Evaluación del estado de salud de los arrecifes coralinos del Archipielago Sabana-Camagüey (2001) 2001 Informe



Descargar 1.78 Mb.
Página1/11
Fecha de conversión27.12.2017
Tamaño1.78 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


Evaluación del estado de salud de los arrecifes coralinos del Archipielago Sabana-Camagüey (2001)

2001


Informe

Proyecto PNUD/GEF Sabana-Camagüey



AUTORES:

Instituto de Oceanología:

José Espinosa (Dr. en Ciencias Biológicas, Investigador Titular).

Karel Cantelar (Lic. en Ciencias Biológicas).

Sergio González (Lic. en Ciencias Biológicas).

Pedro M. Alcolado (Doctor en Ciencias Biológicas, Investigador Titular).

Centro de Investigaciones de Ecosistemas Costeros

Fabián Pina (Lic. en Ciencias Biológicas).

COLABORADORES

Instituto de Oceanología:

Miguel Hernández (Técnico Medio)

Jorge Luis Hernández (Técnico Medio)

Armando Pérez (Buzo asegurador).

RESUMEN EJECUTIVO



Se presentan los resultados de de la evaluación del estado de salud de los arrecifes coralinos del Archipiélago Sabana-Camagüey, realizado del 23 de mayo al 5 de junio del 2001, según la metodología propuesta por AGRAA (2000). Desde el Cayo Cruz del Padre (provincia de Matanzas) hasta Cayo Sabinal (provincia de Camagüey) se consideraron 20 perfiles de estudio, cada uno con dos estaciones o sitios de muestreo: crestas o bajos someros (1 - 3 m de profundidad) y arrecifes o comunidades coralinas profundas (6 - 15 m de profundidad). En total se muestrearon 37 estaciones, 20 de crestas o bajos someros y 17 de arrecifes frontales. Todas las estaciones fueron geográficamente situadas con la ayuda de un GPS. No se muestrearon los dos perfiles previstos para Cayo Sabinal por mal tiempo. En términos generales existe una tendencia a mejores condiciones de salud en las comunidades coralinas del centro del Archipiélago Sabana-Camagüey. Las líneas de tendencia de favorabilidad decrecen manera general hacia los extremos este y oeste del archipiélago. Existen evidencias de altos niveles de eutroficación, lo que de acuerdo con el esquema de Litter et al. (1989) se manifiesta por el gran cubrumiento de macroalgas asociado a un pobre herbivorismo (escasas poblaciones de erizo Diadema antillarum y de peces herbívoros). Esto está en concordancia con los resultados obtenidos en el proyecto GEF/PENUD Sabana-Camagüey CUB/92/G31, 1997. La mortalidad reciente de corales es muy baja mientras que la antigua varía de muy baja a elevada, lo que está en armonía con la problemática regional actual. Para el análisis de la zona estudiada, en terminos de manejo, es imprescindible el dominio de las particularidades ecológicas de cada sitio, puesto que se obtuvieron buenos indicadores de salud en crestas dominadas por el coral urticante Millepora complanata, siendo estos sitios los menos indicados para el buceo contemplativo. En general las comunidades ícticas muestran los valores de densidad y biomasas más elevados hacia la zona central del archipiélago, con la notable excepción del perfil del faro de Cayo Bahía de Cádiz (Perfil 4), que presentó los valores más altos de densidad y biomasa de pargos de toda la cayería. Los perfiles con los mejores indicadores de las comunidades de peces, tomados en su conjunto, son los de Cayo Borracho (Perfil 11) y Cayo Bahía de Cádiz (Perfil 4), en correspondencia con los indicadores macrobentónicos, que señalan valores elevados de cobertura y de diversidad coralina en esos perfiles. Los valores de la biomasa de peces en las pendientes arrecifales parecen estar directa y negativamente relacionados con la actividad pesquera (comercial y deportiva) y con la ubicación de los puntos de desove en el borde de la plataforma. Las crestas presentan los valores más altos de densidad y biomasa de peces hacia el centro del Archipiélago Sabana-Camagüey. La zona occidental tiene comparativamente mejores condiciones de su ictiofauna que la zona centro-oriental. Se recomienda continuar implementando el plan de medidas generales y específicas propuestas por Alcolado et al. (2000) para mejorar el estado de salud de los arrecifes del Archipiélago Sabana-Camagüey. Se deben realizar los dos perfiles de estudio propuestos para Cayo Sabinal que no fueron evaluados por el mal tiempo imperante en la época de los muestreos. Continuar la evaluación de las comunidades de peces del archipiélago, a través del monitoreo de cada zona con la ayuda de las Unidades de Medio Ambiente provinciales, para determinar la evolución estacional y temporal de estas comunidades. Se recomienda considerar en el plan de manejo del Archipiélago Sabana-Camagüey los resultados obtenidos en el presente informe.

TABLA DE CONTENIDO

Introducción ...................................... 1



Objetivo .................................................... 1

Tareas ....................................................... 1

Antecedentes ........................................... 1

MATERIALES Y MÉTODOS .................... 2

RESULTADOS ........................................ 5

Indicadores macrobentónicos .................. 5



Crestas arrecifales ................................... 5

Arrecifes profundos .................................. 6

Comunidades de peces ............................ 7



Crestas arrecifales .................................... 7

Arrecifes profundos ................................... 7

DISCUSIÓN .............................................. 8

CONCLUSIONES ..................................... 11

RECOMENDACIONES ............................. 12

REFERENCIAS ........................................ 12

Evaluación del estado de salud de los arrecifes coralinos del Archipielago Sabana -Camagüey (2001)



Introducción

El archipiélago Sabana-Camagüey ha sido objeto de numerosos estudios relacionados con los ecosistemas marinos costeros. La región ha experimentado un acelerado desarrollo, especialmente en los últimos 15 años, a causa de sus potencialidades turísticas, mientras por otra parte la zona tiene una elevada importancia desde el punto de vista pesquero, por ser la de mayores capturas de escama y en general de pescado de toda la plataforma insular cubana, siendo superada en ingresos en divisas solamente por la zona suroccidental del Golfo de Batabanó por las grandes capturas de langosta espinosa.

Dentro de la evaluación del estado de salud de los arrecifes, la comunidad íctica tiene un peso importante tanto desde el punto de vista ecológico, por las múltiples funciones que cumplen estos vertebrados dentro de la dinámica trófica del ecosistema, como desde el punto de vista estético y turístico, al ser los peces el atractivo principal de los arrecifes coralinos para el buceo, una actividad en aumento en las instalaciones turísticas de esta región, especialmente alrededor de toda la infraestructura hotelera creada en el borde exterior de la cayería desde cayo Santa María hasta Cayo Coco.
En el marco del Proyecto “Acciones prioritarias para consolidar la protección de la biodiversidad del Ecosistema Sabana-Camagüey”, Número: CUB/98/G32 (GEF) CUB/98/G81/A/5G/99 (Capacidad 21) se desarrolla la tarea 2.2.3 “Evaluación del estado de salud de los arrecifes coralinos del Archipielago Sabana Camagüey”, la cual tiene el siguiente objetivo y tareas específicas:

Objetivo:

Determinar el estado general de salud de las comunidades arrecifales del Archipiélago Sabana-Camagüey, a través de indicadores macrobióticos de reconocido valor para el monitoreo y la inferencia del nivel relativo de impacto ambiental en el ecosistema.



Tareas:

  • Evaluar la composición y vitalidad de las comunidades de corales pétreos.

  • Determinar el cubrimiento del fondo por macroalgas.

  • Realizar estimados semicuantitativos de la densidad y composición de las comunidades de erizos de mar.

  • Evaluar la composición y vitalidad de las comunidades de peces.

  • Contribuir a actualizar el plan de manejo de la zona, en dependencia de las observaciones realizadas.

Antecedentes:

Los antecedentes más importantes sobre las características generales y el estado de salud de los arrecifes coralinos del Archipiélago Sabana-Camagüey están recogidos en el “Informe Final del Proyecto PNUD/GEF Archipiélago Sabana-Camagüey (CUB/92/G31, 1997)”, el informe “Biodiversidad y manejo de la ictiofauna del Archipiélago Sabana-Camagüey”, de Claro et al. (2000) y en la evaluación más reciente del “Estado general de los arrecifes coralinos de Cuba y propuestas de manejo ambiental”, de Alcolado et al. (2000).

Independientemente de las diferencias metodológicas que pueden existir, toda esta información es básica para la presentación y discusión de los resultados de la presente evaluación, ya que contiene abundante información sobre la estructura, distribución y estado de conservación general de los arrecifes de esta región. En el informe de Alcolado et al. (2000) se hacen además recomendaciones específicas para mejorar el estado de salud de los arrecifes del Archipiélago Sabana-Camagüey y se ofrecen otras de carácter más general que también son aplicables a este caso particular.

En el presente informe se exponen los resultados de la evaluación realizada a los arrecifes del Archipiélago Sabana-Camaguey entre mayo y junio del 2001.



MATERIALES Y MÉTODOS

Del 23 de mayo al 5 de junio del 2001 se realizó la evaluación del estado de salud de los arrecifes del Archipiélago Sabana-Camagüey, a bordo del barco “CARISUB”, perteneciente a la empresa de igual nombre. Los costos de la expedición fueron cubiertos por el Proyecto PNUD/GEF CUB/98/G32 y la Iniciativa AGRRA.



Desde el Cayo Cruz del Padre (provincia de Matanzas) hasta Cayo Sabinal (provincia de Camagüey) se consideraron 20 perfiles de estudio, cada uno con dos estaciones o sitios de muestreo: crestas o bajos someros (1 - 3 m de profundidad) y arrecifes o comunidades coralinas profundas (6 - 15 m de profundidad). En total se muestrearon 37 estaciones, 20 de crestas o bajos someros y 17 de arrecifes frontales (Figura 1;Tabla 1). Todas las estaciones fueron geográficamente situadas con la ayuda de un GPS. No se muestrearon los dos perfiles previstos para Cayo Sabinal por mal tiempo.
Tabla 1. Lista de las estaciones muestreadas en el archipiélago Sabana-Camagüey entre el 24 de Mayo y el 10 de Junio de 2001.

No.

Fecha

Equipo

Nombre de Sitio


Latitud

Longitud

1

mayo 24, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo Cruz del Padre

23º17'35'' N

80º57'54'' W

2

mayo 24, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Cayo Cruz del Padre

23º17'35'' N

80º57'54'' W

3

junio 10, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Faro Cayo Cruz del Padre

23º17'17'' N

80º54'01'' W

4

mayo 24, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Faro Cayo Cruz del Padre

23º17'33'' N

80º54'07'' W

5

mayo 25, 2001

AGRRA-IdO

Cresta W Bahía de Cádiz

23º14'12'' N

80º35'19'' W

6

mayo 25, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente W Bahía de Cádiz

23º14'32'' N

80º35'16'' W

7

mayo 25, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Faro Bahía de Cádiz

23º12'37'' N

80º28'27'' W

8

mayo 25, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Faro Bahía de Cádiz

23º13'12'' N

80º28'32'' W

9

mayo 26, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo Verde

23º09'04'' N

80º12'46'' W

10

mayo 26, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Cayo Verde

23º09'19'' N

80º12'44'' W

11

mayo 26, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo Arbolito

23º06'00'' N

80º07'36'' W

12

mayo 26, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Cayo Arbolito

23º06'05'' N

80º07'36'' W

13

mayo 27, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo La Vela

22º56'48'' N

79º45'21'' W

14

mayo 27, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Cayo La Vela

22º56'57'' N

79º45'18'' W

15

mayo 27, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Cayos Pajonal

22º54'54'' N

79º42'05'' W

16

mayo 27, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo Dattón

22º53'38'' N

79º40'46'' W

17

mayo 28, 2001

AGRRA-IdO

Cresta W Cayo Fragoso

22º50'01'' N

79º35'06'' W

18

mayo 28, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente W Cayo Fragoso

22º50'13'' N

79º35'11'' W

19

mayo 28, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Centro Cayo Fragoso

22º43'06'' N

79º21'37'' W

20

mayo 28, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Centro Cayo Fragoso

22º43'13'' N

79º21'47'' W

21

mayo 29, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo Borracho

22º39'12'' N

79º08'43'' W

22

mayo 29, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Cayo Borracho

22º39'17'' N

79º08'42'' W

23

junio 8, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Caimán de Santa María

22º41'37'' N

78º54'09'' W

24

junio 8, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo Media Luna

22º37'36'' N

78º41'35'' W

25

junio 8, 2001

AGRRA-IdO

Cresta CARICOMP

22º33'45'' N

78º26'35'' W

26

junio 8, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente CARICOMP

22º33'49'' N

78º26'40'' W

27

junio 7, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo Coco E

22º32'25'' N

78º20'59'' W

28

junio 7, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Cayo Coco E

22º32'28'' N

78º20'13'' W

29

junio 2, 2001

AGRRA-IdO

Cresta E Paredón Grande

22º28'57'' N

78º07'38'' W

30

junio 2, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo Antón Chico

22º25'30'' N

78º02'27'' W

31

junio 2, 2001

AGRRA-IdO

Cresta W Mégano Grande

22º22'19'' N

77º56'13'' W

32

junio 3, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo Confites

22º10'37'' N

77º39'10'' W

33

junio 3, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Cayo Confites

22º10'40'' N

77º39'03'' W

34

junio 3, 2001

AGRRA-IdO

Cresta W Cayo Romano

22º01'29'' N

77º36'09'' W

35

junio 3, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Cayo Romano

22º01'35'' N

77º36'02'' W

36

junio 4, 2001

AGRRA-IdO

Cresta E Cayo Romano

21º55'46'' N

77º32'22'' W

37

junio 4, 2001

AGRRA-IdO

Cresta Cayo Guajaba

21º50'45'' N

77º27'56'' W

38

junio 4, 2001

AGRRA-IdO

Pendiente Cayo Guajaba

21º50'45'' N

77º27'56'' W

Para la ubicación previa de los perfiles de trabajo se consideraron las áreas ecológicamente sensibles de los cayos (CUB/92/G31, 1997), propuestas como protegidas: Cayo Cruz del Padre, Cayo Fragoso, Caimanes de Santa María, Cayo Guillermo, Cayo Coco y Cayo Sabinal, y se situaron además algunos sitios intercalados entre éstas.(Cayo Bahía de Cádiz, Cayo Verde, Cayo Arbolito, Cayo La Vela, Cayo Pajonal, Cayo Borracho, Cayo Media Luna, Cayo Paredón Grande, Cayo Antón, Cayo Mégano, Cayo Confites, Cayo Romano y Cayo Guajaba.


Los muestreos, tanto de los indicadores macrobentónicos como de las comunidades de peces, se realizaron según la metodología propuesta por AGRAA (2000) para la caracterización del estado de salud de las comunidades coralinas.
Para la evaluación de las comunidades de peces en cada estación fueron realizados diez transectos de censo visual cuantitativo (30 metros de longitud por 2 de ancho) sobre un conjunto de especies seleccionadas que constituyen las familias más representativas de los principales grupos tróficos del ecosistema, además de media hora de censo visual semicuantitativo por medio de buceo errante, con categorías logarítmicas para obtener un estimado de la abundancia de las especies, así como su riqueza, basada en el esfuerzo como tiempo de censo visual errante. Las categorías son:

  • S (singular: 1 individuo de la especie en la estación de muestreo).

  • P (pocos: de 2 a 10 individuos en la estación).

  • M (muchos: de 11 a 100 individuos en la estación.

  • A (abundante: más de 100 individuos de la especie en la estación).


Figura 1. Mapa del archipiélago Sabana-Camagüey con la red de estaciones de muestreos AGRRA realizados del 24 de Mayo al 10 de Junio de 2001.


Para el establecimiento de la abundancia total en todo el archipiélago se asignaron valores numéricos a estas categorías: S: 1; P: 2; M: 3 y A: 4.

Para el procesamiento primario de los datos fue utilizada una plantilla de Microsoft Excel ® creada por Kramer y Marks (2000) y modificada por Marks, Cantelar y Claro (2001) para los cálculos de las densidades, biomasas y frecuencias por categorías de tallas.

El Anexo 1 contiene una breve descripción de las estaciones estudiadas. En los Anexos 2 y 3 se ofrecen los datos de los muestreos macrobentónicos de las crestas y los arrecifes profundos respectivamente. En los anexos del 4 al 11 están recogidos los datos de los muestreos de las comunidades de peces en las crestas y las pendientes arrecifales.

RESULTADOS


Indicadores macrobentónicos

Crestas arrecifales

El cubrimiento de corales fue semejante en la mayor parte de las estaciones, principalmente hacia la primera mitad del sector estudiado (oeste-centro). Se encontró una leve tendencia al aumento del cubrimiento de coral hacia la zona central del archipiélago, donde se destaca Cayo Borracho (Estación 21) con el valor más alto (Figura 2). La densidad de colonias de corales tiende a aumentar ligeramente en dirección este, donde existe poca fluctuación entre los mayores y menores valores encontrados (Figura 3).

Los valores de diámetro promedio de las colonias de coral encontrados en las estaciones de Cayo Arbolito (Estación 11), Cayo Dattón (Estación 16), Cayo Fragoso (Palo Quemado: Estación 17) y Cayo Borracho (Estación 21), marcan una tendencia suave hacia mayores diámetros en el centro del área estudiada. El valor más alto se observó en la cresta de Cayo Dattón (Estación 16) y el menor en la cresta de Cayo Media Luna (Estación 24). El resto de los valores se encuentran en un margen promedio de 50 cm de diámetro (Figura 4).

En sentido general la riqueza de especies no difiere mucho entre las estaciones de crestas y bajos estudiados. Los menores valores fueron encontrados en las crestas de Cayo Dattón (Estación 16) y Cayo Guajaba (Estación 36), estos se separan en número de dos especies del máximo que correspondió a Cayo Media Luna (Estación 24). El número promedio de especies por transecto osciló entre 2 y 3 para la mayor parte de las estaciones (Figura 5 ).

Existe un sector entre las estaciones de Cayo Verde y Cayo Borracho (estaciones 9, 11, 14, 16, 17, 19 y 21) donde se registran valores mínimos de abundancia de algas carnosas. A partir de este sector se observa una tendencia al aumento de la densidad de macroalgas tanto en dirección oeste como este, pero fundamentalmente hacia el este, donde se destacan con los valores más altos las estaciones de los Cayos Romano (Estación 34) y Guajaba (Estación 36; Figura 6).

El erizo negro Diadema antillarum se puede considerar una especie muy escasa o rara en las zonas bajas estudiadas, del archipiélago. Su abundancia es nula o casi nula en todas las estaciones excepto en las de Cayo Fragoso (Almedina: Estación 19) y Cayo Coco (Flamenco: Estación 25; Figura 7).

El porcentaje de muerte antigua fue moderado (mayormente entre 10 y 40% de la superficie de los corales). No es posible apreciar una tendencia geográfica al respecto en el archipiélago. Los valores más elevados de mortalidad se encontraron en la cresta de Cayo Arbolito (Estación 11), donde el promedio de mortalidad supera el 50% (Figura 8). Resultó muy baja la mortalidad antigua en Cayo Bahía de Cádiz (faro: Estación 7) y Cayo Fragoso (Almedina: Estación 19) y Cayo Romano (Estación 34), donde los valores no alcanzan el 10%. El porcentaje de muerte reciente fue bajo en toda la zona evaluada. Este es inferior al 2% en todas las estaciones salvo en la estación de Cayo Cruz del Padre (faro: Estación 3) donde no obstante solo alcanza algo más del 4,5% (Figura 9).

Los daños más frecuentes a las colonias de coral, encontrados en las crestas fueron:



  • de tipo mecánico, como resultado de la acción de factores físicos naturales tales como ciclones y huracanes.

  • pequeñas zonas blancas sin tejido en Acropora palmata y Diploria strigosa, posiblemente como resultado de la acción de peces y el molusco Coralliophylla abbreviata.

  • la banda negra presente en los corales masivos de los géneros Montastraea y Diploria. Esta última se observó en las crestas de Cayo Bahía de Cádiz (Faro y oeste: Estaciones 5 y 7), Cayo Verde (Estación 9), Cayo La Vela (Estación 13) y Cayo Media Luna (Estación 24); no detectándose en todas las ocasiones por la técnica de muestreo empleada.

La intensidad del reclutamiento de corales pétreos es escasa o nula en todas las estaciones (Figura 10).

Arrecifes profundos


Se observa una tendencia ligera al aumento de la cobertura coralina desde el extremo oeste hacia el centro de la zona estudiada. Del centro al este, esta tendencia decrece pero ya sobre valores más contrastantes. La cobertura coralina solo alcanza valores por encima del 15% en las estaciones de Cayo Pajonal (Estación 15), Cayo Borracho (Estación 22) y Cayo Coco (Flamenco: Estación 26, “Estación Regional de CARICOMP”; Figura 11). La densidad también refleja una tendencia general similar a la del cubrimiento, pero en esta se hace más evidente un incremento del indicador hacia el centro de la zona evaluada. Se destacan las estaciones de Cayo Bahía de Cádiz (Faro: Estación 8) y oeste de Cayo Guajaba (Estación 37) con valores altos fuera de esta tendencia (Figura 12).

El diámetro promedio de los corales fluctúa entre los 20 y 30 cm. Se destaca con más de 40 cm como promedio la estación de Cayo Pajonal (Estación 15; Figura 13).

La riqueza de especies de coral sobresale en las estaciones de Cayo Bahía de Cádiz oeste (Estación 6), Cayo Borracho (Estación 22) y Cayo Guajaba oeste (Estación 37; Figura 14). Se puede observar la misma tendencia descrita anteriormente para otros indicadores, con valores bajos hacia los extremos este y oeste y más altos hacia el centro, destacándose fuera de este marco, Cayo Guajaba oeste (Estación 37) por el alto número de especies detectado.

La abundancia de macroalgas carnosas denota una muy ligera tendencia inversa a las tendencias reflejadas en la densidad, cubrimiento y riqueza de especies de corales. La mayor parte de las estaciones poseen valores por encima de 50 de este indicador, los más significativos se encuentran por encima de 80 y se alcanzan en las estaciones de Cayo Fragoso (Almedina: Estación 20) hacia el centro del área estudiada, y Cayo Romano (Estación 35), Cayo Confites (Estación 33) y Cayo Guajaba este (Estación 39) hacia el oriente del archipiélago (Figura 15).

La densidad de erizo negro Diadema antillarum fue nula en todas las estaciones, salvo en la estación de Cayo Romano (Estación 35) donde se detectó solo un ejemplar (Figura 16).

El porcentaje de muerte antigua no refleja ninguna tendencia geográfica marcada. Los valores superiores se pueden considerar moderados (25 - 30%). Se destacan las estaciones de cayo Bahía de Cádiz oeste (Estación 6) y este de Cayo Coco (Estación 28) por alcanzar valores superiores al 25% de mortalidad antigua. Las estaciones donde se registraron valores mínimos de mortalidad antigua son Cayo Fragoso (Almedina: Estación 20) y este de Cayo Coco (Estación 28), los que no alcanzan el 10% (Figura 17). El índice de mortalidad reciente no supera el 2% en la mayoría de las estaciones, destacándose Cayo Cruz del Padre (Faro: Estación 4) algo por encima de este valor y los Cayos Cruz del Padre oeste (Estación 2) y Coco este (Estación 28) con valores superiores al 7% de muerte reciente (Figura 18).

La presencia de enfermedades es casi nula, solo se encontró palidez o banda negra en 6 estaciones, viéndose afectadas una o dos colonias por estación. Sin embargo, sensos visuales más amplios detectaron mortalidad reciente por la enfermedad plaga blanca, fundamentalmente en Dichocoenia stokesii, en Cayo La Vela (Estación 14), Punta de Palo Quemado, Cayo Fragoso (Estación 18) y en Cayo Confites (Estación 33).

La intensidad del reclutamiento de corales no sigue ninguna tendencia geográfica marcada, la mayor parte de los valores oscilan entre 1 y 2 colonias por m2. Se destaca la estación de Cayo Borracho (Estación 22) por superar los 5 reclutas por m2 (Figura 19).



Comunidades de peces

Crestas arrecifales

En las crestas arrecifales se encontraron cuatro zonas bien diferenciadas con relación a la densidad y la biomasa totales de la ictiofauna. Una primera zona más occidental, comprende desde Cayo Cruz del Padre hasta Cayo Arbolito (incluyendo Cayo Bahía de Cádiz y Cayo Verde; Estaciones 1, 3, 5, 7, 9 y 11), otra central desde Cayo La Vela a Cayo Fragoso, que incluye los cayos Pajonal y Dattón (Estaciones 13, 16, 17 y 19), una centro-oriental desde Cayo Borracho hasta Cayo Antón Chico (que incluye además los cayos Caimanes de Santa María, Cayo Media Luna, Cayo Coco, y Cayo Paredón Grande (Estaciones 21, 23, 24, 25 y 27, 29 y 30), y por último una oriental desde Cayo Mégano Grande hasta Cayo Guajaba, que contiene además a Cayo Confites y Cayo Romano (Estaciones 31, 32, 34 y 36).

Los valores encontrados, tanto de la densidad de todos los peces censados cuantitativamente como de su biomasa total, fueron mayores en la zona central que en las restantes tres zonas, seguida por la zona occidental. En el caso de las zonas centro-oriental (que presentó los valores más bajos) y oriental del archipiélago, las diferencias en cuanto a las densidades son pequeñas, sin embargo, la biomasa total de la última es casi el doble del valor de la centro-oriental (1,92 veces), debido a la presencia de peces con tallas mayores en los censos cuantitativos (Figuras 20 y 21).

Las crestas con las biomasas más altas de carnívoros fueron la del Faro de Cayo Bahía de Cádiz (Estación 7), Cayo Verde (Estación 9) y la de Cayo La Vela (Estación 13), donde los roncos y los pargos alcanzaron las densidades más elevadas. En el primer caso la biomasa de los peces herbívoros es la más baja de todo el archipiélago, con muy pocos ejemplares de loros y de la chopita de cola amarilla Microspathodon chrysurus, mientras en Cayo La Vela (Estación 13) sí estuvieron bien representados tanto los loros como la chopita mencionada. De manera general los carnívoros mostraron densidades más elevadas hacia el occidente.

Las estaciones con mayor riqueza de especies fueron la de Paredón Grande (Estación 29) y la de Cayo Romano (Estación 34), con 58 y 57 especies censadas, respectivamente. En general el número de especies censadas fue moderado o alto (Tabla 5), aunque fue algo menor en las crestas que en las pendientes arrecifales. Las especies predominantes en los censos semicuantitativos (censo visual errante), halladas en todas las estaciones de muestreo y con las mayores abundancias fueron: el cabeza de cotorra (Thalassoma bifasciatum), el píntano mayor (Abudefduf saxatilis), el barbero azul (Acanthurus coeruleus), el cají (Lutjanus apodus) y la chopita prieta (Stegastes fuscus; Tabla 5).

Los valores medios del número de especies encontrados en el complejo de la meseta arrecifal, en el presente muestreo del Archipiélago Sabana-Camagüey, en general son muy semejantes a los hallados por el mismo equipo de trabajo en las crestas arrecifales del Archipiélago de los


Canarreos (plataforma suroccidental de Cuba) en marzo de 2001, lo cual también sucede en las pendientes arrecifales (Tabla 6).

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal