Documento de consentimiento informado



Descargar 21.45 Kb.
Fecha de conversión28.02.2018
Tamaño21.45 Kb.
DOCUMENTO DE CONSENTIMIENTO INFORMADO

 

Para satisfacción de los Derechos del Paciente, como instrumento favorecedor del correcto uso de los Procedimientos Diagnósticos y Terapéuticos, y en cumplimiento de la Ley General de Sanidad.



Yo D./Dña.........................................................................................., (Nombre y dos apellidos del paciente) de ..........años de edad , con domicilio en ....................................................................y D.N.I. nº............................. como paciente

o D. Dña.............................................................................................., de DE ..........años de edad , con domicilio en ....................................................................y D.N.I. nº............................. (como su representante legal, Familiar o Allegado), en pleno uso de mis facultades, libre y voluntariamente.

EXPONGO

Que he sido INFORMADO/A por el Dr............................................, en entrevista personal realizada el día....................
de que es necesario que se me efectúe el procedimiento diagnóstico terapéutico denominado:


EXTIRPACION DE UN TUMOR CEREBRAL.

Previa a la intervención le será requerido firmar (al paciente o en su defecto a algún familiar) el formulario de "CONSENTIMIENTO INFORMADO", donde autoriza al servicio de Neurocirugía a realizar la intervención especificada, asumiendo la posibilidad de aparición de las complicaciones que se detallan en el impreso.

Esta es una medida de cumplimiento legal obligatorio ante cualquier acto médico.

Identificación y descripción del procedimiento
¿Qué es un tumor cerebral?
Un tumor cerebral es una masa dentro del cerebro cuyo origen está en el crecimiento descontrolado de células derivadas, bien de componentes propiamente cerebrales, o bien provenientes de células tumorales localizadas en otras zonas del organismo (metástasis).

Puede tratarse de una lesión benigna (generalmente de crecimiento lento y curable si se puede resecar con tratamiento neuroquirúrgico) o maligna (de rápido crecimiento, no curable con tratamiento quirúrgico, de forma que vuelve a reproducirse rápidamente tras la operación).

Los síntomas de presentación dependen fundamentalmente del lugar donde crece el tumor. Los más frecuentes son: dolor de cabeza, defectos neurológicos (lo más fre-cuente, pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo, dificultades para hablar, etc.), epilepsia, alteración del comportamiento...

Estos síntomas son debidos fundamentalmente a la compresión producida por la masa tumoral y al edema (inflamación) que el tumor produce sobre el cerebro sano que lo rodea (sobre este edema se puede actuar con medicación adecuada, generalmente corticoides, produciendo una gran mejoría en la mayor parte de los pacientes, aunque transitoria).

El diagnóstico de tumor cerebral se realiza mediante pruebas de imagen como la Tomografía Computerizada (TAC) o Resonancia Magnética (RM). Ambas indican el tamaño y la localización de la lesión y pueden, así mismo, sugerir la naturaleza del tumor, aunque no aporten certeza total sobre la misma


Objetivo del procedimiento y beneficios que se esperan alcanzar. ¿Cuándo está indicada la intervención?
Extirpar total o parcialmente la lesión para analizarla y poder llegar a un diagnóstico, ya que podría deberse a múltiples causas (crecimiento desordenado de células del propio cerebro o procedentes de otros tejidos del organismo, inflamación u otras enfermedades), y para descomprimir (disminuir la presión) del cerebro. El resultado de esta prueba estaría disponible en una semana aproximadamente. Con este diagnóstico de certeza se puede iniciar un tratamiento adecuado posteriormente.
En algunos casos se consigue la curación.
En otras ocasiones se consigue:
1. Llegar al diagnóstico del tipo de tumor.
2. Reducir su tamaño aliviando los síntomas de compresión de los nervios vecinos, para intentar una mejoría de los síntomas o detener su empeoramiento.
3. Preparar el área para tratamientos posteriores, haciéndolos más efectivos (radioterapia y/o tratamiento hormonal).


¿En qué consiste la operación?
• En qué consiste: En la apertura del cráneo (craneotomía) para tener acceso al lugar donde está situada la lesión.
• Cómo se realiza: Se realiza una incisión en la cabeza (varia según la localización de la lesión) y tras la apertura del cráneo se llega a la lesión (en las cubiertas o por dentro del cerebro) para extirparla total o parcialmente y también para descomprimir (disminuir la presión) el cerebro.
• Cuánto dura: Varía según localización y tipo de lesión (> 3-4 horas).


¿Cómo es el postoperatorio habitual?
Dependerá mucho de la situación del paciente antes de la operación.

Tras salir del quirófano, en la mayoría de los casos, el paciente pasará a la Unidad de Reanimación, donde permanecerá hasta el día siguiente a la operación (menos si la recuperación es muy favorable). Esto tiene como objetivo que la recuperación de la anestesia sea lenta y lo más idónea para el cerebro recién operado. Además permite una mejor vigilancia del paciente en las primeras horas, pudiendo detectarse complicaciones tempranas que requirieran una nueva reintervención.



Una vez de vuelta en la planta de Neurocirugía, el paciente se irá incorporando progresivamente hasta levantarse lo antes posible. Tras 7-8 días de la intervención se retiran los puntos y se suele recibir el resultado del estudio de Anatomía Patológica del tumor extirpado (suele corresponder con el anticipado durante la cirugía). En función de este resultado se decide una estrategia terapéutica u otra.


¿Cuáles son los riesgos, complicaciones y secuelas posibles?
1. Riesgos generales:
• Déficits neurológicos: varían según la localización de la lesión:
o Hemiparesia (pérdida de fuerza muscular en la mitad del cuerpo): 0,5-12%.
o Alteración del campo visual : 0,2-11%.
o Trastorno del lenguaje : 0,4-10 %.
o Defecto de la sensibilidad : 0,3-10%.
• Hemorragia dentro del cerebro, que puede causar un déficit neurológico o empeorar uno que ya existía (0,1-3%).
• Edema cerebral (inflamación) o infarto (muerte de células en la zona de la intervención) en un 5-10%.
• Crisis epilépticas después de la intervención1-10%.
• Infección superficial de la herida (0,1-7%). Infección profunda o cerebritis (inflamación del cerebro), con formación de absceso cerebral (acumulación de pus). Osteomielitis (infección del hueso). Meningitis.
• Mortalidad operatoria (0,5-3%).
Si ocurriera cualquier complicación todos los medios médicos de este hospital están dispuestos para intentar solucionarlas
2. Riesgos personalizados:
Además de los riesgos anteriormente citados por la/s enfermedad/es que padece puede presentar otras complicaciones................................................................................................................................................................................................................................................................


¿Qué ocurre al alta hospitalaria?
El paciente será dado de alta a los 7-10 días de intervenirse, pendiente o no de otros tratamientos complementarios (quimio y/o radioterapia).


TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS

El Médico arriba mencionado me ha explicado la necesidad de la intervención propuesta y los posibles tratamientos alternativos que son:

Alternativas razonables a dicho procedimiento
La radioterapia convencional, radiocirugía, quimioterapia y otros métodos menos frecuentes (inmunoterapia, radioterapia intersticial, radioterapia intraoperatoria, etc), a las que muchas veces debe recurrirse en el tratamiento del paciente con una lesión cerebral que ya ha sido operada.


Ha quedado totalmente aclarado lo siguiente

1.- Que entiendo la necesidad de la operación propuesta
2.- Que se me han detallado los riesgos y posibles complicaciones inherentes a las exploraciones diagnosticas, procedimiento operatorio y postoperatorio en un lenguaje claro.
3.- Que algunas circunstancias no previstas durante la operación pueden hacer necesaria la utilización de técnicas quirúrgicas diferentes de las previamente planeadas. En este caso autorizo al cirujano a que actúe con arreglo a lo que él considere más conveniente de acuerdo con la ciencia médica.
4.- Que he tenido ocasión de hacer todas las preguntas que he deseado.


Ponderados los riesgos y las ventajas, he decidido someterme a la intervención quirúrgica propuesta.

Entiendo que este consentimiento puede ser revocado por mí en cualquier momento antes de la realización del procedimiento.
Y para que así conste firmo el presente documento.


a............de...........................de.............

Firma del paciente y nº de D.N.I. (o su representante legal en caso de incapacidad )

 

Firma del testigo y nº de D.N.I

 

Firma del médico informante nº de colegiado

 

REVOCACIÓN

 

Yo D./Dña.........................................................................................., (Nombre y dos apellidos del paciente) de ..........años de edad , con domicilio en ....................................................................y D.N.I. nº............................. como paciente

o D. Dña.............................................................................................., de DE ..........años de edad , con domicilio en ....................................................................y D.N.I. nº............................. como su representante legal, Familiar o Allegado), en pleno uso de mis facultades, libre y voluntariamente.

Revoco el consentimiento presentado en fecha .........................................y no deseo proseguir el tratamiento, que doy con esta fecha finalizado.

Firma del paciente y nº de D.N.I. (o su representante legal en caso de incapacidad )

 

Firma del testigo y nº de D.N.I



 

Firma del médico informante nº de colegiado

 

*La firma de este documento no le hace perder a Ud.ningún derecho legítimo que pudiera corresponderle.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal