El complemento agente Oraciones interrogativas


c) Infinitivo del estilo indirecto



Descargar 308.83 Kb.
Página3/4
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño308.83 Kb.
1   2   3   4

c) Infinitivo del estilo indirecto: es también un uso independiente del infinitivo; suele ir tras pausa fuerte (punto, dos puntos…), lleva su sujeto en acusativo y se traduce igual que los infinitivos no concertados, es decir, con un “que” y sobrentendiendo al principio en la pausa fuerte un verbo que indique lengua, mandato o pregunta, en el caso de que no esté expreso. Ejemplo:

Caesar legionibus dixit: adversarios magis numerosos esse, sed minus fortes…, ‘César dijo a sus legiones: que los contrarios eran más numerosos, pero menos fuertes…’

Caesar ad senatores contendit: quem Catonis sententiam suffragatum esse?, ‘César se dirigió a los senadores (preguntándoles) que quién había apoyado la proposición de Catón’ (quem, en acusativo, es el sujeto de suffragatum esse, infinitivo de perfecto de un verbo deponente; el infinitivo, al ir después de pausa fuerte y llevar un sujeto en acusativo –quem-, es del estilo indirecto; además, al llevar una interrogación al final, indica que el mensaje que se dice detrás de los dos puntos es interrogativo, por lo que en la traducción hemos sobrentendido “preguntándoles”.

(índice)

GERUNDIOS Y GERUNDIVOS
I. Gerundios:
a) Morfología:

Se forma añadiendo a la raíz de presente la característica –nd y las desinencias de la 2ª declinación en neutro singular; en la 3ª y 4ª conjugación entre la raíz y la característica –nd- encontramos la vocal de unión e; los verbos de la 5ª conjugación forman el gerundio igual que los de la 4ª:




GERUNDIOS




1ª conj.

2ª conj.

3ª conj.

4ª conj.

5ª conj.

Traducción

Acusativo

(CC fin.)



Ama-nd­-um

Mone-nd-um

Leg-e-nd-um

Audi-e-nd-um

Capi-e-nd-um

a/para + infinitivo

Genitivo

(CN)


Ama-nd-i

Mone-nd-i

Leg-e-nd-i

Audi-e-nd-i

Capi-e-nd-i

de + infinitivo

Dativo

(CC fin.)



Ama-nd-o

Mone-nd-o

Leg-e-nd-o

Audi-e-nd-o

Capi-e-nd-o

a/para + infinitivo

Ablativo

(CC)


Ama-nd-o

Mone-nd-o

Leg-e-nd-o

Audi-e-nd-o

Capi-e-nd-o

con/de/en/por + infinitivo o gerundio

b) Sintaxis:

El gerundio es un sustantivo verbal activo, neutro singular, que sirve para declinar el infinitivo. El infinitivo, en su uso nominal, desempeña fundamentalmente las funciones de sujeto y de CD, completando así las funciones que faltan al gerundio, ya que este no puede ser sujeto por no tener nominativo, ni CD porque, a pesar de que tiene acusativo, este casi siempre se emplea con preposición (con lo que su función será la de CC). Por tanto, el infinitivo y el gerundio juntos forman una declinación completa; es decir:


Para la función de

Se usa el

Nominativo Sujeto, Atributo…

Infinitivo

Acusativo CD

Infinitivo

Acusativo CC

Gerundio

Genitivo CN

Gerundio

Dativo CC finalidad

Gerundio

Ablativo CC

Gerundio

Las principales funciones del gerundio en sus distintos casos son las siguientes:

• En acusativo, precedido de ad, es CC de finalidad.

Bos ad arandum natus est, ‘el buey ha nacido para arar’

• En genitivo tiene la función de CN o de complemento de un adjetivo:



Ars amandi, ‘el arte de amar’

Cupidus legendi, ‘deseoso de leer’

A veces el genitivo puede llevar postpuestas las preposiciones causa o gratia, con lo que todo el sintagma tendrá la función de CC de finalidad:



Canis indagandi causa natus est, ‘el perro ha nacido para rastrear’

• En dativo también tiene la función de CC de finalidad:



Homo intellegendo natus est, ‘el hombre ha nacido para comprender’

• En ablativo sin preposición tiene generalmente la función de CC de modo:



Pugnando locum ceperunt, ‘tomaron el lugar luchando’

También puede usarse con preposición expresando diversas circunstancias, según la preposición que lleve:



Peritus in dicendo, ‘experto en el hablar’

NOTA.- El gerundio, al ser una forma verbal activa, puede llevar CD si el verbo es transitivo (Cupidus carmina legendi, ‘deseoso de leer poemas’; tollendo superstitionem non tollitur religio, ‘suprimiendo la superstición no se suprime la religión’). Pero esta construcción se limita al genitivo y al ablativo sin preposición; en los demás casos aparece la construcción con gerundivo.



II. Gerundivos:
a) Morfología:

Se forman exactamente igual que los gerundios, pero con la salvedad de que no solo pueden aparecer en neutro singular de la 2ª declinación: los podemos encontrar en masculino (declinado por la 2ª declinación), en femenino (declinado por la 1ª) y en neutro (declinado por la 2ª), y todos ellos en singular y plural; se declinan, por tanto, como el adjetivo de 3 terminaciones bonus-a-um.


b) Sintaxis:

El gerundivo es un adjetivo verbal pasivo, que debe concordar con un sustantivo en género, número y caso; por ello tiene que tener los tres géneros (y no solo el neutro, como el gerundio) y los dos números (y no solo el singular, como el gerundio). Lleva las mismas preposiciones que el gerundio y se traduce de la misma manera. La palabra con la que concuerda el gerundivo es el sujeto de ese gerundivo, aunque debe traducirse como si fuera su complemento directo. Ejemplos:



Cupidus sum videndae patriae, ‘estoy deseoso de ver la patria’ (videndae es gerundivo porque va en femenino –y el gerundio solo podía aparecer en neutro- y porque es un adjetivo que concuerda en género, número y caso con patriae; el sintagma de gerundivo videndae patriae es un genitivo dependiente del adjetivo cupidus, por tanto, ese sintagma se analizará como un complemento del adjetivo; ahora bien, cuando analicemos cada una de las palabras que componen ese sintagma tendremos que indicar que videndae es el gerundivo y que patriae es su sujeto, a pesar de que, como se ha visto en la traducción, lo hemos traducido como si fuera el CD de videndae).

Urbi condendae locum delegerunt, ‘eligieron un lugar para fundar la ciudad’ (condendae es un gerundivo por ser un adjetivo –concierta con urbi- y por estar en femenino –el gerundio solo tiene neutro-; el sintagma de gerundivo urbi condendae, en dativo, se analiza como CC de finalidad de delegerunt; y si analizamos cada una de las palabras que lo componen, tenemos que indicar que urbi es el sujeto del gerundivo condendae).

Nec iam publicis agris possidendis contenti erant, ‘y no estaban ya contentos con poseer/ poseyendo los campos públicos’ (possidendis es gerundivo porque como adjetivo concuerda con publicis agris y porque es plural –el gerundio solo tenía neutro singular-; el sintagma de gerundivo –publicis agris possidendis- es un CC de modo de contenti erant; publicis agris es el sujeto de possidendis).

III. Paso de gerundio a gerundivo y viceversa:
a) Paso de gerundio a gerundivo:

El gerundio para que pueda convertirse en gerundivo tiene que llevar CD (de lo contrario la conversión no se puede realizar). El gerundio conserva entonces el caso en el que está, pero toma el género y el número del CD, y este conserva su género y número, pero toma el caso del gerundio. El resto de palabras queda igual que estaba. Ejemplo:



Nostri tela iaciendo hostes a castris repulerunt, ‘los nuestros rechazaron del campamento a los enemigos arrojando proyectiles’ (iaciendo es un gerundio en ablativo, pues no hay en la frase ningún otro ablativo singular con el que pueda concordar –para ser gerundivo-, y como lleva CD –tela- podemos pasarlo a gerundivo: el gerundio se queda en el caso en que está –en ablativo-, pero toma el género y el número de su CD –tela es neutro plural, de telum teli-, con lo que iaciendo tiene que ser puesto en ablativo plural neutro; y tela, su CD, conserva el género y número que tiene, es decir, se queda en neutro plural, pero tiene que tomar el caso de iaciendo, es decir, el ablativo; el resultado final será: nostri telis iaciendis hostes a castris repulerunt, y la traducción será la misma de antes, puesto que el gerundivo tiene la misma traducción que el gerundio y la palabra con la que concuerda se traduce como si fuera su CD: ‘los nuestros rechazaron del campamento a los enemigos arrojando proyectiles’).
b) Paso de gerundivo a gerundio:

Este paso siempre es posible. El gerundivo se queda en el mismo caso en que esté, pero pasa a neutro singular, ya que vamos a convertirlo en gerundio y este solo tiene neutro singular; la palabra con la que concuerda el gerundivo conserva su propio género y número, pero tiene que pasar a acusativo, ya que la condición imprescindible para que un gerundio pudiera convertirse en gerundivo era que llevara CD. Las demás palabras quedan igual que estaban. Ejemplo:



Caesar agrorum incendendorum signum dedit, ‘César dio la señal de incendiar los campos’ (incendendorum es gerundivo porque está en masculino plural y concuerda con agrorum; para pasarlo a gerundio, tenemos que mantener incendendorum en el mismo caso en que está –en genitivo-, pero pasarlo a neutro singular, ya que el gerundio solo tiene neutro singular; y agrorum tiene que quedarse en masculino plural, pero pasar a acusativo; la frase queda, pues, así: Caesar agros incendendi signum dedit y la traducción es la misma de antes César dio la señal de incendiar los campos’.

(índice)

EL SUPINO
Es un sustantivo verbal. Existen dos tipos de supino:
a) Supino en –um: también llamado supino 1º, es un acusativo de dirección que se usa como complemento de verbos de movimiento (y también del verbo dare); se traduce por ‘a/para + infinitivo’. Ejemplos:

Eo lusum, ‘voy a jugar’ (lusum es el supino 1º de ludo, depende de eo, verbo de movimiento; funciona como CC de finalidad).

Milites pabulatum processerant, ‘los soldados se habían adelantado para recoger forraje’ (pabulatum es el supino de pabulor, ‘recoger forraje’).

Legati ad Caesarem gratulatum convenerant, ‘los legados habían venido hasta César para felicitarlo’.
b) Supino en –u: también llamado supino 2º, es un dativo o ablativo de relación, depende siempre de nombres como fas/ nefas o de adjetivos como facilis, mirabilis, incredibilis, horribilis, iucundus, utilis, dignus, turpis, suavis, etc.; se traduce por ‘de + infinitivo’ cuando depende de adjetivos, y por un infinitivo sin preposición cuando depende de fas/ nefas. Ejemplos:

Nefas est dictu, ‘no está permitido decir’

Perfacile est factu, ‘es facilísimo de hacer

Horribile visu est, ‘es horrible de ver

(índice)

LA ORACIÓN COMPUESTA
Una oración compuesta es un enunciado con más de un verbo, mientras que la simple es la que consta de un solo verbo.
Existen dos tipos de oraciones compuestas:

• Por coordinación

• Por subordinación
1. Oraciones compuestas por coordinación:

No establecen relación de dependencia con otra oración, sino que se encuentran en el mismo nivel sintáctico dentro de un único enunciado. Pueden estar unidas por conjunciones o por puntuaciones.


a) Oraciones coordinadas unidas por conjunciones: las hay de varios tipos:

• Coordinadas copulativas: están unidas por et, ac, atque, -que17, ‘y’; nec, neque ‘y no’, ‘ni’; estas conjunciones unen oraciones independientes:



Caesar in senatum venit et dixit… ‘César llegó al senado y dijo…’

Nec id audivit nec vidit ‘ni lo oyó ni lo vio’

A veces el et puede estar repetido: si el primero de ellos no une nada, entonces estamos ante una correlación, que se traduce ‘no solo… sino también’:



Et eum vidit et nuntium ei dixit ‘no solo lo vio, sino que también le dijo la noticia’ (el segundo et está uniendo las dos oraciones, mientras que el primer et no une nada, por lo que es una correlación).

• Coordinadas disyuntivas: indican una alternativa; las principales conjunciones disyuntivas son aut, -ve18, vel, sive, seu ‘o’; cuando forman correlación también podemos traducirlas ‘ya… ya’, ‘bien… bien’. Ejemplos:



Credo ut id emeris aut inveneris ‘creo que lo has comprado o lo has encontrado’

Sive id audiverunt sive viderunt ‘o lo han oído o lo han visto’

• Coordinadas adversativas: indican oposición o rectificación; las principales conjunciones son sed, at, verum, autem, vero ‘pero’, ‘mas’; tamen ‘no obstante’, ‘sin embargo’:



Id dicit, sed verum non est ‘dice eso, pero no es verdad’

• Coordinadas explicativas: las principales conjunciones son enim, etenim, nam, namque ‘pues’:



Sic locutus est, nam nemo verum sciebat ‘así habló, pues nadie sabía la verdad’

• Coordinadas consecutivas: indican una consecuencia; sus principales conjunciones son ergo, itaque, igitur ‘así pues’, ‘luego’; quare, quamobrem, quapropter ‘por lo cual’:



Cogito ergo sum ‘pienso, luego existo’
b) Oraciones coordinadas unidas por puntuaciones: se denominan yuxtapuestas:

Veni, vidi, vici ‘llegué, vi, vencí’
2. Oraciones compuestas por subordinación: la oración subordinada depende siempre de otra oración o de algún elemento de esta:

“Eneas tuvo un hijo al que llamó Ascanio” (la oración subordinada “al que llamó Ascanio” depende de “hijo” al que está complementando)

“Dicen que César volverá a Roma” (“que César volverá a Roma” es una oración subordinada que depende de “dicen”).
Hay tres tipos de oraciones subordinadas:

• Completivas o sustantivas: suelen desempeñar la función de sujeto o CD (o todo lo referido a ellos).

• Adjetivas o de relativo

• Adverbiales o circunstanciales.

(índice)
COMPLETIVAS INTRODUCIDAS POR CONJUNCIONES
En castellano la conjunción completiva es “que”; en latín hay varias, las principales son ut, ne, quominus, quin y quod. ¿Cuándo se utiliza cada una?
1) Llevan una oración completiva en subjuntivo con ut (= que) y ne (= que no) los verbos que significan “querer”, “pedir”, “suceder”, “hacer”, “obligar”, “exhortar”, etc. Ejemplos:

Opto ut beatus sis, ‘deseo que seas feliz’ (ut beatus sis es la oración completiva construida con ut más subjuntivo, y depende de un verbo que significa “querer”, “desear” –opto-; tiene la función de CD de opto.

Dux milites obsecrat, ne se deserant, ‘el general suplica a los soldados que no lo abandonen’.

Evenit ut nemo adesset, ‘sucedió que nadie había’ (= ‘que no había nadie). En este caso la oración completiva de ut tiene la función de sujeto de evenit.

Perfeci, ne quis fugeret, ‘conseguí que nadie huyera’ (literalmente sería ‘que no alguien huyera’).
2) Los verbos y expresiones que significan temer, (timere, metuere, vereri, in timore esse, periculum est, etc.), llevan una oración completiva en subjuntivo introducida por ne (si se teme que la cosa suceda, con lo que ese ne se traduce por “que”) y ut –o bien ne non- (si se teme que la cosa no suceda, por lo que ese ut se traduce por “que no”). La razón de que ut signifique en estos casos “que no” y ne “que” es sencilla: los hombres primitivos no subordinaban unas frases a otras, sino que solo coordinaban; por tanto, ne y ut, en tiempos muy antiguos, no eran conjunciones de subordinación, sino solo adverbios que expresaban el deseo negativo y positivo respectivamente: ne venias ‘ojalá no vengas’, ut venias ‘ojalá vengas’. Con el tiempo la mente humana fue progresando y llegó a ser capaz de concebir la subordinación: “tengo miedo: no vengas” pasó a ser “temo que vengas”, y “tengo miedo: ojalá vengas” se convirtió en “temo que no vengas”.

3) Los verbos que significan “impedir”, “prohibir”, “oponerse”, “dudar”, “ignorar”, etc., si están en forma negativa o formulados de modo interrogativo, llevan una completiva en subjuntivo introducida por quin (= que), mientras que si están en forma afirmativa la conjunción utilizada normalmente es ne más subjuntivo (= que); en cualquiera de los dos casos, ambas conjunciones pueden ser sustituidas por quominus más subjuntivo (= que). Ejemplos:



Impedio ne abeant, ‘impido que se marchen’ (aparece ne con la principal –impedio- afirmativa).

Dubitari non debet quin fuerint ante Homerum poetae, ‘no se debe dudar que antes de Homero existieron poetas’ (la oración principal es negativa).

Hostes non impediebant quin equitatus procurreret, ‘los enemigos no impedían que la caballería avanzara’ (la principal es negativa).

Cui dubium est quin mundus deorum providentia regatur?, ‘¿para quién es dudoso que el mundo está gobernado por la providencia de los dioses? (la oración principal es interrogativa).

Quid obstat quominus sis beatus?, ‘¿qué impide que seas feliz?’

4) La conjunción completiva quod (= que, el hecho de que) es la única que lleva su verbo en indicativo:



Oportune accidit quod Germani in castra venerunt, ‘aconteció oportunamente el hecho de que los germanos llegaron al campamento’.

Multum hostes adiuvabat, quod flumen nivibus creverat, ‘mucho ayudaba a los enemigos el hecho de que el río había crecido con las nieves’.

(índice)


COMPLETIVAS SIN CONJUNCIÓN CON VERBO EN SUBJUNTIVO:
En castellano, sobre todo en cartas comerciales, se usan oraciones completivas sin conjunción; así en ‘le ruego me indique’ “me indique” es una oración completiva CD de “ruego”, a la que le falta la conjunción “que” (= ‘le ruego que me indique’). En latín tenemos lo mismo:

Rem publicam servemus oportet, ‘conviene (que) salvemos la república’ (la oración completiva –Rem publicam servemus-, sin conjunción y con el verbo en subjuntivo, es el sujeto de oportet

Rogo cures salvus discedat, ‘ruego (que) procures (que) salga sano y salvo’ (aquí hay una cadena de completivas sin conjunción, con la función de CD: lo rogado es “que procures”, y lo procurado, “que salga sano y salvo”).

(índice)

ORACIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES O CIRCUNSTANCIALES.
Conjunciones:
Temporales: cum, ubi, ut (uti): cuando.

dum: mientras (que), hasta que (Mulieres dum comuntur, annus est [mientras se peinan las mujeres, transcurre un año].- Multa bello passus est, dum conderet urbem [padeció muchas cosas en la guerra hasta que fundó la ciudad]).

ante(a)quam, priusquam: antes que (prius venisti quam cenarem [viniste antes de que cenara].- Antequam lux nos opprimit, erumpamus [antes que la luz nos sorprenda, salgamos]).

post(ea)quam: después que

ut/ cum/ ubi primum: tan pronto como

simul atque, simul ac: tan pronto como (Dixit se, simul atque libuisset, veteranos convocaturum esse. [dijo que él convocaría a los veteranos, tan pronto como quisiera]- Simul atque surgit suspicio tumultus... [tan pronto como surge la sospecha de revuelta…]).
Causales: quod, quia, quoniam, quando, cum, ut: puesto que, ya que, como

(cum frumentum non haberent, sese dediderunt [puesto que no tenía trigo, se entregaron].- Domi mansit quod malum verebatur/ vereretur [se quedó en casa porque temía una desgracia/ porque temía –según decía- una desgracia]).


Finales: ut, quo (más comparativo): para que, para + infinitivo

ne: para que no, para no + infinitivo

(Pontem fecit, ut copiae transirent [hizo un puente para que cruzaran las tropas].



Pontem fecit, quo facilius copias traduceret [hizo un puente para cruzar más

Fácilmente a las tropas]).


Catálogo: 2009
2009 -> Nuevo récord de los neumáticos Hankook: tres continentes en tres días
2009 -> Tres continentes en coche durante 3 días: El destructor de récords Gerhard Plattner confía en los neumáticos Hankook
2009 -> Prefacio El Marco de la Administración de Proyectos
2009 -> Aacr2 Terminology vs. Rda terminology
2009 -> No se puede hablar del reino de Dios sin contemplar al Dios del reino que vive y anuncia Jesús
2009 -> La poesía de los Siglos de Oro La poesía del siglo XVI. Etapas I corrientes
2009 -> Contrato nº 049-2009-drc-c-inc contrato licitación pública nº 009-2009-drc-c-inc adquisición de equipos de computo
2009 -> Transcribe: Karla Bedoya A
2009 -> Iconos cu Noticias de la actualidad informática y del sector tecnológico Destinado a especialistas del Sistema Bancario


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal