Dominican Republic jit policy Notes 2013



Descargar 0.5 Mb.
Página8/13
Fecha de conversión15.12.2017
Tamaño0.5 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

OPCIONES DE POLÍTICA


De cara al futuro: opciones hacia una mayor rendición de cuentas en sentido descendente

Si el Gobierno dominicano opta por continuar con el rumbo actual de creciente participación de la sociedad civil y apertura de los presupuestos y los servicios del Gobierno a una mayor supervisión, probablemente siga disfrutando de las mejoras en las clasificaciones internacionales que se han visto en los últimos años. A continuación, se describen algunas de las opciones y posibles áreas prioritarias para consolidar y profundizar estas reformas.



Mejoras continuas de la participación pública en los presupuestos y en el debate posterior a la IPAC y la política nacional sectorial.

El Gobierno puede y ha establecido un compromiso importante para mantener el impulso generado por el proceso de la IPAC, seguir con las reformas iniciadas en virtud de dicha iniciativa, y continuar comprometiendo a los ciudadanos como socios en el control de algunas de las reformas fundamentales de la IPAC relacionadas con un gobierno abierto. Los próximos pasos en la profundización de las reformas relativas a los presupuestos podrían incluir: la mejora de la integralidad de la información presupuestaria en las distintas etapas (ejecución, auditoría); la publicación de las transferencias intergubernamentales y los datos sobre las deudas; la publicación y prueba de una versión del presupuesto ciudadano de más fácil acceso, así como también un informe de mitad de período sobre el presupuesto; la garantía de que el Portal Ciudadano se actualice de manera regular y brinde más oportunidades para el debate y el análisis público de los presupuestos sectoriales específicos, en especial, en sectores como la educación y la electricidad (a través de consultas formales con y en la Legislatura, por ejemplo). En cuanto a las reformas de la política sectorial, los procesos de coalición sectorial, como la Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad y posiblemente otros procesos de coalición en sectores con desafíos importantes (como la electricidad), podrán contribuir a las deliberaciones participativas sobre políticas y a una mayor rendición de cuentas en sentido descendente.



Ampliación de las vías para el control de terceros generado por los ciudadanos en distintos sectores.

Un segundo elemento clave para mejorar los aspectos de la gestión de gobierno relacionados con la demanda en la República Dominicana será la ampliación de las oportunidades para el control directo y la recepción de opiniones de los usuarios sobre la prestación de los servicios a nivel sectorial, utilizando las opciones ofrecidas a través de teléfonos móviles y las tecnologías de información y comunicación, mediante los cuales se puede tener un mejor contacto con los ciudadanos con respecto a temas de calidad de servicios, y también respaldando las medidas para mejorar el acceso a la información de los funcionarios públicos en la práctica. Por ejemplo, mediante el control de las charlas en Twitter, la empresa distribuidora de electricidad Ede Este pudo reducir en forma sustancial el tiempo de respuesta a las quejas de los clientes, y la atención de los proveedores de servicios tiende a reorientarse hacia los usuarios/clientes cuando la opinión de estos es pública.

Asimismo, la República Dominicana, a través de la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y Comunicación (OPTIC), ha establecido mecanismos para recopilar la opinión de los ciudadanos (con líneas telefónicas *311 que actualmente reciben millones de llamadas telefónicas cada año y centros de atención telefónica ya establecidos). Una oportunidad clave será lograr la apertura de este proceso, mediante la categorización de los datos por tipo de queja, la clasificación de estos según la instalación y la publicación. Esto promoverá la rendición de cuentas y, a su vez, fomentará la confianza en la capacidad del Gobierno para reflejar los puntos de vista de todos los ciudadanos, lo cual resultará coherente con las tendencias regionales en ciudades como Bogotá, donde se acaban de lanzar plataformas públicas al estilo *311 en ese sentido. En relación con el proceso de la Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad, los alumnos podrían estar involucrados en el control y la generación electrónica de informes sobre aspectos de la educación, como las horas de clase o la entrega de textos escolares. Si bien la sociedad civil puede lanzar muchas de estas iniciativas, también será importante para el Gobierno facilitar el acceso y señalar que las opiniones obtenidas a partir de dichas iniciativas serán consideradas por los funcionarios gubernamentales de mayor rango al momento de evaluar el desempeño de los proveedores de servicios que trabajan en contacto directo con los clientes.

Mejora de la comunicación para los funcionarios que trabajan en contacto directo con los clientes y los ciudadanos sobre las normas de servicio por sector, y la ley de acceso a la información.

El hecho de solicitar más opiniones de los usuarios tiene que ir de la mano con la articulación de las normas de servicio para cada sector, a fin de garantizar que la expectativa pública esté en consonancia con los recursos. En ese mismo sentido, los proveedores gubernamentales que trabajan en contacto directo con los clientes se beneficiarán de la capacitación sobre la ley de acceso a la información, y los ministerios sectoriales desempeñarán una función clave al señalar a su personal la importancia de responder a las solicitudes de los ciudadanos en virtud de dicha ley.



Mejora de la rendición de cuentas en sentido descendente y la transparencia a nivel municipal.

Dado que los Gobiernos municipales son los más cercanos a la comunidad, el Gobierno Nacional puede considerar el respaldo a las medidas destinadas a mejorar la inclusión y la transparencia del presupuesto y los procesos de planificación municipales, y a incorporar la Cámara de Cuentas y otros organismos de supervisión política, ya que está claramente previsto por la ley y el marco legal resulta favorable. Esto incluirá información más transparente, no sólo con respecto a la ejecución del presupuesto municipal, sino también en cuanto a las transferencias presupuestarias y la aplicación de sanciones según corresponda. Durante el año 2012, en virtud de un programa piloto, se capacitó a la sociedad civil en diversas áreas sobre la evaluación de la calidad del proceso de presupuesto participativo municipal (PPM) en materia de transparencia y participación, y el Observatorio de Políticas Sociales publicó una evaluación de la transparencia presupuestaria de diferentes municipios. Sigue en curso un programa piloto en Jarabacoa sobre el uso de mensajes de texto para ampliar la cantidad de ciudadanos notificados acerca de las reuniones sobre PPM, para solicitar votos para diferentes obras públicas, y para actualizar a los ciudadanos sobre los hitos en la ejecución de obras públicas. Dicho programa piloto debe evaluarse según su potencial para mejorar la inclusión y la transparencia del proceso de PPM. Un mecanismo mediante el cual se puedan recopilar y publicar las opiniones de grandes grupos de clientes/beneficiarios finales (por ejemplo, mediante las tecnologías de información y comunicación) puede facilitar la capacidad de las organizaciones de la sociedad civil para representar los intereses cívicos y minimizar el hecho de que grupos específicos capten los procesos de participación a nivel local.

Por último, existe el riesgo de que las organizaciones de la sociedad civil tomen distancia con respecto a la colaboración con el Gobierno si perciben una falta de compromiso para llevar adelante las sanciones para quienes incurran en prácticas corruptas. Para asegurarse que esto no ocurra, se requieren fondos adecuados para las entidades fiscalizadoras superiores y mejoras en el funcionamiento del sistema judicial que permitan la imposición de sanciones eficaces contra dicha impunidad.
CONCLUSIONES

La República Dominicana ha adoptado medidas importantes para hacer participar a los ciudadanos y crear incentivos con el fin de desplazar la rendición de cuentas en un sentido descendente, que incluyen el proceso de la IPAC y las reformas sectoriales. Puede continuar en este camino mediante una mayor apertura de los procesos presupuestarios, la ampliación de los canales de control ciudadano, la creación de incentivos de desempeño y el fomento de la capacidad de apoyo de los funcionarios que atienden al público para que sean más accesibles y se orienten al ciudadano, y el fortalecimiento de las sanciones. Mientras que las opciones mencionadas anteriormente se centran en las intervenciones del Estado dominicano, la sociedad civil también tendrá que mejorar su propia capacidad para controlar y analizar los presupuestos y servicios, para participar de manera productiva y contribuir a encontrar soluciones a los desafíos relacionados con la prestación de servicios, y para recopilar opiniones transparentes de los clientes/beneficiarios finales. No se puede subestimar el liderazgo del Gobierno en la creación del espacio para dicho control y en el hecho de señalar a los funcionarios que trabajan en contacto directo con la población, la importancia de rendir cuentas a los ciudadanos-clientes.


BIBLIOGRAFÍA

Aslop y otros. 2002. Empowerment in Practice. Banco Mundial.

Bjorkman, Reinikka y Svensson. 2006. Documento de seminario n º 749. Instituto de Economía Internacional, Universidad de Estocolmo.

Devarajan, Shantayanan, Khemani, Stuti y Walton, Michael, 2011. "Civil society, public action and accountability in Africa," Policy Research Working Paper Series 5733, The World Bank.

Espinal Rosario, Jana Morgan, Mitchell A. Seligson. 2012. Cultura política de la democracia en República Dominicana y en las Américas, 2012: Hacia la igualdad de oportunidades. Universidad de Vanderbilt, Proyecto de Opinión Pública de América Latina, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional: Santo Domingo.

Guerrero, Juan Pablo, Mayli Sepulveda. 2012. “A Study of Civil Society’s Capacity in Social Accountability in the Dominican Republic” (Estudio sobre la capacidad de la sociedad civil en la responsabilidad social en la República Dominicana). Informe final. Febrero de 2012.Asociación Estratégica para la Transparencia, la Responsabilidad Social y la Reforma de la Gestión de Gobierno entre la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y el Banco Mundial. Documento inédito.

Kaufmann y A. Kraay. Otoño de 2002. “Growth Without Governance”, en Economia, volumen 3, número 1.

Morgan, Espinal, y Seligson. 2010. Véase también Guerzovich (2011). PE, p3.

Tejada, Milton. 2011. Impacto socioeconómico de las asociaciones sin fines de lucro en la República Dominicana. Alianza ONG.


  1. DESARROLLO ECONÓMICO Y COMPETITIVIDAD



  1. Las tecnologías de la información y la comunicación como catalizador de la inclusión, la transparencia y el crecimiento económico28

INTRODUCCIÓN

La República Dominicana ha reconocido el papel fundamental de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) como factor determinante para la creación de una sociedad de la información inclusiva y equitativa. Una temprana competencia y liberalización del sector dieron sus frutos durante la última década y, en la actualidad, el país tiene una penetración de servicios de telefonía móvil e Internet relativamente alta. Sin embargo, nuevos retos en materia de regulación emergen con la consolidación del mercado de telefonía móvil y las barreras que éste puede presentar para un mayor crecimiento. El país aún no brinda una cobertura de telefonía móvil al 100% de la población, y dado que la banda ancha se ha convertido en un servicio esencial para el desarrollo económico, la falta de acceso a los principales servicios de telecomunicaciones puede aumentar la brecha económica entre las regiones del país.



El Gobierno de la República Dominicana reconoce la importancia de las TIC como motor de crecimiento económico y social. La estrategia nacional de TIC, denominada “e-Dominicana”, enfatiza la función de las TIC como factor decisivo para una sociedad de la información inclusiva y equitativa. En 2011, la República Dominicana se unió a la alianza para el Gobierno abierto y puso en marcha un plan de acción que incluye 25 acciones específicas destinadas a una gestión de gobierno más transparente y responsable a través de las TIC.

Sin embargo, aún queda trabajo por hacer para aprovechar plenamente el potencial de las TIC. Se necesita un mercado de telecomunicaciones más abierto y competitivo para mejorar el acceso a una banda ancha asequible. El país requiere un entorno propicio para que se establezcan industrias del sector de las TIC, y se necesita coordinación entre las diferentes entidades gubernamentales para mejorar la ejecución y la prestación de los servicios de Gobierno electrónico. Por último, el país necesita mejorar los conocimientos sobre informática en general y la disponibilidad de aptitudes de alto valor en materia de TIC que demanda el sector.

En la presente nota se analiza brevemente el sector de las TIC en el país y se proponen recomendaciones normativas dirigidas a aumentar la cobertura nacional y aprovechar las tecnologías en pos de la innovación y el espíritu empresarial, para convertir los servicios de telefonía móvil y de banda ancha en una plataforma para el crecimiento económico inclusivo.


DIAGNÓSTICO


El sector de las TIC en la República Dominicana

La liberalización del mercado de las telecomunicaciones ha permitido que el sector de las TIC de la República Dominicana experimente una gran expansión en la última década. Tras la introducción de la Ley General de Telecomunicaciones en mayo de 1998, el sector de las TIC ha crecido hasta convertirse en uno de los principales pilares de la economía de la República Dominicana. En 2011, el sector de las TIC representó el 15% del producto interno bruto del país. Este sector ha desempeñado una función importante en la diversificación de la economía, de industrias primarias (por ejemplo, la agricultura y la minería) a actividades manufactureras y de servicios.

Además, en los últimos años hubo una importante participación del sector privado en las telecomunicaciones. La inversión en las telecomunicaciones con participación privada aumentó de US$74 millones a US$116,5 millones desde 1998 hasta 2001. A pesar de que hubo una caída de casi un 90% en 2003 debido a la crisis bancaria nacional, se logró una fuerte recuperación en los años siguientes. De hecho, a pesar de la desaceleración económica mundial, la inversión en telecomunicaciones creció notablemente en 2009, con un aumento mayor al 200% respecto de 2008.

OFERTA –Conectividad



MAPA Cables submarinos


Fuente: Submarine Cable Map.
La conectividad internacional en la República Dominicana es abundante y redundante. El principal acceso internacional de tráfico ofrecido por los proveedores de servicios de telecomunicaciones en la República Dominicana se obtiene a través de cuatro cables submarinos que desembocan en cuatro puntos diferentes de la isla. AméricaMóvil planea sumar un quinto cable submarino internacional, que estará instalado a fines de 2013. Cuatro sistemas de cables submarinos (East-West, ARCOS-1, Antillas‐1 y FibraLink) proporcionan a la República Dominicana una excelente conectividad internacional, con una capacidad iluminada total de 1130 gigabits por segundo (Gbps), como mínimo, y una capacidad máxima total de 12 920 Gbps (véase el mapa 1).

A pesar de que la liberalización y expansión de la telefonía móvil aumentó la cobertura, aproximadamente dos tercios de la población rural carece de acceso a los servicios de telefonía móvil. En la gráfica 11 se muestra que más del 80% de la población tiene acceso a las redes de telefonía móvil, un porcentaje comparativamente bajo en la región. Como la instalación de las redes de telefonía móvil, por lo general, comienza en las zonas densamente pobladas para maximizar la eficacia de la inversión, es muy probable que el 20% restante de la población sin acceso a las redes de telefonía móvil viva en zonas rurales. Aproximadamente el 70% de la población vive en zonas urbanas.
GRAFICA Cobertura de la red de telefonía móvil, % de población


Fuente:Telegeography.

Para acortar estas brechas, el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) diseñó un plan para fortalecer la red troncal nacional. En octubre de 2008, INDOTEL, el organismo que regula las telecomunicaciones, anunció un plan para instalar una red troncal de fibra óptica a nivel nacional con el fin de interconectar las redes existentes instaladas por las empresas de cable, y permitir el acceso a los servicios de banda ancha al menos a un 90% del territorio. Además, INDOTEL ha elaborado planes bienales de desarrollo de banda ancha para los períodos 2009-11 y 2012-13, con una inversión de US$31,8 millones y US$21,7 en 21 proyectos29, respectivamente.

El país cuenta con pocos servidores de Internet seguros, a pesar de tener un punto de intercambio de Internet (IXP por sus siglas en inglés). En la gráfica 12 se observa que, en 2011, solo había 15,2 servidores de Internet seguros por millón de habitantes, uno de los indicadores más bajos de la región. Por lo general, pocos servidores puede implicar que las empresas coloquen sus servidores en otro país con un punto de intercambio de Internet (muchas empresas en países latinoamericanos los ubican en Miami). Sin embargo, la República Dominicana cuenta con un IXP: el punto de acceso a la red de las Américas. La disponibilidad de servidores seguros es un elemento habilitador básico de los servicios y las transacciones electrónicas. Por lo tanto, la falta de infraestructura de seguridad de Internet puede obstaculizar el desarrollo de las aplicaciones en línea del país.


GRAFICA Servidores de Internet seguros/millón

Fuente: Telegeography



ACCESO Y SERVICIOS MINORISTAS

Telefonía móvil

La penetración del servicio en el país sigue siendo relativamente baja. Como se observa en la gráfica 13, la tasa de penetración (cantidad de abonados por cada 100 habitantes) registrada el 31 de diciembre de 2011 fue de 87,2, por debajo del promedio de la región (106,7) y de los países de ingreso mediano alto (92,3). En noviembre de 2012, se registró una tasa de penetración de 87,430.

GRAFICA Tasa de penetración de telefonía móvil-celular


Fuente: Plataforma de datos abierta del Banco Mundial.

A pesar de tener cuatro operadores diferentes, el mercado de telefonía móvil sigue estando concentrado y los precios son relativamente altos (véase la gráfica 14). Dicha concentración no ha cambiado mucho en los últimos años; los dos operadores principales tienen una participación de mercado del 80% y el 86% de los sub-segmentos prepago y contrato, respectivamente. Los precios, por su parte, experimentaron una bajada leve en los últimos años, aunque siguen ubicándose entre los más altos de la región (gráfica 15).


GRAFICA Sub-cestas de telefonía móvil-celular como % del ingreso nacional bruto per cápita

GRAFICA Participación de Mercado de la telefonía móvil

Fuente: Telegeography.


Fuente: Medición de la sociedad de la información de 2012, Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).
Servicio de Internet fijo de banda ancha

La penetración del servicio de Internet fijo de banda ancha sigue siendo baja, en especial en zonas rurales. Como se muestra en la gráfica 16, la penetración del servicio de Internet fijo aún sigue en un 4% (diciembre de 2011), inferior a los promedios de América Latina, los países de ingreso mediano alto y los pequeños estados del Caribe. Asimismo, hay 35,5 usuarios de Internet cada 100 personas, una cifra relativamente baja en comparación con otros agregados regionales.

GRAFICA Usuarios del servicio fijo de banda ancha e internet cada 100 hab., 2011


Fuente: Plataforma de datos abierta del Banco Mundial.


GRAFICA Participación de Mercado del servicio de internet fijo de banda ancha, 2011
El mercado correspondiente al servicio de Internet fijo de banda ancha está concentrado, y los precios siguen siendo relativamente elevados. El mayor operador posee más de la mitad del mercado y no existe un tercer actor fuerte. Como se indica en la gráfica 17, el mercado correspondiente al servicio de Internet fijo de banda está liderado por el mayor operador, Codetel/Claro Dominicana (con una cuota de mercado del 56,2% en marzo de 2011), y le siguen Orange Dominicana (32,1%), Tricom (6,6%) y Trilogy Dominicana (5,2%). A pesar de una disminución en los precios de suscripción, estos siguen siendo altos. En la gráfica 18 se observa que, a pesar de que la cuota mensual del servicio de Internet fijo de banda ancha es de alrededor del 4% del ingreso promedio per cápita, aproximadamente el 55% de la población requeriría destinar más del 5% de sus ingresos para hacer frente a los costos de acceso al servicio31.


GRAFICA Asequibilidad de banda ancha




Fuente: Indicadores del desarrollo mundial, plataforma de datos abierta del Banco Mundial y UIT, 2010.



Servicio de Internet móvil de banda ancha

El crecimiento del servicio de Internet móvil de banda ancha es cada vez menor. Tras una tasa de crecimiento anual de 172% en 2010, la cantidad total de suscripciones de 3G creció solo un 44% en 2011 y un 15% hasta septiembre de 2012, con 567 000 abonados 3G registrados (una penetración del 5,6%). Dado que los operadores comienzan a incorporar la tecnología de evolución a largo plazo (conocida como LTE), en los próximos meses es probable que se observe un nuevo aumento en la base de abonados. Al igual que el servicio de Internet fijo de banda ancha, el servicio de Internet móvil de banda ancha aún requiere una red de retorno sólida para transportar datos a lo largo del país y aumentar el acceso en áreas actualmente desatendidas.

Acceso universal

El país aún presenta una desigualdad de acceso a los servicios de TIC. En 2010, solo el 7,6% de los hogares dominicanos tenía acceso a Internet (el país ocupa el puesto 98 de 142 países), mientras que el 16,4% tenía computadoras personales (puesto 93 de 142)32. La Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (ENHOGAR), realizada por la Oficina Nacional de Estadísticas en 2011, reveló que las personas en zonas urbanas tienen un mayor acceso a las TIC que aquellas en zonas rurales. Por ejemplo, en zonas urbanas, el 30,4% de los hogares tiene un teléfono residencial y el 16,3% tiene acceso a banda ancha, en comparación con solo el 4,6% y 2,9%, respectivamente, en zonas rurales. Las condiciones económicas de los hogares inciden en el acceso a las TIC: solo el 0,4% de los hogares más pobres del país tiene un teléfono residencial, en comparación con el 70,2% de los hogares con mayores ingresos.

El fondo de acceso y servicio universal administrado por INDOTEL sirve como instrumento para mejorar el acceso en las áreas aisladas desatendidas. El fondo ha resultado eficaz para movilizar la inversión en telecomunicaciones del sector privado. Funciona con recursos reservados para proyectos en zonas rurales y urbanas de ingresos bajos o proyectos de interés social (por la necesidad de inclusión de las TIC) que tienen como finalidad, entre otras cosas, fortalecer las aptitudes informáticas, aumentar la cantidad de puntos de acceso comunitario, e incorporar infraestructura en las áreas desatendidas. Los recursos provienen de las contribuciones al desarrollo de las telecomunicaciones, que desvían el 2% de los ingresos netos de los servicios de telecomunicaciones (por ejemplo, de las empresas de cable y telefonía).

DEMANDA

Conocimientos en materia de TIC

Las tasas de conocimientos sobre informática de la República Dominicana son inferiores en comparación con las de la región. Como se evidencia en el componente del índice de desarrollo de TIC sobre aptitudes elaborado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, la República Dominicana se encuentra en el puesto 92 de 155 países, por debajo de países vecinos como Trinidad y Tobago, Jamaica o Panamá. Del mismo modo, las Naciones Unidas, como parte de su índice de desarrollo de gobierno electrónico, incluye un puntaje para el capital humano que ubica a la República Dominicana en el puesto 119 de 192 países, y sumerge al país en los índices más bajos registrados en América Latina y el Caribe, solo por encima de su vecino más cercano, Haití.

El Gobierno ha reconocido la importancia de las TIC para la educación. En el Plan Decenal de Educación 2008-18 se examina la situación actual en torno a la utilización de las TIC en el país, y se señala que los últimos 10 años han estado marcados por grandes esfuerzos por integrar las TIC en el sistema general de educación: laboratorios en las escuelas, programas especiales para docentes destinados a la compra de computadoras, y programas de capacitación para que los docentes aprendan a incluir a las TIC en la formulación de planes de estudio.

Utilización de los servicios de TIC

La demanda de servicios de TIC está estrechamente relacionada con la pertinencia y la utilización de los contenidos y las aplicaciones disponibles a través de la conectividad de banda ancha. La facilitación o estimulación de la demanda se refiere a las medidas destinadas a impulsar el atractivo (y por tanto, la utilización) de la banda ancha. Existen tres agentes principales que se pueden analizar por separado: el Gobierno, la sociedad civil y las empresas del sector privado.

El Gobierno

Existe una brecha considerable de acceso entre los Gobiernos locales de las zonas urbanas y rurales. Según INDOTEL, en julio de 2007 solo 62 de 383 Gobiernos locales (16%), mayormente en zonas urbanas, tenían líneas fijas y acceso a Internet de banda ancha.

El Gobierno ha impulsado activamente la modalidad digital, pero aún existen desafíos por afrontar. La Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y Comunicación (OPTIC) es el organismo central de TIC en la República Dominicana, responsable de la ejecución del programa de gobierno electrónico y de la actualización de la estrategia del país para implementar un sistema de gobierno electrónico en forma anual. Teniendo en cuenta los últimos resultados en las clasificaciones internacionales33, la OPTIC ha vuelto a evaluar su estrategia y se ha centrado en la participación ciudadana, los servicios electrónicos y el sistema de gobierno electrónico para mejorar la eficacia, la eficiencia y la transparencia.

La estrategia nacional de TIC “e-Dominicana” enfatiza la función de las TIC como factor decisivo para una sociedad de la información omnicomprensiva y equitativa. La estrategia “e-Dominicana”, elaborada por la Comisión Nacional para la Sociedad de la Información y el Conocimiento en 2005, tiene como objetivo promover el uso y apropiación de las TIC a través de iniciativas que generen sinergias entre el sector público, el sector privado y la sociedad civil. Se ajusta plenamente a los objetivos de la estrategia de desarrollo nacional del país, así como también al Plan Nacional de Competitividad Sistémica.

Además, en septiembre de 2011, la República Dominicana se unió a la Alianza para el Gobierno Abierto. Esta coalición de múltiples partes interesadas fundada por ocho países (Brasil, Estados Unidos, Filipinas, Indonesia, México, Noruega, Reino Unido y Sudáfrica) procura promover la transparencia y la rendición de cuentas delos Gobiernos. La alianza reconoce que las TIC son un elemento habilitador clave para concretar este objetivo. Posteriormente, la República Dominicana presentó su plan de acción y se convirtió en uno de los 15 países de América Latina (de 58, a finales de 2012) que se unió a esta iniciativa de alcance mundial.

La sociedad civil

El uso de Internet entre los usuarios individuales en el país es relativamente bajo. Según la encuesta ENHOGAR de 2011, solo el 38,5% de la población dominicana mayor de 12 años había utilizado Internet en los 12 meses anteriores a la encuesta, lo que muestra un escaso aumento respecto del 35,1% registrado en 2007. En cuanto a las zonas urbanas y rurales, el uso de computadoras varía de 21,8% en la zona rural a 47,5% en zonas urbanas.

El uso de Internet en la sociedad civil dominicana sigue las tendencias mundiales. Según la encuesta mencionada anteriormente, el 67,8% de los usuarios de Internet se conecta a las redes sociales, mientras que el 63,8% se conecta para utilizar los servicios de chat. Facebook se presenta como el sitio de Internet más visitado y cuenta con casi 2,8 millones de suscriptores en el país, lo cual representa una tasa de penetración del 27,4%, más baja que la de otros países del Caribe (36% en Trinidad y Tobago, 43,7% en Barbados). Según el informe mundial sobre tecnología de la información de 2012, mediante el cual se mide el uso de las redes sociales (por ejemplo, Facebook, Twitter y LinkedIn) para comunicación profesional y personal, la República Dominicana tiene un puntaje de 5,3 en una escala de 7, lo que indica un amplio uso.

Más allá de las redes sociales, se está empezando a utilizar Internet como una fuente de información y de transacciones. Según la ENHOGAR de 2011 el 66,4% de los usuarios de Internet señaló que se conecta a Internet para buscar información educativa o temas relacionados con el aprendizaje. En cuanto al comercio electrónico, el 11% de los usuarios de Internet declaró que, en 2011, utilizó Internet para hacer compras, lo que evidencia un crecimiento mínimo en comparación con el 9,2% registrado en 2007.

Las empresas del sector privado

La adopción de las TIC es buena con respecto al uso, pero presenta una limitada capacidad de innovación en el sector privado. En el informe mundial sobre tecnología de la información de 2012 del Foro Económico Mundial se ubica a la República Dominicana en el puesto 57 de 142 con respecto a la adopción de tecnología, y en el puesto 84 en cuanto al uso comercial de Internet por parte de las empresas locales. Sin embargo, en cuanto a la capacidad de innovación, el país ocupa el puesto 126.

El país ha creado un pequeño pero activo grupo de empresas de software y de atención telefónica. La industria local de tecnología de la información y los servicios asociados a esta siguen siendo incipientes y relativamente pequeños. En la última década, el Gobierno ha promovido a la República Dominicana como un destino atractivo para la descentralización de servicios basados ​​en la tecnología de la información y ha establecido el primer parque tecnológico de zona franca, el Parque Cibernético de Santo Domingo, y el Instituto Tecnológico de las Américas, para la construcción de una base de competencias en el país.

El clima poco propicio para los negocios y la inversión se ha mantenido como una grave limitación para el crecimiento de la industria de la tecnología de la información local. En el informe Doing Business 2013 del IFC (International Finance Corporation) se ubicó al país en el puesto 116 de 185, por debajo del puesto 113 registrado en 2012 y el 91 en 2010. Como promoción de un entorno comercial propicio, en 2010 se creó la Cámara Dominicana de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para fomentar la competencia y estimular el crecimiento sostenido de la industria de la tecnología de la información del país.

OPCIONES DE POLITICA


Se ha identificado un conjunto de oportunidades a partir del análisis de diagnóstico de la situación actual. Al abordarlo, se espera que el mercado de las TIC en la República Dominicana contribuya a un crecimiento económico más inclusivo y transparente. La siguiente sección contiene recomendaciones destinadas a aprovechar dichas oportunidades.

Regulación, políticas y marco institucional

Fortalecer el marco regulatorio para promover la calidad de los servicios

El fortalecimiento de los controles de supervisión del sector, especialmente para fomentar el acceso libre y la infraestructura compartida, resulta necesario, sobre todo para controlar la calidad del servicio y garantizar costos razonables de acceso a Internet. Resulta fundamental que exista un equilibrio entre la regulación del sector y el estímulo al desarrollo de la banda ancha.



Introducir políticas que promuevan la innovación en el sector

Se requieren políticas en materia de innovación intersectorial para facilitar una mayor demanda de servicios nuevos y avanzados; estas podrían incluir el apoyo a los sectores que dependen de la banda ancha, tales como las empresas de software como servicio, así como también la promoción del espíritu empresarial y la adopción de las TIC por parte de las empresas para aumentar la productividad y fomentar la innovación local. Fortalecer las asociaciones público-privadas mediante la incorporación de las instituciones de educación superior o educación terciaria puede fomentar una mayor cantidad de actividades de investigación y desarrollo.



Aumentar la coordinación institucional

La República Dominicana se ha beneficiado de los enormes esfuerzos gubernamentales por reformar el sector de las telecomunicaciones con una coordinación definida entre las principales entidades. En el futuro, mediante una mayor coordinación entre los organismos, como la OPTIC, junto con otras partes interesadas del sector privado y la sociedad civil en general, se podría mejorar la eficacia e implementar programas intersectoriales integrales.



Fortalecimiento de la infraestructura de las TIC

Promover la creación de una red troncal nacional

Dado que los servicios de banda ancha se convierten en un factor decisivo para el crecimiento económico, se necesitan redes troncales nacionales de mejor calidad y más resistentes. Una red troncal nacional, junto con un marco regulatorio que permita el acceso libre a dicha red, permitirá que los operadores (especialmente los que ingresan) ofrezcan sus servicios en todo el país. En la actualidad, algunos sectores del país aún carecen del acceso a banda ancha e incluso a los servicios básicos de telefonía móvil. Una red de dichas características tendría un impacto directo en todo el país sobre los precios y la competencia. Se han propuesto muchos modelos a nivel internacional, desde mayoristas gubernamentales o privados hasta asociaciones público-privadas.



Utilizar el fondo de acceso y servicio universal para brindar acceso a los servicios de banda ancha, incluida la infraestructura de red troncal

El fondo de acceso y servicio universal puede complementar al sector privado en la prestación de servicios de banda ancha asequibles en todo el país. Aún se debe determinar si es necesario introducir más ajustes legales y regulatorios. Sin embargo, muchos países están priorizando la distribución de las redes nacionales de transmisión que permitirán servicios más competitivos y una cobertura más amplia.



Desarrollo de conocimientos en materia de TIC

Fomentar el desarrollo de conocimientos específicos y programas de certificación

A pesar de las medidas tomadas respecto de los conocimientos básicos sobre informática, la industria de la tecnología de la información y de los servicios asociados a esta, y el sector privado en general, también requieren recursos humanos con un alto nivel de aptitudes en materia de tecnología de la información que les permita aprovechar las TIC para aumentar la competitividad y la productividad. Los programas de certificación podrán complementar los programas de conocimientos sobre informática e incluir el respaldo a la colaboración entre universidad e industria en la investigación y el desarrollo, así como también establecer vínculos con la industria mundial. Existen varios programas exitosos de desarrollo de aptitudes en materia de TIC respaldados por el Banco Mundial en distintas regiones y la República Dominicana podría aplicar las prácticas óptimas. Algunos ejemplos incluyen los programas de certificación en tecnología de la información de México (MexicoFIRST), la evaluación de aptitudes en materia de la mencionada tecnología y los programas de fortalecimiento de la capacidad de la industria de la tecnología de la información en Nigeria, y los programas de subcontratación de procesos comerciales y de certificación de desarrolladores de software en Kenya.



TIC para la transformación del Gobierno

Diseñar e implementar soluciones de TIC eficaces para mejorar la prestación de los servicios electrónicos

Estos programas deberán incluir aplicaciones de gobierno electrónico, comercio electrónico y sociedad electrónica para que los ciudadanos y las empresas puedan interactuar con el Gobierno a través de las TIC. Se puede lograr un ahorro de costos sustancial, centrándose en la infraestructura de carácter multidimensional, en particular a través del establecimiento de los estándares y plataformas compartidas para la interoperabilidad de servicios de gobierno electrónico, lo que facilita la incorporación de infraestructura de comunicaciones compartida y la digitalización de los registros públicos. Las TIC pueden ayudar a mejorar la prestación de los servicios públicos y a proporcionar mecanismos de participación para que los ciudadanos se comuniquen mejor con las autoridades locales y el Gobierno central. Dichas iniciativas fomentan el aprovechamiento de las TIC para mejorar la relación entre los Gobiernos, el sector privado y los ciudadanos. Al mismo tiempo, la industria local de tecnología de la información podrá beneficiarse de esta transformación si el Gobierno se convierte en un motor para el desarrollo de la industria a través de la ejecución de dichos proyectos. Por ejemplo, el Banco Mundial ha respaldado proyectos que abordan la transformación electrónica en regiones que incluyen la Organización de Estados del Caribe Oriental, África y la República de Moldova.



Respaldo a la iniciativa de gobierno abierto

Teniendo en cuenta los beneficios que pueden aportar iniciativas de datos abiertos y gobierno abierto en cuanto a la mejora de la transparencia, la rendición de cuentas y la participación ciudadana, la República Dominicana podría beneficiarse de la implementación de iniciativas de datos abiertos como parte de la Alianza para el Gobierno Abierto (Open Government Partnership). Actualmente, la apertura de datos se promociona en muchos países desarrollados y en desarrollo como motor a la innovación relativamente asequible que aumenta la transparencia y eficacia de los servicios públicos. El Banco Mundial ha publicado recientemente un instrumento de evaluación para gobiernos destinado a medir el grado de preparación frente a una estrategia de datos abiertos, que a su vez permite la elaboración una hoja de ruta para la ejecución de dicha estrategia34.





  1. Acceso a Servicios Financieros y Financiamiento a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa35

INTRODUCCIÓN


El sector de las Micro, Pequeña y Mediana Empresas (MiPyMEs) es un motor para el desarrollo económico. Contribuye a mejorar la calidad de vida de las familias, así como a protegerlas contra posibles crisis, a través de la creación de empleo sostenible e inclusivo. De hecho, la Estrategia Nacional de Desarrollo que en su Tercer Eje procura una economía sostenible, integradora y competitiva, plantea como objetivo especifico (número 14) elevar los niveles de productividad de las empresas locales con énfasis en las MiPyMEs, entendiendo que en la medida en que estas empresas se fortalezcan, se generarán empleos de calidad.

Diversos estudios36 indican que las MiPyMEs formales generan aproximadamente el 45% del empleo formal y pueden contribuir hasta con el 33 % al PIB en los países en desarrollo. En mercados emergentes, las empresas con hasta 500 empleados contribuyen un 67% de empleos y un 85% de la creación de nuevos empleos. Las MiPyMEs, a las cuales se les atribuye un 86% del empleo en países en desarrollo, son clave para el crecimiento económico37. En la República Dominicana, el número de MiPyMEs se ha incrementado en un 71% en los últimos cinco años. De acuerdo con un estudio del Banco Mundial38, este sector aporta aproximadamente el 23% del PIB y emplea al 36.2% de la población económicamente activa. Sin embargo, el sector enfrenta niveles bajos de productividad, que resultan de la falta de inversiones a largo plazo, por ejemplo, en nuevas tecnologías.

Según una encuesta39 realizada por la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Banco Mundial en 2010, los principales retos enfrentados por las MiPyMEs en la República Dominicana son: (i) los altos costos de electricidad y la alta frecuencia de apagones en el país; (ii) la pesada carga tributaria; (iii) los niveles de corrupción; (iv) el alto grado de informalidad del sector; y (v) el acceso limitado a finanzas. A pesar que el número de MiPyMEs con acceso a financiamiento formal se ha duplicado del 5.4% en el año 2000 al 10.3 % en 2005, el acceso a financiamientos sigue siendo uno de los principales obstáculos para su desarrollo. Las MiPyMEs tienen dificultades de acceso al financiamiento formal por la baja oferta de financiamiento en el mercado financiero así como por el alto nivel de informalidad de las empresas. Entre los obstáculos que las MiPyMEs enfrentan, destacan las altas tasas de interés, exigencias de colateral demasiadas rigurosas y la falta de alternativas de financiamiento a mediano y largo plazo, tales como por ejemplo, el mercado de valores.

En un mundo ideal, las instituciones financieras son eficientes, rentables y compiten por los clientes MiPyMEs. Además, tienen la capacidad de ofrecer una gama de soluciones financieras diseñadas tomando en cuenta la realidad del mercado, a bajos costos financieros y transaccionales. Consecuentemente, las MiPyMEs acceden a una variedad de productos en condiciones adecuadas y pueden hacer uso productivo de los mismos.

En esta Nota de política se evalúa el progreso logrado por la República Dominicana en desarrollar su sistema financiero adecuado y se proponen algunas sugerencias de reformas en las que el país podría avanzar para reducir las restricciones a la oferta de crédito a las MiPyMEs.

DIAGNÓSTICO


De acuerdo con el ranking de Doing Business 2012 y 201340, y otros estudios relevantes del grupo Banco Mundial, se distinguen elementos del mercado dominicano que ameritan la atención y acción colaborativa del gobierno. En esta nota sobre política se analizan las restricciones por el lado de la oferta de crédito, centrándose en la Infraestructura Financiera, el Desarrollo del Mercado de Capitales, las Instituciones Financieras Privadas, el Rol del Estado Dominicano, y los Productos Financieros en el mercado dominicano.

La economía dominicana, según el reporte Doing Business del Banco Mundial se encuentra en la 78ª posición de 183 países participantes, en términos de acceso a crédito, superior al promedio regional (84ª), pero debajo de la posición alcanzada en 2011 (Gráfica 19). A pesar de que bajó en el ranking en 2012, no hubo variaciones en los indicadores específicos.

La participación del sector financiero en la economía dominicana sigue siendo una de las más bajas de la región. En 2011, el nivel de intermediación financiera, medido por el ratio de crédito sobre PIB (Gráfica 20), se mantuvo estable alrededor de 24%. Aunque el uso de crédito no es alto, las carteras han mantenido una tasa de crecimiento solida, aun en épocas de crisis. Sin embargo, este crecimiento ha sido concentrado en préstamos hipotecarios para vivienda y préstamos al consumo. La cartera a las MiPyMEs representa cerca de 1.5 %del PIB dominicano.

GRAFICA Ranking de Acceso a Crédito en América Latina





Fuente: World Bank Doing Business 2012.

En comparación con América Latina, el sector financiero de la República Dominicana tiene una penetración baja en la economía (Gráfica 21), a la vez que no aprovecha íntegramente los depósitos con que cuenta. Las obligaciones con el público representan cerca de 22% de la economía. Así como en otros países de la región, el fondeo de las instituciones financieras está compuesto por depósitos a la vista y de ahorros a corto plazo, mismos que dificultan la financiación a largo plazo, de tal manera que el sistema cuenta solamente con una pequeña porción de préstamos de largo plazo para las MiPyMEs. Una mayor sofisticación y tamaño del mercado capital promoverá la oferta de soluciones eficientes para el financiamiento a largo plazo, beneficiando al mercado hipotecario y todo tipo de empresas locales, especialmente a las MiPYMEs.









GRAFICA Crecimiento de la intermediación financiera



GRAFICA Crédito al sector privado sobre
el PIB




Fuente: SB, Banco Central.

Fuente: World Bank.

Infraestructura Financiera

Para evaluar el factor de acceso a crédito, el ranking Doing Business toma en cuenta reformas fundamentales para aumentar el acceso a crédito, como las relacionadas a los sistemas de informaciones de crédito y los derechos legales de los prestatarios y prestamistas. En 2012, la República Dominicana alcanzó la puntuación de 6 en la profundidad del índice de información de crédito (0-6) y una puntuación de 3 (0-10) en el índice de fortaleza de los derechos legales (Tabla 4).

Según el BID, las empresas dominicanas expresan que requieren 2.3 veces el valor de crédito como colateral para garantizar un crédito, por encima del promedio de la región. Por otro lado, en la República Dominicana, los reglamentos de insolvencia en los derechos de los acreedores dificultan la constitución y ejecución de garantías. Además del número limitado de activos muebles que pueden ser usados como colateral y altos costos para registrarlos, es muy difícil y costoso ejecutar una garantía en caso necesario. Las deficiencias en la infraestructura financiera, en particular en la efectividad del uso de colateral, imponen retos para el financiamiento de las empresas, como un todo. En el corto plazo, diferentes esquemas de garantías de créditos deben ser estudiadas para acelerar el crecimiento del crédito para las MiPyMEs.

TABLA Doing Business República Dominicana 2012 y 2013





Fuente: Doing Business 2013: Dominican Republic.

Los buros de crédito tienen un alcance progresivo y esquemas de operación adecuados. La República Dominicana dispone del servicio de dos buros de crédito – uno internacional TransUnion y el otro local -Data Crédito-. Los dos utilizan información tanto negativa como positiva e incorporan información de fuentes no tradicionales como líneas telefónicas e historial de pago de los servicios públicos como la electricidad.

En un entorno donde hay una alta profundidad de información crediticia, misma que cubre un 60% de la población adulta, hay que enfocar los esfuerzos a mejorar la constitución y ejecución de garantías tanto muebles como inmuebles por medio de adecuaciones al marco normativo, establecimiento de registros, mejoras a los procesos para su ejecución y, en general fortalecimiento de los derechos de los acreedores.

En términos de costos de transacción, la modernización y ampliación del sistema de pagos que ha sido recientemente concluida traerá beneficios importantes para todos los usuarios del sistema financiero: (i) ayudando a superar las limitaciones que resultan de la actual concentración de agencias y sucursales en las principales ciudades y (ii) aportando a reducir los costos de transacción de los clientes. Adicionalmente existe un potencial en la profundización de los esquemas de banca móvil, mismos que actualmente están orientados al sector económico alto y medio alto, dada su potencialidad para facilitar el acceso a servicios financieros por parte de la población de escasos recursos. Además, es pertinente considerar políticas para la promoción de la competencia y una mayor transparencia en la información sobre tasas de interés.

Desarrollo del Mercado de Capital

Dada la estructura de financiamiento para las instituciones financieras - a base de depósitos - el sistema cuenta solamente con una pequeña porción de préstamos de largo plazo para las MiPyMEs. Una mayor sofisticación y tamaño del mercado capital promoverá la oferta de soluciones eficientes para el financiamiento a largo plazo, beneficiando al mercado hipotecario y todo tipo de compañía local, especialmente a las MiPYMEs.

Si bien el crecimiento del mercado de capitales en la República Dominicana en los últimos diez años es alentador, el mercado de bonos corporativos aún no ha logrado convertirse en una fuente de financiamiento importante para el sector privado. Uno de los mayores desafíos es la falta de inversores institucionales que podrían proporcionar financiación a largo plazo para el mercado de bonos corporativos.

Un mercado de bonos contribuye a la oferta de financiamiento y crea un espacio para que las instituciones financieras comerciales desarrollen una mayor competitividad en cuanto a los servicios financieros ofrecidos a los MiPyMEs. Un mercado de capitales desarrollado contribuye a la estabilidad de los mercados, particularmente en periodos de estrés financiero donde el crédito financiero típicamente se congela. El desarrollo de mercados de bonos corporativos líquidos reduce la dependencia del financiamiento bancario y diversifican las fuentes de financiamiento para una variedad de tipos de activos. Un mercado de bonos corporativos también reduce el riesgo cambiario y descalces de fondeo, particularmente para proyectos a largo plazo.

Dada la importancia del ambiente macroeconómico en el desarrollo del mercado de bonos corporativos, sería deseable que el gobierno priorice su avance en la agenda nacional. En este contexto, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs) pueden representar una fuerza dinámica que ayuda a desarrollar las diferentes partes del mercado de capitales, así como en otros países. Sin embargo, los fondos de pensiones y la gestión de sus inversiones están actualmente limitadas por el marco regulatorio del sector, que incluye restricciones muy conservadoras a la lista de activos invertibles. Aproximadamente el 60% de las inversiones de las AFPs están relacionadas con títulos públicos del BCRD y del Ministro de Finanzas) y otro 25% se destinan a depósitos bancarios a corto plazo.

Instituciones Financieras Privadas

Es importante revisar el marco regulatorio de las entidades financieras, con atención especial en las asociaciones, para facilitar la consolidación en curso del sistema financiero y mejorar la competitividad y así poder proveer una mejor oferta de productos y servicios financieros a las MiPYMES.

El sistema formal financiero dominicano es altamente concentrado y dominado por el sector bancario comercial, lo cual representa cerca de 83 %del total de activos de las entidades de intermediación financiera reguladas por la Ley Monetaria y Financiera (LMF). Por otro lado, los Bancos de Ahorro y Crédito (BAC), Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) especializadas en microfinanzas y las Cooperativas de Ahorro y Crédito (CAC) son los principales proveedores de financiamiento a las MiPyMEs, lo cual está creciendo rápidamente (Gráfica 22 y 23). A marzo de 2012, la cartera regulada de préstamos para MiPyMEs alcanzó RD$92.2 mil millones (US$2.4 billones), ascendiendo a 18% de la cartera total, subiendo de un 14% en 2006.





GRAFICA Crecimiento de crédito para las MiPyMES


GRAFICA Cantidad estimada de préstamos para las MiPyMES







Fuente: SB.




Fuente: SB, AIRAC, Fondesa y MixMarket. * Sin datos disponibles, se consideró el número de clientes activos. Se asume que no hay cliente con más de un préstamo. Otras ONGs incluyen: ASPIRE, CDD, ECLOF, FIME y Fundación Esperanza.

Aunque la cartera de MiPyMEs de los bancos comerciales (p. ej. Banreservas, Banco Popular, y Scotiabank, entre otros) representa 80% del saldo total, los BAC originaron cerca de 50% del número de préstamos para el segmento (Gráfica 24 y 25). Los bancos comerciales atienden al segmento superior de las MiPyMEs en términos de activos y ventas. A marzo de 2012, el tamaño promedio de los préstamos de los bancos a las MiPyMEs era siete veces superior a aquel de los BAC (Tabla 5).









GRAFICA Distribución de la cartera de MiPyMES



GRAFICA Distribución de los préstamos de MiPyMES



Fuente: SB.

Fuente: SB.



TABLA Tamaño promedio de los préstamos (RD$ '000)




BAC

36

36

47

48

47

47

47

CC

68

108

224

269

186

206

205

Bancos

187

259

271

307

334

335

327

AAP

711

731

835

1,081

1,005

854

813

BNV

229

215

210

3,010

3,651

3,758

3,821

MiPyMES

131

173

186

197

198

195

193

Fuente: SB, World Bank.

La cartera de crédito de las asociaciones de ahorro y préstamos (AAP) creció 9% en 2011. Si bien es cierto que estas instituciones están actualmente centradas en préstamos hipotecarios, la cartera de MiPyMEs se está convirtiendo en un segmento importante para ellas. La importancia de las AAP en el mercado hipotecario se debe a que desde 1962 hasta diciembre del 2002 existió una exención tributaria para el deudor, del impuesto de transferencia si financiaba la compra de su vivienda con una AAP, lo que se constituyó como una ventaja competitiva sobre las demás entidades de intermediación financiera. Solo a partir de esa fecha, y con la aprobación de la Ley Monetaria y Financiera (LMF), se elimina el incentivo tributario a favor de las AAP. Los bancos recién están incursionando en el origen de préstamos hipotecarios. Es de esperar que las AAP van a incursionar fuertemente en el segmento de las MiPyMEs, con el fin de compensar la pérdida de su ventaja fiscal en el segmento hipotecario.La revisión del marco regulatorio para el sistema financiero ampliara las oportunidades para que las diferentes instituciones financieras ofrezcan un gama más amplia de productos financieros a sus clientes.

Fuera del marco de la Ley Monetaria y Financiera, las cooperativas proveen servicios financieros a las MiPyMEs en las zonas rurales, en particular a la micro y pequeña empresa. Hay 15 cooperativas – todas participantes de la Asociación de Instituciones Rurales de Ahorro y Crédito, AIRAC – operando en las zonas rurales. En 2011, estas cooperativas tenían 102 oficinas sirviendo más de 420,000 miembros (9% de la PEA). Aunque las cooperativas no representan (aun) un riesgo sistémico, su cartera está creciendo con rapidez, por lo que es importante su seguimiento cercano: en 2008, habían 81 oficinas y más de 290,000 miembros. Aunque el entorno regulatorio es en general apropiado, la falta de regulación para las cooperativas cerradas y la incipiente regulación de las cooperativas que operan con el publico implica un riesgo potencial para sus socios depositantes y un obstáculo para su crecimiento.

Las ONGs otorgan créditos, en particular a las micro y pequeñas empresas. En 2011, su cartera de préstamos alcanzó RD$53.1 mil millones (aproximadamente US$1.3 mil millones) distribuidos en más de 80,000 clientes activos. Las ONGs obtienen sus fondos a través de préstamos de bancos comerciales, el Banco Nacional de la Vivienda (BNV), el Consejo Nacional de Promoción y Apoyo a La Micro, Pequeña y Mediana Empresa (PROMIPYME) - programa gubernamental de financiamiento tanto de primer como de segundo piso dirigido al segmento MiPyMEs, FONDOMICRO (ONG que otorga financiamiento de segundo piso dirigido al segmento), e instituciones de financiamiento internacionales.

Rol del Estado Dominicano

Existe un problema de arbitraje regulatorio que limita la oferta de financiamiento a las empresas pequeñas y medianas. En 2011 estaban en proceso de regulación tres importantes aspectos: (i) las operaciones de arrendamiento financiero y descuento de facturas, (ii) seguros hipotecarios y (iii) microcréditos. Adicionalmente, existían diferencias en la regulación de las Instituciones financieras no bancarias (Bancos de Ahorro y Crédito (BAC), Asociaciones de Ahorro y Préstamo (AAP) y Corporaciones de Crédito (CC)). Si bien estas entidades estaban sujetas a las mismas regulaciones prudenciales que los Bancos Múltiples, su capacidad para atender a las MiPyMEs de mayor tamaño era limitada por una regulación diferenciada, según la cual, un deudor comercial menor es definido como aquel cuyas obligaciones consolidadas son menores o iguales a RD$10 millones, mientras el techo para las instituciones bancarias llega a RD$15 millones. Si bien la modificación de la reglamentación de evaluación de activos a comienzos del 2008 fue un paso importante para expandir la cartera de crédito para las MiPyMEs, queda pendiente homogeneizar dicho límite para evitar distorsiones de mercado.

Las entidades públicas de intermediación financiera también proveen servicios de financiamiento dirigido a las MiPyMEs. El Banco Nacional de Fomento de la Vivienda y la Producción (BNV), en menor medida, otorga financiamiento de segundo piso dirigido al sector MiPyMEs, principalmente para las Cooperativas de Ahorro y Crédito (CAC) y ONGs especializadas en micro finanzas. Por otro lado el 50% de la cartera del Banco Agrícola es dirigida a pequeños productores.

Se ha hecho un esfuerzo importante para coordinar las acciones de fomento a las MiPyMEs por medio del programa gubernamental PROMIPYME, el cual otorga financiamiento directo y de segundo piso dirigido al sector y provee servicios de asistencia técnica. Este fondo es administrado por el Banco de Reservas y se compone de recursos estatales y donaciones internacionales. En 2011, el fondo prestó 500 millones de pesos a once mil pequeños comerciantes de la industria y el servicio. Casi 90% del fondeo son concedidos directamente a las empresas a tasas subsidiadas. Este programa ha sido un importante paso para mejorar la ejecución de políticas y lograr coherencia entre los diferentes actores, cubriendo áreas importantes de apoyo al desarrollo empresarial. El hecho, empero, de que su oferta se dé a tasas subsidiadas distorsiona mercado e impide una mayor competencia. De ahí que, en el medio plazo, el financiamiento debería ser orientado únicamente a operaciones de segundo piso. Además, el diseño de un esquema de garantías parciales de crédito creado por la Ley MiPyMEs sigue pendiente.

GRAFICA Tasas de interés (promedio en moneda nacional)



Fuente: SB.

Productos Financieros (y Costo)

El financiamiento a las MiPyMEs en la República Dominicana es comparativamente caro, aunque con una clara tendencia a la reducción de costos (Gráfica 26). Al mercado dominicano también se caracteriza por un bajo nivel de diversificación en los productos para el financiamiento de las PyMEs. Leasing y factoring por ejemplo, son dos productos de utilidad para el brindar a las empresas liquidez y para facilitar la adquisición de activos fijos, que aún no ha sido implementado.

Por el otro lado, la introducción de esquemas de pago móvil tiene el potencial para reducir los costos relacionados con el pago de los créditos y con ello de mejorar el costo de los financiamientos.

En Junio del 2011, el Gobierno propuso un borrador de reglamentación de las operaciones de leasing y factoring financiero que realizan las entidades de intermediación financiera. Sin embargo, la aprobación de dicha regulación está todavía en progreso.



OPCIONES DE POLÍTICA


Infraestructura Financiera

Garantías. Las regulaciones relacionadas al uso de garantías crediticias pueden ser actualizadas y es recomendable considerar la implementación de un esquema de garantías muebles41. Además, se sugiere también que otros programas de garantías sean estudiados.

Desarrollo del Mercado de Capital

La definición de una estrategia para la implementación, manejo y crecimiento del mercado de bonos corporativos es un elemento central para garantizar el desarrollo sostenido y ordenado de los mercados. Se debe estudiar la flexibilización del entorno regulatorio de los fondos de pensiones, especialmente en relación con la política de inversión de activos de las AFPs.



Rol del Estado Dominicano como regulador de Instituciones Financieras Privadas

Arbitraje Regulatorio. Es recomendable que La Superintendencia de Bancos considere la implementación de una reglamentación homogénea a través de las entidades de crédito, revisando aspectos regulatorios puntuales que pueden incidir en menor oferta de crédito a las MiPyMEs.

Asociaciones de Ahorro y Préstamos. Se sugiere revisar el marco regulatorio de las asociaciones para facilitar su conversión en bancos múltiples que les permita tener acceso a otras fuentes de recursos para su crecimiento y ofrecer una variedad más amplia de productos y servicios al mercado. Estos cambios permitirán ofrecerle a los clientes MiPyMEs todos los productos y servicios necesarios para el mejor desarrollo y redundará en una mayor competencia que beneficiará, entre otros, a las MiPyMEs y al mercado e hipotecario de medio y bajo ingreso.

Cooperativas. Lograr definir un modelo efectivo de regulación y supervisión que facilite la consolidación y el fortalecimiento de este sector, que brinda servicios financieros a importantes grupos de MiPyMEs.

Rol del Estado Dominicano en financiamiento.

PROMIPYME. Reorientar las operaciones de financiamiento de PROMIPYME hacia operaciones de segundo piso para evitar distorsiones en el mercado. Además, aprovechar experiencias internacionales al diseñar el esquema de programa de garantías parciales de crédito de PROMIPYME.42

Programas Gubernamentales. Las entidades reguladoras deben evaluar opciones adicionales para lograr una mayor efectividad y coherencia de los programas e instituciones estatales que pueden incidir en la oferta de servicios financieros a las MiPyMEs y a los segmentos de menores ingresos de cara a la evolución del mercado. Aprovechar posible sinergias entre programas estatales como, por ejemplo, de potenciar los programas de transferencias sociales para mejorar el acceso a servicios financieros.

La política pública de apoyo a las MiPyMEs debería desarrollar un soporte de apoyo integral, más allá del ámbito financiero. El soporte integral debe incluir programas de desarrollo empresarial, asistencia técnica y financiera, programas de desarrollo tecnológico e innovación y programas que ayudes a las MiPyMEs a acceder a nuevos mercados que brinden informaciones estratégicas, y generan asociatividad empresarial.

Por último, destacar la necesidad de que las instituciones financieras públicas respondan al mismo nivel de publicidad, y a los mismos estándares contables (incluyendo clasificación de activos, declaración de ingresos, provisiones por pérdidas en préstamos, liquidez y adecuación del capital), y de auditoría a los que se enfrentan instituciones financieras privadas que trabajan en el primer nivel.

Productos Financieros (y Costo)

Productos adicionales: es necesaria, por parte de Los reguladores, la aprobación de la reglamentación de las operaciones de leasing y factoring. En este contexto, es importante considerar sesiones de formación para las entidades financieras y la realización de campañas de difusión.

Costo de crédito. Se debe evaluar opciones para reducir el costo de los créditos, por medio de una mayor transparencia y competencia entre los oferentes. En este contexto, puede ser de utilidad la realización de campanas de orientación al consumidor, así como de educación financiera.

Sistema de Pagos. Los reguladores tendrían que continuar integración de sistema de pagos y dar seguimiento al establecimiento de corresponsales no bancarios como elementos de una política para ampliar la cobertura del sistema financiero43.
BIBLIOGRAFÍA

Banco Mundial, 2010a. Dominican Republic Country Profile 2010. World Bank-IFC Enterprise Surveys. Accesible en: http://microdata.worldbank.org/index.php/catalog/866

Banco Mundial, 2010b. República Dominicana: de la Crisis Financiera Internacional al Crecimiento para Todos. Notas de Política. Santo Domingo, Junio de 2010.

Banco Mundial, 2012. Doing Business in a More Transparent World. Washington DC, October 2011.

Banco Mundial, 2013. Smarter Regulations for Small and Medium-Size Enterprises. Washington DC, October 2012.

IFC, 2010. Scaling-Up SME Access to Financial Services in the Developing World. International Financial Corporation. Washington DC, Octubre de 2010.

Superintendencia de Pensiones, 2006. Los Fondos de Pensiones: Fuente de Financiamiento para la Vivienda. Santo Domingo, Agosto de 2006.

1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal