El Martinismo Historia y doctrina



Descargar 123.52 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño123.52 Kb.
  1   2   3   4   5
El Martinismo Historia Y Doctrina

ROBERT AMBELAIN


La Francmasonería Ocultista y Mística
(1643 - 1943)

"!Recibe, Señor, según el deseo del Filósofo Desconocido, nuestro Maestro, el homenaje que te ofrecen en este lugar, tus servidores aquí presentes¡.! Que esta Luz misteriosa esclarezca nuestros espíritus y nuestros corazones, como aureola desde otros tiempos las obras de nuestros Maestros¡. Que estas antorchas iluminen de su viva claridad a los Hermanos reunidos en tu nombre, que su presencia sea constantemente un vivo testimonio de su unión…".


"! Porque, sobre la forma que en otros tiempos habían
adoptado nuestros Maestros, permitimos a los Símbolos
manifestarse ¡…".1
Nota
Cuando esta obra salía de la impresión, nos llegaba la noticia de la muerte del T:. Ill:. Fr:. Georges Bogé de Lagrèze, alias "Mikael", Gran Maestro de la Orden de los Elus-Cohen, Soberano Gran Inspector General (33º) del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, Caballero Bienhechor de la Ciudad Santa del Rito Escocés Rectificado, Inspector Principal de la Orden Martinista, Miembro del Supremo Consejo y Gran Maestro del Rito Antiguo y Primitivo de Menphis-Misraim para Francia y sus dependencias.
1 Es con la autorización del Gran Maestro Sustituto de la Orden Martinista Tradicional que incluimos tres
extractos de este ritual.
7
NOTA DEL AUTOR
En otras obras, aparece antes o después la discordia, cuando hemos presentado las doctrinas esotéricas, considerablemente diferentes las unas de las otras con bastante frecuencia.
Lo hemos hecho, cada vez, con imparcialidad y cuidadosa exactitud. Nosotros mismos hemos puesto cuidado, la mayoría de las veces, en intentar armonizar estas doctrinas. Esto nos ha valido ser gratificados con etiquetas muy diversas, al gusto de los lectores de certezas. Es así que, desde la aparición de nuestro libro sobre el simbolismo de las Catedrales, hemos sido afiliados con toda seguridad a una secta satanizante de las más temibles. No se conocía muy exactamente el nombre y los principios, pero no podía ser nada más que de la magia más negra. Con nuestro estudio sobre la Gnosis y los Ofitas, descubrimos luciferinos fanáticos, y se nos hace por tanto el favor de no abrumarnos con el epíteto (algo adulador) de Rosa+Cruz, a pesar del último capítulo que trataba de su doctrina. A decir verdad, nuestro amor propio ha sido agradablemente estimulado. Hoy, publicamos un estudio sobre el Martinismo. Sin duda que se nos prestará la herencia espiritual de Martinez de Pasqually, donde no faltará describir con complacencia las ceremonias místicas por las cuales nos probaron, en nuestro orgullo perverso, someter los Poderes malos a nuestro dominio, evocar las Inteligencias celestes y entretenernos con ellas, o incluso tentar, en un sacrílego desafío, a aquello que Martinez de Pasqually y su discípulo, Louis-Claude de Saint-Martin , llamaban "El Reparador".
Los adversarios fanáticos de las sociedades secretas del Ocultismo nos achacarán importantes y tenebrosas intenciones, y tendremos un lugar, quien sabe, en medio de la misteriosa cohorte de los "Superiores Desconocidos". Pero se nos requerirá a nosotros haber sacado nuestra abundante documentación, y por algún milagro somos conocedores de los hechos y gestos de una fraternidad multisecular, en el curso de un periodo donde, proscritos y perseguidos con vigor, sus afiliados han debido redoblar la prudencia y la precaución.
9
INTRODUCCIÓN.
"Aquellos que se aproximan al misterio de la Iniciación,
y aquellos que les ignoran, no tendrán,
en la estancia de las Sombras,
un destino semejante."
(JAMBLICO)
…………………………………………….
"Señor, os voy a transmitir la Iniciación según nuestro Maestro, Louis-Claude de Saint-Martin, tal como yo la he recibido de mi iniciador, tal como el mismo la recibió, y así desde Louis-Claude de Saint-Martin en persona, durante más de ciento cincuenta años. Pero antes os invito, como invité igualmente a mis Hermanos aquí presentes, a uniros a mi para santificar esta sala, a fin de que ella devenga por la doble virtud de la Palabra y del Gesto, el Templo Particular2 donde se va a celebrar el misterio de esta iniciación tradicional.
Esto es posible porque, sobre la Forma que desde antaño han
adoptado nuestros Maestros, permitimos a los <>
manifestarse…"
…………………………………………..
Diciembre de 1.940. La nieve cubre París. Al atardecer, a la hora en que el pálido Sol declina y muere en el horizonte enrojecido, algunos hombres están reunidos, en una habitación situada en el último piso de un inmueble en el Barrio Latino. Antigua casa del siglo XVIII, con amplia y monumental escalera de madera. Afuera, en las calles, en medio de las plazas, en los cafés, por todas partes, el ejército alemán, victorioso. También por doquier, los agentes del Gobierno de Vichy. El terror policial reina, sobre las Sociedades Secretas y sobre los Iluminados. Registros, 2 Del Latin "particularius" : pequeña parte.
10 embargos, arrestos, persecución a los forajidos. Pero aquí, se está en otro mundo… .
Sobre una mesa, recubierta de un triple mantel, negro, blanco y rojo, emblema de tres Mundos, la espada desnuda atravesando un fragmento del Evangelio de San Juan. Detrás, en la claridad danzante de tres altos cirios encendidos y dispuestos en triángulo, vagamente velado por el humo aromático, se dibuja la silueta imprecisa del Iniciador, incensario en mano. El traza en el espacio un gesto amplio y seguro, el Signo misterioso. Alejado, solitario, arde otro cirio. Apoyado sobre la base del candelabro, un cordón y una máscara.
El cirio de los "Maestros Pasados"… .
En el silencio de los asistentes, mudos y recogidos, la voz grave continua la exclamación ritual, y las palabras de la Sacramental llamada, claras y nítidas, imploran como letanías. Ellas establecen - más allá del espacio y el tiempo - el "punto" que debe unir a los Vivos y a los Muertos. Y parece que, de repente, la Sala se puebla de Invisibles Presencias.
…………………………………………………
"!Recibid, Señor, según el deseo del <>, nuestro Maestro, el homenaje que Te hacen en este lugar Tus servidores, aquí presentes¡.! Que esta Luz Misteriosa esclarezca nuestros espíritus y nuestros corazones, como ella aureola en tiempos pasados las Obras de nuestros Maestros ¡. ! Que estas llamas iluminen de su viva Claridad , a los Hermanos reunidos en Tu nombre ¡. Que su presencia sea constantemente un vivo testimonio de su Unión…".
Precisada con minuciosidad, la Ceremonia iniciática se desarrolla llena de grandeza. El tiempo parece no existir.
He aquí que uno de los asistentes ha colocado por fin la Máscara emblemática, representación del Silencio y del Secreto, sobre el rostro del Recipiendario. Otro le reviste de la Capa, símbolo de la Prudencia. Y un tercero le ciñe el Cordón, recuerdo de la "cadena de Fraternidad".
11
El lento oficio teúrgico continúa. Y antes de la consagración del nuevo Hermano, el recuerdo del "nombre" esotérico resuena las últimas palabras, y la ceremonia toca a su fin :
"Podáis vos, mi Hermano, justificar la palabra del Zohar:
<>."
Cerca el Cirio solitario, cerca la llama inmóvil donde vigilan las almas de los "Maestros Pasados", el Iniciador y el Iniciado se han girado:
"Hermanos, os presento a N…, <> de nuestra Orden y os ruego le deis acceso entre nosotros…".
Una extraordinaria angustia oprime el corazón de todos los asistentes. En el Oratorio, donde el humo del incienso reseca las gargantas, donde parece que toda la vida se haya refugiada en esas pequeñas llamas que, altas y rectas, danzan, danzan, danzan, no son los vivos los que parecen más reales. Y sobre las capas, las mascaras, los collares de seda blanca, detrás las fundas de las espadas, parecen verse nada más que difuntos… . Porque al contrario, los más vivos, son los Muertos de la Orden, los "Maestros Pasados", !siempre presentes¡.
A la llamada de la Palabra, todos han acudido. !A pesar de los
siglos¡. Ellos están allí, fieles a la cita mágica: Henry Kunrath, autor de El Anfiteatro de la Eterna Sabiduría…, Séthon, el prestigioso "Cosmopolita", muerto sobre los caballetes de tortura del Elector de Baviera…, Cornélius Agripa, médico y alquimista de Charles-Quint, muerto de miseria y de hambre…, Christian Rosenkreutz, el peregrino de la sabiduría…, Jacob Boehme, el zapatero iluminado…, Robert Fludd, el de la inteligencia maravillosa, muerto a manos de la inquisición…, Francis Bacon, a quien se le supone haber sido el Gran Shakespeare…, Martinez de Pasqually, el "maestro" que osaba evocar a los ángeles…, Claude de Saint-Martin, el portavoz del "Filósofo Desconocido"…, Willermoz, depositario fiel de su maestro Martinez… .Y muchos otros cuyos nombres escapan, y que, oficiales, grandes señores o plebeyos, bajo la capa negra de peregrino, bajo el lazo empolvado, llevaron a las cuatro esquinas de la vieja Europa, en ese siglo XVIIIº liberador que vio por fin realizarse el "gran deseo" de los RosaCruces, el misterioso eco de la "Palabra Perdida"… .
12
Y, dominando todas las sombras, he aquí que otra se levanta, haciendo pasar en el Oratorio, como un gran soplo venido de las regiones del plano del Espíritu,! la misma Alma de todas las Fraternidades¡. Aquí está, misteriosa pero inspiradora, inhumana pero divina, incognoscible pero iluminadora, la sombra de Elías Artista… .
*
* *
En el exterior, al caer la noche, París se cubre de un silencioso manto blanco. Nieva todos los días. Y el frío se torna todavía más penetrante. En las calles, en medio de las plazas, por todos lados, el Ejército alemán victorioso. Y en todas partes también, sospechas y vigilancias, investigaciones y registros, registros y embargos, embargos y arrestos. Por centenas, en represalias por atentados anónimos, los rehenes caen, fusilados. Tras algunos meses de condena, los primeros convoyes partieron de los campos de concentración para trabajos forzados desde el frente del Este, a donde ya no regresarían mas… .
Y, como en las horas rojas de la Edad Media, el terror reina sobre los iluminados.
En primer lugar son atacadas las Obediencias masónicas librepensadoras o ateas, únicamente dedicadas a la política pura. Finalmente, se ha llegado a las organizaciones paramasónicas. Esto ha acostumbrado a la Opinión… .Y ahora se retoma la lucha secular, obstaculizada por setenta años de liberalismo ideológico. Pues detrás de la Francmasonería y sus filiales, !hay otra cosa que alcanzar¡. Esto que se ve derribado, definitivamente, y todos los días golpeado a muerte, es la Herejía, !la eterna enemiga¡. Y detrás de la Herejía, su animador secular:
!el Ocultismo¡… . !Por fin¡ . Aquí está la gran palabra ruin… .
Esto, no se gritará sobre los tejados, al menos, !no todo a la vez¡. Pero, ante todo, serán sus archivos, sus manuscritos, sus estudios doctrinales o históricos, los que estarán en primer plano en el curso de las investigaciones.
! Pero vanamente¡. Y es lo que esta obra va a demostrar.
13
*
* *
En un libro, publicado en primavera del importante año de 1939, tratando del simbolismo de las Catedrales góticas, escribimos estas líneas, inconscientemente proféticas :
"Si el huracán, materialista y negador, triunfara en incendiar el mundo; si de nuevo bárbaros, devastaran bibliotecas y museos, realizando la terrible profecía de Henri Heine, si el martillo de Thor aplastara definitivamente nuestras viejas catedrales y sus maravillosos mensajes, quisiéramos creer entonces en la salvaguardia del saber esencial." "El temporal pasado, en un mundo que volviese a ser bárbaro, hallaría algunos hombres, suficientemente intuitivos, enamorados del misterio y de lo infinito, para ir, con esmero y pacientemente, a reavivar la antigua lámpara cerca de la ilustre mortaja púrpura donde duermen los dioses muertos… ."
"Y de nuevo, a través de la gran noche del Espíritu, la llama verde del saber oculto guiará a los Hombres hacia sus maravillosos Dominios, la resplandeciente y radiante "Ciudad Solar" de los filósofos y de los sabios."
*
* *
"Que la Paz, que la alegría, que la Caridad, estén en nuestros corazones y sobre nuestros labios, ahora y siempre…". Diciembre de 1.940: la última frase del ritual de los "Iniciados de Saint-Martin" ha respondido por nosotros… .
15
I. LA HISTORIA Y LOS ORÍGENES.
MARTINEZ DE PASQUALLY
Y LOS "CABALLEROS ÉLUS COHENS DEL UNIVERSO"
"De entre los diferentes Ritos de los cuales se han ocupado, desde tiempo inmemorial, los Masones mas instruidos y más penetrados de la persuasión íntima que en la perseverancia en nuestros Trabajos debe acrecentar la suma de los conocimientos, y hacerles llegar a las Altas Ciencias, el Rito de los "Elus-Cohens" es el que ha conquistado los más elevados, y conservado con más detalle el secreto de sus misteriosos trabajos…" .
Tal es la definición de la Orden de Masonería Iluminista, que encontramos en los Estatutos del Gran Oriente de 1804, tomo I, fascículo 4, página 369. Esta apreciación, tomada de una Obediencia masónica que precisamente jamás ha pasado por mística, y que debía, en adelante, borrar de sus rituales la invocación al Gran Arquitecto del Universo y deslizarse insensiblemente, de la filosofía ecléctica a la política pura, tiene por tanto más valor.
Y uno de los más eruditos y de los más imparciales historiadores que se han ocupado de las Obediencias de la masonería mística, Gérard Van Rijnberk, declara que : "No se puede negar que la Orden de los Elus-Cohens constituía un grupo de hombres animados de la espiritualidad más alta…".3 Otro historiador, especialista de gran valor en cuestiones relativas a la alta-masonería ocultista, M. Le Forestier, nos dice poco más o menos la misma cosa, destacando el carácter puramente altruista y desinteresado de esta fraternidad, más ocultista y mística que masónica en el sentido general de la palabra.
Es por esto que, de las múltiples "Órdenes" de masonería Iluminista, surgidas en Francia y en Europa en la agitada corriente del siglo XVIIIº, 3 "Un Thaumaturge du XVIIIº siècle" : Martinez de Pasqually. (Alcan, 1935). 16 ninguna ha ejercido una influencia comparable a esta que ha entrado en la Historia con el nombre común (e impropio además) de Martinismo. Su aparición coincide con la de un personaje extraño, llamado Martinez de Pasqually. Aun en la fecha actual, las hipótesis más románticas se barajan sobre su nombre, y sobre sus orígenes. Algunos dicen que era de raza oriental (siria), otros dicen que era judío (polaco…). Martinez de Pasqually no fue ni lo uno ni lo otro, y sus interesados detractores - a menos de preferir usar falsas afirmaciones históricas, cosa moralmente bastante grave...- no pueden ignorar o disimular los documentos, definitivos visto el carácter que se les otorga. Estos son :
1.- El acta de matrimonio del Maestro, con la señorita Marguerite-Angélique de Collas;
2.- El certificado de catolicidad, con fecha de 29 de Abril de 1.772, registrado antes de su partida para Santo Domingo, por el "Duque de Duras".
En estos dos documentos, publicados por la Señora René de Brimont, que se encuentran en los archivos departamentales de la Gironde, donde no importa quien pueda examinarlos, resulta que el personaje es llamado, más exactamente:
Jacques de Livron Joachin de la Tour de la Case Martinez de Pascally.
Era hijo de "Messire de la Tour de la Case", nacido en Alicante (España) en 1.671, y de la señora "Suzanne Dumas de Rainau". El había nacido en Grenoble, en 1.727, y murió en Santo Domingo, el martes 20 de Septiembre de 1.774.
FIRMA DE MARTINEZ
(Fotografía de un manuscrito)
Ninguno de los patronímicos precedentes nos hace suponer de ninguna forma que fuese judío. Y con menos motivo el hecho de haber 17 vivido en Bordeaux, en un cierto periodo de su vida, en la "rue Judaïque". Pues, si la cercanía del gueto pudiera ser determinante (y lógicamente, ¿cómo?), bastaría entonces objetar que París descendía de la casa de los Agustinos de la orilla del Sena , no siendo esto cierto. Se ha formulado la hipótesis de que podría ser descendiente de judíos, o judío converso. Nosotros objetaremos de nuevo que la historia se escribe con documentos, y no con suposiciones, y que este empeño de ciertos "historiadores", interesados en que fuese judío y francmasón a la vez, nos resulta extremadamente sospechoso en cuanto a las intenciones finales. La verdad es que, pese a que ignoraba el hebreo (lo ha probado en sus trabajos…), estaba enamorado de la Kabala, y, como todos los practicantes de la Magia ceremonial, acostumbraba a utilizar las tradiciones y los elementos materiales judaicos. También su discípulo, el marqués Louis-Claude de Saint-Martin, que en toda su vida jamás se separaría de una Biblia hebraica, no la tenía presente y utilizaba, como él, los elementos hebreos, bases de toda la tradición religiosa cristiana. No ignoramos que el hecho de reconocer aquí mismo, legalmente, que todas las tradiciones mágicas y cabalísticas de Occidente, son en su mayor parte, judías, va a hacer sobresaltarse de placer a todos los fanáticos adversarios de todo conocimiento trascendental. Nosotros les pediremos simplemente, con toda lealtad, que lancen el mismo "descrédito" sobre una religión, unos maestros y una hipótesis divina, cuya mayor parte reclaman, imprudentemente, saber: el cristianismo… .
*
* *
Dejemos a los modernos fariseos, y definamos rápidamente de nuevo a la histórica Orden de los Élus-Cohens. (Cohen, en hebreo, significa sacerdote).
Martinez de Pasqually pasa su vida enseñando a los masones franceses de las Obediencias ordinarias (y que pasaban de sistemas filosóficos en sistemas filosóficos), sobre el aspecto exterior de un Rito Masónico ordinario, una verdadera enseñanza inciática, susceptible de revestir el aspecto de una teodicea, de una cosmogonía, de una gnosis y de una filosofía.
18
A fin de tener ya a las personas medio-formadas en una cierta disciplina, intelectual y material, el no aceptaba en su Orden nada más que a masones regulares, que poseyeran el grado de "Maestro" (tercer grado). Pero, por otra parte, como ocurría que las personas de gran interés le llegaban por el canal de la vía "profana", estableció, en la base de su sistema, una transmisión previa suficientemente rápida de los tres grados de la masonería ordinaria (masonería azul o de "San Juan"). Este hecho, se comprenderá por la continuación; la razón secreta de esta afiliación previa a la maestría masónica residía en el hecho de que su escuela se asentaba sobre la misma leyenda y el mismo mito, que la Francmasonería. De la leyenda de Hirán, presentada sin comentarios, sin ninguna alusión a su esoterismo, Martinez de Pasqually daba una explicación trascendental, armazón de su sistema teogónico. Pero la impartía en las clases superiores de la Orden bajo un segundo aspecto, dejando a los tres grados inferiores ordinarios la presentación legendaria, como en todas las Obediencias.
Martinez de Pasqually recorrió misteriosamente una parte de Francia, el Sur-Este y el Mediodía principalmente. Saliendo de una ciudad sin decir a dónde iba, y volviendo a la misma, sin dejar entrever de dónde venía. Comienza, muy probablemente, su misión en 1.758, ya que, en su carta de 2 de Septiembre de 1.768, declara que los hermanos de Aubenton, comisarios de la Marina real, son sus adeptos después de haber transcurrido diez años. Propagando su doctrina, recluta adherentes en las Logias de Marseille, Avignon, Montpellier, Narbone, Foix, Toulouse. Se establece por fin en Bordeaux, donde llega el 28 de abril de 1.762. Contrae matrimonio con la sobrina de un antiguo subteniente del Regimiento de Foix.
Pero antes de comenzar su apostolado místico, el tuvo probablemente una actividad masónica cierta.
Su padre, Don Martinez de Pasqually, era titular de una patente masónica en inglés, expedida el 20 de Mayo de 1.738 , por el Gran Maestro de la Logia de Stuard, con poder de transmisión a su hijo primogénito, para poder él mismo "constituir y dirigir como G:.M:. las Logias y los Templos a la Gloria del G:.A:.D:.U:.".
19
Es así como Martinez fundó él mismo en 1.754, en Montpellier, el Cap:. "Les Juges Ecossais". En 1.755, y hasta 1.760, viaja por toda Francia, reclutando adeptos. En este último año, va a parar a Toulouse, a las logias azules llamadas "De Saint-Jean Reúnies". En Foix, la Logia "Josué" le reserva una acogida agradable. Iniciará a diversos masones, y funda un Cap:. : el "Temple Cohen".
En 1.761, presentado por el conde de Maillial d'Alzac, el marqués de Lescourt, y dos hermanos de Aubenton, se afilia (gracias a su patente familiar), a la Logia "La Française", de Bourdeaux. Allí construye lo que denomina su "Templo Particular" (del latín partícula: parcela, celda, reducción). Siendo miembros, los cuatro personajes precedentes mas MM. de Casen, de Bobié, Jules Tafar (ex-subteniente de los "Granaderos Reales"), Morrie y Lescombard . Esta logia toma el nombre de "La Perfection Elue Ecossaise". En 1.764, esta "Logia-Madre" cohen pasa a llamarse: "La Française Elue Ecossaise". En Marzo de 1.766, dicha Logia se disuelve. Notemos que hasta esta fecha, Martinez había tenido por secretario, a Père Bullet, capellán del Regimiento de Foix, quien portaba el título (empleado por el Maestro por primera vez) de "S.I.". Podemos admitir, con alguna posibilidad de terminar bien, que fue el carácter sacerdotal de Père Bullet lo que le valió esta apelación interior de Superior Desconocido de la Orden, o quizás, - si tomamos la I como si fuese una J - de "Soberano Juez". Este título, Martinez de Pasqually debió de dárselo como teólogo de la Orden. Pero más tarde, antes de su partida para Santo Domingo, lo concedería a cinco de sus altos dignatarios. Y esta será la disciplina, doctrinal e interior, que estos "Soberanos Jueces" o "Superiores Desconocidos" tendrán el deber de cuidar… .Les encontraremos más tarde, en otra rama.
SELLO SITUADO EN LA CABECERA DE LA MAYOR PARTE
DE LAS CARTAS DE MARTINEZ DE PAQUALLY.
20
Hemos visto que más allá de 1.764, la "Française Elue Ecossaise" había sido fundada. Pero no será hasta 1.765, el 1 de Febrero, que la Gran Logia de Francia expedirá, después de numerosa correspondencia, una patente autorizando a fundar esta Logia, e inscribirá este "Templo" en sus cuadros.
Ese mismo año, Martinez de Pasqually parte hacia París. Se aloja en casa de los Agustinos, a orillas del Sena. Allí, se pone en contacto con numerosos masones eminentes: los Hermanos Bacon de la Chevaleire, de Lusignan, de Loos, de Grainville, J.B. Willermoz, y otros varios, a los cuales presenta sus primeras instrucciones. Tras sus exámenes, el 21 de Marzo de 1.767 (en el equinoccio de Primavera…) , sienta las bases de su "Tribunal Soberano", y nombra a Bacon de La Chevaleire su substituto. En 1.770, la Orden de los Caballeros Elus Cohens del Universo poseía templos en varios lugares: Bordeaux, Montpellier, Avignon, Foix, Libourne, La Rochelle, Versailles, París, Metz. Otro se abriría en Lyon, gracias a la actividad del Hermano J.B. Willermoz, y esta ciudad permanecerá por mucho tiempo manteniendo la "capital" simbólica de la Orden.
En la historia "nominativa" de la Orden, conviene notar dos nombres. Sus detentores sucederán efectivamente al Maestro, en dominios diferentes, pero continuarán su obra general. Los encontraremos siempre. Por el momento, recordaremos a Jean-Baptiste Willermoz, y a Louis-Claude de Saint-Martin… .
Martinez de Pasqually cambia en varias reestructuraciones sus enseñanzas prácticas. Si la Doctrina general queda sin cambios, no fue así con la constitución de la Orden, sus grados, los rituales, tanto de recepción como de operaciones.
Es así que tenemos restos de dos constituciones interiores de esta Obediencia mística, según se refiera tal lote de archivos o tal otro.
Una de las dos series comprende la clasificación siguiente:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal