El ejercito rojo



Descargar 166.64 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión14.04.2018
Tamaño166.64 Kb.
  1   2   3
RESUMEN EJECUTIVO
EL EJERCITO ROJO”

Y EL ESTADO DE DERECHO EN VENEZUELA
PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE
“… Mis amigos, decía El Libertador, han obrado con poco tino y con menos política: vieron que había un partido Santanderista y por eso han querido oponerle un partido Boliviano, sin calcular o sin estar seguros de formarlo más numeroso que el otro: pensaron engrosarlo con los del partido neutral, en lugar de entrar todos ellos en aquél sin hablar de partido. Esta es la marcha que habrían debido seguir: no lo han hecho o por un falso amor propio o por un mal cálculo o porqué la idea no les ha venido; pero los hombres que dicen conocer la política, que se dicen hombres de Estado, deben preverlo todo, deben saber obrar como tales y probar con resultados que efectivamente son tales como se creen…” 1


Fragmento tomado del Diario de Bucaramanga

Día 2 de mayo de 1828

Reflexiones de El Libertador

Preparativos de su mensaje a la Convención de Ocaña

Que marca el comienzo de la atomización de

La Gran Colombia.

Perú De Lacroix.


Mario Iván Carratú Molina

Centro de Estudios Estratégicos Políticos y Militares

Caracas

2007

PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE

Chávez exige a las FAN

Radicalizar el Socialismo”



EJERCITO ROJO



  1. Premisas.

Las últimas intervenciones públicas Hugo Chávez Frías con referencia a la Institución Militar han alarmado o provocado una reacción generalizada de rechazo, pánico y sorpresa por parte del colectivo nacional, igualmente de figuras del acontecer político nacional, analistas, mundo académico y de militares. La presencia de cadetes voceando consignas políticas en un acto de masas ha desbordado la opinión pública desde donde se expresa lo abusivo y corrompido de involucrar a jóvenes en formación castrense.


¿Es realmente esa sola complicidad institucional y la violación de la Constitución lo que nos debe preocupar de la mutación socialista que se aplica a la institución militar venezolana?

La realidad es otra, inexorablemente se “cierra el círculo comunista” en toda la existencia de la República de Venezuela, se entierra una etapa democrática y se conforma otra que marchará al compás y debajo de las botas del EJERCITO ROJO. Podría concluirse con un símil o máxima marinera: VENEZUELA AL GARETE2.


Indefensa, débil, desarticulada y contradictorio ha sido el resultado que ha prevalecido en la “confusa” lucha que la sociedad política ha presentado al gobierno totalitario de Hugo Chávez Frías.

Esta convergencia de crisis se inicia desde el mismo momento en que se presenta como candidato presidencial para las elecciones de 1998, fuimos casi todos testigos del aciago y errático período pre-electoral articulado por las viejas estructuras partidistas, cuando ya era reconocido el trasvase que se produjo para apoyar al golpista.

(Indultado por los demócratas comprometidos con su alzamiento y la aberrante democratización del golpismo)
Desde comienza el calvario hacia la destrucción de la democracia, se cabalgaba con la soga del totalitarismo al cuello se iniciaba al mismo tiempo, la funesta carrera hacia el “cuadre, el reacomodo, la venta de valores y principios éticos” con la cual una gran mayoría, incluidos militares activos y retirados, preparaban sus alforjas de viaje y sus conductas clientelares y utilitarias. Pensaron que podrían seguir manejando el poder desde su viciado (pactar con un militar golpista) submundo. (1994-1998)

La consecuencia sustantiva de la cual son responsables es: La democratización del la rebelión militar y el golpismo”

Desde entonces hasta el presente nos caracterizamos por la insuficiencia (vacíos) de un planteamiento de lucha política, (estrategia coherente, unitaria y descentralizada) apoyada en auténticos liderazgos políticos y sociales, con credibilidad y aceptados por la colectividad ciudadana. No se ha logrado y casi todos conocen hoy las verdaderas y semi ocultas razones; les incomoda ser señalados como responsables y causa del naufragio. En ausencia de explicaciones (rendición de cuentas) se rota el liderazgo televisivo y hacen uso de la “tele política” como errado concepto moderno de organizar, conducir y liderizar a una sociedad harta de mentiras y falsedades, tanto desde el gobierno, como de quienes hacen la oposición.

Los fallidos o erráticos eventos sucedidos en el pasado reciente, (complicidad y participación en los cuartelazos de 19923, Paro Cívico, 11 abril, Firmazo, Comisión de la Verdad, Referendo, Elecciones años 2004. 2005 y 2006) nos demuestran que no solamente ha sido ausencia del planeamiento de una estrategia política, también de lideres que repiten errores, de otorgues, reacomodos y hasta de “oscuras negociaciones a cuatro manos entre los actores de la oposición y el gobierno”.


Y lo peor, todavía no ha habido una explicación de lo acontecido, más aún, se pasan las paginas, continúan, siguen los mismos individuos, como si nada hubiese ocurrido y para colmo, reaparecen con nuevo ropaje y nuevas organizaciones. Coquetean en el ámbito democrático con un gobierno que les utiliza y se burla. (No hay explicación posible, simplemente un tráfico silente de complicidades)

Recapitulando los hechos pasados (Carratú M. 2001):


Transcurrían los tensos e incomprensibles días del año 1992 en los cuales un grupo muy elevado de venezolanos en su afán por asirse del poder del Estado favorecieron los dos cruentos cuartelazos que sacudieron y socavaron las bases de la institución democrática venezolana; desde la posición como Jefe de la casa Militar del presidente Carlos Andrés Pérez (único militar en servicio activo que no dependía del Ministerio de la Defensa), tuve la casi privilegiada oportunidad de observar muy de cerca a los actores políticos de entonces (muchos de ellos muy activos en la actualidad) que inexplicablemente favorecían el cuartelazo del 4 de Febrero, peor aún, lo justificaban, no podía entender esa conducta a favor del “push militar”. (La Erosión Militar, en: analítica.com)

Por otra parte se ha subestimado a Hugo Chávez, a la estrategia con la cual logra sus éxitos y avances políticos. Debemos forzosamente entender quienes están o hacen el equipo de gobierno han sido coherentes y exitosos.


¿Quiénes eran?, como usaron la violencia para alcanzar el Poder, traición tras traición fueron construyendo su estrategia, por 40 años de forma parasita sobrevivieron, se agazaparon, construyeron su momentum, la oscuridad y la doble cara fue su antifaz, aprovecharon la candidez de muchos ingenuos o “cómplices, amiguitos de negocios y fraudes”.
Por otra parte, los viejos compromisos con Fidel Castro, el atavismo romántico revolucionario unido a las añejas consignas de izquierda (marxistas-fidelistas) no ha consentido otra acción a quienes aún anclados en ese pasado favorecen con su amistad o servilismo a los que propugnan el Socialismo (utópico) traslapado en socialismo totalitario en Venezuela. No satisfechos con este nuevo fracaso de la izquierda en función de gobierno, se solazan bajo el pragmatismo globalizado de Inacio Lula o Michelle Bachellet, aguas arriba ambos, de sus congéneres criollos.
Uno de los petardistas y oportunistas con doble discurso es José Vicente Rangel enemigo acérrimo del sistema democrático y de la clase media venezolana; vasta con leer la siguiente cita: (Rangel J; 1980, pp. 10) observemos lo ambiguo y contradictorio de su conducta política antes y ahora: (Canciller, Ministro de la Defensa y Vice Presidente Ejecutivo del régimen, hoy adulado como siempre cicerón y falaz)

“El ciudadano de la calle añora eficacia. Al desbarajuste económico, fiscal y social, responde el hombre de la calle con la solicitud de un poco de orden, de eficiencia. ¿Cómo lograrlo? ….” No hay otra salida que a través de la revaluación del Estado, ejerza quién ejerza el Poder, sea del signo que sea el gobierno instalado en Miraflores, se impone, si es que se quieren salvar al menos las conquistas de una democracia política, una nueva orientación en cuanto a la dirección de los asuntos públicos y el papel del Estado. Se requiere de un Estado capaz de globalizar sus actuaciones en función de lo que el país está reclamando. La opción es clara: Estado débil o Estado fuerte; gobierno eficaz o gobierno ineficiente. … Cuando hablo de gobiernos débiles o fuertes no pretendo rescatar una vieja noción autoritaria que casi siempre está presente en el planteamiento de filo reaccionario. La fortaleza de un Estado no es un problema de represión ni de autoritarismo”…



Ejercen hoy el poder, pasan facturas de sus pequeñeces y arrasan con todo, no tienen límites, su voracidad es atroz. Otros, con una conducta extraña de real y disimulada identificación con el gobierno, todos eran la izquierda radical de los años 60 y 70, que crearon la FALN, punta de lanza activa de la penetración de Fidel Castro en América Latina, que además, hoy disimulan, no se atreven a explicar a los venezolanos este renovado avance de Fidel Castro, cuales son sus objetivos reales que se desarrollan y avanzan sobre la región con Venezuela como cabecera de playa y financista.
Necesitaban del potencial económico de Venezuela y las grandes carencias sociales de Bolivia; dos polos operacionales (de ayer y de hoy) que se repiten hoy con mayor fuerza ante el fracaso en nuestros países del Estado de Bienestar y de la Democracia como respuesta social. Observamos con impaciencia la burda e interesada participación de Brasil, Argentina, Nicaragua y otros satélites de Castro en el reparto de Venezuela. Lo cierto es, que disponen del festín económico para reciclar el viejo sueño comunista.
Como en Cuba, aparece en el discurso político del “Jefe único” la necesidad de la construcción paralela del socialismo y el comunismo, el pueblo no lo cree, evade identificar su real significado, se engolosina con ofrecimientos y la promesa de justicia social, se convierte todo a la vacía dialéctica comunista de prepararse para la Guerra Madre en defensa de la Patria Grande, para ello, es necesario que todos sean milicianos, (Fidel Dixit) vale decir “El Nuevo Hombre” sumiso ante el Poder y esclavo de sus caprichos.
El objetivo político y económico es claro, definitivamente imponer una nueva corriente de pensamiento político, (filosófico e ideológico) que se “vende” con un argumento “populista” montado en la desesperanza de una sociedad civil que ya no considera a la democracia como el sistema de vida y de gobierno que de respuesta a sus necesidades más ingentes4, entre otras: educación, salud, seguridad jurídica, respeto, servicios, vivienda y trabajo bien remunerado. Que exhibe además un desarraigo hacia los partidos políticos y sus conductores.
Orienta su estrategia y aplica su lógica ideológica de abajo hacia arriba, (down–up) vale decir, desde los más jóvenes hasta los mayores, desde los mas necesitados hasta la clase media, toma varias vertientes sociales: Obreros, desempleados, soldados, maestros, profesores, profesionales y ahora se dirige hacia el sistema educativo nacional, que abarca las etapas de alfabetización, primaria, básica y diversificada, técnica y superior, incluyendo a las escuelas de formación militar.5
La presencia de Fidel Castro en este problema interno ha marcado la diferencia, bajo sus indicaciones, directrices y presencia se activa en el equipo de gobierno que ha construido una maniobra basada en cuatro pilares institucionales: Fuerzas Armadas, Poderes del Estado, Sistema económico y Sociedad Civil, sobre ellos, se ha trabajado ininterrumpidamente, ha manejado los conceptos de: masa, unidad de criterio, dependencia, sentido de oportunidad y, riesgo con habilidad, adecuándolos a su estrategia y táctica política.
Para nadie es un secreto como el dinero ha cambiado los valores éticos, morales y ciudadanos de muchos. El “valor de cambio” se ha invertido y ha surtido efecto, sobre todo entre empresarios (nuevos y viejos), militares, políticos, periodistas y dueños de medios de comunicación, (nuevos y viejos) con razón dice el vulgo: “Cada hombre tiene su valor de cambio y al llegar a ese valor monetario, no hay principios ni ética”.
Como aspecto relevante ha constituido un equipo de trabajo político a tres niveles: Estratégico, Táctico y Popular, ejecutado bajo su sola e indiscutible dirección, que es a su vez, aceptada sin dilación, requiebros o discusiones por todos, cual comando militar; políticos, jefes militares, empresarios, partidos de su alianza, lideres vecinales y comunales, oportunistas y segundones, con ello, se persigue enfatizar, que existe una sola directriz de lucha y actividad política, con un solo preceptor que no permite desviaciones sustantivas en su estrategia. La guinda de la torta lo constituye el preterido “Partido Único Socialista de Venezuela”. (PUSV)
Planteamiento y unidad de criterio con un claro objetivo de centralización política que ha sido mal interpretado o imposible estructurar por los actores políticos de la contraparte. Esta movida estratégica concentra en su seno el germen del poder que ansían tanto civiles como los militares revolucionarios, es allí, donde se encuentra su bomba de tiempo y talón de Aquiles. Por ello la urgencia del partido único.
2. La Institución Militar.
Muchas son las críticas que se hacen al sector militar en esta delicada crisis terminal que vive la Nación. Inadvertida o interesadamente se proyectan sobre ella la mayoría de las quejas de lo que acontece, se le achacan responsabilidades incumplidas y exigidas, pero que en un sistema democrático no están llamadas a cumplir. Es importante acentuar que durante el primer periodo o transición democrática venezolana (1958-1992) la institución militar fue sometida a un proceso de socialización y de re-institucionalización que la condiciono a ser obediente a la constitución, entendiendo entre otras cosas el control civil sobre lo militar y el respeto a las instituciones democráticas6. (Huntington; 1998, pp. 80-95)
La tradición democrática y el apego absoluto al marco constitucional es una característica obligante de un profesional7 militar y a la vez lo diferencia (vía justicia militar) de su contraparte civil, en el caso que deje de observar su apego absoluto a la Constitución, es igualmente un compromiso con el ciudadano.
Lo contrario, debe ser cubierto y solventado por los mecanismos existentes en una democracia, si es que esta existe. Cualquier intervención armada de las fuerzas militares debe ser firmemente sancionada por el sistema jurídico, sin consideraciones, atenuantes u omisiones.
El ámbito militar ha sido fundamental y prioritario objetivo para el gobierno, se ha “desnaturalizando” como primer paso a la institución, y luego fragmentando los “principios, valores éticos y profesionales” sobre la cual esta, descansaba precariamente8. Hugo Chávez lo ha repetido hasta el cansancio: “Esta revolución esta armada”, así mismo, “La Revolución en Venezuela no le sucederá lo que ocurrió a la de Salvador Allende en Chile, esta revolución esta armada”. ¿Entonces, de que nos alarmamos al ver cadetes catequizados al socialismo?. La cosa es mucho más grave.
Como en Cuba, la vuelta al militarismo popular (todos militares) está relacionada con una hábil y sistemática estrategia de conflicto mezclada con acciones de política interna y externa. La consolidación del estado totalitario en Cuba (marzo, 1968) coincide con el auge de la influencia cubana en las guerrillas de América Latina, el movimiento de los No Alineados y la Conferencia Tricontinental en la Habana. Lo que acontece en Venezuela en relación a lo militar, debe ser interpretada por cada ciudadano, debe ser explicada por personas capaces y conocedoras, no es de exclusiva competencia de los militares activos y allá ellos. No puede ser ese el argumento, va mucho más allá de lo que la gran mayoría piensa o se contenta. Esta es una falla grave que salta a la vista entre los actores políticos.
Hoy por hoy, esa institución es otra, posee referentes políticos no institucionales, se destruyó el profesionalismo, la jerarquización, la meritocracia, la disciplina y los valores éticos sobre la cual se rige6.
Se perdió además la otrora (precaria) relación civil-militar, no existe más el control civil sobre el militar y se ha convertido en “fuerza de ocupación territorial y fuerza pretoriana del régimen”. No es una defensa a ultranza a lo que no tiene defensa en la lógica democrática, pero es importante enfatizar, que los mecanismos constitucionales que están en manos de los poderes del Estado y otras instituciones, no han funcionado y por otra parte, los ciudadanos que conforman la estructura de poder del gobierno, han sido factores intervinientes muy determinantes en la destrucción y desnaturalizacón de la otrora institución militar venezolana. Ese era y sigue siendo el objetivo de la gente de la izquierda venezolana, todavía no superan la derrota militar a la guerrilla marxista de Fidel, ellos comulgan con Chávez sobre la Escuela de Las Américas, el Imperio y el obstáculo que para sus objetivos fueron los militares venezolanos, entre paréntesis, los mismos objetivos que hoy adelanta Hugo Chávez.
El concepto del “militarismo anticuado” con preeminencia de la influencia militar no es el que se sigue actualmente en Venezuela, más bien podría ubicársele en la aplicación de conceptos de estrategia militar y el uso arbitrario, por parte del presidente, de la institución militar como comodín o artefacto político en todas las instancias de gobierno9.
Pero lo que más impacta y anula el concepto democrático que se pretende defender tanto desde el gobierno como desde la oposición es la inexplicable conducta, sumisión y perdida de autonomía de: Magistrados del Tribunal Supremo, Diputados de la Asamblea Nacional, Directores del Consejo Nacional Electoral, el Defensor del Pueblo y el Fiscal General de la República, quienes como funcionarios del “poder constituido” dejan de cumplir el mandato constitucional, su autonomía y de entes normativos como factores de equilibrio y de control de los excesos de Poder u otras violaciones en los cuales organismos o funcionarios del Estado pudiesen incurrir.
Cabría preguntarse?
¿Es realmente un gobierno militarista o contrariamente lo que acontece en Venezuela es un gobierno dictatorial, que anula por clientelismo o incapacidad a los miembros de los poderes del Estado?

¿Si es cierto lo del gobierno militarista, qué sucede o como podría calificarse la sumisión y ausencia de autonomía de esos funcionarios?

¿Realmente es la destruida institución militar la que impone las líneas de conducta y de acción al gobierno, tutela o se impone por encima del poder civil constituido?

¿A que instancias Constitucionales le corresponde poner freno a la militarización de la función pública y detener el delito de corrupción en todas las instancias de gobierno, inclusive en las FAN, el Gobierno y un sector importante de gente que dice ser de la oposición?

¿Podríamos aspirar a un ante juicio de merito a quienes desde el poder, fragmentan la constitución (Art. 335)?

¿Qué responsabilidad se esconde en el silencio de los funcionarios llamados a eliminar estos delitos constitucionales?


El discurso político “anti militar” generalizado en la sociedad, se construye en algunos laboratorios tanto del gobierno como en la oposición, no es gratuito, es el que ha existido en Venezuela desde sus inicios republicanos, que emerge cíclicamente en tiempos de crisis política. En el presente, no es derivado exclusivamente de la conducta de los militares, (criticable a todas luces) existen otros factores que ante el silencio de muchos y alcahuetería de otros no han sido puestos del conocimiento público, mas aún, podrían ser infinitamente menos dañinos que los que una parte importante de actores políticos intenta esconder. De allí, el vocablo que en la oposición se ha hecho de un grotesco ardid; “rechazo a los francotiradores10. Lo que intentan evitar que sean identificadas sus trastiendas y negocios.
3. El Modelo Socialista y las Fuerzas Armadas.
Se construye y consolida el modelo político “comunista11 que organiza y instaura nuevas reglas del juego en la conducción, en el concepto político y constitucional del Estado, naturalmente, de la institución militar. (Delito constitucional amparado por los miembros de los poderes del Estado)
“… Es necesario revisar el tema militar, es necesario revisar el rol de los militares en la sociedad; es necesario inyectarle a la Fuerza Armada, con mayor vigor, el elemento de la transformación social; es necesario que los militares participen en los procesos de transformación y otros muchos frentes de batalla, como en Venezuela lo estamos haciendo…” Hugo Chávez Frías.

Se adelanta desde 1992 y se concreta ahora (2000-2007) la transformación del sector militar como guardia pretoriana y fuerza de ocupación del gobierno, la aprobación de leyes de naturaleza militar, le dan el toque definitivo al Plan de Reconversión Militar que había adelantado hasta el presente el gobierno de Hugo Chávez Frías, además, militariza a toda la sociedad como objetivo político para el “control absoluto de esa misma sociedad”. El objetivo es mas claro y casi inexorable, es imponer de una vez por todas su proyecto comunista, para el Control Social y concreción de su estructura de poder. ((LOFAN 23 sep del 2005)

El objetivo como se ha enfatizado y ejecutado en Venezuela es el mismo erráticamente atribuido a Norberto Ceressole, unas fuerzas armadas integradas por el pueblo, que es contrariamente, la base filosófica y de sustentación de Fidel Castro (19 de abril de 1963)

"¿Cuál fue el hecho básico e indispensable para el desarrollo de la Revolución? La desintegración de la casta militar, de un ejército de casta al servicio de la explotación y del privilegio, y su sustitución por unas fuerzas armadas integradas por el pueblo e indisolublemente unidas al pueblo".

Con el poder habilitante otorgado, la reforma constitucional que se ventila y con la legitimación otorgada por Manuel Rosales y su equipo en diciembre pasado 3 de diciembre del 200712, se concreta la desaparición del “Estado Republicano Venezolano, La Democracia Social de Derecho y de Justicia y del Estado Federal”; tantas veces voceado y muy escuálidamente defendido.


Para ello se necesita la creación de fuerzas represivas y pretorianas a la orden del Comandante Supremo, cobijado por el silencio o nulidad de los poderes del Estafo. Debe quedar claro Fuerzas Militares y Paramilitares para la represión.
4. Puntualización del objetivo primario del Presidente en la Institución Militar.
En sus declaraciones públicas entre el 13 y 17 de abril del presente año se enfatiza la violación de la Constitución de 1999 que en su artículos 1, 2, 6, 236 (apartes 1, 5, 6) y 328, entre otros introduce cambios y prescinde del carácter institucional de las FAN, las convierte en EL EJÉRCITO ROJO adscrito al partido gubernamental y como consecuencia directa en la fuerza ideológica y practica del partido único.
En esas declaraciones del Presidente con motivo del quinto aniversario de la grave crisis política del 11 de abril del 2002,13 se extraen los siguientes fragmentos indicadores de lo que se adelanta no solo en las FAN, es mucho más grave, es para todas las instituciones educativas, sindicales y profesionales del país, se trata nada menos que la imposición de una dictadura totalitaria con marcadas expresiones monárquicas contrarias a la Tradición Republicana y el Estado Federal. (Espíritu político de nuestra gesta libertaria)

Dijo:



  • “Es falso que el militar es apolítico. La Fuerza Armada jamás ha sido una institución apolítica, incolora, inodora e insípida, NO… La fuerza Armada hoy, está obligada por la historia, por los siglos y por las circunstancias declaramos cada día, con más fuerza y más radicalidad y a ser antiimperialistas, revolucionarios, bolivarianos y socialistas.




  • Si algún oficial se siente incómodo con la consigna acogida por su gobiernote “Patria Socialismo o Muerte”. Puede tramitar su baja de las fuerzas militares.




  • Considera, “Que la llamada institucionalidad fue una manera de enmascararse y asumir una posición contraria al gobierno, a la revolución, al mandato legitimo del pueblo”.




  • “Todo comandante de unidad en todos los niveles esta obligado a repetir desde el alma y levantar la bandera con esta consigna, sin ambigüedad ni complejos de ningún tipo”. “Aquí no hay nadie obligado y vaya a hacer otra cosa”




  • "No hay ninguna posibilidad de entendimiento de nuestra revolución con la oligarquía venezolana ni con el Gobierno de Estados Unidos. ¿Que podamos coexistir? ¡Sí! Pero que vamos a un abrazo. ¡No, no, no! Es imposible!".



  • Reiteró que ante "una nueva agresión" de Washington o de la oposición manejada desde la Casa Blanca "no habría una solo gota de petróleo más para EEUU. Estamos preparados para ello".



  • Enfatizó que la revolución que lidera "ha entrado en una etapa sin duda de consolidación cargada de peligro y de amenazas". En este sentido, insistió en la idea de que existen planes para asesinarlo. "Les garantizo que si llegan a matarme (...) los sectores fascistas de Venezuela y el imperio norteamericano, el problema se les complicaría aún mas", expresó.



  • "Creo que llegó la hora que la FAN comience a conformar un ejército industrial, un ejército de trabajadores y que la FAN también se incorpore a la creación de empresas e industrias socialistas, de propiedad social".




  • “El 1 de mayo, tomaremos, con las Fuerzas Armadas y el Pueblo, los campos petroleros que operan transnacionales en la Faja del Orinoco. La confianza en los militares fue ratificada, junto al reconocimiento de los que fueron leales en la crisis de abril del 2002”.

  • La Reserva Militar es una necesidad, hizo un llamado para fortalecerla como “una necesidad en un país amenazado por el imperio más poderoso de la tierra”.Yo quiero ver las unidades de la reserva, bien equipadas, estructuradas, adiestradas y entrenadas, ya son un millón de personas.




  • La FAN está preparada para acoplarse al proyecto socialista conformando "un ejército industrial de trabajadores" así como de empresas e industrias."Creo que llegó la hora que la FAN comience a conformar un ejército industrial, un ejército de trabajadores y que la FAN también se incorpore a la creación de empresas e industrias socialistas, de propiedad social".

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal