Editorial Caribe una división de Thomas Nelson, Inc



Descargar 0.53 Mb.
Página8/9
Fecha de conversión31.01.2018
Tamaño0.53 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

7

«YO NO TE
ABANDONARÉ»


Los clavos

A.      «Basta con mirar el rostro de una mamá mientras atiende a su bebé. O a los ojos de un papá cuando acuna a su hijo. Trata de causar daño o hablar mal de un niño. Si lo haces, te enfrentarás a una tremenda fuerza, porque el amor de una madre o de un padre es una fuerza tremenda».

1.      Describe un incidente en el cual tú o alguien que conoces ha puesto en acción esta «fuerza tremenda» de la cual habla Max.

2.      ¿Puedes explicar por qué el amor de un padre es una fuerza tan tremenda?

B.      «Si nosotros los seres humanos que somos pecadores tenemos tal amor, ¿cuánto más Dios, el Padre sin pecado y sin vanidad, no nos amará? ¿Pero qué pasa cuando el amor no es correspondido? ¿Qué pasa en el corazón de un padre cuando su hijo se va?

1.      ¿Cómo has experimentado tú el amor de Dios? ¿Cómo ha expresado Él su paternidad hacia ti?

2.      ¿Cómo reaccionaban tus padres cuando uno de sus hijos se rebelaba? Si tú tienes hijos, ¿cómo reaccionas tú? ¿Cómo piensas que reacciona Dios?

C.      «El orgullo dice: Tú eres demasiado bueno para Él La vergüenza dice: Tú eres demasiado malo para Él. El orgullo te aleja. La vergüenza te mantiene lejos. Si antes de la caída está el orgullo, entonces la vergüenza es lo que impide que te levantes después de una caída».

1.      ¿Cómo se relacionan el orgullo con la vergüenza? ¿Qué cosas tienen en común?

2.      ¿A qué eres tú más susceptible, al orgullo o a la vergüenza? Explica.

D.      «Madeline tragó duro y miró el sobre. Lo abrió y sacó una tarjeta. Sé donde estás, leyó. Sé lo que haces. Pero esto no cambia en absoluto lo que siento por ti. Todo lo que te he dicho en cada carta sigue siendo verdad».

1.      Trata de ponerte en los zapatos de Madeline. ¿Qué pudo haberte impedido que leyeras las cartas de tu padre? ¿Qué, finalmente, te habría hecho leerlas?

2.      Trata de ponerte en los zapatos de su padre. ¿Cómo te habrías sentido al descubrir la situación de tu hija? ¿Por qué saberlo todo no cambió en nada lo que sentías por ella?

E.      «¿Volverías a casa y bailarías de nuevo con tu padre?»

1.      Describe tus sentimientos cuando leíste por primera vez esta línea.

2.      ¿Te ha pedido Dios alguna vez «que vuelvas a casa y dances» de nuevo con Él? Si es así, describe la situación.



Una mirada al corazón de Dios

A.      Lee Lucas 15.11–24 .

1.      ¿Qué hizo que el joven abandonara el hogar?

2.      ¿Qué le pasó después que se fue?

3.      ¿Cómo reaccionó cuando se le acabó el dinero?

4.      ¿Cómo reaccionó su padre cuando su hijo regresó? ¿Qué parte de las palabras Dios no dejó que el joven las dijera?

5.      ¿Por qué el padre reaccionó en la forma que lo hizo? ¿En qué sentido este es un cuadro de Dios?

B.      Lee Romanos 5.6–11 .

1.      ¿Cuándo Jesús murió por los «injustos»? ¿Quién está incluido entre los «injustos»?

2.      ¿Qué contraste usa este pasaje para destacar el amor de Dios? ¿Qué es lo extraordinario en esto?

3.      ¿Qué significa ser «justificado por su sangre»?

4.      ¿Qué significa ser «salvado de la ira de Dios» mediante Cristo?

5.      ¿Cuál es la conexión entre las expresiones ser «reconciliado» y ser «salvado»? ¿Cómo deben distinguirse ambas?

6.      ¿Cuál debería ser nuestra reacción para ser reconciliados con Dios?

C.      Lee 2 Corintios 5.19 .

1.      ¿Cómo reconcilió Dios a los pecadores con Él?

2.      ¿Por qué Dios no toma en cuenta ningún pecado contra los que han sido reconciliados?

3.      ¿Cómo una persona llega a estar reconciliada con Dios? ¿Por qué esto no es automático?



Una decisión para actuar

A.      Compara y establece un contraste entre la historia del hijo pródigo de Lucas 15 y la historia trágica de David y Absalón en 2 Samuel 13 :19.8. ¿En qué aspectos son similares estas historias? ¿En qué aspectos son diferentes? ¿Qué debió haber hecho David para evitar la tragedia que cayó sobre su familia?

B.      Si tú tienes hijos, piensa en algo especial que podrías hacer para demostrarles tu amor incondicional a cada uno de ellos. Quizás escribiéndoles una carta larga; quizás una visita a algún punto fuera de la ciudad; quizás un viaje en el cual los hijos sean el centro de atención. Lo que sea, planéalo y hazlo lo antes posible.

8

«YO TE DARÉ
MI TÚNICA»


Los clavos

A.      «Yo necesitaba un saco, pero todo lo que tenía era una oración. El hombre fue lo suficientemente amable para no echarme de allí pero también demasiado respetuoso de los reglamentos como para rebajar los estándares. Así, el único que me exigía un saco me lo proporcionó, con lo que nos fue posible conseguir una mesa. ¿No es algo similar lo que ocurrió en la cruz?

1.      ¿En qué se parece la historia de Max con lo que ocurrió en la cruz?

2.      ¿En qué se diferencia la historia de Max con lo que ocurrió en la cruz?

B.      «El vestuario puede simbolizar el carácter, y cual su vestuario, el carácter de Jesús era sin costura. Coordinado. Unificado. Él era como su túnica: perfección ininterrumpida».

1.      ¿En qué manera el carácter de Jesús era «sin costura».

2.      ¿Por qué fue tan importante que el carácter de Jesús fuera sin costura?

B.      «Cuando Cristo fue clavado en la cruz, Él se despojó de su túnica de absoluta perfección y se vistió de una túnica diferente, la túnica de la indignidad».

1.      ¿Cómo experimentó Jesús las indignidades siguientes?:

•      la indignidad de la desnudez

•      la indignidad del fracaso

•      la indignidad del pecado

2.      Ponte en la escena de la crucifixión. Como un seguidor de Jesús, cuáles de estas indignidades crees que fue para Jesús la más difícil de llevar? ¿Por qué?

D.      «Mientras estuvo en la cruz, Jesús sintió la indignidad y la desgracia de un criminal. Él no era culpable ni había cometido pecado alguno. Tampoco merecía haber sido sentenciado. Pero tú y nosotros sí éramos culpables y merecíamos el castigo».

1.      ¿En qué sentido somos tú y yo «criminales»?

2.      ¿Por qué es necesario que creas que en realidad eres un «criminal» antes que pongas tu fe en Jesucristo?

E.      «Jesús ofrece una túnica pura y sin costuras y se pone la mía, miserable, llena de orgullo, codicia y egoísmo».

1.      ¿Cómo podemos aceptar la oferta de Jesús de una túnica de pureza sin costura? ¿Lo has hecho ya? Explica.

2.      ¿Qué tenemos que hacer con nuestra «miserable túnica de orgullo, codicia y egoísmo»? ¿Cómo se puede hacer esto?

Una mirada al corazón de Dios

A.      Lee Juan 19.23–24

1.      ¿Qué hicieron los soldados con la ropa de Jesús? ¿Por qué lo hicieron?

2.      ¿Por qué los soldados no rompieron la túnica de Jesús?

3.      ¿En qué manera los soldados, sin saberlo, cumplieron la profecía?

B.      Lee 1 Pedro 2.24–25 ; 3.18 ; Gálatas 3.13 .

1.      Según 1 Pedro 2.24 , ¿qué hizo Jesús con nuestros pecados? ¿Cuál fue el resultado?

2.      ¿Cuál es la importancia de la frase en 1 Pedro 3.18 , «de una vez y para siempre»? ¿Por qué es importante recordarla? ¿Cuál fue el propósito de su muerte?

3.      ¿Cómo, según Gálatas 3.13 , la ley fue una «maldición» para nosotros? ¿Cómo se quitó esta maldición? ¿Cómo fue esto, también, el cumplimiento de una profecía?

C.      Lee Gálatas 3.26–29 y Romanos 13.8–14 .

1.      Según Gálatas 3.26 ¿cómo se puede llegar a ser un hijo de Dios? ¿Cómo una persona puede llegar a vestirse de Cristo? (v. 27 ). ¿Qué significa esto?

2.      Según Gálatas 3.29 ¿cuáles son los beneficios de usar tal vestimenta? ¿Qué significa esto para ti personalmente?

3.      ¿Por qué en Romanos 13.11 Pablo hace una distinción entre «nuestra salvación» y «cuando primero fuimos bautizados»? ¿En qué manera están relacionados? ¿En qué manera son diferentes?

4.      ¿Qué quiere decir Pablo en Romanos 13.14 cuando dice: «Vestíos del Señor Jesucristo»? ¿Se diferencia en su uso con la misma metáfora que encontramos en Gálatas 3.27 ? Explique.



Una decisión para actuar

A.      ¿Qué aspectos del carácter sin costuras de Cristo se te hace más difícil «ponerte»? ¿Qué áreas de la vida te causan más problemas? ¿Cómo puedes «vestirte de Cristo» en estas áreas? Haz un inventario de tu vida e identifica los tres desafíos más grandes que enfrentas en el área de desarrollo de un carácter piadoso. Luego pasa un tiempo hablando de estas cosas al Señor, pidiéndole su ayuda para «poner a Cristo» en estas áreas difíciles.

B.      Visita un refugio para personas desamparadas o un ministerio de beneficencia de una iglesia local. Dona algún tiempo para alimentar a los hambrientos o para limpiar el lugar. Llama antes para saber cómo puedes cooperar con ropa o comida para su uso, y asegúrate que lo que dones esté en buen estado. Usa tu don de dar como una oportunidad para recordarte de la nueva ropa espiritual que usas gracias a Cristo. Y dale gracias.

9

«TE INVITO
A MI PRESENCIA»


Los clavos

A.      «¿Qué comunicaba, mil quinientos años atrás una cortina en el Lugar Santísimo? Sencillo. Dios es santo… separado de nosotros y a quien nadie se le podía acercar».

1.      ¿Qué significa para ti la palabra santo? ¿Cómo se la definirías a alguien que nunca la había oído?

2.      ¿Por qué habrá querido Dios comunicar su santidad a nosotros? ¿Por qué esto es tan vital?

B.      «Jesús no podía dejarnos con un Dios inalcanzable. Sí, Dios es santo. Sí, nosotros somos pecadores. Pero sí, sí, sí, Jesús es nuestro mediador».

1.      ¿Cuál es la función de un mediador? ¿De qué manera Jesús es nuestro mediador con Dios?

2.      ¿Cómo ha hecho Jesús para que Dios esté al alcance? ¿Con cuánta frecuencia te beneficias de este libre acceso a Dios?

C.      «Podemos entrar en la presencia de Dios cualquier día a cualquiera hora. Dios ha quitado la barrera que nos separaba de Él. ¿La barrera del pecado? Abajo. Él ha quitado la cortina».

1.      ¿En qué manera no solo somos capaces de entrar a la presencia de Dios, sino que se nos da la bienvenida? ¿Qué diferencia hace esto?

2.      ¿Cuál es la «cortina» que se ha quitado? ¿Cómo fue quitada?

D.      «Tenemos la tendencia de volver a poner las barreras. Aunque en el templo no hay cortina, hay una cortina en el corazón. Como los tic-tac en el reloj son las faltas del corazón. Y a veces, no, a menudo, dejamos que estas faltas nos alejen de Dios. Nuestra conciencia culpable se transforma en una cortina que nos separa de Dios».

1.      ¿Sufres por esta tendencia a «poner la barrera de nuevo»? Si es así, ¿qué es lo que usualmente te hace poner una barrera?

2.      ¿Cómo puedes evitar sentirte culpable al levantar una cortina que te separe de Dios?

E.      «En alguna parte, en algún momento, de alguna manera te has metido en el tarro de la basura y luego has tratado de evitar a Dios. Has dejado que un velo de culpa se alce entre tú y tu Padre. Te preguntas si alguna otra vez podrás estar de nuevo cerca de Dios. El mensaje de la carne desgarrada es que sí puedes. Dios te espera. Dios no te está evitando. Dios no te resiste. La cortina está caída, la puerta está abierta, y Dios te invita a entrar».

1.      Describe un tiempo en tu vida cuando trataste de evitar a Dios. ¿Cómo te manejaste en medio de la crisis?

2.      ¿Hay diferencia entre imaginarse que la puerta de Dios está cerrada y que la puerta esté realmente cerrada ? Explica.



Una mirada al corazón de Dios

A.      Lee Levítico 10.1–3 ; 16.1–2 .

1.      ¿Por qué murieron los dos hijos de Aarón, según Levítico 10 ?

2.      ¿Qué instrucciones recibió Aarón en Levítico 16 ? ¿Qué le enseñó esto a él (y qué nos enseña a nosotros) sobre acercarse a Dios?

B.      Lee Mateo 27.50–51 .

1.      ¿Qué pasó cuando Jesús clamó la última vez?

2.      ¿Qué es lo importante en la frase «de arriba abajo»?

C.      Lee Efesios 2.13–18 .

1.      Según el versículo 13, ¿cómo fue que fuimos acercados a Dios?

2.      Según los versículos 15–16, ¿cómo fue que Jesús destruyó la barrera?

3.      Según el versículo 18, ¿cómo podemos tener acceso al Padre?

D.      Lee 1 Timoteo 2.5–6 .

1.      ¿Quién es el mediador entre Dios y el hombre? ¿Hay más que un mediador? Explica.

2.      Según el versículo 6, ¿qué hizo Jesús? ¿Qué logró con esto?

E.      Lee Hebreos 10.19–22 ; 4.16 .

1.      Según Hebreos 10.19 , ¿con qué actitud debemos acercarnos a Dios? ¿Cómo es posible esto?

2.      ¿Con qué compara Hebreos 10.20 el cuerpo de Jesús? ¿Por qué hace esta comparación?

3.      Según el versículo 22 , ¿cómo deberíamos reaccionar a la obra de Dios hecha a nuestro favor? ¿Qué vamos a hacer con una «conciencia de culpabilidad»?

4.      Según Hebreos 4.16 , ¿cómo debemos acercarnos a Dios? ¿Por qué tenemos que acercarnos a nuestro Señor en oración?

Una decisión para actuar

A.      Busca un buen libro de oración y proponte leerlo este mes. Anota todo lo que creas útil mientras lees, especialmente aquellas cosas que te hablan directamente al corazón.

B.      Si no estás preparado para llevar un diario de oración, inténtalo durante un mes. Consíguete una libreta pequeña y en una columna escribe la fecha cuando oraste por alguna necesidad específica. Mantén la segunda columna abierta para anotar la fecha y cómo respondió Dios a tu oración.

10

«YO ENTIENDO TU DOLOR»

Nailing It Down

A.      «¿Por qué Jesús vivió en la tierra todo el tiempo que lo hizo? ¿No pudo su vida haber sido más corta? ¿Por qué no venir a este mundo solo a morir por nuestros pecados y luego irse? ¿Por qué no un año o una semana sin pecado? ¿Por qué tuvo que vivir esa vida tantos años?

1.      ¿Por qué crees tú que Jesús vivió en la tierra tanto como lo hizo?

2.      Si Jesús hubiera muerto cuando era un niño y hubiese resucitado tres días después, ¿qué preguntas nuestras habrían quedado sin respuesta? ¿Cómo algo así habría cambiado la naturaleza de nuestra fe?

B.      «Antes de clavarle los clavos le ofrecieron de beber. Marcos dice que el vino estaba mezclado con mirra. Mateo dice que el vino estaba mezclado con hiel. Tanto la mirra como la hiel tienen propiedades sedativas que adormecen los sentidos. Pero Jesús los rechazó. No quiso estar aturdido por las drogas, optando en cambio por sentir el sufrimiento en toda su fuerza».

1.      ¿Por qué crees que Jesús rechazó beber sedativos?

2.      ¿Responderías a Jesús en forma diferente si Él hubiera optado por mitigar el dolor? Explica.

C.      «Jesús ha estado donde tú estás y puede saber cómo te sientes. Y si su vida en la tierra no logra convencerte, lo hará su muerte en la cruz. Él entiende la situación por la que estás pasando».

1.      ¿Te ha parecido alguna vez como que Jesús no te ha entendido ni a ti ni a tus circunstancias? Explica

2.      ¿Cómo cambiarían nuestras actitudes si realmente creyéramos y entendiéramos que Jesús puede entender cómo nos sentimos? ¿Cómo cambiaría esto nuestra vida de oración?

D.      «¿Por qué la garganta del cielo llegó a estar tan afectada? Para que nosotros pudiéramos saber que Él entiende; para que todo el que sufre oiga la invitación: «Confía en mí».

1.      ¿Cómo la garganta quemada de Jesús nos mostró que podemos confiar en Él?

2.      ¿Qué significa confiar en Jesús sobre la base de un día tras otro?

E.      «¿Por qué, en sus momentos finales, Jesús estuvo decidido a cumplir la profecía? Él sabía de nuestras dudas. Y de nuestras preguntas. Y como no quería que nuestras cabezas privaran a nuestros corazones de su amor, usó sus momentos finales para ofrecer la prueba de que Él era el Mesías.

1.      ¿Cómo el cumplimiento de la profecía nos ayuda a confiar en Dios?

2.      ¿En qué manera el cumplimiento de las profecías te ayuda más a confiar en Dios?



Una mirada al corazón de Dios

A.      Lee Marcos 15.22–24 .

1.      ¿Qué ofrecieron los romanos a Jesús justo antes de crucificarlo?

2.      ¿Cómo respondió Jesús? ¿Por qué respondió así?

B.      Lee Juan 19.28–30 .

1.      ¿En qué puntos esta escena difiere de la de Marcos 15 ?

2.      ¿Cómo fue esta escena el cumplimiento de una profecía? ¿Por qué fue importante que finalizara esta obra antes de su muerte?

C.      Lee Hebreos 4.15–16 .

1.      ¿Por qué se dice de Jesús que es nuestro «sumo sacerdote»?

2.      ¿Por qué Jesús es capaz de compadecerse de nuestras debilidades?

3.      ¿Qué área de la vida Jesús no compartió con nosotros? ¿Por qué es esto tan importante?

D.      Lee 2 Corintios 1.3–5 .

1.      ¿Cómo se le llama a Dios en el versículo 3 ?

2.      Según el versículo 4 , ¿por qué Jesús nos consuela?

3.      ¿Cómo se relacionan, según el versículo 5 , nuestros sufrimientos y el consuelo?

Una decisión para actuar

A.      Tómate varias semanas para leer los cuatro Evangelios. Mantén un libro de apuntes para tu Biblia y anota cada situación en la que Jesús demuestra su profundo entendimiento de las debilidades y las tribulaciones humanas.

B.      Observa esta semana formas en que puedas dar a conocer a otros la compasión de Cristo. Deja que tus amigos y compañeros de trabajo vean que tú entiendes y te interesas por sus angustias. Que tu familia sepa que estás tratando de hacer lo mejor para entender sus retos personales. Haz algo fuera de lo común, un paso especial fuera de tu zona de comodidad.

11

«YO TE HE REDIMIDO
Y TE GUARDARÉ»


Los clavos

A.      «Logré reconocimiento y notoriedad por el buen desempeño de alguien más, simplemente por ser yo parte del equipo. ¿No ha hecho Cristo lo mismo contigo? Lo que mi equipo hizo por mí aquel lunes, tu Señor lo hace por ti todos los días de la semana. Gracias a su trabajo puedes cerrar tu ronda diaria con un puntaje perfecto».

1.      Describe una ocasión en que se te haya reconocido por ser parte de un buen equipo.

2.      ¿Qué significa para ti estar en «el equipo del Señor»?

B.      «La santificación posicional llega por la obra de Cristo para nosotros. La santificación progresiva llega por la obra de Cristo en nosotros. Ambas son regalos de Dios».

1.      Describe en tus propias palabras lo que significa para ti «santificación posicional».

2.      Describe en tus propias palabras lo que significa para ti «santificación progresiva».

3.      ¿En qué sentido son ambas un regalo de Dios para ti?

C.      «El matrimonio es tanto algo ya hecho como algo que se va desarrollando diariamente. Algo que hiciste y algo que haces. Lo mismo es verdad en nuestro caminar con Dios. ¿Puedes ser más salvado ahora que como lo fuiste el primer día de tu salvación? No. ¿Pero puede una persona crecer en la salvación? Por supuesto que sí. Es, como el matrimonio, algo hecho y algo que se desarrolla diariamente.

1.      ¿En qué sentido es el matrimonio «algo ya hecho»? ¿En qué sentido es algo que se va «desarrollando diariamente»?

2.      ¿Cómo es tu caminar con Dios como el matrimonio? ¿En qué sentido es diferente?

D.      «Algunos aceptan la sangre pero olvidan el agua. Quieren ser salvos pero no quieren ser cambiados. Otros aceptan el agua pero olvidan la sangre. Están muy ocupados para Cristo pero nunca en paz en Cristo. ¿Cómo es tu situación? ¿Tiendes a inclinarte en uno u otro sentido?

1.      Responde la pregunta de Max. ¿A qué lado tiendes a inclinarte?

2.      ¿Cómo puede alguien que es salvado madurar en la fe al punto que desee ser cambiado?

3.      ¿Cómo puede alguien que está frenéticamente ocupado para Cristo encontrar también la paz en Cristo?

Una mirada en el corazón de Dios

A.      Lee Juan 19.31–37 .

1.      ¿Por qué quebraron las piernas a los dos criminales? ¿Y por qué no hicieron lo mismo con las piernas de Jesús?

2.      ¿Por qué crees que el soldado clavó la lanza en el costado de Jesús? ¿Qué ocurrió cuando lo hizo?

3.      En el versículo 35 , Juan dice que da la información sobre la lanza clavada en el costado de Jesús para que tú «también puedas creer». ¿Cómo puede entenderse esto?

B.      Lee Juan 7.37–39 .

1.      ¿Qué promesa nos da Jesús en este pasaje?

2.      ¿En qué manera es el Espíritu como una corriente de agua viva? ¿Qué debemos hacer nosotros para beneficiarnos de esta agua?

C.      Lee Hebreos 9.11–12 .

1.      ¿Cómo pudo Jesús entrar en el Lugar Santísimo celestial?

2.      ¿Qué clase de redención ganó Jesús por nosotros?

D.      Lee Hebreos 10.10 , 12 , 14 :

1.      Según el versículo 10 , ¿cómo es que nosotros hemos sido hecho santos?

2.      Según el versículo 12 , ¿cuántos sacrificios hizo Jesús? ¿Por cuánto tiempo mantiene su efectividad dicho sacrificio?

3.      ¿Cuáles dos tiempos aparecen en el versículo 14 ? ¿Qué es lo importante en cuanto a esto? ¿Cómo es posible, por un lado, «ser perfecto para siempre» y «estar siendo santificados»?

E.      Lee Filipenses 2.12–13 .

1.      ¿Qué significa «ocuparse de la salvación»?

2.      ¿Por qué tenemos que hacer esto con «temor y temblor»?

3.      ¿Quién está actuando en nosotros? ¿Qué espera conseguir?

Una decisión para actuar

A.      Pide a tu cónyuge o a tu mejor amigo en el Señor que te digan cuándo te ves más fuerte espiritualmente: (1) ¿En tu confianza como hijo de Dios, o (2) en tu trabajo como un siervo del Rey? Pídeles que razonen su respuesta. Después, trae esta evaluación delante del Señor en oración y pídele que te ayude a crecer y madurar en el área donde estás más débil.

B.      Busca una buena concordancia y estudia la palabra santificado (así como santificando ). Anota lo que hayas aprendido. ¿Cuál parte es responsabilidad de Dios y cuál parte es nuestra responsabilidad? ¿Cómo cambia esto la forma en que entiendes tu crecimiento espiritual?

12

«YO TE AMARÉ PARA SIEMPRE»

Los clavos

A.      «¿Cómo Dios puede ser justo y amable al mismo tiempo? ¿Cómo puede ser veraz y misericordioso al mismo tiempo? ¿Cómo puede redimir al pecador sin endosar su pecado? ¿Puede un Dios santo pasar por alto nuestras faltas? ¿Puede un Dios amable castigar nuestras faltas? Desde nuestra perspectiva, hay solo dos soluciones igualmente inapelables. Pero desde su perspectiva, hay una tercera. Esta se llama «la Cruz de Cristo».

1.      Responde las cinco preguntas de Max en el párrafo anterior.

2.      ¿Cómo es la cruz de Cristo la solución para nuestro dilema?

B.      «La cruz es donde Dios perdonó a sus hijos sin rebajar sus estándares. ¿Cómo pudo hacer tal cosa? En una frase: Dios puso nuestros pecados sobre su Hijo y los castigó allí».

1.      ¿Cómo la cruz muestra tanto la santidad de Dios como su amor?

2.      ¿Cómo puso Dios nuestro pecado sobre su Hijo? ¿Qué se requiere para que los méritos de su Hijo sean puestos en nuestra cuenta?

C.      «Seguramente el amor de Dios tiene que tener un fin. ¿No te parece? Pero David el adúltero nunca lo encontró. Pablo el asesino nunca lo encontró. Pedro el mentiroso nunca lo encontró. En sus respectivas experiencias, ellos llegaron a tocar fondo; pero en cuanto al amor de Dios, nunca ocurrió»

1.      Describe una ocasión cuando pensaste que habías llegado al final del amor de Dios por ti. ¿Qué pasó?

2.      ¿Cómo puedes ayudar a otros a entender y aun sentir la ilimitada profundidad del amor de Dios?



Una mirada al corazón de Dios

A.      Lee Juan 3.16–18 .

1.      Según este pasaje, ¿quién puede ganar la vida eterna? ¿En qué manera?

2.      Según el versículo 16 , ¿a qué mandó Dios a su Hijo a la tierra?

3.      Según el versículo 17 , ¿para qué no mandó Dios a su Hijo a la tierra?

4.      Según el versículo 18 , ¿quién no es condenado? Según el mismo versículo, ¿quién sí es condenado? ¿A qué grupo perteneces tú? Explica.

B.      Lee 2 Corintios 5.21 .

1.      ¿Qué hizo Dios con su Hijo?

2.      ¿A favor de quién hizo esto?

3.      ¿Por qué lo hizo?

C.      Lee Romanos 5.8 .

1.      ¿Cómo Dios nos mostró su amor?

2.      ¿Cuándo mostró Dios este amor? ¿Por qué esto es tan grande?

D.      Lee 1 Juan 4.10 .

1.      ¿Dónde comienza el verdadero amor?

2.      ¿Por qué envió Dios a su Hijo? ¿Qué es «un sacrificio de expiación»?

E.      Lee Romanos 11.22 .

1.      ¿Cuáles son los dos «lados» que describe Dios en este versículo?

2.      ¿Qué aplicación práctica hace el apóstol Pablo de esta verdad?

Una decisión para actuar

A.      A veces un versículo famoso llega a sernos tan familiar que por ese hecho pierde algo de su potencia. Juan 3.16 podría perfectamente ser uno de ellos. Para ayudarte a sentir las poderosas ondas de este versículo, léelo en diferentes versiones. Escribe el versículo tal como aparece en cada una de ellas. Luego dedica un tiempo a analizar la forma en que comunican la misma gloriosa verdad. Concluye este tiempo dedicando varios minutos a la oración, agradeciendo a Dios por haber enviado a Cristo a la tierra por ti.

B.      La próxima vez que estés observando un evento deportivo en la televisión y veas por un segundo a alguien sosteniendo un cartel con la cita: « Juan 3.16 » (esta persona asiste a muchos estadios) pregunta a los que estén contigo en el cuarto por qué creen que esta persona insiste en aparecer en los juegos deportivos con este cartel. Trata de comenzar una conversación sobre la motivación detrás del versículo.

1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal