Declaración de la cmsi+10 relativa a la aplicación de los resultados de la cmsi



Descargar 154.37 Kb.
Página1/9
Fecha de conversión02.05.2018
Tamaño154.37 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9




Declaración de la CMSI+10 relativa a la aplicación
de los resultados de la CMSI

A Preámbulo


De conformidad con la Resolución 1334 del Consejo de la UIT, se celebró el Evento de Alto Nivel CMSI+10, coordinado por la UIT, en estrecha colaboración con todos los organismos de las Naciones Unidas, en el marco de sus respectivos mandatos.

Esta Declaración y la correspondiente Perspectiva para la CMSI después de 2015 de la CMSI+10 se han preparado de conformidad con los siguientes principios:

a) especial atención a las Líneas de Acción de la CMSI y a la medición de su aplicación;

b) elaborar una visión a partir del marco de Líneas de Acción existente, identificar las nuevas tendencias, desafíos y prioridades para el próximo decenio, sin hacer que el actual marco de Líneas de Acción quede obsoleto;

c) la Declaración de Principios y el Plan de Acción de Ginebra siguen estando vigentes hasta futuras decisiones que pueda adoptar la Asamblea General de las Naciones Unidas;

d) restringir las propuestas sobre Líneas de Acción, bajo la responsabilidad de los respectivos organismos de las Naciones Unidas, al Plan de Acción de Ginebra;

e) evitar propuestas que se refieran a los resultados de la Fase de Túnez de la CMSI en torno a lo siguiente: mecanismo de aplicación, seguimiento; gobernanza de Internet (salvo en lo que se refiera a las cuestiones de Internet que sean pertinentes para las Líneas de Acción), el IGF, la mejora de la cooperación, la CSTD;

f) evitar prejuzgar los resultados del 68º periodo de sesiones de la Asamblea General acerca de las modalidades del Examen General;

g) respetar los mandatos definidos por la Agenda de Túnez y los principios de la participación multipartita.

Hace diez años, en las dos fases de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI), celebradas en Ginebra en 2003 y Túnez en 2005, los representantes de los pueblos del mundo adoptaron una visión común de la Sociedad de la Información, definieron sus principios más importantes y detectaron los problemas que había que resolver para llegar a una Sociedad de la Información integradora, centrada en las personas y orientada al desarrollo. El objetivo principal del proceso de la CMSI era fomentar la utilización de la tecnología para mejorar la calidad de vida y cerrar la brecha digital.

Desde que se celebrase la segunda fase de la CMSI en 2005 ha aumentado considerablemente la utilización de las TIC, que ya forman parte de la vida cotidiana y aceleran el crecimiento socioeconómico, contribuyen al desarrollo sostenible, aumentan la transparencia y la responsabilidad, cuando procede, y ofrecen nuevas oportunidades para que los países desarrollados y en desarrollo aprovechen los beneficios que ofrecen las nuevas tecnologías.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) también han demostrado su valor como facilitadoras y promotoras del desarrollo para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Sin embargo, aún quedan por vencer grandes obstáculos para eliminar las grandes disparidades de desarrollo y permitir a todas las personas de todos los países disfrutar del acceso universal a la información y el conocimiento. Además, los beneficios que reporta la utilización de las TIC no se han repartido proporcionalmente entre todos los países. Reafirmamos, en concreto, el párrafo 36 del Compromiso de Túnez sobre el potencial de las TIC para fomentar la paz y prevenir los conflictos.

Para ello es de aplicación la legislación internacional, y en particular la Carta de las Naciones Unidas, fundamental para mantener la paz y la estabilidad, y fomentar la creación de un entorno pacífico y seguro con acceso a las TIC.

Desde que se puso en marcha el proceso de la CMSI, se ha insistido mucho en el enfoque multipartito y en la importancia que reviste para la aplicación de la CMSI a nivel nacional, regional e internacional, además para la ejecución de las Líneas de Acción y los temas de la CMSI. Este enfoque ha contribuido a reforzar el compromiso de todas las partes interesadas1 para trabajar de consuno, cada una de ellas asumiendo las funciones y responsabilidades que les corresponden.



En este contexto;

Reafirmamos la inconmensurable importancia de las TIC en el futuro desarrollo de la Sociedad de la Información mediante el estímulo de la innovación, el empoderamiento de diversos grupos de población en los países desarrollados y en desarrollo, la facilitación del acceso a la información y la promoción del crecimiento socioeconómico.



Invitamos a las organizaciones del Sistema de las Naciones Unidas y a todas las partes interesadas, en el marco de sus respectivas funciones y responsabilidades, a aprovechar al máximo el potencial de las TIC para solventar los problemas de desarrollo del siglo XXI y reconocerlas como facilitador global de los tres pilares del desarrollo sostenible.

1 Reafirmamos el papel fundamental de los jóvenes y las organizaciones juveniles pues, como se reconoce en el párrafo 11 de la Declaración de Principios de la CMSI, "deben fomentarse sus capacidades como estudiantes, desarrolladores, contribuyentes, empresarios y encargados de la adopción de toma de decisiones. Debemos centrarnos especialmente en los jóvenes que no han tenido aún la posibilidad de aprovechar plenamente las oportunidades que brindan las TIC. También estamos comprometidos a garantizar que, en el desarrollo de las aplicaciones y la explotación de los servicios de las TIC, se respeten los derechos de los niños y se vele por su protección y su bienestar". El papel que desempeñan los jóvenes también se ha puesto de manifiesto en el Programa de Acción Mundial para la Juventud, donde se identifican las TIC como una de las 15 esferas prioritarias, pues pueden dar a los jóvenes la oportunidad de superar los obstáculos que representan la distancia y las disparidades socioeconómicas. Además, en la Cumbre Mundial de la Juventud de la UIT, celebrada en 2013, se declaró que la juventud es una fuerza de progreso y se insistió en cuán importante es su plena participación en los procesos decisorios para mejorar la democracia y cómo el acceso de los jóvenes a la información puede contribuir directamente a su empoderamiento y a la innovación a escala mundial (Declaración de la Cumbre Mundial de la Juventud BYND 2015). Aunque se han logrado ciertos progresos, es necesario invertir mayores esfuerzos en garantizar la materialización de estos programas y declaraciones y de otros del mismo cariz.

2 Reafirmamos los derechos humanos y libertades fundamentales enunciados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los tratados internacionales sobre derechos humanos pertinentes, incluidos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; y reafirmamos también los párrafos 3, 4, 5 y 18 de la Declaración de Ginebra.

3 Aunque se ha reconocido el potencial de las TIC como herramienta para fomentar la igualdad entre hombres y mujeres, así como el empoderamiento de las mujeres para acceder y utilizar las TIC, también se ha constatado la existencia de una "brecha entre hombres y mujeres". Reafirmamos la importancia de fomentar y mantener la igualdad entre hombres y mujeres y el empoderamiento de las mujeres, garantizando su integración en la nueva sociedad de las TIC mundial y teniendo en cuenta el mandato del recién creado organismo ONU-MUJERES, las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel para después de 2015, y la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, adoptadas en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en 1995. Por consiguiente, queremos recordar y hacer hincapié en la importancia de incorporar en la Declaración y la Perspectiva de la CMSI+10 el párrafo 12 de la Declaración de Principios de la CMSI, donde se afirma que el desarrollo de las TIC brinda ingentes oportunidades a las mujeres, las cuales deben ser parte integrante y participantes clave de la Sociedad de la Información. Nos comprometemos a garantizar que la Sociedad de la Información fomente la potenciación de las mujeres y su plena participación, en pie de igualdad, en todas las esferas de la sociedad y en todos los procesos de adopción de decisiones. A dicho efecto, debemos integrar una perspectiva de igualdad de género y utilizar las TIC como un instrumento para conseguir este objetivo.

4 Reconocemos y somos conscientes de que los problemas para el cierre de la brecha digital aún no se han resuelto adecuadamente, para lo que se necesitan inversiones sustanciales en infraestructura y servicios de TIC, capacitación, transmisión de conocimientos técnicos y promoción de la transferencia de tecnologías en términos mutuamente acordados.

5 Recordando la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, los párrafos 11, 13, 14 y 15 de la Declaración de Principios de Ginebra y los párrafos 20, 22 y 24 del Compromiso de Túnez, y reafirmando el compromiso para dar a todas las personas acceso equitativo a la información y el conocimiento, para proporcionar a todas las personas capacitación en material de TIC y que todas las personas puedan tener confianza en la utilización de las TIC, incluidos los jóvenes, los ancianos, las mujeres, los pueblos indígenas y nómadas, las personas con discapacidad, los desempleados, los pobres, los migrantes, los refugiados y las personas desplazadas dentro de su país, y las comunidades rurales y distantes, resulta de vital importancia aumentar la participación de las personas vulnerables en el proceso de construcción de la Sociedad de la Información y que su voz llegue hasta las partes interesadas y los responsables políticos a todos los niveles. Los grupos de población más frágiles del mundo pueden integrarse en la economía y revelar a los principales ejecutores la existencia de soluciones de TIC (como las aplicaciones de ciberparticipación, cibergobierno, ciberenseñanza, etc.) diseñadas para mejorar su vida cotidiana.

6 Creemos que las TIC tienen el potencial necesario para actuar como facilitador clave del desarrollo y convertirse en un componente fundamental de soluciones de desarrollo innovadoras en la Agenda de Desarrollo para después de 2015. Se debe reconocer que las TIC son herramientas de empoderamiento y motor del crecimiento económico en pro del desarrollo, habida cuenta de la creciente importancia que están adquiriendo los contenidos y competencias pertinentes, así como la existencia de un entorno propicio.

7 A partir de lo aprendido durante la última década, en adelante debemos centrar nuestra atención en aquellos que facilitan, crean y gestionan las TIC, los profesionales que se ocupan de empoderar a los usuarios de las TIC para garantizar que el nivel de desarrollo sigue aumentando sin discontinuidad.

8 Durante los últimos 10 años, la evolución de la Sociedad de la Información ha contribuido, entre otras cosas, a la creación en todo el mundo de sociedades del conocimiento basadas en principios tales como la libertad de expresión, la educación de calidad para todos, el acceso universal y no discriminatorio a la información y el conocimiento, y el respecto a la diversidad lingüística y cultural y al patrimonio cultural. Cuando hablamos de Sociedad de la Información, también hacemos referencia a esa evolución y a la perspectiva de sociedades del conocimiento integradoras.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal