Estt oep 2013 Grupo de Materias Comunes de Movilidad Segura



Descargar 149.51 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión13.12.2018
Tamaño149.51 Kb.
  1   2   3   4   5

ESTT - OEP 2013

Grupo de Materias Comunes de Movilidad Segura

Elaborado en 2011


TEMA 30

PEATONES Y CICLISTAS. MAGNITUD Y NATURALEZA DEL PROBLEMA EN ESPAÑA Y LA UNIÓN EUROPEA. CARACTERÍSTICAS DE LOS ACCIDENTES Y MECANISMOS DE LESIÓN. EXPOSICIÓN AL RIESGO. RIESGOS EN DISTINTOS TIPOS DE ACCIDENTES Y ENTORNOS. FACTORES QUE CONTRIBUYEN AL RIESGO. RESUMEN DE MEDIDAS Y EFECTOS CONOCIDOS.



1. PEATONES Y CICLISTAS

2. MAGNITUD Y NATURALEZA DEL PROBLEMA EN ESPAÑA Y LA UNIÓN EUROPEA

2.1. UN PROBLEMA EN ESPAÑA

2.1.1. Los peatones

2.1.2. Los ciclistas

2.2. UN PROBLEMA EN EUROPA

2.2.1. Los peatones

2.2.2. Los ciclistas

3. CARACTERÍSTICAS DE LOS ACCIDENTES Y MECANISMOS DE LESIÓN

3.1. ACCIDENTALIDAD EN ESPAÑA

3.1.1. Accidentalidad en peatones

3.1.2. Accidentalidad en ciclistas

3.2. ACCIDENTALIDAD EN EUROPA

3.2.1. Accidentalidad en peatones

3.2.2. Accidentalidad en ciclistas

4. EXPOSICIÓN AL RIESGO

4.1. LOS PEATONES

4.2. LOS CICLISTAS

5. RIESGOS EN DISTINTOS TIPOS DE ACCIDENTES Y ENTORNOS. FACTORES QUE CONTRIBUYEN AL RIESGO

6. RESUMEN DE MEDIDAS Y EFECTOS CONOCIDOS

1. PEATONES Y CICLISTAS


En España, el Reglamento General de Vehículos establece una clasificación de los vehículos por criterios de construcción en la cual se encuentran las bicicletas con las siguientes especificaciones:

  1. Ciclo: vehículo de dos ruedas por lo menos, accionado por el esfuerzo muscular de las personas que lo ocupan, en particular mediante pedales o manivelas.

  2. Bicicleta: ciclo de dos ruedas.

  3. Bicicleta con pedaleo asistido: bicicleta que utiliza un motor, con potencia no superior a 0,5 kW como ayuda al esfuerzo muscular del conductor. Dicho motor deberá detenerse cuando se dé cualquiera de los siguientes supuestos: - El conductor deja de pedalear.- La velocidad supera los 25 km/h.

Asimismo, la Dirección General de Tráfico (DGT), en su anuario estadístico de accidentes (2009) define peatón de la siguiente manera:

  1. Peatón: Toda persona que, sin ser conductor, transita a pie por las vías y terrenos objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.

Se consideran, asimismo, peatones quienes empujan o arrastran un coche de niño o de impedido o cualquier otro vehículo sin motor de pequeñas dimensiones, los que conducen a pie un ciclo o ciclomotor de dos ruedas y los impedidos que circulan al paso en una silla de dos ruedas, con o sin motor, así como las personas que circulan sobre patines u otros artefactos parecidos por las vías o terrenos descritos anteriormente.

Son igualmente peatones las personas que se encuentran reparando el motor, cambiando neumáticos o realizando otra operación similar.

Los ciclistas y los peatones son el eslavón más vulnerable de la cadena de circulación, debido, fundamentalmente a su escasa protección en caso de accidente de tráfico. La dificultad para percibir la presencia de bicicletas y peatones unido al hecho de compartir espacios con vehículos que circulan a gran velocidad, hace que peatones y ciclistas sean considerados grupos de riesgo relevantes.

Por un lado, la promoción de la vida saludable invita a numerosos usuarios de la vía a utilizar en menor medida vehículos a motor y desplazarse caminando a su destino.

Por otro lado, la bicicleta es un medio de transporte sano, ecológico, sostenible y muy económico, que está experimentando un crecimiento en su uso, tanto para trasladarse por ciudad como por fuera de zona.

Dado que peatones y ciclistas colaboran en el mantenimiento de un sistema sostenible y menos contaminante, y este es el objetivo de numerosas instituciones competentes, son muchos los usuarios que están cambiando sus hábitos de movilidad dirigiendo sus intereses hacia estos modos de desplazamiento.


2. MAGNITUD Y NATURALEZA DEL PROBLEMA EN ESPAÑA Y LA UNIÓN EUROPEA


2.1. UN PROBLEMA EN ESPAÑA

2.1.1. Los peatones

Nuevos patrones de movilidad de peatones se están registrando tanto dentro de zona urbana, como en carretera. Esto es debido, en parte, al fomento de la actividad física entre la ciudadanía. Algunas actividades que se han incrementado en los últimos años y que suponen una interacción del peatón con otros usuarios de la vía son:


  1. Cambiar el transporte habitual por el desplazamiento a pie para dirigirse al lugar de trabajo, al centro de estudios, etc.

  2. Concentraciones de personas de edad similar, más bien avanzada, para andar una distancia determinada. Una práctica habitual en ciudad es dirigirse a un espacio verde y hacer un determinado recorrido. Una práctica habitual en zonas rurales es caminar a un pueblo adyacente y volver al de partida.

  3. Usuarios que hacen deporte (footing, jogging) en zonas lindantes al paso de vehículos, tanto dentro de zona urbana como en carreteras convencionales.

Según las últimas estadísticas de datos de la DGT, en 2009 fallecieron 470 peatones en accidentes de tráfico, lo que supone el 17,32% del total de fallecidos. Este porcentaje es superado con creces si nos situamos en el contexto de la zona urbana (46,06%) lo que supone un incremento de 4,1 puntos con respecto al año 2008. Por su parte, en carretera supone el 9,31% de los fallecidos totales (Fig. 1 y 2, anexo I).

En el periodo 2003-2009 el número de peatones fallecidos en carretera se ha reducido en todos los grupos de edad con descensos superiores al 50% en todos los grupos de edad salvo el grupo de 35 a 54 años. El mayor descenso en porcentaje se produce en el grupo de 0 a 14 años.

En zona urbana, el 37,9% del total de peatones fallecidos tenían más de 74 años (102 de los 269 peatones fallecidos) mientras que el 14% tenían entre 65 y 74 años. En el periodo 2003-2009 el mayor descenso en el número de peatones fallecidos se registra en el grupo de edad de 15 a 24 años (60,7%) seguido del de 25 a 34 años (29,2%). Con respecto a 2008, todos los grupos de edad presentan incrementos salvo el intervalo de 15 a 24 años que registra un descenso del 35,3%.

2.1.2. Los ciclistas

En España, el uso de la bicicleta ha aumentado entre usuarios habituales de bicicleta y se ha extendido a usuarios habituales de otros medios de transporte por diversas razones:

Una mayor accesibilidad a las bicicletas de uso público. Muchas ciudades españolas apuestan por la movilidad en bicicleta y facilitan a los ciudadanos el acceso a este tipo de vehículo mediante sistemas de trasporte público de bicicletas. Los ciudadanos residentes de una determinada ciudad tienen la posibilidad de circular con bicicletas públicas y dirigirse a su destino pudiendo estacionar la bicicleta utilizada en cualquiera de los apeaderos diseñados para tal fin, evitando así la dependencia que causa una bicicleta particular. El uso flexible y el ahorro económico que suponen estos sistemas con respecto a otro tipo de transporte, son algunas de las ventajas de este sistema de transporte y lo que provoca que muchos usuarios estén incrementando su uso de la bicicleta.

Una mejora de las infraestructuras. Creación de carriles exclusivos para bicicletas tanto en zona urbana como en carretera. Aumento de aparcamientos específicos para bicicletas.

Práctica deportiva. La bicicleta de uso deportivo también se está incrementando como consecuencia de las promociones de salud tan candentes en nuestra sociedad actual. Practicar bicicleta por montaña o por carretera son las actividades deportivas en bicicleta más habituales. Se crean nuevas rutas de gran recorrido (GR) habilitadas para bicicletas (p.e. La ruta transpirenaica).

Ocio. Asimismo, actividades lúdicas también contemplan el uso de la bicicleta. Pasear, hacer una ruta o salir a explorar una zona determinada son algunas de las prácticas habituales. Se crean vías verdes (antiguas vías de ferrocarril habilitadas para bicicletas).

Turismo. Numerosas ciudades, sobre todo ciudades grandes, ofrecen la posibilidad de realizar turismo mediante el transporte en bicicleta. Seguir rutas concretas con un guía o acceder a planos que indican rutas marcadas a seguir, son ejemplos de esta práctica que va en aumento. Asimismo, se crean rutas de pequeño recorrido (PR) habilitadas para cicloturismo y actividades turísticas de largo recorrido (Camino de Santiago en bicicleta).

Según las últimas estadísticas de datos de la DGT, en 2009 las bicicletas se vieron implicadas en 3469 accidentes, en los que fallecieron 56 ciclistas y resultaron heridos 3262. Los accidentes se produjeron mayoritariamente en zona urbana y el mayor número de ciclistas fallecidos se produjo en carretera (77%).

En 2009, la cifra de ciclistas fallecidos ha aumentado respecto a 2008 debido al aumento que se ha producido en la zona urbana, quedando la cifra registrada en carretera igual que el año anterior. Respecto de 2003, se han registrado reducciones en ambas zonas, siendo mayor en carretera que en zona urbana (Fig. 3, anexo I).

2.2. UN PROBLEMA EN EUROPA

2.2.1. Los peatones

Según el manual INCOVIA (2007) cada año mueren en Europa alrededor de 7000 peatones.

Los datos obtenidos por un estudio europeo (ERSO, 2011a) indican que en 2008 fallecieron 7491 peatones en accidentes de tráfico en la UE-231, cifra que representa un 20,4% sobre el total de fallecidos. Sin embargo, en la última década (1999-2008), la cifra de peatones fallecidos se ha reducido un 25,2%. La implementación de medidas de seguridad vial a lo largo de estos diez años puede que hayan contribuido a esta reducción.

La tasa de fallecidos por millón de habitantes varía desde una tasa de fallecidos de 3,4 en Países Bajos a una tasa de 49 peatones fallecidos (tasa quince veces superior) en Rumanía y Polonia.

La proporción de fallecidos difiere ampliamente a través de los países europeos. Así, esta proporción es menor en Países Bajos (8%) y Suecia (11%) comparado con Rumanía, Polonia, Estonia, Letonia y Eslovaquia, países (situados todos ellos al este de Europa) que cuentan con más de un 30% de proporción de fallecidos. La media europea de proporción de peatones fallecidos es de un 20%.

2.2.2. LOS CICLISTAS

El uso de la bicicleta está generalizado en casi toda Europa, siendo uno de los principales medios de transporte en países como Países Bajos, Bélgica, Suiza, Alemania, algunas zonas de Polonia y los países escandinavos.

Los datos obtenidos por un estudio europeo (ERSO, 2011b) indican que los fallecidos por accidente de bicicleta constituyen el 6,5% del total de fallecidos por accidente de tráfico en UE-23. En estos países, 2440 ciclistas murieron por accidente de tráfico en 2008, lo que representa un 8% menos de los 2655 ciclistas que fallecieron en el año 2007. En la UE-162 el número de fallecidos disminuyó un 29% durante la década 1999-2008.

Las tasas de siniestralidad en 2008 son mayores en Hungría y Polonia, y menores en España y Reino Unido. Se registra un notable descenso general de la tasa de siniestralidad en UE-16 a lo largo de toda la década, con la excepción de Rumanía, donde la tasa de siniestralidad se ha incrementado ligeramente a lo largo de dicho periodo.

Los dos países europeos que tienen un mayor porcentaje de ciclistas fallecidos en 2008 son Países Bajos (21%) y Dinamarca (13%). Sin embargo, los ciclistas fallecidos en Grecia y España constituyen una pequeña proporción (<2%) de los fallecidos por accidente de tráfico.

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal