¿De qué se trata? 16 de enero de 2002 el tlc chile-eeuu



Descargar 202.26 Kb.
Página4/5
Fecha de conversión15.12.2017
Tamaño202.26 Kb.
1   2   3   4   5

7.- ASUNTOS SANITARIOS Y FITOSANITARIOS

Es realmente crucial en una negociación tratar de modo mutuamente satisfactorio los asuntos sanitarios y fitosanitarios, vinculados a las exigencias que los países imponen a las importaciones, especialmente cuando se trata de productos agropecuarios, pesqueros y forestales. Estas normas se negocian con el objetivo de garantizar el libre comercio, otorgar un trato no discriminatorio entre productos nacionales y extranjeros y usar normas internacionales.


En el Acuerdo, Chile y EEUU se han comprometido a implementar en forma eficiente el Acuerdo de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la OMC ( AMSF). Asimismo, se establecerá un Comité operativo para el seguimiento de la adecuada implementación del AMSF, para la realización de consultas técnicas sobre preocupaciones comerciales en estas materias y para el reconocimiento de sistemas de inspección y certificación para la facilitación del comercio.
Por otra parte, en forma paralela a la negociación, ha trabajado un Grupo Técnico bilateral, resolviendo asuntos pendientes en materia zoo y fitosanitaria, lo cual permitirá que las nuevas condiciones arancelarias se puedan traducir en un efectivo incremento del comercio.
  1. INVERSIONES





  • EE.UU. es el principal país inversionista en Chile, con casi un 30% (US$ 11.297 millones) del total de la inversión extranjera materializada a través del Decreto Ley 600 en el período 1990-2000, alcanzando un 37% (US$ 1.759 millones) en 2001.




  • En las negociaciones sobre inversiones, se busca fomentar el ingreso de capitales al país socio bajo requisitos que den estabilidad y seguridad a los inversionistas, sin quedar expuestos a un trato discriminatorio . Con Estados Unidos, el objetivo de Chile fue el establecimiento de disciplinas en cuanto a la liberalización y a la protección de los flujos de capital entre ambos países, y la consagración de los principios de no discriminación en el tratamiento que se otorgue a la inversión del otro país, en relación con la inversión nacional y la inversión de terceros .




  • En el Acuerdo no hay modificaciones sustanciales a las normas vigentes en Chile en materia de inversiones, ya que básicamente se consolidaron las obligaciones negociadas por Chile en los TLCs con Canadá y México. Se garantizó el acceso y la protección a los inversionistas de ambos países para invertir en el otro. Se otorgó Trato nacional y Trato de Nación más Favorecida , con algunas excepciones listadas en los anexos de las medidas disconformes. En términos generales Chile mantuvo la misma apertura o acceso que negoció con Canadá y México, y EEUU ha otorgó la misma apertura que en el NAFTA. Se prohiben los Requisitos de Desempeño, expresamente listados en el Capítulo, aunque se permiten algunas excepciones a la regla general.




  • Se definió el tratamiento de las inversiones que han ingresado a Chile con contratos y bajo la legislación Decreto Ley 600, las cuales representan un altísimo porcentaje del total de inversiones de EEUU ingresadas a Chile. Se mantuvo la restricción de la repatriación del capital de un año para estas inversiones. Se clarificó que el inversionista no puede alegar una violación del contrato DL 600 en arbitraje internacional.




  • Se acordó la libre transferencia para las inversiones cubiertas por el Acuerdo, con algunos resguardos especificados en el ámbito de la solución de disputas. Se acordó una prohibición a la expropiación de los inversionistas en las mismas condiciones que se acordó con Canadá y México, aunque se incluyó un anexo aclarando el concepto de expropiación indirecta, el cual en el NAFTA ha dado pie a demandas que podrían lesionar la capacidad regulatoria del Estado.




  • En cuanto a la Solución de Disputas entre el inversionista y el Estado, los inversionistas pueden reclamar en una disputa que el Estado ha violado la autorización de una inversión, un acuerdo de inversión o el Tratado mismo. Las autorizaciones de las inversiones bajo el Decreto Ley 600 no están sujetas a este mecanismo. Para limitar el ámbito de aplicación de los acuerdos de inversión, se acordó que solamente los acuerdos firmados a partir de los dos años desde la vigencia del Tratado serían reclamables a través de mecanismo de solución de disputa. La ley aplicable a los contratos será la ley nacional; los acuerdos unilaterales, como por ejemplo decretos y sentencias, no se consideran acuerdos de inversión; se define a la autoridad nacional como una autoridad a nivel ministerial y se excluyen las empresas estatales. Aunque el mecanismo de solución de disputas es similar a lo establecido en los TLCs anteriores, hay algunos cambios menores, como normas para una mayor transparencia en los procedimientos y la incorporación de la figura del amicus curiae. Asimismo, el procedimiento de solución de disputas se formaliza con plazos específicos y definidos, para evitar eventuales futuras demandas frívolas por parte de los inversionistas extranjeros. Se acordó también que las Partes considerarán dentro de un plazo de 3 años, el establecimiento de un tribunal de apelación para revisar fallos del arbitraje internacional.



9.- MOVIMIENTOS DE CAPITAL Y BALANZA DE PAGOS





  • En acuerdos previos, Chile limitó las transferencias en general y de balanza de pagos, a través de excepciones difíciles de administrar. En este TLC y en el marco de una mayor modernización del mercado de capitales, estas dos disposiciones se han fundido en una sola en el capítulo de inversiones. Las medidas restrictivas que el Estado de Chile tome en relación a los pagos y transferencias al exterior podrán ser reclamadas por los inversionistas extranjeros ante las instancias de arbitraje internacional sólo después de un año de ocurridos los hechos, lo cual permite la superación de problemas coyunturales, salvo que se trate de una inversión extranjera directa que no sean créditos externos y servicios financieros. El inversionista sólo podrá alegar respecto de las medidas restrictivas a la entrada de capitales, las pérdidas o daños limitados a la reducción en el valor de la transferencia y no la pérdida de utilidades y cualquier consecuencia similar o daños incidentales.




  • Tampoco se podrá iniciar el mecanismo de solución de disputas entre Estado y Estado hasta pasado el año de acontecidas las restricciones respecto de las transferencias de capital que motivaron la controversia. Estas son medidas destinadas a desincentivar el ingreso de capitales golondrina y a cautelar la autonomía regulatoria del Estado en el caso de una crisis de balanza de pagos.


10.- SERVICIOS
A lo largo de los años, Chile ha realizado una profunda reforma unilateral en materia de servicios a través de la privatización de muchas industrias en ese sector, una flexibilización de su marco regulatorio y una reducción de todas aquellas medidas que discriminan en el trato y el acceso otorgado a proveedores extranjeros de servicios. Existe un considerable consenso en que esta apertura ha sido beneficiosa para Chile, permitiendo que los sectores productivos y los consumidores accedan a servicios mejores, más eficientes y de menor costo. Por su parte, la apertura también significó una mayor capacidad exportadora de las industrias chilenas lo que se tradujo en un comercio exterior balanceado en materia de servicios.
Las exportaciones de servicios chilenos crecieron desde US$1.849 millones en 1990 a US$ 4.119 millones en 1998,6 un 44% más rápido que las exportaciones de bienes. En este mismo período, los servicios registraron una expansión media anual de 10.5%, mientras que las ventas de bienes se expandieron a una tasa media de 7.4%.
La prestación de servicios (profesionales, transporte, energía, financieros, telecomunicaciones) es un sector cada vez más importante en nuestra economía y el que más ha crecido en estos últimos años. Con el TLC, los profesionales chilenos (ingenieros, abogados, arquitectos) tendrán mejores oportunidades en el mercado de EE.UU. y podrán operar en condiciones de mayor estabilidad y transparencia.
Estas consideraciones han llevado a Chile a plantearse ambiciosos objetivos en esta materia, tanto en éste y como en sus anteriores Tratados de Libre Comercio. Siendo Chile y EEUU dos economías muy abiertas en este sector, la negociación no planteó grandes divergencias de criterios en materia de disciplinas ni con relación a la disposición a asumir compromisos comerciales de ambas Partes.
El Capítulo sobre Comercio Transfronterizo de Servicios debe examinarse en conjunto con otros Capítulos relacionados como Entrada Temporal de Personas de Negocios, Telecomunicaciones, Servicios Financieros e Inversiones.
La negociación sobre comercio de servicios se estructuró en dos grandes temas:


  • El desarrollo de las disciplinas en las que se basan los compromisos comerciales relativos a este sector. Chile tuvo como referente los capítulos de servicios en sus acuerdos previos con Canadá, México y Centroamérica. Respecto de dicho texto se convino con EEUU agregar disciplinas inspiradas en el Acuerdo General sobre Comercio de Servicios (GATS) de la OMC y que mejoraban el capítulo respecto del modelo inicial, en lo referido a Acceso a Mercados (restricciones no discriminatorias), Reglamentación Doméstica y Transparencia. Además se acordó extender estas disciplinas adicionales a las inversiones en servicios (Capítulo de Inversiones). A instancias de Chile, también se logró incluir una disposición sobre implementación que estipula una revista anual de temas de interés mutuo, incluyendo la posible eliminación de requisitos de nacionalidad y residencia permanente, así como procedimientos para transparentar las mejoras unilaterales que realicen las Partes respecto de las medidas que afectan el comercio recíproco de servicios.







  • Anexo I: se listan todas las medidas existentes que estén en disconformidad con las obligaciones del Capítulo.

  • Anexo II: se inscriben aquellos sectores especialmente sensibles respecto de los cuales las Partes se reservan el derecho de adoptar nuevas medidas, incluyendo medidas disconformes con las obligaciones del Capítulo.

Mediante estos dos Anexos, y con excepción de un compromiso adicional sobre telefonía básica local, Chile sólo reiteró compromisos comerciales que ya había suscrito en anteriores tratados, incluyendo aquellos consignados en el Acuerdo con la Unión Europea. Ninguno de estos compromisos implica desmantelar las medidas de protección vigentes tanto en Chile como en EEUU. La obligación contraída no es más que una consolidación del régimen existente.


Chile estableció una reserva para la industria cultural resguardando muy especialmente los intereses y preocupaciones del mundo de la cultura (libros, películas, videos, música, radio, TV):


  • Se han excluido del Tratado todas las medidas vigentes de protección a las industrias culturales (por Ej. cuota nacional de hasta 40% de pantalla en TV abierta).

  • Se podrán adoptar o mantener todo tipo de acuerdos internacionales respecto de industrias culturales, tales como los acuerdos de cooperación audiovisual.

  • Están excluidos del Tratado los programas existentes o futuros del gobierno de apoyo y subsidio de la cultura chilena.

Otro tema innovador de este capítulo se refiere a la industria de Express Delivery (servicios de correo privado expreso). Siendo ésta una industria relativamente nueva, era preciso avanzar en su definición a fin de diferenciarla de industrias más tradicionales como los servicios postales. Ello se logró a través de un Anexo especial en el que las Partes definen esta industria en el sentido indicado más arriba y expresan su deseo de mantener el nivel de apertura de esta industria en ambos países.


Finalmente, se acordó un Anexo sobre Servicios Profesionales que busca promover el reconocimiento mutuo de licencias profesionales bajo criterios acordados bilateralmente y en el que se tomarán en cuanta las diferencias en los regímenes regulatorios de las Partes. En este mismo tema, EEUU se comprometió a entregar, en un plazo de un año desde la entrada en vigor del Tratado, todas aquellas medidas (especialmente aquellas referidas a nacionalidad o residencia permanente) que afecten la prestación de servicios especializados de ingeniería en aquellos estados que tengan mayor interés comercial para Chile.

11.- ENTRADA TEMPORAL DE PERSONAS DE NEGOCIOS
Las disposiciones sobre entrada temporal de personas de negocios en un Tratado de Libre Comercio sirven para disponer de los instrumentos necesarios para hacer efectivos los derechos y obligaciones que se establecen en los capítulos sobre Inversiones y Servicios.
Esto se logra mediante compromisos que otorgan facilidades migratorias tanto a los inversionistas como a los prestadores de servicios, independientes de las normas internas que regulan al sector específico. En consecuencia, con estas disposiciones el inversionista o el prestador de servicio, al momento de ingresar al territorio de la otra Parte, recibirá un trato especial y ventajoso, en relación con el régimen común, que le permitirá aprovechar los derechos garantizados en otros capítulos del Tratado.
Se otorgan facilidades adicionales para la tramitación, requerimientos y plazos para el otorgamiento de visas a chilenos que deseen ingresar a EEUU en cualquiera de las cuatro categorías de personas de negocios que se contemplan: visitantes de negocios, comerciantes e inversionistas, personal transferido dentro de una empresa y profesionales. Este mejorado acceso al sistema migratorio estadounidense ocurre en un momento en que progresivamente EEUU busca medidas de protección frente a la entrada de extranjeros en su territorio.
Aspectos destacables


  • Facilidades en el otorgamiento y calificación de visas en las cuatro categorías de personas de negocios.

  • En ninguna de las categorías de personas de negocios, las Partes podrán establecer límites numéricos ni procedimientos previos, certificaciones laborales, etc., como condición del otorgamiento de la visa.

  • En el caso específico de los comerciantes e inversionistas, una vez que se suscriba el Tratado, los chilenos calificarán para la obtención de una visa especial a la que acceden sólo los países ya signatarios de acuerdos comerciales con EEUU.

  • En el caso de los profesionales, se asegura el otorgamiento de una visa preferencial que hoy no existe en la ley migratoria de EEUU y que, entre otras cosas, permitirá prorrogar la visa indefinidamente, en la medida que se mantengan las circunstancias en virtud de las cuales se otorgó dicha visación. Lo anterior, implica una modificación a la ley interna de Estados Unidos por lo que irá a trámite al Congreso de EEUU, bajo las modalidades conferidas por la legislación especial que ampara el Tratado.

  • En el caso de la categoría de Visitantes de Negocios y Personal Transferido dentro de una empresa, las facilidades se traducen básicamente en la reducción de los requisitos exigidos para la obtención de la residencia y la agilidad en su tramitación. En ambos caso, se otorgará un tipo de visa que ya existe en la legislación ordinaria de EEUU.


Entrada de profesionales


  • Se establece la entrada preferencial con cupo de 1400 profesionales al año, cifra que no incluye las renovaciones de visas, ni las visas de dependientes, esto es hijos menores y cónyuges. Se habla de cupo preferencial, porque estas personas ingresan con una visa especial, y no con la visa establecida por la legislación migratoria ordinaria de EEUU para profesionales.

  • Se acuerda una definición del concepto de profesionales, basado en que la persona esté relacionada con una ocupación en una especialidad, que tenga conocimientos prácticos y teóricos y cuatro años de estudios como mínimo. Esto permite una mayor amplitud en el concepto y una aproximación de mayor cobertura.

  • EEUU reconocerá como credenciales chilenas de estudios superiores, todos los títulos profesionales, además de las licenciaturas, independientemente de las instituciones que los otorguen, en la medida que estén reconocidas por el Estado.

  • Se acuerda un intercambio de lista de profesiones “no exhaustiva”, con el sólo objetivo de facilitar la interpretación de la autoridad migratoria y la incorporación de carreras nuevas.

  • Se aceptó dentro de la categoría de profesionales, dos carreras de índole técnica, la de administrador agrícola, y fisioterapeuta.



12.- TELECOMUNICACIONES


  • Este capítulo es un instrumento adicional y complementario a los compromisos asumidos sobre inversiones y servicios transfronterizos. Se refiere al acceso y uso de las redes de telecomunicaciones, desarrolla disciplinas aplicables a los proveedores dominantes de servicios públicos de telecomunicaciones, incorpora disciplinas sobre los servicios de información y otras materias relacionadas con las regulaciones en el sector.

  • Las disciplinas acordadas con los EE.UU. en materia de telecomunicaciones son el reflejo de las políticas regulatorias aplicadas en Chile. Por lo tanto, no conllevan modificaciones legales en el país.

  • Los compromisos asumidos en el Capítulo son coincidentes con los ya otros adquiridos por Chile en foros multilaterales (OMC) o bilaterales (TLC México, Canadá, UE y Corea). En este sentido, no se adquirieron nuevos compromisos internacionales en materias tales como:




  • Ámbito de aplicación del Capítulo: se acotaron las medidas sobre las cuales se aplican las disciplinas acordadas, quedando limitadas a las relacionadas con el acceso a las redes, proveedor dominante, servicios de información y otras regulaciones pertinentes a los servicios de telecomunicaciones.

  • Acceso y uso de las redes y servicios públicos de telecomunicaciones: se mantuvo el nivel de flexibilidad para aplicar normas regulatorias que sean necesarias para salvaguardar las responsabilidades de los proveedores de servicios públicos de telecomunicaciones y proteger la integridad de las redes de telecomunicaciones.

  • Las reglas relativas a los proveedores dominantes, que tienen como finalidad salvaguardas de la competencia. Lo mismo sucedió con el derecho de Interconexión, otorgamiento de licencias, asignación de recursos escasos y los servicios universales. Todos incorporan conceptos como la racionalidad y la no discriminación.

  • Reglas relativas a transparencia: hacer públicamente disponible medidas relativas a acceso y uso de los servicios públicos de telecomunicaciones.


13.- SERVICIOS FINANCIEROS
Chile y los Estados Unidos alcanzaron un acuerdo en materia de servicios financieros, cuyo objeto es la liberalización del comercio de servicios de naturaleza financiera: (a) seguros y servicios relacionados con los seguros; y (b) servicios bancarios y otros servicios financieros.

1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal