Dicen que el murciélago espera la muerte del vivo, en las paredes de



Descargar 24.71 Kb.
Fecha de conversión16.09.2017
Tamaño24.71 Kb.

Murciélago

Dicen que el murciélago espera la muerte del vivo, en las paredes de Monte Albán g. Desde ahí transporta su alma a otra vida.



Monte Albán

Cuando los españoles llegaron, Monte Albán, la ciudad más importante de la cultura Zapoteca g, ya no estaba ahí. 600 años antes, su gente se había ido, y la ciudad se había enterrado sola.



Zapoteca

Lucía duerme en las calles de Oaxaca g. Cuando su hermana supo que le había tomado una foto, la quiso comprar. "Lucía nunca se ha visto en una foto", dijo. Cuando lo hizo, Lucía se puso a brincar y a mostrar la foto a los que pasaban. "Yo, yo", gritaba.



Las calles de Oaxaca

Si uno no busca, encuentra de todos modos. En las calles de Oaxaca siempre hay muñecas g. De ésas que cada vez que uno pregunta, cuestan menos.



Muñecas

Muñecas que guarda Catalina g. Regalo de su hermano.



Catalina

A Catalina le gusta el café, trabaja en el Museo de San Carlos g y quiere un día pintar toda su casa de blanco.



Museo de San Carlos

Antes de serlo, fue residencia, palacio, regalo y cigarrera. La tabacalera, fabricante de los cigarros Faros g, le dejó su nombre a la colonia que lo rodea.



Faros

Famosos por tradición. No han cambiado de empaque desde hace años y son el vicio más grande de Ilya g. Aunque no son famosos por eso.



Ilya

Pinta, tiene un café y vive en Malinalco g.



Malinalco

Un poblado colonial de traza original. Si uno sube al monte que lo protege, en cuya cima se encuentra una pequeña zona arqueológica, que también se llama Malinalco, puede uno verlo bien, con todo y la casa de Juvenal g. Desde Malinalco se ve Malinalco.



Juvenal

Le ayuda a su papá a cuidar el jardín de la Hacienda de Jalmolonga g. Dice que ahí hay fantasmas.



Hacienda de Jalmolonga

Cerquita de la hacienda de Jalmolonga, no tan grande y no tan vieja, está la casa de Juan Roque g.



Juan Roque

Juan Roque es panadero. Su padre y su abuelo también lo fueron. Dice que para descansar es bueno el paisaje de Mineral del Monte, con la luna arriba y la niebla abajo. Aunque él prefiere el Panteón Inglés g.



Panteón Inglés

En el Panteón Inglés de Real del Monte, por tradición, todas las tumbas de ingleses apuntan en dirección de la isla Británica. Todas menos una. La tumba de Richard Bell, el primer payaso g en México, apunta, desafiante, al otro lado.


Payaso
Hoy en día, hay más payasos trabajando en las calles g que en los circos.

Calles

Fue aquel payaso inglés, el primero, quien junto con Orín —el dueño del circo en el que actuaba— hicieron el dinero suficiente para comprar la Hacienda de la Romita. Los nombre de las calles de la Roma g, sin un orden preciso, obedecen solamente al recuerdo de ambos por las ciudades donde más aplausos habían recibido durante sus giras con el Circo Orín.



La Roma

Uno de los mercados más antiguos de La Roma, es el de la calle de Colima. En él, mi abuela g compraba chayote, maíz para masa y perejil.



Mi abuela

Mi abuela tenía pocas cosas. Aún menos cosas quedan de ella. Apenas era suyo lo que vestía y, para siempre, lo que comía. Fuera de eso, tenía un lugar para vivir a cambio de trabajo, y cuidaba el edificio de Sinaloa 177 g. Lo cuidaba como si fuera una de esas pocas cosas.



Sinaloa 177

El edificio perteneció a Lola Álvarez Bravo. De ella también eran una voz fuerte, una cámara que hablaba y una galería en la calle Flora número 9 g.



Flora número 9

En este lugar expuso Frida Kahlo g por primera vez. Aunque sus doctores le habían prohibido asistir, ella llegó en ambulancia. Ordenó que le llevaran su cama con capitel a la galería, y ahí recibió a los invitados.



Frida Kahlo

Algunos de sus recuerdos se guardan en esta caja. Sus cenizas reposan en una urna de barro, envuelta en un rebozo g.



Rebozo

Para teñir un rebozo, se utilizan los tintes rojizos obtenidos de la grana cochinilla, un insecto de pequeño tamaño, que vive en los cactus g del desierto.



Cactus

De la espina de un cactus se puede hacer la aguja de una vitrola g.



Vitrola

Uno de los objetos más valiosos de César Olguín g es la vitrola. Viven juntos. Ambos sacan música.



César Olguín

Colecciona canciones, cosas bien dichas y radios g.



Radios

A Gaby g le gustan los radios. Más le gustan callados.



Gaby

Estudió en la escuela Zeferino Aguirre g. En la Santa María la Ribera.



Escuela Zeferino Aguirre

Por sus aulas han pasado más de 10 mil alumnos. Uno de ellos es Martín Borboa g.



Martín Borboa

Nació en la Ciudad de México. Fue bautizado con ese nombre en la parroquia de Nuestra Señora del Sagrado Corazón. Es cronista de Azcapotzalco. Fue confirmado en la Catedral g.



Catedral

Todas las mañanas, desde la ventana de la oficina de Albertina g, arriba de la cantina El Nivel, se ve la Catedral.



Albertina

Colecciona calacas g y prefiere las alcachofas.



Calacas

En el mercado de Sonora, uno encuentra las que hace Víctor Laguna g.



Víctor Laguna

Es herrero, pero trabaja la cerámica. Tiene un horno g que le ayuda.



Horno

Como el que quiere tener Ana g un día.



Ana

Se levanta temprano. Juega con el barro. Espera un día conocer a Toledo g.


Toledo
Pinta animales que parecen de tierra. Pinta felinos, insectos, cangrejos. Los animales, callados, espantan. Lo que más pinta es el murciélago g.


ESP



La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal