Excavando las entrañas de Lobeira



Descargar 27.69 Kb.
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño27.69 Kb.

Excavando las entrañas de Lobeira


El círculo lítico se encuentra al sur de la cruz de Lobeira. Fue catalogado en 1991 por Caramés, pero salió a la luz pública en los incendios de 2006. // I. Abella

Una semana de duro trabajo de campo y poco más de un mes de investigación en el laboratorio pueden servir para clarificar uno de los numerosos secretos que oculta el monte de Lobeira, en Vilanova de Arousa. Ese es el tiempo que prevén los investigadores que pueden tardar en recopilar, analizar y realizar una valoración de los datos encontrados en este primer estudio en profundidad de lo que se creía un monumento megalítico y que puede ser posterior, probablemente del Medievo. En ese caso, el círculo puede ser una buena piedra de toque para estudiar la cotidianeidad del rural gallego y la función de este tipo de construcciones, menos vistosas que los castillos y fortalezas, pero que son también el reflejo de la vida y del sistema rural gallego de hace cientos de años, y al que el actual le debe gran parte de su valor.


A.GAGO – VILANOVA Lobeira tiene un contenido mágico. Su forma, su altitud, su ubicación y su entorno siempre han sido un atractivo durante todas las épocas, incluida la actual. Por toda su geografía se acumulan restos de otras épocas, como es el caso del círculo lítico que durante toda esta semana ha sido estudiado por un grupo de arqueólogos del CSIC para determinar su datación, pero sobre todo, para identificar qué tipo de relación puede tener con los dos túmulos funerarios que se encuentran a escasos metros.
Seis arqueólogos bajo la batuta de Elías López como director y con el asesoramiento técnico de la profesora de Prehistoria de la Universidad de Vigo, Beatriz Comendador, han comenzado a elaborar un trabajo en profundidad que tiene como objetivo arrojar luz sobre este tipo de construcciones y su origen, un debate que ha resucitado recientemente dentro del mundo de la arqueología. Durante seis días han estado buscando en las entrañas de Lobeira todos esos datos que puedan servir para arrojar luz sobre el descubrimiento que hizo Vicente Caramés en 1991 y que salió a la luz pública tras los incendios de agosto de 2006.
El de Lobeira es uno de los pocos círculos líticos que se conservan, pero a diferencia de lo que se podría pensar, la mayor parte de ellos están datados por los expertos en la etapa medieval, una época a la que el de Vilanova podría no ser ajeno.
Lo que sorprende es su proximidad y alienación con los túmulos que se encuentran en las inmediaciones, datados en 4.500 y 2.000 antes de Cristo, algo que ocurre en otro círculo lítico muy estudiado, como es el de A Mourela, en As Pontes. Esos vínculos entre la Edad Media y la Prehistoria son lo que sorprende a muchos arqueólogos y lo que están tratando de determinar.
Posterior a los túmulos
Las primeras prospecciones realizadas por los arqueólogos indican que el círculo lítico es posterior a los túmulos, aunque la etapa en la que se construyó deberá determinarse en el trabajo de laboratorio que les espera. El círculo lítico posee una cimentación mucho más débil que los túmulos, por lo que se sospecha que podría ser de otra etapa, muy probablemente la medieval. Sin embargo, su forma y su ubicación si que puede resultar materia interesante para su estudio y en ello se va a centrar el trabajo de laboratorio cuando finalicen mañana con el que se está haciendo sobre el terreno. Se han recogido muestras del sustrato para poder analizar su composición química, algo que permitiría demostrar si el círculo se utilizaba como almacén de grano o como establo para animales. Además las pruebas realizadas con el gradiómetro han permitido descubrir la presencia de un antiguo camino, utilizado hasta no hace mucho tiempo, y la presencia de otra posible edificación, de forma rectangular, en las inmediaciones.
El hecho de que el círculo lítico no corresponda a la etapa del neolítico no resta importancia a esta construcción para los investigadores. Estos monumentos apenas se han estudiado como parte del proceso de población del rural en Galicia, como parte de la cotidianeidad de una etapa que acabaría marcando el desarrollo del campo gallego tal y como se conoce en estos momentos.
Los trabajos siempre se han centrado en otro tipo de construcciones más llamativas, como los castillos o fortalezas medievales, pero el sistema rural gallego es un gran desconocido al que este tipo de actuaciones pueden beneficiar para su conocimiento “ya que si no fuese por estos restos, no existirían apenas noticias”, indica Patricia Mañana, una de los seis arqueólogos que llevan más de una semana excavando en Lobeira. Los trabajos también han servido para sacar a la luz algún material de la época en la que fue construido el círculo lítico, especialmente fragmentos de cerámica.
Testimonios orales
Además de las excavaciones, los investigadores, a través de los comuneros están tratando de recopilar datos sobre la presencia del círculo lítico en Lobeira a través de la recopilación oral. Así, están buscando gente mayor que pueda tener recuerdos del mismo para ver si todavía se empleaba a mediados del siglo XX.
No en vano, el camino descubierto durante los trabajos estaba abierto hasta hace poco tiempo y en fotografías aéreas de los años 50 es reconocible, además de que la zona que ocupan tanto el círculo como los túmulos estaba dedicada a la producción de cereal, por tratarse de un terreno muy fértil.
El trabajo de las excavaciones de Lobeira pasará el martes al laboratorio, donde durante un mes el equipo de trabajo del CSIC tratará de sacar las conclusiones sobre el origen de este círculo lítico. Todas ellas se harán públicas en revistas especializadas para aportar los descubrimientos al escaso conocimiento que se tiene de los círculos líticos.
Comuneros
Para el estudio que realizan los investigadores del CSIC ha sido necesaria la colaboración fundamental de la comunidad de montes de András, una entidad que, desde hace años, ha mostrado una especial sensibilidad hacia la protección de Monte Lobeira y de sus riquezas. Los comuneros se han encargado de limpiar la zona de maleza, permitiendo a los arqueólogos trabajar sin ningún tipo de problema y han mostrado desde el inicio toda su colaboración.
Con el objetivo de revalorizar el monte, no se descarta que la actual ruta de senderismo se extienda también al círculo lítico, recuperando el antiguo camino e instalando paneles informativos que expliquen el significado que puede tener esta zona.
En la actualidad, la senda arranca en las inmediaciones de la iglesia parroquial de András para acercarse al Faro das Lúas.
Desde ahí, se dirige hasta el punto más alto del monte, la cruz de Lobeira, a la cual rodea para que el paseante pueda tener alguna de las mejores imágenes de la ría de Arousa.

Fuente: El Faro de Vigo


El círculo lítico de Lobeira despierta gran interés de los arqueólogos del CSIC


  • Publicado por Aníbal Clemente Cristóbal el octubre 29, 2010 a las 1:24pm


Un grupo de expertos comenzó ayer a recoger datos sobre el terreno para establecer los orígenes del yacimiento



A. G. - VILANOVA Se trata de uno de los secretos más importantes de Monte Lobeira, en Vilanova de Arousa, del que se desconoce prácticamente todo. Por este motivo, un equipo de arqueólogos del Laboratorio de Patrimonio del CSIC comenzó ayer una serie de trabajos en el círculo lítico y en dos túmulos (monumentos funerarios) que se encuentran muy próximos. El objetivo principal de los trabajos iniciados ayer es determinar el contexto cronológico y cultural del círculo lítico, descubierto a raíz de los incendios que arrasaron monte Lobeira en agosto de 2006. De hecho se trata de uno de los pocos monumentos de estas características que se conservan intactos en Galicia, junto al localizado en la zona de A Mourela, aunque este último está datado en la época medieval.
Los trabajos, que están dirigidos por el arqueólogo del CSIC Elías López-Romero y cuentan con la asesoría de Beatriz Comendador, de la Universidad de Vigo, y de la comunidad de montes de András, está previsto que duren dos semanas.
Durante estos quince días, el equipo tiene previsto realizar una prospección magnética del subsuelo en el yacimiento arqueológico, algo que va a permitir apreciar, a través de las ondas emitidas por un aparato y traducidas en imágenes, posibles estructuras, como muros o fosas, que no pueden ser apreciables desde la superficie.

Sondeos

También está previsto realizar una pequeña excavación arqueológica en el yacimiento por medio de sondeos. Este trabajo tiene como objetivo observar la relación del círculo lítico con el túmulo más próximo (estudio estratigráfico) y obtener elementos que permitan aproximarse a su cronología (estudio de materiales y dataciones por carbono 14 entre otras).


La última parte de los trabajos arqueológicos consta de un estudio geográfico y de documentación de todo el entorno en el que se ubica el conjunto. En estas acciones se van a emplear programas informáticos de análisis geográfico y se contará con tecnologías avanzadas en el estudio del patrimonio, como es el caso de un escáner láser 3D.
Los monumentos megalíticos son uno de los rasgos que define a esta pequeña elevación de 289 metros de altitud, ya que la presencia de túmulos, de la época Neolítica, se une la presencia de uno de los escasos ejemplos de círculos líticos que existen en Galicia.

Época

El círculo, que se encuentra en una llanura situada al pie del monte, tiene unos 18 metros de diámetro y parece conformado por una única hilera de piedras irregulares de mediano y gran tamaño. Se desconoce la época en la que fue construido, de ahí que estos trabajos pretendan establecer si es prehistórico, como buena parte de los monumentos megalíticos de este tipo que se han intervenido en Europa, o de una época más reciente, como el caso de otro detectado en Galicia.



Comunidad de montes

Este monumento se encuentra en terrenos de la comunidad de montes de András, que siempre ha sido una institución muy sensible a la hora de potenciar el estudio de los principales secretos que oculta monte Lobeira.
De hecho, como ejemplo está la investigación impulsada por los propios comuneros para destapar los restos de la antigua fortaleza, que todavía corona el monte, y bajo la que se sospecha que existen los restos de un importante castro celta.
Vía: www.farodevigo.es

Círculos líticos da Mourela en As Pontes (A Coruña)

Círculos líticos da Mourela en As Pontes (A Coruña)

De este lugar solo nos queda el recuerdo y un par de fotografías, la barbarie del pueblo Occidental romanizado ha destruido unos monumentos de la época Megalítica Gallega. La negligencia de los neobárbaros del siglo XX ha acabado con dos círculos líticos de la cultura Celta (Ojo no confundir con celtíbera , que es el resultado del cruce entre Iberos y celtas) que se dató posteriormente como de unos 1500 años antes de Cristo. Casi nada. La destrucción de estos círculos no fue un acontecimiento de causa mayor sino que se utilizaron las piedras como un morrillo para una carretera próxima. Pero de esto hace unos 25 o 30 años a día de hoy (2002)y esperamos que nunca más vuelva a pasar.


Los círculos en si eran dos:
El primer círculo se llamaba “círculo menor da Mourela”; medía entre unos 7-8 metros de diámetro y se encontraba como no en una explanada que culminaba una colina.
Estudios posteriores han demostrado que los druidas lo utilizaban para rituales casi diarios, pues podría tratarse de una reproducción en piedra del círculo de la medicina celta.
El segundo círculo se llama “círculo maior da Mourela”; este era el doble de su “hermano pequeño”, sobre unos 14 o 15 metros de diámetro, quizá mas. Se dice que en este circulo se apareció “A Santa Compaña”. En realidad era otra obra celta creada en la misma época que el anterior citado. Se utilizaba para rituales clave como la celebración de las 8 fiestas principales celtas (Yule, Imbloc, Ostara, Beltane, Coamhain, Lughnasadh, Herfest y Samhain) así como lugar de culto y ofrendas a dioses aunque muchos coinciden en que los dos círculos participaban dentro del mismo ritual.

Por Xeol "O Artabro"

Los arqueólogos hallan un círculo lítico milenario que se creía destruido

El Laboratorio de Investigaciones Arqueológicas (LIA) de As Pontes, impulsado por el Ayuntamiento, busca un círculo de piedras construido por el hombre hace entre 4.000 y 5.000 años, catalogado por Federico Maciñeira a principios del siglo XX y que se daba por destruido y desaparecido. Las excavaciones, las primeras, por cierto, que se realizan en territorio de As Pontes en la última década, están dando buenos resultados pues han sacado a la luz el perímetro del antiguo anillo lítico en el yacimiento de A Mourela, muy conocido en el ámbito de la arqueología, según fuentes consultadas. Conocido, pero nunca explorado, fundamentalmente porque, como se apuntó, se daba por desaparecido.


Sin embargo, las exploraciones impulsadas por el Concello pontés han demostrado que el círculo lítico catalogado por Maciñeira sigue allí, en una zona ocupada por una torreta de alta tensión y por el polígono industrial de Os Airíos. Y pronto sucumbirá bajo las obras de construcción de un nuevo tramo de la autovía de Vilalba, el que unirá As Pontes con Cabreiros, según consta en el proyecto de trazado.
Bajo toneladas de asfalto y tierra quedará enterrada una estructura considerada única en Galicia por sus enormes dimensiones -21 metros de diámetro- como lo es también el yacimiento de A Mourela, por su singularidad, en el que se asienta el círculo lítico.

Dos túmulos


Fuentes del LIA explicaron que el anillo se encuentra dentro de una necrópolis de la que forman parte también dos túmulos, cubiertos totalmente por la maleza y el arbolado y que son algunos de los más grandes de As Pontes, según los investigadores.
La excavación de Os Airíos arrancó hace ya varias semanas y oficialmente concluirá dentro de veinte días.

La Voz de Galicia (edición de Ferrol, 04-09-05)

Política Territorial presiona para que la autovía avance sobre un yacimiento
As Pontes
El informe ambiental del proyecto obvia los restos pese a que fueron catalogados
Los arqueólogos reclaman más tiempo para investigar el círculo lítico de A Mourela

La Consellería de Política Territorial presiona a la Dirección Xeral de Patrimonio (Consellería de Cultura) para que permita a la empresa constructora del tramo de autovía entre As Pontes y Cabreiros comenzar ya las obras en la zona de A Mourela, donde los arqueólogos han hallado un círculo lítico único en Galicia, construido hace cinco mil años y catalogado a principios del siglo XX por Federico Maciñeira.

Las presiones políticas parece que surtirán efecto pronto, pues fuentes municipales avanzaron que Patrimonio está a punto de tomar la decisión de sacrificar el yacimiento, compuesto por cinco túmulos y dos anillos líticos, para que avance la autovía. La construcción del tramo a Cabreiros arrancó a finales de noviembre, pero en zonas libres de restos arqueológicos.

Oficialmente, Política Territorial ,sólo dice que la entrada de las máquinas de obra en el área de las excavaciones de A Mourela solamente depende del informe de Patrimonio. Mientras, este departamento de la Consellería de Cultura replica que está a la espera de otro informe, éste del equipo que llevó a cabo las investigaciones en el círculo lítico. Jacobo Vaquero es el arqueólogo responsable de esos trabajos y dice que ha enviado varios documentos a Patrimonio en los que detalla que el hallazgo es «importantísimo y que no se encontrará otro así en Galicia». «Destruir eso ahora sería una burrada», subraya Vaquero, quien aspira a completar los trabajos de excavación iniciados en agosto e interrumpidos en octubre a causa de la lluvia.

Ahora, el arqueólogo aguarda instrucciones de Patrimonio para saber si continúa o no excavando. Él considera que serían precisos tres meses más de trabajos para completar las investigaciones y descubrir todo lo que está escondido bajo la tierra. Después, Vaquero admitiría que continuasen las obras del tramo de autovía, pues ya es demasiado tarde para cambiar su rumbo.

Pero, ¿cómo es posible que se trazase una autovía sobre un yacimiento arqueológico? El experto explica que en los últimos años se negó la existencia del círculo lítico de A Mourela. A pesar de que fue catalogado por Maciñeira y sus conclusiones, publicadas en 1929 en la revista Seminario de Estudios Galegos y de que aparece también en el catálogo de yacimientos arqueológicos del Concello de As Pontes elaborado en 1993 y que obra en poder de la Dirección Xeral de Patrimonio.

Pese a estos datos, el informe de impacto ambiental del proyecto de autovía, elaborado en el 2002, establece que en A Mourela ya no existe tal yacimiento. En abril del 2003, el propio Vaquero advierte de que en la zona sí existen restos arqueológicos, de lo cual se hace eco el servicio de Patrimonio que elabora un informe que confirma que la autovía pasará sobre el yacimiento de Maciñeira y reclama una excavación. Se hace entre el 9 de agosto y el 17 de octubre del 2005 y sale a la luz un espacio de 1.400 metros cuadrados con material arqueológico, fragmentos de cuarcita, fosas, lo que podría ser una entrada y bancales de piedra que conformaban un anillo de 35 metros de diámetro.

Vaquero explica que una estructura de ese tipo es posible hallarla en Irlanda, Francia e Inglaterra. En Galicia, no existe otra igual. «Sería una excepcional pérdida para la ciencia», en palabras del arqueólogo.






CIRCULO LITICO DE O FREIXO


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal