Espiritualidades africanas



Descargar 1.91 Mb.
Página1/27
Fecha de conversión26.04.2018
Tamaño1.91 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27






POR: NEIL ALFONSO QUEJADA MENA Pbro.

INSTITUTO MISIONERO DE ANTROPOLOGÍA

UNIDAD UNO: ÁFRICANIDAD

    1. HISTORIOGRAFIA GENERAL DEL ÁFRICA

1.1.1. Africa cuna de la humanidad

      1. La colonización de África y su resistencia.

      2. La descolonización africana

    1. ESPIRITUALIDADES AFRICANAS

      1. Cosmovisión Africana

        1. El Dios de los Massai.

        2. La comunidad en la espiritualidad africana

        3. Medicina, curación y evangelio

        4. La expulsión del diablo.

        5. Los Ashanti

        6. Mitos africanos.

        7. Familia lingüística africana

        8. Arte africano.

          1. Danza y música africana

          2. Escultura africana

          3. Arquitectura africana

          4. Pintura africana

          5. Cinematografía africana

          6. Oralitura y literatura africana

          7. Gastronomía africana

        9. Teología negra africana

        10. Filosofía africana

    1. ÁFRICA REALIDAD Y ESPERANZA

      1. Los grandes desafíos de África


UNIDAD DOS: AFROAMERICANIDAD


    1. HISTORIOGRAFÍA DE AFROAMERICANA

2.1.1. Afroamericanos como realidad humana del continente

2.1.2. Pueblos africano-americanos y la esclavización

2.1.2.1. Genocidio afro o la mal llamada trata negrera

2.1.2.2. Cronología: esclavitud y trata del negro en América


      1. Formación de la cultura afroamericana.

2.1.3. Las personas negras y la esclavización

      1. Cristiandad y el crimen de lesa humanidad de la esclavización




    1. ESPIRITUALIDAD AFROAMERICANA

      1. Espiritualidades de la resistencia afroamericana

      1. Gastronomía afroamericana

      2. Música, artes performáticas y el campo de las relaciones raciales. Área de estudios de la presencia africana en América latina

      3. Lingüística Afroamericana.

      4. Danza afroamericana

      5. Música afroamericana




    1. AFROAMERICANOS REALIDAD Y ESPERANZA

      1. Creatividad del negro bajo la opresión

      1. Exclusión social de los afroamericanos

      2. Inclusión jurídica con desprotección legal

UNIDAD TRES: LA AFROCOLOMBIANIDAD

3.1. HISTORIOGRAFÍA AFROCOLOMBIANA

3.1.1. África y Colombia

3.1.2. Personas Negras, esclavizadas y cronistas de Indias

 3.1.3. La diáspora africana y el péndulo de las cifras y origen

3.1.4. Las personas negras en la sociedad colonial

3.1.4.1. Palenques o la temprana epopeya libertaria.

3.1.5. Inserción y arraigo del pueblo negro

3.1.5.1. Haciendas y linajes en tierras nuevas



3.2. ESPIRITUALIDADES AFROCOLOMBIANAS.

3.2.1. El cuerpo territorio de vida.

3.2.2. Cosmovisión afrocolombiana del cuerpo

3.2.3. La pastoral afrocolombiana.

3.2.4. Identidad y espiritualidad en el arte afrocolombiano

3.2.5. Apuntes para una teología de la tierra

3.2.6. La alimentación y cultura.



3.3. AFROCOLOMBIANOS, REALIDAD Y ESPERANZA.

3.3.1. Legados afrocolombianos al mundo.

3.3.2. Realidad afrocolombiana

3.3.3. La etnoeducación afrocolombiana: un reto para el desarrollo de la identidad nacional

3. 3.4. Acciones afirmativas afrocolombianas

3.3.4.1. Colombia un país “con más y mejores leyes”: proliferación legislativa para afrocolombianos, negros, palenqueros y raizales.

3.3.4.2. Conclusiones de la tercera conferencia mundial contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, y sus repercusiones para el movimiento social afrocolombiano. 



3.3.4.3. Declaración de Cartagena

3.3.4.4. Declaración de la Experta Independiente de las Naciones Unidas sobre Cuestiones de las Minorías.

3.3.4.5. Sentencia T-025 de 2004, Auto 005 de 2009


      1. Desafíos para la población desde la afrocolombiana

      2. Repensar la afrocolombianidad en la nación pluriétnica y multicultural. 

BIBLIOGRAFÍAS

ANEXOS

INTRODUCCIÓN.

El instituto misionero de antropología en su lema. “nosotros al servicio a los otros, en nombre del OTRO”, nos invita a descubrir la trascendencia presente en el encuentro armonioso, para descubrir a l@s otr@s desde el servicio. En este sentido el presente escrito nos ofrece una panorámica sobre es@s otr@s, (Afr@s) que desde su ser sujet@s de la historia han querido que griots y bagginas que grabaron los ecos y clamores de las voces ancestrales, sean escuchadas.



Este módulo denominado ANTROPOLOGÍA AFRO pretende ser una mirada desde la otra orilla, un encuentro con las huellas de nuestro pasado común en África y su presencia viviente en América y Colombia.
Encontraremos tres unidades denominadas así: Africanidad, Afroamericanidad y Afrocolombianidad. Estas tres a su vez se ramifican en tres capítulos trasversales: Historiografías, espiritualidades y una mirada a la realidad con perspectiva de futuro.
En la primera unidad denominada Africanidad, se enfatiza en la denominada África negra con sus luchas, presencia y existencia a igual que la variada riqueza de etnias y sus legados culturales dada verdadera importancia para el mundo.
En la segunda y tercera unidad: Afroamericanidad y Afrocolombianidad, se refieren a las Identidades étnica Afros entendidas como el conjunto de aportes y contribuciones, materiales y espirituales, desarrollados por los pueblos africano-americanos y la población afrocolombiana en el proceso de construcción y desarrollo de nuestra america y las diversas esferas de la sociedad Colombiana. “Ellas son el conjunto de realidades, valores y sentimientos que están integrados en la cotidianidad individual y colectiva de todos nosotros y nosotras. La Afrocolombianidad es un patrimonio de cada colombiano(a), indistintamente del color de la piel o el lugar donde haya nacido”. (J. D. Mosquera).
Las unidades en mención, al ramificarse en historiografía, espiritualidades y realidad y esperanza, de los africanoamericanos; en primer lugar se visibilizan memorias de pueblos que tienen su versión de la historia que ha sido falsificada e invisibilizados por el etnocentrismo y colonialismo de los dominadores. Son voces de las víctimas del crimen enorme y de personas sensibles a la coherencia de la historia y sus retos.
En segundo lugar se propone la espiritualidad. Y no filosofía o arte afro de manera independientes, esta apreciación puede Resultar engañosa e inadecuado, en un contexto africano-americano, sin tocar la cuestión de la espiritualidad. El motivo es sencillo: una de las características básicas de la cultura africana es su naturaleza holísta y englobante. De ahí que distorsionaríamos la teología, filosofía y de más ciencias y artes africano-americanas si la presentáramos sólo como algo teórico, sin tener en cuenta el hecho de que las ideas y las teorías sometidas a discusión son simplemente extrapolaciones de un estilo de vida que consiste, sobre todo, en actitudes, relaciones y prácticas concretas.
“La espiritualidad africano-americana es, en esencia, una manera de vivir en la esfera visible, permaneciendo en relación con el mundo invisible. Esta relación invade toda la vida, tanto de los individuos como de la comunidad o, más bien, de los individuos en la comunidad.
La espiritualidad en general ha sido descrita como "las actitudes, las creencias y las prácticas que animan la vida de las personas y les ayudan a orientarse hacia las realidades suprasensibles" (Wakefield). Se trata de la relación entre los seres humanos y lo invisible, en la medida en que tal relación deriva de una particular concepción del mundo y, a su vez, condiciona el modo de ponerse en relación con uno mismo, con las otras personas y con el universo como un todo. En este sentido, no se puede restringir la espiritualidad a ninguna religión, sino que podemos encontrarla, en modalidades diferentes, en todas las religiones y culturas. Está determinada antes que nada por la concepción básica del mundo de las personas interesadas. Está forjada asimismo por su marco de vida, por su historia y por los diferentes aspectos que influyen en la vida de una persona. Por estas razones la teología, las artes y demás expresiones afros los encontraremos en este fascinante capítulo dos de las tres unidades.
Una mirada a realidad con perspectivas de futuro al mundo afro revisando los desafíos de nuestras poblaciones y la comprensión de sus retos, es una tarea indispensable para la valoración y dignificación en el nombre del Otro. Como nos diría un proverbio africano:

“Hasta que los leones no tengan sus propios historiadores, la historia seguirá contando las hazañas de los cazadores”.



JUSTIFICACIÓN

La antropología ha de ser una actividad que nos ayude a comprender y tratar con la diversidad humana, social y cultural. “Nosotros los seres humanos a diferencia de los otros animales sociales no solo vivimos en sociedad, sino que creamos sociedades para vivir. Somos seres humanos en relación” ( M. Godelier). Pienso que la principal tare de la antropología es el de la diversidad de la vida social humana. Cómo nos asumimos los unos a los otros?. Base de la comprensión de la realidad humana. Por ello es que el reconocer que los otro (afros…) existen ha de implicar el disponernos a respetar su ser.

África y America antes de los desencuentros de la colonización europea tenían un desarrollo endógeno, prueba de ello la presencia de grandes civilizaciones y sus la actual situación de crisis en el reconocimiento de su rico patrimonio material e inmaterial.

La hegemonía de pueblos que impusieron su forma de desarrollo y su visión de civilización eurocentrica y colonizadora generó muchas inequidades en el ayer y la actualidad.

L@s descendientes de la más antiguo y nuevo continente, proponemos una visión de reconocimiento de los otr@s como portadores de sabidurías y civilización. El peso del pasado y las inequidades históricamente acumuladas que invibiliza la dignidad de los diferentes pueblos y culturas ha de quedar en el pasado, pero antes ha de contarse la verdad de lo que ha acontecido con nuestros antepasados y propiciarse el reencuentro con la valoración de la memoria histórica viviente de los afros y de otros pueblos.

La diversidad cultural en sí misma es la prueba suficiente de la unicidad humana y que es necesario un cambio de visión en la relación con los otros y las instituciones de educación superior han de reconocer y reparar el daño que hacen a nuestras comunidades étnicas cuando siguen imponiendo los esquemas monoculturales en “la ciencia como única forma de saber” , prejuicios científicos que pretenden ser el alma mater del saber universal; postrando así las sabidurías ancestrales y cerrándose a la diversidad de producción de conocimiento, abriéndose a otros mundo y visiones. Sin general la desconfianza en las etnias sino reconociendo en ellas su ciudadanía, superando los criterios de aculturación y practicando un dialogo incluyente con los pueblos.

En el presente documento, se pretende contribuir de manera eficaz a la promoción de la diversidad cultural y a la relación mutua en la promoción de conocimiento; así mismo al sentir de los afros y de la comunidad en general, ya que se incorporan saberes de nuestros pueblos y facilitan la autonomía y autodeterminación de los pueblos.

OBJETIVO GENERAL. Valorar a l@s africanoamericanos como personas y pueblos sujetos de la historia y reconocer su creativa contribución a la construcción a Colombia y al mundo.

PALABRAS CLAVES. Áfricanidad, afroamericanidad, afrocolombianidad, espiritualidad, inclusión, etnocentrismo,exclusión, interculturalidad, colonizar, descolonizar, cosmovisión, harambee, kulonda, kizomba, bantú, quagro, lumbalú, ancestro, ubuntu, multiculturalidad, pieza de indias, inculturación, afroreparaciones, alienación, manumisión, esclavización, cristiandad, mandibal, segregación, discriminación racial, maropeng, tratado de Berlín, triángulo negrero, código de indias, etnoeducación, cátedra de estudios afrocolombianos, invisibilidad, justicia redistributiva, panafricanismo, negritud, umoya, adn mitocondrial, educación intercultural, territorio, etnocidio, etnodesarrollo.

UNIDAD UNO: ÁFRICANIDAD


  1. HISTORIOGRAFIA GENERAL DEL ÁFRICA

    1. AFRICA CUNA DE LA HUMANIDAD

A la fecha los estudios científicos más aceptados concluyen que el hombre nació en África del Sureste, en la zona comprendida entra Kenia, Etiopía, Uganda y Tanzania, donde se han encontrado los restos de homínidos, Homo sapiens y de cultura más antiguas.

Los restos humanos encontrados en África tienen una antigüedad entre los 150.000 y hasta millones de años; le siguen los de Cromagnon, Francia, con antigüedad de 40.000 años, dejando en sus cavernas pinturas rupestres alusivas a aborígenes africanos; los de Australia con antigüedad entre 20.000 y 30.000 años; y los de Pekín con antigüedad de 17.000 años, a pesar que la alta acidez del suelo africano devora con mucha facilidad los restos fósiles.

Desde África entonces, según los estudios científicos más aceptados, este viajero incansable Homo sapiens se desplazó hacia los diferentes puntos cardinales de la tierra, sufriendo mutaciones somáticas y morfológicas en relación con las condiciones climáticas y ambientales con que se encontró.

En efecto la historia antigua, incluido el Antiguo Testamento, ubica en Egipto (África del Norte) y en Sudán, Etiopía, Kenia, Tanzania, Zimbabwe, (África del Suroeste) las primeras ciudades y estados de la humanidad y desde luego las primeras civilizaciones.

Así se han encontrado talleres para la elaboración de herramientas de sílex en Kinshasa y para la alfarería en Kenia, que datan de cinco milenios, al igual que la sobresaliente cerámica del Sudán. Se han establecido también que en el tercer milenio antes de nuestra era ya en el Valle de Nilo se usaba metales tales como el Cobre, el Bronce y el Hierro. Y estos mismos se utilizarían luego a partir del primer milenio en África Central, Occidental y del Sur, con los cuales se fabricaron armas y herramientas que permitieron desarrollar una avanzada agricultura, ganadería, artesanía y el comercio, garantizando la sedentarización de muchas sociedades.

Como ya ha quedado dicho, los primeros grandes reinos e imperios se localizaron en el Valle de Nilo, en el bajo y alto Egipto (hoy Sudán, Etiopía, Uganda y Kenia).

En Egipto nacieron la escritura, la escultura y el arte en general, las Matemáticas, la Arquitectura, la Astrología, la Navegación, entre otras ciencias. Y tanto los monumentos y pinturas antiguas conservadas, muestran como sus primeros habitantes y gobernantes fueron aborígenes africanos negros, que poco a poco fueron experimentando cambios somáticos y morfológicos de una época a otra. Con razón los egipcios en su historia antigua siempre han considerado a África de Sur como tierra de sus ancestros.

Sin embargo, la forma de la historiografía Europea invisibiliza a Egipto como máximo logro de las culturas y civilizaciones africanas de la antigüedad, ubicándolo como un país Oriental.

Desde principios del Tercer Milenio, los dos grandes reinos de Egipto, del Bajo y Alto, fueron unificados bajo el liderazgo de los faraones nubios, los reyes negros del sur en cabeza de Ming (de la dinastía Mina o Mena, convirtiéndose en el poderoso imperio). Fueron los momentos más gloriosos en su historia; al unificarse dominó a pueblos del oriente como Asiría, Fenicia, Siria e Israel, incluyendo la práctica de la esclavitud sobre los mismos. En esta época se construyeron las grandes pirámides esfinges y otros monumentos sobresalientes.

Ya en esta época Egipto disponía de un gran ejército, un alta metalurgia, de una gran flota naval y de carros tirados por caballos, tecnologías que solo llevarían a Europa los moros y Árabes, tres milenios después.

Egipto seria invadido y saqueado por hicsos, persas y griegos en la antigüedad y sobre todo en el último milenio antes de la era cristiana. Y por romanos, franceses e ingleses en las edades Modernas y Contemporánea.

Algo sumamente importante de que se apropiaron de Egipto los europeos, desde los griegos hasta los franceses, ingleses e italianos fueron sus saberes, por lo cual en sus invasiones se hicieron acompañar de estudiosos. Entre otras cosas Alejandro Magno con los saberes incautados a Egipto, en el año 331 a de N. E. fundó la ciudad, la biblioteca y la Universidad de Alejandría, en el Delta del Nilo, convirtiéndose esta no solo en la capital de Grecia y de los Estados Helénicos, sino también en la capital mundial de la sabiduría.

Por otra parte, los ibéricos registran en su historia antiguas que los primeros extranjeros pobladores de la península fueron las tribus iberas procedentes de África, quienes llegaron desde el año 2500 a de N. E. y su presencia fue tan fuerte que hasta hoy ésta lleva su nombre. Anotan que posteriormente tuvieron otras invasiones de negros africanos, destacando la comandada por el príncipe conquistador Taharka, a quien ello denominaron Tarreco, en el último milenio a. de N. E. Posteriormente vieron los cartagineses quienes fueron expulsados después de las tres guerras púnicas sostenida con Roma entre los años 264 y 146 a. de N. E.

Pero esta presencia africana en Europa fue restablecida por los moros bereberes, cuando en el año 711 de N. E. más de 7.000 soldados comandados por Gebel Tarik, procedentes de Mauritania y Senegal, identificados bajo el Islam, se tomaron la península Ibérica, dominándole por cerca de ocho siglos 1.490-98, cuando los reinos Ibéricos que habían estado replegados hacia el Mar Cantábrico se unificaron alrededor de los Reyes Católicos.

Se tratan estos dos aspectos en un solo plano porque hasta el siglo XVI con el “Renacimiento”, las sociedades eran teocéntricas, por lo cual los gobernantes o gobiernos a la vez eran autoridad religiosa o teñían la más estrecha ligazón con éstas.

En el período en estudio aparecieron las dos grandes religiones dominacionistas y universalizantes: El Cristianismos y el Islamismo, las cuales hicieron presencia en Egipto, Sudán, Etiopía, Noroeste de África y finalmente en las Costas Occidentales Africanas. En el siglo VIII Europa estaba debilitada por la lucha de los “bárbaros” y los enfrentamiento entre los Cristianos y portadores de la cultura greco-romana y quienes no la tenían la ignoraban o no compartían.

Es Islamismo jugó un importantísimo papel unificador y en el desarrollo del comercio entre Sudán, Centro Oriental, que era el gran centro metalúrgico de producción del oro cobre, plata, hierro y bronce y el Norte de África o Magreg, destacándose los ibaditas y los tuareg, quienes llevaban diferentes mercancía esclavos vendidos por algunos reyezuelos africanos influenciados por la ley de oferta y demanda.

En el Sudán Occidental existían los poderosos Estados de Ghana y Kanem. Particularmente el reino de Ghana estaba habitado por los Soninke, quienes hablaban la lengua Mandé, llegando a su cúspide entre los años 380 y 990, cuando pedió preponderancia entre los estados Sudaneses por la invasión de los almorávides.

En general, la agricultura y el pastoreo tenían un gran desarrollo en el Sudán, pues contaban con las ventajas que les daban las herramientas de hierro.

El pastoreo se desarrollo con mayor intensidad en el Sahel o franja semidesértica del sur de Sahara. A partir de la era Cristiana el caballo fue destituido por el camello en el desarrollo del comercio. Así mismo en el Sudán se utilizó una moneda denominada el dinar, emitida mayormente en bronce, con la impresión de la efigie o silueta de sus soberanos, con la cual se dinamizó el comercio en el Mar Rojo, Cercano Oriente y en el Mediterráneo.

En los reinos de Ghana, Ashanti, Gao y Kaw-Kaw, los soberanos disponían de muchos lujos y solo ellos y sus sucesores podían usar ropa cosida. Los soberanos, a su muerto eran enterrados con sus joyas, objetos de lujos y sus sirvientes; las tumbas se sellaban con maderas sagradas y eran inviolables (según los escritos de los comerciantes, geógrafos e historiadores de la época, árabe-ibéricos, Al Bakiri y al Idrisi). El almuerzo real estaba precedido de rituales y toques de tambores y se suspendan todas las actividades de la ciudad mientras duraba éste.

En estos reinos se cobraban impuestos por las mercancías que se movían dentro de sus territorios.

Ghana y Ashanti fueron centros de producción y distribución de la sal en el África Subsahariana y también controlaban gran parte del oro.

El rey de Ghana incluía entre sus funcionarios a algunos musulmanes, les permitía sus prácticas religiosas, tener sus propios barrios y mezquitas, y esta manera ejercía un control sobre ellos.

Los comerciante mandingas, hawsas y malagaches se especializaron en el comercio con el Oriente: China, India, Malasia y otros países, desde donde se traía seda, especies, porcelanas, objetos de lujo, y de África se llevaba artículos de hierro, cobre, bronce, oro, marfil tallado, madera tallada, índigo, lino o telas de fibras naturales y algunos alimentos.

Es importante registrar que en la zona de Guinea el hierro se venía fundiendo desde el siglo IV antes de nuestra era.

Desde luego que colateralmente existían comunidades en estado muy primitivo, cuya debilidad era aprovechada por algunos reyezuelos para vender a algunos de sus miembros como esclavos.

La esclavitud en África fue marginal, no era de por vida y los esclavos tenían derecho a tener su familia. Contrario a la practicada por los colonialistas europeos en América.

Junto a africanos, los musulmanes también esclavizaban turcos, eslavos y otros europeos.

Entre los siglos XII y XVI África jugó un papel de primer orden en la economía mundial.

Las minas de oro, plata y cobre de Tovat, Bure, Bambuk, Ngalam, Mivene y Mutapa, localizadas en el centro Occidente y Sur de África suministraban la mayor parte de esto metales a través de los mercaderes moros y árabe-musulmanes del Magreb.

En este período entonces, el islam venía jugando un papel unificador del norte, con el oriente y sur, donde se destacaba el califato de El Cairo con su ejército de “Mamelucos”.

Pero en África Negra a la postre, el Islam fue más un hecho político que religioso, aunque llegó a ser religión oficial en algunos estados. La arabización afectó ante todo a los gobernantes y mercaderes; para los pueblos el soberano sigue siendo el responsable de su felicidad y progreso.

Los reyes negros hicieron gala de mucha tolerancia y hospitalidad, lo cual favoreció la presencia árabe-berebere al punto que en algunas partes hubo simbiosis cultural entre lo árabe-musulmán y africano tal como en Sudán.

En Etiopía hizo presencia primero el cristianismo desde el siglo IV, posteriormente llego el Islam a partir del siglo VIII, manteniéndose en guerra estas dos corrientes sin embrago el comercio en el cuerno africano continuo su desarrollo.

Los clanes grupos étnicos y sus federaciones resistieron y perduraron manteniendo su personalidad así se mantuvieron los marinidas, hafsidas y sahaditas en el Magreb; los mandingas, ibos, y hawsas el Malí; los mossi en Rwanda y los mwene en Mutapa, en todo lo cual jugaron un papel de suma importancia las concepciones religiosas y mítico-filosóficas ancestrales de los africanos.

En este proceso de reafirmación de su personalidad, en el Norte Africano se formaron los Estados de Marruecos, Túnez y Argelia y se remoza Libia con la influencia egipcia y tunecina.

De esta manera y a pesar de que el Islam y la arabización habían tenido presencia militar y violencia en la reacción de los pueblos africanos y en el proceso de reafirmación de su personalidad, fueron perdiendo fortaleza y preponderancia, mientras el cristianismo se fortalecía en Italia y la Península Ibérica.

De esta forma a finales del siglo XV cae Granada último bastión moro-musulmán se levanta contra los árabes su ejército de mercenarios turcos quienes a la vez se toman el Imperio Cristiano de oriente o Bizantino, con sede en Constantinopla. Los ibéricos en cabeza de los cristianos europeos con su “Cruzada de San Luís”, comandada por los portugueses, cruzan el mediterráneo y se toman la ciudad árabe de Cueta pues desde del siglo VIII los musulmanes se habían posesionado del Norte y Noreste Africano y del Sur de la Península Ibérica.

En este primer momento lo ibérico procuraba apoderarse de las rutas comerciales del Oriente con el Sur del África y particularmente con la producción metalúrgica de Sudán. Desde hacía mucho tiempo los genoveses, que compartían la navegación y el comercio del Mediterráneo con los moros y árabes, venían haciendo diferentes propuestas a éstos para que les permitiera el comercio directo con Sudán. Roma e Italia tenían preponderancia en el Mediterráneo desde la Tercera Guerra Púnica, año 146 a.de N. E. y dado además que Sudán ha sido una ruta de clanes y grupos étnicos africanos que tenían avanzada agricultura, artesanía, producción de índigo, lino, medicinas, entre otros productos.

En el período comprendido en el siglo XII y XVI, en África se también se habían pasado políticamente del estado clanico al de los reinos e imperios, incluyendo grandes ciudades. Así se había conocido varios métodos de gobierno, algunos con influencias del exterior. La mayoría de estas formas de gobierno no han sido estudiadas hasta la fecha, debido precisamente al menosprecio y desconocimiento de la historia africana.

Se sabe también que en el Cono Sur Africano desde Namibia hasta la desembocadura del río Limpopo, desde antes del siglo XII existieron grandes reino e imperio. Sin embargo el compartimiento vándalo de conquistadores y colonizadores europeos sometieron la región a un riguroso saqueo desde el siglo XVI. Los británicos, por ejemplo, después que expulsaron a los holandeses o bóers desde el siglo XVIII crearon la “Rodhesian Ancient Ruin Company”, dedicándose a saquear tumbas, templos y todo lo que estaba a su alcance; así mismo la presencia de los gobiernos militarista y racistas han sido limitantes para el estudio de la región. Hoy con el gobierno Nelson R. Mandela y el congreso Nacional Africano se abren nuevas y halagadoras perspectivas.


Un intenso comercio se realizó en entre los diferentes pueblos africanos. Se destacan en el Norte los Bereberes en el Centro de mandingas y hawsas, a Sur los Shonas, malagaches Subecuatoriales quienes comercializaban con árabe persas, Chinos, Malasios, Indonesios e Hindúes, tanto a través del Atlántico como del Indico y de las rutas Saharianas y otras terrestres.

Los soberanos de África negra eran consientes de la importancia de los metales en las relaciones comerciales, por lo cual prohibía a los negociantes extranjeros el acceso a sus regiones ricas en metales y de desarrollo de su actividad metalúrgica.

En el Sudán el soberano mayor llevaba el título de Kaya Magan, es decir, el Rey del Oro y en los países del Sur llevaba el título de Mwene Mutapa o Señor de los Metales. Así mismo los soberanos establecieron estrictos controles sobre el manejo de los metales.

Con los metales adquirían artículos de lujo como la porcelana y la seda de la China y otros productos. Como la sal era un producto tan importante para la dieta de consumo de los pueblos, los soberanos en ocasiones pagaron su peso en oro a fin de garantizar el abastecimiento de esta.

Mansa Musa I, Rey de Ghana, en el siglo IX atrajo los servicios de destacados hombres de ciencia; con el oro y en viaje de peregrinación a la Meca, de paso por el Cairo repartió tanto oro a sus parientes egipcios en expresión de afecto, que produjo una devaluación monetaria que duró varios años. De allí que se cae de su peso la afirmación de la historiografía europea de que los africanos eran unos ignorantes, que no sabían el valor de los metales.

Según el historiador de la antigüedad Ibn Khaldún, por el África Septentrional transitaban productos europeos y los metales preciosos daba vida a la actividad comercial del Mediterráneo.

En el tráfico comercial se construyeron grandes ciudades en las Costa Occidentales y Orientales. Pero también en el interior del continente los soberanos construyeron grandes edificios que hoy se denominan ciclópeos, por su importancia y que son expresión de una arquitectura auténtica.

En particular en Madagascar se dio un simbiosis étnico-cultural con los asiático en la cual se introduce a África plantas como el algodón, la canela, la caña de azúcar, variedades de arroz y de África se introdujo a Oriente variedades de Mijo, maíz, maderas, plantas medicinales y también instrumentos, armas y otros artículos de metal; marfil tallado, tejidos, instrumentos musicales y artesanía en general.

En general las relaciones comerciales entre África y Oriente agraves del Océano Indico fueron mutuamente provechosas por lo cual hubo armonía, con esporádicos choques provocados por el tráfico de esclavos; al contrario de las relaciones con el Atlántico y el Mediterráneo, donde estuvieron presente los europeo y en las cuales las guerras y los choques mortales fueron permanentes.

Floreció un gran comercio del libro en Gao y Tumbuctú y en todo el Sudán desde el Atlántico hasta el Mar Rojo, naciendo así una literatura negra musulmana. Los reinos de Abisinia, Borneo, Songhay, Tkrur y Malí desarrollaron una literatura originales en las cuales las teorías sobre el mundo, la sociedad y la historia ocuparon el más importante lugar. En todas estas sociedades la educación estaba organizada desde la primaria hasta la superior y contaban con su propia escultura.

Alguno libros y documentos fueron escritos en los propio idiomas africanos pero con caracteres o alfabeto árabe, destacándose los centro universitarios de Abisinia, Yenne, Tumbuctú, donde se realizaron los primeros encuentros mundiales de sabios de científicos entre los siglos XII y XV.

Las ciudades subsaharianas mantenían relaciones culturales con las del Norte a través de las peregrinaciones y de la actividad comercial, muy especialmente a través del río Nilo.Algo importante para destacar en las relaciones de África con el Extremo Oriente, son las similitudes en terminologías y escritura gramatical de idiomas de comunidades del Sur, con los de los dravidianos, negros primitivos pobladores de la India.

Entre los siglos XII y XVI los pueblos bantúes se propagaron por todo el centro y sur de África, llevando las técnicas agrícolas más avanzadas, gracias a la utilización de herramientas de hierro.

Por lo anterior no es cierta la afirmación de la historiografía europea de que en el siglo XV los pueblos de África se encontraban aislados y que no se conocían entre si.

Cuando Vasco de Gama doblo El Cabo de Buena Esperanza en 1.498, en esta región hacía mucho tiempo estaban asentadas esplendorosas civilizaciones que sobre todo trabajan una ganadería y agricultura avanzadas. Los cierto es que en el siglo XVIII los holandeses y luego los británicos iniciaron un proceso de expulsión de los africanos hacia las tierras mas fértiles y en el siglo XIX inician la explotación de lo yacimientos auríferos de Zimbabwe y de Transvaal, que venían siendo explotados cinco siglos atrás por los poderosos soberanos de Mwene-Mutapa, Mapungubwe y de Maniquen en Mozambique.

Sin embargo este periodo la actividad productiva más importante de los africanos subsaharianos era la agricultura y se basada en el trabajo familiar.

No obstante existían algunos grupos de esclavos al servicio de los soberanos, que más bien era una servidumbre que recibía un pago por su trabajo. Es decir, la esclavitud como ya se dijo fue marginal, no fue de por vida, ni mucho menos por raza o etnia y mas bien los hijos de los esclavos eran educados por los gobiernos, por lo cual muchas personas después de haber sido esclavos o proceder de la esclavitud, ocuparon altos cargos y posiciones, llegando hasta mandatarios.

Los esclavos generalmente eran productos de los rehenes de guerras o de sanciones por graves falta contra la sociedad o contra la realeza.

En la región sudano-saheliana se trabajaba una avanzada ganadería de pastoreo. Y combinando esta ganadería con la agricultura se sedentarizaron grupos étnicos como los Fulbés, Macina y Fouta Djalon.

En general en África Negra los oficios y artesanías estaban reservados para hombres de casta, al igual en el Magreb y en Egipto. Los gremios de artesanos estaban organizados en verdaderas corporaciones.

También prevalecía el sistema de producción patriarcal, pero sin excepciones ni maltrato, por lo cual entre los siglos XIV y XV se dieron fuertes rebeliones contra los sultanes y cobradores de impuestos musulmanes.


    1. Catálogo: groups -> 17102713
      groups -> Julio posibilidades: Mes completo del 2 al 31 de Julio Dos turnos quincenales
      groups -> Resumen hecho por Edgar Caraballo Villalba- fecha: 18/12/2015 Prensa: El Nacional//El Universal//El Carabobeño//Notitarde TalCual//El Diario de Caracas//Informe21//
      groups -> Informe / Reporte Regional para la X reunión Ordinaria del fzla, Ciudad de Guatemala, Mayo 2011 Datos generales de su región / comunidad Nombre de su región / comunidad
      groups -> Domestic logs
      groups -> Mundo beatle boletín En Español
      groups -> Foolish beat
      groups -> Accidente del avión de Air France Airbus A330-203 Ocurrido el 01 de junio de 2009
      groups -> Valor agregado: Libro casi inhallable
      groups -> Metodología de la investigación colección de materiales didácticos con enfoque en la producción de la tesis de maestría y el trabajo integrador final de especialización
      17102713 -> Un poco de historia


      Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal