El trueque de los bienes raíces: la substitución terminológica de nombres propios en botánica



Descargar 336.56 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión21.02.2018
Tamaño336.56 Kb.
  1   2


El trueque de los bienes raíces: la substitución terminológica de nombres propios en botánica

Juan José Calvo García de Leonardo. Universitat de València (UVEG) e IULMA calvojj@uv.es.

That will never be:

Who can impress the forest, bid the tree

Unfix his earth-bound root?

Shakespeare: Macbeth IV, i, 94-96


0. Introducción

A la hora de bautizar a unos miembros de la familia de los Phasianidae, Carl Nilsson Linæus que era una persona culta y que, en 1735, seguía escribiendo en la lengua internacional de la ciencia europea, a pesar de los antecedentes del uso de la lengua vulgar en Descartes (1637, Discours de la Méthode) o en Newton (1704, Opticks), recordó que las hermanas del difunto Meleagro, llorando desconsoladas en el planto, fueron convertidas por la diosa Artemis en pintadas. Gracias a ello, tenemos la mitad del emparejamiento con un antropónimo nominal (de apellido) que acoplar a un geónimo1 tribal o demónimo2 y extraterritorial o heteróctono (la tribu seminómada de los númidas norteafricanos) en el binomio que cataloga la especie: Numida meleagris.

A la hora de dar nombre al animal del Nuevo Mundo que llamamos pavo (a partir del latín pauus y, a su vez, del griego ταώς (taōs)), Fernández de Oviedo optó, en 1526, por la substitución L13 —aunque pavo lo que realmente designaba era el pavo real—, en detrimento de la incorporación, la adaptación del término náhuatl, el original y ecóctono guajolote (término que sigue siendo válido en Méjico y en otros países de América Central), que fue la opción del Inca Garcilaso cuando incorporó al español el quichua puma en 1602 (y que el inglés norteamericano substituye en 1874 por el sintagma nominal transparente L2 mountain lion: mountain lion which is the puma) o, si no, mediante la agregación de geónimo: “que por otro nombre se llama gallo de las Indias, como añadía Covarrubias en su Tesoro. El inglés Dugdale, por el contrario, lo identificó con el Guinea fowl, la gallina de Guinea y, con una denominación más próxima a la Numida de Linneo dos siglos más tarde, la asociación con el territorio de paso norteafricano que, en aquella época, era parte integrante del imperio turco resulta, desde 1555, en el ‘nombre de país de paso’, el vectigal o emporióctono turkey.

Pivotando sobre el apellido germánico que latinizaría en Linnæus y que hace referencia a un tilo (lind en sueco y en danés, linde en neerlandés y en alemán), centraremos nuestra atención, no ya en la zoología —que es ontológicamente animada y “se mueve por propio impulso” como dice el DRAE desde 1884—, sino en la botánica, en aquellos seres vivos cuyo trasplante conlleva, naturalmente, el desarraigo4.

1. Presentación del modelo taxonómico

Presentamos, en primer lugar, el modelo de taxonomía traductológica que se ha utilizado, para intentar facilitar con ello la comprensión del análisis del corpus. Los términos técnicos —es decir: los nombres propios epónimos o sus derivados deónimos—, se reparten en dos cuerpos: según la demarcación geográfica (geónimos de la geografía física, llamados naturales o fisiónimos y geónimos de la geografía política, llamados estatales o polismatónimos)5 y según la nominación (antropónimos prenominales, nominales, cognominales y agnominales). Cada uno de ellos se especifica con mayor detalle.

Los epónimos geónimos se subclasifican según: composición (unimembre o monocolonal, bimembre o dicolonal, plurimembre o policolonal), filiación (supranacional o koinónimo, nacional o etnónimo, subnacional o nomónimo, local o topónimo, sublocal o kometónimo, vial/plateal o amaxitónimo y monumental o mnemónimo)6, ubicación (del país de la lengua fuente/L1 o ‘protóctono’, de una colonia del país de la L1 o ‘exóctono’, del país de la lengua meta/L2 o deuteróctono, de un país distinto del de la L1 y del de la L2 o de un país que no es ni el de la lengua de origen ni el de la lengua de llegada o ‘heteróctono’), gradación (diatópica o de nivel del área geográfica, diastrática o de nivel de formalismo, diafásica o de nivel de registro/lecto) y, finalmente, tipo de translación (apropiación o integral, traducción/triangulación semántica o tropical, trueque o substitucional, adición o agregacional y omisión o eclipsal)7.

Los epónimos antropónimos, por su parte, se subclasifican según: composición (igual que los geónimos), apelación (nombre de pila o prenominal, apellido o nominal, título hereditario o cognominal, mote personal o agnominal), extensión (acrónimo, nombre familiar/hipocorístico, pleno, conjuncional y plural), tradición (N1 o protocultural, N2 o deuterocultural, N3 o heterocultural, comunal y controversial o disputada entre culturas) y consideración (título de nobleza o respicial patricial, rango militar o respicial gradual, título de santidad/beatitud o respicial sacral, dignidad eclesiástica o respicial curial, grado en el servicio público o respicial funcionarial, grado social o respicial societal, grado académico o respicial intelectual, grado familiar o respicial parental).


A la hora de establecer la ubicación, también hay varios distingos. En primer lugar, el ámbito puede ser territorial y protóctono y/u original y ecóctono; pero también extraterritorial o xenal que, a su vez puede ser deuteróctono o heteróctono. A éstos se añaden los siguientes especificadores: vecinal o ectóctono (del país vecino), ipsareal o endóctono (de la misma zona geográfica), proximal o parióctono (del país vecino de un país vecino de la L1 o de la L2), vectigal o perasíctono y distal o telóctono.
El cambio de naturaleza (sea éste total por naturaleza distinta heteroousía o parcial y heteroiousía)8 así como la gradación (diatópica, diafásica) se caracterizan mediante subíndices.
Véanse dos ejemplos de modelo
London pride

CUERPO: GEÓNIMO

Filiación: catalogación previa

DIVISIÓN N.º 2: Los epónimos y deónimos derivados de la geografía humana, la geografía política, la historia, la cultura, la civilización, las nacionalidades y las tribus (con sus posibles endónimos y exónimos): los geónimos estatales o polismatónimos

SUBDIVISIÓN N.º 5: Los geónimos locales o topónimos

PRIMER GRUPO: geónimos locales o topónimos, capitales o metropolitónimos (capitales de países internacionalmente reconocidos)

Subgrupo primero: Los geónimos locales o topónimos, capitales o metropolitónimos, territoriales o protóctonos
Ejemplificación:

Composición: bimembre

Ubicación: capital o metropolitónimo y territorial o protóctono

Gradación: (ML=L) homolectal

Translación: substitucional//substitucional9

Formulación: (S//S ML=L) (esquema alfa-numérico de la traslación operada sobre el término, técnico y de la nivelación diafásica)

Explicación:

Descripción del TL1: El geónimo bimembre London pride es un sintagma que consta de un nombre propio y de un nombre común, en la L1.

Procedimiento L1-L2: La L2 substituye el nombre propio por un nombre común y substituye el nombre común por otro nombre común, articulándolos mediante una preposición, sin cambiar el nivel del lecto o registro10, como London pride y corona de rey.
wellingtonia

CUERPO: ANTROPÓNIMO

Filiación: catalogación previa

DIVISIÓN N.º 3: Los antropónimos cognominales (‘título’ de incorporación personal que puede devenir en hereditario).

SUBDIVISIÓN N.º 1: Los antropónimos cognominales plenos (es decir: no constituídos por siglas ni familiares/hipocorísticos)

PRIMER GRUPO: Los antropónimos cognominales plenos protoculturales (de la cultura de la L1)

Ejemplificación:

Composición: unimembre

Apelación: cognominal

Extensión: pleno

Tradición: protocultural

Translación: substitucional

Formulación: (S ML=L)11

Explicación:

Descripción L1: El antropónimo wellingtonia es un deónimo cognominal (título nobiliario) pleno, protocultural, en la L1.

Procedimiento L1-L2: La L2 substituye el deónimo cognominal por una adaptación orto-prosódica (L23), sin cambiar el nivel semi-técnico (el término técnico prescinde de la apropiación y dará el latín Sabiacea) del lecto o registro, como wellingtonia y sabiácea.


2. Corpus

El corpus, pertenece a las ciencias botánicas, se ha extraído, casi en su totalidad, del diccionario monolingüe de la editorial Collins (2000) y consta de 217 epónimos geónimos (de los cuales 209 son reales y 8 espurios) y de 31 epónimos antropónimos (de los cuales 26 son reales y 7 espurios); aunque de estos últimos solamente analizaremos los tres que, en castellano, incluyen un geónimo. La casi totalidad de las equivalencias castellanas son las que ofrece Beigbeder Atienza (19972), con algunos complementos de páginas web especializadas y de la wikipedia en general. Las etimologías inglesa y castellana se han extraído de los diccionarios monolingües y de las obras de referencia especializadas que se listan.


3. Análisis

3.2.1. El texto en la lengua de origen (L1)

3.2.1.1. Las estrategias lingüísticas de una cultura ante un referente nuevo
Cuando una cultura encara un designatum nuevo12, las estrategias lingüísticas de aprehensión suelen ser las siguientes:

1) Incorporación. Se incorpora el designans de manera más o menos similar al de la L1. Esto se dará, casi siempre, no como adopción (con idéntica escritura y pronunciación) sino como adaptación fonológica y, consecuentemente, ortográfica, sobre todo si la L1 no es desconocida y/o carece de alfabeto reconocible por la L2 y hablaremos de una apropiación fono-fórica13 (en inglés ear-loan), como se dio con el taíno mahís y el español maíz.

2) Agregación. Al nombre común, simple o compuesto, de la L1, se le agrega un modificador geónimo (menos comúnmente un antropónimo) a modo de glosa, ligándolo, en las lenguas romances, mediante una preposición (típicamente de, di), como vemos en Indian corn y palisandro de Birmania. En los ejemplos ingleses de nuestro corpus, la relación se establece mediante el genitivo sajón de un gentilicio, como en Dutchman’s breeches, Dutchman’s pipe o Turk’s cap lily y, con menor frecuencia, mediante compuestos como el etimológicamente ‘opaco’ candytuft (< Candia, en Creta) el ‘translúcido’ danewort o el ‘transparente’ chinaberry.

3) Substitución. Se suple el término nativo por uno de la L1.


3.2.1.2. Tipologías en nuestro L1 (inglés)

2.2.1.2.1. Geónimos


A. Incorporación de un lexema ‘aborigen’ L3

No hay ningún caso de incorporación exclusiva de una apropiación ecóctona fono-fórica de una L3 que sea extraña a las lenguas europeas, en la L1. Los hay de geónimos a) ‘transparentes’, como el montecatenal14 u orosiónimo alp (< francés Alpes), el capital metropolitónimo cayenne (de Cayenne, capital de la Guayana francesa) y el civital o politónimo tangerine (de la ciudad de Tánger), b) ‘translúcidos’, como el tribal o demónimo santolina (de la tribu gala de los santoni en la Aquitania) y c) ‘opacos’, como el capital metropolitónimo damson (de Damasco), derivados de una cultura, total o parcialmente heredada (el latín, el griego, el francés) como vemos arriba y que también se explicita en casos como millet y mijo (ambos del latín milium). A estos geónimos reales, auténticos, podemos sumarles los ficcionales, los espurios, los que tan solo aparentan ser geónimos por su forma y/o pronunciación. Son términos como delphinium, tarragon o palmyra, que no tienen relación con el Delfinado, Tarragona ni Palmira y si con el latín delphin, tarcon y palma/palmera; las dos primeras, a su vez, provenientes, por lenguas interpuestas15, del griego.

B. Agregación

El segundo tipo, el más numeroso, añade un nombre (simple o compuesto) o un modificador geónimos y se puede subdividir de la siguiente manera:

El sub-tipo primero es híbrido de las dos estrategias originales y agrega un nombre propio o modificador geónimos a una apropiación L3 (es decir una L13) que ya habría sido utilizada como xenismo en la L1: East Indian kauri, Queensland kauri pine, Andaman padauk, Spanish paprika o Chinese eddo.

El sub-tipo segundo agrega añade un nombre o modificador geónimos a un nombre común de la L1. Numéricamente destaca por encima de todos los demás del corpus con 195 ejemplos y se subdivide a su vez en tres: protóctonos, deuteróctonos y heteróctonos16.


La subvariedad protóctona no es consistente. En Cataluña no le llaman pan a la catalana al pan a la catalana, pero, en España, sí distinguimos la tortilla española de la tortilla francesa. De manera similar, la planta que el inglés y el español asocian con Alemania (German chamomille, manzanilla alemana) es, para los alemanes, simplemente la ‘auténtica’: echte Kamille. El geónimo se utilizará, pues, para particularizar el referente extralingüístico como N1: de una nación/cultura de la L1. El corpus contiene casi todos los grados diatópicos, cuya composición suele ser: nombre propio y nombre común o modificador gentilicio y nombre común.
Entre los de la geografía física, las insulares o nesónimos como Guernsey lily, Tasmanian myrtle o Tasmanian oak.
Entre los de la geografía política y de menor a mayor:

  • sublocales o komeónimos, como el distrito capitalino East London boxwood;

  • locales o topónimos, que incluyen pueblos como Huntingdon elm, Jamestown weed, o Kendal green; ciudades como Boston ivy (en inglés británico, Virginia creeper en inglés estadounidense), Canterbury bells o Chichester elm y capitales como London pride, London plane o Sydney blue gum.

Entre los subnacionales o nomónimos:

  • supraprovinciales: prefecturales o nomarquiónimos como Yorkshire fog

  • regionales o perioquiónimos 17 como Eastern hemlock, Southern yellow pine, Southern white cedar, el no solamente sureño estadounidense Southernwood, el australiano Southern silky oak y el neozelandés Southland beech; además de todos los relacionados con el Oeste de los EE.UU.A., Western hemlock, Western larch, Western paper birch, Western red cedar, Western tamarack, Western White pine y Western yellow pine

  • subnacionales: provinciales o eparquiónimos (reinos constituyentes, estados federados, provincias, distritos y similares) como British Columbia pine, English daisy, English elm, English mandrake, English lavender, English oak, English ryegrass, Louisiana cypress, Quebec birch, Quebec spruce, Queensland blue gum, Queensland maple, Queensland walnut, Scotch elm, Scots fir, Virginia red/pencil cedar o Welsh poppy

  • coloniales o exóctonos como Rhodesian copalwood y Rhodesian mahogany y casos excepcionales dentro de la taxonomía como el procuratorial o kedemónimo (Estado Libre Asociado) Puerto Rico mahogany 18

Nacionales o etnónimos son American beauty, American ivy, Australian pine gum, British tobacco, British Honduras pitch pine, British Honduras yellow-wood, Canada thistle, Canadian ash, Canadian aspen, Canadian pond/water weed, Canadian red pine, Canadian rice, Jamaica ebony, New Zealand silver birch o New Zealand white pine


Entre los supranacionales o koinónimos, un ejemplo de tribales o demónimos como Indian mallow.

La composición de la subvariedad deuteróctona es idéntica a la anterior. Entre los geónimos de la geografía física tenemos dos



  • subcontinentales o hipo-epirónimos como South American beech, South American cedar.

Entre los de la geografía política hay dos de carácter civital o politónimo y refieren a los puertos de expedición de las ciudades de países de tránsito del designatum, los vectigales o perasíctonos Seville orange y lima vean; pero casi todos refieren a naciones: Cuba wood, Cuban pine, Mexico seed, Santo Domingo mahogany, Venezuelan boxwood; a los que hay que añadir con las que recogen el gentilicio Spanish: Spanish broom/grass, Spanish cedar, Spanish chestnut, Spanish dagger, Spanish hop, Spanish mahogany, Spanish paprika, Spanish sorghum y Spanish trumpet.


En la variedad heteróctona la gama es más variada. La geografía física va desde los

  • acuales o hidrónimos, subdivididos en

maremagnales u oceanónimos como Pacific walnut y

mariales o talasónimos como Baltic timber

hasta los más propiamente ‘geónimos’ y terrenales, como los


  • insulares o nesónimos como Andaman marblewood, Andaman padauk o Andaman redwood, Bermuda grass, Cebu hemp, Java cotton (tree),

  • catenemontanales (cordilleras, sierras) u oriosónimos, como Alpine fir, Caucasian silver fir, Himalayan pine, Himalayan spruce

  • montanales o lofónimos como Khasi(a) pine

  • subcontinentales o hipo-epirónimos, como East African camphorwood, East African olive, West African ebony

  • continentales o epirónimos, como African apple, African apricot, African blackwood, African crabwood, African greenheart, African mahogany, African mammee-apple, African marigold, African oak, African pearwood, African rosewood, African satinwood, African walnut; Asian pear, European aspen, European silver fir, European spruce hasta los

  • areales o coriónimos, como Arctic willow, Caribbean pine

  • dimidiglobales o hemisferónimos, como Southern hemisphere beech.

La geografía política abarca, de nuevo de menor a mayor:



  • civitales o politónimos como Bombay blackwood y Florence fennel

  • capitales o metropolitónimos como Jerusalem oak goosefoot

  • vectigales/perasíctonos o emporiónimos, como Chittagong wood

  • provinciales o eparquiónimos, como Lombardy poplar

  • supraprovinciales: prefecturales o nomarquiónimos, como East Indian ebony, East Indian kauri, East Indian mahogany, East Indian rosewood, East Indian satinwood, East Indian walnut, West Indian boxwood, West Indian locust, West Indian mahogany, West Indian sandalwood o West Indian satinwood,

  • nacionales o etnónimos, como Brazilian rosewood, Burma blackwood, Burma mahogany, Burma yellowheart, Burmese ironwood, Ceylon boxwood, Ceylon moss, China aster, China grass, chinaberry, Chinese eddo, Chinese gooseberry, Chinese oil, Chinese sacred lily, danewort, Dutch clover, Dutch elm disease, Dutchman’s breeches, Dutchman’s pipe, French beans, French lavender, French lilac, French marigold, Greek mallow, Guinea corn, Guinea grains, India rubber, Indian boxwood, Indian cress, Indian millet, Indian pipe, Indian rice, Indian silver greywood, Indian tobacco, Italian asbestos, Italian ryegrass, Japanese cedar, Japanese ivy, Japanese persimmon, New Guinea walnut, Norway spruce, Persian melon, Philippine mahogany, Swiss chard, Swiss cheese plant, Swiss mountain pine, Swiss pine, Turk’s cap lily, Turkey oak, Uganda crabwood, Uganda mahogany y Uganda walnut y

  • supranacionales o koinónimos, como Pacific silver fir, que se extiende por el noroeste de EE.UU.A. y oeste del Canadá o los

  • tribales o demónimos, como Arabic gum, Hottentot fig y Kaffir corn.

Mención aparte merecen los ‘geónimos’ ficcionales o espurios19, que aparentan ser geónimos, físicos o políticos, en la L1. Los propinquosonales, es decir: aquellos que se parecen fonéticamente, son: herb Paris, Jerusalem artichoke y Jordan almonds. El primero confunde el latín paris quadrifolia de Linneo, el segundo lo hace con el italiano girasole articiocco, el tercero con el francés jardin y también con el latín medieval amygdalum jardinum. El recuperacional o anercomazónimo Jew’s ear malinterpreta nombre de pila (antropónimo prenominal) por nombre de tribu (geónimo tribal o demónimo) en el latín medieval auricula judae. Las principales lenguas occidentales recuperan el antropónimo prenominal original, mediante un cambio de cuerpo, una transcorporación MTC(G > A), como vemos en oreja de Judas, oreille(s) de Judas, orecchio di Giuda y Judasohr, en español, francés, italiano y alemán.


C. Substitución L1

Llegamos al tercer y último grupo, al minoritario dentro de la substituciones L1. Casi todos refieren a la Tierra, a la Luna o al Sol. Por orden alfabético tenemos: earthstar, moonseed, moonflower, moonwort, sun flower y sundew. No obstante, hay unas cuantas metonimias geónimas, una ‘transparente’ (swede)20 y una serie de ‘opacas’, que incluyen spruce y que provienen de francés medio Pruce, en última instancia, del latín medieval Prussia.


3.2.2.2. Antropónimos

De los treinta y dos términos botánicos antropónimos sujetos a substitución solamente cuatro se relacionan en castellano con géonimos. Tres son nominales: Douglas fir y pino de Oregón, Johnson grass y sorgo de Alepo, Weymouth pine21 y pino canadiense; y uno agnominal respicial sacral: Saint John spruce y picea negra americana.


3.2.3. Contrapropuestas en la L2 (castellano)

Las estrategias de traducción reproducen lo ya comentado en 2.2.1.2. Las tres opciones básicas implican la sumisión al designans y/o al designatum de la L1 (apropiación) con sus subvariantes, el pacto interlingüístico (‘traducción’ en el sentido habitual: triangulación de los designantes idiolingüísticos de la L1 y de la L2 como expresión, por así decirlo, ‘facética’ de un designatum común)22 y el rechazo de lo extranjero y del compromiso, la imposición de lo propio, la substitución de la expresión y de cualquier designans que pudiera establecerse a favor del designatum y los designantes propios, que podrían obedecer a una tradición cultural, como cuando French marigold puede valer en español, entre otras asociaciones, como clavel del moro.


3.2.3.1. Contrapropuestas L2 a los términos técnicos geónimos L1
1. Términos técnicos unimembres o monocolonales
01) substitución por la apropiación (L23) de un designans latino y/o griego mediante adaptaciones (L23)

01.1.) MA(1)L: cambio diafásico y metalectal con modificación ascendente en un grado del nivel de lecto, de lego a semitécnico



Southernwood y abrótano

01.2) MA(2)L: cambio diafásico y metalectal, con modificación ascendente en dos grados del nivel de lecto, de lego a técnico

  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal