Forma Los adverbios no tienen unidad morfológica; por lo tanto, los hay con formas simples



Descargar 23.01 Kb.
Fecha de conversión27.12.2017
Tamaño23.01 Kb.
EL ADVERBIO
Adverbio es la parte de la palabra que complementa, modifica, define y precisa el significado del verbo, del adjetivo, de otro adverbio o de una oración completa.
Carecen de morfemas de concordancia con otros elementos de la oración.

Ejemplo: Luisa está mal. Los niños están mal educados.
En cuanto a su estructura, no tienen unidad morfológica, la función de adverbio puede desempeñarla una palabra simple, una compuesta, una frase o una oración.

Ejemplo: Iré a verte mañana. Habla más despacio. Nos quedamos a oscuras. Te visitaremos cuando vayamos a Granada.
Forma
Los adverbios no tienen unidad morfológica; por lo tanto, los hay con formas simples: hoy, mañana; con formas compuestas: anteayer; e incluso con formas complejas, como las locuciones adverbiales: a lo grande, de vez en cuando.
El adjetivo adverbializado es también un adverbio: bajo, alto, oscuro, rápido; también se adverbializa con sufijos como -mente, que se forma así: si el adjetivo tiene dos terminaciones se utiliza la forma femenina: buena/buenamente, loca/locamente; si el adjetivo sólo tiene una terminación, se añade el sufijo -mente: atrozmente, felizmente.
Muchos adverbios tienen la posibilidad de admitir morfemas de sufijación para formar aumentativos, diminutivos o superlativos.

Ejemplo:

Aumentativos: lejotes, arribota.

Diminutivos: despacito, cerquita, ahorita, lueguito, poquito, prontito, tempranito.

Superlativos: cerquísima, lejísimos, prontísimo, tardísimo, poquísimo, muchísimo, tempranísimo.
Igualmente, algunos adverbios admiten la gradación, característica de los adjetivos, por medio de la anteposición de cuantificadores (más, menos, mucho, poco, muy)

Ejemplo: Mucho mejor. Poco antes. Muy abajo. Más cerca.
Función
Según la gramática tradicional, el adverbio es un modificador del verbo, de un adjetivo o de otro adverbio.

Ejemplo:

Juan estudia bastante (bastante modifica al verbo).

Él es bastante torpe (modifica al adjetivo).

Lo hizo bastante bien (bastante modifica al adverbio bien).


También pueden ejercer por sí mismos el valor de oración, con significado completo.

Ejemplo:

¿Vendrás a casa esta tarde? 'Sí'.

¿Saldrás hoy? 'Probablemente'.

Equivale a: Sí, iré a tu casa esta tarde, y Probablemente saldré hoy.


A veces el adverbio afecta a toda la oración, utilizado como recurso lingüístico por el hablante.

Ejemplo: Increíblemente, Carmen vino.
También pueden desempeñar función de nexos o conectores entre oraciones.

Ejemplo: Lo harás 'como' yo quiera. Iré 'cuando' pueda.
Significación
Los adverbios se pueden clasificar tradicionalmente en varios grupos, en cuanto a sus valores léxico-semántico (significativo).
Adverbio de tiempo (¿Cuàndo?): indican cuando se realiza la acción. Algunos de ellos son: luego, ahora, antes, después, ayer, hoy, mañana, entonces, tarde, etc…
Haré mi tarea después de comer.

Ayer fui al cine.
Adverbio de lugar o demostrativos (¿Dónde?): expresan el lugar en donde se realiza la acción. Entre ellos se encuentran: cerca, lejos, aquí, allí, arriba, abajo, fuera, alrededor, allá, ahí.
Aquí vivimos
Adverbio de modo: expresan la manera como se realiza la acción. Algunos de ellos son: Bien, mal, así, despacio, deprisa, aprisa, gratis… Y la mayoría de los terminados en -ente: lentamente, rápidamente, felizmente.
Hiciste bien la tarea.

Debes caminar despacio para que no te caigas.


Gran parte de los adverbios de modo están formados a partir del femenino del adjetivo, al que se le añade el sufijo -mente. Provienen de un ablativo absoluto: Fríamente, 'con la mente fría'; calurosamente, 'con la mente calurosa'; generosamente, 'con la mente generosa'. Otros adverbios de modo están constituidos por la misma forma del adjetivo en singular. Alto, claro, firme: Habla 'claro'.
Adverbio de cantidad e intensidad: Los adverbios de cantidad expresan modificaciones cuantitativas y presentan igual forma que los pronombres indefinidos y numerales, excepto los apócopes muy y tan. Los adverbios de cantidad se clasifican en:


  • adverbios de tipo gradativo: poco, mucho, bastante, algo, demasiado;




  • intensivos: más, menos, tanto;




  • múltiplos: doble, triple; partitivos: medio.

Los adverbios de intensidad expresan el grado de intensidad con que se realiza la acción.


Los adverbios de afirmación, negación y duda modifican a toda la oración con sentido completo.
Adverbio de afirmación: sí, también, ciertamente, claro, desde luego, en efecto, asimismo.
Adverbio de negación: no, nunca, jamás, tampoco.
Adverbio de duda: acaso, quizás, tal vez, probablemente.

Adverbios relativos: Los adverbios relativos e interrogativos se refieren a un antecedente. Pueden ejercer una doble función, igual que los pronombres relativos. Introducen oraciones subordinadas y desempeñan una función sintáctica. Los hay de lugar, donde, adonde: Ésa era la calle 'donde' vivía; de tiempo, como y cuando: Llámame el lunes, 'cuando' vayas a venir; de modo, como: Duerme destapado, 'como' le apetece.
Adverbios interrogativos: los adverbios interrogativos sirven para preguntar por una circunstancia; son tónicos, llevan tilde y exigen una respuesta. Algunos son: cuándo, dónde, cómo, cuánto, qué.
¿'Dónde' estabas ayer? - En el museo.

¿'Cuándo' vendrás? - Mañana.



¿'Cómo' estás? - Bien.
Adverbios de orden: están relacionados con los numerales ordinales y sirven para expresar series, primero o primeramente, último o últimamente, sucesivamente, alternativamente, finalmente.
Primero trabajó, finalmente descansó.
Locuciones adverbiales
La locución adverbial es, según el Diccionario de la Real Academia Española, la “combinación estable de dos o más palabras que funciona como elemento oracional como [adverbio] y cuyo sentido unitario no se justifica siempre como suma del significado normal de los componentes.”
Las locuciones o frases adverbiales son una serie de formas lingüísticas múltiples que han quedado en el uso de la lengua como expresiones fijas y que adquieren la función y valor del adverbio: a escondidas, a hurtadillas, a ciegas.
Están compuestas por una preposición unida a sustantivos, adverbios o adjetivos: Enfrente, encima, despacio, debajo, acaso, adentro. Si se consideran estas unidades como adverbios, no hay ninguna razón fundada para no aceptar otros grupos análogos separados gráficamente: A oscuras, de pronto, a duras penas, de frente, de súbito, por fuera, a bulto, a tientas, a regañadientes, debajo de, delante de, so pena, so pretexto, so capa, en secreto, en particular.
Locución adverbial = Preposición + Sustantivo o Adjetivo o Adverbio
La locución adverbial o frase adverbial tiene una función modificadora dentro la oración, y se trata como entidad singular. Aunque consiste en multiples palabras, la locución tiene un sentido y significado estable.

Ejemplos:

a fuerzas

a pesar de

de cerca

en cuanto

desde luego

como si nada


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal