El seguro de desempleo en alemania



Descargar 257.53 Kb.
Página6/6
Fecha de conversión10.01.2018
Tamaño257.53 Kb.
1   2   3   4   5   6

SEGURO DE ENFERMEDAD DURANTE EL DESEMPLEO (Art. 5 (1) 2. SGB V)

Durante el tiempo en que se perciben prestaciones por desempleo se tiene derecho a asistencia sanitaria.


También durante el tiempo de suspensión de las prestaciones o penalización de 12 semanas se sigue teniendo derecho al seguro de enfermedad sin que tenga que asegurarse voluntariamente el parado, siempre que esté inscrito en la Agencia de Empleo. Después de terminada la relación laboral se tiene derecho a 4 semanas de seguro de enfermedad y a partir de la quinta semana, la Agencia de Empleo paga las cuotas del seguro de enfermedad, aunque no se abonen prestaciones por desempleo. En el Seguro de Dependencia, sin embargo, habrá que pagar voluntariamente las cuotas durante las 4 primeras semanas de penalización.
NOTA: A partir del 01.01.2016 los hijos mayores de 15 años tienen derecho propio al seguro de enfermedad y dejan de pertenecer al seguro familiar.

Si la caja aseguradora exige a los perceptores del subsidio asistencial un suplemento superior al 0,9%, ese importe superior al 0,9% deberá abonarlo el asegurado.

SEGURO DE ACCIDENTES DURANTE EL DESEMPLEO

Ya que estamos tratando del seguro de enfermedad, conviene advertir que el parado también está protegido por el seguro de accidentes de trabajo. Si un parado en el camino de casa a la Agencia de Empleo (Agentur für Arbeit), por haber sido citado o en el camino a una empresa a la que ha sido enviado por el Arbeitsamt para presentarse o incluso en el camino al banco para retirar el dinero del subsidio, sufriese un accidente, éste se consideraría accidente de trabajo con derecho a pensión, si produjese una invalidez permanente superior al 20 %. El accidente hay que registrarlo en la Oficina del Arbeitsamt.




SEGURO DE CUIDADOS (Pflegeversicherung) DURANTE EL DESEMPLEO

Los parados con derecho a las prestaciones y a la ayuda por desempleo están también asegurados en el Seguro de Cuidados. Las cuotas son abonadas por la Agencia de Empleo.




PRESTACIONES POR DESEMPLEO Y PENSIÓN


Una de las preguntas que formulan con frecuencia los parados es, si el tiempo durante el que reciben las prestaciones por desempleo o la ayuda por desempleo influye negativamente, el día de mañana, en el importe de la pensión. A esa pregunta hemos tenido que dar diferentes respuestas a lo largo de los años. Así, por ejemplo, hasta el 31 de diciembre de 1991 (con excepción del periodo que abarca desde el 1 de julio de 1978 hasta el 31 de diciembre de 1982, que fueron Períodos de cotización), eran Períodos asimilados al alta y su valor depende de la media de la base reguladora personal del asegurado.
A partir del 1 de enero de 1992 los Períodos de percepción de prestaciones y ayuda por desempleo (Arbeitslosengeld y Arbeitslosenhilfe) son nuevamente Períodos de cotización obligatoria y la Oficina de Empleo cotizaba según el importe de las citadas prestaciones. Si una persona cobraba 1.200 marcos al mes en concepto de prestaciones por desempleo, el Arbeitsamt cotizaba de acuerdo a ese importe. Si la ayuda por desempleo eran 500 marcos al mes, el Arbeitsamt cotizaba según ese importe. Esto hacía que, durante el tiempo de percepción de prestaciones por desempleo, las cotizaciones fuesen inferiores a cuando se trabajaba, lo que influirá negativamente el día de mañana en el importe de la pensión.
Por fin llegó una mejora importante a partir del 1 de enero de 1995. Desde esta fecha, independientemente del importe del Arbeitslosengeld o de la Arbeitslosenhilfe, el Arbeitsamt cotiza por el 80 % del salario que se venía percibiendo en la empresa antes de quedar parado. Esto hace que el tiempo durante el cual se perciben prestaciones de desempleo no influya tan negativamente en la pensión futura. En lo que se refiere al Arbeitslosenhilfe esta normativa del 80 % ha estado en vigor hasta el 31 de diciembre de 1999.
Desde el 1 de enero de 2000 hasta el 31 de diciembre de 2004, la Agencia de Empleo ha pagado las cuotas al seguro de pensiones por aquellas personas que han percibido Arbeitslosenhilfe, según el importe real que percibían en concepto de ayuda por desempleo (Arbeitslosenhilfe), y no según el 80 % del último salario íntegro percibido antes de quedar en desempleo. Esto ha supuesto un perjuicio para el importe de la futura pensión.
A partir del 1 de enero de 2005 desaparece la Arbeitslosenhilfe, y, en su lugar, se concede el Arbeitslosengeld II. Durante el periodo de la percepción del Arbeitslosengeld II, la Agencia de Empleo abonó cuotas al seguro de pensiones sobre la base mínima de 400,--€ mensuales, a partir del 1 de enero de 2007 sobre una base de 205 € mensuales y desde el 01.01.2011 no se abonan cuotas por parte de la Agencia de Empleo. Los períodos de percepción del subsidio por desempleo II son simplemente Períodos asimilados al alta.

PERÍODOS DE DESEMPLEO SIN PRESTACIONES

Hay dos cambios que afectan al periodo y a las prestaciones por desempleo así como al seguro de pensiones, cambios que han entrado en vigor el 1 de enero de 1997 y que interesa conocer. Como casi todos los cambios que comenzaron en esa fecha, inciden en perjuicio de los asegurados en comparación con la normativa anterior.


Los Períodos de desempleo durante los cuales no se reciben prestaciones, como ocurre, después de agotadas las prestaciones contributivas (Arbeitslosengeld), cuando no se concede la ayuda por desempleo (Arbeitslosenhilfe) o la prestación por desempleo II debido a los ingresos del cónyuge, no sirven desde el 1 de enero de 1997, para aumentar el importe de la pensión, como ocurría hasta esa fecha. Sólo sirven para completar los 35 años de seguro, que se exigen para la pensión de jubilación a los 63 años de edad y para la pensión de jubilación a los 60 años de edad, si, al mismo tiempo, se está afectado de invalidez o se tiene el 50 % al menos de minusvalía.
En la situación anterior convenía, sobre todo a las mujeres que agotaban el Arbeitslosengeld, que continuasen inscritas en la Agencia de Empleo, porque el día de mañana tendrían una pensión superior. En la situación actual este razonamiento ha perdido vigencia. Conviene que continúen inscritas por lo de los 35 años de cotizaciones; pero no servirán esos tiempos para aumentar el importe de la pensión. Este cambio negativo afecta a los períodos de paro sin prestaciones que se hayan producido desde el 1 de julio de 1978.

PARO Y VACACIONES

Aunque las vacaciones son principalmente para descansar después de un cierto tiempo de trabajo, a los parados también les concede la Agentur für Arbeit unas ciertas vacaciones, pues les permite ausentarse durante tres semanas y, a pesar de ello, continúan abonando las prestaciones. La Agentur für Arbeit permite ausentarse hasta 6 semanas; tres de ellas son pagadas y las otras tres sin pagar. Estas semanas impagadas minoran el período del derecho a las prestaciones como si se hubiesen percibido.



REGLAMENTO COMUNITARIO Y RETORNO

EXPORTACION DE LAS PRESTACIONES POR DESEMPLEO



(Formulario PD U 2)
En base al Reglamento Comunitario sobre Seguridad Social 883/2004 existe la posibilidad de retornar a España, llevándose consigo las prestaciones por desempleo. Normalmente esta normativa está pensada para aquellos parados, que no encuentran un puesto de trabajo y desean buscarlo en otro país de la Comunidad Europea. En este caso, ciñéndonos a Alemania y España, los trabajadores españoles en paro en Alemania pueden solicitar al Arbeitsamt correspondiente que les autoricen retornar a España, para buscar allí un puesto de trabajo.
La duración durante la cual se autoriza el retorno con derecho a las prestaciones es de 3 meses. En casos excepcionales se puede ampliar este plazo a 6 meses. Para ello debe llevarse consigo el formulario PD U 2, que extiende la Agencia de Empleo. En este formulario se certifica la fecha desde cuando hasta cuando se le permite al desempleado que se desplace a buscar trabajo al otro Estado y la fecha en la debe presentarse en la Oficina de Empleo española. El importe de la prestación la seguirá abonando Alemania. Solamente debe tenerse en cuenta que, cuando se solicite el retorno, queden todavía, por lo menos, 3 meses de derecho a prestaciones.
Aunque el desempleado tenga aún por cobrar un año o más de prestaciones, lo máximo que permite el Reglamento Comunitario llevarse consigo son 3 meses o excepcionalmente 6 meses.
Si esta persona desempleada regresa a Alemania antes o después de que transcurran los 3 meses, porque no le va bien en España o porque no ve futuro allí, por ejemplo, seguirá cobrando en Alemania las prestaciones, que todavía tuviese por cobrar.
Cuando se retorna a España con el formulario PD U 2, el plazo para presentarlo en la oficina de empleo española es de 7 días, a contar desde aquél en que se extiende el formulario. Si se entrega después de esos 7 días, se pierden las prestaciones correspondientes desde el día del retorno hasta el día en el que efectivamente se presente el parado en la oficina de empleo.
Durante estos famosos 3 meses de cobro de las prestaciones exportadas se sigue dependiendo para todos los efectos de Alemania menos en lo que se refiere a estar a disposición del mercado de trabajo, que se debe estar a disposición de la oficina de empleo española. Así el seguro de enfermedad es el de Alemania y el parado debe llevarse consigo la tarjeta sanitaria europea, que extiende la Caja de Enfermedad alemana. Durante esos tres meses se sigue teniendo derecho al subsidio familiar por parte alemana. Por esos tres meses la Agencia de Empleo abona también las cuotas al seguro de pensiones en Alemania.

DIFICULTADES PARA OBTENER EL FORMULARIO PD U 2

Cuando el trabajador está parado, no existen problemas para conseguir de la Agencia de Empleo el formulario PD U 2. Las dificultades surgen, cuando el trabajador, estando en relación laboral, se ve obligado a despedirse para retornar a España y solicita el citado formulario. En estos casos la Agentur für Arbeit, si considera que no ha existido motivo importante que justifique el autodespido, puede sancionar al trabajador con 12 semanas, negándose a extender el formulario PD U 2. Hasta ahora una de las pocas razones, que está admitiendo la Agencia de Empleo, que justifiquen el autodespido es por motivos de salud, presentando un certificado médico, que acredite que el trabajador no se encuentra en situación de realizar el trabajo, que venía haciendo. Otro motivo es la reagrupación familiar, cuando se trata de un trabajador o trabajadora, cuya esposa o esposo se encuentran en España.


El simple deseo de querer retornar definitivamente a España, después de incluso muchos años en Alemania, no es considerado por la Agencia de Empleo como razón suficiente que justifique el despido, y en consecuencia en estos casos se sanciona al trabajador con 12 semanas de suspensión de las prestaciones.
Además la Agencia de Empleo suele aducir que el reglamento Comunitario se refiere a los trabajadores parados que desean viajar a otro país para buscar allí trabajo y por lo tanto tiene difícil justificación el hecho de que pierda su puesto de trabajo voluntariamente alegando que quiere ir a otro país a buscar otro puesto.

FORMULARIO PD U 1

Además del formulario PD U 2, el trabajador que retorna debe llevar consigo otro formulario, que también extiende la Agencia de Empleo alemana: es el formulario PD U 1. En él constan los Períodos cotizados por el trabajador en los últimos años al seguro de desempleo así como la última profesión del trabajador.



PRESTACIONES POR DESEMPLEO EN ESPAÑA


Ya nos encontramos en España con nuestros formularios PD U 1 y PD U 2 así como con la tarjeta sanitaria europea.
¿Qué debemos hacer ahora?
Como ya se ha indicado antes, al llevar el formulario PD U 2, se tienen 7 días para presentarlo en la oficina de empleo española. Durante los citados 3 meses, el trabajador parado está a disposición del mercado de trabajo español y tiene la obligación de presentarse, previa citación, en la oficina de empleo, y de aceptar el puesto de trabajo, que le fuese ofrecido. Será considerado como otro parado español más.


RENTA ACTIVA DE INSERCIÓN
El Instituto Nacional de Empleo (INEM) gestiona un programa, que ha sido aprobado con carácter permanente por el Real Decreto 1369/2006 de 24 de noviembre, llamado Programa de Renta Activa de Inserción que tiene por objeto regular anualmente una ayuda especifica dirigida a los desempleados con especiales necesidades económicas y dificultadas para encontrar empleo.
El programa comprende distintas acciones de inserción laboral como pueden ser:
- tutoría individualizada

- itinerario de inserción laboral



- gestión de ofertas de colocación e incorporación a planes de empleo, de formación y acciones de voluntariado, e incluye, a partir del día siguiente a la fecha de solicitud de admisión al programa, la percepción de la renta activa de inserción durante un máximo de 11 meses por una cuantía que será igual al 80 % del indicador público de rentas de efectos múltiples (IPREM) mensual vigente en cada momento (que desde el 1 de enero de 2013 y para el año 2017 sigue siendo de 532,51 €; por tanto el 80% es 426,00 €).
El programa de Renta Activa de Inserción incluye como beneficiarios a los trabajadores emigrantes mayores de 45 y menores de 65, que, al retornar, hubieran trabajado como mínimo 6 meses en el extranjero desde su última salida de España, estén inscritos como demandantes de empleo y carezcan de rentas de cualquier naturaleza, superiores al cómputo mensual del 75 % del salario mínimo interprofesional, excluidas las dos pagas extraordinarias. A partir del 1 de enero de 2017 el SMI (salario mínimo interprofesional) es de 707,60 euros al mes. El 75% sería 530,70 €.
El requisito de los 6 meses trabajados en el extranjero se prueba con el formulario PD U 1. Durante la percepción de la renta activa de inserción existe a partir del Real Decreto 1369/2006 de 24 de noviembre la obligación por parte del INEM de cotizar a la seguridad social por las contingencias de asistencia sanitaria y protección familiar de acuerdo con el Art. 218.1.4. de la Ley General de la Seguridad Social como ocurría durante la percepción del subsidio para los retornados, en que el INEM ingresaba las cotizaciones a la seguridad social por las contingencias de asistencia sanitaria y protección familiar. Esto debería significar que los trabajadores emigrantes retornados mayores de 55 años tendrán derecho al subsidio para mayores de 55 años, si han estado asegurados después del retorno a través del INEM por haber tenido derecho a la Renta Activa de Inserción y reúnen el resto de los requisitos para acceder al Subsidio para mayores de 55 años.
Nota: El Real Decreto 1484/2012, de 29 de octubre (BOE 30.10.12) modificó la letra b) del Art. 2.1 del Real Decreto 1369/2006, de 24 de noviembre, siendo necesario ser demandante de empleo inscrito ininterrumpidamente como desempleado en la oficina de empleo durante 12 o más meses.


OCUPACIÓN DESPUÉS DE AGOTADOS LOS 3 MESES DEL FORMULARIO PD U 2


Existe una norma muy interesante en el Reglamento Comunitario, y que beneficia enormemente a los que trabajan después de agotados los 3 meses del PD U 2 o simplemente después del retorno, aunque no lleven consigo el formulario PD U 2. Si, después de esos 3 meses, el parado trabaja cierto tiempo (una semana, un mes, tres meses) y queda nuevamente en desempleo, la oficina de empleo, al examinar si este trabajador tiene derecho a las prestaciones por desempleo, no sólo tendrá en cuenta esa semana, ese mes o esos tres meses, que de por sí no darían derecho a prestaciones por ser poco el tiempo cotizado, sino que tendrían además en consideración los períodos cotizados en Alemania en los últimos 6 años y que se acreditan con el formulario PD U 1, si en Alemania no se han percibido prestaciones por desempleo en base a las cuotas de esos últimos 6 años.
En España, la duración de las prestaciones está en relación de 1 a 3 respecto al período cotizado. La duración mínima de la prestación son 4 meses, si se han cotizado 12 meses y la duración máxima son 24 meses, si se han cotizado anteriormente seis años completos.
Un trabajador emigrante, que sin haber recibido prestaciones por desempleo en Alemania retorna después de haber cotizado en Alemania más de 6 años y, después del retorno, trabaja durante algún tiempo en España, podría percibir hasta un máximo de 24 meses de prestación por desempleo con cargo a España. Si este trabajador está casado y tiene cargas familiares puede percibir a continuación el subsidio por desempleo. El importe de las prestaciones, para los que trabajan después de retornar, se regirá por las bases por las que realmente se haya cotizado en España independientemente del período de tiempo que se haya trabajado.

IMPORTE DE LA PRESTACIÓN ESPAÑOLA POR DESEMPLEO (Art. 211 Ley General de la Seguridad Social)
El importe de la prestación por desempleo en España es el siguiente:
Durante los 180 primeros días (6 meses) el 70% de la base reguladora y el 50% de dicha base durante el resto del tiempo que dure la prestación.

La cuantía máxima de la prestación por desempleo será del 175% del indicador público de rentas de efectos múltiples incrementado en una sexta parte (IPREM), salvo cuando el trabajador tenga uno o más hijos a su cargo; en tal caso, la cuantía será, respectivamente, del 200% o del 225% de dicho indicador.


La cuantía mínima de la prestación por desempleo será del 107% o del 80% del indicador público de rentas de efectos múltiples incrementado en una sexta parte (IPREM), según que el trabajador tenga o no, respectivamente, hijos a su cargo.
IPREM - Nivel contributivo: IPREM + 1/6 paga extra: Desde el 2013 y para el 2017 sigue siendo = 621,26 € mes.

SUBSIDIO POR DESEMPLEO EN ESPAÑA (Nivel asistencial)
El subsidio por desempleo en España equivale a lo que en Alemania se llamaba “Arbeitslosenhilfe” y desde 1 de enero de 2005 se llama “Arbeitslosengeld II” o vulgarmente “Hartz IV”, es decir la ayuda por desempleo, y es una prestación asistencial que tiene como objeto complementar la protección de la prestación por desempleo de carácter contributivo. La cuantía del subsidio por desempleo será igual al 80% del indicador público de rentas de efectos múltiples (IPREM) mensual vigente en cada momento
IPREM - Nivel asistencial: Desde el 2013 sigue siendo también para el 2017 = 532,51 € mes.

PARADOS MAYORES DE 55 AÑOS DE EDAD
Este grupo de personas tiene derecho al subsidio por desempleo hasta que alcance la edad ordinaria, que le permita acceder a la pensión de jubilación.
La cuantía es, como siempre cuando se trata del subsidio por desempleo, el 80 % del indicador público de rentas de efectos múltiples (IPREM) mensual vigente en cada momento. Con dos familiares a cargo la cuantía es el 107% y con tres o más familiares el 133% del IPREM
El IPREM para el año 2017 continúa siendo de 532,51€. Por tanto el 80% supone 426,00€.
Para tener derecho a este subsidio se exige lo siguiente, además de tener cumplidos los 55 años de edad y estar inscritos en la oficina de empleo:
1.- Carecer de rentas o ingresos de cualquier naturaleza, una vez sumadas las rentas de la unidad familiar y divididas por el número de miembros de la familia, superiores al 75% del salario mínimo interprofesional excluidas las pagas extraordinarias, que para el 2017 es de 707,60 €. El 75%, por lo tanto, es 530,70 euros.
2.- Haber cotizado al seguro de desempleo un mínimo de 6 años a lo largo de la vida laboral, bien en España, bien en Alemania.
3.- Cumplir todos los requisitos, salvo la edad, para acceder a cualquier tipo de jubilación en el sistema de la Seguridad Social. Aquí en este punto es donde están surgiendo las dificultades para los emigrantes, que nunca han cotizado en España y no tienen, por tanto, derecho a pensión española.
Según la Sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en Luxemburgo de fecha 20-02-97, la persona retornada tendrá derecho al subsidio por desempleo para mayores de 55 años, si además de cumplir los dos requisitos anteriores han cotizado al seguro de pensiones en cualquier país de la Unión Europea al menos 15 años, dos de los cuales deben estar comprendidos en los 15 años inmediatamente anteriores a la solicitud. Se exige además que, después del retorno, se haya estado asegurado en España, o bien a través del INEM por tener derecho a las prestaciones por desempleo al haber cotizado en España antes de emigrar o bien por realizar un trabajo por cuenta ajena de al menos tres meses y cesar con situación legal de desempleo.
Para los que cotizaron en España antes de emigrar la situación legal de desempleo se la da el retorno por lo que no se puede exigir que tenga también la situación legal de desempleo en el cese anterior. Así pues la baja voluntaria p.e. en Alemania no debe incidir en el reconocimiento del derecho.
La Oficina de Empleo, INEM, ingresará las cotizaciones a la Seguridad Social, correspondientes al seguro de pensiones.

ASISTENCIA SANITARIA
Una vez agotados todos los subsidios o prestaciones por desempleo se tiene derecho a asistencia sanitaria por límite de ingresos, si éstos son inferiores a 100.000 € anuales, aunque no se perciban ni prestaciones, ni subsidio por desempleo.

1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal