Deterioro Por Obediencia Sin Entusiasmo



Descargar 208.56 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión03.03.2017
Tamaño208.56 Kb.
  1   2   3   4   5
Deterioro Por Obediencia Sin Entusiasmo (25: 1-28: 27)
La fase conclusiva del Reino Dividido informa acerca de los reinos de Amasías (25: 1-28), Usías (26: 1-23), Jotam (27: 1-9), y Acaz (28: 1-27). Como con las primera y segunda fases de este material, el texto del Cronista es complejo y presenta varios motivos. No obstante, este material se unifica principalmente por comparaciones explícitas entre los varios reyes. Este motivo principal viene al primer plano en la descripción de Amasías como uno que hacía lo que era correcto a los ojos del Señor, pero no de todo corazón (25: 2). Obediencia sin entusiasmo es un tema central en cada reino que sigue. Usías hacía lo que era correcto a los ojos del Señor, lo mismo que su padre, Amasías, había hecho (26: 4). Su compromiso sin entusiasmo es evidente en la segunda mitad de su reino (26: 16-23). Jotam también hacía lo que era correcto a los ojos del Señor, lo mismo que su padre, Usías, había hecho (27: 2). Aunque el Cronista dejó claro que Jotam evitó las inconsistencias de su padre (27: 2b), también notó que el pueblo, sin embargo, continuó con sus prácticas corruptas (27: 2b). Al final de esta serie de comparaciones entre padres y sus hijos, el Cronista cerró esta sección trazando una conexión entre Amasías y Acaz. Ambos reyes fueron derrotados por ejércitos israelitas norteños porque Judá se había corrompido tanto (25: 14-24; 28: 6-15). Como veremos en los comentarios abajo, al final de esta fase del período dividido, Judá se había vuelto tan corrupto como su vecino norteño. Esta nivelación de Norte y Sur preparó el escenario por Reino Unido de Ezequías.
El Reino de Amasías (25: 1-26)

El reino de Amasías (796-767 A. C.) presenta otro ejemplo de bendición y maldición divina, basado en la fidelidad e infidelidad. En este caso, se le eximió inicialmente a Amasías de consecuencias severas por su inconsistencia, pero la paciencia de Dios lo llevó a infidelidad y maldiciones ulteriores. Como tal, su reino alentó a los lectores post-exílicos de Crónicas a no dejar que la misericordia divina les lleve a más infidelidades.


Comparación de 25: 1-26 con 2 Reyes 14: 1-20

El relato del Cronista de Amasías depende mucho del registro de Reyes (// 2 Reyes 14: 1-20), pero el anterior es ocho versículos más largo que el último (vea figura 43).


2 Crónicas
-------
25: 1-2
25: 3-13
25: 14-24
25: 25-28

Acontecimientos en el Norte

(omitido)

Apertura del Reino de Amasías

(ligeramente abreviado)

La Infidelidad de Amasías y Problema

(grandemente extendido)

La Infidelidad de Amasías y Problema

(grandemente extendido)

Cierre del Reino de Amasías

(abreviado)

2 Reyes
13: 1-14: 1


14: 2-4
14: 5-7
14: 8-24
14: 15-28

Comparación de 2 Crónicas 25: 1-28 con 2 Reyes 13: 1-14: 28 (figura 43)


Se deben notar varias variaciones. Primero, el Cronista omitió varios pasajes que se enfocan en acontecimientos en el Norte. 1) No incluyó 2 Reyes 13: 1-25. Su interés en el período dividido es exclusivamente en el reino del sur, a menos que acontecimientos en el Norte tengan relación con acontecimientos en el Sur (vea Introducción: 2) Israel Norteño). 2) Fiel a su práctica ordinaria, el Cronista también omitió la sincronización de la apertura con el reino norteño (vea 2 Reyes 14: 1). 3) El aviso de la muerte de Joás (2 Reyes 14: 15-16) también se omite por la misma razón.

Segundo, el Cronista reemplazó la comparación entre Amasías y David (2 Reyes 14: 3b) con el aviso de que Amasías obedeció a Dios, pero no de todo corazón (25: 2). La preocupación característica del Cronista con la devoción del corazón y sinceridad interior son evidentes.

Tercero, Crónicas omiten la mención del fracaso de Amasías al quitar los altares (2 Reyes 14: 4). Esta omisión forma el registro de Amasías en una presentación de años de fidelidad relativa seguidos por infidelidad.

Cuarto, la mención de victoria sobre Edom (2 Reyes 14: 7) se ha extendido en una narración a escala completa (25: 5-13). Este material agregado contiene varios temas típicos en Crónicas. Toca los peligros de alianzas con Israelitas norteños, advertencias proféticas, y el beneficio de sumisión a la palabra profética.

Quinto, aparece un segundo encuentro entre Amasías y un profeta (25: 14-16). Esta reunión es presentada por el sincretismo del rey, y representa al rey rechazando la advertencia profética. Esta expansión da forma a la segunda mitad del registro como uno de un período de infidelidad de Amasías.

Sexto, Crónicas agregan una explicación de por qué Amasías no consideró las advertencias de Joás acerca del Israel norteño. Nota que Amasías alocadamente rechazó con desprecio la oferta de paz de su enemigos porque Dios obró así para que pudiera entregarlos a Joás porque buscaron a los dioses de Edom (25: 20b// 2 Reyes 14: 11). El Cronista explicó que la derrota terrible de Judá fue el resultado de retribución divina.

Séptimo, el Cronista notó explícitamente su división del reino de Amasías entre años de fidelidad e infidelidad en un comentario pequeño que agregó en 25: 27 (// 2 Reyes 14: 19). Notó que la conspiración contra el rey empezó en el tiempo que Amasías se alejó de seguir al Señor.


Estructura de 25: 1-26

Las adiciones y omisiones que aparecen en este pasaje forman un relato simétrico quíntuple (vea figura 44).

Apertura del Reino de Amasías (25: 1-2)

La Fidelidad Sin entusiasmo de Amasías (25: 3-12)

Ejecución de Asesinos (25: 3-4)

Informe de Ejecuciones (25: 3)

Calificación y Evaluación (25: 4)
Fidelidad sin entusiasmo en Batalla (25: 5-12)

Amasías Recluta al Pueblo para la Guerra (25: 5a)

Amasías Alista y Contrata a soldados (25: 5b-6)

Amasías Encuentra Reproche Profético (25: 7-9)

Amasías Libera a Soldados Contratados (25: 10)

Amasías Gana Victoria (25: 11-12)


El Problema de Amasías de Israel (25: 13)
La Infidelidad de Amasías (25: 14-24)

Amasías rinde culto a Dioses Edomitas (25: 14)

Amasías Encuentra Reproche Profético (25: 15-16)

Amasías Recibe Castigo por Infidelidad (25: 17-24)

Amasías Desafía a Joás a Batallar (25: 17-19)

Amasías se niega a las Advertencias de Joás (25: 20)

Amasías Pierde Batalla ante Joás (25: 21-24)
Cierre del Reino de Amasías (25: 25-28)

Bosquejo de 2 Crónicas 25: 1-28 (figura 44)


Este capítulo empieza con el ascenso de Amasías (25: 1-2) y termina con el cierre de su reino (25: 25-26). El reino del rey se divide en actos de fidelidad sin entusiasmo (25: 3-12) y un relato equilibrante de infidelidad (25: 14-24). En el centro de esta estructura está una mención breve que sirve como un informe de los resultados negativos de la fidelidad sin entusiasmo de Amasías y comienzan sus actos de infidelidad (25: 13).
Apertura del Reino de Amasías (25: 1-2)

El reino de Amasías menciona unos detalles históricos de su ascenso al poder. El nombre de la madre del rey aparece. Para la importancia de madres reales, vea comentarios en 13: 2. Según hemos visto en la comparación anterior, se omite sincronización con el reino Norteño (vea 2 Reyes 14: 1) y el texto comenta que el rey tenía veinticinco años cuando ascendió al trono (25: 1). Varias notas cronológicas en Reyes (ej. 2 Reyes 14: 2,23; 15: 1) sugieren que tanto como veinticuatro años de los veintinueve años del reino de Amasías fueron una co-regencia con Usías. La captura de Amasías por Joás de Israel también sugiere esta reconstrucción histórica (vea 25: 23).

El Cronista evaluó el reino de Amasías como una mezcla de bueno y malo. Hacía lo que era correcto... pero no de todo corazón (25: 2). En este aspecto, el Cronista varió de 2 Reyes 14: 3 que compara a Amasías con David y Joás. En cambio, enfocó en la condición del corazón de Amasías. Motivación del corazón es una preocupación principal en Crónicas. La historia a menudo enfocaba en la necesidad de que la obediencia saliera de un corazón sincero (vea Introducción: 16) Motivaciones). Amasías, sin embargo, sólo fue mediocre en su devoción a Dios.

Al describir a Amasías en esta manera, el Cronista proporcionó a su lectores poste-xílicos con una estructura para evaluar los materiales que siguieron. Les advirtió no esperar contrastes llamativos entre bendición y maldición en la vida del rey. En cambio, encontrarían aquí los resultados que vienen a los que obedecen, pero con devoción sin entusiasmo.


La Fidelidad Sin Entusiasmo de Amasías (25: 3-12)

El Cronista siguió el libro de Reyes (// 2 Reyes 14: 3-7) y enfocó primero en el lado relativamente positivo del reino de Amasías.


Estructura de 25: 3-12

Esta porción de su registro se divide en dos partes principales (vea figura 44). El relato del Cronista consta de un informe evaluativo (25: 3-4) y una narración plena (25: 5-13). El informe de la apertura es completamente positivo, pero la narración llena ilustra una mezcla de obediencia y desobediencia.


Ejecuciones de Asesinos (25: 3-4)

Siguiendo el relato de Reyes muy estrechamente, Crónicas informa que la primera acción de Amasías después de consolidar su poder fue ejecutar a los oficiales que habían asesinado a su padre (25: 3). Una lista de estos oficiales aparece en el capítulo precedente (vea 24: 26). Aunque la muerte deshonrosa del padre de Amasías resultó del juicio de Dios contra él, los que ejecutaron todavía fueron hechos responsables por sus acciones. El texto no especifica las motivaciones de Amasías para estas ejecuciones. El hecho de que algunos de estos hombres fueran hijos de mujeres Amonitas y Moabitas hicieron cuestionable su lealtad a Amasías (vea 24: 26). Les habría ejecutado por esta razón.

Cualquiera que fuese el caso, los archivos de Reyes y Crónicas honra a Amasías por su refrenamiento. No dio muerte a sus hijos... de acuerdo con lo que está escrito en la Ley... de Moisés (25: 4). El miedo a represalias de los hijos de los ajusticiados no disuadió a Amasías de seguir la Ley de Moisés. Notablemente, el texto realmente cita la Ley particular en cuestión (vea Deuteronomio 24: 16). El principio de la Ley era que cada uno debe morir por sus propios pecados (25: 4). Este principio se ajusta bien con el énfasis del Cronista en bendición y maldición divina en el período post-exílico. Crónicas se enfoca en cómo cada generación de Judá sufrió por su propios pecados y se benefició de su propia obediencia (vea Introducción: 10-27) Bendición Divina y Juicio). El refrenamiento de Amasías ilustró este principio en acción.

La preocupación del Cronista con responsabilidad individual ante la Ley es similar a varias porciones de las Sagradas Escrituras provenientes del período exílico. Jeremías (vea Jeremías 31: 29-31) y Ezequiel (vea Ezequiel 18: 1,19-24) enfatizaron en la idea de que los destierros no eran simplemente sufrimiento debido a los pecados de sus antepasados. Los destinatarios mismos de sus profecías debían continuar en las prácticas de sus antepasados y por consiguiente sufrieron las consecuencias de sus pecados. En las Escrituras, ocasionalmente se castigó a los hijos junto con sus padres (vea Josué 7: 24; 2 Reyes 9: 26; 1 Crónicas 10: 14). Aunque estos pasajes no hacen comentarios explícitos acerca de la culpa de los hijos, asumiríamos por la legislación Mosaica que se involucraba suficientemente a estos niños en los pecados de sus padres o en pecados propios para que merecieran morir también. La Ley Mosaica incluyó la amenaza de maldiciones a generaciones futuras (vea Exodo 20: 5-6; Deuteronomio 5: 9), pero no se transfieren la ira perteneciente a los antepasados a generaciones posteriores. Las generaciones posteriores mismas también demostrarían deslealtad y serían merecedores de castigo. En todo caso, el Cronista honró a Amasías por observar este principio de la Ley Mosaica (vea Introducción: 14) Normas).


Fidelidad sin entusiasmo en Batalla (25: 5-12)

A estas alturas, el Cronista amplió la mención de un versículo en Reyes (2 Reyes 14: 7) en una narración plena de nueve versículos (25: 5-13).


Estructura de 25: 5-12

Este material elabora sobre los acontecimientos que llevaron a la victoria de Amasías sobre los edomitas en cinco pasos simétricos (vea figura 44).


Amasías Recluta al Pueblo para la Guerra (25: 5a)

Amasías reunió al pueblo de Judá y les asignó a comandantes (25: 5a). Amasías se preparaba para la guerra. Aprenderemos más tarde que esta guerra era contra los edomitas (vea 25: 11). David había conquistado a los edomitas (vea 1 Crónicas 18: 11-13) y Salomón usó sus territorios para establecer comercio marítimo al este (vea 8: 17-18). Como una expresión de juicio divino, sin embargo, los edomitas se rebelaron contra Joram (vea 21: 8-10). Amasías intentaba ejercer control Judaíta sobre estas regiones del sur de nuevo. Al final, su hijo Usías pudo reconstruir la ciudad portuaria Edomita de Elat (vea 26: 2).

Amasías tomó un censo de sus hombres militares, al igual que David (vea 1 Crónicas 21; 27: 23-24), Salomón (vea 2: 17), Asá (vea 14: 8), y Josafat (vea 17: 14-19). Este ejército incluyó hombres de todo Judá y Benjamín (25: 25a). No era un ejército profesional permanente, sino un ejército reclutado para una ocasión particular, como Moisés había mandado (vea Exodo 30: 14; 38: 26; Levítico 27: 3-5; Números 1; 1 Crónicas 27: 23; 23: 24; 2 Crónicas 31: 17).

No se debe pasar por alto el efecto dramático de esta escena. El Cronista acababa de exaltar a Amasías por su obediencia a la Ley Mosaica (25: 4). A estas alturas, representó al rey preparándose para la batalla con la misma Ley en mente. La expectativa levantada para los lectores originales es que esta será una gran batalla de victoria. Pero el Cronista también había notado que Amasías no se consagró al Señor de todo corazón (vea 25: 2). El próximo paso en este relato revela por qué hizo esta evaluación.


Amasías Alista y Contrata a soldados (25: 5b-6)

Amasías continuó siguiendo las normas de la Ley Mosaica en la primera división de este paso (25: 5b). Pasó revista a los de veinte años de edad o más de Judá y Benjamín, así como Moisés lo había ordenado (25: 5b; vea Exodo 30: 14). Cuando estos conscriptos se reunieron, Amasías tenía a trescientos mil hombres preparados para servicio militar (25: 5b). Mencionar ejércitos grandes y experimentados es una manera en el que el Cronista a menudo exaltaba a reyes fieles (vea 1 Crónicas 12: 24-40; 21: 15; 27: 1-15; 2 Crónicas 13: 13; 17: 12-19; 26: 13). Como con muchas referencias a los números de combatientes, se entiende este número grande en varias maneras. (Para el uso del Cronista de números grandes de soldados, vea comentarios en 12: 24-37.) El número de los soldados de Amasías no representa el mayor ejército de Judá, pero todavía es muy grande y sería una hipérbole. (Para el uso del Cronista de hipérbole, vea comentarios en 12: 14.) Además, estos soldados podían manejar la lanza y el escudo (25: 5b). Aunque no eran soldados profesionales, estos hombres estaban extremadamente bien preparados para luchar. Una vez más, el Cronista elevó las expectativas de victoria.

El primer indicio de que algo andaba mal aparece en 25: 6. El Cronista agregó la mención de que Amasías también contrató cien mil combatientes de Israel (25: 6). Ninguna palabra de condenación aparece inmediatamente, pero la historia de Crónicas ya ha proporcionado información amplia para causar vacilación al movimiento de Amasías. Ya había condenado fuertemente el envolvimiento con el poderío militar norteño. Con esta nota breve, empezó a mostrar cómo Amasías no tenía entusiasmo en su lealtad a Dios (vea Introducción: 2) Israel Norteño).
Amasías Encuentra Reproche Profético (25: 7-9)

El punto culminante en esta narración consta de un diálogo entre un profeta anónimo y Amasías. Esta escena representa al profeta hablándole al rey (25: 7-8), la pregunta del rey (25: 9a), y la contestación de la profeta (25: 9b). En estos versículos, el Cronista hizo explícita su evaluación de las acciones de Amasías.

El hombre de Dios (esto es, el profeta) advirtió a Amasías que estas tropas de Israel no deben marchar con [Amasías] (25: 7). Una vez más, el Cronista demostró su interés perspicaz en los profetas (vea Introducción: 15) Profetas). Sin lugar a dudas, el profeta insistió en que el Señor no estaba con Israel (25: 7). Este discurso entero es recordativo del discurso de Abiam a las tribus norteñas (vea 13: 4-12). En la terminología del Cronista, el que Dios estuviera "con" un ejército, significaba que le dirigiría y lucharía por el ejército (vea Introducción: 10) Actividad Divina). El profeta advirtió al rey que sería derrotado por sus enemigos "aun cuando vaya y luche valientemente en batalla" (25: 8). Aunque Amasías tenía un ejército fuerte (vea 25: 5-6), era seguro que perdería si se oponía al orden de Dios porque Dios tiene el poder de ayudar o derrocar (25: 8).

Con estas palabras, el Cronista reveló su propia cautela con respecto al Israel norteño. Aunque mantuvo alguna esperanza por reunificación con los fieles del Norte, este acontecimiento y varias ocurrencias similares demuestran que las alianzas militares con personas malas en el reino norteño estaban prohibidas (vea Introducción: 2) Israel Norteño).

Amasías respondió a la advertencia profética con una objeción fútil que reveló las prioridades de su corazón. Deseó saber qué hacer acerca de los cien talentos que pagó por los soldados de Israel (25: 9a). Su preocupación por su inversión monetaria reveló que Amasías se preocupaba más por su dinero que por la palabra de su Dios.

En contestación a la objeción del rey, el profeta dijo lo que debería haber sido obvio. Dios podría darle mucho más a Amasías que el dinero que podía perder si permanecía en obediencia a Dios (25: 9b). Una y otra vez, el Cronista había ilustrado ya cómo la fidelidad a Dios dio por resultado riquezas y prosperidad para Judá (vea Introducción: 26) Prosperidad y Pobreza). En esta manera, el Cronista retrató a Amasías como carente una devoción a Dios de todo corazón.


Amasías Suelta a soldados Contratados (25: 10)

En equilibrio con el contrato de mercenarios norteños (25: 5b-6), Amasías despidió las tropas... de Efraín y les envió a sus hogares (25: 10). El rey actuó de acuerdo con la palabra profética, pero el Cronista no presentó la complacencia del rey como un giro completo hacia bendiciones divinas. En cambio, prefiguró problemas futuros para Amasías, al notar que los soldados norteños estaban furiosos con Judá e marcharon a sus hogares en una gran rabia (25: 10). Este hecho aparecerá de nuevo (vea 25: 13) y contribuirá con los problemas que Amasías experimente entonces (vea 25: 17-24). Como en el reino de Roboam (vea 12: 7,8), el mensaje del Cronista aquí estaba bastante claro. La infidelidad a menudo tenía consecuencias duraderas a pesar del arrepentimiento (vea Introducción: 10-27) Bendición Divina y Juicio).


Amasías Gana Victoria (25: 11-12)

A pesar de la prefiguración de los problemas por venir, el Cronista registró que Amasías tuvo una gran victoria. Mató a diez mil hombres de Seír en batalla (25: 11). El ejército también capturó a diez mil hombres vivos y los ejecutó al tirarlos por un precipicio (25: 12). Aunque esta forma de ejecución en masa parece inhumano, de acuerdo a normas modernas, se destaca como único ejemplo de los horrores de la guerra antigua (vea Josué 11: 7-11; 1 Samuel 4: 10). Una vez más, se entienden estos números grandes en varias maneras. (Para el uso del Cronista de números grandes de soldados, vea comentarios en 12: 24-37.) En todo caso, Amasías ganó la victoria porque quitó a los soldados norteños israelitas de sus líneas. Esta victoria en batalla alineó entre otro victorias similares como una demostración de favor divino (vea Introducción: 23) Victoria y Derrota).


El Problema de Amasías desde Israel (25: 13)

En el centro del reino de Amasías el Cronista agregó un informe relativamente desconectado de dificultades causados por los Israelitas norteños (vea figura 44). Los soldados a quienes el rey envió hogar en una gran rabia (25: 10b) causó estragos en Judá mientras Amasías batalló con los edomitas. Es difícil entender cómo estos mercenarios saquearon desde Samaria hasta Bet Horón (25: 13), a menos que fueran relevados de sus deberes cuando se prepararon en Samaria. Cualquiera que fuese el caso, las correrías de estas tropas eran extensas. Mataron a tres mil personas y se llevaron grandes cantidades de botín (25: 13).

Este informe breve forma un acontecimiento pivotal entre las dos relatos de batalla en el reino de Amasías (vea figura 44). Resultó de la alianza intencional del rey con el Norte contra Edom (vea 25: 6), y llevó a su provocación de guerra contra el Norte (vea 25: 17). Por estructuración su relato en esta manera, el Cronista demostró que la deslealtad inicial del rey eventualmente le llevó a la derrota y la muerte.
La Infidelidad de Amasías (25: 14-24)

Tras haber informado acerca de la victoria de Amasías sobre los edomitas y la incursión de mercenarios norteños enojados en Judá, el Cronista demostró cómo la victoria sobre los edomitas llevó a un intento fallido de resarción de las atrocidades de los mercenarios israelitas.


Estructura de 25: 14-24

El relato del Cronista de estos asuntos se divide en tres pasos mayores, el último del que es un narración autocontenida por derecho propio (vea figura 44). Amasías adopta dioses Edomitas (25: 14). Es reprendido por un profeta (25: 15-16). Finalmente, Amasías recibe el castigo correspondiente a su infidelidad (25: 17-24).


Amasías rinde culto a Dioses Edomitas (25: 14)

El Cronista agregó 25: 14 al relato de Reyes. Amasías se trajo los dioses del pueblo de Seír (25: 14). A primera vista, parecería incongruente que Amasías rindiera culto a los dioses de un pueblo derrotado. No obstante, era costumbre en el antiguo Cercano Oriente el que pueblos victoriosos se llevaran los dioses de sus enemigos derrotados a sus propios templos (vea 1 Samuel 5: 1-2). Archivos de naciones circundantes de Israel explican que vencedores en batalla a menudo rendían culto a ídolos capturados para agradecerles por traicionar a sus propios pueblos al derrotarlos. Amasías probablemente se inclinó ante ellos por razones similares (25: 14). Cualquiera que fuesen sus motivaciones precisas, las acciones de Amasías resultaron una violación flagrante de su lealtad a Dios y les llevó a problemas serios en su reino. Sus acciones siguieron un guión común en Crónicas; una experiencia de bendición de Dios llevó a infidelidad. (Para la advertencia del Cronista contra permitir que bendiciones llevaran a infidelidad, vea comentarios en 1 Crónicas 5: 24.)


Amasías Encuentra Reproche Profético (25: 15-16)

El Cronista continuó agregando su propio material al reino de Amasías e inmediatamente explicó que el acto de deslealtad de Amasías revolvió el enojo del Señor (25: 15). En su modo usual, el Cronista presentó un profeta que vino a advertir al rey (25: 15; vea Introducción: 15) Profetas). Como en el encuentro previo de Amasías con un profeta (vea 25: 7-9), un diálogo ocurrió en el que el profeta habló (25: 15), el rey respondió con una pregunta (25: 16a), y el profeta contestó (25: 16b).

En primer lugar, el profeta preguntó, "Por qué consultas..." a los dioses Edomitas (25: 15). La palabra hebrea traducida como "consultar" en este pasaje es uno de los términos favoritos del Cronista a menudo traducido como "inquirir" o "buscar" (vea Introducción: 19) Buscar). Al expresar el mensaje del profeta en esta manera, el Cronista reveló que el culto de Amasías a los dioses Edomitas era serio y un acto serio de infidelidad. El profeta demostró la tontería de las acciones de Amasías al señalar cuán impotentes eran estos dioses. Eran incapaces de preservar a su propio pueblo (25: 15). Tales dioses no eran dignos de culto.

Segundo, el Cronista informó la respuesta de Amasías a este reproche profético áspero (25: 16a). El rey interrumpió al profeta y preguntó, "Te hemos nombrado consejero del rey?" (25: 16a). Amasías contrató a profetas para servir en su corte, así como Acab lo hacía en el reino norteño (vea 18: 8). Se rodeó de profetas que le dieron la clase de profecías que deseaba. Una vez en la nómina real, era difícil que un profeta hablara palabras de condenación. Este profeta anónimo no era un miembro de la corte real. Al igual que Amós de Tekoa, no era un profeta profesional, ni el hijo (estudiante) de un profeta profesional (vea Amós 7: 14). Habló como un agente libre y por consiguiente trajo una advertencia muy negativa. Así, Amasías lo dijo que no hablara o se le

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal