Diario concursal



Descargar 0.66 Mb.
Página3/18
Fecha de conversión24.03.2017
Tamaño0.66 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

● Concursal. Art. 5 bis LC. Presentación de escrito de inicio de negociaciones y solicitud de que se tuviera por notificada en Ejecución Hipotecaria seguida en Juzgado de Primera Instancia. Y solicitud de la declaración de necesidad del bien embargado. Competencia del Juez de lo Mercantil para efectuar tal declaración de necesidad.

1.Auto J.M. de Granada de 16 de junio de 2014. (14/07/2014)


Auto del Juzgado de lo Mercantil de Granada de 16 de junio de 2014 (D. ENRIQUE SANJUÁN MUÑOZ).

Primero: Mediante auto de 17 de marzo de 2014 se acordó determinar el régimen que seguiría este juzgado en el marco del reformado artículo 5 bis LC tras el RDL 4/2014.

A tales efectos conviene señalar que la citada reforma también operó respecto del ratículo 568 (se modifica el título y el apartado 1 por la disposición final 1 del Real Decreto-ley 4/2014, de 7 de marzo.). El referido contenido (que no se ha llevado a otras jurisdicciones en cuanto a la reforma) recoge que: "No se dictará auto autorizando y despachando la ejecución cuando conste al Tribunal que el demandado se halla en situación de concurso o se haya efectuado la comunicación a que se refiere el artículo 5 bis de la Ley Concursal y respecto a los bienes determinados en dicho artículo. En este último caso, cuando la ejecución afecte a una garantía real, se tendrá por iniciada la ejecución a los efectos del artículo 57.3 de la Ley Concursal para el caso de que sobrevenga finalmente el concurso a pesar de la falta de despacho de ejecución." Se trata, por tanto, de un mandato imperativo que deviene de la presentación, en el caso, del artículo 5 bis LC como comunicacion dirigida al juzgado mercantil competente para conocer el concurso que pudiera declararse en su momento.

Segundo: Se ha discutido (y todavía es una cuestión no resuelta) por los diferentes tribunales sobre la competencia o no para determinar, al amparo del apartado 4 de dicho precepto, la necesidad de un determinado bien al que le serán aplicables los efectos señalados en el mismo. El legislador no ha estado claro en ello y ha motivado posiciones doctrinales y jurisdiccionales de sentido contrario.

Entendemos que la competencia- conforme se dirá- es del juzgado de lo mercantil partiendo de que dicha declaración no es sino la manifestación propia de quien solicita la comunicación y sin perjuicio del resultado de las negociaciones e incluso de la responsabilidad que pudiera devenir por ello (en tanto a daños y perjuicios) en un futuro procedimiento concursal. De otra forma dicho y tal y como se expuso en el auto que hemos referido en el primer fundamento de derecho: El solicitante comunicaca no solo que inicia negociaciones sino también aquellos bienes que considera necesarios para la continuidad de la actividad profesional a los efectos de la paralización o suspensión que se prevé en el precepto. El juzgado, a través de Decreto, resuelve teniendo en consideración que se ha notificado en tal forma y se han señalado tales bienes como necesarios, sin perjuicio del posterior concurso y de lo que pudiera devenir.

Tercero: las razones son múltiples pero trataremos de resumir las más importantes:

1. Pueden existir decisiones contrarias e incluso contradictorias entre otros juzgados sobre la necesidad o no de un determinado bien resultando entonces que respecto de este pudiera ocurrir que créditos posteriores cobraran preferencia en ejecución o embargos respecto de un bien simplemente porque uno de los tribunales ha resuelto de una forma y otro de otras.

2. El precepto se sitúa en el marco del proceso concursal (preconcursal) y por lo tanto siempre referido al juez del concurso. Si lo es del posible concurso o no es cuestión distinta.

3. La comunicación se enmarca en el régimen de las instituciones preconcursales y desde la idea de que sea el juez del concurso que pudiera declararse el que conozca la situación societaria o patrimonial que pudiera devenir. Los efectos posteriormente son múltiples en cuanto al momento de solicitud, en cuanto al plazo de reintegración en su caso, en cuanto a la liquidación automática en algunos supuestos, etc.

4. La referencia legal a bienes que resulten necesarios para la continuidad de la actividad empresarial o profesional del deudor, es una referencia conocida en el ámbito concursal; en concreto en el artículo 56 LC y por ello la interpretación de que es el juez del concurso posible en su caso el que deba pronunciarse parece evidente por mucho que se quiera extraer del mismo precisamente por la inexistencia de concurso declarado. Tampoco existe concurso declarado y se comunica dicho periodo de negociaciones, se pueden iniciar incidentes concursales de oposición a la homologación, se tramita un incidente de homologación, se comunica la existencia de un AEP con determinados efectos que exceden de esta resolución, etc.

5. Si nos fijamos en el 5 bis 4.3º LC el precepto señala que tampoco podrán iniciarse o, en su caso, quedarán suspendidas las ejecuciones singulares promovidad por los acreedores de pasivos financieros a los que se refiere la disposición adicional cuarta, siemrpe que se justifique que un procentaje no inferior al 51 por ciento de pasivos financieros han apoyado expresamente el inicio de las negociaciones..... El propio precepto señala que lo será " siempre que se justifique" y esa justificación solo podrá hacerse por ante el juzgado de lo mercantil, que podrá conocer del concurso, sin concurso declarado puesto que es allí donde se presenta la comunicación.

Cuarto: La redacción del precepto señala que " las ejecuciones de dichos bienes (necesarios) que estén en tramitación quedarán suspendidas con la presentación de la resolución del secretario judicial dando constancia de la comunicación. " Es decir que el sistema prevé que sea la misma resolución del secretario el que produzca dichos efectos y lo haga respecto de - también- esos bienes necesarios para la continuidad de la actividad profesional y empresarial del deudor, simplemente porque este lo señala como tal y durante un periodo concreto y limitado.

En virtud de ello basta una comunicación y referencia a esos bienes que se entienden necesarios para que se produzcan los efectos señalados sin necesidad de declaración como tales puesto que esto quedará pendiente de la existencia de un proceso posterior concursal con contradicción entre las partes afectadas. Y evidentemente al margen de que posteriormente lo sean o no en un futuro procedimiento concursal en donde deberá declararse con contradicción.

Así se pronuncia la exposición de motivos de la reforma RDL 4/2014 que señala que se modifica el artículo 5 bis, permitiendo que la presentación de la comunicación de iniciación de negociaciones para alcanzar determinados acuerdos pueda suspender .... Es decir es la propia comunicación la que suspende y por tanto la que determina la necesidad de dichos bienes. De igual forma se señala que se pretende de este modo que el artículo 5 bis fomente una negociación eficaz sin acelerar la situación de insolvencia del deudor por razón de una precipitada ejecución de garantías sobre determinados bienes. Nuevamente es la referencia a la comunicación la que debemos considerar. En la misma reforma el legislador modifica el artículo 56 LC que es donde se recoge la referencia concursal a dichos bienes necesarios.

Por tanto es la propia comunicación y la declaración del comunicante (deudor) de que dichos bienes son necesarios los que producen los efectos señalados en el corto plazo que se determina, sin necesidad de entrar a valorar más al no establecerse un precepto que en tal sentido lo señale. En semejante forma (pero sin procedimiento) a lo establecido en los artículos 387 y ss LEC para las cuestiones de previo pronunciamiento.

Quinto. De conformidad a lo anterior y en relación a los escritos referidos:

1º. Procede pronunciarse en tal sentido conforme a lo pedido por el deudor.

2º. Procede no tener por personada en la presente comunicación a Banco Popular Español SA sin que haya lugar a pronunciarse sobre lo pedido.

FALLO:

DECIDO TENER POR notificado por el deudor que ha iniciado la comunicación y periodo de notificaciones la necesidad del bien objeto de ejecución en el procedimiento de Ejecución Hipotecaria 455/2014 seguida por ante el Juzgado de Primera Instancia 6 de Granada.

No ha lugar a tener por personada en la presente a Banco Popular Español SA y por tanto no ha lugar a la declaración solicitada.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal