El conjunto de músculos de nuestro cuerpo recibe el nombre de sistema muscular



Descargar 38.23 Kb.
Fecha de conversión23.10.2018
Tamaño38.23 Kb.
SISTEMA MUSCULAR
El conjunto de músculos de nuestro cuerpo recibe el nombre de sistema muscular.

El sistema muscular se desarrolla casi en su totalidad a partir del mesodermo. Los diferentes tipos de músculo derivan de distintos fuentes de mesodermo: así, tenemos que el músculo esquelético deriva del mesodermo paraxial, el músculo liso se diferencia de la hoja esplácnica del mesodermo lateral que rodea al intestino y sus derivados, y por último el músculo cardiaco que proviene del mesodermo esplácnico que circunda al tubo cardiaco.

En el organismo existen un total de 640 músculos, y representan el 35-40% del peso corporal


Los músculos son conjuntos de células alargadas llamadas fibras. Están colocadas en forma de haces que a su vez están metidos en unas vainas conjuntivas que se prolongan formando los tendones, con lo que se unen a los huesos. Su forma es variable. La más típica es la forma de huso (gruesa en el centro y fina en los extremos) muy alargado.

Sus Propiedades:



  • Son blandos

  • Pueden deformarse

  • Pueden contraerse

Su misión esencial es mover las diversas partes del cuerpo apoyándose en los huesos

El músculo está compuesto por pequeñas fibras musculares, y cada una de éstas posee varios centenares de miofibrillas. A su vez las miofibrillas están formadas por unos filamentos de dos proteínas: actinia y miosina


Funciones del sistema muscular

El sistema muscular es responsable de:



  • Locomoción: efectuar el desplazamiento de la sangre y el movimiento de las extremidades.

  • Actividad motora de los órganos internos: el sistema muscular es el encargado de hacer que todos nuestros órganos desempeñen sus funciones, ayudando a otros sistemas como por ejemplo al sistema cardiovascular. (el latido cardíaco). el avance de los alimentos por los intestinos, el ajuste arterial y el enfoque visual.

  • Información del estado fisiológico: por ejemplo, un cólico renal provoca contracciones fuertes del músculo liso generando un fuerte dolor, signo del propio cólico.

  • Mímica: el conjunto de las acciones faciales, también conocidas como gestos, que sirven para expresar lo que sentimos y percibimos.

  • Estabilidad: los músculos conjuntamente con los huesos permiten al cuerpo mantenerse estable, mientras permanece en estado de actividad.

  • Postura: el control de las posiciones que realiza el cuerpo en estado de reposo.

  • Producción de calor: al producir contracciones musculares se origina energía calórica. producen un 40% del calor corporal en reposo y hasta un 80% durante el ejercicio.

  • Forma: los músculos y tendones dan el aspecto típico del cuerpo.

  • Protección: el sistema muscular sirve como protección para el buen funcionamiento del sistema digestivo como para los órganos vitales.


ESTRUCTURA DE UN MÚSCULO ESQUELÉTICO

Los músculos esqueléticos están formados por fibras musculares estriadas que se organizan de la siguiente manera:

Cada fibra muscular está rodeada por una fina membrana de tejido conjuntivo denominada ENDOMISIO.

Varias fibras se agrupan en manojos denominados fascículos musculares. Cada fascículo está rodeado por una capa de tejido conjuntivo denominada PERIMISIO.

El conjunto de los fascículos forman el músculo que, a su vez, se encuentra rodeado por una envoltura de tejido conjuntivo llamada EPIMISIO.
Los componentes de tejido conjuntivo de un músculo se unen para formar un tendón, mediante el cual el músculo se inserta al hueso. En los músculos anchos los tendones son aplanados y se denominan aponeurosis.
Los músculos se pueden insertar a distintas estructuras:

a) a los huesos, lo hacen de forma directa o por medio de un tendón, muy resistente que une en un extremo el hueso y el otro al músculo.

b) Las aponeurosis, que son bandas fibrosas muy anchas. Un ejemplo de este tipo de inserción lo constituyen los músculos de la pared abdominal.

c) a las mucosas, como ocurre con los músculos de la lengua.


La mayoría de los músculos tienen un origen y una inserción, sin embargo, algunos músculos tienen dos orígenes (bíceps), tres orígenes (tríceps) y aún cuatro orígenes (cuadríceps) y una inserción. 
Contracción muscular.

Los músculos tienen desarrollada la propiedad de contracción, proceso en el cual participan las proteínas musculares (actinia y miosina), calcio y el ATP; durante ella se produce calor, siendo éste uno de los mecanismos de termogénesis del organismo.  Los músculos tienen esta capacidad de contraerse cuando reciben una señal eléctrica.

El músculo está compuesto por pequeñas fibras musculares, y cada una de éstas posee varios centenares de miofibrillas. A su vez las miofibrillas están formadas por unos filamentos de dos proteínas: actinia y miosina que se encuentran parcialmente superpuestos, cuando recibe el impulso nervioso se produce un aumento del grado de superposición de estos filamentos, lo cual determina un acortamiento de la longitud del músculo. Numerosos capilares suministran oxígeno y glucosa Necesarios para la contracción.

Los músculos gastan mucho oxígeno y glucosa, cuando el esfuerzo es muy fuerte y prolongado, provocando que los músculos no alcancen a satisfacer sus necesidades, dan como resultado los calambres y fatigas musculares por acumulación de toxinas musculares, estos estados desaparecen con descanso y masajes que activen la circulación, para que la sangre arrastre las toxinas presentes en la musculatura.



TIPOS DE MÚSCULOS.

En los músculos del cuerpo humano se aprecia un gran número de formas diferentes, que se pueden clasificar en varios grupos atendiendo a dos conceptos distintos:

- a su estructura

- a su forma

- a su función

- a el tipo de movimiento


Estructuralmente se conocen tres tipos de musculatura: musculatura lisa, musculatura cardíaca y musculatura estriada. 



Estriados o esqueléticos

Lisos o visceral

Cardíaco

  • De tipo voluntario,

  • desarrolla contracción rápida y característicamente presentan agotamiento.

  • Está constituido por fibras musculares multinucleadas rodeadas por una membrana celular o sarcolema; por fuera de ésto, y rodeando a cada fibra muscular, se encuentra una capa de tejido conectivo, el endomisio.  




  • De Carácter involuntario

  • recubre estructuras internas tales como la pared del intestino, bronquios, vejiga, vasos sanguíneos,.

  • desarrolla una contracción lenta pero mantenida.

  • Están inervados por el sistema nervioso autónomo, y

  • sus células son fusiformes de núcleo central pequeño y citoplasma de aspecto homogéneo. 



  • Es de tipo involuntario,

  • cuyas células aparecen como contínuas una de otra, sin un límite definido separadas por discos intercalares, su citoplasma tiene un aspecto granuloso con un núcleo central redondo y grande.

  • Las células musculares cardíacas presentan gran excitabilidad y conductibilidad lo que determina que sean capaces de presentar una contracción rítmica con una frecuencia promedio de  ochenta veces por minuto. 

El funcionamiento del sistema muscular se puede dividir en 3 procesos, uno voluntario a cargo de los músculos esqueléticos el otro involuntario realizado por los músculos viscerales y el último proceso deber de los músculos cardíacos y de funcionamiento autónomo.

Los músculos esqueléticos permiten caminar, correr, saltar, en fin facultan una multitud de actividades voluntarias. A excepción de los reflejos que son las repuestas involuntarias generadas como resultado de un estímulo. En cuanto a los músculos involuntario, se puede especificar que se desempeñan de manera independiente a nuestra voluntad pero son supervisados y controlados por el sistema nervioso, se encarga de generar presión para el traslado de fluidos y el transporte de sustancias a lo largo del organismo con ayuda de los movimientos peristálticos (como el alimento, durante el proceso de digestión y excreción). El proceso autónomo se lleva a cabo en el corazón, órgano hecho con músculos cardíacos. La función primordial de este tejido muscular es contraerse regularmente, millones de veces, debiendo soportar la fatiga y el cansancio, o si no, el corazón se detendría.

MÚSCULOS DEL CUERPO HUMANO SEGÚN SU FORMAS


Músculos largos

Músculos anchos o planos

Músculos cortos

Son alargados. Se hallan

principalmente en las

extremidades y originan

movimientos rápidos y amplios.



Son muy aplanados, y con un grosor escaso. Se encuentran en la pared del abdomen y del tórax. Su misión es proporcionar revestimiento amplio y potente a las dos grandes cavidades: la torácica y abdominal.

Son pequeños y presentan formas diversas.

Abundan alrededor de la columna vertebral, realizan movimientos cortos de gran resistencia.




Músculos superficiales

Músculos internos




Situados a escasos

milímetros debajo de la

piel, son por ejemplo los

músculos faciales.



Situados en partes más internas del cuerpo, no podemos apreciarlos ni sentirlos desde el exterior.

Ejemplo el Escaleno, situado en el cuello ayuda a la respiración y flexión del cuello.





De acuerdo a su FUNCIÓN los músculos se clasifican en músculos:


AGONISTAS, ANTAGONISTAS Y SINERGISTAS. 
  
Los músculos agonistas: son aquéllos cuya acción produce directamente un determinado movimiento, ejemplo el bíceps braquial durante la flexión del brazo
   Los músculos antagonistas: son aquéllos que realizan el movimiento opuesto de los músculos agonistas, ejemplo, el tríceps en el caso anterior. 
Los músculos sinergistas: son aquéllos que facilitan y cooperan para hacer eficiente la acción de los músculos agonistas sin realizar la función de éstos.
TIPOS DE MÚSCULOS SEGÚN EL TIPO DE MOVIMIENTO QUE REALIZAN, SE PUEDEN DISTINGUIR LOS SIGUIENTES TIPOS DE MÚSCULOS:
Flexores y extensores: acercan o separan, respectivamente, dos partes de un miembro.

Abductores y aductores: alejan o acercan partes móviles hacia un eje central.

Rotadores: hacen girar un hueso alrededor de un eje longitudinal. La pronación y la supinación constituyen dos formas especiales de rotación.

La pronación es la rotación conjunta del antebrazo y la mano, quedando las palmas de las manos mirando hacia atrás. La supinación es el movimiento contrario.

Elevadores o depresores: levantan o bajan una parte del cuerpo.

Esfínteres y dilatadores: cierran o abren un orificio corporal.
El conjunto de músculos que recubren a nuestro cuerpo se divide en siete grandes regiones musculares:


  • Cabeza: La mayoría de los músculos del cráneo y de la cara son del tipo cutáneo, es decir, se insertan directamente en la piel, son músculos planos, delgados y de escasa potencia.

  • Región anterior del cuello,

  • Región posterior del tronco y del cuello, La misión de la musculatura del tronco es mantener erguidas la columna y la cabeza y contribuir al movimiento de los hombros.

  • Tórax: Los músculos de estas zonas desempeñan múltiples funciones:

- actúan a modo de almohadillas, protegiendo de traumatismos la caja torácica.

- Tienen una importante función respiratoria, tiran de las costillas hacia arriba y aumenta el volumen torácico.

- Algunos tienen acción movilizadora de las extremidades.


  • Abdomen: Los músculos que forman la pared abdominal son cuatro. 3 son de tipo ancho, mientras que el cuarto es de tipo largo (Músculo recto anterior.) y que dispone de varias interposiciones tendinosas transversales a lo largo de su recorrido.

Músculos anchos, formado por Oblicuo mayor, Oblicuo menor y Transverso. Todos ellos cuando se contraen provocan una constricción abdominal y contribuyen de esta forma como músculos respiratorios.

  • Extremidades superiores y

  • Extremidades inferiores y pelvis: La musculatura de esta zona es la encargada de:

- mantener el cuerpo erguido sobre las extremidades inferiores.

- Permitir los movimientos de desplazamiento.

Son músculos potentes y resistentes, los podemos dividir en 4 zonas musculares. Región lumboilíaca, región pélvica, músculos del muslo y músculos de la pierna.
Cuidado del sistema muscular

Para mantener al sistema muscular en óptimas condiciones, se debe tener presente una dieta equilibrada, con dosis justas de glucosa que es la principal fuente energética de nuestros músculos. Evitar el exceso en el consumo de grasas, ya que no se metabolizan completamente, produciendo sobrepeso. Para rutinas de ejercicios físicos prolongados, necesitan una dieta rica en azúcares y vitaminas.



Además de una alimentación saludable se recomienda el ejercicio físico, el ejercicio muscular produce que los músculos trabajen, desarrollándose aumentando su fuerza y volumen, adquiriendo elasticidad y contractilidad, resistiendo mejor a la fatiga. También beneficia el desarrollo del esqueleto porque lo robustece, fortalece y modela, debido a la tracción que los músculos ejercen sobre los huesos, si los ejercicios son correctamente practicados, perfeccionan la armonía de las líneas y curvas. El ejercicio ayuda al desempeño de los órganos. Aumenta el volumen torácico, mejora la respiración y la circulación sanguínea, ampliando el tamaño de los pulmones y del corazón. Otro efecto del ejercicio físico, es que provoca un aumento considerable en el apetito, favoreciendo la digestión y la asimilación de los alimentos.
En el sistema muscular las lesiones son más frecuentes que las enfermedades, y la regularidad en el uso de los músculos evita la atrofia.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/d/de/gray410.png/150px-gray410.pnghttp://www.juntadeandalucia.es/averroes/~29701428/salud/nuevima/tendoymus.gif


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal