Foto de la portada: Publicaciones del Banco de Venezuela /Banco Santander Central Hispano (2003) lobatera



Descargar 0.91 Mb.
Página1/17
Fecha de conversión17.12.2017
Tamaño0.91 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17








Foto de la portada: Publicaciones del Banco de Venezuela /Banco Santander Central Hispano (2003)



LOBATERA

Samir A. Sánchez E

Cronista Oficial de Lobatera




Número 2

Colección Veracruz

LOBATERA



Samir A. Sánchez E


Cronista Oficial de Lobatera





Depósito Legal:

ISBN: 84-7632-921-0


Depósito Legal: PM-404-2005
Ediciones de la Fundació Càtedra Iberoamericana
Cra de Valldemossa, Km 7.5
07122 Palma de Mallorca
© Fundació Càtedra Iberoamericana

Textos y recopilación documental: Dr. Samir A. Sánchez E.

Cronista Oficial de la Ciudad de Lobatera

Diseño y Diagramación: T.S.U. Doris Danil Romero Varela

Coordinación: T.S.U. Franklin Rosales M.

Asistente de la Cámara Municipal de Lobatera





Índice

Lobatera Fvlget (Presentación)

6

Descubra Lobatera a través de su historia

7

Lobatera en el contexto americano

7

Lobatera en el contexto del occidente de Venezuela

7

Lobatera en el contexto del Estado Táchira

7

Mapa Político del Municipio Lobatera

9

Mapa Físico del Municipio Lobatera

9

Generalidades del Municipio Lobatera

9

Principales centro poblados

10

Distribución de las aldeas y caseríos

11

Límites del Municipio Lobatera

12

Zona Fronteriza

13

Gobierno Municipal

14

Relieve

14

Principales elevaciones orográficas

15

Antípodas

15

Sitios homónimos en el mundo

15

Hidrografía

15

Geología

16

Relación de terremotos y movimientos sísmicos

16

Distribución del uso del territorio y la vegetación

17

Flora

18

Árbol y flor emblemática del Municipio Lobatera

18

Actividades económicas

18

Zonas ecológicas

18

Una romería por Lobatera (religiosidad)

19

Calendario civil, religioso y folklórico del Municipio Lobatera

19

Documento de institución de las Ferias y Fiestas de Lobatera

20

Las campanas de la Iglesia de Lobatera

20

Origen de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá de Lobatera

21

Origen de Nuestra Señora de las Mercedes

21

Origen de Santa Rosalía de Palermo de Borotá

22

Comunicaciones

22

Patrimonio cultural del Municipio Lobatera

22

Cartografía Municipal

23

Lobatera y sus rutas de colores (Rutas turísticas)

25

Lugares de esparcimiento y descanso

26

El color de Lobatera

26

Urbanismo

26

Líneas de transporte

26

"La Piedra del Indio", relictus del pasado aborigen

26

Relación de la primera crónica histórica de Lobatera (1561)

27

Algunas voces y expresiones propias del castellano de Lobatera

29

Símbolos Municipales (Heráldica)

29

La Banda Municipal "Sucre", Patrimonio Musical de Lobatera

34

Tradiciones y Leyendas del Municipio Lobatera

38

El Libertador Simón Bolívar en Lobatera (1820)

42

Fragmentos de cantos y estrofas antiguas relacionadas con Lobatera

43

Lobatera, tierra de la panela y el aguamiel

44

Visión de Lobatera por algunos viajeros

45

La Iglesia Parroquial de Lobatera: Patrimonio Monumental del Táchira

51

Anexo: Crónicas Históricas de Lobatera

93

 


Textos y recopilación documental: Dr. Samir A. Sánchez E.

Cronista Oficial de la Ciudad de Lobatera

Diseño y Diagramación: T.S.U. Doris Danil Romero Varela

Coordinación: T.S.U. Franklin Rosales M.

Asistente de la Cámara Municipal de Lobatera

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 


Lobatera fvlget
Tierra antigua y generosa vigilada por montañas que apuntan hacia los cielos en perenne índice de grandeza, esa es Lobatera. Tierra de genuina naturaleza dentro de la cual crecen la flor, el fruto y las almas sobre "la falda del Ande reclinada" –según palabras del poeta- y que extendiende, en silenciosa forja, el pendón de su destino.

Su espacio político-territorial conforma una de las veintinueve municipalidades del Estado Táchira, la "tierra de nuestra heredad" según el significado de las raíces chibchas que conforman la palabra aborigen "Táchira". Los diversos accidente geográficos de su territorio, propios de un municipio andino venezolano, lo hacen un lugar atractivo para el turismo pues posee una variedad de paisajes y de microclimas que van desde las alturas parameras hasta cálidos valles y depresiones desérticas.

La principal actividad económica es la explotación minera del carbón y su procesamiento en coque, siendo uno de los carbones de mayor rendimiento energético a nivel internacional. En la actividad agrícola sobresale la producción de caña de azúcar la cual desde tiempos antiguos es reconocida como una de las mejores cepas del país, en especial la calidad de su derivado la panela (denominada papelón en otras regiones de Venezuela).

Su población se dedica a las labores de la tierra y al desarrollo de pequeñas actividades mercantiles en sus dos centros urbanos: Lobatera y Borotá. La actividad comercial y el encuentro de propios y visitante, se incrementa en el mes del Municipio, septiembre, cuando Borotá (el día 4 de septiembre) y Lobatera (el día 24 de septiembre) celebran sus ferias y fiestas y renuevan su fe católica en honor a sus respectivas patronas: Santa Rosalía de Palermo y Nuestra Señora de las Mercedes.

La relación del lobaterense con su tierra y con su sodad se mantiene de forma indisoluble en el tiempo y en la historia, y así queda reafirmado en el heráldico lema de la capital del Municipio: "Sub umbra gremii tui protege nos / a la sombra de tu regazo, protégenos". Se puede abandonar el tibio calor del regazo natal impulsado por una fuerza extraña, pero el nombre de nuestra tierra, como los claros sones de sus campanas, seguirán trayendo en cada uno de nosotros, con suavidad de ensueño, las más expresivas querencias del espíritu.

De la Plaza Bolívar de esta Lobatera repleta de historia, cuentan que es una de las más bellas de la geografía venezolana. Ella, a la que se accede por una amplia calle tras la Capilla del Humilladero -único testigo de un viejo cementerio que la historia dibujó hace siglos-, abre su perfil de pueblo tachirense de blancas paredes y rojos aleros que prestan su sombra al fatigado caminante. Derroche de sol, de atractivos y patrimonio, la localidad se apiña en torno a la impresionante Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, al tiempo que alza en la plaza de la Chiquinquirá uno de sus hitos indiscutibles: la placa con el acta fundacional de las ferias y fiestas más antiguas de la Nación. Durante el paseo por estas estrechas calles, la iglesia le atraerá insistente desde el centro del pueblo y su imagen parecerá sobresalir en el valle con diferentes formas e impresiones,  Es el pasado, hecho presente y es la constancia más visible de su historia y tradición.

Por ello, para conocerla y quererla, quede la presente publicación como medio de evocación y divulgación de la ingente historia, cultura, tradiciones y geografía de Lobatera y de su Municipio, tierra de fundadores y hacedores de patria, de gente emprendedora que, conservando con orgullo sus raíces aborígenes, españolas y republicanas, construye una Venezuela de futuro y de progreso. Que el trabajo tesonero de sus hijos permita que cada día sea siempre el ahora en que se diga, en palabras de los antiguos: Lobatera Fvlget / ¡Brilla Lobatera más y más!.

 

 



 

Dr. Samir A. Sánchez E.
Cronista de la Ciudad de Lobatera

 

Descubra Lobatera a través de su historia


Lobatera ha sido y es, ante todo, un símbolo en la historia del Táchira. Por consiguiente resulta limitado el espacio de unas pocas fechas esenciales para recoger el relato documentado por los historiadores, de más de mil años en la vida de esta población. Sin embargo, estas fechas corresponden a los momentos destacados de la vida de la ciudad y su territorio municipal. En estas fechas, si se reflexiona con atención, se expresa sobre todo el alternarse de los momentos de auge, de decadencia y de resurgimiento en que consiste la vida de un pueblo que ha sido grande y ha hecho historia para el Táchira y para Venezuela.

120 a 95 millones de años a.C. Era Mesozoica, Cretáceo Inferior: Emergen del fondo marino del mar continental las primeras tierras del Municipio Lobatera representadas por las cimas o picachos de Casa del Padre (2.320 m.); Los Letreros (1.983 m); El Espinito (2.020 m); Serranía del Tablón (1.200 m) y Cerro de La Cumbre y cabeceras de la quebrada de Los Trapiches (1.500 m).

5 000 a.C a 1.000 d.C. Período Meso-Indio y Neo-Indio: Los primeros grupos humanos aborígenes, de filiación Chibcha, llegan procedentes de la cordillera andina colombiana y ocupan por primera vez las tierras altas del Municipio. La última oleada de pueblos aborígenes correspondió a grupos humanos de filiación Caribe provenientes de sur del lago de Maracaibo y quienes ocuparon los valles y las tierras bajas. Se corresponde esta última con la máxima datación de los petroglifos del Valle de Lobatera (área de El Coconito y Zaragoza -La Piedra del Indio-).

15 de agosto de 1558: Los primeros españoles divisan el valle de Lobatera. Integraban el grupo expedicionario del capitán Juan Rodríguez Suárez en su marcha de la fundación de Mérida.

Junio de 1561: Se produce el primer enfrentamiento entre la tribu de los lobateras y el capitán Juan Maldonado, fundador de San Cristóbal. El enfrentamiento se dio en las cabeceras de la quebrada La Molina (actual sitio de Casa del Padre). Aparece por primera vez, en las crónicas, el nombre de "Lobatera", voz en lengua aborigen chibcha cuyo significado preciso se desconoce hasta el momento.

1577: A raíz de la fundación de la ciudad del Espíritu Santo de La Grita por el capitán Francisco de Cáceres (1576), se presenta un problema jurisdiccional, ya que éste extendió los términos de La Grita dentro de los términos de San Cristóbal. Cáceres hace un apuntamiento aborigen en la mesa de Lauría (Mesa de Aura) y tierras de Cacunabeca y pueblo de Lobatera o de Los Corrales). Todo esto en tierras de la Villa de San Cristóbal. Los vecinos de la Villa afectados fueron Luis Sánchez, Hernando Lorenzo Salomón el viejo, Juan Alonso, Alonso Ortiz y otros. En el Auto de Confirmación que ponía fin a las disputas, se le daba a Hernando Lorenzo Salomón: "El repartimiento de Indios llamado Teconequea, enderezando a otro barrio que se dice Loraca, descendiendo a las vertientes del río de Lobatera abajo todo el dicho río abajo a mano derecha, como el dicho vuestro padre los tenía y poseía". Las vertientes del río de Lobatera abajo, hace referencia a la actual quebrada La Molina. Quedaba así conformada la estructura territorial de la actual zona oriental del Municipio Lobatera.

1593: Don Pedro de Torres Vera funda y puebla a Lobatera en el valle del mismo nombre.

29 de septiembre de 1597: El Juez de Medida y Composición de Tierras de la Corona en la Villa de San Cristóbal, Don Juan de Velasco y Vallejo, crea el resguardo indígena de Aborotá y Liribuca cuyos aborígenes principales eran Don Juan Ticurín y Don Juan Yureyure.

1628: En una concesión de tierras dada a Don Francisco de Anguieta, se hace referencia a la primera vía pública que lleva a Lobatera: "pidió una estancia de pan a una y otra banda del camino que va a Lobatera".

1633: El capitán Cristóbal Araque y Ponce de León, recibe del Gobernador de la Provincia de Mérida del Espíritu Santo de La Grita Don Juan Pacheco Maldonado, seis estancias de ganado mayor, cuatro de ellas frente a una quebrada que baja de Aborotá donde tenía hato Juan Romero de Arteaga (actual quebrada La Romera), desde el punto donde se junta con la quebrada de Los Pozos (actual quebrada La Parada) hasta las cumbres y montañas de Peribeca. Estas estancias son el antecedente y esbozo más antiguo de los límites de la actual parroquia Constitución (capital Borotá) del Municipio Lobatera. Las otras dos estancias se correspondían con las tierras occidentales del Municipio, específicamente la aldea La Trampa por cuanto la concesión hace referencia a una estancia en Teura hacia el Paramillo, de una y otra banda de la quebrada El Mulato que baja al valle de Cúcuta, y la otra en el Carrizal por el camino que iba a Teura, hacia el Cerro Gordo.

1634: El capitán Rodrigo Sánchez de Parada, recibe del Gobernador de Mérida Don Juan Pacheco Maldonado, cuatro estancias de ganado mayor en el valle de Chirimía (actual San Pedro del Río), de las angosturas de Lobatera a las angosturas de la sabana de San Juan (actual San Juan de Colón), de una y otra banda del río. Las angosturas de Lobatera comenzaban en el encuentro de la quebrada de Los Pozos con el río Lobatera. Desde esta época, la antigua quebrada de Los Pozos también se conoció como La Parada por el dueño de dichas tierras, Don Rodrigo Sánchez de Parada. Con esta concesión se configura el origen de la jurisdicción municipal de Lobatera en las tierras más occidentales del actual Municipio, las aldeas de Los Trapiches, La Victoria y El Oso. El origen de la jurisdicción de Lobatera sobre las tierras orientales y norteñas y que pertenecieron a ésta hasta la creación de los antiguos distritos Ayacucho y Michelena, se encuentra en la concesión del Gobernador de Mérida, en este mismo año, a Don Francisco Chacón, yerno de Don Pedro de Torres Vera, quien obtuvo la propiedad de las mismas desde la población de Lobatera hasta el río Guaramito, en los siguientes términos: dos estancias de ganado mayor, subiendo por la quebrada Calvagría, que por otro nombre llamaban del Salado, hasta su nacimiento, desde unos corrales (actual sitio donde se levanta la población de Michelena), por todas las tierras que caen sobre la mano izquierda, arcabucos, sabanetas y lagunas hasta la angostura y río que entra en Garamito (actual Guaramito o Guarumito). Con esta última composición de tierras quedaba conformada la extensión de la base territorial y jurisdiccional del pueblo de Lobatera que se concretiza con la creación del Cantón de Lobatera (1811-1835).

1750: El Arzobispado de Santa Fe de Bogotá crea la Viceparroquia Eclesiástica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá de Lobatera y designa como su primer vicario al Presbítero Marcos Gabriel Zambrano.

Junio de 1773: El Arzobispo de Santa Fe de Bogotá crea la Parroquia Eclesiástica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá de Lobatera, siendo su primer Cura Párroco el Presbítero Doctor Manuel Antonio de Nava. En nombre del Rey Carlos III, el Gobernador de Maracaibo y Vicepatrono Real, Don Alonso del Río y Castro, crea la Parroquia de Blancos de Lobatera y designa como primer Alcalde Pedáneo a Don Tomás Rosales. Se le asigna por jurisdicción todas las tierras del noroeste tachirense. Desde la llamada montaña de Táriba, paso de Mochileros, montes de Arcabuco y Raya de La Grita hacia el norte, hasta las márgenes del río Zulia y Grita.

22 de marzo de 1774: El Presbítero Doctor Manuel Antonio de Nava instituye la fiesta patronal en honor a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá y crea las Ferias y Fiestas de Lobatera.

14 de junio de 1781: Lobatera proclama la Revolución de los Comuneros y las tropas lobaterenses ocupan La Grita y San Faustino de los Ríos.

1811: Se crea el Partido Capitular de Lobatera por la Junta Patriótica de Mérida (primera autonomía municipal que duró hasta 1812 cuando el ejército español vuelve a someter el territorio andino.

1820: Lobatera recibe la visita de El Libertador Simón Bolívar y de próceres de la Independencia como el General Rafael Urdaneta, el Mariscal Antonio José de Sucre y el General Ambrosio Plaza.

29 de noviembre de 1831: La Diputación Provincial de Mérida eleva a parroquias civiles el sitio de los Llanos de San Juan, denominándolo San Juan de Lobatera y el sitio de Aborotá denominándolo Constitución (Borotá), en homenaje a la recién promulgada Constitución Nacional de 1830.

20 de abril de 1835: Es creado el Cantón de Lobatera por el Congreso Nacional de la República de Venezuela (segunda y definitiva autonomía municipal) y estuvo conformado por las parroquias de Lobatera (cabecera del Cantón), San Juan de Lobatera (hoy San Juan de Colón) y Constitución (Borotá).

26 de febrero de 1849: Un devastador terremoto, con epicentro en la población de Lobatera, destruye a la capital del Cantón y quedan sepultadas bajo sus ruinas treinta y dos personas. Los sobrevivientes se dividen y los que quedan inician la reconstrucción de la villa, otros emigran hacia los pueblos circunvecinos y otros, liderizados por el Padre José Amando Pérez, se trasladan al sitio de Sabana Grande, próximo a Lobatera, estableciendo un nuevo caserío que en 1850 es elevado a parroquia del Cantón con el nombre de "Michelena".

14 de marzo de 1856: Se crea la Provincia del Táchira formada por los cantones de San Cristóbal, Lobatera, La Grita y Táchira (San Antonio).

21 de septiembre de 1864: La Asamblea Legislativa del Estado Soberano del Táchira cambia la antigua designación de Cantón por la de Distrito Lobatera.

28 de octubre de 1864: El Obispo de la Diócesis de Mérida de Maracaibo crea la parroquia eclesiástica de Santa Rosalía de Palermo de Borotá, con jurisdicción en la parroquia civil de Constitución del Distrito Lobatera, y designa al Padre Calixto Belver como su primer párroco.

18 de mayo de 1875: El terremoto conocido como "Terremoto de Cúcuta" destruye a Lobatera. Bajo las ruinas quedó inutilizada la imprenta del Padre Gabriel Gómez, la tercera imprenta que llegó al Táchira (en 1873).

15 de junio de 1989: Con la aprobación de la nueva Ley de Régimen Municipal de Venezuela, se cambia la tradicional denominación de Distrito Lobatera y Municipio Constitución por la actual denominación de Municipio Lobatera y Parroquia Constitución.
Lobatera en el contexto americano



Fuente: Falling Rain Genomics, Inc. 1996-2004



Lobatera en el contexto del occidente de Venezuela



Fuente: Falling Rain Genomics, Inc. 1996-2004



Lobatera en el contexto del centro del Estado Táchira


Fuente: Falling Rain Genomics, Inc. 1996-2004



Lobatera en el contexto del Estado Táchira


Mapa Político del Municipio Lobatera




Fuente: Fundacite-Táchira (1999)






Mapa Físico del Municipio Lobatera



Fuente


Fuente: Cartografía Nacional de Venezuela (1998)

 

 



 

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal