Den tempu ordinario



Descargar 144.59 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión08.07.2017
Tamaño144.59 Kb.
  1   2
23. 07. 2010

DJABIÈRNÈ DI E DIESSEIS SIMAN

DEN TEMPU ORDINARIO

Nos mester rekonosé, ku, hopi bes, e mensahe di Dios ta kai riba baranka òf meimei di sumpiñanan. Tambe serka esnan ku ta yama nan mes kristian. Esei nos por konstatá fo’i promé tempu di Kristianismo. Laga kada un di nos puntra su mes, ki podernan destruktivo ta traha ainda den su kurason, ku ta stroba mensahe di salbashon, di tira rais i yega na desaroyo. I si tin mester, mara nos por aserká un pastor i hasi un bon Konfeshon sakramental pa e duna nos Dios su pordon i pas.


Orashon di entrada
Oh Señor! Laga bo grasia bai nos dilanti, kompañá nos kontinuamente. Mara semper nos por ta ansioso pa hasi loke ta bon. Esaki nos ta pidi Bo, pa medio di Hesu-Kristu, bo Yu i nos Señor, Kende, komo Dios, ta biba i reina ku Bo, den unidat di Spiritu Santu, den tur siglo di siglonan.

Promé Lektura Yer 3, 14-17
Lektura for di profeta Yeremías
Esaki ta un mensahe di Señor: "Yunan infiel, Mi ta pidi boso: bolbe serka Mi! Pasobra Ami a keda boso Señor. Lo Mi rekohé boso fo’i den siudat i famianan, hasi boso bolbe Sion. Lo Mi duna boso, lidernan segun mi kurason. Nan lo goberná boso ku prudensia i sabiduria".

"Den e tempu ayá", Señor ta deklará, "boso lo krese i oumentá den pais. Nan lo no papia mas di arka di aliansa. Nan lo no rekord’é ni menshon’é, ni lamentá ku e n’ t’ei mas, ni traha un otro tampoko. Den e tempu ei, Herusalèm lo ta yama: 'Trono di Señor'. Tur nashon lo reuní na Herusalèm pa kontra ku Mi. Nan lo no sigui mas e inklinashonan di nan kurason rebelde".



Palabra di Dios.
Salmo responsorial Yer 31, 10-12ab. 13
R. Señor lo reuní i kuida su karnénan
L. Oh pueblonan, skucha un mensahe di Señor. Anunsi’é te den islanan leu, bisando: e mésun Dios, ku a plama Israèl fo’i otro lo bolbe reuní i kuida su karnénan. R.

L. Señor Dios lo salba pueblo di Israèl, libr’é fo’i man di esun di mas potente. Kontentou nan lo yega riba seru di Sion, gosa e biennan ku Señor a prepará. R.

L. Mucha muhenan lo kanta i balia kontentu. Tantu hóben komo bieu lo sinti nan di fiesta. Señor lo trese legria en bes di tristesa, konsuelo despues di tantu miseria. R.
Aklamashon promé ku Evangelio mira Lk 8, 15
Aleluya, aleluya! "Bini serka Mi, boso tur ku ta kansá i kargá. Lo Mi aliviá boso". Esaki ta un mensahe di Señor. Aleluya!
Evangelio Mt 13, 18-23
Proklamashon di Evangelio di Hesu-Kristu segun San Mateo
Den e tempu aya, Hesus a bisa su disipelnan lo siguiente: "Lo Mi splika boso kiko e komparashon di sembradó ta nifiká. Tin hendenan ku ta tende e mensahe di Reino di shelu. Pero nan no ta tuma e palabra na serio. Enemigu di Dios ta bin ranka fo’i nan kurason loke a wòrdu sembrá. Asina e mensahe ta parse simia, ku ta kai kantu di kaminda.

Otronan ta parse un tereno yen di piedra, riba kua simia ta kai. Ora nan ta tende e mensahe di salbashon, nan ta asept’é ku entusiasmo. Pero nan no ta lag’é tira rais den nan kurason. Un momento so nan ta gos’é. Pero, ora nan haña nan den problema òf ta sufri persekushon pa kousa di palabra di Dios, mésora nan ta sukumbí. Serka otronan, simia ta kai meimei di sumpiña. Ora nan a tende e mensahe, preokupashon terenal i plaser engañoso ta sofok’é, asina ku e n’ta produsí nada.

Otronan, porfin, ta risibí e simia den bon tera. Nan ta tende e mensahe i ta komprond’é. Anto, nan ta produsí fruta, algun shen, otronan sesenta i otronan trinta".

Palabra di Señor.
Orashon universal
Laga nos pidi nos Tata den shelu, p’E uni tur su yunan rònt mundu den e mésun Iglesia. Laga nos resa yen di konfiansa sigur ku Dios ta skucha nos:
- pa Iglesia di Dios plamá rònt mundu. Mara e por prediká Evangelio na tur kriatura i mara e simia di Dios su bèrdat por kai den bon tera, oh Señor...

- pa esnan ku pa kousa di nan piká, ta stroba e mensahe drenta nan kurason i kambia nan bida pa medio di un bon Konfeshon, oh Señor...

- pa tur ku ta muchu preokupá ku asuntunan terenal, i pa esnan ku ta laga rikesa siega nan, oh Señor...

- pa nos rumannan den fe ku ta vasilá i pèrdè ánimo, si pa kousa di nan religion, nan ta eksperensiá menospresio, persekushon, oh Señor...


Señor nos Dios! Hasi tur esnan, pa kende nos ta resa, un tereno fértil, kaminda bo palabra. Skucha nos orashon pa medio di Esun, Kende tanos Salbador i Redentor, te den siglo di siglonan.
23. 07. 2010

Santa Brigida di Svezia

Religiosa

Compatrona de Europa


Santa Brigida di Svezia, Religiosa
Compatrona d'Europa e Patrona della Svezia

 


B
rigida di Svezia nacque nel giugno del 1303 nel castello di Finsta, presso la città di Uppsala.

La prima parte della sua vita fu quella di una laica felicemente sposata: dal suo matrimonio nacquero ben otto figli, la secondogenita fu Caterina (S. Caterina di Svezia).

 

Rimasta vedova, nel 1344, si dedicò totalmente alla vita ascetica e contemplativa. Terziaria francescana, diede origine all’ “Ordine del Santissimo Salvatore”. La passione di Gesù fu al centro delle sue esperienze mistiche le «Rivelazioni», raccolte in otto volumi e uno supplementare, ad opera dei suoi discepoli. A questi scritti la Chiesa dà il valore che hanno le rivelazioni private: credibili per la santità della persona che le propone, tenendo sempre conto dei condizionamenti del tempo e della persona stessa.



Come tante spiritualità del tardo medioevo, Brigida ebbe il merito di mettere le verità della fede alla portata del popolo, con un linguaggio visivo che colpiva la fantasia, toccava il cuore e spingeva alla conversione; per questo le «Rivelazioni» ebbero il loro influsso per lungo tempo nella vita cristiana, non solo dei popoli scandinavi, ma anche dei latini.

 

L' “Ordine del Santissimo Salvatore”, le cui religiose sono dette comunemente "Brigidine ",  venne fondato tra il 1344 ed il 1346 nel castello reale Vadstena, presso Linköping, donato alla religiosa dal re Magnus IV di Svezia (1316-1374). I lavori di trasformazione del palazzo in monastero iniziarono nel 1369 con il sostegno della Santa Sede. La fondatrice diede alle sue suore la regola agostiniana che venne approvata, con alcune modifiche, dal Beato Urbano V (Guillaume de Grimoald) nel 1370 e confermata da Pp Urbano VI (Bartolomeo Prignano) il 3 dicembre del 1378 con la bolla “Hiis quae pro divini cultus aumento



 

Per due secoli l’Ordine ebbe un grande influsso sulla vita religiosa dei Paesi Scandinavi  (nel periodo di maggiore fioritura, contava 78 monasteri ) nonostante le rigide regole.

Declinò e fu sciolto prima con la riforma protestante luterana, poi con la Rivoluzione Francese;  in Italia le due prime Case si ebbero a Firenze e a Roma, dove si era stabilita nel 1349 per iniziare nuove missioni.

 

Brigida morì a Roma il 23 luglio 1373; venne canonizzata da Pp Bonifacio IX (Pietro Tomacelli) nel 1391, 18 anni dopo la morte.



 

L'antico Ordine è rifiorito, nel ramo femminile, grazie alla Beata Maria Elisabetta Hesselblad (1870-1957) che ne fondò un nuovo ramo, all'inizio del Novecento.

Le "Brigidine " (al 31 dicembre 2005, la congregazione contava 566 religiose in 49 case, fra  cui Vadstena, primo Centro dell'Ordine) sono oggi presenti in Italia, Svizzera, Inghilterra, Svezia, Danimarca, Norvegia, Finlandia, Estonia, Polonia, Germania, Paesi Bassi, India, Palestina, Israele, Filippine, Indonesia, Stati Uniti d’Ameria, Messico e Cuba.

Le "Brigidine " si riconoscono per il tipico copricapo: due bande formano sul capo una croce, i cui bracci sono uniti da una fascia circolare e con cinque fiamme, una al centro e quattro sul bordo, che ricordano le piaghe di Cristo.



 

S. Brigida, già patrona della Svezia dal 1° ottobre 1891, fu proclamata compatrona d'Europa il 1° ottobre 1999, insieme a S. Caterina da Siena e S. Edith Stein (S. Teresa Benedetta della Croce), dal Servo di Dio Giovanni Paolo II (Karol Józef Wojtyła) che così si espresse : “Seppe essere modello nella vita laicale, esperta della realtà cristiana europea, dotata di forza profetica, prezioso legame ecumenico, ancor oggi, per le terre scandinave, distaccate dalla piena comunione con la sede di Roma”.



 

Significato del nome Brigida : "alta, forte, potente" (celtico).
Preghiera a S. Brigida
Con cuori confidenti a te ci rivolgiamo, S. Brigida,
per domandare in questi tempi di oscurità
e di miscredenza la tua intercessione in favore
di quelli che sono separati dalla Chiesa di Gesù Cristo.
Per la chiara cognizione che tu avesti dei
crudeli patimenti del nostro Crocifisso Salvatore,
prezzo della nostra redenzione, ti supplichiamo di ottenere
la grazia della fede a coloro che sono fuori dell'unico ovile,
così che le disperse pecorelle possano ritornare all'unico
vero Pastore. Per Cristo nostro Signore.
Amen.
S. Brigida, intrepida nel servizio di Dio, prega per noi.
S. Brigida, paziente nelle sofferenze e nelle umiliazioni, prega per noi.
S. Brigida, mirabile nell'amore verso Gesù e Maria, prega per noi.
Lettera di san Paolo apostolo ai Galati 2,19-20.
In realtà mediante la legge io sono morto alla legge, per vivere per Dio.
Sono stato crocifisso con Cristo e non sono più io che vivo, ma Cristo vive in me. Questa vita nella carne, io la vivo nella fede del Figlio di Dio, che mi ha amato e ha dato se stesso per me.

Salmi 34(33),2-11.
Benedirò il Signore in ogni tempo, sulla mia bocca sempre la sua lode.
Io mi glorio nel Signore, ascoltino gli umili e si rallegrino.
Celebrate con me il Signore, esaltiamo insieme il suo nome.
Ho cercato il Signore e mi ha risposto e da ogni timore mi ha liberato.
Guardate a lui e sarete raggianti, non saranno confusi i vostri volti.
Questo povero grida e il Signore lo ascolta, lo libera da tutte le sue angosce.
L'angelo del Signore si accampa attorno a quelli che lo temono e li salva.
Gustate e vedete quanto è buono il Signore; beato l'uomo che in lui si rifugia.
Temete il Signore, suoi santi, nulla manca a coloro che lo temono.
I ricchi impoveriscono e hanno fame, ma chi cerca il Signore non manca di nulla.

Dal Vangelo di Gesù Cristo secondo Giovanni 15,1-8.
«Io sono la vera vite e il Padre mio è il vignaiolo.
Ogni tralcio che in me non porta frutto, lo toglie e ogni tralcio che porta frutto, lo pota perché porti più frutto.
Voi siete gia mondi, per la parola che vi ho annunziato.
Rimanete in me e io in voi. Come il tralcio non può far frutto da se stesso se non rimane nella vite, così anche voi se non rimanete in me.
Io sono la vite, voi i tralci. Chi rimane in me e io in lui, fa molto frutto, perché senza di me non potete far nulla.
Chi non rimane in me viene gettato via come il tralcio e si secca, e poi lo raccolgono e lo gettano nel fuoco e lo bruciano.
Se rimanete in me e le mie parole rimangono in voi, chiedete quel che volete e vi sarà dato.
In questo è glorificato il Padre mio: che portiate molto frutto e diventiate miei discepoli.

Meditazione del giorno
Giovanni Paolo II - Copyright © Libreria Editrice Vaticana
Lettera apostolica Spes aedificandi


«Chi compie la volontà di Dio, costui è mio fratello, sorella e madre»

        Indicando Santa Brigida come compatrona d'Europa, intendo far sì che la sentano vicina non soltanto coloro che hanno ricevuto la vocazione ad una vita di speciale consacrazione, ma anche coloro che sono chiamati alle ordinarie occupazioni della vita laicale nel mondo e soprattutto all'alta ed impegnativa vocazione di formare una famiglia cristiana.

        Senza lasciarsi fuorviare dalle condizioni di benessere del suo ceto sociale, ella visse col marito Ulf un'esperienza di coppia in cui l'amore sponsale si coniugò con la preghiera intensa, con lo studio della Sacra Scrittura, con la mortificazione, con la carità. Insieme fondarono un piccolo ospedale, dove assistevano frequentemente i malati. Brigida poi era solita servire personalmente i poveri. Al tempo stesso, fu apprezzata per le sue doti pedagogiche, che ebbe modo di esprimere nel periodo in cui fu richiesto il suo servizio alla corte di Stoccolma. Da questa esperienza matureranno i consigli che in diverse occasioni darà a principi e sovrani per la retta gestione dei loro compiti. Ma i primi a trarne vantaggio furono ovviamente i figli, e non a caso una delle figlie, Caterina, è venerata come Santa.

        Dopo la morte dello sposo, avvertì la voce di Cristo che le affidava una nuova missione, guidandola passo passo con una serie di grazie mistiche straordinarie... In Brigida si avverte la forza della profezia. Talvolta i suoi toni sembrano un'eco di quelli degli antichi grandi profeti. Ella parla con sicurezza a principi e pontefici, svelando i disegni di Dio sugli avvenimenti storici. Non risparmia ammonizioni severe anche in tema di riforma morale del popolo cristiano e dello stesso clero...

        In particolare, poi, essendosi le terre scandinave, patria di Brigida, distaccate dalla piena comunione con la sede di Roma nel corso delle tristi vicende del secolo XVI, la figura della Santa svedese resta un prezioso « legame » ecumenico, rafforzato anche dall'impegno in tal senso svolto dal suo Ordine.

23. 07. 2010

H. Birgitta, kloosterlinge, patrones van Europa
Heilige Birgitta van Zweden. kloosterlinge, patrones van Europa
1302 Finstad - 23 juli 1373 Rome.

Brigitta werd in 1302, in Finstad bij Uppsala in Zweden geboren. Vanaf haar 7e had zij al visioenen. Zij trad vroegtijdig in het huwelijk en werd moeder van acht kinderen, die zij uitstekend opvoedde, onder wie Catharina van Zweden, de latere heilige. Als lid van de derde orde van de Heilige Franciscus leidde zij een verstorven leven, dat zij na de dood van haar man op nog strengere wijze voortzette, terwijl zij in de wereld verbleef. Vervolgens stichtte zij een religieuze orde en vertrok naar Rome, waar zij een voorbeeld werd van grote deugden, Zij is bekend, niet alleen om haar pelgrimstochten naar onder andere Santiago de Compostela, maar ook door haar geschriften, waarin zij mededeling doet van haar mystieke ervaringen.


Als weduwe (1344) ging ze een religieus leven leiden en stichtte in 1346 een klooster in Vadstena (orde der Birgitinessen of Birgittijnen, orde van de Allerheiligste Verlosser). Zalige Nicolaas Hermanssön schreef de orderegel. Ze is beroemd geworden door haar visioenen en openbaringen die ze te boek heeft gesteld. In ca 1346 legde de Zalige Hemming van Abo haar openbaringen aan de paus voor. De laatste jaren van haar leven bracht ze in Rome door, waar ze de terugkeer beijverde van de paus uit Avignon. Ze wordt vereerd als voorbeeld van een gehuwde heilige die als weduwe een orde stichtte. Haar relieken zijn, zonder armen, in Vadstena. Heiligverklaard in 1391. In 1434 ontstond in Koudewater (bij Den Bosch) het Birgittijnenklooster Marienwater. Een deel van de Birgitinessenabdij te Uden biedt huisvesting aan het museum voor Religieuze Kunst.

Patroon van pelgrims, aangeroepen voor een goed stervensuur.

Attributen: in de kleding van haar orde (stichteres); abdissenstaf; vreemd hoofddeksel met twee kruisende beugels; boek, schrijfveer of pen en inkt (ze schreef haar openbaringen op); soms met engel die haar influistert; in pelgrimsuitrusting met hoed, staf en tas; keten of ketting; hart met rood kruis vasthoudend; de duivel verbannend; met (door haar gebed) gevulde schuren; met de vijf wonden van de Heer in haar nabijheid; kruis; IHS in een hart; hart waarop kruis geschilderd of kruis eruit groeiend (haar intense aanbidding van de gekruisigde Christus en zijn lijden); pelgrimsstaf, -tas, - hoed;
Iconografie: gekleed in gewaad van door haar gestichte orde met opvallende hoofdbedekking; over de zwarte sluier wordt een soort kroon van wit linnen gedragen met onderlangs vijf rode druppelvormen (wonden van Christus). Zittend aan een schrijftafel omgeven door afbeeldingen van het Mariavisioen, kroon en leeuwenwapen (verwijst naar banden met het Zweedse koningshuis), wapen met SPQR (verwijst naar verblijf in Rome) en pelgrimsfles. Scènes: ontvangt van Maria een schriftrol terwijl ze de stad Vastena binnenrijdt. Ondertussen geeft Christus er een aan een Dominicanermonnik die op een trap staat (nu verloren gegane miniatuur), ontvangt hemelse ingeving in de vorm van stralen gezonden door Maria en Christus die tronen boven twee rijen van heiligen en apostelen. Het visioen dat ze in de geboortegrot kreeg, beïnvloedde de manier van afbeelden van kerstvoorstellingen: ze zag Maria in wit gekleed met loshangend haar geknield bidden voor het door stralen omgeven kind Jezus. Vroegste voorstelling hiervan bevindt zich in de Santa Maria Novella te Florence (14e eeuw).

Het kruis van Christus waarvoor de H. Birgitta bad staat in St. Paulus buiten de muren in Rome.



Lezing uit de brief van de apostel Paulus aan de Galaten 2,19-20.
Want ik ben dood voor de Wet door een andere wet, om te leven voor God. —Met Christus ben ik gekruisigd.
Ikzelf leef niet meer, maar Christus leeft in mij; terwijl ik leef in het vlees, leef ik in het geloof van den Zoon van God, die mij heeft liefgehad en die Zich voor mij heeft overgeleverd.

Psalmen 34(33),2-11.
Altijd wil ik Jahweh prijzen, Steeds trilt zijn lofzang in mijn mond.
Mijn ziel zal roemen in Jahweh; Bedrukten zullen het horen, en juichen.
Verheerlijkt Jahweh met mij, Laat ons te zamen zijn Naam verheffen:
Ik heb Jahweh gesmeekt; Hij heeft mij verhoord, En mij van al mijn angsten bevrijd.
Ziet naar Hem op, dan straalt gij van vreugde, En uw gelaat zal niet blozen van schaamte.
Hier is een rampzalige, die om hulp heeft geroepen: Jahweh heeft hem gehoord, en van al zijn ellende verlost.
De engel van Jahweh slaat zijn legerplaats op Rond die Hem vrezen, om ze te redden!
Smaakt en beseft dan de goedheid van Jahweh; Gelukkig de man, die zijn hoop op Hem stelt.
Vreest Jahweh, zijn vromen, Want die Hem duchten, ontbreekt het aan niets;
Rijken kunnen verarmen en hongeren, Die Jahweh zoekt, komt niets te kort.

Heilig Evangelie van Jezus Christus volgens Johannes 15,1-8.
Ik ben de ware wijnstok en mijn Vader is de wijngaardenier.
Elke rank aan Mij, die geen vrucht draagt, snijdt Hij af; en elke rank die wèl vrucht draagt, zuivert Hij, opdat ze nog meer vrucht mag dragen.
Reeds zijt gij rein door het woord, dat Ik tot u gesproken heb.
Blijft in Mij, en Ik blijf in u. Zoals de rank uit zichzelf geen vrucht kan dragen, maar alleen wanneer ze aan de wijnstok blijft, zo kunt ook gij het niet, wanneer gij niet blijft in Mij.
Ik ben de wijnstok, gij zijt de ranken. Wie in Mij blijft, en Ik in hem, hij draagt rijke vrucht; want zonder Mij kunt gij niets doen.
Zo iemand in Mij niet blijft, dan wordt hij weggeworpen als de rank, en verdort; men raapt ze bijeen, werpt ze in het vuur, en verbrandt ze.
Maar zo gij in Mij blijft, en mijn woorden in u blijven, vraagt dan al wat gij wilt, en gij zult het verkrijgen.
Dit is het, wat mijn Vader verheerlijkt: dat gij veel vruchten draagt, en mijn leerlingen wordt.

Overweging bij de lezing van vandaag:
Johannes Paulus II
Apostolische brief Spes aedificandi, 7/11/99


" Wie de wil van God doet, is mijn broer of mijn zus of mijn moeder"

      Door de heilige Brigitta als co-patrones van Europa aan te wijzen, wens ik dat zij die niet tot een specifiek gewijd leven geroepen zijn, zich dichtbij haar voelen, evenals zij die geroepen zijn tot de gewone bezigheden van het lekenleven in de wereld en vooral bij de hoge en veeleisende roeping tot het vormen van een christelijke familie.

      Zonder op een dwaalspoor gebracht te worden door de goede omstandigheden van haar aristocratisch milieu, heeft ze een getrouwd leven ervaren met haar man Ulf, waarin de echtelijke liefde samenging met intens gebed, studie van de heilige Schrift, met verstervingen, met liefde. Zij hebben samen een klein ziekenhuis gesticht, waarin ze vaak de zieken verzorgden. Brigitta had de gewoonte om de armen persoonlijk te bedienen. Tegelijkertijd werd ze gewaardeerd om haar pedagogische kwaliteiten, waartoe ze de gelegenheid had om ze uit te voeren gedurende de periode dat men haar dienst aan het hof van Stockholm vroeg. In deze ervaring rijpten de adviezen die ze diverse malen gaf aan de prinsen of aan de vorsten om hun taken goed uit te voeren. Maar de eersten die er zeker van profiteerden waren haar kinderen, en het is niet toevallig dat één van haar dochters, Catharina, als een heilige vereerd wordt...

      Na de dood van haar man heeft ze de stem van Christus gehoord die haar een nieuwe missie toevertrouwde, en haar stap voor stap heeft geleid door een aantal bijzondere mystieke genaden... Met de kracht welke een echo is van de oude grote profeten, sprak ze met een grote zekerheid tot prinsen en pausen en openbaarde aan hen de plannen van God voor de gebeurtenissen in de geschiedenis. Zij schuwde geen strenge waarschuwingen betreffende de morele hervormingen tegenover het christelijk volk en de geestelijkheid zelf...

       De Scandinavische landen, vaderland van Brigitta, hadden zich losgemaakt van de eenheid met de heilige Stoel te Rome gedurende de droevige gebeurtenissen van de 16e eeuw, hier bleef de persoon van de Zweedse heilige een kostbare oecumenische verbinding vormen, wat nog meer versterkt werd door de verbinding met de religieuze orde die zij heeft gesticht.

DE BOODSCHAPPEN VAN DE VROUWE VAN ALLE VOLKEREN

Op 25 maart 1945, op het feest van Maria Boodschap en precies 600 jaar na het Mirakel van Amsterdam verschijnt Maria aan een vrouw in Amsterdam, Ida Peerdeman (†1996). Dit was de eerste van 56 verschijningen die tussen 1945 en 1959 plaatsvonden. De bovennatuurlijke oorsprong van de verschijningen van de „Vrouwe van alle Volkeren“ werd op 31 mei 2002 bevestigd door Mgr. Dr. J.M. Punt, bisschop van Haarlem.

Als de Vrouwe, „Moeder van alle Volkeren“ heeft Maria een groot aantal boodschappen gegeven die bestemd zijn voor de hele wereld. De Vrouwe is gekomen om de wereld tot eenheid en vrede te brengen en te behoeden voor een grote wereldcatastrofe. Zij toont de mensen de weg die zij moeten gaan, de weg van Liefde, Waarheid en Rechtvaardigheid, de weg van het Kruis; alleen dit zal de ware vrede op aarde brengen. Zo zegt zij: „Het eerste en voornaamste gebod is liefde. Wie liefde bezit, zal zijn Heer en Schepper vereren in zijn schepping. Wie liefde bezit, zal niets oneerbaars doen tegenover de naasten. Dat is hetgeen in deze wereld ontbreekt: Godsliefde, Naastenliefde.“ (2.7.1951) Geleidelijk ontvouwt de Vrouwe het goddelijk plan waardoor zij de wereld wil redden en geeft zij haar gebed en beeltenis.

HAAR BEELTENIS

De Heer heeft de mensheid aan zijn Moeder toevertrouwd. Staande onder het Kruis heeft zij samen met Hem geleden ter wille van de verlossing van de mensheid en zo werd zij Medeverlosseres. Zij die eens Maria was, staat daarom nu als de Vrouwe van alle Volkeren en onze Voorspreekster op de wereldbol, doorstraald van het Licht, vóór het Kruis van haar Zoon. Uit haar handen stromen drie stralen van licht, de stralen van Genade, Verlossing en Vrede die zij ons als Middelares mag schenken.

De schapen stellen de volkeren der wereld voor die niet eerder rust zullen vinden dan wanneer zij opkijken naar het Kruis, het centrum van de wereld. „Ik geef de belofte dat ik allen die voor de beeltenis zullen bidden en vragen aan Maria, de Vrouwe van alle Volkeren, de genade zal geven naar ziel of lichaam, naar gelang de Zoon wil.“ (31.5.1951)

HAAR GEBED VOOR VREDE





De Vrouwe van alle Volkeren heeft haar gebed gegeven om de komst van de Heilige Geest af te smeken en zo de wereld te bewaren voor verwording, rampen en oorlog. Zij vraagt allen om dit korte maar machtige gebed dagelijks te bidden en belooft dat daardoor de wereld zal veranderen. Zij zegt: „Dit gebed is gegeven voor de verlossing van de wereld. Dit gebed is gegeven voor de bekering van de wereld. Bidt dit gebed bij alles wat gij doet. Gij weet niet hoe groot en hoe voornaam dit gebed is bij God. Wie of wat ge ook zijt, kom tot de

DE GROTE ACTIE VAN DE VROUWE VAN ALLE VOLKEREN

Met grote aandrang vraagt de Vrouwe om een wereldactie. Allereerst vraagt zij ons om zelf het gebed te bidden en vervolgens om het prentje en haar boodschappen te verspreiden. „Ik heb u gezegd, voorgezegd, dat eenvoudige gebed tot de Vader en de Zoon. Zorg daarvoor dat dat verspreid wordt in de wereld onder alle volkeren. Zij hebben allen het recht daarop.“ (29.4.1951)

Iedereen kan dit op zijn eigen manier doen, bescheiden en met een liefdevolle instelling, door bijvoorbeeld zelf het prentje uit te delen of de verspreiding financieel mogelijk te maken. En de Vrouwe belooft: „Ga met een groot vuur vol ijver beginnen aan dit verlossings- en vredeswerk en gij zult het wonder aanschouwen.“ (1.4.1951)



Inmiddels zijn al tientallen miljoenen exemplaren van het prentje over de hele wereld verspreid in meer dan 80 talen. In vele kerken en kapellen hangt de afbeelding van de Vrouwe. Talloze mensen bidden dagelijks het gebed, en hebben daarbij de Genade mogen ervaren die de Vrouwe heeft beloofd.


„Deze beeltenis zal gaan van land tot land, van stad tot stad. Dat is de bedoeling van het verlossingswerk.“ (31.5.1951)


In een groot aantal landen hebben mensen een bijzondere verantwoordelijkheid op zich genomen door een ingelijste beeltenis van de Vrouwe te laten pelgrimeren. Zij zorgen ervoor dat deze van plek naar plek gaat, naar scholen, ziekenhuizen, gevangenissen, naar mensen thuis, bejaardenhuizen, kapellen, overal waar de Vrouwe welkom is, voor korte of langere tijd. Daar komen dan dagelijks mensen bijeen om te bidden rond de Vrouwe en houden ze bijvoorbeeld de Noveen van de Vrouwe van alle Volkeren of bidden het gebed na elk tientje van de Rozenkrans. Wie zo'n afbeelding onder zijn hoede wil nemen, kan hierover contact opnemen met een van de actiecentra of de Kapel.

 

MOEDER VOOR ALLE MENSEN







Een kardinaal, bisschoppen, priesters en gelovigen tijdens de toewijding aan Maria op de 5de Internationale Gebedsdag van de Vrouwe van alle Volkeren in Amsterdam, Pinksteren 2003.





In een begeleidende brief aan de gelovigen naar aanleiding van de kerkelijke erkenning (18 juni 2002) zegt Mgr. Punt, bisschop van Haarlem onder meer: „De devotie presenteert ons Maria in een mondiale moederlijke rol, onder een nieuwe titel die toegankelijk is voor alle volken en alle mensen, ‘wie of wat ge ook zijt‘. Het toont ons Maria als moeder, niet alleen voor katholieken of christenen, maar van de gehele mensheid.“ De Boodschappen van de Vrouwe van alle Volkeren zijn een hemels geschenk aan de mensheid, waarin wij de stem, het woord, van de Moeder van de Heer mogen horen. Aan haar heeft de Heer de mensheid toevertrouwd. Als Medeverlosseres, Middelares en Voorspreekster staat zij voor het Kruis van haar Zoon en zij belooft dat de ware vrede over de aarde zal komen als de Kerk deze drie titels erkent in een laatste mariaal dogma. De Vrouwe komt om ons de weg naar het Kruis, naar het Licht te wijzen, naar een nieuwe wereld van Liefde, Waarheid en Gerechtigheid. Daartoe heeft zij haar gebed gegeven voor de komst van de Heilige Geest over onze verduisterde wereld. In haar boodschappen voert de Vrouwe ons uiteindelijk naar de Eucharistie, „het dagelijks wonder“ , waar de Heer aanwezig is onder de gedaante van brood en wijn. In de laatste boodschap verschijnt de Heer zelf in al zijn luister en weerklinken de woorden: „Wie Mij eet en drinkt ontvangt de ware Geest en neemt zich het eeuwige leven. “ (31.5.1951)

KERKELIJKE ERKENNING





De authenticiteit en de bovennatuurlijke oorsprong van de verschijningen van de Vrouwe van alle Volkeren werd op 31 mei 2002 in een schrijven bevestigd door Mgr. Dr. J.M. Punt, bisschop van Haarlem en de eerstverantwoordelijke in deze. Daarin zegt hij onder meer: „Als ik al deze adviezen, getuigenissen en ontwikkelingen overzie en dit alles in gebed en theologische reflectie overweeg, dan brengt dat mij tot de vaststelling dat in de verschijningen van Amsterdam een bovennatuurlijke oorsprong gegeven is. …De devotie tot de Vrouwe van alle Volkeren kan ons, naar mijn oprechte overtuiging, helpen de juiste weg in de dramatiek van onze tijd te vinden, de weg naar een nieuwe bijzondere komst van de Heilige Geest, Die alleen de grote wonden van onze tijd kan helen..“

Het oorspronkelijke schilderij van de Vrouwe van alle Volkeren bevindt zich in de Kapel aan de Diepenbrockstraat 3 in Amsterdam, niet ver van de RAI. Dagelijks komen hier pelgrims uit de hele wereld om voor de beeltenis van de Vrouwe van alle Volkeren te bidden en de Eucharistieviering bij te wonen.

23. 07. 2010

Santa Brígida, religiosa,

patrona de Europa
Sta. Brígida de Suecia
(1302-1373)
Madre, viuda, fundadora de la Orden del Santísimo Salvador
Mística, Patrona de Suecia
Proclamada por Juan Pablo II:  Patrona de Europa

Era hija de Birgerio, gobernador de Uplandia, la principal provincia de Suecia. La madre de Brígida, Ingerborg; era hija del gobernador de Gotlandia oriental. Ingerborg murió hacia 1315 y dejó varios hijos. Brígida, que tenía entonces doce años aproximadamente, fue educada por una tía suya en Aspenas. A los tres años, hablaba con perfecta claridad, como si fuese una persona mayor, y su bondad y devoción fueron tan precoces como su lenguaje. Sin embargo, la santa confesaba que de joven había sido inclinada al orgullo y la presunción.



La Pasión: centro de su vida

A los siete años tuvo una visión de la Reina de los cielos. A los diez, a raíz de un sermón sobre la Pasión de Cristo que la impresionó mucho, soñó que veía al Señor clavado en la cruz y oyó estas palabras: "Mira en qué estado estoy, hija mía." "¿Quién os ha hecho eso, Señor?", preguntó la niña. Y Cristo respondió: "Los que me desprecian y se burlan de mi amor." Esa visión dejó una huella imborrable en Brígida y, desde entonces, la Pasión del Señor se convirtió en el centro de su vida espiritual.



Matrimonio


Antes de cumplir catorce años, la joven contrajo matrimonio con Ulf Gudmarsson, quien era cuatro años mayor que ella. Dios les concedió veintiocho años de felicidad matrimonial. Tuvieron cuatro hijos y cuatro hijas, una de las cuales es venerada con el nombre de Santa Catalina de Suecia. Durante algunos años, Brígida llevó la vida de la época, como una señora feudal, en las posesiones de su esposo en Ulfassa, con la diferencia de que cultivaba la amistad de los hombres sabios y virtuosos.

En la Corte

Hacia el año 1335, la santa fue llamada a la corte del joven rey Magno II para ser la principal dama de honor de la reina Blanca de Namur. Pronto comprendió Brígida que sus responsabilidades en la corte no se limitaban al estricto cumplimiento de su oficio. Magno era un hombre débil que se dejaba fácilmente arrastrar al vicio; Blanca tenía buena voluntad, pero era irreflexiva y amante del lujo. La santa hizo cuanto pudo por cultivar las cualidades de la reina y por rodear a ambos soberanos de buenas influencias. Pero, aunque Santa Brígida se ganó el cariño de los reyes, no consiguió mejorar su conducta, pues no la tomaban en serio.



Las Visiones

La santa empezó tener por entonces las visiones que habían de hacerla famosa. Estas versaban sobre las más diversas materias, desde la necesidad de lavarse, hasta los términos del tratado de paz entre Francia e Inglaterra. "Si el rey de Inglaterra no firma la paz -decía-- no tendrá éxito en ninguna de sus empresas y acabará por salir del reino y dejar a sus hijos en la tribulación y la angustia." Pero tales visiones no impresionaban a los cortesanos suecos, quienes solían preguntar con ironía: "¿Qué soñó Doña Brígida anoche?"

Problemas familiares y peregrinaciones

Por otra parte, la santa tenía dificultades con su propia familia. Su hija mayor se había casado con un noble muy revoltoso, a quien Brígida llamaba "el Bandolero" y, hacia 1340, murió Gudmaro, su hijo menor. Por esa pérdida la santa hizo una peregrinación al santuario de San Olaf de Noruega, en Trondhjem. A su regreso, fortalecida por las oraciones, intentó con más ahinco que nunca volver al buen camino a sus soberanos. Como no lo lograse, les pidió permiso de ausentarse de la corte e hizo una peregrinación a Compostela con su esposo. A la vuelta del viaje, Ulf cayó gravemente enfermo en Arras y recibió los últimos sacramentos ya que la muerte parecía inminente. Pero Santa Brígida, que oraba fervorosamente por el restablecimiento de su esposo, tuvo un sueño en el que San Dionisio le reveló que no moriría. A raíz de la curación de Ulf, ambos esposos prometieron consagrarse a Dios en la vida religiosa.



Viuda, vida religiosa, aumentan las visiones

Según parece, Ulf murió en 1344 en el monasterio cisterciense de Alvastra, antes de poner por obra su propósito. Santa Brígida se quedó en Alvastra cuatro años apartada del mundo y dedicada a la penitencia. Desde entonces, abandonó los vestidos lujosos, solo usaba lino para el velo y vestía una burda túnica ceñida con una cuerda anudada. Las visiones y revelaciones se hicieron tan insistentes, que la santa se alarmó, temiendo ser víctima de ilusiones del demonio o de su propia imaginación. Pero en una visión que se repitió tres veces, se le ordenó que se pusiese bajo la dirección del maestre Matías, un canónigo muy sabio y experimentado de Linkoping, quien le declaró que sus visiones procedían de Dios. Desde entonces hasta su muerte, Santa Brígida comunicó todas sus visiones al prior de Alvastra, llamado Pedro, quien las consignó por escrito en latín. Ese período culminó con una visión en la que el Señor ordenó a la santa que fuese a la corte para amenazar al rey Magno con el juicio divino; así lo hizo Brígida, sin excluir de las amenazas a la reina y a los nobles. Magno se enmendó algún tiempo y dotó liberalmente el monasterio que la santa había fundado en Vadstena, impulsada por otra visión.

En Vadstena había sesenta religiosas. En un edificio contiguo habitaban trece sacerdotes (en honor de los doce apóstoles y de San Pablo), cuatro diáconos (que representaban a los doctores de la Iglesia) y ocho hermanos legos. En conjunto había ochenta y cinco personas. Santa Brígida redactó las constituciones; según se dice, se las dictó el Salvador en una visión. Pero ni Bonifacio IX con la bula de canonización, ni Martín V, que ratificó los privilegios de la abadía de Sión y confirmó la canonización, mencionan ese hecho y sólo hablan de la aprobación de la regla por la Santa Sede, sin hacer referencia a ninguna revelación privada.

En la fundación de Santa Brígida, lo mismo que en la orden de Fontevrault, los hombres estaban sujetos a la abadesa en lo temporal, pero en lo espiritual, las mujeres estaban sujetas al superior de los monjes. La razón de ello es que la orden había sido fundada principalmente para las mujeres y los hombres sólo eran admitidos en ella para asegurar los ministerios espirituales. Los conventos de hombres y mujeres estaban separados por una clausura inviolable; tanto unos como las otras, asistían a los oficios en la misma iglesia, pero las religiosas se hallaban en una galería superior, de suerte que ni siquiera podían verse unos a otros.

El monasterio de Vadstena fue el principal centro literario de Suecia en el siglo XV. A raíz de una visión; Santa Brígida escribió una carta muy enérgica a Clemente VI, urgiéndole a partir de Aviñón a Roma y establecer la paz entre Eduardo III de Inglaterra y Felipe IV de Francia. El Papa se negó a partir de Aviñón pero, en cambio envió a Hemming, obispo de Abo, a la corte del rey Felipe, aunque la misión no tuvo éxito. Entre tanto, el rey Magno, que apreciaba más las oraciones que los consejos de Santa Brígida, trató de hacerla intervenir en una cruzada contra los paganos letones y estonios. Pero en realidad se trataba de una expedición de pillaje. La santa no se dejó engañar y trató de disuadir al monarca. Con ello perdió el favor de la corte, pero no le faltó el amor del pueblo, por cuyo bienestar se preocupaba sinceramente durante sus múltiples viajes por Suecia.

En Roma e Italia

Había todavía en el país muchos paganos, y Sarta Brígida ilustraba con milagros la predicación de sus capellanes. En 1349, a pesar de que la "muerte negra" hacía estragos en toda Europa, Brígida decidió ir a Roma con motivo del jubileo de 1350. Acompañada de su confesor, Pedro de Skeninge y otros, se embarcó en Stralsund, en medio de las lágrimas del pueblo, que no había de volver a verla. En efecto, la santa se estableció en Roma, donde se ocupó de los pobres de la ciudad, en la espera de la vuelta del Pontífice a la Ciudad Eterna. Asistía diariamente a misa a las cinco de la mañana, se confesaba todos los días y comulgaba varias veces por semana (según era permitido en aquella época). El brillo de su virtud contrastaba con la corrupción de costumbres que reinaba entonces en Roma: el robo y la violencia hacían estragos, el vicio era cosa normal, las iglesias estaban en ruinas y lo único que interesaba al pueblo era escapar de sus opresores. La austeridad de la santa, su devoción a los santuarios, su severidad consigo misma, su bondad con el prójimo, su entrega total al cuidado de los pobres y los enfermos, le ganaron el cariño de muchos.  Santa Brígida atendía con particular esmero a sus compatriotas y cada día daba de comer a los peregrinos suecos en su casa que estaba situada en las cercanías de San Lorenzo in Damaso.

Pero su ministerio apostólico no se reducía a la práctica de las buenas obras ni a exhortar a los pobres y a los humildes. En cierta ocasión, fue al gran monasterio de Farfa para reprender al abad, "un hombre mundano que no se preocupaba absolutamente por las almas". Hay que decir que, probablemente, la reprensión de la santa no produjo efecto. Más éxito tuvo su celo por la reforma de otro convento de Bolonia. Allí se hallaba Brígida cuando fue a reunirse con ella su hija, Santa Catalina, quien se quedó a su lado y, fue su fiel colaboradora hasta el fin de su vida. Dos de las iglesias romanas más relacionadas con nuestra santa son la de San Pablo extramuros y la de San Francisco de Ripa. En la primera se conserva todavía el bellísimo crucifijo, obra de Cavallini, ante el que Brígida acostumbraba orar y que le respondió más de una vez; en la segunda iglesia se le apareció San Francisco y le dijo: "Ven a beber conmigo en mi celda". La santa interpretó aquellas palabras como una invitación para ir a Asís. Visitó la ciudad y de allí partió en peregrinación por los principales santuarios de Italia, durante dos años.

Profecías y revelaciones

Las profecías y revelaciones Santa Brígida se referían a las cuestiones mas candentes de su época. Predijo, por ejemplo, que el Papa y el emperador se reunirían amistosamente en Roma. Al poco tiempo así lo hicieron (El Papa Beato Urbano V y Carlos IV, en 1368).  La profecía de que los partidos en que estaba dividida la Ciudad Eterna recibirían el castigo que merecían por sus crímenes, disminuyeron un tanto la popularidad de la santa y aun le atrajeron persecuciones. Brígida fue arrojada de su casa y tuvo que ir con su hija a pedir limosna al convento de las Clarisas.Por otra parte, ni siquiera el Papa escapaba a sus severas admoniciones proféticas.

El gozo que experimentó la santa con la llegada de Urbano a Roma fue de corta duración, pues el Pontífice se retiró poco después a Viterbo, luego a Montesfiascone y aun se rumoró que se disponía a volver a Aviñón.

Al regresar de una peregrinación, a Amalfi, Brígida tuvo una visión en la que Nuestro Señor la envió a avisar al Papa que se acercaba la hora de su muerte, a fin de que diese su aprobación a la regla del convento de Vadstena. Brígida había ya sometido la regla a la aprobación de Urbano V, en Roma, pero el Pontífice no había dado respuesta alguna. Así pues, se dirigió a Montefiascone montada en su mula blanca. Urbano aprobó, en general, la fundación y la regla de Santa Brígida, que completó con la regla de San Agustín. Cuatro meses más tarde, murió el Pontífice. Santa Brígida escribió tres veces a su sucesor, Gregorio XI, que estaba en Aviñón, conminándole a trasladase a Roma. Así lo hizo el Pontífice cuatro años después de la muerte de la santa.

En 1371, a raíz de otra visión, Santa Brígida emprendió una peregrinación a los Santos Lugares, acompañada de su hija Catalina, de sus hijos Carlos y Bingerio, de Alfonso de Vadaterra y otros personajes. Ese fue el último de sus viajes. La expedición comenzó mal, ya que en Nápoles, Carlos se enamoró de la reina Juana I, cuya reputación era muy dudosa. Aunque la esposa de Carlos vivía aún en Suecia y el marido de Juana estaba en España; ésta quería contraer matrimonio con él y la perspectiva no desagradaba a Carlos. Su madre, horrorizada ante tal posibilidad, intensificó sus oraciones. Dios resolvió la dificultad del modo más inesperado y trágico, pues Carlos enfermó de una fiebre maligna y murió dos semanas después en brazos de su madre. Santa Brígida prosiguió su viaje a Palestina embargada por la más profunda pena. En Jaffa estuvo a punto de perecer ahogada durante un naufragio Sin embargo durante, la accidentada peregrinación la santa disfrutó de grandes consolaciones espirituales y de visiones sobre la vida del Señor.

A su vuelta de Tierra Santa, en el otoño de 1372, se detuvo en Chipre, donde clamó contra la corrupción de la familia real y de los habitantes de Famagusta quienes se habían burlado de ella cuando se dirigía a Palestina. Después pasó a Nápoles, donde el clero de la ciudad leyó desde el púlpito las profecías de  Santa Brígida, aunque no produjeron mayor efecto entre el pueblo.

La comitiva llegó a Roma en marzo de 1373. Brígida, que estaba enferma desde hacía algún tiempo, empezó a debilitarse rápidamente, y falleció el 23 de julio de ese año, después de recibir los últimos sacramentos de manos de su fiel amigo, el Padre Pedro de Alvastra. Tenía entonces setenta y un años. Su cuerpo fue sepultado provisionalmente en la iglesia de San Lorenzo in Panisperna. Cuatro meses después, Santa Catalina y Pedro de Alvastra condujeron triunfalmente las reliquias a Vadstena, pasando por Dalmacia, Austria, Polonia y el puerto de Danzig.

Santa Brígida, cuyas reliquias reposan todavía en la abadía por ella fundada, fue canonizada en 1391 y es la patrona de Suecia.



Visiones y escritos

Uno de los aspectos más conocidos en la vida de Santa Brígida, es el de las múltiples visiones con que la favoreció el Señor, especialmente las que se refieren a los sufrimientos de la Pasión y a ciertos acontecimientos de su época. Por orden del Concilio de Basilea, el Juan de Torquemada, quien fue más tarde cardenal, examinó el libro de las revelaciones de la santa y declaró que podía ser muy útil para la instrucción de los fieles; pero tal aprobación encontró muchos opositores. Por lo demás; la declaración de Torquemada significa únicamente que la doctrina del libro es ortodoxa y que las revelaciones no carecen de probabilidad histórica. El Papa Bcnedicto XIV, entre otros, se refirió a las revelaciones de Santa Brígida en los siguientes términos: "Aunque muchas de esas revelaciones han sido aprobadas, no se les debe el asentimiento de fe divina; el crédito que merecen es puramente humano, sujeto al juicio de la prudencia, que es la que debe dictarnos el grado de probabilidad de que gozan para que crearnos píamente en ellas."

Santa Brígida, con gran sencillez de corazón, sometió siempre sus revelaciones a las autoridades eclesiásticas y, lejos de gloriarse por gozar de gracias tan extraordinarias, las aprovechó como una ocasión para manifestar su obediencia y crecer en amor y humildad. Si sus revelaciones la han hecho famosa, ello se debe en gran parte a su virtud heroica, consagrada por el juicio de la Iglesia.

El libro de sus revelaciones fue publicado por primera vez en 1492.

Las brigidinas tienen unas lecciones de maitines tomadas de sus revelaciones sobre las glorias de María, conocidas con el nombre de "Sermo Angelicus", en recuerdo de las palabras del Señor a la santa: "Mi ángel te comunicará las lecciones que las religiosas de tus monasterios deben leer en maitines, y tú las escribirás tal como él te las dicte".

Oremos

Señor, Dios nuestro, que revelaste a Santa Brígida de Suecia profundos secretos celestiales en la meditación de los sufrimientos de tu Hijo, concédenos también a nosotros que, después de compartir los padecimientos de Cristo, rebosemos de gozo cuando se manifieste la gloria. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.



Carta de San Pablo a los Gálatas 2,19-20.
Pero en virtud de la Ley, he muerto a la Ley, a fin de vivir para Dios. Yo estoy crucificado con Cristo,
y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí: la vida que sigo viviendo en la carne, la vivo en la fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí.

Salmo 33(32),2-11.
Alaben al Señor con la cítara, toquen en su honor el arpa de diez cuerdas;
entonen para él un canto nuevo, toquen con arte, profiriendo aclamaciones.
Porque la palabra del Señor es recta y él obra siempre con lealtad;
él ama la justicia y el derecho, y la tierra está llena de su amor.
La palabra del Señor hizo el cielo, y el aliento de su boca, los ejércitos celestiales;
él encierra en un cántaro las aguas del mar y pone en un depósito las olas del océano.
Que toda la tierra tema al Señor, y tiemblen ante él los habitantes del mundo;
porque él lo dijo, y el mundo existió, él dio una orden, y todo subsiste.
El Señor frustra el designio de las naciones y deshace los planes de los pueblos,
pero el designio del Señor permanece para siempre, y sus planes, a lo largo de las generaciones.

Evangelio según San Juan 15,1-8.
Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el viñador.
El corta todos mis sarmientos que no dan fruto; al que da fruto, lo poda para que dé más todavía.
Ustedes ya están limpios por la palabra que yo les anuncié.
Permanezcan en mí, como yo permanezco en ustedes. Así como el sarmiento no puede dar fruto si no permanece en la vid, tampoco ustedes, si no permanecen en mí.
Yo soy la vid, ustedes los sarmientos. El que permanece en mí, y yo en él, da mucho fruto, porque separados de mí, nada pueden hacer.
Pero el que no permanece en mí, es como el sarmiento que se tira y se seca; después se recoge, se arroja al fuego y arde.
Si ustedes permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y lo obtendrán.
La gloria de mi Padre consiste en que ustedes den fruto abundante, y así sean mis discípulos.

Leer el comentario del Evangelio por
Juan Pablo II
Carta apostólica Spes aedificandi


«El que cumple la voluntad de mi Padre del cielo,

ese es mi hermano y mi hermana y mi madre»

     Al nombrar a santa Brígida copatrona de Europa, pienso actuar de manera que la sientan cercana a ellos no solamente los que han recibido la vocación a una vida de especial consagración, sino también los que están llamados a las ocupaciones ordinarias de la vida laical en el mundo, y sobre todo, a la alta y exigente vocación de formar una familia cristiana.

     Sin dejarse extraviar por las condiciones de bienestar de su entorno aristocrático, vivió con su esposo Ulf una experiencia matrimonial en la cual  al amor conyugal se unía una intensa oración, el estudio de las Sagradas Escrituras, la mortificación, la caridad. Juntos fundaron un pequeño hospital en el que ellos mismos frecuentemente cuidaban a los enfermos. Brígida tenía la costumbre de servir personalmente a los pobres. Juntamente con ello se distinguió por sus cualidades pedagógicas que tuvo ocasión de poner en práctica a lo largo del tiempo que se le pidieron sus servicios en la corte de Estocolmo. Fue durante esa experiencia que maduraron los consejos que ella misma dará en diversas ocasiones a los príncipes y a los soberanos para cumplir debidamente sus tareas. Pero los primeros que se beneficiaron de ellos fueron, con toda seguridad, sus hijos, y por ello no es por casualidad que a una de sus hijas, Catalina, se le venera como santa...

     Después de la muerte de su esposo, oyó la voz de Cristo que le confiaba una nueva misión guiándola, paso a paso, a través de una serie de gracias místicas extraordinarias... Con la fuerza, como un eco, de los antiguos y grandes profetas, hablaba con firmeza a los príncipes, a los papas, revelando los designios de Dios sobre los acontecimientos de la historia. No ahorrará las advertencias severas en materia de reforma moral del pueblo cristiano y del mismo clero...

     Las tierras escandinavas, patria de Brígida, habiéndose alejado de la plena comunión con la Sede de Roma en el curso de tristes acontecimientos durante el siglo XVI, la figura de la santa sueca permanece como un precioso lazo de unión ecuménico, reforzado todavía más por el compromiso, en ese sentido, de la Orden religiosa que ella fundó.

viernes 23 Julio 2010

Advocación Mariana: Ntra. Sra. de todos los Pueblos



"Yo, vuestra Madre, vengo a visitaros como
 MADRE Y SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS"

Desde 1945 a 1959, la Stma. Virgen se apareció en Amsterdam (Holanda) a la vidente Ida Peerdeman. El 11 de febrero de 1951 se presentó bajo su nuevo título: "Yo soy la Señora, María, Madre de todos los Pueblos".

La vidente, Isje Johanna Peerdeman ("Ida"), murió en 1996 a la edad de 90 años.

1 de mayo de 1996, el Obispo de Harlem-Amsterdam, Mons. Bomers, y su auxiliar, Mons. Punt, autorizaron en una declaración oficial la veneración de la Virgen María, con el título de 'SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS'.  En esa misma declaración subrayan que cada uno es libre de tener una opinión personal de los mensajes, siguiendo su propia conciencia.

 Aprobada como de "origen sobrenatural" por el obispo José María Punt de Haarlem-Amsterdam (Holanda) el 31 de mayo del 2002. 

El obispo dijo que la aparición es una "ayuda para entender los signos de los tiempos y vivir más fielmente el Evangelio...y los signos de nuestros tiempos son dramáticos. La devoción a nuestra Señora de Todos los Pueblos puede ayudarnos, en mi sincera convicción, a guiarnos en el camino correcto durante el presente serio drama de nuestros tiempos, el camino hacia un nuevo y especial derramamiento del Espíritu Santo, el único que puede sanar las grandes heridas de nuestro tiempo"

El obispo dijo que en el proceso de estudio, "muchas experiencias de conversión y reconciliación, como también curaciones y protección especial, también se me reportaron"



 La Relevancia Teológica de 
 Nuestra Señora de Todos los Pueblos 
 y las Apariciones en Amsterdam 



PRINCIPALES MENSAJES DE NUESTRA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS

EL DOGMA


-QUE DARÁ AL MUNDO LA VERDADERA PAZ

Los mensajes de Amsterdam tienen un lugar único en la historia de las apariciones marianas, precisamente porque en nuestra época moderna María viene con su nuevo título de 'SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS', y pide que sea llamado el último dogma mariano, que comprende una triple verdad: 


"El Padre y el Hijo quieren enviar en este tiempo a María, la SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS, como Corredentora, Medianera y Abogada" (31.05.1951) 

"Cuando el dogma... sea proclamado, entonces la Señora de todos los Pueblos dará la verdadera paz al mundo" (31.05.1954). Explicación del nuevo dogma

 

LA ORACIÓN
-PARA QUE VENGA EL Espíritu SANTO

"Señor Jesucristo, Hijo del Padre,
manda ahora tu Espíritu sobre la tierra.
Haz que el Espíritu Santo habite en el corazón de todos los pueblos,
para que sean preservados de la corrupción, de las calamidades
y de la guerra. 
Que la Señora de todos los Pueblos, María Santísima,
sea nuestra Abogada. Amén."

 La Stma. Virgen dictó con insistencia a la vidente esta breve y potente oración para que se proclame a María Corredentora cuanto antes y de ese modo el Espíritu Santo descienda con una nueva plenitud, como ha sido prometido. 

(La oración) "ha sido dada para pedir que el verdadero Espíritu venga al mundo" (20.09.195l). María insiste: "No eres capaz de comprender la importancia esta oración. Tú no sabes lo que el futuro reserva" (15.04.1951). Ella incluso llega a prometer: 'Por medio de esta oración la Señora salvará el mundo. Una vez más repito la promesa" (10.05.1953). "No sabes qué gran valor y fuerza esta oración tendrá ante Dios" (31.05.1955). Dirigiéndose al Papa, la Stma. Virgen dijo que había sido "mandada por su Señor y Creador, para que, mediante esta oración y este título, pueda salvar el mundo de una gran catástrofe mundial" (10.05.1953). ¡cuida que se haga conocer esta oración a todo el mundo, a todos las naciones. Todos tienen derecho. Te aseguro que el mundo cambiará" (29.04.1951).

Viendo que se duda en difundir esta oración, la Stma. Virgen anima diciendo: "Que los hombres digan cada día esta sencilla oración. Es tan sencilla y breve, que todos pueden recitarla en este mundo moderno. Ha sido dada para pedir que el verdadero Espíritu venga al mundo" (20.09.195 l).

 

LA IMAGEN: 

-LA INTERPRETACIÓN E ILUSTRACIÓN DEL DOGMA

Durante varias visiones, la Stma. Virgen describe a la vidente la milagrosa imagen que representa el triple dogma y por eso la imagen "...ha de preceder un dogma, un nuevo dogma" (15.04.1951).

La Corredentora está de pie sobre el globo terrestre delante de la Cruz luminosa de la Redención de su Hijo. Alrededor de Ella está reunido el rebaño de Cristo, iluminado por tres rayos, la Gracia, la Redención y la Paz, provenientes de las manos de la Medianera de todas las Gracias. 

El 15 de noviembre de 1951 la Madre de Dios pide directamente a la vidente: "Diles a todos que difundan la oración y la imagen en el mundo". El 29 de abril de ese año la SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS había prometido: "Te aseguro que el mundo cambiará."

 

LA ACCION MUNDIAL 

-LA IMÁGEN Y LA ORACIÓN HAN DE LLEVARNOS AL DOGMA

Muchos escucharon la oración de Arnsterdam por primera vez durante la Primera Jornada Internacional de Oración, que tuvo lugar el 31 de mayo de 1997. En su corazón comprendieron la ansiedad de María por difundir ahora esta potente oración en muchas lenguas, juntamente con su imagen milagrosa. María expresamente llama a una acción de redención y de paz (a 01.04.1951) a la difusión de su oración, juntamente con su imagen, a la que deberían tomar parte todos los hombres. "Esta acción no tiene que ver sólo con un país, sino con todos los pueblos" (11.10.1953).

La SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS hace una consoladora promesa para esta acción: "¿Tienes miedo? ¡Yo te ayudo! Ya verás cómo la difusión se hará por sí sola" (15.04.1951). "María se asume toda la responsabilidad" (04.04.1954). Hace ya casi cincuenta años que la vidente vio caer la nieve como un símbolo del maravilloso efecto de la acción: "Al igual que los copos de nieve caen sobre la tierra, cubriéndola con una capa espesa, así se extenderá la oración y la imagen por todo el mundo y penetrará en el corazón de todos los pueblos" (01.04.1951). María hace una promesa magnífica: "Comiencen esta obra de redención y de paz con ardor y celo y verán el milagro" (0 1.04.195 l).

 

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA ESTA ACCIÓN MUNDIAL DE LA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS?

¡El tiempo apremia! Dios desea que todas las naciones conozcan a María como su Madre. Por tanto, todos  debemos colaborar ahora en esta Acción mundial. Es sencillo y al alcance de todos. 

El primer paso, el más sencillo, es dar con amor la estampita de la SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS con su oración a todas las personas que conozcamos y también a quienes no conocemos. 

Además, quienquiera que esté dispuesto a responsabilizarse y a recibir en custodia un cuadro de la imagen peregrina por un año, podrá solicitar más información a una de las direcciones mencionadas al final o al Santuario de Ámsterdam. 

"Así se llevará la SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS al mundo entero, ¡nación en nación, de ciudad en ciudad. El mundo llegará a ser una unidad mediante esa sencilla oración"'(I 7.02.1952).

 

Fuera de Europa: viernes de la XVI Semana

del Tiempo Ordinario





La parábola del sembrador


Jeremías 3, 14-17

" Les daré pastores según mi corazón, que los apacentarán con ciencia y prudencia. Y cuando ustedes se hayan multiplicado y fructificado en el país, en aquellos días -oráculo del Señor- ya no se hablará más del Arca de la Alianza del Señor, ni se pensará más en ella; no se la recordará, ni se la echará de menos, ni se la volverá a fabricar. En aquel tiempo, se llamará a Jerusalén "Trono del Señor"; todas las naciones se reunirán en ella, y ya no seguirán más los impulsos de su corazón obstinado y perverso.



Salmo: Jeremías 31, 10-13

¡Escuchen, naciones, la palabra del Señor, anúncienla en las costas más lejanas! Digan: "El que dispersó a Israel lo reunirá, y lo cuidará como un pastor a su rebaño".


Porque el Señor ha rescatado a Jacob, lo redimió de una mano más fuerte que él.
Llegarán gritando de alegría a la altura de Sión, afluirán hacia los bienes del Señor, hacia el trigo, el vino nuevo y el aceite, hacia las crías de ovejas y de vacas. Sus almas serán como un jardín bien regado y no volverán a desfallecer.
Entonces la joven danzará alegremente, los jóvenes y los viejos se regocijarán; yo cambiaré su duelo en alegría, los alegraré y los consolaré de su aflicción.

Evangelio según San Mateo 13,18-23.

Escuchen, entonces, lo que significa la parábola del sembrador.


Cuando alguien oye la Palabra del Reino y no la comprende, viene el Maligno y arrebata lo que había sido sembrado en su corazón: este es el que recibió la semilla al borde del camino.
El que la recibe en terreno pedregoso es el hombre que, al escuchar la Palabra, la acepta en seguida con alegría,
pero no la deja echar raíces, porque es inconstante: en cuanto sobreviene una tribulación o una persecución a causa de la Palabra, inmediatamente sucumbe.
El que recibe la semilla entre espinas es el hombre que escucha la Palabra, pero las preocupaciones del mundo y la seducción de las riquezas la ahogan, y no puede dar fruto.
Y el que la recibe en tierra fértil es el hombre que escucha la Palabra y la comprende. Este produce fruto, ya sea cien, ya sesenta, ya treinta por uno".

Leer el comentario del Evangelio por
San Cesáreo de Arles (470-543), monje y obispo
Sermón al pueblo, nº 7, 1


Recibir la Palabra en tierra buena

        Que Cristo os ayude, hermanos muy amados, a acoger siempre la lectura de la palabra de Dios con un corazón ávido y sediento. Así vuestra fiel obediencia os llenará de gozo espiritual. Mas, si vosotros queréis saborear la dulzura de las santas Escrituras y aprovecharos como es debido de los preceptos divinos, debéis sustraeros durante algunas horas a vuestras preocupaciones materiales. Volved a leer las palabras de Dios en vuestras casas, dedicaos enteramente a su misericordia. Así lograréis que se realice en vosotros eso que está escrito del hombre dichoso:   «Meditará día y noche la ley del Señor» (Sl 1, 2) y también: «Dichosos los que escrutan sus mandatos, los que le buscan con sincero corazón» (Sl 118, 2).

        Los buenos comerciantes no buscan sacar beneficios de una sola mercancía sino de muchas. Los agricultores buscan un mayor rendimiento sembrando diversas clases de semillas. Vosotros, que buscáis beneficios espirituales, no os contentéis escuchando sólo en la iglesia los textos sagrados. Leed esos textos en vuestras casas; cuando los días son cortos, aprovechad las largas veladas. Y así podréis acumular un fermento espiritual en los graneros de vuestro corazón y dejar bien colocado el tesoro de vuestras almas, las perlas preciosas de las Escrituras.

  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal