Departamento de literatura


ABEL TASMAN Y EL ELEMENTO HOLANDÉS



Descargar 182.85 Kb.
Página7/9
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño182.85 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

2.3 ABEL TASMAN Y EL ELEMENTO HOLANDÉS.


Lo primero que ha llamado mi atención respecto de este texto, ha sido el elemento holandés presente en él. Grande ha sido mi curiosidad, al enterarme de que, según el autor, Sinapia estuvo en la retina de muchos investigadores holandeses como Pedro de Nuits, Van Diemens, Jacobo Carpintero, y finalmente, Abel Tasman, de quien se dice autor del relato holandés que descubriría a Sinapia.

Muy poco se sabe de estos viajeros. Pedro de Nuits, de quien no se tiene registro bajo ese nombre, pudo haber sido Pieter Nuyts, nacido probablemente en 1598 y muerto en 1655. Según Stelio Cro, Nuyts fue un oficial menor de la Compañía holandesa de las Indias Orientales. Fue gobernador de Formosa (1627-1629), actual Taiwán. Su gran mérito fue el haber sido el primer europeo en avistar las costas desde la nave holandesa Gulden Zeepaert.



Antonius Van Diemen, fue gobernador general de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales y almirante de flota, que promovió la expedición de Tasman por la región que hoy lleva su nombre (1642-1643). Jacobo Carpintero, traducción al español de Jacopus Carpenter, quien fuera también gobernador de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales a principios del siglo XVII. Y finalmente, Abel Tasman, quien se supone es el responsable del descubrimiento de Sinapia y de su posterior registro sobre ella.

Sin embargo, los documentos de los cuales habla el autor de Sinapia, no existen, ni tampoco hay referencia alguna sobre ellos. Lo que resulta curioso, a pesar de todo, es que el autor de Sinapia haya basado sus deseos de una España mejorada en la superpotencia holandesa de aquel entonces. No está claramente comprobado, pero a pesar de los referentes americanos que Stelio Cro ha puntualizado en sus diversos estudios críticos, no considero que América sea el reflejo a partir del cual se haya tomado un modelo para darle vida a Sinapia.

Recordemos que Holanda, para esas fechas, contaba con un gran despliegue de flotas marinas en pos de la conquista de nuevos territorios. Su principal medio expansionista era la Compañía Holandesa de las Indias Orientales19, antes mencionada. Los territorios que gobernaba están señalados en la imagen Nº 2 del apéndice.

La incesante búsqueda de Tasman de esta Terra Australis (De forma completa en latín: “Terra Australis Incognita” [Tierra desconocida del sur]) lo habría llevado a toparse con esta nueva tierra, la cual, a pesar de que el autor la cita textualmente al final de América, parece más una aspiración del modelo colonial holandés de la sociedad de aquel entonces. La VOC (Compañía Holandesa de Indias Orientales [En inglés: Verenigde Oostindische Compagnie]) esperaba que Tasman pudiera localizar un nuevo e inexplorado continente con fines comerciales, debido a la orientación que Holanda tenía en su empresa. No se trataba de conquistar por evangelizar, como en el caso de España, sino, conquistar por obtener ganancias sin poner otra excusa por delante.

Aunque al inicio pensábamos que los relatos de Tasman no se encontraban a nuestra disposición, hemos dado felizmente con ellos, a pesar de que no estén en lengua castellana. Se trata de la colección Histórica de los varios viajes y descubrimientos en el Océano Pacífico del Sur20, publicada entre 1770 y 1771, por Alexander Dalrymple, tomado del texto de Valentyn. Este último publicó la travesía a grandes leguas, acompañada con gráficos y opiniones, en el III volumen de sus Descripciones de las Indias Orientales. Dalrymple, desde una comparación y examen de Valentyn, elaboró una descripción de la Travesía, que, con una selección de las cartas y opiniones de Valentyn, publicó en su colección. Posteriormente a la publicación de la colección histórica de Dalrymple, un manuscrito del Diario del Capitán Tasman, con cartas y opiniones de las tierras descubiertas por él, fue llevado a Australia, y adquirida desde el entonces poseedor por Mr. Banks (el actual Sir Joseph Banks) poco después de su regreso del Mar del Sur.

En el segundo tomo de la edición, que contiene los viajes holandeses, se encuentra una descripción del relato de Abel Tasman, con pasajes propios del diario del navegante, nombrado en holandés como Journal van de Reis naar het ondekende Zuidland 1642 door Abel Jansa Tasman.21 El texto está titulado en inglés como:

“JOURNAL or DESCRIPTION

By me Abel Jansz Tasman,

Of a Voyage from Batavia for making Discoveries of the Unknown South Land in the year 1642.

May GOD ALMIGHTY be pleased to give His Blessing to this Voyage. Amen.22

Recordemos que las principales intenciones holandesas de conquistas de estas tierras son meramente comerciales, por lo que a primera vista no parece haber grandes descripciones de lugares en específico. Pareciera que Tasman ya conoce estos territorios, ya que solamente se limita a nombrarlos o datar su ubicación. Sin embargo, sí pasa por tierras que otros navegantes describen con más acierto.

La mayoría de los relatos de su diario, giran en torno a la empresa mercantil holandesa, de la cual él era uno de los líderes. Algunas de las pocas descripciones que se pueden rescatar es la que a continuación se menciona:

[...] They conducted us into the interior by narrow, cramped, dirty and miry paths (it having rained very hard for one or two days without interruption). We were first led to the south side of the island where a large number of coconut-trees stood side by side in regular order. Thence they went with us to the east side of the island where six large prows were lying at anchor, each two of them being fastened together by means of a floor of planks and carrying a mast. Here were also one or two small houses ornamented a little above the common, to wit, fenced all round with a bamboo enclosure. After leaving this place we came to a lake or piece of brackish inland water, about a mile in circumference. After staying here for some time we again asked after the Aisy or Latouw (which in their speech means king or chieftain). They then pointed to the far side of this water and, as the sun was close to the horizon already, we returned to our boats along a different path. Both in going and returning we saw many enclosures or gardens with plots elegantly squared and planted with all sorts of earth-fruit. In several places we saw bananas and other fruit-trees, most of them growing so straight that they were good to look at, on all sides emitting a most agreeable and gratifying smell and fragrance. From which we concluded that these people (who had the shape of men but inhuman manners and customs) were by no means destitute of human intelligence. About two hours before sunset we returned on board. (Tasman 33)

Abel Tasman describe de esta forma los territorios que visita, se nota el enorme conocimiento que posee sobre estas tierras. En el texto anterior se describe la llegada a una de las islas que recorren, en donde los habitantes se muestran muy complacientes con los recién llegados. La mayor parte de los territorios que estos navegantes europeos visitan, se caracterizan por poseer una gama de habitantes de gran predisposición a aceptar a distintos grupos sociales extranjeros.

Algunas de las islas que visita son descritas de la siguiente manera:

Item the 6th. In the morning we again saw land, to wit three small islets, on all sides surrounded by shoals and reefs; we tacked about to the south and saw a large reef to westward stretching as far as the south, which we sincerely regretted; this land is fully 8 or 9 miles in length; straight ahead there were also breakers which we were unable to pass. Seeing that we could clear neither the reef straight ahead nor another which lay north of us we observed to leeward a small space about two ship's lengths wide where there were no breakers; for this we made since there was no other way of escape; we passed between the rocks in 4 fathom, though not without great anxiety; all about here there are reefs and 18 or 19 islands, but the shoals which abound here and are very dangerous render it impossible for ships to pass between them. These islands are in 17½°[1] or thereabouts for we got no latitude. At noon we estimated ourselves to be in 17° 9' South Latitude, Longitude 201° 35', course held west-south-west, sailed 25 miles with a steady trade-wind from the east-south-east. (Tasman 33)

En estas tierras, a pesar de que no se describa una civilización más avanzada, se pone de manifiesto la naturaleza tanto de los territorios y los habitantes de estas islas. Una clara muestra de la admiración y necesidad de los europeos por rescatar el origen de cada civilización.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal