El fenómeno de Eva Perón, su presencia en la sociedad argentina y la tranformación a través de la literatura



Descargar 162.32 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión04.11.2017
Tamaño162.32 Kb.
  1   2   3
Univerzita Palackého v Olomouci

Filozofická fakulta

Katedra romanistiky

Dominika Bartoníková



El fenómeno de Eva Perón, su presencia en la sociedad argentina y la tranformación a través de la literatura

The Phenomenon of Eva Perón, its presencee in Argentine society and its transformation through literature

Bakalářská práce

Vedoucí bakalářské práce: Mgr. Daniel Nemrava, Ph.D.

Olomouc 2011

Prohlášení


Prohlašuji, že jsem bakalářskou práci na téma El fenómeno de Eva Perón, su presencia en la sociedad argentina y la tranformación a través de la literatura vypracovala samostatně s použitím odborné literatury a pramenů, uvedených na seznamu, který je uvedený v závěru této práce.

Podpis


Datum ………………………………….

Jméno a příjmení

Poděkování
Děkuji tímto panu Mgr. Danielu Nemravovi, Ph.D. za cenné připomínky a rady při vypracování bakalářské práce.
Contenido
1. Introducción

2. Los populares populistas

2.1. General Juan Domingo Perón y su régimen

2.2. Pro y el contra del régimen peronista

2.2.1. El nuevo ídolo político

2.2.2. Un paraíso social

2.2.3. No es oro todo lo que reluce o sea la otra parte del paraíso social

2.3. Literatura argentina o como hacer una versión del peronismo

2.3.1. Las investigaciones literarias del tema político o histórico

2.3.2. Novelas de Juan Domingo Perón y su régimen

2.3.3. Cuentos con un tema oculto

3. El diós se llama Eva

3.1. El lugar de Eva en la sociedad argentina

3.1.1. Eva en política

3.1.2. La super peronista

3.1.3. El apoyo social

3.2. La noticia inesperada

4. El mito de Santa Evita

4.1. La transformación del mito

4.1.1. La bella acrtiz

4.1.2. La dama de esperanza

4.1.3. El enemigo inmortal o sea el mito del cadáver

4.2. Opiniones contrarias y el rechazo del mito

4.3. La razón de su vida

5. La versión literaria: Eva según Posse

5.1. La Pasión según Eva y la ambigüedad del título

5.2. Estructura de la novela

5.3. La perspectiva del autor y los diferentes narradores

5.4. El tiempo y espacio

5.5. El tema

5.6. La adaptación del tema
5.6.1.
Eva como la mujer autoritaria
5.6.2. La mujer de la ley, la madre de los pobres
5.6.3. La enferma

5.7. La recapitulación y la última mirada


6. Conclusión

7. Anotace
8. Bibliografía

1. Introducción

El presente trabajo «El fenómeno de Eva Perón, su presencia en la sociedad argentina y la tranformación a través de la literatura» se dedica a la presencia de uno de los fenómenos más conocidos de Argentina, Eva Perón. Este personaje aparece en una gran cantidad de las novelas, menos en las investigaciones históricas. Desde el punto de vista politológico no se puede observar con mucha determinación porque su nombre está encubierto por muchos mitos, cuentos e historias contadas desde diferentes puntos de vista. El objeto de este trabajo ha sido mirar y estudiar ciertas fuentes disponibles y resumir y diferenciar distintas opiniones de los escritores, tanto historiadores como novelistas, de acuerdo con el pensamiento ideológico o independiente o la actitud sbujetiva de la sociedad. En el segundo capítulo hay una intención de acercar la ideología peronista, los pros y los contras, la ilusión y la desilusión, y de analizar la situación en la sociedad de aqellos tiempos, presentar al nuevo ídolo político, al Juan Domingo Perón . Esta problemática va estrchamente vinculada al tema del mito de su mujer, Eva Perón . «Su articulación dentro de la doxa peronista permitió, a partir de la fuertísima propaganda oficial, la inscripción de su nombre en la esfera de lo público, con un fuerte componente melodramático: Eva, puente de amor entre Perón y el pueblo.»1 También esa época política de peronismo ha influído la literaturaque intenteremos diferenciar según cierta temática presentada en este capítulo. El tercer capítulo se dedica al personaje de Eva. Intenta mirarla desde el punto de vista histórico, no presentar una biografía sino explicar la importancia de ella en la política, en la sociedad, destacar los hechos con los que ayudaba al pueblo y provocaba la sociedad argentina. Este capítulo resume el esfuerzo de la mujer para lograr cualquier cosa y el intento de la dama del presidente para entrar en el ámbito político. También resume la pérdida del personaje adorado y formidable y las consecuencias de su muerte. En el cuarto capítulo se analiza el mito de Eva Perón en la sociedad argentina y su transformación. Desde las diferentes miradas se caracterizará como una joven actriz, santa Evita, o adorada u odiada, hasta las preocupaciones que provocaba en condición de difunta, En otras palabras,, demostraremos que su cadáver todavía tenía mucha importancia y gran influencia. La creación del mito depende de la aceptación o el rechazo del mismo. No se trata de la actitud negativa sino de la negación del mito como tal. La parte final de este capítulo se refiere a la referencia de la autobiografía de Eva «La razón de mi vida» y su representación obligatoria entre el pueblo argentino. En el último capítulo de este trabajo se analiza la novela de Abel Posse «La pasión según Eva» en la que intentamos captar el modo de la representación del mito de Eva Perón a través de la literatura, es decir, , cómo el novelista trabaja con este mito en la ficción . A través miles de caras de Evita el autor intenta clasificar las diferentes “Evas” según el ámbito en las que actúan. De la historia surgen los mitos y de los mitos surge la literatura. Es difícil dedicarse a la persona que se mitificó ya a lo largo de su vida desde el punto de vista histórico pero la mirada de la literatura tiene posibilidad crear nuevas y nuevas interpretaciones libres de “la verdadera vida” de esa mujer que podrían con el tiempo incorporarse en la memoria como verdaderas.

2. Los populares populistas

Nadie ha suscitado en la Argentina tanto amor y tanto odio, como María Eva Duarte de Perón (simplemente Eva Perón desde 1948) y su marido Juan Domingo Perón. Estas dos personajes dejaron digamos no poca influencia en la sociedad argentina y fueron alabados por una parte y mal llevados por la otra. Eva Perón fue una mujer más peronista que su marido y le apoyaba con increíble vehemencia. Se afirma casi con certeza que sin su ayuda Perón nunca pudiera obtener tanta fama y tanta fuerza política en Argentina. Juan Perón y Eva dependieron mucho uno al otro. No es fácil fraccionar estas dos vidas pero hay que dar más detalles de Perón y el régimen que representaba.



2.1. General Juan Domingo Perón y su régimen

Al final del siglo XIX nació en Argentina, como una persona que después tuvo mucho éxito en la historia política y nacional argentina. El futuro gobernante argentino fue un hombre inteligente, erudito y los oponentes más obstinados confesaron que Perón iba tan carismático y sabía cómo comunicar con la gente, que atraía las masas de tal modo que estaban dispuesto dar la vida en sus manos. Digamos que se dio cuenta qué potencia estaba en las masas de los trabajadores, los sindicatos; que eran precisamente ellos los que iban a tener la gran fuerza en la vida política y social en su país. Cuando estaba en el puesto del ministro de Departamento Nacional del Trabajo prometió el crecimiento de los salarios, el nuevo sistema de la seguridad social, los pisos sociales y muchas cosas más, entonces el apoyo de los trabajadores aumentaba. Cuando evitó el peligro de sus émulos, el 4 de junio de 1946 Perón introdujo oficialmente el nuevo régimen. El partido gobernante nombró Partido Peronista e instaló en el Congreso una pseudodemocracia. Su discurso era populista, demagógica e inspiraba su enorme popularidad. Según el historiador Alberto Ciria las posturas ideológicas de Juan Domingo Perón siguen marcando la vida política en la civilización argentina hasta nuestros días. Según los historiadores se caracteriza el peronismo como "socialismo cristiano", "nacionalismo social", "socialismo del Estado", "colectivismo no marxista", e incluso "democracia obrera".2 Como era el líder populista su sistema social fue muy costoso, de pronto gastó todos recursos financieros y ya no era capaz de cumplir sus promesas.

Pero lo más popular de la época peronista no fue el presidente Perón sino su mujer. Eva Perón fue una peronista más fanática e idealista que creó un verdadero culto peronista. Una joven llamada Eva Duarte conoció a Perón como una actriz y en el mismo tiempo atraía el mundo argentino por la radio. Después de casarse con Perón fue ella la que logró el éxito en los corazones de los trabajadores argentinos como pobre chica del campo y con el tiempo, con poder en el gobierno que estaba elevándose, impuso el derecho de voto para las mujeres con que obtuvo muchas simpatías más para sí misma y ante todo para su marido. El peronismo, las coberturas sociales y las “simpatías verdaderas” que mostraban los cónyuges al pueblo, al sindicato, a los obreros, a sus queridos descamisados, ayudó a crear un mito que persisten en la sociedad hasta nuestros días.

2.2. El pro y el contra del régimen peronista

Uno de los rasgos del populismo latinoamericano fue la coexistencia de movimientos populares fuertes con sindicatos débiles. En el peronismo convivieron un movimiento político de masas con un sindicalismo, representativo de la clase obrera.3 Según los historiadores, los rasgos para caracterizar a ese movimiento podrían ser los siguientes: «sus líderes carismáticos suelen provenir de las clases medias o incluso altas, sin embargo sus posturas ideológicas y políticas siempre están apuntadas contra el sistema reinante que no les satisface en sus ambiciones personales».4 Lo que busca el populismo es su apoyo principalmente entre los trabajadores industriales de las ciudades y al mismo tiempo a los campesinos.



2.2.1. El nuevo ídolo político

Perón, como el ídolo del pueblo argentino prometió „La nueva Argentina“ en base de justicia social, soberanía política y la independencia económica. Un intelectual no peronista, Ezequiel Martínez Estrada dice que las masas obreras que no han sido organizadas presentan un panorama peligroso, porque «la masa más peligrosa, sin duda, es la ignorancia».5 Y Perón empezó a interesarse en los sindicatos y llamaba la atención con los decretos como por ejemplo: subida de los salarios, planes de pensiones y protección contra el paro, nuevo sistema de la previsión social, resarcimiento por daños laborales, etc. y se abalanzó hacia la „lucha por los trabajadores.“


2.2.2. Un paraíso social

«La verdadera democracia es aquella donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un solo interés: el del pueblo».6

Desde ese tiempo y por primera vez en la historia del país, los obreros empezaron a sentirse como los verdaderos habitantes, con todo su derecho. Los hechos fueron grandiosos, duración de la jornada laboral dirigida por la ley, revisión del trabajo infantil y el trabajo de mujeres, los baratos pisos sociales, organismo de empleo y pagas adicionales anuales (los aguinaldos).

Todos esos derechos estaban inscritos en la Constitución con el derecho del trabajo para todos los argentinos, incluso el derecho del salario, el descanso, mantener la educación y el acceso a la cultura. Y no fueron las frases vacías. En la época de Perón fueron construidos 500 000 pisos sociales nuevos para los obreros con un alquiler muy bajo. Con la velocidad rápida se crearon también los hospitales, escuelas y los campos de recreo.

El peronismo, afirmaban sus votantes, también hizo una importante contribución al desarollo espiritual de la nación. «Una modificación cuantitativa: no sólo asqueó a las elites sino que constituyó un lugar preciso de interpelación de las clases populares. La irrupción de las masas en las grandes ciudades habilitó nuevas formas de ver, de sentir, de oír, de gustar».7
2.2.3. No es oro todo lo que reluce o sea la otra parte del paraíso social

Los antiperonistas criticaron el régimen que destruyó sectores claves de la economía. «Los elevados gastos de Perón, incluyendo el alabado programa de viviendas, fueron un factor importante en el estancimiento en la agricultura y la industria».8

Como Perón necesitó el apoyo permanente de las masas, se inspiró en los países del Este y ejercitó y armó a sus „descamisados“. Ese nombre para su „armada“ surgió del hecho de que a diferencia de los empresarios no llevaban camisas blancas. Descamisados eran perfectamnete ejercitados para causar la violencia callejera y fueron capaces de pelear con  los oponentes, incluso cometer asesinatos políticos. Si Perón necesitaba conseguir una contribución „voluntaria“ de los industriales adinerados, empleó a los descamisados como una forma de convencer. Si a alguien no le gustó una decisión, estaba en riesgo de perder su fábrica u otra mobilidad „desafortunadamente“ por culpa del incendio etc.

Una razón que explicaría este fenómeno sería la de que un estadista construye instituciones, y son éstas las que finalmente benefician al pueblo, mientras que un populista construye ilusiones y los beneficios que recibe el pueblo son gracias a él. Es decir, son un regalo del líder y no un derecho que se recibe a través de las instituciones perfectamente organizadas y destinadas a tal efecto. Esta actitud trae, como consecuencia, la creencia de que, desaparecido el líder, desaparecen los beneficios.  9

 

Los oponenetes del peronismo llamaron ese régimen una «pornocracia»10 porque según sus opiniones Perón gobernaba con la ayuda de falsa propaganda y persecución de sus enemigos políticos. Los intelectuales argentinos, propietarios de la prensa nacional, profesores universitarios y sus estudiantes odiaban a Perón y le denunciaron como el futuro Hitler. Perón elegió estrategia de dos caras. «En público actuó como si fuera el enemigo jurado de los yanquis, fuera de política de las potencias mundiales, en los asuntos privados y las discusiones con los diplomáticos americanos se excusaba con la cara conciliatoria».11


2.3. Literatura argentina o cómo hacer una versión del peronismo
«El peronismo se revela como una obsesión para la narrativa argentina desde los años cincuenta hasta el presente».12 Es evidente que el movimiento tan fuerte y tan intensivo convocó la reacción de todo un sector de la intelectualidad argentina.
La literatura peronista la podríamos dividir en 3 grupos según el tipo (género) de literatura:

  1. Las investigaciones literarias del tema político o histórico

  2. Novelas de Juan Domingo Perón y su régimen

  3. Cuentos con el tema oculto

2.3.1. Las investigaciones literarias del tema político o histórico

Cada mundo histórico es subjetivo, porque el autor de este mundo es una persona con la opinión individual, con los diferentes conocimientos de la problemática, tiene cierto pensamiento ideológico dedicándose a dichos asuntos en cierta situación histórica y cierto ámbito teórico.13 Entonces la historia no suele ser basada en la objetividad. De acuerdo con María José Punte mencionamos dos historiadores los que escribieron críticas e investigaciones desde el punto de vista histórico sobre peronismo.14

Rodolfo Borello, profesor en la Facultad de Filosofía y Letras la Universidad de Buenos Aires, asume que los escritores narran sus historias desde una perspectiva surgida de un determinado entorno social. En su obra crítica sobre el peronismo15, distingue varios grupos de escritores, reúne a varios escritores de acuerdo con su clase social o militancia política. Según Bordello, «el autor se plantea la posibilidad de que la literatura influye en la creación de la imagen que un país tiene de sí mismo».16

Según Ernesto Goldar17 «el peronismo se perfila en el horizonte de la vida argentina como una corriente no sólo política sino que representa un emergente cultural y se encuentra en el centro de un debate que viene dsarrollándose desde la década anterior en varios ámbitos de la sociedad».18 El peronismo significó para el autor un momento de la vida del país frente al que nadie pudo quedar indiferente por su carácter polarizador.

Además de los ensayos y las publicaciones con valor investigativo, muchos otros autores se dedicaron al tema de peronismo en sus novelas.

2.3.2. Novelas de Juan Domingo Perón y su régimen

Las novelas mencionadas pertenecen a las novelas vendidas actualmente (año 2011) en las librerías argentinas.19



La novela de Perón (1985) de Tomás Eloy Martínez «recurre al género biográfico para dar cuenta de una figura poderosa aunque rescata la ficción como elemento constitutivo en las versiones sobre lo real».20 En la novela de La lengua del Malón (2003), el autor Guillermo Saccomanno «retoma la dicotomía civilización/barbarie como representación de lo nacional y redacta a partir de la proscripción del peronismo un manifiesto contra la intolerancia hacia lo diferente».21

Textos contemporáneos, La aventura de los bustos de Eva (2004) de Carlos Gamerro y La vida por Perón (2004) de Daniel Guebel «indagan a partir de un corrimiento temporal en el movimiento Montonero22 que a partir de fines de los sesenta rescata apasionadamente la doctrina peronista».23



2.3.3. Cuentos con el tema oculto

La literatura puede ocultar el tema político de entonces como es en caso de los cuentistas argentinos. Los escritores siempre no tenían que tener una intención escribir de lo que estaba pasando pero por supuesto que de alguna manera estaban influídos por el ambiente social.

A este grupo podría pertenecer por ejemplo el cuento de Julio Cortázar la «Casa tomada»24, que ha sido interpretada como una alegoría antiperonista. La casa tomada sería la Argentina tradicional que debe ir retrocediendo bajo la avanzada del peronismo y la participación en la vida política de sectores, hasta entonces, marginados de esa actividad. «Los hermanos ociosos representan las clases parasitarias y ruidos que terminan expulsándolos de la casa simbolizan la irrupción de las clases trabajadoras en el escenario de la historia».25 Esta visión de esta obra cortazariana ha significado una verdadera anatema del autor por parte de la cultura oficial peronista, que durante años lo calificó de «gorila».26

El mismo autor dijo: «Bien podría representar todos mis miedos, o quizá, todas mis aversiones; en ese caso la interpretación antiperonista me parece bastante posible, emergiendo incluso inconscientemente...».27

El siguiente escritor sería Jorge Luis Borges y su cuento «El simulacro». El cuento narra un funerario en un pueblito de Chaco en el que en vez del féretro y el cadáver hay una caja de cartón y una muñeca rubia y el hombre alto, flaco estando de luto. Al final del cuento Borges afirma que «tampoco Perón era Perón ni Eva era Eva»28 y de eso surge la idea de lo real al peronismo y la realidad política argentina. Según Magdalena Perkowska el autor satiriza la muerte de Eva y parodía el discurso de dolor y la locura que destacó. «En su obra se manifiesta el miedo a lo irracional que amenaza el edifício de la racionalidad argentina, representado un poco por Julio Cortázar en la Casa tomada».29

«El peronismo, como vimos, fue una corriente sobre una cultura de carácter nacional y popular que no se resolvió durante el primer período de gobierno peronista, que se concretó durante los 60 y que tuvo resonancia tanto en lo literario como en todos los ámbitos sociales».30



3. El diós se llama Eva

Evita había nacido en un pueblo llamado Los Toldos en la provincia de Buenos Aires y su verdadero padre nunca la aceptó como su hija. Aparecen los secretos alrededor de la fecha de su nacimiento. (La Acta de nacimiento podría ser una falsificación.) A los 15 años estaba en Buenos Aires luchando para hacer papelitos en olvidables obras de teatro o en novelones radiofónicos. Su vida cambió mucho cuando logró llegar en la sociedad de los altos oficiales del Ejército donde obtuviera muchos vestidos y joyas preciosas y una mala fama y donde conoció a Perón. Aunque Eva no tuvo mucha educación ni dinero era capaz de atraer a las masas todavía mejor que el mismo Perón.



3.1. El lugar de Eva en la sociedad argentina

Evita ayudó a Perón ante todo gracias a los buenos contactos con los militares, los sindicalistas y los políticos; conocía miles de personas. Llegó a ser una peronista fanática y muchos simpatizantes suyos emulaban a ella. Propagaba la política de su marido con tanta fuerza y fidelidad que con el tiempo tenía todo el país de bajo su poder.



3.1.1. Eva en política

Por un tiempo Eva trabajaba en el gobierno de Perón como la Ministra del trabajo y previsión social, pero su papel más importante fue actuar como la esencia del peronismo.

Luchó para conseguir el derecho de voto para las mujeres, colabraba con los periódicos, y fundó un Partido Peronista Femenino - la Rama femenina.

A principios del año 1947 compró el diario La Democracia y lo convirtió en la prensa propagatoria del sistema peronista. La „mejor sociedad“ de Buenos Aires no soportaba al Perón sino a Eva, se la odiaba a muerte.31 Un tiempo después Eva fundó una organización llamada Fundación Eva Perón y la convirtió en la „asociación para obtener dinero“. La fundación fue dotada por el estado, los obreros contribuían con un sueldo mensual cada año. Algunos, lo hacían por estar de acuerdo y otros por el miedo a los descamisados.



3.1.2. La super peronista

Evita jugó un papel fundamental también como factor de control político. Se hizo cargo de dos actividades, principalmente, a las que imprimió su sello: «las relaciones con sindicatos y la asistencia social sobre los sectores más desvalidados. La primera función se institualizó con la creación de la Fundación Eva Perón.»32 «Desde la Fundación Eva, con finanzas exiguidas al comienzo, que engrosaron considerablemente después, se realizó una gestión de extensión social que llegaba a las regiones más apartadas de Argentina, lo que concitó una fervorosa adhesión de los sectores populares hacia la pareja Perón-Eva».33 En cuanto a los recursos financieros de la Fundación no sabía nada pero corrían rumores sobre que Evita había saqueado su Fundación, enriqueciendo su família o retribuyendo a otros oficiales. Por otro lado es verdad que su Fundación hizo un gran trabajo en favor de los pobres, niños y enfermos. 34 En todo caso, cuando Evita manifestó públicamente: «Todo el mundo sabe que soy honrada»35 los argentinos no eran capaces de oponerse a este argumento tan indiscutible.

Transfigurada en líder de las mujeres humildes de todo el país, fue animadora de la ley que otorgaba derechos cívicos al sexo femenino. A partir de ese momento, el voto femenino se convirtió en elemento eficaz para el movimiento peronista.36 Este hecho aumentó el poder de Perón porque sin lugar a dudas, los votos de las mujeres pertenecieron al General. Ante las regulaciones socialmente hegemónicas de la Argentina de la década del 40, donde el papel de la mujer estaba absolutamente subsumido al orden paternalista, la actuación de Eva puede ser leída como profundamente revulsiva.37

3.1. 3. El apoyo social

Eva apoyaba al pueblo en todos los medios posibles. Dejó construir hospitales, apoyaba farmacias para los pobres, las residencias para las jóvenes y mujeres trabajadoras, mercados con los comestiles baratos. También organizaba la donación de la ropa para los necesitados. La fundación ayudaba en los tiempos cuando la gente sufría de alguna catástrofe natural o en el país o también en el extranjero. «Cuando la Embajada argentina en Washington resibió el rutinario llamamiento para la contribución a las caridades sociales, Evita embarcó en Buenos Aires una gran cantidad de alimentos y ropa. La Argentina, explicó ella, es lo bastante generosa para repartir su riqueza con los mendigos yankis».38

Su publicidad aumentaba con la actuación en las caritas, las actividades con niños repetidamente organizados. A los niños regalaba los jugetes con la marca „de Evita“ que la ayudaría hacer la buena reputación y la mejor publicidad para régimen. Después de su trabajo salieron miles de fotografías con las sonrisas felices infantiles; se envían zapatos, máquinas de coser, órdenes de internación, muletas, becas, dentaduras postizas, frascos de penicilina a Indonesia, mantas por el terremoto en Perú...

Eva se ha convertido en el símbolo del régimen y en el verdadero mito. Su caridad la adjudicó el apodo como “Dama de la Esperanza” o “Abanderada de los Humildes”. El matrimonio con el general Perón fue un cierto símbolo para la sociedad porque la pobre Evita, como una hija que nació fuera de matrimonio, vivía en la familia de la clase baja, esa mujer fue un ejemplo de la buena carrera que en aquel momento podía obtener cualquiera persona, incluso los más pobres que significaban algo en aquel régimen peronista. Gracias a Eva los habitantes llanos que vivían en la pampa, o los que vivían en las orillas de Buenos Aires tenían sentimiento de que alguien “de ellos” hubiera allí “en las posiciones más altas”, alguien que estuviera preparado para oír sus necesidades o quisiera ayudarles.

Perón y Eva fueron considerados como una pareja insuperable, las consignas peronistas proclamaron: “Perón cumple, Eva dignifica”. 39 Teniendo dinero, aquella consigna fue verdadera para miles de obreros.

3.2. La noticia inesperada
Después de la campaña en la que intentaban nombrarla la vicepresidenta, los argentinos se quedaron atónitos al enterarse de la enfermedad grave de su ídolo. 40 Sufrió mucho tiempo de cáncer y por culpa de esa enfermedad murió, como una mujer latinoamericana más famosa de toda la época. Murió en solo 33 años en el año 1952,...«en todo el país los relojes fueron detenidos en la hora de su trance, muchos para permanecer así durante dos o tres años. Cada provincia recibió la orden del Congreso nacional de volver a dar nombre a una ciudad en su recuerdo.»41«Fue el entierro más costoso de la mujer más cara de la historia y del mundo».42

Los sentimientos de los argentinos fueron tan intensivos hasta que fundaron las peticiones pidiendo al Vaticano para que la canonizara. Aunque esa propuesta fue rechazada, los imágenes de la Santa Evita llegaron a ser los buenos articulos para venderlos. Lo impresionante es, que hasta las oraciones empezaron con las palabras: Ave María Eva, entrandose en la vida cotidiana de los argentinos.


  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal