Factores que influyen en el abandono escolar de estudiantes de preparatoria: sultepec y san sim



Descargar 330.77 Kb.
Página3/15
Fecha de conversión22.09.2017
Tamaño330.77 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

PARTE I

MARCO TEÓRICO



CAPITULO I. EDUCACIÓN



  • 1.1 Educación

  • 1.2 Educación en México

  • 1.3 Política educativa

  • 1.4 Estadísticas de Nivel educativo en México

  • 1.5 Reforma Educativa en México

  • 1.6 Educación Básica en México

  • 1.7 Educación en Competencias

  • 1.8 ¿Qué es el Nivel Medio superior?

  • 1.9 Composición de la Educación Media Superior en México

  • 1.10 Finalidad de la Educación Media Superior

  • 1.11 Obligatoriedad de la Educación Media Superior

CAPITULO I. EDUCACIÓN

1.1 Educación

Donde hay educación no hay distinción de clases” (Confucio)


La educación es un fenómeno que nos concierne a todos desde que nacemos. Los primeros cuidados maternos, las relaciones sociales que se producen en el seno familiar o con los grupos de amigos, la asistencia a la escuela, etc., son experiencias educativas, entre otras muchas, que van configurado de alguna forma concreta nuestro modo de ser, (García, 1987), es por este motivo por el que resulta familiar hablar de educación. Incluso, a veces, las personas creen que entienden de educación, y no dudan en dar su opinión sobre aspectos relacionados con la misma, apoyándose en sus vivencias como escolares. Pero si nos alejamos de estas posiciones intuitivas respecto al fenómeno educativo y profundizamos en su verdadero significado, se comprueba de su complejidad.
La educación es un tema de gran importancia que todo ser humano conoce y que ha vivido porque es indispensable para el desarrollo de cualquier persona, para poder desempeñar una función ante la sociedad, por estos motivos se usa con frecuencia el termino educación para otorgar significado a diversos acontecimientos cotidianos que se relacionan con lo educativo, tal como indican (García Carrasco y García del Dujo, 1996), es importante mencionar que hay un conjunto de conceptos que se relacionan con él, tales como aprendizaje, habilidades, enseñanza condicionamiento, adoctrinamiento, entre otros, poseen precisión terminológica, debido a la diversidad de aspectos que conforman el fenómeno educativo, y que de alguna manera desarrollan la capacidad intelectual, moral y afectiva de las personas dependiendo del entorno cultural que se desenvuelvan.

La educación produce beneficios por encima de los que el hombre natural ya tiene, el gran beneficio de la educación es hacer a los hombre libres, como dioses, porque conocen la verdad, la diferencia entre el bien y el mal y potencia su capacidad para decidir entre el conocimiento y la ignorancia, entre lo justo y lo injusto, entre el ser y la nada, entre lo ingenuo y la crítico. Cómo educar al hombre es el problema fundamental. Algunos prefieren decir que para educar al hombre mejor es la censura, la crítica y la disciplina que la alabanza. En cambio otros, como el antiguo Homero, piensan lo contrario. Los hombres necesitan para su educación la alabanza, el estímulo y el apoyo, en lugar de la censura y la disciplina dura (Rousseau, 1999).


Sarramona (2000), la educación consiste en creación y desarrollo evolutivo e histórico de sentido de vida y capacidad de aprovechamiento de todo el trabajo con el que el hombre se esfuerza y al cual se dedica, durante los años de su vida, de manera individual y colectiva; bien bajo su propia administración o bajo la dirección de otros, de organizaciones públicas, privadas o bajo la administración del Estado. Son muchos los beneficios que el hombre obtiene de su trabajo para el mantenimiento material de la vida, para proporcionarse seguridad económica, física, psicológica y social; para integrase a otros y sentirse parte de la comunidad que se ocupa de la vida y del adelanto material, artístico, científico, tecnológico; para la construcción de su estima y autoconcepto, y para poner a prueba sus capacidades cognitivas, físicas, emocionales, intelectuales, informativas y sociales, y al final, para realizarse a plenitud en lo mejor de sus años.

1.2 Educación en México

En México, la educación se encuentra en un estado grave, ya que el sistema está fallando a las niñas, niños y jóvenes del país al no garantizar su derecho a la educación gratuita, laica, obligatoria, universal y sobre todo: de calidad. Es compromiso de cada uno de los alumnos, maestros, padres de familia, autoridades que asuman la responsabilidad como actores de la comunidad educativa (UNICEF, 2015), para que el país tenga avances favorables, ante la educación.


El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) se estableció en 2002 como respuesta a las crecientes demandas sociales para crear un organismo independiente que llevara a cabo evaluaciones confiables del sistema educativo mexicano (INEE, 2006). Desde su creación, el INEE ha estado recopilando datos sobre el desempeño de los alumnos e informando sobre los indicadores básicos, tales como los índices de cobertura, eficiencia terminal, deserción y reprobación.
En 2008, el gobierno mexicano y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) suscribieron la Alianza por la Calidad de la Educación, que instauró el marco para una serie de esfuerzos con miras a una reforma educativa diseñada para mejorar la calidad de la educación básica. El gobierno de México solicitó la asesoría de la OCDE para los pilares fundamentales de este marco, en cuanto a cuáles cambios de política en México podría considerar dada la experiencia de otros países y cómo diseñar e implementar eficazmente las reformas de política educativa, teniendo en cuenta las condiciones, restricciones y oportunidades locales. Entre 2008 y 2010, expertos invitados y oficiales de la OCDE redactaron varios informes analíticos y documentos de trabajo, y llevaron a cabo talleres internacionales, seminarios, reuniones, visitas de revisión y consultas con expertos y partes interesadas en México y en el mundo. Los hallazgos del trabajo de la OCDE fueron presentados en dos informes: Mejorar las escuelas: Estrategias para la acción en México (OCDE, 2010) y Establecimiento de un marco para la evaluación e incentivos docentes: Consideraciones para México (OCDE, 2011).
No obstante, aún persisten retos importantes en la educación. La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE, 2007) señala que todavía hay un número importante de niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años que no asisten a la escuela (cerca de 1.7 millones de niños y 1.4 millones de niñas). Se estima que de la población de seis a once años, a nivel nacional, aún no asiste a la escuela entre 1 y 2% por motivos de trabajo agrícola, esto se da en las familias de escasos recursos donde los niños prefieren ir a trabajar para poder comer algo en el día que ir a la escuela o debido a impedimentos físicos, porque pueden padecer alguna enfermedad y esto impide que los niños no asistan a la escuela.
El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP, 2013), sostuvo que la baja calidad de la educación en México ha sido un obstáculo para el crecimiento y el desarrollo, inhibiendo la posibilidad de reducir los niveles de desigualdad y pobreza, lo cual se considera que es una realidad que sigue vigente hasta la actualidad, a pesar de que se implementen nuevas reformas; estas no son dirigidas a establecer un sistema educativo que solucione problemas de raíz como lo son la corrupción, la falta de transparencia, el respeto y la falta de valores.
La Secretaría de Educación Pública, (SEP, 2008) tiene como propósito esencial crear condiciones que permitan asegurar el acceso de todos los ciudadanos a una educación de calidad, en el nivel y modalidad que la requieran y en el lugar donde la demanden.
En nuestro país la educación básica comprende la educación preescolar, primaria y secundaria. Preescolar: Atiende a niños de 3, 4 y 5 años de edad, es impartida generalmente en tres grados, no es un nivel obligatorio y para matricularse en el segundo o tercer grado no es necesario que se hayan cursado los anteriores. La mayor parte de los niños que entran a la primaria han cursado por lo menos un grado preescolar, su objetivo es impulsar la creatividad y habilidades de los niños. En el nivel primaria, es obligatoria y es impartida en seis grados, a partir de los 6 años, es fundamental para cursar la educación secundaria. Por último, la Secundaria: La educación secundaria es obligatoria y se proporciona en tres años a quienes han concluido la primaria. La secundaria es necesaria para continuar con estudios medios profesionales o medios superiores.
Ahora bien, partiendo de la educación básica, sigue la educación Media Superior, donde se le conoce como bachillerato o preparatoria y se cursa en un periodo de tres años, divididos generalmente en semestres. Para ingresar a este nivel es necesario contar con el certificado de la secundaria y regularmente se debe presentar también un examen de admisión. Educación Superior es posterior al bachillerato y se distingue en estudios de grado y posgrado, y su objetivo es formar profesionales. La mayor parte de las universidades públicas son autónomas de los gobiernos federal y estatal.

Por ello es importante saber las estadísticas de educación en México que a continuación se explican.


Las reformas curriculares implican que los maestros adquieran nuevos aprendizajes y una nueva forma de concebir (concepciones) la construcción del conocimiento y el proceso de enseñanza-aprendizaje. Estas condiciones, en teoría, llevarán a una nueva forma de trabajo en el aula e implicarán modificaciones en los pensamientos y creencias acerca de la educación y sobre su rol en esta actividad. Estos cambios requieren de tiempo para que se consoliden, situación contraria a lo que requiere la reforma: implementación inmediata (Ezpeleta, 2004).

La formación continua en México es un ámbito que tiene una historia relativamente reciente; su surgimiento como esfera especializada de Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, política se asocia también al Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica a que se ha hecho referencia antes. Esta política, surgida para abordar el problema de la calidad educativa a inicios de los años noventa del siglo pasado, reconocía la urgencia de iniciar una estrategia masiva de actualización para todos los maestros en servicio, con o sin formación inicial. Por una parte, se requería subsanar los problemas formativos detectados, como el bajo dominio de los contenidos de enseñanza; por otra parte, fomentar el desarrollo intelectual de los docentes, su capacidad para aprender y para lograr la transferencia de estos aprendizajes a las prácticas en el aula (Martínez, 2008).


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal