Del interior



Descargar 26.85 Kb.
Fecha de conversión03.07.2017
Tamaño26.85 Kb.


MINISTERIO

DEL INTERIOR

SECRETARÍA GENERAL TÉCNICA





MEMORIA ABREVIADA DEL ANÁLISIS DE IMPACTO NORMATIVO DEL PROYECTO DE ORDEN POR LA QUE SE DESARROLLA EL RÉGIMEN APLICABLE A LAS REPRODUCCIONES O RÉPLICAS DE ARMAS DE FUEGO ANTIGUAS
1. JUSTIFICACIÓN DE LA ELABORACIÓN DE UNA MEMORIA DE CARÁCTER ABREVIADO.
Con carácter introductorio y de conformidad con lo previsto en el artículo 3.2 del Real Decreto 1083/2009, de 3 de julio, por el que se regula la memoria del análisis de impacto normativo, se justifican, en primer lugar, los motivos de la elaboración abreviada de la presente memoria.
Estos motivos son, en síntesis, que no se derivan del proyecto de referencia impactos apreciables presupuestarios, económicos, de género (su impacto es nulo), ni competenciales.
Por ello, se ha considerado oportuno elaborar esta memoria abreviada, en virtud de lo previsto en el artículo 3.1 del Real Decreto 1083/2009, de 3 de julio.
2. OPORTUNIDAD DE LA NORMA.
El Reglamento de Armas, aprobado por el Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, regula los requisitos y condiciones de la fabricación y reparaciones de armas, sus imitaciones y réplicas, y de sus piezas fundamentales, así como todo lo concerniente a su circulación, almacenamiento y comercio, su adquisición y enajenación, su tenencia y utilización, determinando las medidas de control necesarias con objeto de salvaguardar la seguridad pública.
Dentro de las armas contemplas en el citado Reglamento, se encuentran las armas antiguas y las reproducciones o réplicas. Conforme al artículo 2.3 del Reglamento de Armas, constituyen armas antiguas las “Arma de fuego cuyo modelo o cuyo año de fabricación es anterior al 1 de enero de 1890”. Asimismo, el apartado 30 de dicho artículo define reproducción o réplica como el “Arma que es copia de otra original, reuniendo todas sus características, aptitudes y posibilidades de uso”.
El Reglamento de Armas clasifica las reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas en la categoría 6ª 2 de su artículo 3 (“las armas de fuego cuyo modelo o cuyo año de fabricación sean anteriores al 1 de enero de 1890 y las reproducciones y réplicas de las mismas, a menos que puedan disparar municiones destinadas a armas de guerra o armas prohibidas”, (...) “la antigüedad será fijada por el Ministerio de Defensa, que aprobará los prototipos o copia de los originales, comunicándolo a la Dirección General de la Guardia Civil).”
El régimen de tenencia y uso de las aludidas armas se regula, de manera genérica, en el artículo 107 del Reglamento de Armas. De conformidad con este artículo, la posesión de las reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas precisa la inscripción en un libro-registro, diligenciado por la Intervención de Armas respectiva, en el que se anotarán las altas y bajas. Su utilización se prevé excepcional y exclusivamente en campos, galerías o polígonos de tiro de concurso y terrenos cinegéticos, controlados, para prácticas y competiciones, precisando para ello un certificado de un banco oficial de pruebas y siempre que se obtenga autorización especial (“AE”).
Las características de ciertas reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas son similares a aquéllas que el Reglamento de Armas clasifica como de 1ª categoría (las cuales están sometidas a un régimen mucho más estricto), presentando, por tanto, un alto nivel de potencial peligrosidad.
Teniendo en cuenta la creciente presencia en el mercado de este tipo de armas y a la vista de sus características y de la mencionada potencial peligrosidad, resulta necesario que el acceso de los particulares a las mismas se produzca con todas las garantías y cumpliendo los requisitos que, por motivos de seguridad ciudadana, establece la normativa vigente.
Asimismo, debido al carácter que revisten las reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas como armas objeto de coleccionismo, resulta preciso especificar determinados extremos exigibles a las mismas.
Por tanto, en orden a la salvaguarda de la seguridad pública que inspira la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, de Protección de la Seguridad Ciudadana, así como el Reglamento de Armas, resulta necesario desarrollar de manera más pormenorizada lo previsto en el mencionado artículo 107.
3. BASE JURÍDICA Y RANGO.
El artículo 149.1.26ª de la Constitución Española otorga al Estado la competencia exclusiva sobre el régimen de producción, comercio, tenencia y uso de armas y explosivos.
Los artículos 3, 6 y 7 de la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, disponen que la Administración del Estado establecerá los requisitos y condiciones de la fabricación, comercio, tenencia y uso de armas, facultando al Gobierno dichos preceptos, así como la disposición final cuarta, para reglamentar la materia y establecer las medidas de control necesarias y atribuyendo al Ministro del Interior el ejercicio de las competencias en la materia.
Conforme a lo anterior, se dictó el Reglamento de Armas que, en relación con las reproducciones o réplicas de armas de fuego, contiene su régimen de tenencia y uso en el artículo 107.
Tal y como disponen los párrafos b y c de dicho artículo: “b) Las personas físicas y jurídicas coleccionistas de armas de avancarga o de otras armas de fuego antiguas, históricas o artísticas, sus reproducciones y asimiladas, susceptibles o no de hacer fuego, y de armas sistema «Flobert» podrán poseerlas legalmente si las tienen inscritas en un Libro-Registro, diligenciado por la Intervención de Armas respectiva, en el que se anotarán las altas y bajas. Queda prohibido el uso de las armas inscritas en dicho Registro. Para la circulación y transporte será necesaria una guía especial, que expedirá, en cada caso, la Intervención de Armas, a la vista de los datos que consten en el Libro, haciendo constar el destino concreto.
c) Las armas largas y cortas de avancarga y las demás armas de fuego antiguas o históricas, sus reproducciones y asimiladas, susceptibles de hacer fuego, y las de sistema «Flobert», salvo en los casos de festejos tradicionales -en los que, previa autorización del Gobernador civil, se podrán utilizar en lugares públicos únicamente con pólvora-, se utilizarán exclusivamente en campos, galerías o polígonos de tiro de concurso y terrenos cinegéticos, controlados, para prácticas y competiciones, a cuyo efecto las armas largas y cortas de avancarga y las demás de la categoría 6.ª, 2, precisarán la posesión de un certificado de banco oficial de pruebas para cada arma y la obtención de autorización especial, que podrá amparar un número ilimitado de estas armas, en la forma prevenida en el artículo 101. Las de sistema «Flobert» podrán ser utilizadas también en la explotación de puestos de tiro al blanco, especialmente autorizados para estas armas”.
Para llevar a cabo una regulación más pormenorizada del régimen relativo a las reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas, resulta preciso realizar el desarrollo de lo recogido al respecto en el Reglamento de Armas y, por tanto, de lo regulado en el aludido artículo 107. Ello se lleva a cabo mediante el presente proyecto.
Así, al amparo del artículo 149.1.26ª de la Constitución Española y en desarrollo de lo regulado en el artículo 107 del Reglamento de Armas, la disposición que se aprobará ha de presentar rango de orden, dictada a propuesta del Ministro del Interior.
4. CONTENIDO Y TRAMITACIÓN DEL PROYECTO.
A. Contenido.
El presente proyecto consta de una parte expositiva, una parte dispositiva y una parte final.
a. La parte dispositiva se divide en cuatro capítulos (Disposiciones generales, Titularidad, Uso de reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas y Medidas complementarias) con un total de 12 artículos (Objeto, Concepto, Titularidad, Requisitos, Inscripción de reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas en el libro-registro de coleccionismo, Revocación, Uso, Requisitos, Validez y renovación, Revocación, Munición y Medidas de seguridad).
De su contenido cabe destacar:
- su objeto: desarrollar los requisitos necesarios para ostentar la titularidad de reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas, así como para el uso eventual de las mismas, y las medidas complementarias para ambos.
- la regulación de la titularidad de las armas en cuestión (obtención de la condición de coleccionista, requisitos, inscripción en el libro-registro de coleccionismo y revocación de la condición de coleccionista).
Para la obtención de la citada condición, además de la preceptiva documentación, se establece la necesidad de acreditar:
- la titularidad de un mínimo de 2 reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas. En el supuesto de pretender obtener la condición de coleccionista respecto a una sola reproducción o réplica, deberá firmarse una declaración comprometiéndose a adquirir otra reproducción o réplica durante el año inmediatamente siguiente al reconocimiento de la condición de coleccionista
- el interés real en el coleccionismo de reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas, lo que podrá acreditarse, entre otras, mediante la afiliación a una asociación de coleccionismo de reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas legalmente constituida, mediante la presentación del correspondiente carné o certificado; o mediante una carta de recomendación de, al menos, dos coleccionistas de reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas con una antigüedad superior a dos años reconocida por la Guardia Civil, que avalen el interés del aspirante para el inicio de la colección.
- el régimen de uso de este tipo de armas (se requiere de autorización especial en la forma prevenida en el artículo 101 del Reglamento de Armas, regulando los requisitos para su obtención -entre los que se exige el previo reconocimiento de la condición de coleccionista-, validez, renovación y revocación, y la munición que ha de emplearse en dichas armas).
Entre los requisitos para la obtención de la autorización especial de uso de reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas, además de la preceptiva documentación, se especifica que deberá acreditarse la inscripción de las armas en el libro-registro; estar en posesión de los conocimientos necesarios sobre conservación, mantenimiento y manejo de dichas armas, mediante la superación de las pruebas teórico-prácticas de capacitación que se determinen por resolución del Director General de la Guardia Civil, de acuerdo con lo prevenido en el artículo 98.2 del Reglamento de Armas; así como disponer de un carné de socio, licencia federativa o cualquier otro documento o medio acreditativo para el uso de las reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas en un campo, galería o polígono de tiro.
Dado que las armas originales utilizaban la munición existente en su día y que las reproducciones o réplicas lo son respecto de aquéllas, y asimismo, debido a las diferentes prestaciones que ofrece un arma según la cartuchería utilizada, por motivos de seguridad ciudadana se dispone que los titulares de reproducciones o réplicas de armas de fuego antiguas únicamente pueden comprar y utilizar el tipo de munición empleada en las armas originales es decir, munición con pólvora negra, y del calibre de éstas.
- la obligación de guardarlas en lugar seguro y a adoptar las medidas necesarias que se determinen por resolución del Director General de la Guardia Civil, para evitar su pérdida, robo o sustracción.

b. La parte final se compone de tres disposiciones finales (título competencial, facultades de desarrollo -se autoriza al Director General de la Guardia Civil para dictar cuantas disposiciones requieran el desarrollo y aplicación de la norma- y entrada en vigor).




B. Tramitación.
De conformidad con lo dispuesto en el artículo 24.1.a) de la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, del Gobierno, la Dirección General de la Guardia Civil remitió el correspondiente proyecto a la Secretaría General Técnica del Ministerio del Interior.
Dicho proyecto ha de contar con el informe de la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos (CIPAE), de conformidad con lo dispuesto en el artículo 24.1.b) de la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, y en cumplimiento de lo previsto en la Orden PRE/631/2002, de 15 de marzo, por la que se regula la composición y funciones de la citada Comisión.
De conformidad con el artículo 24.2 de la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, el proyecto habrá de ser informado, en todo caso, por la Secretaría General Técnica del Departamento.
5. NORMAS QUE QUEDAN DEROGADAS.
El proyecto no deroga ninguna norma.
6. IMPACTO PRESUPUESTARIO.
Desde el punto de vista presupuestario, del proyecto no se deriva efecto alguno sobre los gastos e ingresos públicos.
7. IMPACTO POR RAZÓN DE GÉNERO.
De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 24.1.b) de la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, en la redacción dada al mismo por la Ley 30/2003, de 13 de octubre, sobre medidas para incorporar la valoración del impacto de género en las disposiciones normativas que elabore el Gobierno, se participa que el contenido del proyecto de orden no afecta a la igualdad entre hombres y mujeres, por lo que el impacto por razón de género es nulo.




Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal