Delito o Materia: Artículo 2º Ley N° 20. 000 Tribunal: top antofagasta ruc: 1200710938-3



Descargar 278.89 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión07.07.2017
Tamaño278.89 Kb.
  1   2   3   4   5   6




Delito o Materia: Artículo 2º Ley N° 20.000

Tribunal: TOP Antofagasta

RUC: 1200710938-3

RIT: 52-2014

Fecha Sentencia: 22-05-14

Considerandos: 16º
TEMAS: Condena por tenencia o posesión de precursores Art. 2 Ley 20.000

TOP condena a uno de los acusados a 800 días por el delito de tenencia o posesión de precursores o sustancias químicas especiales, previsto en el artículo 2 de la ley 20.000.

Se acredita que el acusado mantenía en su domicilio los siguientes químicos:


  • 11.000 mililitros netos de acido clorhídrico: Precursor fundamental para la obtención de clorhidrato de cocaína. Siendo también utilizado en la obtención de crack.

  • 450 mililitros de una mezcla de hidrocarburos: químico contenido en los en los pegamentos industriales, que corresponden a sustancias orgánicas volátiles cuya inhalación puede producir efectos tóxicos o psicotrópicos nocivos para la salud.

  • 2 litros de acetona con clorhidrato de cocaína en estado sólido en el fondo.

El tribunal concluye que el acusado tenía una especie de laboratorio artesanal en su domicilio, cuestión que deduce ya que además de los químicos se encontraron otras especies y utensilios, como un rayador, coladores, un jarro, una olla, un horno microondas, una pesa digital, bolsitas plásticas, un prensa, bidones, ovoides con clorhidrato de cocaína, todos elementos comúnmente utilizados para la elaboración del la droga.



Tema: Agravante 19 a) Ley 20.000

TOP aplica agravante del 19 a) de la ley 20.000 a todos los imputados. Para el tribunal más que una agravante el 19 a) es una calificante del delito de tráfico ilícito de drogas Señala que para estar en presencia de esta circunstancia modificatoria no basta con que solo se verifique que se ejecute el delito conjuntamente por varias personas, si no que se requiere que el grupo haya actuado en forma permanente a través del tiempo. Ejecutando varias acciones que permitan dar certeza que no se trata de hechos aislados. En definitiva el tribunal lo trata como una asociación ilícita degradada o debilitada donde no existe una jerarquía interna o una organización propiamente tal.

Otro requisito para la agravante, es que los sujetos tengan conciencia, conocimiento y voluntad de que “forman parte” de una agrupación que realiza tráfico, ya que solo así se puede realizar un mayor reproche a este “mayor injusto”.

Antofagasta, veintidós de abril de dos mil catorce.



VISTOS, OIDO Y CONSIDERANDO:

PRIMERO: Que los días catorce, quince y diecisiete del presente mes y año, ante esta sala del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta, integrada por las jueces titulares doña Paula Ortiz Saavedra, quien la presidió, doña Marcela Nilo Leyton y doña Ingrid Castillo Fuenzalida, se llevó a efecto la audiencia del juicio oral de la causa Rol Único N° 1200710938-3, Rol Interno del Tribunal N° 52-2014, seguida por el delito de tráfico ilícito de estupefacientes en contra de los acusados JOSÉ VENTURA MORALES, boliviano, DNI Nº 4434136, Cédula Nacional de Identidad 14.842.139-0, nacido el 24 de septiembre de 1970, casado, 43 años, siembra soya y arroz, domiciliado en Tapacarí Provincia, Bolivia; ELOY MARINE GONZÁLEZ, boliviano, DNI Nº 2727410, Cédula Nacional de Identidad 14.842.136-6, casado, nacido el 11 de enero de 1959, 55 años, chofer, domiciliado en Circunvalación Nº 19, Oruro, Bolivia; ALBINA BALBISA CALLE MAMANI, boliviana, DNI Nº 7274943, Cédula Nacional de Identidad 14.842.134-K, casada, nacida el 16 de noviembre de 1966, 47 años, comerciante, domiciliada en Huandalle sin número, Oruro, Bolivia; JUAN CARLOS MONDACA CORTÉS, Cédula de Identidad Nº 10.202.574-1, chileno, soltero, nacido el 20 de noviembre de 1965, 48 años, chofer, domiciliado en calle Nicaragua N° 2284, Compañía Alta, La Serena; AARON FREDES CONTRERAS, Cédula de Identidad Nº 18.366.039-K, chileno, soltero, nacido el 14 de marzo de 1993, 21 años, domiciliado en Pasaje Valle Copiapó N° 3256, Puente Alto, Santiago; KLIFF RICHARD CÁCERES CORREA, Cédula de Identidad Nº 16.193.244-2, chileno, soltero, 28 años, nacido el 2 de abril de 1986, compra y venta metal mecánica, domiciliado en calle Condell con los Pétalos, Depto. 23, San Bernardo, Santiago; PETER LUIS HENRÍQUEZ CARRASCO, Cédula de Identidad Nº 16.151.484-5, chileno, soltero, nacido el 4 de julio de 1985, 28 años, chofer, domiciliado en calle Los Pétalos Nº 14.383, San Bernardo, Santiago; JORGE HERNÁN MUÑOZ MORASSO, Cédula de Identidad N° 13.709.065-1, chileno, soltero, nacido el 28 de enero de 1979, 35 años, mueblista, domiciliado en calle Dionisio Nº 1009, Población Lo Velásquez 4, Renca, Santiago, y JOSÉ CARLOS SERRANO HURTADO, boliviano, DNI 5417043, Cédula Nacional de Identidad N° 14.843.324-0, casado, nacido el 17 de diciembre de 1985, 28 años, comerciante, domiciliado en Bolivia, Santa Cruz Radial 27, calle 8, Casa 7 y Tomás de Magallón Nº 1699, Depto. 30, San Bernardo, Santiago, además en contra de éste último como autor del delito de posesión o tenencia de precursores o de sustancias químicas esenciales.

Sostuvo la acusación el Ministerio Público, representado por el Fiscal Adjunto don Julio César Ruiz Pino (fuera de audiencia indicó C.I. N° 12.281.713-K, Cód. CF8), forma de notificación al correo electrónico jruiz@minpublico.cl

La defensa de los acusados estuvo a cargo de los siguientes abogados:

a) Por José Carlos Serrano Hurtado, los defensores particulares don Percy Velásquez Bravo, don Hessen Cameron Veas, C.I. N° 10.995.600-7 y doña Daniela Fuenzalida Acuña, todos con domicilio en Prat 482, Oficina 405, Antofagasta y forma de notificación, al correo electrónico percyvelasquezb@gmail.com.

b) Por Albina Calle Mamani y Peter Henríquez Carrasco, la defensora penal licitada de Antofagasta, doña Claudia Nievas López.

c) Por Juan Carlos Mondaca, la defensora penal licitada de Antofagasta, doña Angélica Gordillo Morgado.

d) Por José Ventura Morales, Eloy Marine González, Jorge Muñoz Morasso, el defensor penal licitado de Antofagasta, don Rodrigo Araya Peña.

e) Por Aaron Fredes Contreras y Kliff Richard Cáceres Correa, el defensor penal licitado de Antofagasta, don Agustín Campillay Robledo.



SEGUNDO: Que el Ministerio Público fundó su acusación en los hechos siguientes, según se lee en el auto de apertura:

“Que, en el contexto de una investigación destinada a desbaratar una agrupación de personas que ingresaban drogas ilícitas a nuestro país, desde la frontera con Bolivia y para ser comercializada en el sector poniente de la capital de nuestro país, se ha podido establecer que dicha operación se concretaría en horas de la noche del día sábado 28 de Julio de 2012, en la víspera del domingo 29 de Julio de los corrientes, por lo cual, se dispuso un dispositivo de vigilancia en el sector de la Negra y Paposo, de la Segunda Región de nuestro país. A partir de las vigilancias directas e ininterrumpidas por funcionarios policiales visualizan a cuatro sujetos, a saber, a Eloy Marine González, Albina Balbisa Calle Mamani, José Ventura Morales y otro sujeto no individualizado apodado como “el hualo” o “el abuelo”, quienes sostienen una reunión en la madrugada del domingo 29, en el sector de La Negra, de la Segunda Región, con Juan Carlos Mondaca Cortes, en dicha reunión los cuatro sujetos antes indicados, le imparten instrucciones a Mondaca Cortes, en relación a la coordinación del trasporte de una gran cantidad de droga desde el norte hasta nuestra capital. Fue así que se detecta la camioneta marca Mitsubishi, modelo Dakar, patente CS.PF-67, en la cual se desempeñaba en su conducción don Juan Carlos Mondaca Cortes, tanto al memento de la reunión como al momento de la detención y al ser seguido ininterrumpidamente por funcionarios fue visualizado cargando varios sacos al interior de la segunda cabina de la camioneta ya individualizada, por lo que fue seguido por funcionarios policiales y al ser controlado alrededor de las 06:00 horas, de la madrugada, del día domingo 29, en el sector de “Aguas Verdes”, Segunda Región, fue sorprendido conduciendo y transportando la cantidad de 10 sacos, tipo papero, contenedores de 204 kilos y 808 gramos, de marihuana prensada. Asimismo, alrededor de las 17:00 horas, de ese mismo día domingo, se logra la ubicación de los otros dos imputados, esto es, Eloy Marine González y Albina Balbisa Calle Mamani, quienes viajaban en un bus interprovincial con destino a Iquique, por la Ruta CH-1, a la altura de Tocopilla, quienes habían sido filmados y fotografiados en las reuniones sostenidas con Mondaca Cortes, siendo sus funciones encargar la coordinación de la entrega de la droga entre los transportistas bolivianos y los receptores bolivianos en Chile, como también con nacionales. Todo lo anterior sin contar con autorización alguna y de esta forma induciendo, promoviendo y facilitando, el uso o consumo de sustancias prohibidas por la Ley Nº 20.000.

Que, en el contexto de esta misma investigación, fue posible establecer que el imputado José Ventura Morales, desde el 26 de Julio de 2012, coordina de manera telefónica una gran entrega de drogas a distribuir en diversos encuentros con otras personas, siendo su modus operandi, sostener breves reuniones previas con los coimputados, para proseguir con el resto de sus entregas.

Así las cosas, previa coordinación telefónica, se pudo establecer que con un tal “Nene”, a quien manifiesta que la droga va en camino y que debe esperar, coordina la entrega de una importante cantidad de droga, según consta en transcripciones telefónicas.



1.- PRIMERA ENTREGA: Coordinó personalmente junto a los coimputados Eloy Marine González, Albina Calle Mamani y Juan Mondaca Cortes, el transporte de 204.808 kilogramos (sic) de Cannabis Sativa, se reúne en la segunda región con Eloy, Albina y Mondaca, en horas de la mañana del día 29 de julio de 2012, según consta en seguimientos registrados videográficamente, a efectos de coordinar la recepción, transporte y entrega de la droga que Mondaca transportaba materialmente.

Asimismo, el mismo 29 de julio de 2012, realizó la entrega material de los diez (10) sacos, tipo “papero”, contenedores de 204 kilos y 808 gramos, de marihuana prensada en la estación de servicio Copec de Aguas Verdes de la 2ª Región a Mondaca, quien fue detenido en posesión de la droga posteriormente.



2.- SEGUNDA ENTREGA: Que, en vigilancias directas, se pudo determinar que se trasladó hacia Antofagasta y luego, a Santiago, llegando el 30 de Julio, alrededor de las 11:00 hrs., para posteriormente, en las cercanías del terminal, en Mall Alameda, Estación Central, reunirse a coordinar una segunda entrega con los coimputados José Carlos Serrano Hurtado, Aaron Fredes Contreras y Kliff Richard Cáceres Correa, conferenciando con ellos, en dos oportunidades. Rato después, se traslada hasta el Mall Plaza Oeste, para una última reunión con Fredes Contreras y Cáceres Correa, quienes se mantuvieron en el lugar, a bordo del vehículo Toyota, modelo FJ Crusier, patente DT.HX-41, color negro con blanco y supervisan la recepción por parte de Peter Luis Henríquez Carrasco, quien llegó previamente al lugar acordado con Fredes y Cáceres, de cinco sacos de aspillera (sic), al abordar este último un vehículo DW.YZ-16, en cuyo interior habían una totalidad de 174 paquetes de 136 kilos y 612 gramos de marihuana, intentando los dos primeros darse a la fuga.

Ahora bien, los imputados Fredes Contreras y Cáceres Correa; se reunieron en Mall Alameda con Ventura, en dos ocasiones y se reunieron en Mall Plaza Oeste con Ventura, además, llegaron al Mall Plaza Oeste, con Peter Luis Henríquez Carrasco, chequearon el lugar, se mantuvieron cercanos y luego, se dieron a la fuga.



3.- TERCERA ENTREGA: Posteriormente, el imputado José Ventura Morales, se reúne con Jorge Hernán Muñoz Morasso, al interior del restaurant Shop Dog, en el Mall Plaza Oeste, quien luego de dicha reunión, abordó el vehículo patente SC-70.21, que mantenía en su interior 04 sacos de aspillera (sic), con un total de 116 paquetes, que pesaron 108 kilos y 442 gramos de marihuana.

4.- CUARTA ENTREGA: Asimismo y posterior a la reunión sostenida por José Carlos Serrano Hurtado y José Ventura Morales, el primero fue seguido hasta su domicilio ubicado en Voluntario Tomás de Magallón N° 1699, Depto. 30, de la comuna de San Bernardo, quien controlado de identidad, manifestando en forma libre y espontánea, que en su domicilio mantenía otra cantidad de droga, accediendo en forma voluntaria al ingreso y registro de su inmueble, manteniendo lo siguiente: 01 bolsa de nylon color amarillo, con 27 contenedores ovoidales, de una sustancia de color beige, en estado seco con características propias a la Cocaína, que arrojó un peso de 272 gramos; 01 bolsa de nylon blanco, con 17 contenedores ovoidales, de una sustancia color beige en estado seco, con características propias de Cocaína, que arrojó un peso de 168 gramos, y 01 bolsa de nylon transparente, la cual en su interior posee una sustancia de color beige en estado seco, con características propias a la Cocaína, que arrojó un peso total bruto de 245 gramos. Además, de hace presente que en el mismo domicilio, también se encontraron diversos productos químicos, utilizados para aumentar la cantidad de droga, los cuales eran utilizados por el imputado José Serrano Hurtado, en un laboratorio artesanal que mantenía al interior del domicilio, siendo los siguientes: 14 envases plásticos transparentes, 01 botella plástica, 02 botellas plásticas, 02 botellas plásticas, 01 botella plástica, todas ellas con líquidos transparentes, 03 tambores plásticos de color azul, de gran tamaño, 01 tambores de plástico de color azul, de mediano tamaño, 01 tambor de plástico de color azul, de pequeño tamaño, 01 base trituradora metálica, 01 martillo metálico, etc.”

Según el Ministerio Público, los hechos precedentemente descritos son constitutivos, por una parte, del delito de tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias sicotrópicas, previsto en el artículo 3º y sancionado en el artículo 1º de la Ley Nº 20.000 y además, en grado de consumado, en el cual les atribuye a todos los acusados participación en calidad de autores, conforme al artículo 15 N° 1 del Código punitivo, y por otra, del delito de posesión o tenencia de precursores o de sustancias químicas esenciales, con el objeto de destinarlos a la preparación de drogas, previsto y sancionado en el artículo 2º de la Ley Nº 20.000, en grado de consumado, atribuyéndole en el mismo al acusado SERRANO HURTADO, participación como autor de conformidad con el artículo 15 N° 1 del Código Penal. En cuanto a las circunstancias modificatorias de responsabilidad penal, señaló que el ente persecutor que a los acusados Peter Luis Henríquez Carrasco y José Hernán Muñoz Morasso, les beneficia la atenuante del artículo 11 Nº 6 del Código Penal, esto es, irreprochable conducta anterior, mientras que a todos los demás imputados no les benefician atenuantes y, a todos los acusados, les perjudica la circunstancia agravante de responsabilidad penal, establecida en el artículo 19 letra a) de la Ley Nº 20.000, es decir, los acusados formaron parte de una agrupación o reunión de delincuentes. Por todo lo expuesto, solicitó que se imponga a los acusados JOSÉ VENTURA MORALES, ELOY MARINE GONZÁLEZ, ALBINA BALBISA CALLE MAMANI, JUAN CARLOS MONDACA CORTES, JOSÉ CARLOS SERRANO HURTADO, AARON FREDES CONTRERAS y KLIFF RICHARD CÁCERES CORREA, las penas de 13 años de presidio mayor en su grado medio y a los imputados PETER LUIS HENRÍQUEZ CARRASCO y JORGE HERNÁN MUÑOZ MORASSO, las penas de 10 años y 1 día de presidio mayor en su grado medio, a todos ellos las penas accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena, según lo dispuesto en el artículos 28 del Código Penal; una multa equivalente a 200 UTM, se disponga el comiso de todas las especies incautadas, en especial, los vehículos patentes CS.PF-67, DT.HX-41, DW.YZ-16 y SC-70.21, y al pago de las costas de la causa, conforme a lo previsto en el artículo 45 y siguientes del Código Procesal Penal; y respecto del acusado JOSÉ CARLOS SERRANO HURTADO, además, se le imponga la pena de 3 años y 1 día de presidio menor en su grado máximo, las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena, según lo dispuesto en el artículo 29 del Código Penal, una multa de 40 UTM y se decrete el comiso de todos los precursores o sustancias químicas esenciales.

El Fiscal en su alegato de apertura, señaló que se acreditarían los hechos que fundan la acusación, vale decir, que existió una organización dedicada a internar una gran cantidad de droga cuyo destino era ser distribuida en la ciudad de Santiago en los cuales le cupo participación a los acusados, por lo que, finalmente, solicitaría que se les impongan las penas requeridas en el auto acusatorio.

TERCERO: Que, las Defensas en sus respectivos alegatos de apertura, indicaron lo siguiente:

El abogado Percy Velásquez que respecto del tráfico de drogas previsto en los artículos 1 y 3 de la Ley 20.000, en los términos señalados en la acusación, no haría mayor cuestionamiento, no controvertiría esta parte, por el contrario ésta se encuentra avalada por su representado quien declarará acerca de la participación exacta que le correspondió en esos hechos. Sin embargo, respecto del segundo hecho, haría una alegación de fondo y controvertida, pues demostraría que aquellos presupuestos que norma la Ley 20.000, al tratar los químicos esenciales como sustancias contenidas en el mismo Reglamento, no se cumple con el tipo penal, ya que su representado nunca tuvo el dominio del hecho respecto de la tenencia de estos químicos esenciales. Asimismo, manifestó que controvertiría la agravante especial contemplada en el artículo 19 letra a) de la Ley 20.000, respecto de las bandas para la internación de droga, por cuanto aquella ni siquiera procede como figura residual, pues se alega cuando el persecutor no ha podido demostrar una asociación ilícita, por ello, buscaría la pena que en Derecho corresponda para su representado.



La defensora Nievas, que con respecto a Albina Calle discutiría su participación por los hechos en que se le acusó, ya que llegó de Bolivia a Iquique porque se dedica al comercio, viajó junto a su marido, Eloy Marine González, para realizar compras y posteriormente volvería a su país de origen, en estas condiciones fue abordada por otros dos sujetos mencionados en la acusación, respecto de los cuales no tenía ningún conocimiento de lo que su marido había acordado con otras dos personas, siempre se mantuvo al margen de esto, no tuvo contactos previos ni posteriores con las demás personas involucradas en estos hechos, no se reunió con estos sujetos para acordar un tráfico, no existe prueba directa que la vincule, si bien existen grabaciones que la vinculan con su marido y dos personas con las que conversó porque su marido conversaba con ellos, pero ningún contacto para realizar este tráfico, de acuerdo a la cultura aimara que presenta, solamente llegando a Chile pudo aprender español ya que con su marido sólo se comunicaba en aimara, dado que esta causa es de una investigación antigua tiempo durante el cual aprendió el idioma español, por su cultura debe obedecer a su marido en todo lo que él le indique limitándose a seguirlo en todo lo que hizo, por lo que no se podría acreditar su participación.

Respecto de Peter Henríquez, sostuvo que su participación es mínima ya que sólo participó en la última parte de las entregas, éste sólo conocía a Aaron, su participación se limitó a ir al mall Plaza Oeste, al subirse al taxi colectivo se acercaron los funcionaros encargados de la vigilancia y lo detuvieron, nunca vio la droga, no se va a discutir ni el hecho punible ni su participación, que no es de autor sino que cooperó por hechos simultáneos y coetáneos, por lo que solicitaría la pena mínima que proceda de acuerdo a lo que el Ministerio Público pueda probar, y alegará también en su oportunidad la atenuante del artículo 11 N° 9 del Código Penal.



La defensora Gordillo, por Juan Carlos Mondaca indicó que no discutiría los hechos de la acusación, sólo la agravante del artículo 19 letra a) de la Ley 20.000, además, hizo presente que su representado también declararía con la intención de configurar la atenuante del artículo 11 N° 9 del Código Penal y aclarar su participación en estos hechos.

El defensor Rodrigo Araya, que sus representados José Ventura y Eloy Marine, siempre tuvieron la intención de seguir cooperando, sin embargo ignora por qué no terminaron con la cadena de la entrega, por otro lado, señaló que el Ministerio Público no podría acreditar que existía una asociación destinada a internar y distribuir droga, por lo que pedirá una pena menor que la solicitada y eventualmente una rebaja de pena.

Finalmente, el defensor Campillay, que no discutiría sustancialmente los hechos del juicio, respecto del hecho dos, que ha sido citado en la acusación, según su parecer deja bastantes puntos en el aire ya que habla de reuniones en un restaurante y cercanías de un mall, pero no se tienen grabaciones ni escuchas, la declaración de su representado sería sustancial para el esclarecimiento de los hechos, por otro lado si bien le corresponde al Ministerio Público probar las circunstancias modificatorias, no a la defensa acreditar que no existió esta asociación ilícita, hay determinados hechos que deben concurrir para que se configure la misma, el Ministerio Público no podría probar la pirámide que debe existir ni los roles o funciones que ocupan las personas en esta organización criminal, no se dan los supuestos por eso desde ya se opone a la agravante alegada y solicitará la pena que en Derecho corresponda a sus representados.



CUARTO: Que, debidamente informados, los acusados renunciaron a su derecho de guardar silencio, prestando declaración en la audiencia de juicio, en el orden siguiente:

1.- José Ventura Morales, declaró que se encontró en Bolivia con Juan Carlos Carreño quien le presentó a un tal Jorge, quienes lo mandaron para asumir como dueño de la droga, le iban a pagar 50 dólares por kilo, lo cual aceptó para poder ganar dinero para solventar su enfermedad, crema para su cuerpo. Indicó que llegó a Chile en junio o julio de 2012, estuvo esperando no había se retornó, luego llegó a Antofagasta otra vez esperó. Señaló que Juan Carlos Carreño le presentó al camionero, no sabe su nombre, quien es alto, blanco, de ojos azules, con él estuvo en Antofagasta esperando la carga que tenía que llegar. Precisó que “el abuelo” se llama Víctor, con quien tenía el negocio, éste contrató a don Eloy, pero con éste no ha hablado nada del negocio. Explicó que Juan Carlos lo contactó con el abuelo con quien debía encontrarse en Antofagasta, el día miércoles, en el terminal de buses se encontraron, éste lo llevó a un alojamiento, después de eso ya pasaron semanas y llegó, el abuelo le dijo que había llegado la carga como a las 2:00 o 3:00 horas del día domingo, 30 de junio o julio, llegaron a La Negra o más allá, él estaba encargado de 200 kilos, cada “gangoche” tenía su número lo apartó el abuelo, miró con la linterna del celular miraba los 200 que en cada bolsa marcado, el camionero cargó la camioneta negra, después él volvió a recogerlos y los llevó al alojamiento, al día siguiente salieron con el abuelo al terminal, éste se fue, como él tenía que ver otra entrega que le tenía que pasar el camionero, salió el domingo a las 10:00 u 11:00 horas con destino a Santiago.

Continuó señalando que llegó a Santiago (lunes 30 de julio) y se encontró con José Serrano (primera entrega) en esa tarde, habló con él de un punto llamado telefónico con el “Jorge” (segunda entrega), le dijo que mañana o pasado estaba llegando, el martes se juntaron otra vez con José Serrano, Kliff Cáceres y su hermano (Aaron Fredes), les dijo que iba a llegar hoy o mañana, como no conocía Santiago el camionero les dijo que la entrega sería en el mall Plaza, vino el camionero llegó el auto pequeño para cargar de su camión grande el auto pequeño, él solamente se quedó e hizo la primera entrega. Las mismas personas que nombró Jorge y Juan Carlos Carreño, con el tal José se encontró, para la segunda entrega tenía que entregar 66, cuando el camionero ha apartado 4 kilos, ya no eran 200 sino 196, le dijo pásale al Jorge 66, al otro 130, quedarían 196 kilos no más. Él estaba encargado como dueño.



Interrogado por el abogado Velásquez, señaló que a José Serrano no lo conocía desde Bolivia, el Jorge y Juan Carlos se lo presentaron, lo conoció en Santiago.

Examinado por la defensora Nievas, manifestó que antes había venido a Antofagasta a conocer, por esta causa era la primera vez que venía a Chile, viajó a Santiago solo en la flota Carmelita, la droga llegaba el domingo a las 2 o 3 de la mañana desde La Negra arriba más allá, el abuelo le avisó y llamó al camionero y con una camioneta vino y lo llevó junto con el abuelo hasta ahí, éste contrató a Eloy le pasó todas las bolsas, sus paquetes que estaban con una letra verde.

Indicó que conoció a Eloy acá, comieron dos o tres veces, con el abuelo y Eloy y también con su esposa, con ella dos veces no estaba siempre, en una sola mesa, en estas ocasiones en ningún momento hablaron de la droga, hablaba solamente con el abuelo. Él estaba con el abuelo en el mismo cuarto y en todo momento, no sabe donde estaban alojando Eloy y la esposa, sólo se encontraban en una esquina con ellos, no estaban en el mismo alojamiento. El abuelo le presentó a estas dos personas, éste era el encargado del transporte (se refiere de Bolivia hasta la frontera), la volvió a ver cuando lo detuvieron al día siguiente, saliendo del baño en Santiago.

Precisó que cuando llegó a Santiago, no cargó la droga en el auto chico, explicando que llegó el lunes o martes, el día antes se juntaron a comer con José Serrano, con el que está al frente, Kliff Cáceres, al frente del terminal, les dijo que el camionero llegaba ese día, no conocía las calles, el camionero le dijo en el Mall Plaza, con el hermano de Cáceres fueron y con el camionero se iba comunicando por teléfono, llegó ahí el auto pequeño se lo lleva el camionero, ambos salieron del mall no sabe a donde cargaron él se quedó en el mall Plaza, al chofer no lo conocía que era el hermano del Kliff Cáceres (se refiere a Aaron Fredes) y a Peter no lo conocía, sólo supo cuando estaban en el calabozo estaba en el mismo grupo cuando los juntaron a todos.

Examinado por la defensora Gordillo, indicó que conoce a Juan Carlos Mondaca, una vez comieron en el mismo restaurante, en la misma esquina, en Antofagasta, no los detuvieron juntos, no sabe a dónde lo detuvieron a él.

Consultado por su defensor Araya, señaló que Juan Carlos Carreño es boliviano, lo contactó primero por teléfono en Santiago y se encontró físicamente con él en Santa Cruz, Bolivia, tenía un restaurante donde él iba a comer y se hicieron amigos, viarias veces han ido a la pesca, Carreño le presentó a Jorge que era su amigo, con los dos iba a pescar, no sabe de qué nacionalidad es Jorge, ellos le ofrecieron traer a Chile 200 kilos de marihuana, le iban a pagar 50 dólares por kilo, le dieron 2.000 dólares, se trajo 1.000 y le dejó a su esposa los otros 1.000.

Expuso que ignoraba cómo iba entrar la droga a Chile, él tenía que verla que estaba llegando y que la recogiera el camionero (que tenía conectado todo) en Antofagasta, le dijo que tenía que ir a recogerla con el camionero, de quien no recuerda su nombre y no se encuentra detenido, era chileno, por su forma de hablar, no tenía por qué saber su nombre porque eran jefes, él era sólo mandado, el abuelo Víctor (que es boliviano) le avisó que la droga ya estaba en Antofagasta, el abuelo alojó en el mismo cuarto con él y pagó una noche y él también pagó otra noche, no recuerda el nombre ni la calle de éste. No conocía al abuelo tampoco, Juan Carlos Carreño y Jorge se lo presentaron, por teléfono se contactaron en Antofagasta, llegó casi a las 7:00 u 8:00 al terminal, lo llamó y en el mismo terminal se encontraron, el celular y el número se lo dio Juan Carlos Carreño.

Sostuvo que cuando retiraron la droga en La Negra, el supuestamente camionero (tal vez PDI) llevó una camioneta negra y él mismo la cargó, el abuelo se lo pasó de noche y con la linterna del celular alumbraba, el camionero no está preso con ellos por lo que piensa que era un funcionario policial, cada día se encontró con él.

Precisó que cuando llegó a Santiago, llamó al joven José, con el Jorge hablaron, se encontraron al frente del terminal, el camionero cuando llegó a Santiago se quedó con 4 kilos, porque le dijo que le pasara 100 y 100 a ambos, éste le dijo que habían sólo 196, por teléfono, a Jorge Morasso le entregaron 66, y 130 kilos a Cáceres, no vio las entregas, estuvo en el mall Plaza, llegó el camionero en primer lugar entregó a José 130, volvió dijo que ya se los entregó, llamó a Jorge de Chile, se lo llevó también hablaron y se fueron, él se quedó en el mall Plaza.

Indicó que a Jorge Muñoz Morasso no lo conocía de antes, no lo contrató ni tampoco tenía contacto directo con él, el mismo Jorge se lo presentó por teléfono, se encontraron en el terminal, donde corren los caballos, le preguntó si era boliviano y cómo está el Jorge le preguntó si ya había hablado, le dijo que se llamaba José, ahí se pusieron de acuerdo. A Jorge Muñoz no le pagó nada, lo llamó para que venga al mall Plaza, dos o tres veces, porque había varios mall Plaza no sabía donde norte o sur, José (las mismas personas lo estaban indicando a él no sabía su apellido, pero no está detenido) les dio teléfonos celulares con los números para José, uno para él y el otro para Jorge Muñoz Morasso, días antes en la noche.

Manifestó que tenía que esperar que le cancelaran el dinero, el 3 o 4 de agosto tenía que encontrarse con una mujer, a llevar la plata. José Serrano tenía que pagar, los dos con la mujer tenían que ir a cobrar, hasta ahí llegaba su función. José le iba a avisar dónde le iban a pagar, no tenía nombre ni teléfono de esa mujer, lo tenía que llamar en la noche, para que le mandaran a la mujer. No sabía cuánto dinero tenían que pagarle, Jorge y Juan Carlos Carreño con el joven estaban encargados.

Dijo que se fue a su residencial, estaba en su pieza cuando llegó la PDI, le preguntaron qué había hecho ese día, que lo habían seguido y grabado, él les dijo que si lo grabaron y siguieron eso fue todo lo que hizo y no le ofrecieron declarar.

A las preguntas aclaratorias del tribunal, refirió que llegó a Antofagasta en junio o julio de 2012, que con respecto a las entregas referidas, la primera fue el domingo en la madrugada, el martes llegó a Santiago a las 11:00 o 12:00 horas, las otras dos entregas se realizaron el día 3 de agosto (miércoles) casi a las mismas horas, con una hora de diferencia, su detención se produjo el mismo 3 de agosto en la tarde, en la Alameda del terminal Tur Bus más allá como una cuadra, estaba solo en el hospedaje.

Precisó que en julio era la segunda vez que ingresaba a Chile, antes vino a conocer a José Serrano y al otro José que no sabe su apellido (José Aliaga que no está detenido), no recuerda en qué fecha pero fue el mismo 2012. Juan Carlos Carreño se quedó en Bolivia y éste le presentó al abuelo. En una primera oportunidad se reunió con Eloy, Albina y el abuelo. El chofer de la camioneta no sabe su nombre y piensa que es el PDI, le entregó 66 paquetes a Jorge Morasso, y a Kliff Cáceres le entregó 130 paquetes, José Serrano lo tenía que recibir, se lo presentó Jorge y Juan Carlos Carreño, Aaron manejó el auto pequeño con él fue al mall Plaza, a Albina y a Eloy los volvió a ver cuando estaba detenido en el calabozo, el 3 de agosto en la noche y a la mañana siguiente.



Consultado por el defensor Campillay, señaló que a Aaron y Kliff los conoció en Santiago, previamente no había tenido ningún contacto telefónico con ellos.
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal