El tiempo narrativo



Descargar 16.63 Kb.
Fecha de conversión05.07.2017
Tamaño16.63 Kb.
EL TIEMPO NARRATIVO
Los hechos que se narran ocurren en un tiempo determinado. Hay que distinguir entre el tiempo externo y el tiempo interno.
Tiempo externo: es la época histórica en que acontecen los sucesos narrados. No es frecuente que se trate de un relato intemporal. El autor sitúa el momento con precisión o deja indicios del periodo en que transcurre la acción.
Tiempo interno: se refiere tanto al orden cronológico del relato como a su duración. En la novela El camino, de Delibes, recuerda durante la última noche que pasa en su pueblo (tiempo de la narración) sus doce años de vida (tiempo de la historia).
La relación entre lo que dura la narración y el tiempo de la historia determina el ritmo del relato, que puede ser más lento o más rápido y puede variar a lo largo de la obra.

En muchos cuentos tradicionales no se precisa el espacio ni el tiempo, sólo interesa el relato de unos hechos y de unas conductas que permanecen a lo largo de los tiempos. Suelen empezar con fórmulas como Érase que se era..., Había una vez..., Cierto día... Y terminan como ...y fueron felices y comieron perdices.

- Lee los dos textos siguientes:


Érase una vez

un lobito bueno

al que maltrataban

todos los corderos.


Y había también

un príncipe malo,

una bruja hermosa

y un pirata honrado.


Todas estas cosas

había una vez,

cuando yo soñaba

un mundo al revés


J. Agustín Goytisolo

El escorpión y la rana
Érase una vez una rana y un escorpión. El escorpión tenía que atravesar un río y pidió ayuda a la rana.

- ¿Por qué no me montas a tus espaldas y me ayudas a cruzar el río?

- No, No, que me clavarás el aguijón.

- No digas tonterías; si te mato, yo me ahogaré. ¿Qué gano yo entonces con ello?

A la rana, bondadosa ella, le convenció su razonamiento y decidió ayudarle. Le subió a la espalda y comenzaron la travesía. Pero al llegar a la mitad del río el escorpión le clavó el aguijón. La rana le dice llena de tristeza:

- ¿Por qué has hecho esto?

Y el escorpión, mientras se ahogaba, le contesta:

- Es cuestión de carácter y no puedo remediarlo.



- Escribe la fábula del escorpión y la rana de manera que el desenlace sea diferente

LA FORMA VERBAL
a) Narración en pasado: la mayoría de las narraciones se realizan en pasado, porque se cuentan hechos anteriores al momento de narrar. Si lees una noticia de un periódico, verás que predomina el pretérito perfecto simple.
b) Narración en presente: se utiliza para acercar más los hechos al lector, como que se estuvieran produciendo en el momento de leer. Otras veces se pretende dar a los sucesos un carácter intemporal.

c) Narración en futuro: es poco frecuente. En ocasiones se introduce como anticipación (prolepsis) de lo que va a ocurrir.


Por fin el crimen perfecto

No soñaba más que con el crimen perfecto! un crimen que no se supiese cómo se había realizado ni quién había podido ser su autor.



Había leído todas las novelas en las que se planteaba esa posibilidad y había asistido a las películas en que la preparación de un buen crimen vale un millón de dólares.

No deseaba otra cosa que dejar a la humanidad consternada con el crimen sin posibilidad de

solución ni pesquisa.

Se reía de Poe, que necesitaba, para fabricar un crimen casi perfecto, un orangután que se ha

escapado con la navaja de afeitar de un marinero.

Un día tuvo la idea genial del crimen perfecto. Eligió una casa misteriosa y puso su alcoba en la habitación con ventana de reja y puerta dotada de buena llave y eficaz cerrojo.

Primero sacó dinero del banco y destruyó ese dinero meticulosamente y sin dejar rastro alguno. En la noche del crimen revolvió sus cajones, dejando fuera y a medio asomar ropas y corbatas.

Tiró su cartera vacía en el suelo y sin ser zurdo se infirió con la mano izquierda una fuerte puñalada en la espalda. Después en decúbito sobre la cama y con un botón en la mano derecha como si en la lucha se lo hubiera arrancado al asesino, se fue desangrando y se murió.

El crimen resultó enrevesado y nadie comprendió jamás por dónde había entrado y salido el asesino, ¡pero también fue gracioso que para cometer el crimen perfecto su autor tuviese que asesinarse!
RAMÓN GÓMEZ DE LA SERNA

- Anota los verbos del texto y clasifícalos según el tiempo en el que están.


Fíjate:

- Los verbos en pretérito perfecto simple hacen avanzar el relato y marcan las partes puramente narrativas del texto.

- El pretérito pluscuamperfecto de indicativo hace retroceder el relato.

- El pretérito imperfecto se usa para las descripciones y para expresar hechos habituales del pasado.



- El subjuntivo se utiliza para expresar hechos hipotéticos o subjetivos.

- Los adverbios de tiempo y los complementos circunstanciales sitúan temporalmente los acontecimientos de una narración


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal