inicial de esta escritura se modificó para facilitar su utilización en escritos de carácter administrativo y comercial, dando con ello lugar a otros 2 tipos de escritura más simplificada: la hierática, que al no ser sino una reducción de la jeroglífica resultaba aún demasiado complicada para ser utilizada por la gente común; y la demótica, que sustituyó a la anterior a partir del siglo XVII a.C., y fue la que utilizaron los escribas para realizar más rápida su tarea de registrar las múltiples actividades del imperio.

Al iniciarse el Imperio Antiguo fue ideado un sistema que contaba solamente con 24 signos silábicos. Esto representó un adelanto sorprendente, cuyo siguiente paso —la separación total de los caracteres silábicos en signos vocálicos y consonánticos independientes— estaría reservado a la inventiva fenicia, 1500 años más tarde.

Durante siglos la escritura jeroglífica permaneció sin descifrar. El egiptólogo francés Jean Francois Champollion (1790-1832) estudió pacientemente una inscripción fragmentaria grabada en basalto: la piedra Rosetta. La inscripción incluía la versión en lengua griega de las escrituras hierática y demótica. Tras un minucioso estudio comparativo, Champollion halló la clave que le permitió descifrar los jeroglíficos egipcios.



El "libro de los muertos"

Título dado, en los primeros decenios del siglo pasado a la serie de capítulos, o mejor dicho, de poemas, fórmulas mágicas, conjuros e himnos a divinidades que se leen en el rollo de papiro que se encuentra ene el interior de las tumbas o en el sarcófago, junto al difunto.

El uso de acompañar a los muertos con textos religiosos funerarios es antiquísimo. En el reino medio. fórmulas y poemas mágicos aparecen trazados sobre las paredes de sarcófagos de madera y constituyen el conjunto llamado textos de los sarcófagos. Al aumentar el número de textos a principios del imperio nuevo, fue necesario valerse de una mayor superficie, de donde surgió la costumbre de transcribirlos en telas o lienzos de lino o en rollos de papiros. Finas decoraciones y viñetas policromadas acompañan y embellecen a menudo estas copias. No todo los ejemplares contienen igual número de capítulos o poemas; ni éstos se suceden siempre en el mismo orden, ni constituyen un conjunto ordenado de partes, ni están ligados según una disposición orgánica o lógica. El principio y el final, en su estricto significado, faltan siempre. Sólo en la Baja Época empiezan a dibujarse un principio de agrupación coordina de los capítulos. El "libro de los muertos" se escribió primero en caracteres jeroglíficos; después en caracteres hieráticos, y mas tarde en demótico, el vulgar de los bajos tiempos. Se creía que el difunto podía resucitar luego de ciertas ceremonias mágicas practicadas sobre su cuerpo y que vivían en la tumba como en su casa, pudiendo incluso salir de ella a su antojo.

Sobre un ejemplar del libro de los muertos de la XXVI dinastía, conservado en el museo de Turín, se basó el alemán Lepsius para hacer una clasificación del heterogéneo contenido, que ha llegado a ser tradicional.. Lepsius catalogó al rededor de ciento sesenta y cinco capítulos, aunque sus sucesores han llegado a ciento ochenta y seis. La subdivisión que hizo, aunque discutible, sirve para poner un poco de orden en el conglomerado de fórmulas rituales, sortilegios, himnos y mitos que codifican creencias y usos anteriores, a menudo contradictorios, mal agrupados por un sincretismo tan piadoso como confuso.



Textos de los sarcófagos.

Con está denominación, adoptada por el uso, se conoce la serie de poemas y fórmulas de contenido mágico-religioso, cuya primera edición es debida a P. Lacau, y la mas reciente y ampliada, a De Buck. Se encuentran escritos en jeroglíficos cursivos en las paredes de los sarcófagos egipcios del reino medio (siglo XXXVII a. C.), en número variable, a menudo en fragmentos, según la superficie del sarcófago destinada a dicho fin, la clase social del difunto, las diversas tendencias del templo, la popularidad de los textos o, incluso, el capricho del recopilador, sin que se observe ninguna norma fija. Las fórmulas y los poemas constituyen la literatura funeraria de transición entre los textos de las pirámides y el "libro de los muertos". Incompletos y fragmentarios, son interesantes por que transmiten noticias preciosas sobre divinidades, la ultratumba y la vida que llevan allí los difuntos, y sobre concepciones completamente nueva respecto a los textos de las pirámides, considerados mas antiguos.

La divinidad máxima de la época es Ríe, el dios Sol, rey del cielo, a cuya corte entra el difunto como dependiente o como seguidor. Son frecuentes las menciones de Osiris, de su mito y de las divinidades relacionadas con él. El mismo difunto puede ser comparado a Osiris y puede personificar las vicisitudes de su pasión y resurrección. A principios del imperio nuevo(siglo XVII a. C.), resultando insuficiente la superficie del sarcófago para las fórmulas y poemas, y paulatinamente modificados y aumentados en números y longitud se extendió la costumbre de copiarlos, preferentemente, en papiro, que se colocaba en el sarcófago, junto al difunto; está es la redacción de textos mágicos-religiosos, conocida bajo la denominación corriente –aunque impropia– del "Libro de los Muertos".

Textos de las Pirámides

Los orígenes de la literatura egipcia se pierden en la oscuridad de la prehistoria. Los textos de la pirámides eran antiquísimos y sagrados cuando fueron grabados. En tumbas anteriores al año 300 a C. se han encontrado inscripciones sin valor literario; que indican los nombres de los muertos o indicadores del contenido de los recipientes

En la actualidad se designan comúnmente como textos de las pirámides las largas inscripciones jeroglíficas en las paredes de las salas y los corredores de las cinco pirámides de Sakkarah. La primera de ellas construidas por Una último rey de las V dinastía; las otras cuatro. por Tepi, Pepi I, Meren-Ra y Pepi II de la sexta dinastía. Entre los reyes de las dinastías precedentes sobresalen Menes, fundador de la primera dinastía; Udimu primer "Nesutbit" o sea "aquel que pertenece al junco", símbolo del sur y "a la abeja", símbolo del delta y por lo tanto "señor de los dos países"; Zozer, quien ordeno edificar como tumba la pirámide escalonada. La IV dinastía comenzó con Snefru, quién fue el primero en agotar el blasón oval derivación del sello de los títulos reales.

Snefru tuvo por hijo y sucesor a Kéops, que en el lugar que ocupa la actual Gizeh construyó la gran pirámide, denominada por él "La Gloriosa". Dichos textos constituyen un manantial de noticias acerca de las creencias de los primitivos egipcios y también dan a conocer algún particular hecho histórico. Plegarias, himnos, encantamientos no tenían otro objeto que obtener la gloriosa resurrección del rey destinado a convertirse en dios y asegurarle, en el otro mundo, poder real, todo género de ventura y vida duradera. Con el transcurso de los siglos, la fe en la eficacia de las fórmulas mágicas disminuyó y aumentó la creencia, más espiritual, en el poder de las plegarias de los vivos; sin duda contribuyó poderosamente a tal evolución el influjo de la religión de Osiris, que antes del fin de la VI dinastía, se había extendido por todo Egipto. En efecto está religión prometía a todos sus fieles, sin distinción de clases sociales, aún vida ultraterrena y consecutiva a una resurrección de Osiris, encarnación del gran dios, primordial creador del cielo y de la tierra.

Entre lo ritos fúnebres explicados por los textos de las pirámides. sobresale el de la simbólica "abertura de la boca" al rey muerto, que tenía por objeto restituirle toda capacidad vital durante todo el período de las primeras dinastías. La ceremonia se realizaba sobre una estatua del rey; en la fase siguiente, en la de la resurrección, el rey estaba representado por un sacerdote que, yacente en un pequeño lecho, se fingía muerto, para sentarse después, como si renaciera, tan pronto como se pronunciaba determinada fórmula. La liturgia de las ofrendas consistía en la presentación de ciento cincuenta de ella, entre comestibles, bebidas y diversos ungüentos, cada uno acompañado de una fórmula que se creía transformaba el alimento en una sustancia incorpórea adecuada para nutrir la materia del rey.

Naturalmente, los himnos y las plegarias contienen mayor poesía. Es probable que los versículos también tuviesen metro, pues la forma es muy refinada, rica en adornos, y presenta asimismo la antiquísima fórmula del parallelismus membrorum.

En los textos de las pirámides reconocemos el más importante "corpus" de fórmulas y poemas funerarios, religiosos y mágicos del Egipto más antiguo. Aunque su redacción es fácil de datar, por ser contemporánea a la construcción de las pirámides, su composición se remonta a una edad imposible de precisar, pues a través de millares de líneas jeroglíficas se advierten concepciones religiosas y mitológicas diversas y discordantes, noticias y ecos de acontecimientos políticos e históricos, que pertenecen a un período bastante anterior a la V dinastía. Una parte importante de los textos se refiere a las ceremonias y fórmulas mágicas para la resurrección del difunto y su sucesiva ascensión a la ultratumba, colocada en el cielo. Una parte no menos amplia e importante es la que nos da noticia de las diversas concepciones del cielo, con detalles descriptivos sobre las localidades celestes, divididas en orientales, meridionales, occidentales y septentrionales.

El mundo de ultratumba era imaginado como reproducción del país egipcio, con sus campos, pastos, canales y lagos recorridos por las barcas maniobradas por barqueros, y castillos de los dioses. A las citadas localidades eran contrapuestas otras, subterráneas, en el "cielo de la noche", también pobladas de seres divinos. Los datos que los textos ofrecen para la reconstrucción de este "cielo inferior" sepultan algo imprecisos y vagos, en comparación con la abundancia de datos referentes al "cielo superior" y con lo que podemos leer en el "Libro de lo que existe en el Te’e" así como en el "Libro de las puertas", etc.



CULTURA ROMANA

El Imperio Romano, en su apogeo, a principiosdel siglo III d.C, comprendía no solo las penínsulas, islas y costas del Mediterráneo, así como grandes extensiones del interior (hasta el borde del Sahara y hasta el río Tigris), sino también zonas de Europa situadas tan al norte como el sur de Escocia, el Rin y el Danubio (además de una parte del sur de Alemania, al otro lado del Rin y la Dacia al otro lado del Danubio central). Además, bajo el principado, los avances más extensos se hicieron en Europa mediante el reinado del primer emperador, Augusto. Sus generales empujaron la frontera septentrional desde los Alpes hasta el Danubio y finalmente pacificaron la Península Ibérica.

Más allá del motivo de la pura conquista, consideraciones estratégicas y a veces económicas desempeñaron algún papel en la configuración de las campañas de los emperadores que se mostraron más activos en el terreno militar.

El imperio romano se extendió mucho más allá del mundo mediterráneo, sin embargo, durante todo el período del principado, aproximadamente desde 27 a.C. hasta 235 d.C., el eje político y la base cultural del imperio se encontraban en el Mediterráneo.

Desde los objetivos estratégicos de Augusto, la conquista de del norte y la reconciliación del mundo griego con Roma, presentan un marcado contraste.

Los romanos ilustrados reconocieron de forma progresiva la superioridad de la cultura griega, a la vez que familias aristocráticas de Roma y Grecia forjaban vínculos de interés mutuo.

Se nos cuenta como los romanos contribuyeron no solo domando a los hombres salvajes de la montaña, sino también haciéndoles bajar a los valles y transformándoles en agricultores sedentarios. La estrategia dio resultado entre los turdetanos de la Bética, la provincia del sur de Hispania y tuvo menos éxitoentre los lusitanos y las tribus del norte. Estrabón, convencido de que los pueblos de las montañas sostenían estas relaciones de intercambio obligados por la pobreza de su propio territorio y que su instinto natural era dedicarse al pillaje. A su vez, el norte de Europa distante del Mediterráneo era condenado por incivilizado.

El Gobierno romano abordaba las cosas de un modo pragmático y sus objetivos culturales eran limitados; los pueblos fronterizos tenían que ser domados, neutralizados y explotados. Los antiguos vivían con solo un conocimiento parcial incluso de la parte del mundo con la que estaban familiarizados.

El ejercito romano impuso un poco de orden trazando o midiendo en millas romanas, un sistemaarterial de carreteras y acumulando un conjunto de informaciones razonablemente fidedignas sobre localidades determinadas.

La perspectiva de los comentaristas y observadores cambiaría a medida que iba adquiriéndose y diseminándose informaciónsobre el norte, y a medida que se advertía el efecto de Roma en los pueblos septentrionales. Es imposible detectar en la literatura una suavización de la actitud o una respuesta positiva al cambiocultural y político en la zona comprendida entre el noroeste de la Galia y Britania y el Bajo Danubio. De Estrabón a Dion Casio, del principio al final del período que nos interesa, la élite cultural del imperio trazó una línea firme entre lo que veía como el núcleo mediterráneo del imperio y su periférica barbárica.

La conquista del norte no produjo, a su modo de ver, una unidad cultural más amplia, Roma ensanchó su base gubernamental y cultural, pero no hasta el extremo de asimilar el norte.

Había alrededor de cuarenta provincias en el imperio romano, las cuales eran gobernadas por un reducido número de funcionarios, nombrados por las autoridades centrales, llamados procónsules.

En el imperio, en general, una innovación fue el nombramiento de ecuestres para que gobernasen Egipto y varias provincias de poca importancia. En estas, dichos funcionarios ostentaban al principio un título militar, el de prefecto, y sus obligaciones eran también predominantemente militares.

A continuación aparecen procuradores que ejercen de funcionarios fiscales: recaudan el derecho de aduana, el impuesto sucesorio y otro indirectos.

La estructura de la administraciónfinanciera central contaba con la tesorería principal, el aerarium, que recibía los impuestos provinciales, encabezada por un par de prefectos que el emperador escogía entre las filas de expretores. Se creo una tesorería militar para proporcionar jubilación a militares retirados. Aun así, la responsabilidad fiscal recaía en los libertos del emperador y luego a partir de mediados del siglo I, en un procurador ecuestre de alto rango, que llevaba la contabilidad de los ingresos y los gastos del imperio.

El emperador, era en esencia, responsable de las decisiones que afectaran las normasde actuación y el nombramiento de funcionarios imperiales; escuchaba los consejos de quienes le rodeaban. Estos consejos asesoraban al emperador en el desempeño de sus obligaciones jurídicas en calidadde juez y legislador.

La administración sigue siendo propia de aficionados. Senadores y ecuestres pasaban solo una parte de su vida laboral en el cargo, y no recibían ninguna preparación especial. Los profesionales administrativos eran los libertos y esclavos del emperador.

La economíaromana estaba subdesarrollada. Las masas vivían en el nivel de subsistencia, o cerca de él. Es preindustrial, con una gran proporción de la fuerzalaboral concentrada en el campo, que es el principal camino para las inversionesy también la principal fuente de riqueza, a su vez, las inversiones en la industrias manufactureras es bajo. La tecnología atrasada es una barrera más, que obstaculiza el incremento de la productividad. En la Roma antigua, predominaba la pequeña industria artesanal, eran artículos de consumo básico y baratos y la demanda de los mismos era constante.

En Roma, al igual que en otras economías preindustriales, el comerciorecibía parte del capital que no recibía salida en la industria. Los medios de transporte eran atrasados. Inevitablemente, la mayoría de las regiones agrícolas apuntaban a la subsistencia, en lugar de a la producción de un excedente exportable.

En general, el atraso y los gastos de transporte y el nivel relativamente bajo de la demanda limitaron las oportunidades de efectuar inversiones lucrativas en el comercio. Prestar dineroproducía más ganancias, los tipos de interés eran altos donde había riesgo. Las inversiones en tierras ofrecían seguridady unos ingresos continuos.



LITERATURA

El latín es la lengua más conocida entre las "lenguas muertas" y debe el nombre a la antigua comarca del Lacio y fue adoptada posteriormente por los fundadores de Roma con aproximaciones de otros idiomas como el griego, el umbrío, el osco y el etrusco y con aportaciones de algunos dialectos que han concurrido a la formación de la lengua latina como el pelasgo o el céltico; hay que lamentar la pérdida del libro de los Orígenes de Roma, de Catón, que hubiera ayudado a esclarecer sobre la cuestión de la primitiva composición del latín. El monumento más antiguo que se conserva del latín es un canto o himno que los hermanos arvales, colegio de sacerdotes romanos, recitaban en su fiesta anual y que fue descubierto en el año 1777, grabado en una piedra, acompañada de los estatutos del colegio.

El latín se usó en el Imperio romano y, tras la partición del mismo, en el Imperio romano de Occidente, hasta su disolución.

Una vez definidos como conceptos la lengua latina y el Imperio romano hay que decir que la literatura romana es fundamentalmente literatura latina, aunque también incluye algunos autores romanos que escribieron en griego.[1] Sin embargo, hay mucha literatura latina escrita después del final del imperio romano en occidente que ya no es literatura romana, evidentemente.



CULTURA ORIENTAL

ORIGEN

El nacimiento de la civilización china sobre el escenario de Zhong Guo, la “Tierra del Centro” o “Reino Central”, que después de un largo tiempo se pasó a llamar China, sucedió cuando Nu Wa, Fu Xi, y Shen Nong, lo tres primeros emperadores divinos designados por Pangu, creador del Cielo y la Tierra, bajaron del Cielo para guiar a la humanidad.

Nu Wa, la primera emperatriz divina, coincidiendo con todos los relatos de la creación del hombre en las distintas culturas y épocas, creo a los seres humanos del barro usando tierra amarilla moldeándolos a su propia imagen. Ella impartió a los nuevos seres una forma correcta de comportarse, ya que fueron creados a semejanza de los dioses y entonces los humanos definitivamente no podían actuar como animales.

Luego Fu Xi, estableció un sistema de gobierno y enseño a los chinos a pescar y criar ganado, y también a como hacer símbolos para generar registros. Pero el conocimiento más importante que Fu Xi dejó a la descendencia china fueron los Ocho Diagramas, que fueron usados para entender las mentes de los Dioses y clasificar los sentimientos de todo en el mundo. En base a esto mas tarde se escribió el Libro de los Cambios también conocido como I Ching. Los Ocho Diagramas son una herramienta de comunicación entre el cielo y el pueblo chino. Durante todas las dinastías, los emperadores siguieron los fenómenos astronómicos observados, o las disposiciones del cielo para gobernar sus súbditos y país.

El tercer monarca divino fue Shen Nong, él bajó a enseñar a la gente a elaborar herramientas para la agricultura y a cultivar alimentos. También elaboró el Compendio de Materia Médica, un libro donde enumera a todos los animales, verduras y otros productos naturales a los cuales se les atribuye propiedades medicinales. Desde entonces, China comenzó a practicar la medicina tradicional. Todo el desarrollo médico subsiguiente en la medicina tradicional china está basado en este compendio.

La etapa de la historia china de los tres emperadores divinos implica que durante un período especial de tiempo los Dioses coexistieron con los seres humanos y directamente impartieron la civilización a los humanos. Esto demuestra, que la base fundamental de la civilización china es el respeto por el cielo, así como también seguir las normas y leyes del mismo.



Los Hijos del Emperador Amarillo

Huan Di, mas conocido como el Emperador Amarillo, nace al mundo luego de que los dioses nutrieran a la civilización humana, fue el responsable de la transición de una cultura conducida por Dioses a una cultura conducida por el hombre.

Con la llegada de este emperador se desarrolló el lenguaje chino escrito, y la era de una cultura conducida por el hombre comenzó. El pueblo chino ha avanzado despacio hacia la presente civilización, con creaciones e invenciones que enriquecieron la cultura del hombre. La base de la civilización china fue construida durante esta época, donde el Emperador Amarillo estableció la ley y el orden, reclutó gente virtuosa y sabia para gobernar, adoró al Cielo y a la Tierra en la cumbre y en la base de las altas montañas y así gobernó China. Varias invenciones, como símbolos, medicinas, calendarios lunares, matemáticas, instrumentos musicales, cerámica y hasta los hilos del gusano de seda fueron desarrollados en ese tiempo.

Según archivos históricos desde el año 2.698 a.C., durante los cien años que el Emperador Amarillo reinó, no había robos o peleas en las calles. Las personas eran amables, contenidas y muy consideradas los unos con los otros. La gente en China vivía en armonía. El tiempo era favorable a los cultivos, y el pueblo tenía buenas cosechas cada año. Esta es la síntesis de una era próspera cuando “el Tao gobernó China y la gente vivió en un mundo humano divino”. Esta es la razón por la cual las generaciones subsiguientes reverenciaron al Emperador Amarillo como el antepasado de la humanidad.

En el año 2.598 a.C., el Emperador Amarillo construyó un gran buque al pie del Monte Qiao. Al momento que el buque estaba terminado, una grieta apareció en el cielo y un dragón dorado descendió para ir a buscarlo. El Emperador Amarillo y más de setenta funcionarios de la corteza real, montados en el dragón dorado, se elevaron al cielo a la luz brillante del día, y alcanzaron la perfección espiritual. Decenas de miles de personas vieron esta escena sagrada y magnífica con sus propios ojos. Con gran sobrecogimiento y anhelo, los funcionarios y personas restantes sepultaron las ropas del Emperador Amarillo en el Monte Qiao, que hoy es el monumento al Emperador Amarillo en la provincia de Shanxi.

El Emperador Amarillo mostró a la gente china que el hombre podría también retornar al cielo por medio de la cultivación. Desde entonces, el cielo representa el mundo de los Dioses para loa chinos. También han aprendido que los Dioses crearon al hombre, que el hombre vino del cielo, y que el hombre podría retornar finalmente al cielo a través de buscar el Tao.

El pueblo chino cree inevitablemente que el único canal de comunicación entre el hombre y Dios es por medio de mejorarse a si mismo, cultivando el corazón de acuerdo al Tao. “El hombre sigue a la Tierra, la Tierra sigue al Cielo, el Cielo sigue al Tao, y el Tao sigue lo que es natural”(*). La sabiduría de unidad entre el cielo y la humanidad corre por las venas de la cultura china. El ser humano se integra con el cielo y la Tierra, y existe en mutua dependencia con ellos. El Tao del universo no cambia. El universo marcha de acuerdo con el Tao en un orden natural. La Tierra sigue los cambios del cielo. Al seguir el orden natural del cielo y la Tierra, la humanidad disfruta de una vida de gratitud y bendiciones. Entonces, para los chinos, la astronomía, la geografía, el calendario, la medicina, la literatura y hasta las estructuras sociales siguen este principio.

Aunque el pueblo chino ha sufrido numerosas invasiones y ataques a lo largo de su historia, su cultura tradicional siempre manifestó una gran resistencia y energía, y su esencia continuó transmitiéndose a través de las generaciones. A través de los siglos siempre hubo personas que buscaron el Tao y las distintas dinastías se rigieron por el Tao. A los ojos del pueblo, el emperador es el “hijo del cielo”; el cielo está sobre él. Si éste era inmoral —no iluminado por el Tao—, el pueblo podía levantarse y derrocarlo.

Con estos principios rectores, la cultura china encarnó la honestidad, la amabilidad, la armonía y la tolerancia. Es así, que a lo largo de la historia china las personas ponían gran atención en controlar la respiración y en limpiar su corazón, toda la gente de todas las edades y profesiones estaban en este estado.

Fue solo hace poco mas de 50 años que un terror rojo traído de occidente inundó a fuerza de violencia, mentiras y miedo la mente y corazones de la gente china, intentó destruir el alma de esta nación y “revolucionar” la cultura china para exterminar su espíritu. Así alzo su bandera de “Batalle con el cielo, pelee contra la tierra, combata a los seres humanos: vivirá en eterna dicha”; la doctrina marxista es "la verdad inquebrantable" y el Partido es siempre “grandioso, cargado de gloria y está en lo correcto”. China parece haber perdido sus lazos con el Cielo.

Pero 50 años es solo una gota en el océano de los 5000 años de historia China. Hoy estamos viviendo esta gran época, donde el pueblo chino se está despertando y animando a romper con las mentiras y el odio para así resurgir la verdad y la bondad ¡de una civilización que es dinámica, mágica, misteriosa, profunda y eterna!

LITERATURA

La vastísima y variada literatura china se ha desarrollado desde muy antiguo hasta la Edad Moderna en una línea de continuidad que une los versos primitivos, escritos probablemente hacía el siglo XI a. C., la escritura más antigua se hace sobre tablillas de maderao de bambú con un punzón elaborado con éste último material aguzado en un extremo, que se mojaba en un líquido coloreado. Posteriormente se empezaron a emplear de pelo y a escribir sobre seda o papel, conocido este último por los chinos en el siglo II d. C., desde entonces los artistas del país utilizan los mismos materiales.

Las primeras tentativas de impresión pudieron estar inspiradas por calcos tomados de las inscripciones sobre piedra que datan del siglo IX d. C. Así surgió la idea de imprimir sobre papel con bloques de madera, y a fines del siglo X se utilizaba ampliamente ese métodoen la producción de libros. Se cree que Pi Sheng inventó los tipos móviles de arcilla cocida hacia el año 1043, pero es posible que aquéllos no se hicieran de bloques de madera hasta el siglo XIV. Debido a la naturaleza de la lengua China, representada en miles de pictogramas, los tipos móviles no se popularizaron como sucedió en europa.

CULTURA HINDÙ

Originariamente la palabra proviene del idioma persa hindú, que era la manera en que los persas pronunciaban el nombre del río Sindhu (en español, el río Indo, que antiguamente era la frontera de Indostán). Según la Real Academia Española, la palabra en castellano proviene del francés hindou.

Se denomina «hinduista» a la persona que practica alguna de las religiones del hinduismo, pero también designa a quien forma parte de la cultura hinduista.

Debido al hecho de que la mayoría de la población de la India profesa el hinduismo, junto con el deseo de evitar la ambigüedad del gentilicio indio (usado también para designar a los aborígenes del continente americano) explica que prácticamente desde su introducción al idioma español en el último tercio del siglo XIX se haya usado también la palabra hindú para designar a los naturales de la India.

Este uso extensivo de hindú es admisible en contextos en que no exista riesgo de confusión con su sentido estrictamente religioso. Generalmente se tiende a utilizar el término «hindú» e «hinduista» en su sentido de creyente en la religión hinduista, e «indio» habitante del continente indostánico.

El hinduismo es mayoritario actualmente solo en tres estados del mundo, India (cuna del hinduismo y su tierra sagrada), donde son el 75%, Nepal donde son el 85% y la isla africana de Mauricio, aunque Nepal era hasta hace poco el único Estado del mundo que reconocía al hinduismo como religión oficial. También son mayoría en la isla indonesia de Bali. Tras la independencia de India y la división del subcontinente indostaní en territorios de mayoría hindú y musulmana, se formó el Estado de Pakistán para la población islámica, pero importantes minorías hindúes quedaron remanentes. Tras la secesión de Pakistán Oriental (actual Bangladesh), la antigua colonia británica quedó dividida en tres Estados. En Bangladesh la minoría hindú es mucho mayor que en Pakistán y se han suscitado violentos actos contra ella -así como contra budistas, cristianos y animistas- prácticamente desde la independencia del país, hasta el extremo de haber desaparecido de las estadísticas prácticamente 3 millones de bengalíes, en su inmensa mayoría hindúes-desde 1971 (informe del Departamento de Estado de Estados Unidos llevado a cabo por el entonces senador Edward Kennedy) en lo que debe ser considerado el mayor genocidio llevado a cabo en décadas.

También hay importantes minorías hindúes en Afganistán (donde durante el régimen Talibán fueron forzados a usar un distintivo, como los judíos en la Alemania Nazi), Bután, Birmania, Camboya, Indonesia, Malasia, Sri Lanka y Tailandia. En Occidente, hay hindúes en casi toda Europa Occidental, siendo Gran Bretaña el que tiene la mayoría, y también son notables en Estados Unidos. Existen minorías hindúes en muchos países latinoamericanos, muy notablemente en Panamá y en Colombia.

LITERATURA

La literatura india más antigua es de inspiración religiosa y filosófica, esta

escrita en sánscrito antiguo.

Lengua sánscrita (del sánscrito SAMSKRTA, “preparada, arreglada,

ornamentada)

A continuación una muestra de la lengua sánscrita tomada del Rig-Veda, libro X

himno 129 (llamado Himno de la Creación)

http://htmlimg1.scribdassets.com/1ii6x73r6jywczk/images/1-d4e462c7ee/000.jpg

CULTURA MEXICANA

La cultura de México es en realidad un mosaico de culturas. En lo que se ha dado en llamar lo mexicano influyen elementos culturales de la más diversas índoles: ya sean los modernos, los antiguos, los reciclados. La forma de vida en México incluye muchos aspectos de los pueblos prehispánicos y del período colonial. La población de México se siente muy orgullosa de su país, cultura, etnicidad y estilo de vida. Otros aspectos importantes de su cultura, son los valores, la unidad familiar, el respeto, el trabajo duro y la solidaridad de la comunidad.

México ha cambiado rápidamente durante el siglo XX. En varias formas, la vida contemporánea en las ciudades, ha llegado a ser muy similar a la de las ciudades en los Estados Unidos y Europa. Sin embargo, la mayoría de los pueblos mexicanos siguen la forma de vida de sus antepasados. Más del 85% de la población vive en ciudades de más de 200,000 habitantes. Las áreas urbanas más grandes son la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.[1]

La pintura es una de las artes más antiguas de México. La pintura rupestre en territorio mexicano tiene unos 7500 años de antigüedad, y se ha manifestado en las cuevas de la península de Baja California. En el México prehispánico está presente en edificios y cuevas, en los códices mexicas, en la cerámica, en los atuendos, etc.; ejemplo de ello son las pinturas murales mayas de Bonampak o las de Teotihuacan, las de Cacaxtla y las de Monte Albán.

La pintura mural tuvo un importante florecimiento durante el siglo XVI, lo mismo en construcciones religiosas como en casas de linaje; tal es el caso de los conventos de Acolman, Actopan, Huejotzingo, Tecamachalco y Zinacantepec. Se dice que fueron principalmente pintores indígenas dirigidos por frailes los que las realizaron. Éstos se manifestaron también en manuscritos ilustrados como el Códice Mendocino.

Por un tiempo se creyó que el primer pintor europeo radicado en la Nueva España fue Rodrigo de Cifuentes, artista apócrifo a quien incluso llegó a atribuírsele obras como El bautizo de los caciques de Tlaxcala, pintura del retablo mayor del Ex Convento de San Francisco en Tlaxcala. Entre los pintores nativos estuvo Marcos Aquino. La religiosidad de los novohispanos hizo que la pintura fuera importante para la evangelización de la sociedad, los frailes se dieron cuenta de las habilidades gráficas de los indígenas, quienes enriquecieron el estilo barroco y manierista. Fue relevante la llegada de múltiples pintores europeos y de algunos alumnos novohispanos, como Juan Correa, Cristóbal Villalpando o Miguel Cabrera, quienes hicieron de los muros y retablos la principal fuente de expresión ideológica y política de los artistas.

La pintura del siglo XIX tuvo una influencia romántica muy marcada, los paísajes y los retratos fueron la mayor expresión de esta época. Hermenegildo Bustos es uno de los pintores más apreciados de la historiografía del arte mexicano. Destacan también en estos años Santiago Rebull, José Salomé Pina, Félix Parra, Eugenio Landesio y su célebre discípulo, el paisajista José María Velasco, así como Julio Ruelas.

La pintura mexicana del siglo XX ha alcanzado renombre mundial con figuras como David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Joaquín Clausell, Frida Khalo y Diego Rivera, generación de idealistas que marcaron la imagen del México moderno ante fuertes críticas sociales y económicas. La escuela oaxaqueña rápidamente obtuva fama y prestigio, difusión de una cultura ancestral y moderna, se observa la libertad de diseño en cuento al color y la textura de los lienzos y murales como periodo de transición entre el siglo XX y el siglo XXI.

Algunos de los pintores más destacados en el siglo XXI: Patricia Calvo Guzmán. Estudió pintura en Beijing. Su obra, de marcada influencia oriental, rememora las figuras de papel recortado de México y de China, mezclándolos con una rica gama cromática; Eliseo Garza Aguilar, pintor y performista considerado entre los principales exponentes del arte provocador y reflexivo del Tercer Milenio; en busca de una respuesta crítica de los espectadores, combina su obra pictórica en las performances con el histrionismo teatral; Pilar Goutas, pintora que utiliza el óleo sobre soporte de amate, con fuerte influencia de Pollock y la caligrafía china; Rafael Torres Correa fija su residencia en México en el 2001 y se integra al taller de arte contemporáneo “La Polilla” en Guadalajara, y realiza diversos proyectos plásticos y escenográficos.

LITERATURA

La cultura literaria prehispánica era transmitida por tradición oral, por lo que muy poco se ha conservado en la actualidad. Un ejemplo es el rey de Texcoco, Nezahualcóyotl, llamado el rey poeta.

Con el siglo XX surgen importantes figuras nacidas en el Ateneo de la Juventud, que serían al motor de la literatura y cultura mexicana posmodernista. Se trata de Alfonso Reyes, José Vasconcelos y Antonio Caso.

Con la Revolución Mexicana, emergieron el estridentismo, movimiento de vanguardia fundado por Manuel Maples Arce y el grupo de los Contemporáneos, que, apoyándose también en los movimientos vanguardistas de Europa (en especial Francia y España), crearon un movimiento literario que rechazaba la literatura de carácter nacionalista. Salvador Novo y Carlos Pellicer destacan en esta corriente.


De la Generación del 52, Juan Rulfo, con El llano en llamas y Pedro Páramo constituye una de de las máximas figuras de la literatura mexicana y latinoamericana.

Figuras importantes del siglo XX son el Premio Nobel Octavio Paz, Ermilo Abreu Gómez, Rosario Castellanos, Carlos Fuentes, Jorge Ibargüengoitia, Alfonso Reyes, Elena Poniatowska, Elena Garro, Rafael Bernal, Vicente Leñero, Carlos Monsiváis, Andrés Henestrosa, Alí Chumacero, Jaime Sabines, José Emilio Pacheco, José Luis Martínez, Pita Amor, Rodolfo Usigli, Jorge Volpi, y Paco Ignacio Taibo.

CULTURA ACTUAL

El tequila, el mariachi y los tacos son reconocidos internacionalmente como símbolos de la cultura mexicana. Y es que el mexicano es alegre y amante de la fiesta por naturaleza. Como bueno latinoamericano siente gran pasión por la música y el baile, por la comida y por la bebida.

Pero describir la cultura actual mexicana no es tan sencillo, pues es una cultura muy rica en tradiciones y en contrastes, fruto tanto de la historia, como de la modernización.

El calendario en México contiene numerosas fiestas nacionales, regionales y locales que se festejan en grande por cada comunidad y que reflejan la gran espiritualidad que sus habitantes tienen como resultado de la mezcla de las creencias pre-hispánicas de sus antecesores y de la evangelización católica impuesta por los conquistadores españoles.

Algunas de las celebraciones más populares son el día nacional de la Virgen de Guadalupe, una fiesta católica que celebra cada 12 de diciembre el mensaje que la advocación morena de la virgen María dejó para el pueblo mexicano, representado por un joven indígena, según cuenta la historia. Con fama internacional, el Día de Muertos celebra el día que, bajo creencias indígenas, los muertos regresan para visitar a sus familiares vivos, pues la muerte no es el fin de la vida, sino una continuación de la misma en un mundo paralelo.

Hospitalarios y cálidos, gustan de ayudar a los extranjeros que llegan a tierras mexicanas, sin importar que tengan que hacerlo con gestos o señas o incluso que sean ellos los que deben darse a entender en un idioma extranjero.

La familia mexicana es la base de la sociedad mexicana. En ella se representa claramente la psicología del macho mexicano, el varón que venera a su madre y cuida del honor de sus hermanas, sin embargo, cuando se trata de mujeres fuera de la familia no se les tiene el mismo respeto. Esto continua siendo una realidad para millones de familias mexicanas, particularmente para aquellas de bajo estrato social o con un nivel menor de educación. Sin embargo, la sociedad mexicana ha recorrido un largo camino y hoy cuenta entre sus habitantes a millones de mujeres y hombres con títulos universitarios y costumbres modernas que están dando forma a una nueva configuración social, particularmente en las grandes ciudades del país. Como ejemplo de esto, acaba de ser aprobada por el congreso una nueva ley que permite el aborto en la capital del país a partir de Mayo de 2007.

A pesar de todo, la modernización no ha logrado cambiar los fuertes lazos familiares que distinguen a los mexicanos; así, las nuevas generaciones viajan por el mundo, obtienen empleo en el extranjero, asimilan nuevas filosofías y formas de vida pero cada Navidad o vacaciones de verano regresan a visitar a sus abuelos, padres e hijos, para compartir con ellos que son parte fundamental de sus vidas.

Pero las fiestas y las reuniones familiares no serían tan populares sin buena comida o buena bebida, y es por esto que la cocina mexicana, de reconocimiento internacional, posee una vasta gama de ingredientes y colores que conquistan hasta el más estricto paladar. Y para acompañar un exquisito tequila o una buena cerveza mexicana.

CULTURA COLOMBIANA

La cultura de Colombia tiene su origen esencialmente en el mestizaje cultural de los pueblos nativos con la influencia colonizadora española y europea posteriormente de la influencia de la cultura suramericana.



Como consecuencia del aislamiento geográfico y la dificultad de acceso entre las diferentes regiones del país, se desarrollaron con el paso del tiempo subregiones muy distintivas y variadas culturalmente. Debido a la gran diversidad es difícil agrupar las diferentes subculturas del país, pero pueden considerarse a grandes rasgos las más representativas, entre las que se encuentran:

  • Costeños Costa Atlántica y las sabanas del norte del país.

  • Paisas de Antioquia y el Eje Cafetero.

  • Llaneros pertenecientes a los llanos de la Orinoquía y que comparten frontera con Venezuela.

  • Santandereanos pertenecientes a Santander y Norte de Santander.

  • Vallunos, y Caucanos, pertenecientes a la Costa Pacífica y parte de la andina, con presencia indígena, blanca y afrodescendiente.

  • Tolimenses pertenecientes al Tolima.

  • Pastusos pertenecientes al departamento de Nariño fronterizo con Ecuador, con fuerte ascendencia indígena.

  • Amazónicos pertenecientes a las selvas del sureste del país.

  • Cundiboyacenses' 'pertenecientes al interior del país en el Altiplano Cundiboyacense.x

El acento y la pronunciación de las palabras varía considerablemente en cada una de las regiones mencionadas, así como también la comida y sus costumbres

Artes

Artesanías


Cerca de un millón de colombianos viven de forma directa o indirecta del sector de la artesanía, particularmente dinámico en el país. Este sector, que contribuye notablemente a la economía nacional, cuenta con unos 350.000 artesanos, de los cuales aproximadamente el 60% procede de zonas rurales y de comunidades indígenas, y el 65% son mujeres. El arte precolombino, milenario, era particularmente rico. Las figuras construidas en oro y las piezas de joyería fueron bastante codiciadas por los colonizadores españoles, que en algunos casos desataron auténticas masacres con el fin de poseerlas (más por los materiales preciosos usados en ellas que por su valor artístico). Muchas de esas piezas fueron llevadas a España, donde fueron destruidas para usar el oro y otras piedras preciosas en otros objetos. Las excavaciones arqueológicas han develado muchos de estos objetos, que aún hoy en día son una pequeña ventana hacia la opulencia artística del pasado de este pueblo. Las artesanías producidas por los grupos étnicos son igualmente ricas y bastante apreciadas, tanto por los locales como por los turistas. El pueblo guajiro fabrica bolsas, cinturones y redes tejidas manualmente. Los paeces, por su parte, son conocidos por la manufactura de sus típicos chales de lana. También el barro ha sido muy utilizado para crear artesanías como vasijas, ollas entre otras. Es considerado como un símbolo del trabajo y esfuerzo de todos los colombianos, que trabajan que se esmeran por conseguir un mejor país.

Artes plásticas


”San José y el Niño”, de Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos, considerado por muchos colombianos como su mejor pintor de la época colonial.

En la época colonial, la pintura colombiana estaba marcada por los trabajos de los tres Figueroa, auténticos pioneros de este arte: Baltasar de Figueroa, el viejo; Gaspar de Figueroa, su hijo y Baltasar de Figueroa, el joven. Gaspar fue el maestro de artistas de relevancia, entre quienes se encuentra notablemente Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos. José María Espinosa Prieto, pintor, grabador y miniaturista, también es destacado por sus retratos, paisajes y caricaturas. A Epifanio Garay también se hace gran referencia, sobre todo como retratista, a pesar de que gran parte de su obra se desarrolló en Panamá.

Después de la independencia de España, en 1819, el arte colombiano tiene poca representatividad y todavía es muy dependiente de lo figurativo. Hay quien explica este atraso en la evolución de los estilos artísticos colombianos por medio de la propia geografía montañosa del país, que no permitía un contacto y un diálogo continuados entre las diversas tendencias creativas que ahí se desarrollaban.

En la décadas de 1920 a 1940, Marco Tobón Mejía, José Horacio Betancourt, Pedro Nel Gómez, Ignacio Gómez Jaramillo , Santiago Martínez Delgado y Alipio Jaramillo consiguen crear algún dinamismo con la elaboración de murales, influenciados, en el estilo, por el arte mexicano, aunque con características neoclásicas y del Art Nouveau. En el inicio de la década de 1940, debido a un creciente desinterés internacional por el arte colombiano, comienzan a aparecer obras que no habían sido ensayados allí, como el post-impresionismo y el estilo académico francés. El paisajista Ricardo Gómez Campuzano es un ejemplo de esto (Calle de Cartagena de Indias).



Muchos historiadores de arte consideran, entretanto, que el arte colombiano sólo comenzó a tener un carácter propio a partir de mediados del siglo XX, al recrear, bajo un nuevo punto de vista, los elementos culturales y artísticos tradicionales, integrando los conceptos desarrollados por el arte del siglo XX. Igancio Gómez Jaramillo, cuya obra puede ser considerada “modernista”, presentó, por ejemplo en su Retrato de los hermanos Greiff, lo que el arte colombiano podía unir a las nuevas técnicas con respecto a la cultura y los temas típicamente colombianos. Carlos Correa, en su obra paradigmática, “Naturaleza muerta en silencio”, combina la abstracción geométrica y el cubismo, inaugurando un estilo todavía recurrente a la actualidad. Pedro Nel Gómez, que se destacó en el dibujo, la acuarela, el fresco, la pintura al óleo y la escultura en madera, piedra y bronce, demuestra, por ejemplo en “Autorretrato con sombrero” (1941), su familiaridad con las obras de Gauguin y Van Gogh, revelando también la influencia de otros autores como Cézanne en su “Autorretrato” de 1949 o José Clemente Orozco, en su serie sobre las Barequeras (mujeres que se dedicaban a la prospección de oro). Alejandro Obregón, considerado por muchos como el "padre del arte colombiana" (debido a su originalidad, inauguradora de un arte considerado colombiano de raíz), debido a sus pinturas de paisajes nacionales caracterizados por pinceladas violentas y por el uso simbólico y expresionista de animales (especialmente aves, como el cóndor), ha sido largamente aclamado por críticos y por el público en general, y fue, sin duda, el artista más influyente de este período. Son notorias las influencias de Picasso y de Graham Sutherland. En la actualidad, es de renombre internacional el aporte a la pintura que hacen artistas como Fernando Botero y Omar Rayo.

Literatura


Gabriel García Márquez, ganador del Premio Nobel de Literatura 1982, es colombiano. Entre los libros que escribió, de calidad reconocida en todo el mundo, Cien años de soledad continúa siendo un "best seller" y es ampliamente considerado la cumbre del llamado “realismo mágico” – corriente literaria que no se limita, sin embargo, a Colombia sino en general a América Latina. Otros autores de importancia son Jorge Isaacs, autor de María, Gonzalo Arango, fundador del Nadaísmo, Álvaro Mutis, ganador del Premio Cervantes, Fernando Vallejo, crítico constante de la doble moral típica de los antioqueños y ganador del premio Rómulo Gallegos, José Asunción Silva, precursor del romanticismo latinoamericano, Raúl Gómez Jattin, Efraín Medina, Andrés Caicedo, las poetas Piedad Bonnet y María Mercedes Carranza, Aurelio Arturo, el novelista Germán Espinosa y el fallecido Rafael Chaparro Madi edo. Las más importantes revistas literarias son El Mal pensante, Arcadia, Número y Puesto de Combate.

CULTURAS DEL MUNDO

POR: SINDY LÒPEZ

SEMIÒTICA

PROFESOR: JUAN GUILLERMO AGUDELO






La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal