El clamor del inocente



Descargar 100.03 Kb.
Fecha de conversión17.12.2017
Tamaño100.03 Kb.
REESCRITO, 22 de Junio de 2008

Traducción al Español por Armerys Suárez; Julio 17, 2010

EL CLAMOR DEL INOCENTE

el Pueblo vs. Bridget Bishop

un drama en un acto

Derechos Reservados © 1992, 2008 por Mark Wacome Stevick

REPARTO DE PERSONAJES

CORONEL JOHN HATHORNE—51. Magistrado, graduado de Harvard College.

ALICE PICKERING—40. Comadrona / Partera por numerosas décadas.

BRIDGET BISHOP—52. Viuda dos veces; traída a juicio en 1680 por hechizar a su segundo esposo, Thomas Oliver, hasta matarlo; actual esposa de Edward Bishop, ausente en este ante-juicio.

JOHN LOUDER—32. Sirviente de los Gedneys y vecino de Bridget.

JOHN COOK—18. Estudiante de Harvard.

SUSANNA SHELDON—18. Amiga de las muchachas aflijidas.

WILLIAM STACEY—36. Bridget temía que a él "la gente le creería antes que a nadie."

JOHN BLY—57. Granjero y trabajador por contrato.

REBECCA BLY—50. Esposa de John Bly.

RICHARD COMAN—32. Sastre; sin hijos; residente de la ciudad de Salem ( Salem Town ).

ELIZABETH COMAN—30. Segunda esposa de Richard Coman.

ABIGAIL HOBBS—14. Confesó ser una bruja; considerada loca por los vecinos; ex sirvienta de George Burroughs en Casco, Maine.

REV. JOHN HALE—56. Ministro de la iglesia de Beverly, la cual co-fundó con Edward, el esposo de Bridget; testificó a favor de Bridget Bishop en 1680.

SARAH SHATTUCK—40. Quaker; su esposo, Samuel, hizo trabajos de tintura para Bridget. CONSTABLE JOSEPH HERRICK—47. Padre de seis hijos.
NOTAS DE PERFORMANCE

Todos estos roles pueden realizarse con tan sólo seis actores—tres hombres y tres mujeres. Los papeles de Hawthorne y Bishop no deben ser dobles. A lo largo del ante-juicio, Bridget puede improvisar cuando sea apropiado, y el juez puede restablecer el orden cuando sea necesario. A las cinco muchachas afectados, que estuvieron de hecho presentes en el histórico ante juicio, se les han restado importancia en este script con el fin de ofrecer una voz más clara de los acusadores adultos. Los testimonios en el CLAMOR DEL INOCENTE provienen en gran parte de los documentos históricos relacionados con el examen a Bridget Bishop antes del juicio del 19 de Abril, y su juicio del 02 de Junio. Estos documentos se encuentran en el Museo Peabody Essex en Salem, Massachusetts. Fue la intención del autor fomentar la interacción entre el público y los personajes—un formato que exige de los intérpretes el conocimiento de las creencias y estilo de vida de los Puritanos. Actores que necesiten material bibliográfico para ayudar en esta área pueden comunicarse con Mark Wacome Stevick, Gordon College, Wenham, MA 01984. Bridget Bishop fue declarada culpable de brujería el 2 de Junio, y fue la primera persona en Salem en ser ahorcada por este delito el 10 de Junio de 1692.


EL CLAMOR DEL INOCENTE -el Pueblo vs. Bridget Bishop por Mark Wacome Stevick

La escena se inicia en la aldea de Salem, los habitantes de la cual pueden ser escuchados a medida que avanzan en sus rutinas diarias.
1: El invierno ha sido duro.

2: Parece que la nieve no se derretirá.

3: ¿Y cómo encuentras al nuevo Ministro?

4: El Reverendo Parris puede ser devoto, pero lee una Biblia diferente a la mía.


5: Si la ciudad se está convirtiendo en un concurrido puerto marítimo, alguien se está haciendo rico.

6: Bueno, no somos nosotros en la aldea.

7: ¿Quién crees que está cultivando su maíz?

8: ¡Nosotros!


9: Son casi seis millas hasta la ciudad para mí; eso es medio día de viaje.

10: Es demasiado lejos para una reunión.

11: ¿Y ellos quieren que se siga con la guardia regular?

12: Somos nostros los que tenemos los indios a nuestras espaldas.


13: Mi hija tiene viruela. No sé qué vamos a hacer.

14: Clava una herradura de caballo sobre tu puerta. Ha funcionado en nuestra casa hasta ahora.


15: He oído que algunas de las muchachas han estado diciendo fortunas con la esclava del Reverendo Parris.

16: Es un juego inofensivo.

17: Es una pena que alguien no le puso fin a eso

18: Antes de que se sepa

19: Antes de que se supo cuatro o cinco de ellas estaban actuando de manera extraña

20: Ladrando como perros

21: Es un juego inofensivo

22: Llorando heridas

23: Es un juego

24: Es un hecho, Betty Parris perdió su ingenio

25: La hija del Ministro

26: La esclava del Ministro

27: ¿Has oído?

28: El médico fue enviado a llamar

29: Ha sido un invierno duro

30: Un diagnóstico sombrío

31: El no es un hombre de Dios
32: Es brujería

33: Es brujería

34: Es brujería
35: Toda la aldea está ayunando

36: Es brujería

37: Es brujería
38: El Juez Hathorne se envía a llamar

39: Es brujería

40: Es brujería
41: Hay brujas entre nosotros

42: [creciendo en una multitud] es brujería, es brujería , etc


43: Su razón se deterioró

44: Él se quedó sin habla durante tres días

45: Él se caerería y tedría moretones en la cara

46: Es brujería

47: Es brujería
48: Ella me hizo firmar en el libro

49: Ella hizo un contrato con el diablo

50: Ella le rasguñó la cara y la hizo sangrar

51: ¡Ella es una bruja!

52: ¡Ella es una bruja!
53: Mi cerdo estaba poseído

54: Mi hijo gritaba de dolor

55: Mi mujer fue mutilada y murió

56: Por brujería

57: Por brujería
58: Yo no la conocía

59: Yo no la reconocía

60: Fue el mismo corpiño rojo

61: Ella iba vestida con el mismo traje

62: Su semblante da testimonio de que era la misma

63: Era la misma mujer

64: Fue esta mujer que llaman Bridget Bishop

65: Era Bridget Bishop de Salem.


[Un golpe y una nueva intención]

A. Nosotros, los habitantes de la aldea de Salem, desde la llegada de este nuevo año, hemos caído bajo la sinisetra mano de la brujería.
B. Muchas de nuestras muchachas de las casas de los Putnam y Parris han sido horriblemente afectadas en cuerpo y espíritu.
C. Ellas son mordidas y pellizcadas por seres invisibles; sus cuellos y extremidades son torcidos de esta y otra manera, y se quedan sin habla durante días.
D. Nosotros sabemos que el diablo es el culpable de su gran sufrimiento —el diablo trabajando en liga con brujas.
E. 28 de Febrero, la esclava de Samuel Parris, Tituba, y Sarah Good y Sarah Osborne, son acusadas de ser brujas. Ellas son arrestadas al siguiente día.
F. 1 de Marzo, Tituba es examinada en la casa de reuniones, y confiesa ser una bruja. Ella describe como las brujas viajan—”montando estacas, a través del aire."
G. Por qué el diablo debe atacarnos ahora, no sabemos con certeza. Pero han habido tensiones aquí. La viruela, los salvajes, la pérdida de nuestra carta (permiso real / del Rey), y las discrepancias entre la aldea y la ciudad — todo esto ha disturbado nuestra paz, nuestro Salem, y nos ha hecho más propensos a los ataques del diablo.
H. Además, durante los últimos años, nuestro pueblo ha estado usando amuletos y talismanes, lo que algunos llaman "brujería blanca". Esto le da cabida al diablo aquí. Y hay riñas muy graves entre algunas de nuestras familias. Sabemos que el diablo es la causa de nuestros males, pero nosotros mismos hemos hecho un lugar perfecto para él.
I. 19 de Marzo, Rebecca Nurse es acusada de brujería. Ella tiene setenta y un años, y es un modelo de caridad cristiana. A sus acusadores, les dice, "Yo soy inocente, y Dios aclarará mi inocencia."
J. 11 de Abril, Elizabeth Proctor, es examinada con cargos de brujería. Durante el examen, su esposo, John Proctor, es acusado y luego encarcelado.
K. A finales de Abril, cerca de 30 personas se encuentran en prisión en espera de juicio. Y el 18 de Abril, Bridget Bishop es acusada. Su examen se lleva a cabo al día siguiente en la aldea de Salem ( Salem Village ).

[Bullicio; la sala de audiencias se establece]


CONSTABLE HERRICK. [sosteniendo la acusación ] [Oyer! Oyer!] Salem, 19 de Abril de 1692. Al haber una denuncia presentada ante nosotros el día de hoy por John Putnam, Jr., de la aldea de Salem, en su nombre y también en el de sus vecinos, contra Bridget Bishop, la esposa de Edward Bishop de Salem, por alta sospecha de diversos actos de brujería cometidos contra los cuerpos de Ann Putnam, Mercy Lewis, Abigail Williams, Mary Walcot y Elizabeth Hubbard, de la aldea de Salem, en los que gran dolor y daño les han sido hechos, a los cuerpos de dichas personas, que claman justicia. Los aquí presentes son llamados a la casa del teniente Nathaniel Ingersol para su examen en relación a esta queja. Todos de pie para el Coronel John Hawthorne.

[El elenco y el público se ponen de pie]


HATHORNE. Todos vosotros que tienen evidencia en este caso del Pueblo vs Bridget Bishop, traigan su testimonio en este día y serán oídos. [Golpea el mazo] Se pueden sentar.

[El elenco se sienta]


Los magistrados desean agradecer a los miembros de esta asamblea por asistir a este examen previo al juicio de Bridget Bishop.
Es bien sabido que cuando uno emprende un pacto con el diablo, este coloca en el cuerpo de esa persona un pedazo de carne mediante la cual, él en su propia persona o de un familiar, puede succionar la sangre de la bruja. La parte demandada, Bridget Bishop, ha sido examinada por tales protuberancias de carne no naturales, y ahora vamos a oír los hallazgos de los examinadores.


ALICE PICKERING. [camina hacia adelante] Yo, siendo comandada por el coronel John Hawthorne para ver los cuerpos de Bridget Bishop, Rebeca Nurse, Elizabeth Proctor y otros, con diligente búsqueda he descubierto en estas tres mujeres una excrecencia de carne no natural muy parecida a un pezón y no habitual en las mujeres, y que estaba en las tres mujeres cerca del mismo lugar. Alice Pickering, comadrona.

[Ruido en el salón]
HATHORNE. Gracias, señorita Pickering. ¿Podría tener un voluntario para sostener las llaves de las esposas de Bridget Bishop hasta que esta asamblea llegue hoy a una decisión?

[El voluntario es designado ALGUACIL DE LA AUDIENCIA, las llaves de las esposas son dadas a él o ella]

Alguacil, le pedimos ahora que traiga a la parte demandada para su examen. Agárrela por la muñeca, y su tráigala aquí a este mueble. Señorita Pickering, si usted por favor, acompaña al alguacil.

[El ALGUACIL DE LA AUDIENCIA sale con ALICE PICKERING.

Perkins puede ser leído para hacer tiempo]

Vamos a tomar este descubrimiento de marca de bruja una como evidencia física de peso contra la parte demandada, y ahora ella será traída adelante para dar respuesta a las acusaciones en su contra.


[ ALGUACIL DE LA AUDIENCIA conduce a BRIDGET, en cadenas, al mueble]
HATHORNE. [al A.A.] Gracias, Alguacil. Puede sentarse [a B.B.] Buena-esposa Bishop, ¿qué decís? Estais aquí parada acusada de diversos actos de brujería cometidos contra los cuerpos de Mercy Lewis, Ann Putnam, y otros.
BRIDGET. Yo soy inocente. No se nada de eso. Yo no he hecho brujería.
HATHORNE. Estais aquí acusada por cuatro o cinco de ellas de herirlas. ¿Qué decís a eso?
BRIDGET. Nunca las herí en mi vida. Nunca vi a estas personas antes. Soy tan inocente como el niño que no ha nacido.

[Murmullo]


HATHORNE. ¿Está tu abrigo rasgado?
BRIDGET. ¿Mi abrigo?
HATHORNE. Jonathan Walcott, hermano de una de las que os acusa de herirlas, ha dicho que golpeó tu espectro con su espada y rasgó tu abrigo pues lo oyó rasgarse.
BRIDGET. No, mi abrigo no está rasgado.
HATHORNE. [al ALGUACIL o miembro de la audiencia] Buen-hombre, levantaos. Examinad el abrigo de Bridget Bishop por cortadas o rasgaduras.
BRIDGET. Mirad hasta que tus ojos se cansen; no encontrareis nada.

[El abrigo es examinado; cortaduras son encontradas]


HATHORNE. Aquí está tu abrigo cortado en dos partes.

[Bullicio]


ALICE PICKERING. Quizás el diablo ha usado su forma sin el conocimiento de ella.
JOHN COOK. No puede ser. Ella debe haber dado consentimiento al diablo.
HATHORNE. Buena-esposa Bishop, ¿qué contrato has hecho con el diablo?
BRIDGET. Yo no he hecho nigún contrato con el diablo. Nunca lo vi en mi vida. El diablo no puede herirme.
HATHORNE. ¿Qué dices a todo esto de lo que se te acusa? ¿No puedes encontrar en tu corazón decirnos la verdad?
BRIDGET. Yo digo la verdad—Nunca herí a estas personas en mi vida; yo nunca los vi antes.
HATHORNE. ¿Cómo es que estas personas están tan atormentadas y te acusan de hacerlo?
BRIDGET. No he venido aquí para decir que soy una bruja para quitarme la vida.

[Bullicio]


JOHN COOK. Considera no tu vida sino tu alma y la cuenta que tienes que dar.
ALICE PICKERING. Responde sinceramente y no necesitas temer nada.
HATHORNE. ¿Quién es el que lo hizo si no eres tú? Dicen que es tu imagen que viene y los atormenta y los tienta a escribir en el libro. ¿Cuál libro es con el que los tientas?
BRIDGET. No se nada de eso. Yo soy inocente.
HATHORNE. ¿Has escrito tú misma en el libro?
BRIDGET. No. No se nada de eso.
HATHORNE. Si no, entonces dime ¿qué tan lejos has llegado en esto? ¿No tienes nada que ver con espíritus familiares?
BRIDGET. No tengo familiaridad con el diablo.
HATHORNE. ¿Cómo es, entonces, que tu aparición le hace daño a estas aflijidas? ¿Has dado tu consentimiento de que un espíritu maligno debe ir en tu imagen?
BRIDGET. No. Soy inocente de ser una bruja. No conozco a hombre, mujer o niño aquí.

[Bullicio]


ALICE PICKERING. ¿Por qué miente tan innecesariamente?
HATHORNE. ¿No ves cómo están atormentadas? ¿Qué dices a esto?
BRIDGET. No me molesta.
HATHORNE. ¿Por qué no tienes un corazón para confesar la verdad!?
BRIDGET. No se nada de eso.
HATHORNE. ¿No has oído que algunos han confesado? Hoy en día, varias personas que fueron examinadas antes que tú, confesaron que son brujas.
BRIDGET. No se nada de eso. [Bullicio]
ALICE PICKERING. Le dije a ella no hace más de media hora.¿No tenéis miedo del infierno que mentís tan descaradamente?
HATHORNE. Pues mira, estas personas declaran públicamente que te han dicho de las confesiones. Al parecer, Buena-esposa Bishop, te han encontrado en una total mentira.
BRIDGET. Nunca los escuché. [Bullicio]
ALICE PICKERING. Buena-esposa Bishop, no necesitas temor de decir la verdad. Dios no permitirá que el inocente sea condenado.

[Bullicio]


HATHORNE. [Azota el mazo] Todos ustedes tendrán la oportunidad de dar su testimonio a su debido tiempo. Los magistrados ahora convocan a cualquiera y todos los testigos que puedan dar pruebas patentes relacionadas con el caso de Bridget Bishop de Salem. Decíd vuestro nombre, y luego proceded con vuestro testimonio.

LOUDER. John Louder. Yo había tenido algunas controversias con—


HATHORNE. Buen-hombre Louder, pedimos que usted hable lo suficientemente fuerte como para que nuestra parte demandada lo pueda oír claramente.
LOUDER. Está bien. Yo había tenido algunas controversias con Bridget Bishop acerca de sus aves de corral, que solían vagar en mi jardín. Palabras fueron habladas entre nosotros. Poco tiempo después, una noche después de haber ido a la cama, sentí un gran peso sobre mi pecho, de modo que me desperté. Con Dios como mi testigo vi claramente a Bridget Bishop—o sino su espectro— sentada en mi estómago. Ella me agarró por el cuello y comenzó a estrangularme, y me ahogababa casi hasta el amanecer.
Varios días después me encontraba en mi huerto. Bridget Bishop estaba en su huerto, también—que colinda con el mío, y yo le pregunté por su aparición en mi cuarto. Ella lo negó. Insistí en que había llegado y se sentó sobre mí y me estranguló. Discutimos por un rato, por lo cual, ella me amenazó. Poco después no me sentía bien y me quedé en casa sin ir a la reunión. Mientras estaba reposando, una cosa negra horrible saltó a la ventana y se acercó a mi cara.
HATHORNE. ¿Una cosa negra horrible, Buen-hombre? ¿Podrías describir esta cosa?
LOUDER. Se veía como un mono, sólo que con pies de gallo y un rostro como el de un hombre.
BRIDGET. Esa era tu esposa, Buen-hombre.
HATHORNE. Proceded.
LOUDER. Yo estaba demasiado aterrorizado para hablar, entonces, dijo, "Yo soy un mensajero enviado hasta ti, porque yo entiendo que tú tienes la mente confusa, y si vas a ser guiado por mí, tú no querrás nada en este mundo." Eso me pareció liberarme de alguna manera. Grité: "iVoy a matarte!" y traté de golpearlo. Pero cuando oscilé, mi mano pasó justo a través de él.
Decía: "Es mejor que tomes mi consejo." Lo golpeé de nuevo, con mi bastón, pero golpeé nada más que el umbral que rompió el palo. El brazo con el que giré de repente era inútil. La criatura se desvaneció. Yo estaba muy molesto, y corrí hacia afuera y vi a Bridget Bishop caminando a través de su huerto. Traté de llamarla a ella, pero yo no podía hablar, o seguir adelante. Así que volví a entrar. iY la criatura estaba allí otra vez! Estaba en cuclillas, como que iba a arremeter contra mí, así que grité, "iToda la armadura de Dios entre nosotros!" La cosa saltó hacia atrás convulsionando, y voló por la ventana, a lo largo del árbol de manzana, arrojando una ráfaga de viento y polvo con sus pies, lo que me impactó tanto que me entumecí y apenas pude hablar durante varios días.
BRIDGET. Qué pena.
LOUDER. Y un buen número de manzanas fue sacudido del árbol ese día también.
HATHORNE. Gracias, Buen-hombre Louder. ¿Desea la parte demandada responder a las declaraciones del Buen-hombre Louder.?
BRIDGET. Ni siquiera conozco a este hombre.
HATHORNE. ¿Su huertos están juntos, y sin embargo insistes en que no lo conoces?

[Bullicio]


PICKERING. iElla está mintiendo! Ellos han estado peleando durante años. Aquel que dice mentiras no continuará en mi presencia. Así lo dice el Señor.
HATHORNE. Gracias, señorita, está bien hablado. Una vez más, Buena-esposa Bishop, sus vecinos contradicen sus afirmaciones. Usted parece estar tomada, una vez más, en una completa mentira. Ahora llamamos a Susanna Sheldon y todos los demás testigos en su turno como el tiempo lo permita. Pasa adelante, hija. Di tu nombre.
SUSANNA SHELDON. Susanna Sheldon.
HATHORNE. Proceded.
SUSANNA SHELDON. Era un Jueves. Me fui a la cama temprano, sintiéndose oprimida por el clima. En la noche, fui despertada por una presencia en mi habitación. Allí estaban la Buena-esposa Bishop, la Sra. English y el Buen-hombre Cory de pie junto a mi cama, y un hombre de negro con un sombrero de copa alta. Ellos tenían libros en sus manos, y la Buena-esposa Bishop quería obligarme a tocar su libro. Yo no sabía quién era ella entonces, pero esta es ella. Traté de alejarme, pero no podía moverme. Entonces, antes de que pudiera hablar, una horrible serpiente negra vino retorciéndose por encima de su hombro y se lanzó directo a su pecho.
Luego, la Buena-esposa Bishop se había arrodillado frente al hombre alto de negro y comenzó a murmurar una oración terrible. Mientras ella hacía esto, el hombre de negro me miró y me dijo que la Buena-esposa Bishop había sido bruja por veinte años y medio. Y de repente, todos estaban mordiendo, en mi cara y las manos y las piernas, y yo pensaba que iba a morir del susto. Pero entonces se habían ido.
HATHORNE. Ninguno te hará daño aquí. ¿Tienes algún testimonio más?
SUSANNA SHELDON. Sí. Noches más tarde, regresaron. Fue igual que la visita anterior, todos ellos se arrodillaron a orar al hombre de negro, excepto la Buena-esposa Bishop, que se acercó a mi cama y dijo: "He matado a cuatro mujeres ya."
BRIDGET. iMatado cuatro!
SUSANNA SHELDON. Y dos de ellas eran las esposas de Foster, y la esposa de John Trask, Christina, también.
HATHORNE. Sí, ¿y?
SUSANNA SHELDON. Y ella no nombró a los otros.

[Bullicio; Hathorne restaura el orden]


JOHN COOK. Hace como cinco o seis años—
HATHORNE. Buen-hombre, por favor diga su nombre.
JOHN COOK. John Cook, Harvard College. Una mañana al amanecer, como yo estaba en la cama antes de levantarme, vi a la Buena-mujer Bishop de pie en la recámara por la ventana. Y ella me miraba y me sonreía, y presentemente me golpeó a los lados de la cabeza, lo que me hizo mucho daño. Y entonces la vi pasar por debajo de la última ventana, afuera de una grieta tan grande que pude meter mi mano adentro.
La vi otra vez el mismo día, que era el día del Sábado ( Sabbath ), a eso del mediodía, caminar por la habitación. Y teniendo esa vez una manzana en la mano, salió volando de mi mano hasta el regazo de mi madre, que estaba sentada a seis u ocho pies de distancia de mí. Y entonces la Buena-mujer Bishop desapareció. Y aunque mi madre y varios otros estaban en la misma habitación, sin embargo, afirmaron que no la vieron.
BRIDGET. iAnda a hervir tu cabeza!
HATHORNE. Buena-esposa Bishop, ¿qué dices a estas cosas, estos horribles actos de brujería?
BRIDGET. Soy inocente de ser bruja. No conozco a estas personas; nunca estuve en esta aldea antes.
HATHORNE. [a la Asamblea] Será la decisión de esta asamblea no si Bridget Bishop es inocente o culpable, pero si ella será detenida para un juicio formal con este cargo. En consecuencia, me gustaría extender una oportunidad para que vosotros pregunten a quienes han testificado hasta ahora— [se levantan cuando son nombrados] Alice Pickering, comadrona, John Louder, Susana Sheldon, y John Cook. Si necesitan detalles adicionales o aclaraciones sobre algún punto, se pueden dirigir a los testigos ahora. ¿Quién tiene la primera pregunta de la asamblea?
[las preguntas son hechas; testimonios adicionales son oídos; luego—]
HATHORNE. Gracias por sus preguntas. Hasta este punto, los testimonios han tocado sobre todo la aparición espectral de Bridget Bishop. La mayoría de nosotros nunca hemos visto a uno de estos perros infernales, pero se nos ha recomendado aceptar el testimonio espectral en estos procedimientos.

[a Bridget]

Buena-mujer Bishop, tu espectro ha sido visto por ocho personas aquí, debes haber dado tu consentimiento para que el diablo tome tu forma.
BRIDGET. Yo no di consentimiento, nunca vi al diablo. No se lo que una bruja es.
HATHORNE. ¿Cómo sabes, entonces, que no eres una bruja?
BRIDGET. No se lo que dices
HATHORNE. ¿Cómo sabes que no eres una bruja, y, sin embargo no saber lo que es una bruja?
BRIDGET. Yo estoy clara. Si yo fuese una de esas personas, tú deberías saberlo.
HATHORNE. Puedes amenazr, pero no puedes hacer más de lo que se te está permitido.
BRIDGET. Soy inocente.
HATHORNE. Inocente—y sin embargo tu espectro es visto por muchos, más que suficiente me parece para detenerte para juicio. El apóstol Pablo escribe que nuestra lucha no es contra carne ni sangre, sino contra principalidades y potestades, y los gobernantes de las tinieblas en las altas esferas. Sin embargo, ahora invitaríamos a cualquier persona con una cuenta que NO es espectral en naturaleza, o una que pueda ser corroborada por otra persona.

[STACEY se aproxima]

¿Teneis tales?
WILLIAM STACEY. Sí.
HATHORNE. Decid tu nombre y proceded.
WILLIAM STACEY. William Stacey. Hace varios años, fui cautivo de la viruela, y Bridget Bishop me hizo una visita, y profesó su amor por mí, más de lo que era ordinario, pensé. Después de que me recuperé Bridget Bishop me contrató para hacer un trabajo para ella en la casa—por lo cual ella me pagó. Tres peniques. Ahora bien, mientras caminaba a casa, yo no había ido más de tres o cuatro barras de distancia antes de descubrir que el dinero, que yo había puesto en mi bolsillo, había desaparecido.
No mucho después que yo hice ese trabajo para ella encontré a Bridget Bishop en la calle, yendo a nuestro molino. Ella me preguntó si yo pensaba que mi padre molería su grano para ella. Le dije: "¿Por qué me lo preguntas?"
Y ella respondió: porque la gente de por aquí la contaban por bruja. Le dije que no tenía duda de eso, pero que mi padre definitivamente molería su grano para ella, y así nos separamos. Ahora bien, yo no había ido unas cinco o seis barras de distancia, cuando de repente la rueda de mi carro se hundió en un agujero en un terreno llano. Estaba hundida allí tan profundo que Thomas Putnam tuvo que ayudarme a levantar para sacarla. Luego, cuando me detuve a buscarlo en mi camino a casa, el agujero había desaparecido completamente.

[LOS BLYS se acercan]


JOHN BLY. Tenemos testimonio.
HATHORNE. Decid vuestro nombre por favor.
JOHN BLY. John Bly, Salem; mi esposa Rebecca. Esa mujer ahí nos había empleado a mi hijo y a mí para derribar las paredes de la bodega de su casa y Thomas Oliver, donde solían vivir, allá en el pueblo. Pusimos manos a la obra en el trabajo, derribando las piedras y tal, cuando mi hijo William encontró un pequeño nicho que se había hecho—
REBECCA BLY. Alguien justo había puesto afuera una de las piedras grandes y colocó una raspadura sobre el hoyo—
JOHN BLY. Y ahí, usted ve, él encontró estos muñecos de trapo—
REBECCA BLY. Cuatro o cinco de ellos, hecho de harapos, con una cuerda atada alrededor del cuello—
JOHN BLY. Encontramos varios hoyos con estas cosas dentro de ellos. Yo no habría sabido lo que eran, excepto que recordé cómo el Buen-hombre Oliver se enfermó—
REBECCA BLY. El interior de la cabeza estaba relleno con viejas cerdas de puerco, realmente grasosas, y fueron pegados con alfileres, de modo que las cabezas señalaran así... Pícalo.
JOHN BLY. Pensamos que alguien debería saber ....
HATHORNE. Gracias.
REBECCA BLY. Debemos decirles sobre el cerdo.
JOHN BLY. ¿Puedo ser llamado nuevamente?
HATHORNE. Sí, Buen-hombre.
JOHN BLY. También he debido mencionar cómo compré una cerda de Edward Bishop, marido de esta Bridget aquí.
BRIDGET. Oh, no vas a traer esa cerda ...
JOHN BLY. Ahora él justo me dijo que le diera el dinero por la cerda a Jeremiah Neale de Salem—él debía haber estado en deuda con él.
REBECCA BLY. Él le pagó al Sr. Neale el dinero.
[REBECCA y BRIDGET intercambian improvisaciones durante este testimonio]
JOHN BLY. Le pagué el dinero. Gracias, Rebecca. Ahora, no sé sobre qué hablaron o no, pero esta Bridget Bishop no estaba satisfecha con aquel acuerdo de pago. Ella viene a nuestra casa—
REBECCA BLY. Ella levantó una queja sobre el dinero, diciendo que la estábamos engañando, y peleando hasta que pudieran oírla por todo el camino—
JOHN BLY. La oí en la cuadra y entro, pero ella estaba dejando todo en confusión, y murmurando, también.
REBECCA BLY. Me sacudió su puño.
JOHN BLY. Por eso recordé a Bridget Bishop cuando la cerda parió, usted ve, porque la cerda fue tomada con extraños ataques, saltando y golpeando su cabeza contra la valla allí, con dolor de barriga—
REBECCA BLY. Ella no comía tampoco—
JOHN BLY. No, ni una cosa. Finalmete la cerda sale y va corriendo loca hacia la casa de esta Bishop, por llo que juzgábamos entonces, y todavía juzgamos, que ella la hechizó.
REBECCA BLY. Ella la hechizó.
JOHN BLY. A la cerda.
BRIDGET. ¿Cuál fue la cerda?
[BLYS & BRIDGET continuan discutiendo; HATHORNE restaura el orden]
HATHORNE. Gracias, Blys. [*las líneas ff. Son para ser dichas solamente si hay un retraso en el cambio de vestuario] A medida que la asamblea tenga en cuenta estos testimonios, tenga en cuenta lo que ampliamente se cree aquí, un principio del divino Perkins 'Discurso sobre el Maldito Arte de la Brujería, 1608 -- [recupera documentos para leer, pudiese designar a miembros del público para leerlo] - que "si después de maldecir o embrujar sigue la muerte, o al menos algún daño, esto es materia suficiente para un examen bajo la acusación de brujería. Del mismo modo, si después de pelearse o amenazarse, un daño sigue, esto también es motivo de sospechas de brujería. "Ahora bien, ¿alguien tiene un testimonio que puede ser corroborado por otro testigo?


[ELIZABETH y RICHARD COMAN avanzan]
RICHARD COMAN. Richard Coman. En algún momento alrededor de hace ocho años, estaba en la cama con mi esposa, Elizabeth, en Salem. Había una luz encendida en nuestra habitación, y yo estaba despierto, cuando la Buena-esposa Oliver entró en la habitación.
HATHORNE. ¿La Buena-esposa Bishop?
ELIZABETH COMAN. La Buena-esposa Bishop, en ese momento ella todavía era Buena-esposa Oliver.
RICHARD COMAN. Eso es correcto. Dos mujeres estaban con ella que eran extrañas para mí, pero a la Buena-esposa Oliver yo conocía— Buena-esposa Bishop. Ella estaba en su corpiño rojo.
ELIZABETH COMAN. Ella lleva un corpiño rojo, ella usualmente lo llevaba entonces, también.
RICHARD COMAN. Ella se acercó y estaba sobre mí y me oprimía para que yo no pudiese hablar ni moverme, entonces me tomó por la garganta.
ELIZABETH COMAN. iElla casi lo sacó de la cama! Así que le dije que era nuestro deber contarle a alguien sobre esto.
RICHARD COMAN. Hablé con mi pariente, William Coman, y se ofreció a acampar conmigo y ver si vendrían de nuevo. Me aconsejó que durmiera con mi espada transversalmente a mi cuerpo, así. Esto hice. Así, rápidamente después que nos fuimos a la cama esa noche, William y yo estábamos bien despiertos y conversando—
ELIZABETH COMAN. Sarah Phillips se quedó conmigo, tenía miedo dedormir sola—
RICHARD COMAN. —Entró la Buena-esposa Bishop y los demás, y grité: "¡William, aquí vienen otra vez!", Y él se quedó sin habla y no podía moverse, y ellos se agarraron a mi espada y lucharon para quitármela, pero me sujeté de ella rápido y llamé a mi esposa—
ELIZABETH COMAN. Yo lo oí, pero no me podía mover o responderle. Entonces Sarah Phillips exclamó: "En el nombre de Dios, Buen-hombre Coman, ¿qué es lo que pasa contigo?"
RICHARD COMAN. Y todos ellos se desvanecieron.
HATHORNE. Gracias por su testimonio, Comans. Buena-esposa Bishop, ¿qué dices a estas acusaciones?

BRIDGET. Digo que no soy bruja.


HATHORNE. Una vez más me permito recordar a la asamblea que su deber hoy no es determinar si o no Bridget Bishop es una bruja, pero si ella debería ser juzgada o puesta en libertad. [* Incluir las líneas ff sólo si el retraso es necesario:

He leído esto de la juiciosa “Una Guía para los Hombres del Gran Jurado” de Bernard, 1627: "Una bruja en liga con el diablo es condenada por estas evidencias, —artículo cinco. Por uno o más compañeras brujas confesando sus propias brujerías y teniendo testigos en contra de los otros, si ellos pueden hacer buena la verdad de sus testigos y presentar pruebas suficientes de ello. "]


[entra el Reverendo HALE.]
HATHORNE. Veo que el Reverendo Hale de la Iglesia de Beverly ha llegado. Bienvenido Reverendo Hale.
HALE. Gracias, Sr. Hathorne.
HATHORNE. ¿Usted desea traer testimonio en este caso?
HALE. No, yo estaba ministrando a las que se han confesado brujas—Sarah Churchill y Abigail Hobbs, y Mary Warren, que quedó sin habla durante su confesión. Me siento particularmente agraviado al escuchar que la Buena-esposa Bishop fue acusada, pues testifiqué a su favor en un caso similar hace algunos años. Ya que me habeis llamado, Sr. Hathorne, ¿podríais dejar dirigirme a la asamblea?
HATHORNE. Teneis permiso.
HALE. Gracias. Saludos buena gente. Dos días previos fue declarado un día oficial de oración y ayuno. Les pido ser firmes en sus oraciones —por la Buena-esposa Bishop, y para nuestra comunidad entera. Estamos orando por ti, Buena-esposa. Si tienes el deber de confesar, oro para que hagas eso, y para que te reconcilies con tu Señor y creador.
BRIDGET. No tengo nada que confesar.
HATHORNE. Buena-esposa, ¿por qué le das la espalda a este hombre de Dios?
BRIDGET. Él me ha dado la espalda a mí.
HATHORNE. ¿Qué quieres decir?

BRIDGET. Es un renegado y un traidor.


REVEREND HALE. En 1680 la Buena-esposa Bishop entonces Oliver—
BRIDGET. ¡Fui absuelta de ese cargo!
HATHORNE. Gracias al testimonio del Reverendo Hale. Hace doce años él habló en tu favor, y sin embargo no habla así hoy.
BRIDGET. Voy a ser absuelta hoy como entonces lo fui.
HATHORNE. Oro para que seas absuelta, si fueses inocente.

[HATHORNE instruye al ALGUACIL DE LA AUDIENCIA (con la asistencia de HALE) para traer a ABIGAIL HOBBS, en cadenas; Bernard pudiese ser leído.]



Buena gente, ahora vamos a escuchar de Abigail Hobbs, quien hoy confesó que estuvo en liga con el diablo durante seis años, y de ser verdugo en su aparición. Abigail Hobbs, ¿darás tu confesión ante la Buena-esposa Bishop?
HOBBS. Voy a decir la verdad. He visto imágenes y he estado asustada. He sido muy mala. Espero ser mejor, si Dios me ayuda .
HATHORNE. Reverendo Hale, ¿le guiará su confesión?
HALE. Como vos querais. Buena-hija Hobbs, dinos: ¿qué imágenes has visto?
HOBBS. He visto al diablo.
HALE. ¿Qué aspecto tenía?
HOBBS. Como un hombre moreno.
HALE. ¿Qué te dijo?
HOBBS. Dijo que me daría ropa fina si lo hacía lo que él quería.
HALE. ¿Qué habrías de hacer?
HOBBS. Pues, yo habría ser una bruja.
HALE. ¿E hiciste un pacto con él?
HOBBS. Sí, lo hice, pero espero que Dios me perdone.
HALE. ¿No eres obligada a lastimar a la gente?
HOBBS. Sí.
HALE. ¿A quién eres tú obligada a lastimar?
HOBBS. A Mercy Lewis y Ann Putnam.
HALE. ¿Qué les hacías cuando las lastimabas?
HOBBS. Yo las pellizcaba.
HALE. ¿Cómo las pellizcabas? ¿Vas en tu propia persona a ellos?
HOBBS. No.
HALE. ¿Va el diablo por ti?
HOBBS. Sí.
HALE. ¿Y qué lleva él—tu espíritu consigo?
HOBBS. No. Yo voy como otras veces, pero el diablo tiene mi consentimiento y va y las lastima. Yo misma nunca asistí a ninguna de las grandes reuniones de brujas en la aldea.
HALE. Que el Señor os dé arrepentimiento.
HATHORNE. Abigail Hobbs, ¿qué has hecho en tu apariencia o espectro desde la última vez que hablamos?
HOBBS. Nada en absoluto.
HATHORNE. ¿No has sido tentada?
HOBBS. Sí señor, pero no lo he hecho, ni lo haré.
HATHORNE. Dinos la verdad: ¿quién te tentó esta vez?
HOBBS. Fue la Buena-esposa Bishop: ella me tendría para poner mi mano en el libro, pero yo no lo haría. Tampoco di mi consentimiento para lastimar a los niños de nuevo.
HATHORNE. Buena gente, ante ustedes se sitúan un Ministro del Evangelio y una bruja confesa. Entre ellos está Bridget Bishop, cuya lealtad espiritual descansa sobre uno o el otro. Buena-hija Hobbs, puede sentarse. Buena-esposa Bishop, ¿qué dices a las acusaciones de Abigail Hobbs?
BRIDGET. Nada. Soy inocente. Esa muchacha está loca, y yo todavía no sé lo que es una bruja.
HATHORNE. ¿Qué piensas entonces de estas muchachas, Buena-esposa Bishop están o no están embrujadas?
BRIDGET. No puedo decir qué pensar acerca de ellas. Pero nunca les hice daño, yo nunca le he hecho daño a nadie, estas acusaciones son falsas.
HATHORNE. Muy bien. Tal vez te daremos la oportunidad de redimirte. Reverendo Hale, sería tan amable de instruir a la asamblea sobre la prueba de la Oración del Señor (Padrenuestro) —
[SARAH SHATTUCK camina hacia adelante]
SARAH SHATTUCK. ¿Puedo hablar?
HATHORNE. ¿Eres una Quaker?
SARAH SHATTUCK. Lo soy.
HATHORNE. ¿Lo que dirías tiene que ver con este examen?
SARAH SHATTUCK. Sí tiene.
HATHORNE. Escucharemos a este testigo final. Decid tu nombre y proceded.
SARAH SHATTUCK. Sarah Shattuck. Nuestro hijo mayor, que prometía mucho en comprensión, tanto en su rostro y en acciones, fue tomado en una condición muy grave, y como la Buena-esposa Bishop venía con más frecuencia a la casa él se puso peor y peor.
Algunos meses después del principio de esta enfermedad, llegó un extraño a mi casa y se condolió de este niño, y dijo, entre otras palabras, "Este niño está embrujado". Él dijo: "Tú tienes una vecina que es una bruja." Le dije que no teníamos vecinos, pero que éramos gente honesta. Él respondió: " Tú tienes una vecina que ha tenido una desavenencia contigo, y que piensa que eres una mujer orgullosa. Ella bajaría tu orgullo con este niño."
Le dije que había cierta mujer a medida que él hablaba. Me preguntó dónde vivía, pues iría a verla. Sin más se fue, y envié a mi niño. Después de un corto período de tiempo, ambos regresaron, y la cara del muchacho estaba sangrando. Me dijeron que la Buena-esposa Bishop había llegado a la puerta y le ordenó salir, y tomó una pala y lo hizo salir. Ella lo siguió y cuando llegó sin el porche, vio a mi hijo y corrió hacia él y se rasguñó la cara y la hizo sangrar, diciéndole: "¡Tú canalla! ¿Qué, traes a este individuo aquí para plagarme?"
Y desde entoces, mi Samuel ha tenido graves convulsiones como si nunca se fuese a recuperar. Su cabeza y sus ojos se mueven hacia un lado como si nunca hubieran estado correctamente. Él yace como si estuviera muerto, y cae en cualquier lugar, ya sea en el fuego o el agua, si no es constantemente vigilado, por lo que no puedo más que juzgar que él está embrujado, tal como ha sido la sentencia de los médicos que él se encuentra bajo la mano maligna de la brujería. Y por estas circunstancias creo que Bridget Bishop es la causa de ello.
BRIDGET. Sarah Shattuck, tu hijo estaba distraído mucho antes de que yo lo rasguñara.
AUDITORS. [murmullo]
HATHORNE. Suficiente Por favor, tomen asiento. Sarah Shattuck, todos estamos aflijidos por tu hijo, pero no debemos permitir que este procedimiento degenere en un bullicio.
HATHORNE. Buena-esposa Bishop, permítame enfatizar que vos sois traída ante la autoridad y esta asamblea no para agitar, sino para dar cuenta de las brujerías en las que sois experta.
BRIDGET. Tomo a todas estas personas para atestiguar que estoy clara.
HATHORNE. ¿Qué dices de los asesinatos de los que has sido acusada ante nosotros?
BRIDGET. ¡Espero no ser culpable de asesinato! Soy inocente.
HATHORNE. Dicen que embrujaste a tu primer marido hasta matarle.
BRIDGET. Si place a vuestra merced, él era mi segundo marido, y no sé nada de eso. Yo no sé si hay brujas o no.
HATHORNE. Así que has mantenido, y sin embargo sabes que no eres una.

[* Si el tiempo es suficiente, las líneas / acciones FF pueden incluirse] Antes de que prosigamos, vamos a quitar a la acusada y buscar otra vez por excrecencias no naturales de carne sobre su cuerpo— descubrimiento que iría lejos en sustanciación de los cargos en contra de ella.


[BRIDGET es removida, escoltada por ALICE PICKERING]
Por favor, tened en cuenta, señoras y señores, que este procedimiento es un examen solamente, y no un juicio formal. Nuestro deber hoy, el vuestro y el mío, es de considerar detenidamente los testimonios anteriores para determinar si hay o no pruebas suficientes solamente para detener a Bridget Bishop hasta el juicio. Dentro de poco voy a contar esta asamblea con ese fin. En primer lugar, ¿hay alguna pregunta para los que han testificado —para William Stacey, los Blys o los Comans, para el Reverendo Hale o Abigail Hobbs, o para Sarah Shattuck?
Antes de tomar en cuenta su recomendación, vamos a traer a Bridget Bishop de vuelta, y escuchar los resultados de la segunda búsqueda de las marcas del diablo en su cuerpo.
ALICE PICKERING. Tras una segunda búsqueda, a unas tres o cuatro horas de distancia de la primera, encontramos a la susodicha Bridget Bishop en un estado transparente y libre de cualquier excrecencia innatural de la carne como fue antes visto por nosotros. Alice Pickering, comadrona.
HATHORNE. ¿De cualquiera formalmente vistos por vos?
ALICE PICKERING. Sí, coronel .

HATHORNE. Buena-esposa Bishop, ¿qué decís vos a esta desaparición de un trozo de carne de tu cuerpo?


BRIDGET. Tal vez es un acto de Dios.
HATHORNE. Tal vez un acto del diablo. En cualquier caso, es muy poco natural. Debo decir que me siento inclinado a detener a Bridget Bishop para un juicio formal. Sin embargo, la decisión de confirmar o aclarar a Bridget Bishop no descansa en mis manos, sino en las vuestras. Si hay alguien aquí que desea dirigirse a la demandada, Bridget Bishop, o a Alice Pickering, partera, por favor hágalo ahora.
[Preguntas finales son hechas; testimonios adicionales se pueden escuchar, luego]
Si no hay más preguntas, pedimos al Reverendo Hale si podría explicar a esta Asamblea las creencias concernientes a una bruja recitando la oración del Señor (Padrenuestro).
HALE. Hemos sido aconsejado por Cotton Mather y el clero de Boston que podríamos hacer la prueba de la Oración del Señor a los acusados. Se cree que una bruja no puede ser capaz de recitar la oración del Señor (Padrenuestro) sin una privación o amputación del texto, ya que , el Señor no sufrirá el hecho de que una bruja blasfeme de esta manera.
HATHORNE. Si es la opinión de la asamblea de que tal prueba—
BRIDGET. Yo puedo decir la oración.
HATHORNE. ¿Harás eso?
BRIDGET. Muy bien. Padre Nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas así como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden... Y no nos dejes caer en tentación... Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria para siempre. Amén.
HATHORNE. Reverend Hale, delego esto a usted.
HALE. Estoy seguro de que la asamblea está consciente de que la demandada ha omitido la frase: "Más líbranos del mal."
BRIDGET. ¡Yo la dije!
HATHORNE. No la dijiste, Buena-esposa Bishop.
BRIDGET. ¡Estas niñas están trabajando para confundirme!
HATHORNE. Ellas mismas están confundidas, Buena-esposa.

Ahora debemos contar a la asamblea para determinar si procede o no detener a Bridget Bishop para juicio. Por favor, tened en cuenta que un voto para llevarla a juicio no es un voto para condenarla de brujería. Basándose sólo en los testimonios que hemos escuchado en esta sala el día de hoy, aquellos que sienten que Bridget Bishop debe ser detenida para un juicio formal con este cargo, evidéncienlo alzando la mano.


[el conteo es hecho]
Gracias. Una vez más, basándose únicamente en los testimonios presentados hoy aquí, aquellos que sienten que no hay pruebas suficientes para justificar que Bridget Bishop sea formalmente procesada con el cargo de brujería, evidéncienlo alzando la mano.
[el conteo es hecho]
Gracias. [al ALGUACIL DE LA AUDIENCIA]
[si es detenida para juicio]

Escuchad ahora nuestra recomendación. Los magistrados y ciudadanos de nuestro soberano Señor y Señora, el Rey y la Reina, el día 19 de Abril de 1692, por el voto de [ X a Y] consideran que hay suficientes pruebas para demostrar que Bridget Bishop puede haber practicado la brujería en los cuerpos de Mercy Lewis y otros. Ella será detenida en la cárcel de Salem hasta su juicio.


[HATHORNE instruye al ALGUACIL DE LA AUDIENCIA y HALE llevarse a BRIDGET]
BRIDGET. ¡Dios les dará a beber sangre!
[si no es detenida para juicio]
HATHORNE. .. Consideran que no hay pruebas suficientes para detener a Bridget Bishop para un juicio bajo la acusación de brujería. Eres libre de irte.
[HATHORNE instruye al ALGUACIL DE LA AUDIENCIA para quitarle las esposas a la demandada ; BRIDGET sale a través de la audiencia]
Se prevenida, Bridget Bishop, que si pruebas adicionales o testimonio deben salir a la luz concernientes a estos cargos en tu contra, no te sorprendas si eres convocada de nuevo para responder ante nosotros y esta asamblea.
[después que Bridget se ha ido]
Lo que será de estos problemas, sólo Dios sabe. Me temo que el tiempo no borrará ese reproche y esas manchas que estas cosas dejarán atrás en nuestra tierra.
[mazo]
FINIS



La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal