El orden de presentación de los documentos no tiene ningún criterio



Descargar 0.71 Mb.
Página2/14
Fecha de conversión25.12.2018
Tamaño0.71 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

Los profesores llevamos al aula (Al tablero) modelos de enseñanza. La pregunta es, entonces: ¿qué tan cerca está dicho modelo del conocimiento primigenio? Me explico: Los científicos, sobre todo los de la Royal Society, hacían sus experimentos en los laboratorios y después escribían artículos en las revistas especializadas y en el caso de la Royal Society, se convocaban los científicos para hacer exposiciones sobre el tema. Por ejemplo, Michel Faraday (1971-1867) deseaba conocer la relación existente entre las sustancias químicas y la electricidad, en esta medida se embarco en unos estudios sistemáticos de los fenómenos electroquímicos. Sus números experimentos sobre la descomposición electrolítica dieron como resultado dos leyes electroquímicas, todos esos estudios se recogen en un artículo publicado, en 1834, en una revista denominada: Philosophical Transactions of the Royal Society. El artículo en mención es: On Electrical Decomposition.


Ahora bien: ¿el modelo que yo llevo al tablero para enseñar la electroquímica que tan cerca o tan lejos está de las explicaciones de Faraday ? Una versión crítica a Las respuestas a este interrogante, las plantea Chevallard (2005), en su proverbial texto sobre La transposición Didáctica.

Fundamentos de un modelo didáctico de enseñanza de las ciencias.

Los fundamentos son tres: el primero de carácter cognositivo, el segundo de ontológico y el tercero epistemológica, como se puede observar en la figura 1.

Figura 1. Fundamento de un modelo enseña sobre las ciencias.
F. Epistemológico


F. Ontológica F. Cognitivo

Fuente: elaboración propia del autor.
Estas tres fundamentación son partes esenciales de un modelo constructivista de enseña de las tecnologías:

La fundamentación ontológica, consiste en que nuestro conocimiento de la realidad no es acabado, que la relación entre sujeto cognoscente y objeto por conocer está mediada por la subjetividad del observador. De allí se desprende la necesidad de los Marcos Teóricos, en los proceso de investigación científica, en otras palabras el sujeto está influenciado por las teorías en el proceso del conocer.

La fundamentación epistemológica, está relacionada con la naturaleza y el entorno del conocimiento, sobre todo con las versiones de ciencias existentes. En consecuencia, no es posible enseñar bien geometría euclidiana, sin introducir la cosmovisión de Euclides, o en el caso de la química es impensable explicar el derrumbe de la teoría del flogisto, sin conocer a fondo la concepción filosófica creada a raíz de los trabajos de Francis Bacon (1561-1626) en contra del paradigma deductivista de aristotélico.

La Fundamentación cognositiva, se afianza en los trabajos de Locke (1632-1704)), sobre el entendimiento humano, que consiste pensar en las limitaciones y las bondades del cerebro humano, en síntesis el cerebro no es una tabla raza, pero tampoco es un envase para llenarlo súbitamente con cualquier conferencia magistral. La persona necesita hacer sus propias actividades mentales que los lleven al aprendizaje significativo, a los maestros nos sirve este enfoque para preguntarnos, si: ¿ nuestro ejerció de enseñanza está contribuyendo a formar unas estructuras mentales que permitan al individuo pensar por su propia cuenta ?. La misma pregunta cabe para los diseños curriculares.

Puntadas finales.

Surge entonces, la siguiente pregunta ¿Es posible plantear un programa de investigación en una Facultad Tecnológica, sin un marco teórico- discurso- sobre las tecnologías? Agréguesele a este interrogante, la apreciación de Pérez (2007), en el entendimiento que los marcos teóricos contribuyen en buena medida a determinar qué es lo que se observa, ésta misma autora considera que la importancia de los datos obtenidos en las investigaciones varía en función de las distintas perspectivas teóricas.

Los educadores y didactas de las tecnologías debemos hacernos conscientes de que la enseñanza de ésta no busca solamente saber aplicar, que el saber tecnológico, como el de las otras ciencias, es una actividad cognoscitiva, es decir, generadora de conocimiento; de donde podemos inferir la necesidad de ayudar al estudiante a adquirir estructuras cognitivas relacionadas con el saber tecnocientífico.

Una concepción estrecha de las tecnologías sólo alcanzaría para programas de investigaciones marginales, cuyo puntos de referentes sociales serían las maquilas como reflejo de la aplicación de una tecnología completamente cerrada. Una de las hipótesis que se desprende de esta visión investigativa sobre las tecnologías es que el conocimiento sobre lo tecnológico es ahistórica, descontextualizado y netamente aplicativo, cayendo en un enfoque positivista sobre la versión de tecnología que se pretende socializar.

Bibliografía.

Título: CICLOS EN INGENIERÍA, NIVELES DE FORMACIÓN, ¿DEFENDER UNA DENOMINACIÓN O UNA POSTURA ACADÉMICA?



Autor: Dora Marcela Martínez Camargo

Dirección electrónica: dmmartinezc@udistrital.edu.co

Resumen: La Facultad Tecnológica de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas con una historia de 15 años, inicia sus actividades académicas ofreciendo seis programas tecnológicos, estos programas, enmarcados en proyectos curriculares. Después de dos años de funcionamiento se planteó una formación por ciclos donde cada proyecto curricular coordinaba tres ciclos: un primer ciclo tecnológico, uno segundo denominado especialización tecnológica y un tercer ciclo denominado ingeniería. Hoy en día y después de todos unos procesos de reforma curricular se cuenta con seis programas de tecnología y siete programas de ingeniería todos enmarcados en un modelo de formación tecnológica por ciclos.

Estos procesos de reforma han permitido llegar a una estructura de los programas de acuerdo a lo planteado por las asociaciones que se encargan de presentar los lineamientos para la formación tanto de tecnólogos (ACIET) como de ingenieros (ACOFI).

De igual manera cada uno de los aspectos que involucran el desarrollo de los programas implica llevar a cabo cada una de las actividades sustantivas de la Universidad, estás son investigación, extensión y docencia.

Cada uno de los programas ofrecidos en la Facultad cuenta con registro calificado, de tal manera que la diferente normatividad que plantea el Ministerio de Educación Nacional en relación con los programas por ciclos propedéuticos afecta el normal funcionamiento de los programas, dado que el modelo presentado desde la Facultad Tecnológica no refleja lo reglamentado por el Ministerio.

El trabajo aquí expuesto busca dar a conocer como la Facultad Tecnológica de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas desarrolla su currículo, a la luz de un modelo de formación por ciclos en el área de la ingeniería.

Palabras clave:

Currículo, investigación, extensión, docencia, ciclos, educación tecnológica, ingeniería, registro calificado.

Origen de la Facultad Tecnológica

La Universidad Distrital Francisco José de Caldas como parte del plan de expansión y articulación con Bogotá Distrito Capital concibe, en 1993, un proyecto de ampliación y extensión del servicio educativo encaminado a la formación tecnológica de los bachilleres residentes en las localidades de la ciudad capital que carecían de educación superior pública.

La Universidad Distrital Francisco José de Caldas, en convenio con las Unidades Tecnológicas de Santander, la Universidad Tecnológica de Pereira, la Universidad Pedagógica Nacional y el SENA, ofrece y desarrolla 6 programas académicos en tecnología. La creación de la Facultad Tecnológica se justifica desde las siguientes perspectivas (ASESEL & Universidad Distrital Francisco José de Caldas, 1994), entre otras:


  • Existencia de una demanda insatisfecha por educación superior.

  • La necesidad de generar nuevas opciones de cualificación para el ingreso al mercado laboral calificado, dirigidas especialmente a los jóvenes de las localidades del sur de la ciudad interesados en aumentar sus posibilidades de ascenso social.

  • Solventar la insuficiencia nacional de tecnólogos calificados aptos para incorporarse al sector productivo y satisfacer sus necesidades de formación para el trabajo.

  • Necesidad de aumentar la participación en la oferta de cupos de educación superior por parte del sector oficial.

  • Respuesta a las limitaciones en el desarrollo de una cultura tecnológica propia.

  • Falta de estímulos para que los jóvenes residentes de la periferia sur de Bogotá terminen exitosamente sus estudios secundarios y continúen su proceso educativo a un nivel superior.

  • Necesidad de disminuir los niveles actuales de rotación de la mano de obra causados por el ingreso al mercado de trabajo de jóvenes con niveles de calificación poco acordes con las necesidades actuales y cambiantes de la industria.

  • Mejora de los niveles de ingresos de la población.

  • Insatisfacción del sector industrial.

Se esperaba que el proyecto, que inició actividades en el primer semestre de 1995, para finales del primer semestre de 1997 (97-II) brindará, entre otros, los siguientes frutos (ASESEL & Universidad Distrital Francisco José de Caldas, 1994):

  • Satisfacer (…) una necesidad humana fundamental de la comunidad, cual es la de capacitación para el desempeño laboral eficiente y la obtención consecuente de un mejor nivel de vida.

  • Iniciar el ofrecimiento (…) escalonado de por lo menos diez programas de educación tecnológica y de especializaciones conexas, en un horizonte de cuatro años.

  • Orientar (…) los perfiles de formación a las necesidades actuales de la industria en un ambiente de apertura e internacionalización de la economía.

  • Aumentar (…) la inversión social que realiza la Alcaldía Mayor de Santafé de Bogotá en las zonas deprimidas de la ciudad.

Hacía la conceptualización para la creación de un modelo

Para 1998 la Facultad Tecnológica solicita la creación de unos programas de ingeniería y otros en especializaciones tecnológicas, solicitud que en aquel entonces se realizaba ante el ICFES, esa propuesta buscaba darle oportunidades de acceso a los programas de Ingeniería a los tecnólogos graduados, es decir quitar el techo que hasta ese momento tenían. La solicitud se hizo para siete ingenierías y siete especializaciones, para ese entonces el modelo, denominado por ciclos para la Universidad, tenía tres titulaciones tecnólogo, especialista tecnológico e ingeniero.

La expedición de los Decretos 792 y 808, hoy derogados, propicia al interior de la Facultad Tecnológica una serie de reflexiones académicas en relación con el modelo de educación por ciclos que se venía ofreciendo y, en particular, en lo relacionado con el requerimiento de cursar las especializaciones tecnológicas para acceder a los programas de ingeniería. Se recurre entonces a la revisión de los modelos de formación de países como: Alemania, Francia y España y, a evaluar los resultados que a la fecha se evidenciaban en relación con la implementación del modelo de formación. Estas reflexiones condujeron a la reestructuración del modelo de formación, en dos ciclos: el Ciclo Tecnológico o Primer Ciclo y el Ciclo de Ingeniería o Segundo Ciclo.

Para la reflexión en torno a lo que es la apuesta de solo el ciclo tecnológico y el de ingeniería, se toma como punto de partida las características que debe perseguir el proceso de formación técnica, tecnológica y de ingeniería.

En primer lugar se entiende la técnica como el ejercicio de actividades en oficios, con un saber netamente instrumental, "La técnica supone un saber práctico (saber cómo) que puede estar constituido por un plan de actividades, operaciones, procedimientos, destrezas, pertinentes para, lograr un fin determinado". En este sentido, la técnica es: conocimiento en el hacer y habilidad en el aplicarlo, por lo cual, se debe considerar como buen técnico a aquel que conoce y sabe utilizar un procedimiento para resolver un problema.

En segundo lugar, Heidegger parte de la definición instrumental de la tecnología "como un medio para unos fines, además de ser un hacer del hombre", encontrando que la esencia de la tecnología debe estar con el revelar algo que esta oculto", es decir, sacar algo a relucir. Para Heidegger la Tecnología5 no es ciencia aplicada, sino que por el contrario ella en su afán de sacar algo de su estado de ocultamiento "emplaza" o invoca a las ciencias naturales para revelarlo. De ahí se desprende que la tecnología se sirve del conocimiento existente para crear soluciones a problemas propios de la actividad humana. Es decir que la Tecnología puede ser definida como la sinergia entre técnica y conocimiento científico dando lugar a un conjunto de procesos justificados y controlados. La Tecnología se revela entonces como la reflexión teórica sobre la técnica, donde el objeto de la tecnología es un problema comprometido con los contextos reales, sus resultados están en la innovación, la cual implica la aplicación de un invento técnico a un proceso productivo con base en un análisis científico del contexto. Con base en las definiciones aportadas se afirma que la tecnología se constituye en un campo del saber con conocimientos propios que se fundamenta en la ciencia y en sus métodos para aportar soluciones a problemas en un contexto determinado.

En tercero y último lugar, se presenta la ingeniería vistas por Poveda y Aracil. Poveda define la ingeniería como "el conjunto de conocimientos teóricos, de conocimientos empíricos y de prácticas que se aplican profesionalmente para disponer de las fuerzas y de los recursos naturales, y de los objetos, los materiales y los sistemas hechos por el hombre para diseñar, construir, operar equipos, instalaciones, bienes y servicios confines económicos, dentro de un contexto social dado, y exigiendo un nivel de capacitación científica y técnica ad hoc particularmente en física, ciencias naturales y economía-, especial y notoriamente superior al común de los ciudadanos (Poveda, G., 1993).

Por su parte, Aracil, concibe que "La aplicación de los conocimientos científicos a la resolución de problemas prácticos, y el propio empleo del método racional de los científicos para esa resolución, empiezan a ocupar un lugar primordial en la metodología de la ingeniería. Sin embargo, ese modo de concebir la ingeniería, además de sus indudables ventajas, entraña un peligro evidente. Si se lleva a sus extremos, se olvida la esencia de la ingeniería, que es concepción de un mundo artificial y no mera aplicación de lo que ya se sabe a determinados problemas prácticos. Esto último es ciencia aplicada, algo bien distinto de la ingeniería, aunque en determinados casos puedan confundirse. Pero la ingeniería, en lo que tiene de concepción, no presupone ningún conocimiento, teórico del cual se derive aquello que se concibe " (ARACIL, J., 1999). De acuerdo con estos dos postulados, el producto del trabajo en ingeniería no es la mera aplicación de conocimiento sino que hace uso de este en un proceso de creación para dar soluciones artificiales a problemas específicos.

Esta reflexión ubica a la ingeniería y a la tecnología en el mismo plano desde el punto de vista de su quehacer, por lo cual la formación de tecnólogos debe tener el mismo rigor científico que la formación de ingeniería, de tal manera que le permita al egresado hacer uso del conocimiento y de las técnicas para crear soluciones, acordes con su base de formación, a los problemas que enfrenta en el entorno socio productivo en el que se desempeña. De acuerdo con lo anterior, la educación tecnológica no difiere significativamente de la educación en ingeniería dado que comparten un mismo objeto de estudio, es más, la principal diferencia que emerge entre la primera y la segunda está asociada con la duración.

Actualmente se demanda la formación de un conocimiento tecnológico, que de respuesta a las necesidades actuales y futuras en los ámbitos social y productivo, que se concrete en equidad social y desarrollo empresarial respectivamente. En este contexto, la Facultad Tecnológica se aboca a la consolidación de los procesos de investigación con dos fines. El primero, con miras a incrementar la capacidad nacional de investigación aplicada y, por ende, el desarrollo tecnológico endógeno. Y el segundo, encaminado a consolidar la investigación aplicada como uno de los pilares de la formación de ingenieros por ciclos; el logro de este último objetivo ha necesitado de la formulación de las estrategias pedagógicas y didácticas específicas.



Del modelo a los Planes de Estudio

El modelo de formación de La Facultad Tecnológica se estructura en dos ciclos (Martínez M., Parra J. 2005). El Ciclo Tecnológico, o Primer Ciclo, con una sólida fundamentación científica y como alternativa de educación superior no terminal y como un ciclo que propende por una formación con una clara orientación tecnológica evidenciada en la capacidad de solución de problemas reales del entorno productivo, el liderazgo, autoformación, espíritu empresarial, trabajo en equipo, valores personales, manejo del ecosistema y de las herramientas computacionales de sus egresados, que les permita incursionar con éxito en el mercado laboral y en el mundo productivo de las empresas del Distrito Capital y del país.

Y, el Ciclo de Ingeniería, o Segundo Ciclo, que propende por una formación de ingenieros con un mayor nivel de conocimientos científico y teóricos, que conlleva a fortalecer las competencias y habilidades del tecnólogo en el campo de la investigación & desarrollo (I&D) y a su preparación para los niveles postgraduales; objetivos que se logran mediante la profundización en las áreas de ciencias básicas e ingenierías aplicadas. Al ciclo de ingeniería acceden los tecnólogos de acuerdo con sus intereses académicos y necesidades de formación en campos puntuales de la tecnología, como consecuencia de la necesidad de cualificación que le exige su área profesional de desempeño. Este modelo de formación, se caracteriza por brindar una educación profesional de calidad, que permite al tecnólogo graduado el ingreso al mundo del trabajo, y una vez obtiene experiencia laboral, puede aspirar al segundo ciclo para formarse como ingeniero, según sus necesidades y capacidades (Martínez, M., López, G., 2007).

Para la materialización del modelo de formación, la facultad recurre a dos estrategias: la primera relacionada con el establecimiento de requisitos de admisión para cada uno de los ciclos y, la segunda, de orden curricular referida a la homologación de asignaturas.

La Admisión al Ciclo Tecnológico se sujeta a la ponderación6 de los resultados obtenidos en los exámenes de estado ICFES, de conformidad con los criterios de admisión generales que establece la Universidad Distrital, a la localidad y el estrato socio-económico en el que reside el aspirante. Para la admisión al ciclo de Ingeniería se tiene en cuenta otros criterios: (1) título de tecnólogo en cualquiera de las áreas; (2) puntaje ICFES; (3) promedio académico acumulado durante el ciclo tecnológico, como reconocimiento al desempeño académico del aspirante al programa de ingeniería; (4) afinidad con el plan curricular cursado durante el ciclo tecnológico, (5) experiencia laboral certificada en el campo de la tecnología de la cual egreso el aspirante, con relación a la experiencia necesaria para la ingeniería a la cual aspira, materializando de esta forma la filosofía de acceso al ciclo de ingeniera de acuerdo con las necesidades adquisición de conocimientos de la mano con el campo de desempeño profesional del tecnólogo. Una vez realizada la admisión al Ciclo de Ingeniería, son homologadas las asignaturas cursados en el Ciclo Tecnológico.

Atendiendo la estructura de los planes de estudio de ingeniería y la concepción del ingeniero de primer ciclo o tecnólogo los planes de estudio precisan los contenidos en las áreas de: Ciencias Básicas, Básicas de ingeniería, Ingeniería Aplicada, Socio–Humanística, Económico Administrativa. La formación en ciencias básicas, y en básicas de ingeniería se inicia en el ciclo de Tecnología. En lo relacionado con las áreas que plantea Asociación Colombiana de Facultades de Ingeniería ACOFI, los programas de ingeniería están estructurado en las mismas áreas viéndolas desde un el primer ciclo o ciclo tecnológico. En consecuencia se presentan una serie de programa de ingeniería sólido, con una fundamentación científica apropiada, que permite una primera titulación al finalizar el programa tecnológico. Vale la pena aclarar que la concepción de las ciencias básicas para la formación en el primer ciclo, es decir en el tecnológico, es la misma con las que se conciben los programas de Ingeniería de la Universidad. Los contenidos programáticos de los espacios académicos en tecnología e ingeniería son los mismos, en el ciclo de ingeniería, se busca, dar más herramientas para que el ingeniero las utilice en el ejercicio profesional.



La Investigación en la Facultad Tecnológica

En la Facultad Tecnológica se entiende por Investigación a “la actividad de docentes y estudiantes dirigida a indagar sobre los fenómenos y cosas que integran la naturaleza, la sociedad y el hombre, con el propósito de verificar, recrear o ampliar el conocimiento para servicio de la comunidad”. De igual forma, la investigación de la Facultad debe consolidar los objetivos de las reformas curriculares planteadas en la Universidad, que en general propenden por la articulación de la actividad investigativa con los programas de docencia, extensión y con todos los demás que la sociedad exige para la generación de los procesos de cambio. Actualmente se precisan tres líneas de investigación que enmarcan los diferentes proyectos que se desarrollan en este ámbito.



Apoyo Tecnológico Empresarial

La línea de investigación Apoyo Tecnológico Empresarial, orienta las acciones y proyectos que den respuesta concreta a las necesidades empresariales relacionadas con el desarrollo tecnológico, que les permita mejorar la competitividad de sus actividades.



Optimización de Procesos Industriales.

La línea de investigación Optimización de Procesos Industriales, pretende determinar campos de aplicación en cuatro vías que orienten esfuerzos investigativos en áreas bien determinadas de influencia: Empresa, Institución Educativa, Agrupaciones Sociales e Institucionales. Los campos de aplicación tratados en esta línea son: Ingeniería de Software; Diseño y/o Solución de Problemas de Hardware; Diseño, Implementación y Control de las Comunicaciones; e Instrucción y Aprendizaje de los Sistemas de Automatización.



Desarrollo Tecnológico Local e Institucional

La línea de investigación Desarrollo Tecnológico Local e Institucional, pretende contribuir al desarrollo local de cada una de las localidades del sur de la capital sobre las cuales la Universidad Distrital en su Centro Tecnológico tiene incidencia, dentro de cada una de las áreas que configuran el desarrollo comunitario, garantizando vínculos reales entre la Universidad y su entorno social, y, Fortalecer y consolidar el desarrollo de la Facultad Tecnológica de adentro hacia afuera y viceversa con programas de impacto social.

Durante el año 2009 la Facultad Tecnológica contó con 27 grupos de investigación institucionalizados en los diferentes proyectos curriculares, algunos de ellos categorizados por colciencias: En Civil: Grupo de investigación en elaboración y aplicación de software académico, Grupo de investigación en pavimentos, Grupo de investigación en prevención y atención de desastres. En Electricidad: Grupo de Investigación en Arquitecturas modernas para sistemas de alimentación, categoría D; Grupo de investigación en protecciones eléctricas de la Universidad Distrital, categoría D; Grupo de investigación en control electrónico, categoría D; Sistemas de potencia de la Universidad Distrital; Grupo de investigación en compatibilidad electromagnética. En Electrónica: Robótica móvil autónoma, categoría D; Grupo de investigación en monitoreo ambiental; Grupo de investigación en Orden y Caos, categoría C; Grupo de investigación en Instrumentación, Automatización y Redes de aplicación industrial Categoría D; Grupo de investigación en sistemas digitales inteligentes y Teletecno. En Industrial y producción: Grupo de investigación en extensión; Lenguaje y Tecnología; Investigación en Gestión Tecnológica, Armónico, Gaia, Dédalo. En Sistemas y Telemática: Grupo de investigación en Inteligencia artificial, Categoría C; Grupo de investigación en informática organizacional, Categoría B; Grupo de Investigación en Telemática, Categoría D y Grupo de Investigación en Computación Paralela. En Mecánica: Ingeniería de Diseño, Categoría D, Grupo de Investigación en Energías Alternativas; Grupo de Investigación en Automática y Robótica, Categoría D. Y finalmente dos grupo transversales a todos los programas: Grupo de Investigación en Educación Tecnológica por Ciclos, GIDETCI categoría D y Grupo de Investigación en Ciencias Básicas SciBas.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal