El complemento agente Oraciones interrogativas



Descargar 308.83 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño308.83 Kb.
  1   2   3   4


ÍNDICE
Los casos

El complemento agente

Oraciones interrogativas

Perifrástica activa y pasiva

Principales partículas latinas: ut(i), ne, cum, ubi, quod, dum, quo

Sintaxis del participio

Sintaxis del infinitivo

Gerundios y gerundivos

El supino

La oración compuesta

Completivas introducidas por conjunciones

Completivas sin conjunciones y verbo en subjuntivo

Completivas de infinitivo (vide infinitivos dependientes)

Completivas interrogativas indirectas

Oraciones subordinadas adverbiales o circunstanciales

La expresión de la finalidad



LOS CASOS

Nominativo

Vocativo

Acusativo

a) Con la función de CD

- Objeto externo

- Objeto interno

b) Con la función de complemento circunstancial

- Acusativo de dirección

- Acusativo de extensión

- Acusativo de relación

- Acusativo adverbial

c) Otros acusativos

- Exclamativo

- Doble acusativo


Genitivo

a) Genitivo que modifica a nombres

- Genitivo posesivo

- Genitivo de cualidad

- Genitivo explicativo

- Genitivo partitivo

- Genitivo subjetivo y objetivo

b) Genitivos que modifican a adjetivos-participios

c) Genitivos que dependen de verbos

Dativo

Dativo de interés

Dativo posesivo

Dativo simpatético

Dativo ético

Dativo de relación

Dativo de finalidad

Doble dativo

Dativo agente

Dativo de dirección

Ablativo

a) Ablativo propiamente dicho

- Ablativo de punto de partida

- Ablativo de separación

- Ablativo de origen

- Ablativo de materia

- Ablativo agente

- Ablativo de comparación

b) Ablativo locativo

c) Ablativo instrumental

- Ablativo de medio o instrumental

- Ablativo de compañía

- Ablativo de modo

- Ablativo de cualidad

- Ablativo de precio

- Ablativo de lugar por donde

- Ablativo durativo

- Ablativo de causa

- Ablativo de relación

- Ablativo de diferencia

- Ablativo con ciertos verbos

(índice)


LOS CASOS

1. Nominativo:
Es el caso del sujeto y de todo lo referido al él (atributo, predicativo1 del sujeto, aposición del sujeto). Ejemplos:

Milites pugnant, ‘los soldados luchan’

Puer ludit, ‘el niño juega’
El sujeto concuerda siempre con el verbo en número y persona; por tanto si alguna vez tenemos duda de si una palabra es o no sujeto, basta con cambiarla de número: si al hacerlo cambia también de número el verbo, esa palabra será el sujeto, mientras que si no cambia de número el verbo, esa palabra no será el sujeto. Por ejemplo:

Me gusta el deporte: para saber la función de “deporte” lo cambio de número “los deportes”; el verbo entonces cambia a plural (me gustan los deportes), con lo que “el deporte” es el sujeto.


El atributo va siempre con el verbo sum, y concuerda con el sujeto en:

- Género, número y caso, si el atributo es un adjetivo (pueri alti sunt, ‘los niños son altos: alti, adjetivo en nominativo plural masculino concuerda con pueri, también nominativo plural masculino).

- Caso, si el atributo es un sustantivo (pueri spes sunt, ‘los niños son la esperanza’: spes, un sustantivo con la función de atributo, es un nominativo singular femenino, mientras que pueri, el sujeto, es un nominativo plural masculino; por tanto en lo único en lo que coinciden es en el caso).
Suelen llevar predicativo del sujeto los verbos que significan “existir”, “nacer”, “permanecer”, “resultar”, “parecer”, “venir”, etc., y las formas pasivas de verbos como “nombrar”, “elegir”, “considerar”, etc. Por ejemplo:

Nemo nascitur sapiens, ‘nadie nace sabio

Puer tristis videtur, puella felix, ‘el niño parece triste; la niña, feliz

Pueri veniebant laeti, ‘los niños venían contentos

Consul declaratur M. Tullius, ‘M. Tulio es proclamado cónsul
La aposición concuerda siempre en caso con la palabra a la que esté explicando; por tanto, si explica a un sujeto, tendrá que aparecer en nominativo:

Carthago, oppidum antiquum, a Romanis deleta est, ‘Cartago, una ciudad antigua, fue destruida por los romanos’.

De acuerdo con su nombre, el nominativo es el que sirve para “nombrar”; por tanto, van también en nominativo las palabras que de alguna manera quedan al margen de la oración; por ejemplo, cuando se cita alguna palabra que en español iría entre comillas o los títulos de los libros:



Cum dico princeps, ‘cuando digo “princeps

Aeneis, ‘Eneida’ (título de la obra de Virgilio)

Orator, ‘el Orador’ (título de una obra de Cicerón).

(VOLVER)
2. Vocativo:
Es el caso de la interpelación o de la segunda persona: amice, habesne pecuniam?, ‘amigo, ¿tienes dinero?’
El uso de la interjección da al vocativo un tono vehemente o patético: O dii boni!, ‘¡Oh dioses buenos!’, O patria! Quando te aspiciam? ‘Oh patria, ¿cuándo te veré?’
Salvo en el singular de la 2ª declinación del tipo dominus y filius, el vocativo coincide con el nominativo; esto hace que en dichos tipos dominus y filius se den confusiones entre ambos casos: audi, populus Albanus, ‘oye, pueblo albano (populus Albanus es un nominativo que está utilizado como si fuera vocativo).

(VOLVER)
3. Acusativo:
a) Con la función de CD:

Es el objeto de la acción verbal; va siempre sin preposición y depende de verbos transitivos2: Brutus urbem liberavit, ‘Bruto liberó la ciudad’, aves nidos faciunt, ‘las aves construyen nidos’. El objeto puede ser:

● Objeto externo: es aquel que existe con independencia de la acción verbal: video domum, ‘veo una casa’ (la casa existe aunque yo no la vea).

● Objeto interno: el objeto interno es el resultado o el contenido de la acción verbal; el resultado perdura después de la acción, mientras que el contenido dura lo que dura la acción; así en aedifico domum, ‘construyo una casa’, o scribo epistulam, ‘escribo una carta’, tanto domum como epistulam son acusativos de objeto interno que expresan el resultado de la acción de aedifico y de scribo: está claro que ni la casa ni la carta existirían si yo no la construyera o escribiera (objeto interno) y, además, ambas perduran después de que yo la haya construido o escrito (resultado); en cambio, currere cursum, ‘correr una carrera’ es un acusativo de objeto interno (la carrera que estoy corriendo no existe si yo no la corro) que expresa el contenido de la acción de currere (la carrera dura lo que dura la acción de correr); otros ejemplos de contenido: vitam vivere, ‘vivir la vida’, pugnam pugnare, ‘luchar una lucha’ = ‘hacer un combate’; el de contenido puede ser, pues, complemento incluso de verbos intransitivos. (VOLVER)


b) Con la función de complemento circunstancial:

Los siguientes acusativos tienen como característica común la de no figurar en la órbita de un verbo transitivo, por lo que no pueden ser complementos directos:

● Acusativo de dirección: puede emplearse sin preposición o con ella.

· Van sin la preposición los nombres propios de lugar menor, es decir, las aldeas, pueblos, ciudades e islas pequeñas; también algunos nombres comunes como domus (casa), humus (suelo) y rus (campo), y un nombre de un país, Aegyptus (Egipto). Ejemplos:

Ire Romam, Athenas, Rhodum, domum, rus, Aegyptum, ‘ir a Roma, a Atenas, a Rodas, a casa, al campo, a Egipto’.

· Van con las preposiciones (casi siempre ad o in3) los nombres propios de lugar mayor, es decir, los países, continentes e islas grandes; también llevan la preposición los nombres comunes. Excepcionalmente también pueden llevar la preposición (especialmente ad) los nombres propios de lugar menor, para indicar la acción de aproximarse a ese lugar sin entrar en él. Ejemplos:

Ire in Africam, in Italiam, in urbem, in aulam, ad Caesarem, ‘ir a África, a Italia, a la ciudad, al aula, hacia (ante, a presencia de) César’.

También se puede decir ire ad Ilerdam, ‘ir hacia Lérida’, para indicar que nos vamos a quedar en los alrededores de Lérida, sin entrar en ella.



La preposición in se utiliza con nombres de personas cuando existe un matiz de hostilidad o agresión, debiendo ser traducida en este caso por “contra”: ire in Caesarem, ‘ir contra César’.
● Acusativo de extensión: el acusativo sin preposición puede expresar a veces extensión en el espacio o en el tiempo. Depende de verbos o adjetivos.

· Extensión en el espacio: indica la distancia entre dos puntos o el tamaño de algo; así: Roma ab Ostia tria milia passuum aberat, ‘Roma distaba de Ostia tres millares de pasos’; aedificavit aggerem latum pedes trecentos, ‘construyó un terraplén ancho trescientos pies’ = ‘de trescientos pies de ancho’ (en este caso el acusativo de extensión pedes trecentos depende del adjetivo latum).

· Extensión en el tiempo: expresa duración y se puede traducir anteponiéndole “durante”; por ejemplo: Pericles quadraginta annos praefuit Athenis, ‘Pericles estuvo al frente de Atenas (durante) cuarenta años’. Cuando el acusativo acompaña al participio natus, indica habitualmente la edad: puer tres annos natus, ‘niño nacido hace tres años’ = ‘niño de tres años de edad’.
● Acusativo de relación: es bastante frecuente entre los poetas e indica la parte de una persona o cosa afectada por la acción del verbo o por una cualidad; suele depender de participios o de adjetivos y habitualmente debe ser traducido de modo libre:

lacrimis perfusa genas, ‘inundada de lágrimas con relación a las mejillas’ = ‘con las mejillas inundadas de lágrimas’ (genas, el ac. de relación, depende del participio perfusa).

Nigrantes terga iuvencos mactabo, ‘sacrificaré novillos negros en cuanto a los lomos’ = ‘de lomos negros’.

Os umerosque deo similis, ‘semejante a un dios en cuanto a la faz y en cuanto a los hombros’ = ‘de rostro y hombros semejantes a un dios’ (la faz y los hombros son la parte afectada por la cualidad que indica similis).
● Acusativo adverbial: son formas neutras de adjetivos que se utilizan en acusativo con el valor de adverbios (multum ‘mucho’, tantum ‘solamente’, paulum ‘poco’, nimium ‘demasiado’, minimum ‘de ningún modo’, aliquid ‘un poco’, summum ‘en el más alto grado’, ceterum ‘por lo demás’, etc.):

Multum pluit, ‘llueve mucho’

Fluctus inmane sonat ‘el oleaje suena enormemente’

Nimium bibit, ‘bebió en exceso’ (VOLVER)

c) Otros acusativos:
● Acusativo exclamativo: el acusativo puede utilizarse en las exclamaciones, solo o precedido de la interjección o, y lleva el signo de admiración. Con relación a su función hay discrepancia: para unos es un acusativo suelto que queda fuera de la frase, mientras que para otros sería un complemento directo de un verbo sobrentendido como “ve”, “ved”, “he aquí”. Ejemplos:

O fortunatos agricolas!, ‘¡Oh felices agricultores!’

O stultas discordias!, ‘¡Oh necias discordias!’

Lepidum senem!, ‘¡viejo gracioso!’ (podría ser equivalente a vide lepidum senem!, ‘¡mira al viejo gracioso!).
● Doble acusativo: pueden darse tres posibilidades:

· Uno complemento directo de persona y otro complemento directo de cosa (en castellano, en cambio, el acusativo de persona sería el complemento indirecto). Se construyen así verbos como docere ‘enseñar’, celare ‘ocultar’ y los verbos que indican ruego, petición y pregunta, como rogare, poscere, orare, interrogare, flagitare, quaerere, etc. Por ejemplo:

Doceo pueros grammaticam, ‘enseño gramática a los niños’ (pueros es el acusativo de persona, mientras que grammaticam el de cosa)4.

Celavi te Semproni adventum, ‘te oculté la llegada de Sempronio’

Rogare aliquem sententiam, ‘pedir a uno su opinión’

Poscere veniam deos, ‘pedir perdón a los dioses’

Los verbos que indican ruego, petición y pregunta también pueden construir la persona a la que se ruega, se pide o se pregunta algo en ablativo precedido de la preposición a/ab:



Pacem a Romanis petiit, ‘pidió de los romanos la paz’ = ‘pidió la paz a los romanos’.

· Uno complemento directo y otro complemento predicativo. Los verbos más usuales que pueden construirse con estos dos acusativos son “hacer” (facere, efficere...), “nombrar”, “llamar”, “designar” (dicere, appellare, vocare, nominare, creare, eligere…), “juzgar”, “considerar”, “estimar” (iudicare, habere, existimare, arbitrari, censere…). Por ejemplo:

Ancum Martium regem populus creavit, ‘el pueblo nombró rey a Anco Marcio’ (Ancum Martium es el CD y regem el complemento predicativo).

Iudico te amicum, ‘te juzgo amigo’, ‘te considero amigo’

Homines caecos reddit cupiditas, ‘la ambición vuelve ciegos a los hombres’.

· Uno complemento directo y otro complemento circunstancial: dependen de verbos compuestos, especialmente los compuestos con el preverbio trans-; en realidad el acusativo complemento circunstancial depende del preverbio:

Caesar exercitum flumen traduxit, ‘César pasó el ejército al otro lado del río’ (exercitum es el CD y flumen el complemento circunstancial de lugar, regido por el preverbio trans-; esta frase es equivalente a Caesar exercitum trans flumen duxit).

(VOLVER)
4. Genitivo:

El genitivo es el caso de la pertenencia. Puede modificar a un nombre, a un adjetivo-participio, a un verbo y a un adverbio.


a) Genitivo que modifica a nombres: el genitivo es funcionalmente un sucedáneo del adjetivo; complementa al nombre igual que lo hacen los adjetivos. A estos genitivos se les ponen numerosas etiquetas, pero todos ellos son iguales: gramaticalmente son complementos nominales y solo a posteriori se deducirá, por la semántica, qué etiqueta podemos ponerles. Un sintagma del tipo Statua Mironis, como aseguran L. Rubio y T. González Rolán5, solo significa ‘estatua de Mirón’; pero el genitivo no especifica si “Mirón” es el dueño de la estatua, o el artista que la esculpió, o el personaje representado en ella; si llegamos a intuir qué relación específica liga al Mirón con la estatua, no será por lo que nos enseña la gramática (que no distingue entre genitivo posesivo, subjetivo, objetivo…), sino por razones ajenas a la gramática: por nuestros conocimientos directos o indirectos sobre la aludida estatua y el personaje llamado aquí Mirón; y de esos conocimientos deducimos a posteriori que el genitivo es posesivo, subjetivo, objetivo…
A pesar de lo dicho anteriormente vamos a hacer una relación de los principales genitivos complementos del nombre:
● Genitivo posesivo: indica el dueño o poseedor de algo:

Domini domus, ‘la casa del señor

Por extensión designa igualmente al padre y al esposo (posesión jurídica), prescindiendo con frecuencia de los términos “hijo” y “esposa”:



Marcus Metelli, ‘Marco –hijo- de Metelo

Marcia Catonis, ‘Marcia –esposa- de Catón

También es posesivo el genitivo que depende del verbo sum:



Hominis est errare, ‘es propio del hombre equivocarse’

● Genitivo de cualidad: expresa la cualidad o caracteres de un ser:



Cervus vasti corporis, ‘ciervo de gran cuerpo’ = ‘de gran corpulencia’

Puer trium annorum, ‘niño de tres años

La cualidad puede indicarse también con el ablativo:



Vir magni ingenii summaque prudentia, ‘hombre de gran inteligencia natural y de la más alta prudencia’
● Genitivo explicativo: dice en qué consiste el término general al que completa:

Crimen parricidii, ‘crimen de parricidio

Virtus continentiae, ‘la virtud de la continencia
● Genitivo partitivo: indica el todo del que se toma una parte:

Pars hostium, ‘una parte de los enemigos

Quis mortalium? ‘¿cuál de los mortales?’

Primus omnium, ‘el primero de todos
● Genitivo subjetivo y objetivo: dependen de nombres de acción, que son fácilmente sustituibles por un verbo (la llegada y llegar, el deseo y desear, la esperanza y esperar, pastor y pastorear, el ansia y ansiar, la ambición y ambicionar, etc.). Pues bien, si al convertir el sintagma nominal en sintagma verbal, el genitivo representa al sujeto, se trata de un genitivo subjetivo; si representa al CD, será un genitivo objetivo:

Caesaris adventus, ‘la llegada de César’ (es equivalente al sintagma verbal ‘César llega’, con lo que “César” representa al sujeto, siendo, por tanto, un genitivo subjetivo).

Regni cupiditas, ‘el deseo de poder’ (es equivalente al sintagma verbal ‘desea el poder’, con lo que “el poder” representa al CD, siendo, por tanto, un genitivo objetivo).

Pastor ovium, ‘el pastor de las ovejas’ (es equivalente al sintagma verbal ‘pastorea las ovejas’, con lo que “las ovejas” representa al CD: es un genitivo objetivo).

A veces puede haber ambigüedad. En amor parentum, ‘el amor de los padres’ puede ser equivalente a ‘los hijos aman a los padres’ (genitivo objetivo) o ‘los padres aman a los hijos’ (genitivo subjetivo): el contexto será el que nos aclarará qué tipo de genitivo es. (VOLVER)


b) Genitivos que modifican a adjetivos-participios: en realidad no tendríamos que hacer un nuevo apartado para el genitivo que depende de adjetivos-participios, ya que podrían ser perfectamente incluidos en el apartado anterior, pues dentro del nombre se podrían incluir no solo el sustantivo, sino también el adjetivo y el participio (que también es un adjetivo). Que la noción principal del sintagma vaya expresada con un nombre sustantivo o un nombre adjetivo es una circunstancia que no influye en el genitivo como determinante de esa noción; se trata de los mismos genitivos si decimos

fastidium cibi, ‘el hastío de la comida’ que

fastidiosus cibi, ‘hastiado de la comida’; o

studium sapientiae, ‘el estudio de la sabiduría’ que

studiosus sapientiae, ‘estudioso de la sabiduría
Sin embargo, pese a lo dicho, puede ser útil mencionar algunos adjetivos-participios que se construyen con genitivo:

● Adjetivos que se construyen con un genitivo de naturaleza partitiva:



· Adjetivos que indican abundancia y privación, como plenus ‘lleno’, dives ‘rico’, pauper ‘pobre’, onustus ‘cargado’, inanis ‘vacío’, egenus ‘carente’, etc.:

Dives artium, ‘rico en artes

Pauper aquae, ‘pobre en agua

Domus plena auri, ‘casa llena de oro

· Adjetivos que indican recuerdo y experiencia, como memor ‘recordador’, peritus ‘experto’, conscius ‘conocedor’, ignarus ‘ignorante’, immemor ‘olvidadizo’, etc.:

Ignarus belli, ‘ignorante de la guerra

Immemor rerum Romanarum, ‘olvidadizo de las cosas romanas



Peritus eloquentiae, ‘experto en la elocuencia

· Adjetivos que indican deseo, como cupidus ‘deseoso’, avarus ‘avaro’, avidus ‘ávido’, etc.:

Avidus gloriae, ‘ávido de gloria

· Adjetivos que indican semejanza o parecido y sus contrarios, como similis ‘semejante’, dissimilis ‘diferente’, par ‘igual’, impar ‘desigual’, propinquus ‘cercano’, aequalis ‘igual’, dignus ‘digno’, etc.:

similis dei, ‘semejante a un dios

· Adjetivos que expresan una idea de participación y privación, como particeps ‘partícipe’, sollers ‘diestro, habilidoso’, expers ‘privado, falto’, extorris ‘expulsado, desterrado’, etc.:

sollers lyrae ‘disetro en la lira’ = ‘en tocar la lira’

expers eruditionis, ‘falto de erudición

particeps imperii, ‘partícipe del mando
● Adjetivos que se construyen con un genitivo de relación o referencia; este genitivo se utiliza para limitar una afirmación, expresando “en relación a qué” es verdadera. Se trata de adjetivos como socors ‘estúpido’, mendax ‘mentiroso’, sanus ‘sano’, ignavus ‘perezoso, inútil’, etc.:

ignavus laboris, ‘inútil en el trabajo

Homo sanus mentis, ‘hombre sano de mente’ = ‘de mente sana’

Huius rei mendax, ‘mentiroso en este asunto
● Genitivos con participios: en el participio puede prevalecer el carácter de adjetivo o el de verbo; si predomina el carácter adjetival el participio expresa cualidad y puede llevar su complemento en genitivo:

Patiens iniuriae, ‘que tiene la cualidad de soportar la injuria’

Negotii bene gerens ‘que tiene la cualidad de llevar bien un negocio’ = ‘hábil en los negocios’. (VOLVER)

c) Genitivos que dependen de verbos:

Aparecen sobre todo con los siguientes verbos:

● Verbos de memoria u olvido: los verbos que significan “acordarse de” y “olvidarse de” llevan, como en español, genitivo:

Consul milites admonuit ut acceptae ignominiae meminissent, ‘el cónsul exhortó a los soldados a que se acordasen de la afrenta recibida

Beneficiorum nostrorum obliti estis, ‘os habéis olvidado de nuestros favores

Con estos verbos también puede aparecer, como en español, un acusativo CD y un ablativo con la preposición de:



Senes multa meminerunt, ‘los ancianos recuerdan muchas cosas’

Meminero de omnibus, ‘me acordaré de todos’
● Verbos judiciales: verbos que significan acusar, condenar, absolver (accusare, condemnare, absolvere, liberare…) llevan un genitivo de relación para indicar la culpa; así:

accusare proditionis, ‘acusar de traición

insimulare parricidii, ‘culpar de parricidio

damnare publicae pecuniae, ‘condenar por los fondos públicos’ = ‘por malversación de fondos’

Habitualmente la pena a la que se condena a alguien va en ablativo (multare exsilio, ‘castigar con el destierro’). Nótense, sin embargo, las fórmulas damnare capitis ‘condenar a la pena capital’, absolvere capitis ‘absolver de la pena capital’ o damnare dupli ‘condenar a pagar el duplo’, en las que la pena se pone en genitivo.


● Verbos de afecto y sentimiento: los impersonales miseret ‘compadecerse’, pudet ‘avergonzarse’, piget ‘disgustarse’, paenitet ‘arrepentirse’, taedet ‘hastiarse’, llevan en acusativo la persona que experimenta el sentimiento y en genitivo (de relación) la causa que lo provoca. Así:

Paenitet me culpae meae, ‘me arrepiento de mi falta’ (literalmente: ‘da arrepentimiento a mí con relación a mi culpa’)

pudet me tui, ‘me avergüenzo de ti’ (literalmente: ‘da vergüenza a mí con relación a ti’)

miseret nos paupertatis tuae, ‘nos compadecemos de tu pobreza’ (literalmente: ‘da compasión a nosotros con relación a tu pobreza’).
● Los verbos que indican estimar, valorar, comprar, vender, costar, como aestimare, existimare, pendere –estimar-; ducere, putare, habere –considerar-; esse –valer-, se construyen en genitivo cuando se habla de una cantidad indeterminada. Por ejemplo:

Quanti empta est domus? ‘¿cuánto ha costado la casa?’

Divitias magni aestimare stulti est, ‘es propio del necio estimar mucho las riquezas’

Hic homo parvi est, ‘este hombre vale poco

Cuando el precio es determinado o exacto se expresa en ablativo:



Servum emi. –Quanti? – Viginti minis, ‘he comprado un esclavo. -¿Por cuánto? – Por veinte minas’ (minis va en ablativo por ser precio exacto –viginti-; en cambio, quanti aparece en genitivo por ser un valor indeterminado).
● Genitivo con refert e interest: con los impersonales refert e interest ‘interesar’ se pone en genitivo la persona interesada; si la persona se expresa por un pronombre, se utilizan las formas mea, tua, sua, en ablativo. Así:

Interest omnium recte facerea todos interesa obrar bien’, pero

Qid mea refert, utrum hae Athenis an Thebis natae sint? ‘¿qué me importa si estas han nacido en Atenas o en Tebas?

(VOLVER)
5. Dativo:

Es el caso del complemento indirecto (CI) y su valor fundamental es el de interés. Los tipos más corrientes de dativo son:


● Dativo de interés: indica la persona o cosa interesada en el proceso verbal, porque va a salir favorecida – dativo commodi o de provecho- o perjudicada –dativo incommodi o de daño-:

Pisistratus non sibi, sed patriae Megarenses vicit, ‘Pisístrato venció a los megarenses no para sí (para su provecho), sino para la patria (para el beneficio de su patria)’

- Tibi, non mihi, erras, ‘te equivocas en perjuicio tuyo, no mío’ (indica daño).


● Dativo posesivo: no es más que el dativo de interés con el verbo sum: significa que el ser interesado tiene o posee algo. El sintagma liber est mihi significa literalmente ‘hay un libro para mí, a mi disposición’. Pero en estos casos el interés de la persona se centra en la posesión, de ahí que también sea correcto traducir: ‘tengo un libro’, pasando el dativo a sujeto y el sujeto a CD:

Sunt nobis mitia poma, ‘hay para nosotros frutos maduros’ = ‘tenemos frutos maduros’

Amplissimae tibi divitiae sunt, ‘abundantísimas son para ti las riquezas’ = ‘tienes abundantísimas riquezas’
● Dativo simpatético: en este dativo la acción afecta a una parte de un ser, y en cierto modo al ser mismo. Este dativo es equivalente a un genitivo. Por ejemplo:

Caput mihi dolet, ‘me duela la cabeza’ (el dolor afecta a la cabeza y a mí).

Ulixi pedes abluens, ‘lavando los pies a Ulises’ (la acción de lavar afecta a los pies y a Ulises; Ulixi es el dativo simpatético. Es equivalente la frase a Ulixis –genitivo- pedes abluens, ‘lavando los pies de Ulises).
● Dativo ético: se usa en frases vehementes con los pronombres de primera y segunda persona, para expresar que la persona a que se refieren se interesa vivamente en la acción; se trata de un valor afectivo que en castellano tiene un equivalente en frases del tipo ‘no me llores’ (tengo un interés especial en que no llores) o ‘a ver cómo te me portas’ (tengo un interés especial en que te portes bien). Por ejemplo:

Tu mihi istum defendis? ‘¿tú me defiendes a ese?’
● Dativo de relación: indica para quién es verdadero lo que se dice. Por ejemplo:

Suum cuique pulchrum est, ‘para cada uno lo suyo es hermoso’

Nemo Deo pauper est, ‘para Dios nadie es pobre’
● Dativo de finalidad: responde a la pregunta ¿para qué? y expresa el fin de una acción. Por ejemplo:

Deligere locum domicilio, ‘elegir un lugar para morada
● Doble dativo: generalmente los verbos que llevan dativo de finalidad suelen llevar, además, un segundo dativo, claramente de interés: un es un dativo de persona o algo personificado, o simplemente animado – el dativo de interés-, y el otro es un dativo de cosa –el de finalidad-. Por ejemplo:

Pabulatoribus praesidio legiones duae veniebant, ‘venían dos legiones en beneficio de los forrajeadores, para su defensa’ = ‘para defensa de los forrajeadores’ (pabulatoribus es el dat. de interés, mientras que praesidio es el de finalidad).

Con el verbo sum es bastante frecuente el doble dativo; el verbo sum en esta construcción suele traducirse por ‘servir de’:



Caesaris adventus militibus gaudio fuit, ‘la llegada de César fue en beneficio de los soldados, para su alegría’ = ‘sirvió de alegría a los soldados’
● Dativo agente: es el complemento agente de la perifrástica pasiva, aunque también puede aparecer con el resto de pasivas. Por ejemplo:

Omnia homini, dum vivit, speranda sunt, ‘todas las cosas han de ser esperadas por el hombre, mientras vive’ (homini es el dativo agente que depende de speranda sunt, presente de indicativo perifrástico pasivo).

Mihi auditum est hoc, ‘esto ha sido aído por mí’ (mihi es el dativo agente que, en este caso, depende de un pretérito perfecto de indicativo pasivo).
● Dativo de dirección: es muy frecuente entre los poetas y tiene la función de complemento circunstancial de lugar a donde. Por ejemplo:

Clamor caelo it, ‘el clamor llega al cielo

Lux praecipitatur aquis, ‘el día se precipita hacia las aguas

(VOLVER)
6. Ablativo:

El ablativo latino reúne en sí las funciones de tres casos indoeuropeos6:

- El ablativo propiamente dicho, caso del punto de partida o de la separación (¿de dónde?).

- El locativo, caso de la situación en el espacio y en el tiempo (¿dónde? y ¿cuándo?).

- El instrumental, caso de la compañía y del instrumento (¿con quién? y ¿con qué?).
a) Ablativo propiamente dicho:

● Ablativo de punto de partida: indica el lugar del que alguien o algo parte o se aleja. Se emplea el ablativo sin preposición con los nombres propios de ciudades e islas pequeñas y con domus ‘casa’ (ablativo domo), humus ‘suelo’ (abl. humo), rus ‘campo’ (abl. rure) y Aegyptus ‘Egipto’):



Rure veniunt agricolae, ‘los agricultores vienen del campo

Litterae mihi Roma adlatae sunt, ‘la carta me ha sido traída de Roma

Con los demás nombres el ablativo va precedido de las preposiciones a/ab, e/ex, de (= de, desde), utilizándose a/ab cuando se indica alejamiento de una persona o de los alrededores de un lugar; e/ex, de cuando se parte del interior de un lugar; de expresa, además, movimiento de arriba abajo:



Ex Asia in Macedoniam navigavit, ‘navegó desde Asia hacia Macedonia’

Arma deiecta de muro, ‘armas arrojadas desde el muro

Legati a Porsenna venerunt, ‘vinieron legados de parte de Porsenna

A veces se usa a/ab también con nombres de ciudades, cuando se quiere indicar que se trata de los alrededores de la ciudad, no de su interior:



Caesar a Gergovia discessisse audiebatur, ‘se oía que César había partido de los alrededores de Gergovia

En ocasiones no aparece preposición con los nombres que deberían llevarla: cuando esto ocurre la preposición se encuentra a modo de preverbio con el verbo:



Arístides iniuste patria expulsus est, ‘Arístides fue injustamente expulsado de la patria’ (patria, como nombre común, debería llevar preposición, pero no se le pone porque ya la lleva el verbo ex pulsus; es como si se hubiera puesto ex patria pulsus est).
● Ablativo de separación: acompaña a verbos, adjetivos y adverbios que expresan idea de separación en sentido propio o figurado (privación, carencia, liberación). Puede aparecer con o sin preposición:

Detrahere anulum de digito, ‘quitar del dedo el anillo’

Liberare patriam a tyranno, ‘liberar de un tirano a la patria’

Milites carebant frumento, ‘los soldados carecían de trigo

Es obligatorio el uso de preposición con el verbo abesse y los compuestos de dis- y se-, así como con el ablativo de los pronombres:



secerne te a bonis, ‘apártate de las personas honradas

ab officio discessit, ‘se partó de su deber

aegre vim hostium ab se arcebant, ‘con dificultad apartaban de sí la violencia de los enemigos’.
● Ablativo de origen: es el ablativo sin preposición que depende del verbo nascor ‘nacer’, y de natus, ortus, genitus, oriundus…, indicando la filiación o la descendencia. Dicho ablativo suele estar representado por matre, patre, parentibus, loco, genere, familia…:

Nobili genere natus, ‘nacido de noble linaje

Sicilia oriundus, ‘oriundo de Sicilia

Es obligatorio el uso de la preposición cuando se trata de antepasados lejanos y con los pronombres:



Belgae a Germanis orti sunt, ‘los belgas son de origen germánico

Ex me natus est, ‘ha nacido de mí’ = ‘es mi hijo’
● Ablativo de materia: es equiparable al de origen y suele llevar e/ex:

Poculum ex auro, ‘copa de oro
● Ablativo agente: el complemento agente de los verbos pasivos, cuando está representado por una persona o cosa personificada, se expresa con a/ab, ya que se considera que la acción procede del agente:

Remus a Romulo interfectus est, ‘Remo fue asesinado por Rómulo’ (la muerte le vino de Rómulo)

El agente inanimado se considera más como instrumental que como agente, de ahí que se exprese en ablativo sin preposición:



Agri vento vastati erant, ‘los campos habían sido devastados por el vendaval
● Ablativo de comparación: al comparar dos objetos, se toma el uno como punto de partida o de referencia para valorar el otro:

Vilius argentum est auro, ‘la plata es más despreciable que el oro(VOLVER)
b) Ablativo locativo7:

Con este ablativo se expresa el lugar en que se está y el tiempo en que se realiza una acción; responde a las preguntas ‘¿dónde?’ y ‘¿cuándo?’.

● Ablativo de lugar: el complemento de lugar que responde a la pregunta ‘¿dónde?’ se construye en ablativo sin preposición cuando se trata de nombres de ciudades en plural o cuando un nombre tiene ya en sí mismo sentido local, como loco, parte, regione, etc., así como cuando va acompañado del adjetivo totus:

Athenis multos annos vixit, ‘vivió muchos años en Atenas’

Omnibus locis fit caedes, ‘en todos los lugares se produce una carnicería’

Dilectum tota provincia habuit, ‘hizo el reclutamiento en toda la provincia

Va precedido de la preposición in cuando se trata de nombres propios de lugar mayor (países, continentes, islas grandes) y nombres comunes:



In foro, ‘en el foro’

In Asia, ‘en Asia’

● Ablativo de tiempo: responde a la pregunta ‘¿cuándo?’ y no suele llevar preposición:



Anno quadragessimo ‘en el año cuarenta’

Bello Punico secundo ‘en la segunda guerra púnica’

Pero a veces también lo encontramos con preposición:



In pueritia ‘en la infancia’ (VOLVER)
c) Ablativo instrumental

El instrumental indoeuropeo, caso de la compañía y del instrumento, ha sido totalmente sustituido en latín por el ablativo. Al ablativo instrumental le corresponden los valores siguientes:

● Ablativo de medio o instrumental: indica el instrumento o medio del que se vale el sujeto para realizar la acción; se utiliza sin preposición:

Cornibus tauri, apri dentibus, morsu leones se tutanturcon los cuernos se defienden los toros, los jabalíes con los dientes, los leones con el mordisco
● Ablativo de compañía: la unión o el acompañamiento se expresa con el ablativo precedido de cum:

Exit cum nuntio Crassus ‘sale Craso con el mensajero

Los sustantivos que indican fuerzas militares (exercitus, copiae, auxilia…), sobre todo si van acompañadas de un adjetivo, suelen ir sin preposición:



Dictator ingenti exercitu profectus est ‘el dictador partió con un gran ejército
● Ablativo de modo: el modo o manera de la acción, considerados como una circunstancia acompañante, se ponen en ablativo con o sin preposición:

Cum temeritate agere ‘obrar con temeridad’

Hostes incredibili celeritate ad flumen decurrunt ‘los enemigos bajan corriendo hasta el río con increíble rapidez’

Los ablativos iure, iniuria ‘con derecho’, ‘sin derecho’; merito, immerito ‘con razón’, ‘sin razón’; fraude ‘con engaño’, casu ‘por casualidad’, ordine ‘en orden’; hoc modo, hoc pacto, hac ratione ‘de este modo’, etc., se utilizan sin preposición.


● Ablativo de cualidad8: las cualidades de un ser, consideradas como circunstancias acompañantes, se expresan en ablativo sin preposición:

Erat flumen difficili transitu ripisque praeruptis ‘era un río de paso difícil y orillas escarpadas
● Ablativo de precio9: el precio, sobre todo si es determinado, se indica en ablativo sin preposición:

Emi virginem triginta minis ‘compré una doncella en treinta minas

Sextante sal Romae erat ‘la sal estaba en Roma a un sextante –la sexta parte de un as-‘ = ‘la sal valía en Roma un sextante’
● Ablativo de lugar “por donde” o prosecutivo: indica el lugar por donde se pasa, considerado como un medio para pasar o caminar:

Ibam forte Via Sacra ‘iba yo casualmente por la vía Sacra
● Ablativo durativo: aunque no es frecuente, se puede utilizar el ablativo sin preposición para expresar en cuánto tiempo se llevó a cabo una acción10:

Pugnatum est horis quinque ‘se luchó durante cinco horas

Paucis diebus urbem cepit ‘tomó la ciudad en pocos días
● Ablativo de causa: deriva del de medio y a veces no se distingue de él; va sin preposición:

Concordia parvae res crescuntcon la concordia crecen los pequeños Estados’

Fame interire ‘morir de hambre

El complemento agente de la pasiva, cuando es una cosa o ser inanimado, es propiamente un ablativo de causa o de medio:



Onerariae naves vento tenebantur ‘las naves de carga eran retenidas por el viento –mediante, a causa del viento-‘.
● Ablativo de relación: se expresa en ablativo el concepto en relación al cual es verdad algo; también se le conoce como ablativo de limitación y va sin preposición:

Debilis pedibus ‘débil de los pies

Superare aliquem doctrina ‘superar a alguien en sabiduría
● Ablativo de diferencia: indica en cuánto aventaja un ser a otro; va sin preposición:

Caius multo praestat Titio ‘Cayo aventaja en mucho a Ticio’
● Ablativo con ciertos verbos: se construyen con ablativo instrumental:

· Los verbos de “abundancia” (abundare, implere, complere…):

Villa abundat porco, haedo, lacte, caseo ‘la granja abunda en cerdos, cabritos, leche, queso

· Una serie de verbos deponentes como utor ‘usar’, ‘servirse de’; fruor ‘gozar’, fungor ‘cumplir’, ‘desempeñar’; vescor ‘alimentarse’, potior ‘apoderarse’:

Graecis litteris Galli utuntur ‘los galos utilizan las letras griegas –se sirven de las letras griegas-‘

· Las expresiones opus est y usus est ‘hay necesidad’:

Auctoritate tua nobis opus est ‘hay necesidad para nosotros de tu autoridad’ = ‘necesitamos tu autoridad’

Nunc viribus usus est ‘ahora hay necesidad de fuerzas’ = ‘ahora hacen falta fuerzas’.

(VOLVER)

EL COMPLEMENTO AGENTE


El complemento agente se pone en latín de varias maneras:
● En ablativo con la preposición a/ab si se trata de nombres animados o cosas personificadas:

Remus a Romulo interfectus est, ‘Remo fue asesinado por Rómulo’ (la muerte le vino de Rómulo).
● En ablativo sin preposición si es cosa o ser inanimado:

Agri vento vastati erant, ‘los campos habían sido devastados por el vendaval

Onerariae naves vento tenebantur ‘las naves de carga eran retenidas por el viento –mediante, a causa del viento-‘.
● En dativo se pone siempre el complemento agente de la perifrástica pasiva, tanto si se trata de nombres animados como inanimados; también puede aparecer con el resto de pasivas. Por ejemplo:

Omnia homini, dum vivit, speranda sunt, ‘todas las cosas han de ser esperadas por el hombre, mientras vive’ (homini es el dativo agente que depende de speranda sunt, presente de indicativo perifrástico pasivo).

Mihi auditum est hoc, ‘esto ha sido aído por mí’ (mihi es el dativo agente que, en este caso, depende de un pretérito perfecto de indicativo pasivo).

(índice)

ORACIONES INTERROGATIVAS
Tanto en castellano como en latín hay dos tipos de oraciones interrogativas: directas (¿quién ha venido?) e indirectas (no sé quién ha venido).
I. Oraciones interrogativas directas:

Las hay de dos tipos, totales (son aquellas en las que se pregunta por el predicado, es decir, por la idea expresada en la oración) y parciales (aquellas en las que se pregunta solo por un elemento que se desconoce).




  1. Interrogativas directas totales:

Pueden estar introducidas por:

● El simple tono de la voz, sin ningún elemento al principio y con el signo de interrogación cerrando la frase:



Venit? ‘¿Ha venido?’

● Partículas interrogativas simples, como num (= ¿acaso?, ¿es que?; la respuesta que se espera es negativa), nonne (= ¿acaso no?, ¿es que no?; la respuesta que se espera es afirmativa), -ne (es enclítico, es decir, se pone en la misma posición que el –que, al final de una palabra; no se suele traducir, y la respuesta esperada puede ser afirmativa o negativa), an (= ¿pero es que?). Ejemplos:



Num negas quod omnes vident? ‘¿Es que niegas lo que todos están viendo?’

Nonne leo canem superabit?, ‘¿Es que un león no va a vencer a un perro?’

Videsne illam urbem?, ‘¿Has visto aquella ciudad?’

An tu ista credis? ‘¿Pero es que tú crees esas cosas?’

● Partículas interrogativas dobles ‘¿quieres esto o aquello?’): en las interrogativas dobles el primer elemento lleva utrum, -ne o ninguna partícula, el segundo lleva siempre an (que se traduce por “o”, a diferencia del an de las interrogativas simples que se traducía por “¿pero es que?”). Ejemplos:



Utrum bonus an malus est?

Bonusne an malus est?

Bonus an malus est?

Estas tres frases se traducen igual: ‘¿es bueno o malo?’

Si el segundo miembro es negativo (“o no”), se expresa mediante annon o necne.


  1. Interrogativas directas parciales:

Pueden estar introducidas por:

● Adverbios de lugar (ubi “dónde”, unde “de dónde”, quo “adónde”, qua “por dónde”), de tiempo (quando “cuándo”), de modo (quomodo “cómo”) o de causa (cur, quare, quamobrem, quid “por qué”). Ejemplos:



Unde venis? ‘¿De dónde viene?’

Qua ventus intrat? ‘¿Por dónde entra el viento?’

Quando veniet? ‘¿Cuándo llegará?’

Quomodo id fecisti? ‘¿Cómo lo has hecho?’

Quid tristis es? ‘¿Por qué estás triste?’

● Adjetivos interrogativos: qui quae quod11 (“qué”), uter utra utrum12 (“¿cuál de los dos?”), quantus-a-um (“cuánto”), quot (“cuántos”, es indeclinable). Ejemplos:



Qui rex tunc Romae erat? ‘¿Qué rey había entonces en Roma?’

Quod nomen huic rei datis? ‘¿Qué nombre dais a esta cosa?’

Quo tempore id accidit? ‘¿En qué momento sucedió eso?’

Utri consuli hoc dixisti? ‘¿A cuál de los dos cónsules/ a qué cónsul has dicho esto?’

Quanto labore id effecit? ‘¿Con cuánto trabajo lo ha hecho?

Quot pueri venerunt? ‘¿Cuántos niños han venido?’

- Pronombres interrogativos: quis quae quid13 (“quién”, “qué”), uter utra utrum (“cuál de los dos”). Ejemplos:



Quem in foro vidisti? ‘¿A quien has visto en el foro?’

Utrius hic liber est? ‘¿De cuál de los dos es este libro?’
II. Oraciones interrogativas indirectas:

Son oraciones subordinadas completivas, por lo que desempeñan la función de CD, sujeto, atributo o aposición. Tienen las siguientes características:

- Se forman con las mismas partículas, adverbios, adjetivos y pronombres que las directas.

- Todos estos elementos introductorios se traducen igual que en las directas salvo las partículas interrogativas simples y el primer elemento de las dobles, que se traducen por “si”.

- El verbo de estas oraciones subordinadas va en subjuntivo, aunque en castellano solemos traducirlo por un indicativo.

- No llevan signo de interrogación al final.

Ejemplos:

Ostende mihi ubi sit frater tuus, ‘Indícame dónde está tu hermano’

Tibi narro quid fecerim, ‘Te cuento qué he hecho’

Rogo commotusne sis, ‘Pregunto si te has conmovido’

Quaesivi nonne putaret haec vera esse, ‘le pregunté si no pensaba que estas cosas eran verdaderas’.

Scire volo sitne quem quaero necne, ‘quiero saber si es el que busco o no’.

Todas las oraciones interrogativas indirectas desempeñan la función de CD del verbo principal.



Minimum est num hoc fecerit annon, es muy poco importante si ha hecho esto o no’. Esta oración interrogativa indirecta es el sujeto de est, mientras que minimum es el atributo (va en neutro porque el sujeto es una oración y todas las oraciones tienen género neutro).

(índice)

PERIFRÁSTICA ACTIVA Y PASIVA
I. Perifrástica activa:

Se forma con el participio de futuro activo14 del verbo que se conjuga, en nominativo singular (para las tres personas del singular) y plural (para las tres del plural), más el tiempo que se nos pida del auxiliar sum. Por ejemplo:

Pret. imperfecto de indicativo perifrástico activo del lego-is-ere legi lectum: como es perifrástico activo tendré que coger el participio de futuro activo del lego (raíz de supino lect- + -urus-ura-urum) y el pret.imperf. de indic. act. del auxiliar sum (eram…); por tanto,

lecturus lectura lecturum eram

lecturus lectura lecturum eras

lecturus lectura lecturum erat

lecturi lecturae lectura eramus

lecturi lecturae lectura eratis

lecturi lecturae lectura erant
Pret. plusc. de subj. perifrástico activo del moneo-es-ere monui monitum:

moniturus monitura moniturum fuissem

moniturus monitura moniturum fuisses

moniturus monitura moniturum fuisset

monituri moniturae monitura fuissemus

monituri moniturae monitura fuissetis

monituri moniturae monitura fuissent
La perifrástica activa se traduce por un valor de inminencia o intención, o sea, ‘estar a punto de…’, ‘ir a…’, ‘tener la intención de…’; la traducción de los tiempos anteriores sería:

Pret. imperf. ind. perifr. act . del lego: ‘yo estaba a punto de leer’, ’yo tenía la intención de leer’.

Pret. plusc. de subj. perifr. act. del moneo: ‘yo hubiera/hubiese/habría estado a punto de aconsejar’, ‘yo hubiera/hubiese/habría tenido la intención de aconsejar’.
II. Perifrástica pasiva:

Se forma con el participio de futuro pasivo15 del verbo que se conjuga, en nominativo singular (para las tres personas del singular) y plural (para las tres del plural), más el tiempo que se nos pida del auxiliar sum. Por ejemplo:

Fut. imperf. de ind. perifr. pasivo del mitto-is-ere misi missum: (como es perifrástico pasivo, tengo que coger el participio de futuro pasivo del mitto (raíz de presente mitt- +vocal de unión –e- + -nd- + -us-a-um) y el futuro imperf. de ind. del auxiliar sum (ero…); por tanto:

mittendus mittenda mittendum ero

mittendus mittenda mittendum eris

mittendus mittenda mittendum erit

mittendi mittendae mittenda erimus

mittendi mittendae mittenda eritis

mittendi mittendae mittenda erunt
Pret. plusc. de ind. perifrástico pasivo del recipio-is-ere –cepi –ceptum:

recipiendus recipienda recipiendum fueram

recipiendus recipienda recipiendum fueras

recipiendus recipienda recipiendum fuerat

recipiendi recipiendae recipienda fueramus

recipiendi recipiendae recipienda fueratis

recipiendi recipiendae recipienda fuerant
La perifrástica pasiva se traduce por un valor de obligación, es decir, ‘deber ser…’, ‘tener que ser…’. Así los ejemplos anteriores se traducirían:

Fut. imperf. de ind. perifr. pasivo del mitto: ‘yo deberé ser enviado’, ‘yo tendré que ser enviado’.

Pret. plusc. de ind. perifrástico pasivo del recipio: ‘yo había debido ser recibido’, ‘yo había tenido que ser recibido’.
Complemento agente: la perifrástica pasiva, como cualquier otra pasiva, puede llevar un complemento agente, que aparece siempre en dativo sin preposición (independientemente de que el nombre sea o no animado). Por ejemplo:

Ager agricolae quotannis serendus erat, ‘el campo debía ser sembrado cada año por el agricultor’ (serendus erat es un pret. imperf. de ind. perifrástico activo, el sujeto es ager –por eso serendus está en nominativo singular masculino-, mientras que agricolae es un dativo, complemento agente). En realidad el dativo agente es un dativo de interés que indica la persona para la que existe la obligación de hacer algo; así en el ejemplo anterior “para el agricultor existía la obligación de sembrar todos los años el campo”.

(índice)

PRINCIPALES PARTÍCULAS LATINAS
UT (UTI):

1. Adverbio:

● interrogativo-exclamativo ‘cómo’, ‘qué’:

ut vales? ‘¿cómo te va?’

ut ille tunc humilis erat! ‘¡qué humilde era aquel entonces!’

● desiderativo ‘ojalá’:



ut te quidem di deaeque omnes perduint! ‘¡ojalá te arrastren a la perdición todos los dioses y diosas juntos!’.

2. Conjunción de subordinación: tiene diferentes valores según el modo en el que aparezca su verbo; así:


- Con indicativo:

● valor modal-comparativo: se traduce ‘como’, ‘según’; en la principal puede llevar sic o ita ‘así’, ‘tal’:



Ut sementem feceris, ita metes ‘como siembres, así cosecharás’

● valor temporal: se traduce ‘cuando’; puede aparecer seguido del adverbio primum, traduciéndose el bloque ut primum como ‘tan pronto como’:



Ut Caesar loquendi finem fecit, surrexit Cato ‘Cuando César terminó de hablar, se levantó Catón’

● valor causal: se traduce ‘puesto que’, ‘ya que’, ‘como’:



Aiunt hominem, ut furiosus erat, respondisse… ‘dicen que el hombre, puesto que estaba furioso, respondió…’
- Con subjuntivo:

● valor completivo: se traduce ‘que’ y su negativa es ne ‘que no’:



Peto a vobis ut me audiatis ‘pideo de vosotros que me escuchéis’

Peto a vobis ne abeatis ‘pido de vosotros que no os vayáis’

Si el verbo principal es de temor el ut y el ne intercambian sus significados:



Timeo ne abeatis ‘temo que os vayáis’

Timeo ut abeatis ‘temo que no os vayáis’

● valor consecutivo: suele llevar en la oración principal una correlación y su traducción depende de qué correlación lleve; las principales correlaciones y su traducción son las siguientes:



sic/ita… ut ‘de tal manera que’, ‘de modo que’

adeo… ut ‘hasta el punto de que’

tam… ut ‘tan… que’

cualquier caso de tantus-a-um…ut: ‘tan/tanto/tan grande que’

cualquier caso de talis-e… ut ‘tal que’

cualquier caso de is ea id… ut ‘tal que’, etc. Ejemplos:



Ea celeritate ad pugnam concurrunt, ut spatium pila coniciendi non daretur ‘acudieron al combate con tal rapidez que no se dio tiempo de arrojar las lanzas’

Erat tali sagacitate ut decipi non possit ‘era de tal sagacidad que no podía ser engañada’.

● valor concesivo: se traduce ‘aunque’ y en la principal puede llevar tamen ‘sin embargo’:



Ut desint vires, tamen est laudanda voluntas ‘aunque falten las fuerzas, debe ser alabada sin embargo la voluntad’.

● valor final: se traduce ‘para que’ y su negativa es ne ‘para que no’:



Pontem fecit ut copias flumen traduceret ‘construyó un puente para que llevara (= para llevar) sus tropas al otro lado del río’

Pontem rupit ne hostes transirent ‘rompió el puente para que no cruzaran los enemigos’.

(índice)


NE:

1. Adverbio de negación: niega mensajes impresivos, frente a non que niega mensajes aseverativos; así se dice ne id feceris ‘no lo hagas’, pero Caesar non veniet ‘César no vendrá’.


2. Como conjunción de subordinación aparece con subjuntivo y tiene dos valores, que ya hemos visto en los valores de ut:

● valor completivo: se traduce ‘que no’, salvo que el verbo principal sea de temor, impedimento o prohibición, en cuyo caso se traduce por ‘que’. Ejemplos:



Rogo ne haec dicas ‘ruego que no digas estas cosas’

Tibi prohibeo ne venias ‘te prohíbo que vengas’

● valor final: se traduce por ‘para que no’:



Homo nocte exiit, ne visus esset ‘el hombre salió por la noche para que no fuera visto’ = ‘para no ser visto’.

(índice)


CUM:

1. Preposición de ablativo: indica compañía y algunas veces modo:



puer cum patre suo veniebat ‘el niño venía con su propio padre’

Legiones cum celeritate pervenerunt ‘las legiones llegaron con rapidez’
2. Conjunción de subordinación: tiene diferentes valores según el modo en el que aparezca su verbo:

- Con indicativo:

● valor temporal: se traduce ‘cuando’; si va acompañado del adverbio primum, el bloque cum primum se traduce ‘tan pronto como’:

Cum apud hostes silentium factum est, tum copias e castris eduxit ‘cuando se hizo el silencio entre los enemigos, entonces sacó del campamento sus tropas’

Cum primum has litteras accipies (fut. imperfecto), veni (imperativo) ‘tan pronto como recibas esta carta, ven’
- Con subjuntivo:

● valor histórico o narrativo: tiene a la vez valor temporal y causal; suele ir con imperfecto o pluscuamperfecto de subjuntivo y se traduce de modo siguiente:

si va con imperfecto ------ al + inf. de presente o gerundio simple

si va con pluscuamperf. ----- al + inf. de perfecto o gerundio compuesto

Ejemplos:

Galli, cum audirent legiones appropinquare, in silvas se abdiderunt ‘los galos, al oír/oyendo que se acercaban las legiones, se escondieron en los bosques’ (valor temporal y a la vez causal, es decir, se ocultaron en los bosques “cuando” y “porque” oyeron que las legiones se acercaban)

Cum Germani id vidissent, equitatum suis auxilio miserunt ‘al haber visto/habiendo visto los germanos esto, enviaron la caballería en ayuda de los suyos (o sea, enviaron la caballería “cuando” y “porque” lo habían visto; suis y auxilio son dos dativos, uno de interés y el otro de finalidad).

● valor causal: se traduce ‘puesto que’, ‘ya que’:



Cum ea ita sunt, Caesar ex castris copias suas educit ‘puesto que las cosas estaban así, César saca sus tropas del campamento

● valor concesivo: se traduce ‘aunque’ y en la principal puede aparecer tamen ‘sin embargo’:

Cum Caesar in Gallia esset, tamen Haeduorum legati non venerunt ‘aunque César estaba en la Galia, no vinieron los embajadores de los heduos’
3. A veces forma una correlación con tum, pudiéndose traducir como ‘no solo... sino también’:

Venerunt legati tum Heduaorum, cum Sequanorum ‘vinieron los embajadores no solo de los heduos, sino también de los sécuanos’.

(índice)


UBI:

1. Adverbio de lugar:

● Relativo: se traduce ‘donde’ y puede llevar o no antecedente:

Bellum gerendum erat in eis locis ubi hostes consulem interfecerant ‘la guerra debía desarrollarse en aquellos lugares donde los enemigos habían matado al cónsul’ (en este caso el antecedente es in eis locis; también podría haber faltado y entonces la traducción hubiera sido ‘la guerra debía desarrollarse donde los enemigos habían matado al cónsul’).

● Interrogativo: se traduce por ‘dónde’ y puede introducir oraciones interrogativas directas e indirectas:



Ubi aedificatus est pons? ‘¿dónde se construyó el puente?’

Nescio ubi aedificatus sit pons ‘no sé dónde se construyó el puente’
2. Conjunción de subordinación con valor temporal: se traduce por ‘cuando’; al igual que el ut y el cum, puede ir seguida del adverbio primum, traduciéndose el bloque ubi primum como ‘ten pronto como’:

Ubi haec nuntiata sunt , legiones proficisci iubet ‘cuando le fueron anunciadas estas cosas, ordena que las legiones se pongan en marcha’.

(índice)


QUOD:

1. Pronombre relativo: es el nominativo o acusativo singular neutro de qui quae quod:



Flumen est Arar, quod per fines Haeduorum et Sequanorum in Rhodanum influit ‘está el río Saona a través de los territorios de los heduos y los sécuanos, desemboca en el Ródano’ (quod, que es el sujeto de influit, lleva como antecedente a flumen Arar).
2. Adjetivo:

● Relativo: es también el nominativo o acusativo singular neutro del adjetivo relativo qui quae quod; como es adjetivo, tiene que concertar con un nombre neutro, nom. o ac. singular, que vaya detrás del quod:



Comitiis habitis, declarantur consules M. Tullius et C. Antonius, quod factum primo populares coniurationis concusserat ‘celebradas las elecciones, fueron proclamados cónsules M. Tulio y C. Antonio, el cual hecho (= hecho que) al principio había desconcertado a los partidarios de la conspiración’ (quod, dado que concierta con el sustantivo factum, es un adjetivo relativo).

● Interrogativo: es también el nominativo o acusativo singular neutro del adjetivo interrogativo qui quae quod:



Rogavit quod imperium haberent ‘preguntó que autoridad tenían’.
3. Conjunción de subordinación:

● valor completivo: lleva su verbo en indicativo y se traduce por ‘que’, ‘el hecho de que’, ‘el que’. La oración subordinada completiva que forma desempeña habitualmente la función de sujeto o de CD:



Accidit quod classis abierat ‘sucedió que la flota se había alejado’ (la oración de quod tiene aquí la función de sujeto de accidit)

● valor causal: puede llevar su verbo en indicativo (si es una causa real) o en subjuntivo (si se trata de un pretexto o una opinión) y se traduce por ‘puesto que’, ‘ya que’, ‘como’, ‘porque’:



Caesar a dextro cornu, quod eam partem minime firmam hostium esse animadverterat, proelium commisit ‘César trabó combate desde el ala derecha, ya que había advertido que aquella parte era la menos sólida de los enemigos’

(índice)


DUM:

1. Adverbio de tiempo: suele aparecer enclítico (unido a la parte final de una palabra) y se traduce por ‘todavía’:



nihildum ‘todavía nada’

nondum ‘todavía no’
2. Conjunción de subordinación:

● Valor temporal: puede ir tanto en indicativo, con el sentido de ‘mientras que’, como en subjuntivo significando ‘hasta que’:



Dum haec dicit, abiit hora ‘mientras dice esto, ha pasado una hora’

Dum mihi a te litterae veniant, in Italia morabor ‘hasta que me llegue tu carta, me quedaré en Italia’

● valor causal: ‘puesto que’:



Dum veritus est, non vidit ‘puesto que estuvo asustado, no vio’ = ‘por estar asustado, no vio nada’

● valor condicional restrictivo: se traduce por ‘con tal que’ y lleva su verbo en subjuntivo:



Otiosus potes esse, dum istud otium rei publicae ne obsit ‘puedes estar ocioso, con tal que ese ocio no perjudique a la república’.

(índice)


QUO:

1. Pronombre relativo: es el ablativo singular masculino o neutro de qui quae quod:



Templum in quo Dianae simulacrum erat a Graecis aedificatum est ‘el templo en el que estaba la estatua de Minerva fue construido por los griegos’
2. Adjetivo:

● Relativo: es también el ablativo singular masculino o neutro de qui quae quod; como es adjetivo, tiene que concertar con un nombre masculino o neutro en ablativo singular, que vaya detrás del quo:



In quo templo Dianae simulacrum erat, tres annos vixit ‘vivió tres años en el cual templo (= en el templo en el que) estaba la estatua de Diana’ (quo como adjetivo relativo concuerda con templo).

● Interrogativo: es también el ablativo singular masculino o neutro de qui quae quod:



Rogavit in quo loco hostes essent ‘preguntó en qué lugar estaban los enemigos’.
3. Adverbio de lugar:

● Relativo: se traduce ‘adonde/ a donde’, según lleve o no antecedente:



Equitatus missus erat in ea loca quo hostes concurrerant ‘la caballería había sido enviada a aquellos lugares adonde habían corrido los enemigos’ (en este caso el antecedente es in ea loca; también podría haber faltado y entonces la traducción hubiera sido ‘la caballería había sido enviada a donde habían corrido los enemigos’).

● Interrogativo: se traduce por ‘a dónde’ y puede introducir oraciones interrogativas directas e indirectas:



Quo vadis? ‘¿a dónde vas?’

Nescio quo vadas ‘no sé a dónde vas’

4. Conjunción de subordinación:

● valor final: lleva su verbo en subjuntivo y en su oración suele aparecer un comparativo; se traduce por ‘para que’, ‘a fin de que’:

Rhodum ille profectus est quo melior esset ‘se marchó a Rodas, para que él fuera mejor’ = ‘para perfeccionarse’

● valor causal: puede aparecer con indicativo o con subjuntivo y se traduce por ‘porque’; el quo causal suele aludir no a una causa única, sino a varias en contraposición:



Non id dico quo mihi veniat in dubium tua fides, aut quo non spem habere P. Quinctius debeat ‘no digo eso porque me venga a la duda tu buena fe, o porque P. Quintio no deba tener ya esperanza’ = ‘porque se me ocurra dudar de tu buena fe, o...’

(índice)

SINTAXIS DEL PARTICIPIO
Un participio es un adjetivo verbal; por tanto, su doble naturaleza, nominal (como adjetivo o como adjetivo sustantivado) y verbal, les proporciona unas posibilidades de empleo muy amplias dentro de la lengua latina.

  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal