El orden de presentación de los documentos no tiene ningún criterio



Descargar 0.71 Mb.
Página9/14
Fecha de conversión25.12.2018
Tamaño0.71 Mb.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14

INTERDISCIPLINARIEDAD Y TECNOLOGÍA


La naturaleza cada vez más adopta formas sociales o humanas de funcionamiento y desarrollo. Hay una inversa proporcionalidad entre el todo y las partes: a mayor grado de generalización menor integración de las partes: el todo resulta no ser igual que la suma de los conocimientos de las partes.

El trabajo disciplinar conduce al agotamiento de la creación científica, la cual se reduce a no más que un procedimiento de investigación, monótono y supremamente especializado, en campos teóricos disociados de los contextos reales de interacción.

La interdisciplina es una forma tecnológica de producir conocimientos y la tecnología una forma interdisciplinaria de producir efectos. No se puede pensar la tecnología sin un enfoque interdisciplinario, ni la interdisciplina sin una procedimentación tecnológica [Seleme].

En la tecnología y la interdisciplinariedad es la finalidad pragmática la que determina la división de los hechos que deben estudiarse. En ellas el objeto se constituye a partir de la práctica, la práctica sobre el objeto será la teorización de sus facetas ante una intención socio cultural.

El enfoque e intencionalidad de la tecnología, es la variable catalizadora de la calidad y cantidad de conocimientos profesionales, dado que la formación de la tecnología es diferente a formar diminutamente en las distintas disciplinas.

EDUCACIÓN TECNOLÓGICA


De conformidad con los planteamientos expresados hasta ahora, es posible ver que la ingeniería constituye un cuerpo de conocimientos que difiere significativamente de la ciencia, pero que se sirve de ella como una herramienta para dar solución a los problemas a que se ve enfrentado el hombre en su lucha por sobrevivir en un determinado contexto.

Además, si se consideran paralelamente los conceptos de ingeniería y de tecnología puede verse que las dos comparten el mismo cuerpo de conocimientos siendo prácticamente imposible diferenciarlas en términos de su práctica y su objeto de estudio. En Colombia la ingeniería y la tecnología se han considerado como niveles de estudio, poco relacionados entre sí, y sólo hasta hace pocos años se estableció en el ámbito legal la posibilidad de construir programas de ingeniería por ciclos propedéuticos en los cuales se incluyen los niveles de técnica profesional, tecnología como base de la ingeniería.

La técnica, es en su sentido más elemental un cuerpo de conocimientos instrumental que sirve para la resolución de muchos tipos de problemas, pero que a diferencia de la tecnología desconocen el contexto en el cual se presentan tales soluciones. En tal sentido la técnica no puede ser considerada como un ciclo en un proceso de formación por ciclos, pues si bien las áreas disciplinares propias de la técnica son compartidas en la tecnología, el enfoque de la técnica es muy limitado a lo instrumental.

De este modo, a manera de reflexión se propone la existencia de dos ciclos: tecnológico y de ingeniería (como se desarrolla actualmente en la Facultad Tecnológica). Los dos ciclos deben estar articulados de manera tal que permitan que tanto el tecnólogo como el ingeniero estén en capacidad de resolver problemas propios de su área disciplinar usualmente con diferentes niveles de eficiencia.

Me permito hablar de niveles de eficiencia, no como una característica que deba diferenciar al tecnólogo del ingeniero en lo esencial, por cuanto el conocimiento ingenieril y el conocimiento tecnológico son el mismo; sino como un resultado del sistema educativo en el cual los programas tecnológicos son usualmente más cortos y están contenidos dentro de los programas de ingeniería.

Las ciencias básicas y las ciencias sociales se constituyen en una herramienta básica para que el tecnólogo (término que en este caso incluye al ingeniero) afronte los problemas propios de su contexto, por lo cual deben ser un componente importante de su malla curricular.


CONCLUSIONES


La técnica constituye un saber instrumental que puede emplearse para resolver problemas del hombre, pero difiere de lo que conocemos como tecnología en el enfoque, el cual es mucho más limitado.

Tecnología e ingeniería son un mismo cuerpo de conocimientos y como tal no existen diferencias marcadas entre tecnólogo e ingeniero, salvo las que establece la legislación cuando considera a los dos tecnológico e ingenieril cono niveles de educación, los primeros de menor duración que los segundos.

Deben estructurarse los programas pensando en la naturaleza de los problemas a resolver, y proveer a los estudiantes de las herramientas apropiadas para hacerlo. Bajo este aspecto es claro que al ingeniero (por poseer una formación mayor) debe exigírsele una mayor eficiencia.

REFERENCIAS


Aracil, Javier, Es menester que los ingenieros filosofen, En: Argumentos de razón técnica, Número 2, 1999 pp 121-143, Universidad de Sevilla, en : www.esi2.us.es/~aracil/

Cerezo Galán, Pedro, METAFÍSICA, TÉCNICA Y HUMANISMO. En "Heidegger o el final de la filosofía", J. M. Navarro Cordón y R. Rodríguez (Comp.), Editorial Complutense, Madrid, 1997, pp. 59-92.

CONFEDI, Consejo Federal de Decanos de Ingeniería de la República Argentina, Informe: Estudio del vocablo Ingenierí, Buenos Aires, Agosto 24 de 2001.

Daniel Jiménez A. y Rodolfo Gil, Aportes para una epistemología de la Tecnología, en Revista Comunicación, Escuela de Ciencias del Lenguaje - Volumen 1, Año 2, No 2 Octubre, 1978, revisado en: http://www.itcr.ac.cr/revistacomunicacion/Volumen%201%20No2%201978/Articulos/djimenez.htm Apdo. 159-7050 Fax: 550-2034 Cartago, Costa Rica Tel. 550-2015

Fernando da Rosa, Filosofía de la tecnología. La necesidad de un enfoque hacia las nuevas tecnologías, Escuela de Tecnología, Facultad de Ingeniería, Universidad ORT, Vie 22 Jul '05, en: http://www.fedaro.info/?p=14.

Gómez García, Pedro Génesis y apocalipsis de la técnica, en: Pensamiento, Volumen: 200 págs.: 237-267, Universidad de Granada, Lugar y año: Madrid, 1995, en: http://www.ugr.es/~pgomez/docencia/doctorado/temas/01_genesis-y-apocalipsis-tecnica.htm

Gonzalez, William, Hernández, Luis Humberto, Tecnología y Técnica: Tres Perspectivas. En: Energía y Computación. Volumen IX – N° 1 – Segundo Semestre del 2002 – Edición N° 15, Escuela de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad del Valle Cali, Colombia, págs. 6 - 19

Heidegger, Martín, La pregunta acerca de la técnica, www.

Jiménez A Daniel, Gil Q, Rodolfo, Epistemología de la tecnología, http://www.itcr.ac.cr/revistacomunicacion/Vol1N2/epistemologia_tecnologia.htm

Mitcham, Carl, ¿Qué es la filosofìa de la tecnologìa?, Anthropos, editorial del hombre, Universidad del Paìs Vasco, España, 1989

Ortega y Gasset. "Meditaciones de la técnica". Revista de Occidente en Alianza Editorial, Madrid, 1982, pág 48.

Quintanilla, Miguel A. Técnica y cultura, 1998, en: Teorema, Revista internacional de filosofía, Tecnos, Vol. XVII/3 1998.

Quintanilla, Miguel A., II Parte, Otros ensayos de Filosofía de la Tecnología, Veinte años después, EPOC Universidad de Salamanca

Seleme, Fabio Esteban,El laberinto del ingenio, senderos para la discusión acerca de la técnica, la tecnología y su enseñanza, Premio Academia Nacional de Educación, Año 1997, Mención especial, http://www.frrg.utn.edu.ar/Apuntes/Episteme/tecnologo2a.html Medio Editorial UTN-FRRG, Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional Río Grande, Río Grande, 2001



TÉCNICA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA EN LA EDUCACION TECNOLÓGICA

TOPICARIO

Por: Jorge Enrique Saby Beltrán

EN EL MARCO DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LA INDUSTRIA Y LA EDUCACIÓN TECNOLÓGICA”

Al parecer, en Colombia, pensar la educación tecnológica acarrea una discusión bastante diferente que el pensar la tecnología. La reflexión sobre educación tecnológica, en nuestro país, no va más allá de dinamizar un contenido político y social consistente en preparar a las personas para el empleo y la mano de obra barata. Las políticas educativas gubernamentales de la educación tecnológica atienden directamente las directrices que trazan los empresarios e industriales en consonancia con sus necesidades y requerimientos, de tal modo que estas políticas se encuentran permanentemente a la zaga de una reflexión más enriquecedora que tendría que ver con programas nacionales de desarrollo científico y tecnológico como fundamento de un tejido intelectual propio. Esto no quiere decir que los agentes de desarrollo tecnológico deben desatender los requerimientos de los empresarios e industriales, sino que las políticas educativas del sector no deben supeditarse exclusivamente a estas exigencias.

En lo que sigue me propongo tratar un conjunto de TÓPICOS que hacen a la relación Técnica, Ciencia y Tecnología, con la finalidad de situar un marco de discusión sobre lo que “debería” ser la educación tecnológica, no solamente delimitada por una responsabilidad social de la industria, sino propiamente delimitada por una responsabilidad intelectual. Los tópicos a tratar son tres, a saber: 1) los conceptos de ciencia, técnica y tecnología, 2) la educación tecnológica y el ámbito de la racionalidad científica y 3) la responsabilidad social de la industria y la educación tecnológica.

Ahora bien, los pensamientos presentados aquí se inspiran en algunas de las ideas de autores como: Argüelles, A. (1999); Bunge, Mario (1996); Gilbert, J. K. (2002); Maiztegui, A. (2002); Morin, Edgar (2002). Más específicamente en ideas que esbozan una corriente del pensamiento tecnológico que bien podría denominarse ciencia y tecnología para el cambio social democrático.



TOPICO 1.

La ciencia es una forma de saber que suministra explicaciones causales, dilucidaciones de por qué algo sucede y por qué lo hace de una cierta manera. Es decir, la ciencia es un tipo de representación que genera una relación cognitiva entre sujeto y objeto sobre la cual estructuramos preguntas y recreamos respuestas con cierta validez, y que trasciende al discurso mismo. Estas representaciones son diferenciadas de las demás por su compromiso con la especie humana, con el individuo, con la vida en su conjunto.

La técnica puede ser considerada una manera de proceder precientífica en la medida que desde sus inicios, que se remonta casi al origen del hombre mismo, éste ha generado artefactos sin la necesidad de una representación causal sobre su origen (de los artefactos), ni mucho menos una explicación sobre el modo cómo operan y la articulación de los sistemas que los producen. La técnica es por lo tanto un operar justificado sobre la base de la acción pero sin una preocupación por su significado.

La tecnología, por el contrario, expresa un conocimiento científico. Un conocimiento que indica el tipo de operaciones realizadas para la construcción de artefactos, las consecuencias de su uso, el tipo de articulación entre sus sistemas y el significado que estas operaciones poseen al interior de las comunidades humanas. La tecnología, por decirlo así, es una técnica científica.

En sus aspectos educativos, a diferencia de la ciencia, la tecnología aún no ha logrado un lugar universalmente reconocido. En los sistemas educativos mesoamericanos y sur americanos, por lo menos, coexisten concepciones bastante diferenciadas acerca de los objetivos y los contenidos de este tipo de educación. En esta región, tal vez por cuestiones neocoloniales, se ha abordado la formación tecnológica desde dos ángulos diferentes: la corriente Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS), que asume la formación desde la perspectiva de pensar la tecnología, y lo que, con diversas acepciones del término, se denomina educación tecnológica, que la asume como una fuente de mano de obra.

1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal