El laberinto del fauno: una memoria cruel sobre la posguerra española en torno a la infancia



Descargar 65.31 Kb.
Fecha de conversión10.04.2018
Tamaño65.31 Kb.


El laberinto del fauno: una memoria cruel

sobre la posguerra española en torno a la infancia
LIN CHEN-YU

Universidad de Lenguas Extranjeras Wenzao (Taiwán)


Nuestra época es la era del testimonio. Sin ninguna duda la diversidad de sucesos ocurridos a lo largo de la historia resulta un excelente caldo de cultivo para muchos autores, guionistas y directores. A pesar de que Guillermo del Toro es bien conocido por sus películas hollywoodenses como Mimic (1997), Blade II (2002) y Hellboy (2004), gracias a su pasión y su admiración por la Guerra Civil española, el director mexicano ha dejado su huella en el cine español con sus dos obras fantásticas de posguerra, El espinazo del Diablo (2001) y El laberinto del fauno (2006).

Como los cuernos del fauno o como los troncos del árbol donde habita el sapo gigante en la cinta, la historia se desarrolla en dos líneas narrativas paralelas: el mundo ficticio del laberinto (Ofelia, el fauno, hadas y tres pruebas) y el mundo cruel de la vida real (el Capitán Vidal, Mercedes, Carmen, el Doctor Ferreiro y los guerrilleros). La memoria no es el acontecimiento pasado sino su construcción a través del tiempo, no es lo sucedido sino el uso y significados que recibe. El laberinto del fauno es una severa acusación sobre la violencia y la tortura del fascismo infligidas en la población española. Además de analizarlo desde el punto de vista de una niña, también se trata del estatus de las mujeres de aquella época.


Palabras claves: El laberinto del fauno, memoria, franquismo, mujeres, infancia

  1. Introducción

Según Hueso Montón (1998: 37), el cine es industria y comercio, medio de comunicación, lenguaje, arte, diversión y testimonio social. Desde la década de los 90 se ha desarrollado un creciente interés por uno de los medios comunicación más populares del franquismo, la entidad Noticiarios y Documentales cinematográficos NO-DO. Una doble perspectiva ha dominado este acercamiento. Por un lado, su consideración como fuente historiográfica y, por otro, la labor que desarrolló en aquella sociedad española (Rodríguez Mateos 2005: 233).

¿Cuándo llegó el cine a España? Era cuando el francés Alexandre Promio fue enviado en mayo de 1896 de los hermanos Lumière para dar a conocer en España el Cinematógrafo, el aparato de proyección de fotografías animadas que apenas 20 semanas antes, el 28 de diciembre de 1895, se había presentado en París con gran éxito. Al día siguiente, el 14 de mayo, la gente española hacía cola ante el local desde primeras horas de la mañana a pesar de que el precio de la entrada era de una peseta, bastante caro comparado con cualquier espectáculo teatral que costaba la mitad. El programa que vieron aquel día los madrileños era prácticamente el mismo que meses antes se había presentado en París, con su Salida de los obreros de la fábrica Lumière, La llegada de un tren o Vistas de los Campos Elíseos. La impresión de aquellas películas para los primeros espectadores fue tremenda y la fama del nuevo invento corrió como la pólvora (Zavala 2007: 7-8). Por otra parte, estimulados por esas primeras proyecciones, el aragonés Eduardo Jimero y su padre decidieron dirigirse a Zaragoza para ofrecer su espectáculo en las fiestas del Pilar, y así rodaron la que durante muchos años ha sido considerada la primera película del cine español: Salida de misa de doce del Pilar, un plano general de la gente saliendo de la iglesia. La “primera” película española tuvo un éxito rotundo, ya que los espectadores acudían a verse a sí mismos y volvían una y otra vez acompañados de amigos y familiares para que pudieran admirarles en su papel (Zavala 2007: 10-11).1

En cuanto a las películas de la Guerra Civil Española, el gobierno republicano era consciente de la importancia de la difusión cinematográfica, y con ese objetivo promovió y financió varias películas, como el mediometraje España 1936 (1937, escrito por Luis Buñuel y dirigido por Jean-Paul Le Chanois), en el que se narraba un resumen de los antecedentes de la Guerra Civil (Zavala 2007: 59). La historia de esa guerra sigue causando el interés y siendo la inspiración de muchos cineastas de diferentes países con distintas miradas, como Guillermo del Toro, con sus dos obras: El espinazo del diablo (2001) y El laberinto del fauno (2006). El director, guionista y novelista mexicano nació en 1964 en Guadalajara,2 junto con Alejandro González Iñárritu3 y Alfonso Cuarón4, los tres son considerados los tres tenores del cine mexicano. Fundaron su propia empresa productora Cha Cha Cha en 2007 y desde entonces comenzó una buena colaboración entre ellos.



El laberinto del fauno es una película hispano-mexicana de los géneros drama y fantástico, fue sleccionada por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas para representar a México en la categoría de Mejor Película de Lengua Extranjera de los premios Óscar. Además de obtener siete premios Goya y el premio de Mejor película de habla no inglesa de los premios británicos BAFTA, también fue la película de habla no inglesa con más nominaciones a los premios Óscar, tres ganadoras entre seis nominaciones: Mejor fotografía, Mejor dirección artística, Mejor maquillaje. Un éxito que se vio recompensado también con la taquilla, ya que se convirtió en la película de habla hispana más taquillera en Estados Unidos, con una recaudación superior a los 37 millones de dólares.

  1. Argumento


El laberinto del fauno es una obra que mezcla a la perfección la realidad y la fantasía. El argumento se desarrolla en la España fascista de 1944, cuando Ofelia, una niña de 10 años que devora cuentos de hadas y viaja con su madre, Carmen, a un pueblo gallego para reunirse con su nuevo padrastro, Vidal, un cruel y sádico capitán franquista encargado de eliminar los guerrilleros republicanos escondidos en los montes de la zona. En el camino, Ofelia descubre un insecto extraño como mantis, que la sigue y la guía al laberinto y conocer allí un fauno más adelante.

Carmen está embarazada y se ha casado con Vidal para poder seguir adelante tras la muerte de su primer marido en la Guerra Civil. Nada más llega al campamento, Ofelia conoce a Vidal y se da cuenta de la antipatía del capitán hacia ella y del ambiente nervioso en esas tierras lluviosas y grises. Se niega a llamarle padre y dice a Carmen que su padre está muerto en la guerra. En seguida conoce a Mercedes, una criada que aparentamente fiel al capitán, se dedica a escondidas a ayudar a los guerrilleros, entre ellos su hermano, Pedro, es uno de los dirigentes. De hecho, Mercedes no es la única que les ayuda, además de cuidar del delicado estado de salud de Carmen y otros militares, la misión más importante del doctor Ferreiro, que pasa a menudo por el campamento, es suministrar medicinas y curar a los rebledes heridos en las montañas.

Durante la primera noche en esa vieja casa, la mantis aparece otra vez y guía a Ofelia hacia el laberinto y se encuentra con el guardián del lugar, un fauno. El fauno le dice que ella es en realidad la princesa Moanna, hija del rey de Bethmoora de un reino subterráneo y que ella tiene una marca en forma de luna creciente en su hombro derecho, que luego ella misma lo confirma. Pero para poder regresar al reino donde le espera su padre, ella tiene que pasar tres pruebas antes de que llegue la luna llena: extraer una llave dorada del vientre de un sapo gigante que vive en las raíces de un árbol moribundo, utilizar la llave para sacar una daga dorada en una habitación extraña donde vive un monstruo pálido con sus ojos ocultos en sus palmas, y derramar sangre inocente.

Como los cuernos del fauno o los troncos del árbol donde habita el sapo gigante, la historia se desarrolla en dos líneas narrativas paralelas: el mundo ficticio del laberinto entre Ofelia y el fauno, y el mundo cruel de la vida real entre Vidal y los guerrilleros. Mientras sigue la lucha entre dos ejércitos, un día Vidal encuentra en el maletín del doctor Ferreiro una muestra de medicina totalmente igual en el campamento de los rebledes, por la traición del doctor, Vidal saca una pistola y lo mata inmediatamente, sin considerar que Ferreiro es el que cuida a Carmen, que muere durante el parto poco después.

La historia entra en la etapa de máxima tensión cuando los guerrilleros atacan un tren que acarrea alimentos para los fascistas. Tan pronto como llega al paraje, Vidal se da cuenta de que es una trampa para atacar al campamento. Y esto le hace sospechar de Mercedes porque el candado de la bodega no está destruido, pero ella le afirma que la llave que le da al capitán es la única. Cuando Mercedes es atada en la bodega con el capitán a solas, saca un cuchillo de mondar patatas que tiene escondido en el delantal, se libera, se defiende, ataca a Vidal y se escapa hacia los montes para pedir ayuda a su hermano Pedro.

Por otra parte, según las indicaciones del fauno, Ofelia entra en la habitación de Vidal y lleva con ella a su hermano recién nacido al laberinto. Al descubrirla, Vidal la sigue a pesar de que el campametno es atacado por los guerrilleros. El fauno le pide al niño en cambio de poder entrar en el reino subterráneo y reunirse con sus padres. Con el feto en sus brazos, Ofelia le rechaza y decide sacrificiar por su hermano al que apenas conoce. En ese momento llega Vidal, quien ve a Ofelia hablando sola porque no puede ver al fauno, dispara a Ofelia dejándola sangrando en la tierra. De su nariz mana un grueso hilo de sangre y las gotas caen en el pozo que da acceso al mundo subterráneo. Al salir Vidal del laberinto, los guerrilleros encabezados por Pedro y Mercedes están esperándole. Vidal comprende su situación, saca el reloj de bolsillo y lo estrella contra el suelo. Vidal pide a Mercedes que diga a su hijo la hora de su muerte, ella lo niega y Pedro lo dispara inmediatamente.5

En la última escena, Ofelia se encuentra en un reino subterráneo donde sus padres biológicos son el rey y la reina, y ella se convierte en una princesa. Según la leyenda, ella vive feliz y eternamente en su palacio y reina con justicia durante muchos siglos y es amada por todos sus súbditos. Mientras tanto, la Ofelia terrenal muere en los brazos de Mercedes, que canta la canción de cuna que le solía pedir cantar Ofelia cuando tenía miedo en esa casa tan vieja y llena de tristeza.

Sin duda alguna, El laberinto del fauno es una obra del género fantástico con multitud de elementos fantásticos: el fauno, las hadas mágicas, el sapo gigante, una raíz de mandrágora alimentada con leche, el laberinto, el hombre pálido con los ojos de vidrio en las palmas de las manos, el palacio subterráneo donde no existe mentira ni dolor. Pero el núcleo del presente estudio se centra en analizar la pésima situación social de mujeres y niños durante el régimen franquista.




  1. El desprecio para las mujeres durante el franquismo

Con la llegada del franquismo se produce un retroceso en muchos aspectos, tales como la igualdad de sexos y los conceptos educativos. La primera de las reformas educativas en este sentido fue un decreto dictado en 1936, que prohibía la coeducación. En el caso de haber varios centros de enseñanza se asignarían para niños y niñas por separado, y en el caso de existir un solo centro, se asignarían horarios diferentes para no coincidir. A lo largo de la Guerra Civil la diferencia de sexos se fue haciendo evidente, ya que el papel asignado al hombre era considerado superior, por lo que su educación debía ser diferente a la de las mujeres y de un nivel más elevado, pues se suponía que ésta era inferior intelectualmente. Tal como lo denominaba la Sección Femenina6, el magnífico destino de la mujer era el matrimonio y la maternidad. A pesar de que dentro de los programas educativos había asignaturas como la Formación Político-Social y Economía Doméstica para niñas, el trasfondo era el mismo: orientarlas hacia el servicio al hogar a los demás (Primo de Rivera 2010: 49-50).

En la película, el machismo del Capitán Vidal se muestra en varias ocasiones, y el desprecio de Vidal para las mujeres, incluso para su propia esposa, se ve en la cena donde se unen el Capitán Vidal, Carmen, el sacerdote del pueblo7, el Capitán de la Guardia Civil y dos de sus subalternos, el alcalde, su esposa y el doctor. La esposa del doctor pregunta a Carmen cómo se conocieron ella y el Capitán. Ella no puede guardar su alegría y dice: “El padre de Ofelia le confeccionaba los uniformes....”. En aquel momento Vidal se pone furioso y le interrumpe con impaciencia: “Perdona a mi mujer. No ha visto mucho el mundo. Cree que a todos nos interesan esas tonterías.”

De hecho, en la película Carmen funciona nada más una “herramienta” de procreación y puede considerarse el sacrificio del machismo del Capitán Vidal. Un día, después de examinarla, el Doctor Ferreiro dice a Vidal que su mujer no debió haber viajado en un estado tan avanzado de embarazo. Pero Vidal le contesta “Un hijo debe nacer dondequiera que esté su padre. Eso es todo.” Además , cuando el doctor pregunta al Capitán quién le ha dicho que la criatura es un varón, Vidal se enoja y dice “No me joda”. Para Vidal, su hijo es su única preocupación y tiene mucha más importancia que su esposa.

En otra escena, una vez después de tomar la presión a Carmen, Vidal dice al doctor que le quede claro, si tiene que escoger, salva al niño, porque ese niño llevará su nombre y el nombre de su padre. Al escuchar la conversación, Ofelia se entera de que la vida de su madre no significa nada para el capitán, al que solo le preocupa su hijo neonato, continuador de su estirpe.

Unos días después, cuando Vidal se da cuenta de que el Doctor le desobedece, saca una pistola y le dispara sin considerar que el Doctor será el encargado en el parto de su esposa, ya que para el Capitán, lo más importante es obedecer, obedecer sin pensarlo.

Por otra parte, la escena más tensa de la película es cuando dos guardias atan a Mercedes con sogas. El Capitán Vidal les pide que se retiren y descansen.
Sargento Garcés: ¿Estás seguro, señor?

Vidal: Por el amor de Dios. No es más que una mujer.

Mercedes: Eso es lo que pensó usted siempre. Por eso pude estar tan cerca, porque yo era invisible para usted.
Como Vidal ignora y desprecia a las mujeres, por lo tanto Mercedes está fuera de su sospecha y lleva tiempo suministrando alimentos y medicamentos a los guerrilleros que se esconden en los montes. Ella logra en seguida sacar el cuchillo que siempre esconde en el dobladillo de su mantil, lo mete en la boca de Vidal, le raja la mejilla con un tajo brutal. Vidal cae al suelo borboteando sangre.


  1. La crueldad del franquismo y la infancia con tristeza, soledad y angustia

Los cuarenta años del franquismo fueron un régimen tiránico, genocida y terrorista que acabó asentándose sobre el miedo de la gente hasta formular un ordenamiento jurídico que consiguió sobrevivir más allá de la entrada en vigor de la Cosntitución. Las dos leyes más importantes con las que se inicia el despegue con el pan de estabilización son la Ley de Régimen Jurídico de la Administración del Estado de 1957, y la Ley de Procedimiento Administrativo de 1958.

En la película, la gente se pone en fila para recoger sus raciones en el campamento. Después de que los Guardias Civiles se aseguran de que lo hagan ordenadamente, Vidal supervisa el reparto de grano, aceite y tabaco. Un guardia civil reparte bolsas con pan en las que va impresa propaganda. El Capitán Guardia Civil grita: “Éste es el pan de cada día en la España de Franco, el que guardamos en nuestros graneros. Los rojos (aquí se refieren a los comunistas) mienten, mienten al decir que en España hay hambre. En la España Nacional, una, grande y libre no hay un hogar sin lumbre ni una familia sin pan.”

Durante las casi cuatro décadas que se prolongó el Régimen de Franco, y aún después, existió una particular institución mezclada de orfanato, convento y cuartel, denominada “Auxilio Social”. Decenas de miles de niños y niñas españoles fueron acogidos en esta institución de doble perfil que, por un lado, exhibía un cometido benéfico al tiempo que, iba desarrollando una misión silenciosa de adoctrinamiento político, religioso y moral. En las entrevistas que hizo Francisco González de Tena a algunos niños que habían estado en ello, uno dijo que a pesar del hambre físca que pasaban, es indudable que para muchos sus amigos, lo que más tenían era hambre de cariño (2009: 50), mientras otro expresó que sus años de niñez y adolescencia le han dejado una cicatriz dolorosa, y su infancia triste se llenó de la soledad y la angustia (2009: 68).

Tal como señala José Antonio Primo de Rivera, el Auxilio Social tuvo un peso específico en la sociedad española de la postguerra, y sobre todo en aquellos niños huérfanos llamados popularmente “expósitos”. Era una organización social, con un fin humanitario tras la Guerra Civil española que, con posterioridad, quedó embebida por la Sección Femenina de Falange Española. En su interior los niños vestían los colores oficiales, marchaban a paso marcial, cantaban canciones militares y fascistas. Eran educados para incorporarlos a sus filas y orientarlos a sus ideas fascistas desde pequeños. Sin el cariño de familia, aquel centro era la única opción para llevarse un trozo de pan a la boca, un colchón sobre el que dormir y un techo bajo el que vivir. Era los llamados “niños de nadie”.

A pesar de que en la película no se menciona el Auxilio Social, el campamento del Capitán Vidal es mucho más duro y cruel para Ofelia. El régimen salido de la Guerra Civil española se basó en el terror, la represión generalizada, los asesinatos, las torturas, el miedo a la arbitrariedad. La más radical inseguridad jurídica en un país ocupado por su propio ejército y con una población civil a merced de los vencedores, gran parte de la cual, sectores populares y clases medias, hubo de soportar todo tipo de sevicios e intimidaciones en una situación de abandono y desprotección ante los desmanes de las cuadrillas de pistoleros falangistas o las represalias de los militares y la Guardia Civil (Cotarelo 2011: 39).

Por otra parte, Carmen pide más de una vez a Ofelia que llame al capitán “padre”, porque según ella, “Ese hombre ha sido muy bueno con nosotras”, pero Ofelia nunca le llama “padre” sino “Capitán”. Para la niña, el Capitán no es su padre, porque un padre nunca es tan estricto y antipático. Su padre era un sastre, quien se perdió al empezar la guerra. En realidad, el matrimonio de Carmen con Vidal puede considerarse una traición de la madre a su hija.
Ofelia: ¿Por qué tenías que casarte?

Carmen: Estuvimos solas mucho tiempo.

Ofelia: Yo estoy contigo. No estabas sola. Nunca has estado sola.

Carmen: Algún día entenderás que para mí tampoco ha sido fácil.


En otra ocasión mientras Ofelia alimenta la mandrágora que alivia el dolor de su madre, es sorprendida por el capitán, quien se asoma debajo de la cama, ve la mandrágora y la arranca. Ofelia le explica que es una raíz mágica que le la han dado las hadas. Furioso, grita a Carmen que es toda esa mierda que le permite leer, Vidal arroja la mandrágora al suelo. Carmen pide hablar a solas con Ofelia, Vidal sale de la habitación y Ofelia solloza en brazos de su madre.
Carmen: Tu padre tiene razón. Tienes que escucharle, Ofelia. Tienes que cambiar.

Ofelia: No. Quiero irme de aquí. Llévame lejos de aquí. Por favor. Vámonos.

Carmen: No. Las cosas no son tan sencillas. Estás a punto de dejar de ser niña y volverte mujer. Y pronto endenderás que la vida no es como en tus cuentos de hadas. El mundo es un lugar cruel y eso tendrás que aprenderlo.
Luego Carmen toma la mandrágora y la arroja a las llamas de la chimenea. Ofelia grita y trata de impedirlo, pero su madre la toma del brazo y la detiene fuertemente. La mandrágora se retuerce, con un agudo chillido, hasta morir, y al instante Carmen se encuentra sangrando en el piso. A pesar de que llaman al encargado del botiquín del puesto, Carmen muere durante el parto. La única preocupación de Vidal es su hijo, el cual se encuentra bien. La muerte de Carmen deja a Ofelia llorar sola en el pasillo, sin saber cómo serán los días sin compañía de su madre. La alegría del Capitán Vidal se contrasta con la tristeza y la angustia de Ofelia.

Por otra parte, en El laberinto del fauno se ve la crueldad del Capitán Vidal y la escasez profesional de los militares. En una escena el Sargento Bayona peinó el área, capturó a un padre y su hijo, y el Sargento Serrano ha encontrado una propaganda roja en su bolso. Los dos cazadores se quejaban de una requisa que el capitán les hacía sospechando que eran de los guerrilleros, cuando en verdad sí estaban cazando conejos en las montañas.


Hijo: No es propaganda, Capitán.

Vidal (leyendo): “Ni Dios, ni patria, ni amo.” Así, con dos cojones.

Padre (voz temblorosa): Somos agricultores. Yo subí al monte a cazar conejos para mis hijas, que me se han enfermao...

Vidal: Eso ya lo veremos.

Hijo: Mi padre ya se lo dijo, Capitán. Cazaba conejos para...
En ese momento Vidal le grita “¡Que te calles, cojones!” y aplasta la nariz de un golpe. El joven cae de rodillas. El padre lo observa todo, horrorizado. A continuación, Vidal coge al chico y, usando el culo de la botella, la machaca la nariz, golpea una y otra vez hasta dejarla prácticamente plana, sin perfil. El padre se abalanza contra Vidal gritando “Me lo has matado. ¡Hijo de puta, asesino!, que se devuele hacia él y le pega un tiro en la cara. El padre cae al suelo, muerto. Vidal coge el macuto de cuero y rebusca en el interior. Hay un par de conejos muertos. Vidal se acerca al hijo, que se queja débilmente en el suelo. Le apunta con la pistola, dispara y dice a los sargentos: “A ver si aprendéis a registrar a esta gentuza antes de venir a molestarme.”

De hecho, la crueldad también se muestra en la conversación de la cena, cuando Vida comenta a los invitados: “Yo estoy aquí porque quiero que mi hijo nazca en una país nuevo, fuerte y limpio. Y si para que nos enteremos todos hay que matar a esos hijos de puta, pues lo matamos y ya está.”





  1. Conclusión

Mediante El laberinto del fauno nos enteramos de la situación inferior y difícil de las mujeres durante el régimen franquista. Carmen puede considerarse el sacrificio del machismo del Capitán Vidal y su matrimonio será una cierta traición para Ofelia. A pesar de que su hija le pide en varias ocasiones que la llave a otro sitio, Carmen insiste que ellas tienen que estar con Vidal. Por orta parte, el campamento es un símbolo de la sociedad posguerra, en donde Vidal trata a la gente de una forma cruel, y los ciudadnos españoles como Ofelia, Mercedes y el Doctor Ferreiro viven con miedo, ansiedad, tristeza, soledad y angustia.

El director mexicano Guillermo del Toro vuelve a la senda que ha abierto con la magnífica El espinazo del diablo en 2001, en la que conseguía integrar la Guerra Civil Española y el elemento fantástico, de forma que ambos conseguían conformar un conjunto armónico inesperado. Gracias a su admiración y su pasión por el conflicto bélico español, Guillermo del Toro ha dejado su huella importante en el cine español. El laberinto del fauno es un cuento de hadas bien narrado, bien construido y bien ambientado. Esta obra fantástica con elementos realistas e históricos es uno de los mejores frutos del director mexicano, quien ha alcanzado su madurez narrativa con ella.

Bibliografía

Berthier, N., Sánchez-Biosca, V. (2012). Retóricas del miedo. Imágenes de la Guerra Civil Española. Madrid: Casa de Velázquez.

Cotarelo, R. (2011). Memoria del franquismo. Madrid: Akal.

Del Toro, G. (2006). Guión cinematográfico del Laberinto del Fauno. Madrid: Ocho y medio.

Fierro Novo, A. (2009). Atlas ilustrado del cine español. Madrid: Susaeta.

González de Tena, F. (2009). Niños invisibles en el cuarto oscuro. Madrid: Tébar.

Hueso, A. L. (1998). El cine y el siglo XX. Barcelona: Ariel.

Primo de Rivera, P. (2010). Educación y adoctrinamiento. En A. Merino. Mujeres y educación durante el franquismo. La sección Femenina y el Auxilio Social (1934-1977). Madrid: CVG (Creaciones Vincent Gabrielle).

Rodríguez Mateos, A. (2005). El cine de no ficción en el franquismo: una aproximación a la revista imágenes. En J. Montero y J. Cabeza. Por el precio de una entrada. Madrid: RIALP.

Moreno, L. (2010). La identidad perdida. Barcelona: Umbriel.

Primo de Rivera, J. A. Niños de nadie: terror en el Auxilio Social, Cádiz Directo, http://www.cadizdirecto.com/ninos-de-nadie-terror-en-el-auxilio-social-jose-antonio-primo-de-rivera.html. Fecha de consulta: 17 de octubre de 2013

Zavala, J., Castro-Villacañas, E., C. Martínez, A. (2007). El cine Español contado con sencillez. Madrid: MAEVA.



1 En octubre de 1996, se celebró en Zaragoza el centenario del nacimiento del cine español conmemorando el estreno de la película de los Jimeno. Pero según los últimos estudios, el filme no se filmó en 1896 sino un año después, con lo que el honor de haber filmado la primera película española correspondería a José Sellier, quien rodó El entierro del general Sánchez Bregua en junio de 1987. De todos modos, el mérito de los Jimeno es incomparable y se consideran los pioneros cinematográficos en España (Zavala 2007: 11).

2 Apasionado por la biología marina y de los cómics, desde muy pequeño se vio atraído e influenciado por el mundo de fantasía que marcó en todo momento su vida. Quedó subyugado por las obras de la productora británica Hammer, y por la escuela italiana de terror, principalmente los films de Mario Bava. Impulsado por las películas de estos directores, se lanzó solo con diez años a la dirección de los cortometrajes en Super Ocho, actividad que combinará con el estudio de maquillaje y efectos especiales junto al maestro Dick Smith. En 1988 su padre fue secuestrado en México, después de conseguir la liberación mediante el pago de un rescate, su familia decidió mudarse al extranjero y actualmente vive en Los Ángeles.

3 Nació en 1963 en la Ciudad de México, Iñárritu es el primer cineasta mexicano en ser nominado por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Hollywood como candidato para el premio de mejor director. También es el primer cineasta nacido en México que ha ganado el premio como Mejor director en el Festival de Cannes (2006). Sus películas han sido aplaudidos por la crítica a nivel mundial: Amores perros (2000), Babel (2006), Biutiful (2010), y Birdman (2014). Todos ellos han recibido premios en festivales internacionales y nominaciones al Óscar en diferentes categorías. Iñárritu ha ganado en total a lo largo de su carrera dos Globos de Oro , un BAFTA y un premio al mejor director del festival de Cannes. Y lo más importante es que con solo la película Birdman ha ganado cuatro premios del Óscar de 2015: el mejor director, la mejor película, el mejor guión original, la mejor fotografía.

4 Nació en 1961 en la Ciudad de México, es realmente un orgullo para todos los mexicanos. Cuarón comenzó dirigiendo una película independiente en su país natal, pero el reconocimiento internacional no le llegó hasta su cuarto largometraje Y tu mamá también (2001). Posteriormente dirigió proyectos de grandes presupuestos en Hollywood, que tuvieron una buena acogida tanto por el público como por la crítica, tales como Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004), Children of Men (2008) y Gravity (2013), con la que ganó el premio al Mejor director en los Óscar, Premios Globo de Oro y Premios BAFTA.

5 En la cena con sus huespedes, el Capitán de la Guardia Civil explica que los hombres de la tropa decían que cuando el padre del Capitán Vidal murió en el campo de batalla, estrelló su reloj contra el suelo para que constara la hora exacta de su muerte, y para que su hijo supiera cómo muere un español.

6 La Sección Femenina de la Falange Española, conocida simplemente como Sección Femenina (SF), fue establecida en 1934 como la rama femenina del partido político Falange Española. Su desaparición se produjo por Decreto Ley en 1977, ante lo cual Pilar Primo de Rivera presentó su dimisión.

7 Según Cotarelo (2011: 40-42), es obvio que el clero estuvo muy presente en la mayor parte de las actividades represivas del régimen franquista, en las cárceles, en los campos, en las ejecuciones extrajudiciales. La Iglesia controlaba la educación y el sistema de beneficencia que el régimen canalizaba a través de la obra de Auxilio Social y otras instituciones, las redes de hospitales y centro de acogida que se ocupaban de los hijos huérfanos de los republicanos, de los pobres de solemnidad, etc. Los curas intervenían permanentemente en la vida de los españoles, organizaban las actividades de las fiestas colectivas, vigilaban los bailes, censuraban las películas, determinaban la indumentaria de las chicas, la longitud de sus faldas o el tipo de bañadores que usaban, fiscalizaban las relaciones entre adolescentes, se inmiscuían en las vidas de las parejas, adoctrinaban a las familias y establecían los aniversarios más importantes del año.





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal