Franceses en la colonia san carlos roberto e. Lance juan carlos pedroni



Descargar 80.77 Kb.
Fecha de conversión07.07.2017
Tamaño80.77 Kb.
ASOCIACION AMIGOS DEL ARCHIVO GENERAL DE LA PROVINCIA ESPERANZA - SANTA FE – REPUBLICA ARGENTINA 2005

FRANCESES EN LA COLONIA SAN CARLOS
ROBERTO E. LANCE JUAN CARLOS PEDRONI
INMIGRACIÓN
Es innegable que el desarrollo y la promoción de la industria y especialmente de la agricultura como verdadera fuente de riquezas en nuestro país, está ligada estrechamente a la inmigración. Entendiéndose por inmigración al arribo de personas a un país procedentes de otro, con el fin de radicarse en forma definitiva, o al menos, por un tiempo suficientemente prolongado.

En el actual territorio argentino, en la época colonial, estaba prácticamente prohibida la inmigración. Para que se radicara un extranjero debía contar con la autorización de la Corona; la principal causa era que las autoridades españolas querían evitar el asentamiento de inmigrantes que pudieran disputarles las actividades comerciales en sus dominios. (1)

Puede decirse que el punto de partida de la política inmigratoria en nuestro país fue el decreto del Primer Triunvirato en 1812, inspirado por Bernardino Rivadavia; el mismo daba suficientes derechos a los extranjeros para establecerse en el territorio argentino y dedicarse a la agricultura o la minería. No obstante para encausarse, debieron pasar muchos años y hechos significativos como la creación de la Comisión de Inmigración en 1824; la Constitución de 1853 que en su art. 25 expresa que “el gobierno federal fomentará la inmigración europea . . .”; la Oficina de Trabajo en 1868; la ley Nº817 de 1876 llamada Avellaneda que legisló sobre inmigración, tierras y colonias; etc., y no pocas frustraciones como los incipientes intentos de colonización ocurridos en las provincias de Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos.

El gobierno nacional, empeñado en realizar la transformación económica del país, estaba convencido que para lograrla era indispensable fomentar la inmigración. De esta manera se podría contar con recursos humanos idóneos que permitirían encarar con éxito planes para el desarrollo de la agricultura y la industria.

A las zonas pobladas por extranjeros se las denominó “colonias”, generalmente sus habitantes provenían de un mismo país o región, algunas se poblaron con inmigración espontánea; otras debieron respetar contratos preestablecidos, y cumplir pautas como la de ser zonas dedicadas a la agricultura. Comenzaron entonces los gobiernos provinciales a sumar a sus propios esfuerzos el de agentes particulares, tales como Aarón Castellanos, Ricardo Foster, Beck y Herzog, entre otros; a este tipo de inmigración se la denominó dirigida o artificial, que en la provincia de Santa Fe logró el mayor éxito, dado en parte a la cantidad y calidad de tierras fiscales que se pusieron a disposición de este proceso, y a la visión de propietarios que confiaron en el desarrollo agrícola y poblacional como factor determinante en la valorización de sus propiedades.

Así llegaron a nuestra región franceses, suizos, alemanes e italianos, y surgieron las primeras Colonias Agrícolas: Esperanza en 1856; San Jerónimo y San Carlos en 1858; poblando el territorio que hoy representa el Departamento Las Colonias, denominación que le cupo en honor a esos pioneros que contribuyeron con su trabajo y esfuerzo a la expansión social y económica de la comarca. (2)

A una década de ser fundada la Colonia San Carlos, la nación sostenía que ésta era una de las más importantes del grupo de avanzada en la corriente inmigratoria; gran parte del éxito atribuido, se debió al no despreciar la experiencia, lo que contribuyó principalmente a un buen manejo del clima, siembra, cosecha, animales, etc., favoreciendo esto la formación de buenos colonos que con su trabajo tesonero permitieron que a San Carlos pueda señalársele como la Escuela Normal de Agricultura Colonial. (3)

NOTAS Y REFERENCIAS:


1. “Estructura social de la Argentina” de Gino Germani. Ed.Raigal. Bs.As. 1955.

2. “Consultor de Historia Argentina” de Julio C.de la Vega. 1810–1890. Ed.Deima. Bs.As. 1994.

• El contrato definitivo para la fundación de San Carlos entre Beck y Herzog y el gobierno de Santa Fe, se firmó el 25 de Noviembre de 1857 en el despacho del Ministro General Dr. Juan F. Seguí ante el Escribano de Gobierno Abraham Luque, siendo gobernador de Santa Fe el Brig..Gral. Juan Pablo López y Presidente de la Confederación Argentina el Gral. Justo José de Urquiza.

• La promoción de la colonización agrícola determinó que el gobierno de Santa Fe participara directamente en los convenios de traslado de familias europeas. Se publicaron en Europa folletos con fechas de embarques con los nombres de barcos o veleros; importe de dinero adelantado para el viaje; cantidad de alimentos por persona, etc. La travesía Francia-Santa Fe no excedía los ochenta días.

3. Archivo del Museo de la Colonia San Carlos: “Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo Wilcken. Ed.Imp.S.A. Bs.As. 1873.

CAUSAS DE LA INMIGRACIÓN

Diversas causas fueron las que determinaron la inmigración en Argentina, de las cuales tres pueden ser consideradas las principales:

1. La condición socio-económica de los países de donde provenían los inmigrantes, lo que originó la inmigración espontánea debido a los bajos salarios en Europa; las malas condiciones que debían soportar los trabajadores rurales que a duras penas lograban su subsistencia y no podían acceder a ser propietarios; y los largos períodos de desempleo.

2. La política inmigratoria del gobierno argentino, empeñado en poblar la zona rural y fomentar principalmente la actividad agropecuaria, con el fin de desarrollar la economía en un sentido integral y construir un Estado moderno. Esta necesidad de aumentar la población llevó a crear seguridades a los extranjeros que venían a poblar el suelo argentino, dando origen a la inmigración dirigida en la que los agentes particulares recibían del gobierno tierras en compensación pudiendo dar condiciones más favorables a los colonos, quienes por lo general debían realizar devoluciones con parte de su cosecha durante un lapso determinado.

3. El gobierno apoyó también el desarrollo del transporte, lo que dio mayor seguridad, rapidez y regularidad en el traslado de las personas; se abarataron los pasajes, logrando grandes ganancias las compañías de navegación. Con el advenimiento del ferrocarril el transporte terrestre influyó notoriamente en la colonización, dando origen a un número muy importante de nuevas poblaciones; en la provincia de Santa Fe un claro ejemplo fue el rápido crecimiento logrado por Rafaela, cumpliendo el ferrocarril un rol preponderante.
A partir de 1880 comenzó en todo el territorio argentino una muy fuerte corriente inmigratoria, que alcanzó su nivel más alto en la primera década del siglo siguiente. De todas maneras, en el crecimiento de la población entre el primer censo nacional de 1869 y el segundo de 1895 tuvo principal relevancia la inmigración. En el censo de 1869 el 12,1 % de la población total eran extranjeros; mientras que en 1895 llegaban al 25,4 %.

Año Saldo Inmigratorio


1857 – 1860 11.100

1861 – 1870 76.600

1871 – 1880 85.100

1881 – 1890 637.700


(Fueron tomadas en cuenta todas las vías y no solamente las provenientes de ultramar). (1)

NOTAS Y REFERENCIAS:


1. “Estructura social de la Argentina” de Gino Germani. Op. cit.

“Consultor de Historia Argentina” de Julio C. de la Vega. Op. Cit..

“Un habitante del Weiland como pionero en la Argentina” de Fritz Huber – Traducción del alemán por Mariano Cabral Migno. Santa Fe, Diciembre de1979.

• TUR, J. Y C. en “El Paraná en la Historia”. Pág. 24: “Las ventajas que el ferrocarril tenía sobre los demás transportes decidieron un pronto e irreversible reemplazo. Una carreta cargaba 25 tn. avanzando como máximo 40 km. diarios, mientras los convoyes de 15 vagones cargaban 120 tn. viajando tanto de día como de noche”.


SUS HABITANTES
Es determinante saber que en todos los informes oficiales anteriores a 1872 relacionados con datos estadísticos de población o producción de la Colonia San Carlos, se incluyeron los correspondientes a las colonias Las Tunas y San Agustín, cuya administración política dependía de aquella, circunstancia por la que decayó notoriamente en cuanto a porcentajes en su desenvolvimiento en 1871.

Ante lo expuesto se puede entender por qué en el Informe del Inspector Nacional de Colonias de 1872, realizado para la Comisión General de Inmigración, la Colonia San Carlos tenía una población real de 360 familias con un total de 1.992 habitantes, los cuales se pueden clasificar según el sexo, estado civil, edad, nacionalidad y religión, a saber:

• Hombres casados 328

• Hombres solteros 358

Total 686
• Mujeres casadas 304

• Mujeres solteras 81

Total 385
• Niños de más de 8 años 221

• Niños menores de 8 años 275

Total 496
• Niñas de más de 8 años 159

• Niñas menores de 8 años 266

Total 425
Total general 1.992

(1)
NOTAS Y REFERENCIAS:


1. Archivo del Museo de la Colonia San Carlos: “Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo Wilcken. Op. Cit..
EDUCACIÓN
Por lo visto anteriormente sabemos que había 380 niños/as de 8 años en más y 541 niños/as menores de 8 años, que hacen un total de 921 niños en la Colonia; de los que solamente 80 asistían a la escuela, es decir que no llegaban al 9% del total general, o al 21 % de los mayores de 8 años.
La deserción se debía a varios factores, entre ellos:
a) Insuficientes escuelas.

b) Distancia y mal estado de los caminos hasta los centros educativos.

c) Los padres no disponían del tiempo requerido.

d) Los niños mayores generalmente ayudaban en tareas hogareñas y rurales a sus padres.

e) Los menores no podían manejarse solos ante esa realidad.

f) Animales y carros estaban afectados principalmente a la producción.

Funcionaban en ese momento sólo dos colegios para toda la colonia, la que tenía una superficie total de ocho leguas, y ambos ubicados en la 1º Sección, es decir en el centro de la misma; lo que impedía regularidad en la instrucción de los niños dado el tiempo que debían invertir para llegar a la escuela. De las cuales una era católica y la otra protestante, ambas atendidas por sus pastores; concurriendo unos cuarenta niños a cada una. (1)

En lo que corresponde a San Carlos Norte, recién tuvo escuela oficial a fines de 1876, la misma estaba ubicada al norte del molino harinero de Fermín Laprade, ubicado al este de la RP. 6 (calle San Martín 300-400) manzana Nº 35 de la planimetría comunal; el edificio contaba con dos habitaciones y un zaguán, siendo su primer maestro el señor Pedro Corpataux. (2)

NOTAS Y REFERENCIAS:
1. “Historia de San Carlos” de Juan J. Gschwind. Ed. U.N.L. – 2ª. Ed. - Santa Fe 1989.

Archivo del Museo de la Colonia San Carlos: “Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo

Wilcken. Op. cit.

2. Archivo comunal San Carlos Norte. Plano del Departamento Topográfico de la Pcia.de Santa Fe, año 1974.

Archivo Escuela Nº 357 “Bernardino Rivadavia”. Decreto de oficialización.

RELIGIÓN

En los inicios de la Colonia el primer reacomodamiento del núcleo urbano estuvo ligado a diferencias religiosas, quedando los colonos protestantes ubicados al sur, donde se instaló inicialmente el grupo de viviendas y tenía asiento la administración de la colonia (actual San Carlos Sur), poseían un hermoso templo con azotea, realzado por una elegante torre; cerrado en ese momento por falta de sacerdote. (1) Dicho edificio sigue siendo utilizado en la actualidad para la realización de los oficios religiosos, y su atención está a cargo de la Iglesia Evangélica Valdense.

Por ese entonces estaba en plena construcción en el centro de la colonia una iglesia católica de importantes dimensiones; utilizándose para la atención del culto una capilla de bóveda, que había habilitado la administración de la colonia en 1862 dadas las desavenencias religiosas entre católicos y protestantes. Posiblemente la intención de los católicos no fue fundar otro pueblo, pero en poco tiempo la comunidad católica adquirió la concesión donde estaba ubicada la capilla y se loteó, poblándose muy rápidamente conformando lo que hoy conocemos como San Carlos Centro.

En cuanto a San Carlos Norte, en su casi totalidad eran católicos, y contó con capilla propia a partir del mes de Noviembre de 1890. El día 24 de enero del año siguiente se obtuvo la autorización de Monseñor Gelabert, Obispo de Entre Ríos, Corrientes y Santa Fe para la construcción del actual templo, inaugurado en 1892 en recordada ceremonia. (2)

Cantidad de fieles:
• Protestantes 500

• Católicos 1.492

Total 1.992 (3)

NOTAS Y REFERENCIAS:

1. “Historia de San Carlos” de Juan J. Gschwind. Op. cit.

2. Archivo del Museo de la Colonia San Carlos: “Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo Wilcken. Op. cit.

3. “Historia de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y San Roque de San Carlos Norte” de Mario Valenti. Ed. Castellvi S.A. Santa Fe 1947.

PROFESIONES Y COMERCIOS

Casi la totalidad de los inmigrantes de la primera hora se dedicaron a la agricultura, fueron en realidad muy pocos los que ejercieron en ese momento la profesión que realizaban en su país de origen:

Oficios:
• Agricultores 299

• Albañiles 7

• Pintores 2

• Sastres 2

• Zapateros 3

Negocios y servicios:


• Aserraderos 2

• Boticas 2

• Carnicerías 3

• Carpinterías 10

• Herrerías 8

• Hojalatería 1

• Mesa de billar 1

• Molinos a vapor 3

• Panaderías 2

• Pulperías 12


(1)
NOTAS Y REFERENCIAS:
1. Archivo Museo de la Colonia San Carlos: “Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo Wilcken

Op. cit.


NACIONALIDADES

Identificamos únicamente a la parcialidad francesa, ya que es la que nos ocupa y está ligada directamente al origen de San Carlos Norte.


• Franceses 117

• Otras nacionalidades 1.875 (italianos, suizos, alemanes, españoles, orientales, belgas, un polaco, un chileno, ingleses y argentinos).

Total general 1.992

Evolución de los pobladores de origen francés:

Año 1864: 95 habitantes.
Año 1867: 125 “
Año 1870: 105 “
Año 1872: 117 “

La Colonia prosiguió con un crecimiento demográfico positivo, y pasó de un total general de 1.992 habitantes en 1872, a 2.212 en 1876; incremento dado principalmente por la afluencia masiva de italianos posterior a 1864. (1)

NOTAS Y REFERENCIAS:
1. “Estructura social de la Argentina” de Gino Germani. Op. cit.

Archivo Museo de la Colonia San Carlos: “Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo Wilcken. Op. cit.



SECCIONES DE LA COLONIA

La empresa Beck, Herzog y Cía. de Suiza, recibió del gobierno de la provincia de Santa Fe con carácter de dominio perpetuo 20 leguas cuadradas de tierras que se extendían entre el arroyo Saladillo y Las Tunas, comprometiéndose a traer familias europeas y fundar la colonia (1); la misma fue dividida en cinco secciones para su mejor administración:

1. Sección: 246 concesiones, formando el centro de la Colonia.

2. Sección: 120 “ y 18 fracciones de mayor tamaño, la Unión Agrícola.

3. Sección: 66 “ Campo Comunal.

4. Sección: 88 “ Eduardo Hosch.

5. Sección: 132 “ Gessler y Franck.

Total 652 “

Del total general estaban otorgadas 621 concesiones a fines de 1872. Cada concesión recibida por los colonos representaba 20 cuadras, como 93 jornales suizos o 33 hectáreas. (2)

NOTAS Y REFERENCIAS:


1. “Historia de San Carlos” de Juan J. Gschwind. Op. cit.

2. Archivo del Museo de la Colonia San Carlos: “Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo Wilcken. Op. cit.



SURGIMIENTO DE SAN CARLOS NORTE

Unión Agrícola: Estaba compuesta por cuatro leguas de tierra ubicadas en el sector norte (actual distrito San Carlos Norte), adquiridas en 1859 a los empresarios de la Colonia por Robatel y Cía. con el compromiso de poblar la zona. En 1864 al no cumplirse lo pactado, los terrenos fueron recuperados por Beck y Herzog y nuevamente anexados a la Colonia; la zona siguió siendo reconocida como la Unión Agrícola, existiendo en ella predominio de apellidos franceses, son ellos:


INFORME OFICIAL AÑO 1872:
Donnet, José Concesiones Nº: 4 – 8

Didier, Elías “ 42 – 56

Favre, Isidoro “ 21

Favre hnos. “ 38 – 39 – 40 – 52 – 53 – 54

Favre, Julián “ 153 – 154

Laprade, Fermín “ 12 – 25

Lagger, Domingo “ (una s/nº)

Nicollier, Juan Samuel “ 177 – 178 – 179 – 180 – 181 – 182

Nager José y Mauricio Miselig “ 187 - 188

Nosier, Luis “ 168

Perrier, Francisco “ 200

Rey, Serafín e Isidoro Favre “ 7

Rey hnos. “ 9 – 23 – 199

Varaillend, Francisco “ 8 – 22

Varaillend, Luis “ 198

Voisin, Feliz y José Favre “ 32 – 33 – 46

Voisin, Pedro “ 202

Entre estos inmigrantes, merece mención especial el Sr. Fermín Laprade, nacido en Ucel, Dpto.de Ardechas (Francia) el 3 de Octubre de 1830; militar de carrera que emigró a la Argentina con claros propósitos colonizadores e industriales.

A mediados de 1872 estaba en plena construcción su establecimiento compuesto por un molino harinero a vapor, una carpintería y una herrería; introdujo además tres máquinas a vapor de trillar de origen francés. Este emprendimiento generó el arribo de nuevos pobladores al lugar, constituyéndose en la base del núcleo urbano fundado por Laprade en 1875 al que denominó La Carlota, nombre de una de sus hijas; y que años después tras varios intentos para obtener autonomía propia, en 1894 el gobierno provincial autorizó su separación del resto de la Colonia y pasó a denominarse San Carlos Norte. Su primera Comisión de Fomento estuvo integrada por los señores Clemente Favre, Eugenio Auger y Pedro Zucali.
El resto de las tierras de la Unión Agrícola estaban ocupadas por italianos, suizos, alemanes, ingleses, un americano, y varios argentinos. (1)
NOTAS Y REFERENCIAS:
1. “Colonización Suiza en Argentina” de Gastón Gori. Ed. Colmegna. Santa Fe 1947.

“Historia de San Carlos” de Juan J. Gschwind. Op. cit.

Archivo del Museo de la Colonia San Carlos: “Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo

Wilcken. Op. cit.

• Se respeta la ortografía original en delante de todos los apellidos de familias colonizadoras tomados de informes y listados oficiales.
OTRAS FAMILIAS FRANCESAS QUE POR LA UBICACIÓN DE SUS POSESIONES NO CONFORMARON LA UNIÓN AGRÍCOLA
Bourdin, José 1. Sección

Burdin, Juan 1. Sección

Bertonet, Mateo 1. Sección

Chatel, Isidoro 1. Sección

Cretton, Antonio 1. Sección

Chapelt, Julio 1. Sección

Charles, Federico 1. Sección

Dayer, Miguel 1. Sección

Debruyne, Ambrosio 1. Sección

Didier, Victoriano 3. Sección

Didier, Máximo 3. Sección

Daró, Bautista 4. y 5. Sección

Favre, Isidoro 1. y 3. Sección

Favre y Pedro Giachetto 1. Sección

Falco, José 1. Sección

Falco, Lorenzo 1. Sección

Frey, Augusto 5. Sección

Flory, León 1. y 4. Sección

Junaud, Federico 1. Sección

Lefevre huerfanos 3. Sección

Nicollier, Juan Luis 1. Sección

Ouinquet viuda 1. Sección

Pidouz, Feliz 1. Sección

Vuagnoud 1. Sección

(1)
En los informes y registros fue tomada la totalidad de los colonos de habla francesa como de nacionalidad francesa, recordemos que por ese entonces las constantes guerras no permitían limites firmes o duraderos entre Francia y los países vecinos, por lo que algunas poblaciones pertenecieron a un país u otro según el momento histórico.

Además de la guerra, existió también en esas regiones un significativo movimiento de grupos humanos determinado por factores económicos, sociales y religiosos.

NOTAS Y REFERENCIAS:

1. Archivo Museo de la Colonia San Carlos: “Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo Wilcken. Op. cit.



FRANCESES DE LA COLONIA QUE NO FIGURAN EN EL INFORME

A la llegada de los primeros colonos, precedió el arribo de Jean Baptiste León, Conde Tessiéres - Boisbertrand, con su esposa Marieu Sofie Henrriette Horrer y su hijo Marie François Edmond, como consecuencia de persecuciones políticas durante el reinado de Napoleón III. Provenían del SE de Francia, de la Provenza, más precisamente del Departamento Vauclusse, próximo ya a la Costa Azul del Mediterráneo.

Adquirió tierras directamente a la compañía Beck y Herzog y se instaló a principios de 1858, siendo este grupo familiar los primeros habitantes de la Colonia San Carlos.

Dado sus vastos conocimientos, el Conde se dedicó al cuidado de la salud de las familias de los colonos (en forma gratuita) mediante la utilización de remedios naturales que él mismo preparaba, y en algunos casos con imposición de manos; además fue el encargado de impartir justicia, siendo nombrado primer juez en la colonia.

Era llamado cariñosamente por todos “el Conde”, vecino de reconocida bondad y amabilidad, pero por sobre todo justo, honesto y servicial. En 1867 junto a su hijo Edmond fundaron Cayastá acompañados por un grupo de colonos católicos provenientes de San Carlos y San Jerónimo, más otros llegados directamente de Europa a tal fin. Antes de la partida exhumó los restos de su esposa fallecida en 1861 y los depositó en el cementerio de San Jerónimo del Sauce, donde un monolito y placa la recuerdan. (1)
Llegaron otros:
CHABRILLON, Vital y su esposa Juana Faloux, e hijos (nacidos en Bordeaux)

ALEXANDRE, Augusto y su esposa Eugenia F. Berton, con hijos.

SEMON, Daniel F. y su esposa Agustina Gagnebin, con hijos (procedentes de Souvillers)

DREYER, Pedro A. y su esposa María Luisa Bollat, e hijos (procedentes de Chatel)

MOREILLON, David Francisco y su esposa Alejandrina Magez, e hijos (procedentes de Chatel)

GOGNIAT, Simón y su esposa María Rosina Couvisier, con hijos (procedentes de Zajoux)

ROSSIER, Luciano y su esposa María Angélica Savian, e hijos (procedentes de St. Branches)

VARAYOUD, François Casimir y su esposa Elie Margarite Voeffray, e hijos: Jean François, Pierre Joseph, Marie Françoise y Luis Joseph (procedentes de Massongex-Vallais)


Inmigrantes de origen saboyano arribados entre 1860 y 1874:
BUFFAZ, Honorio y DIDIER, Félix (Asociados). Esposas:Juana Bernard y María Buffaz e hijos.

BUFFAZ, Armando y su esposa Juana M. Didier, con hijos.

BLANCHOZ, Fernando (Ingresó con la flia. Didier, Félix) – Soltero.

BLANCHE, Juan Francisco y su esposa Juana Hauteville e hijos.

BERNARDET, Pedro (Ingresó con la flia. Buffaz, Armando) – Soltero.

CORNIER, Francisco – Soltero.

CHATEL, Isidoro (no figura el nombre de la esposa) con hijos.

DAMEVIN, Jean Baptiste – Soltero.

DIDIER, Plácido y su esposa Teresa Bertrand (Figuran a nombre de su hijo Victoriano) con hijos.

MEYNET, Pedro y Josefina; de 18 y 50 años respectivamente (Asociados con Voisin, Carlos).

PLACE, Claudio Francisco (Padre de José) y su esposa María U. Paquier, con hijos.

REY, Julián (Figura Rey hnos.) – Soltero.

REY, Vicente (Hermano de Julián, y asociado con Voisin, Carlos) – Soltero.

VOISIN, Carlos Félix y su esposa Juana M. Guerni e hijos (Figura Voisin, Feliz).

VOUAGNOUX, José y su esposa María Buffet e hijos (Figura el apellido Vuagnoud, sin nombre).

CORNIER, Julia Vda. de Rey (madre de Julián y Vicente), llegó acompañada de sus otros seis hijos.


Posteriormente llegaron nuevas familias y se establecieron en terrenos que corresponden al actual distrito de San Carlos Norte y alrededores, en su gran mayoría de origen saboyano:
BALLY, Nazaire y su esposa Marie Josephte Converset e hijos (Bellevaux).

BESSÓN, Alfonso; se casó con Filomena Favre.

BLANC, Maurice y su esposa Marie Claudine Berthé (Abondance).

CORNIER, Juan Esteban y su esposa VOISIN, Serafina María e hijos (Bellevaux).

CHAUTEMPS, Francisco y su esposa MOLLIER, Pauline e hijos (Touves).

DAMEVIN, Michel Antoine (Aussois).

DUPUY, Alejo Ángel y su hermana María Magdalena – Solteros. (Avrieux).

FAVRE, Fulgencio y su esposa Suzanne Vuagnoux (Bellevaux).

GENOVOIS

JACQUIER, Luis; casado con Rosa Favre.

JACQUIER, José C.; se casó con Luisa Favre.

JACQUIER, Néstor; se casó con Rosa Favre.

L'HÉRITIER, Jean y su esposa Marie Josephte Chardonnet e hijos ( Saint Jean de Couz).

MEYNET, Lucien; casado con Serafina Favre en la Colonia San Carlos en 1899 (Bellevaux).

MERMET

PHISALIX


PERRIER, François, se casó en la colonia San Carlos con Louise Celestine Rey (Bellevaux).

ROBINET


MEYNET, Alphonse Francois (1893) (2)

MEYNET, Ferdinand (1905)

MEYNET, Alberto (1905) – (Bellevaux) (3)
NOTAS Y REFERENCIAS:
1. “La Muerte del Conde” de Ricardo Kauffmann. 3ª Ed. – Santa Fe 2000.

“Un habitante del Weiland como pionero en la Argentina” de Fritz Huber. Op.cit.

2. Archivo Privado del genealogista Cristhian Gavard – Haute Savoie (Francia). Actas y certificados de Parroquias y Comunas de Saboya (Francia).

Archivo privado de la familia Varayoud, Francisco –San Carlos Centro (Santa Fe). Actas de Bautismo, certificados de origen y pasaportes de la Parroqua y Comuna de Massongex (Suiza).

Archivo privado de la familia Blanc – San Carlos Centro (Santa Fe). Actas y Libretas de Casamiento.

“Historia de San Carlos” de Juan J. Gschwind. Op. cit.

3. Archivo privado Familia Meynet –San Carlos Norte (Santa Fe). Autorización de embarque de la Agence Maritime et Banque Américaine – Zwilchenbart – SOCIÉTÉ ANONYME SUISSE POUR L’ÉMIGRATION Vapor “Algérié”. Viaje Marsella-Buenos Aires.
SABOYA

Región del sudeste de Francia, fronteriza de Suiza e Italia; tiene una superficie de 10.786 km². y 1.000.000 de habitantes aproximadamente, con una población activa de 460.000 personas según informe oficial del año 2.002.

Su geografía presenta en general un terreno montañoso y ondulado, con bosques, pastos y cultivos de cereales; además posee minas de hierro y carbón.

Está dividida en dos departamentos:

Savoie: Lindante con Italia, tiene una superficie de 6.188 km²; su capital es Chambéry. Es una región muy montañosa, enclavada en los Alpes; bañada por el lago de Bourget. Su economía está basada en el cultivo de cereales, viñedos, frutales, electrometalurgia, papel, relojes y tejidos.

Haute Savoie (alta): Limita con Suiza e Italia, tiene una superficie de 4.598 km²; su capital es Annecy. El suelo es montañoso, accidentado por los Alpes; bañado por los lagos de Ginebra y de Annecy, y surcado por los ríos Arve y Fier. Presenta bosques, cultivo de cereales y viñedos; también esta desarrollada la electrometalurgia, papel, relojería, tejidos y productos alimenticios.


Su historia:
En la antigüedad el territorio de Saboya correspondía a la imagen de un país-cruce donde convergían todas las rutas del centro de Europa.

Fue en sus inicios un condado italiano fundado en el siglo XI por Humberto I de Saboya (Biancamano); ducado en 1416, disputado arduamente durante el siglo XVI por España y Francia. Por la paz de Cateau-Cambrésis en 1559 fue cedido tras la derrota de los franceses como Estado Independiente a Manuel Filiberto de Saboya que comandaba las tropas del emperador Carlos V; en 1792, cedida a Francia; en 1815, restituida al rey de Cerdeña por el tratado de Viena; y anexada por último a Francia en 1860 por el tratado de Turín, como compensación por la ayuda militar recibida de Napoleón III, destinada a encarar la unificación de Italia. (1)

NOTAS Y REFERENCIAS:
1. Archivo, Biblioteca y servicio de Internet de la Asociación Saboyana de la Colonia San Carlos.

EVOLUCIÓN DE ALGUNAS FAMILIAS SABOYANAS

Familia CHATEL, Isidoro: Llegó en Mayo de 1860, desde Saboya (Saint Julien); estaba integrada en 1863 por el matrimonio y cuatro hijos, tres de ellos mayores: María Luisa, María Rosa y Víctor Augusto. Chatel era de profesión viñatero y comenzó en la colonia el cultivo de la vid.

Disponía de algún capital que le permitió pagar los pasajes, y quedar con unos centenares de francos una vez establecido. Era inteligente a pesar de no poseer mayores estudios, trabajador, cuidó bien su economía y gozó de muy buena reputación.

Poseía 16 cabezas de ganado vacuno, 4 caballos y 6 cerdos; tenía sembrado trigo, maíz, cebada, arvejas y batatas.

En 1872 sus tres concesiones estaban cercadas y alambradas, con casa de material de azotea, galpones, depósitos de granos, herramientas agrícolas, importante plantío de árboles frutales y para construcción, animales vacunos y caballar, y una buena fortuna en dinero, parte del cual utilizaba para otorgar préstamos aplicando un interés del 1 ¼ al 1 ½ mensual.

Hacia 1877 prácticamente desaparece la familia, ya que mueren asesinados la casi totalidad de sus miembros.

Los últimos integrantes de la misma detectados en el territorio de la Colonia fueron Juan Chatel, fallecido el 16 de Marzo de 1947 y su esposa María B. de, el 13 de Julio de 1954, ambos enterrados en el cementerio de San Carlos Centro.

Familia MORCILLOU o MORCILLON: Originario de Saboya, Gabriel Morcillou llegó en 1859 con su familia; y no necesitó contraer deudas de ningún tipo con la administración de la colonia.

En Abril de 1872 era propietario de dos lotes de chacra en la 1. Sección (centro de la colonia), con buena casa, árboles frutales, maquinaria agrícola, animales, etc. Al sur poseía trece concesiones donde estableció dos habilitados.

Gabriel Morcillou figura como contribuyente de la iglesia protestante hasta 1874 inclusive; en el mes de octubre del mismo año fallece su hija Marie, y a partir de 1875 continúa como contribuyente Morcillou, François hasta 1880 inclusive, con la aclaración (molinero).

Asentado en el Libro Parroquial del año 1899 (acta civil Nº 54) figura un fallecimiento de apellido Morcillou con dos iniciales ilegibles (podría ser A.G.); es el último registro con este apellido en los libros de la iglesia y archivos oficiales de San Carlos Sur hasta la actualidad.

Familia PLACE, Claudio Francisco: Llegó de Saboya (Bellevaux) en 1859, recibió por adelantado dinero para los pasajes, y la administración de la colonia financió sus inicios otorgándole 454 pesos fuertes. Lo acompañaron su esposa María U. Paquier y sus hijos Luisa, José, Juan Francisco, Rosa María y Francisca. En 1864 debían aún 126 pesos fuertes.

En Abril de l872 eran propietarios de nueve concesiones en la parte Sur, cercadas de alambre y cina-cina; buenas casas, maquinaria agrícola, plantíos de árboles y mucho ganado vacuno y caballar. Tenía además entre 8 y 9.000 pesos fuertes colocados a rédito.

José Place, de muy buena educación, gracias a su esfuerzo obtuvo excelentes cosechas de trigo, por lo que fue premiado con un pasaje de ida y vuelta a Europa; llevó unos 20.000 francos en letras para asistir a familias que se preparaban para viajar a la Argentina, y además comprar algunas nuevas máquinas.

En San Carlos Norte desaparece este apellido con la muerte de Verónica Helena Place en 1969; anteriormente habían fallecido sus hermanos Luisa M. el 21 de Febrero de 1939, que era modista de alta costura, y José el 26 de Noviembre de 1949. Todos solteros y sin descendencia; eran hijos de José Place fallecido en 1891 y de María V.de Place en 1925, enterrados en el cementerio de San Carlos Centro.

Familia REY: Serafín Rey arribó a la colonia en l866 con su mujer y 8 hijos, todos aptos para el trabajo. Era originario de Saboya, pagó sus pasajes en Europa pero quedó sin el dinero suficiente para establecerse. Sin embargo con trabajo e inteligencia logró ser dueño de ocho concesiones de 20 cuadras cada una.

Su vivienda era de material y poseía buena maquinaria agrícola, 50 animales vacunos, caballar, etc. Además logró un capital en efectivo de varios miles de pesos bolivianos que puso a rédito.

Todos los miembros de la familia eran muy trabajadores, y además de las tareas rurales realizaron trabajos de carpintería, sastrería, zapatería y albañilería.

En el informe oficial de 1872, aparece como socio de Serafín Rey el señor Isidoro Favre, quién murió joven, a los 57 años el 20 de Noviembre de 1884, al mes siguiente del fallecimiento de su hermana Catalina C. ocurrido el 20 de Octubre de 1884 a los 82 años. Isidoro tuvo un hijo a quién llamó Isidoro que se casó con María Salatín; falleció en 1952 a los 76 años. Nietos de este matrimonio viven en Santa Fe, Santo Tomé, Rafaela, María Juana, San Agustín, y en territorio sancarlino Esilda Meynet-Favre Vda.de Ermácora (San Carlos Norte), y Clara, Cecilia, Vilma, Delia y Ángel Favre (San Carlos Centro).

Familias BUFFAZ, Honorio – DIDIER, Félix: Arribaron a la colonia en 1859 procedentes de Saint Michel (Saboya), junto a la esposa de Buffaz, Juana María Bernard; la esposa de Didier, María A. Buffaz y sus hijos Felicidad Clementina, Francisco Mario y María Eulalia; completaba el grupo Fernando Blanchoz.

Los pasajes fueron pagados por la compañía, al igual que el arado, maderas, rastra, ruedas, torno, etc. bajo documento realizado antes de zarpar. Las dos familias estaban asociadas a medias, y Blanchoz trabajaba en carácter de peón por un salario establecido sin derecho alguno sobre la tierra. Este tipo de asociaciones eran frecuentes, por lo general se realizaban para enfrentar compromisos contraídos por los inmigrantes con la administración de la colonia, ya que para conservar el derecho sobre las tierras debían haber cultivado finalizado el primer año 20 jornales suizos o sea unas 7 hectáreas, y al finalizar el quinto 50 jornales como mínimo o 18 hectáreas aproximadamente.

En octubre de 1860, Buffaz fue reemplazado como socio por Lorenzo Didier y sus hijos Rosa, Alfonso y Eugenio, quienes se hicieron cargo de la deuda contraída por su antecesor.

Familia REY, Julián: Provenía de Bellevaux (Francia), llegó en enero de 1860, tenía 34 años; viajó acompañado por Pedro Monnet (41), María Vuagnaux (60) y María Vuagnoux (17). Estaban asociados de la siguiente manera con respecto al derecho de propiedad: Rey y Monnet con un tercio cada uno, y el tercio restante para ambas Vuagnoux.

El 7 de abril de 1860 son reemplazadas las dos Marías Vuagnoux por José, Remigio y Anastasia Blanche, que permanecieron con Julián Rey hasta la llegada de sus parientes de Europa. El día 13 de septiembre del mismo año, ya llegados los Blanche, Julián contrajo matrimonio con Anastasia en la Capilla de San Jerónimo del Sauce, y la sociedad quedó conformada por Julián Rey, Anastasia Blanche de Rey y Pedro Monnet.

Cinco años más tarde llegó Doña Julia Cornier (madre de Julián y Vicente) con sus otros hijos: Souise Celestine, Pierre Clément, François Xavier, Marie Philoméne, Josette Marie Josephine y François Rey. Actualmente parte de la descendencia continúa habitando la tierra de sus mayores, hoy zona rural de San Carlos Norte.

Familia VUAGNAUX, José: Procedente de Bellevaux llegó en enero de 1860 con su esposa María Buffet, y sus hijos Francisca, Luisa, Francisca María, Rosa, Susana, Juliana y Mariana.

En abril del mismo año se le unieron María Vuagnaux de 60 años y María Vuagnaux de 17, que hasta ese momento habían trabajado asociadas con la familia de Julián Rey.

Familia VOISIN, Carlos Félix: Arribó en enero de 1860, venía de Bellevaux con su esposa Juana María Guerni y su hija Juana María Melania. Completaban el grupo Josefina Meynet de 50 años, Pedro Meynet de 18 y Vicente Rey de 19 años (hermano de Julián Rey). Estaban todos asociados como propietarios y para el correspondiente trabajo de la tierra.

NOTAS Y REFERENCIAS:
Archivo Comunal de San Carlos Sud. Registros en francés de la Iglesia de la Colonia San Carlos.

Archivo Municipalidad de San Carlos Centro. Libros y Planos del Cementerio de San Carlos Centro.

Archivo privado familia Rey – San Carlos Norte y Centro. Actas de casamiento y certificados de origen.

“Las Colonias de Santa Fe” de Guillermo Perkins. Informe Oficial. Santa Fe 1863.

“Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo Wilcken. Bs.As. 1873.

“Historia de San Carlos” de Juan J. Gschwind. 2ª Ed. U.N.L. Santa Fe 1989.

“Colonización Suiza en Argentina” de Gastón Gori. Ed.Colmegna. Santa Fe 1947.
SAN CARLOS NORTE CONTEMPORÁNEO
Sus características:

El Distrito está emplazado en el sur del Departamento Las Colonias (Pcia.de Santa Fe); limita al norte con Las Tunas y San Jerónimo Norte, al oeste con San Jerónimo del Sauce, al este con San Agustín y al sur con San Carlos Centro. Tiene una superficie total de 81 km², y su planta urbana esta emplazada 42 km. al oeste de Santa Fe capital, a la que se accede por ruta pavimentada.

Según el último Censo Nacional (año 2001) posee un total de 933 habitantes, distribuidos 682 personas en zona urbana y 251 en la rural.

El desarrollo económico de la región esta basada principalmente en la agricultura, ganadería y lechería. (1)



ASOCIACIÓN SABOYANA DE LA COLONIA SAN CARLOS:

Reencuentro


Por la iniciativa del Padre Baud, del lado de Saboya y del Padre Rougier, sacerdote de Villa Elisa (Entre Ríos) se desplegaron los primeros puentes sobre el Océano Atlántico.

Si bien había cartas que algunas veces emergían del olvido, el tiempo y la distancia hicieron que se perdieran los contactos.

Un primer grupo de saboyanos llegó a San Carlos Norte en Noviembre de 1984, en busca de los descendientes de aquellas familias que emigraran hacia Argentina a fines del siglo XIX. El contingente fue recibido con gran entusiasmo; estaba integrado por:

Georges Baud: Sacerdote e historiador, gestor del nacimiento de la Asociación Saboyana-Argentina, de la que fue Presidente Honorario hasta su fallecimiento.

Claude Chatelain: Sacerdote, escritor e historiador. A su regreso a Francia escribió la novela “Nuestros Primos, los saboyanos de la Pampa”, cuenta la historia de aquellos hombres y mujeres que debieron abandonar su aldea de montaña, su familia, costumbres y afectos para dar comienzo a una nueva vida en territorio argentino.

René Pasquier: Sacerdote. En busca de descendientes de su propia familia: Pasquier, Favre, Bally . . .

Joseph Converset: Sobrino nieto del arquitecto que diseñara el templo de San Carlos Norte.
El grupo descubrió muchos apellidos familiares, fueron ocho días de encuentros y visitas; los sorprendió la semejanza del cementerio de San Carlos Norte con el de Bellevaux. A pesar que los visitantes no hablaban castellano, lo que dificultó el entendimiento, no fue obstáculo para que algo nuevo se comenzara a gestar: los lazos familiares y de amistad se reanudaban y con el tiempo seguirían afianzándose. Desde entonces el correo no se detuvo. Periódicamente San Carlos recibe visitantes saboyanos, y algunos sancarlinos tuvieron y tienen la oportunidad de conocer la tierra de sus ancestros.

Nace la Institución
Desde aquel primer encuentro en 1984, se sucedieron otros. Los descendientes de saboyanos sancarlinos comenzaron a interesarse por la cultura de sus antepasados, e iniciaron el estudio de la lengua francesa con el fin de mejorar las comunicaciones.

El 29 de octubre de 1992, San Carlos Norte se alistaba para celebrar el centenario del Templo Nuestra Señora de la Asunción. Una delegación de saboyanos, especialmente de Bellevaux, llegaría para sumarse a los festejos.

A pocos días de tan importante acontecimiento, el 19 de octubre, un grupo de vecinos decidieron unirse dando origen a la Asociación Saboyana de la Colonia San Carlos; la misma debe su nombre a la región de donde provenían aquellos inmigrantes que contribuyeron a la fundación de la Colonia en 1859.

Su sede social fue inaugurada oficialmente el 5 de octubre de 2002, sito en calle La Carlota Nº 304 en la localidad de San Carlos Norte, puesto que fue el lugar donde se concentró la mayoría de los colonos saboyanos. Cabe destacar que la institución esta abierta a los tres San Carlos y zona de influencia, motivo por el cual su denominación: Asociación Saboyana de la Colonia San Carlos.

Sus actividades: Brinda cursos de idioma francés, danzas típicas, servicio de biblioteca, videoteca e internet, y conjuntamente con la Comuna local un Taller de teatro a cargo de Raúl Kreig, prestigioso director de la ciudad de Santa Fe, nativo de San Carlos Norte y de raíces saboyanas.

Además de participar la Asociación en actos y eventos locales y regionales, se encarga de organizar la conmemoración de fechas trascendentes: 14 de Julio (Independencia de Francia), 4 de Septiembre (Día del Inmigrante), 27 de Septiembre (Fundación de la Colonia San Carlos), y en el mes de febrero anualmente participa en la Fiesta de las Colectividades, mostrando con orgullo la gastronomía y la cultura francesa.

Sus recursos: Cuotas societarias y de alumnos, servicio de internet, aporte mensual de la Asociación Savoie-Argentine, y el constante apoyo de la Comuna de San Carlos Norte.
Acta de Fundación
En la localidad de San Carlos Norte, a los diecinueve días del mes de octubre de 1.992; siendo las 20 horas, presentes los señores: Reinaldo Francisco Cornier; María Angélica Rey de Manfredi; Cecilia Mariana Brussini; Lita Schmidalter de Denis; Mirta Cornier de Paschetta; Omar René Favre; Stella Maris Corsini de Rey; Sandra Beatriz Meynet; Laura Mariela Favre; Gabriela Vanina Meynet; María Alejandra Meynet; Alberto Nevel Bally; María Luisa Rey de Cassini; Alfredo José Lheritier; María Cristina Rey de Brussini; Lorenzo Enrique Meynet; Andrés Fernando Favre; Elio Germán Meynet; Hemilse F. Manfredi; Elva Gentina de Bally; y Liliana María Bertaina, deciden por este acto crear la Asociación Saboyana de la Colonia San Carlos, teniendo en cuenta que, fue en esta localidad donde se realizó el primer asentamiento de colonizadores Franceses, lugar donde fijaron sus domicilios y formaron su descendencia.

Hoy, es la descendencia de aquellas primeras familias la que decide la formación de esta Asociación, buscando con ello aunar esfuerzos y organizar su trabajo; todo tendiente a la consecución de un solo fin: Trazar o reanudar aquellos lazos familiares más castigados por el tiempo y la distancia, y reafirmar los que se encuentran decididamente trazados. Organizar y llevar a cabo todo tipo de acontecimientos culturales; impulsar la formación de grupos de estudio y/o investigación y cualquier otra actividad que sirva para conocer y reanimar la cultura de nuestros ancestros. No siendo para más, a las 22 hs., se da por concluido el acto, firmando de conformidad todos los presentes. (2)



APELLIDOS DE ORIGEN SABOYANO EN LA ACTUALIDAD
San Carlos Norte y Centro:
REY FAVRE

CORNIER BALLY

JACQUIER VUAGNOUX

GENOVOIS BLANC

MEYNET LHERITIER

DAMEVIN PERRIER

DUPUY
NOTAS Y REFERENCIAS:
1. Archivo Comunal de San Carlos Norte. Libros y registros oficiales.

Peretti, Gustavo: “Análisis del Departamento Las Colonias”. Ed. Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe. Año 1993.

2. Archivo Asociación Saboyana de la Colonia San Carlos. Libros de Actas.

Archivo privado familia Rey – San Carlos Norte y Centro. Correspondencia.


FUENTES CONSULTADAS:
“Análisis del Departamento las Colonias” de Gustavo Peretti. Ed. Cámara de Diputados de la Provincia de Santa

Fe. Año 1993.

Archivo Comunal de San Carlos Norte. Libros y Registros Oficiales - Planos.

Archivo Comunal de San Carlos Sur. Libros de la Iglesia Protestante - Registros Oficiales.

Archivo Municipalidad de San Carlos Centro. Libros del Cementerio - Planos.

Archivo, Biblioteca y servicio de Internet de la Asociación Saboyana de la Colonia San Carlos-San Carlos Norte.

Archivo y Biblioteca del Museo de la Colonia San Carlos. San Carlos Centro.

Archivo Escuela Nº 357 “Bernardino Rivadavia”- San Carlos Norte. Registros y comunicaciones oficiales.

Archivo privado del genealogista Cristhian Gavard – Haute Savoie (Francia).

Archivo privado familia Blanc – San Carlos Centro.

Archivo privado familia Meynet – San Carlos Norte.

Archivo privado familia Rey – San Carlos Norte y Centro.

Archivo privado familia Varayoud – San Carlos Centro.

“Consultor de Historia Argentina” de Julio C.de la Vega. Ed.Delma. Bs.As. 1994.

“Colonización Suiza en Argentina” de Gastón Gori. Ed. Colmegna. Santa Fe 1947.

“Estructura social de la Argentina” de Gino Germani. Ed. Raigal. Bs.As. 1955.

“Historia de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y San Roque de San Carlos Norte” de Mario Valenti. Ed. Castellvi S.A. - Sta.Fe 1947.

“Historia de San Carlos” de Juan J.Gschwind. Ed. U.N.L.- 2º Ed. - Sta.Fe 1989.

“Informe de las Colonias Agrícolas” de Guillermo Wilcken. Ed.Imp.S.A.-Bs.As.1873.

“La Muerte del Conde” de Ricardo Kaufmann. 3ra. Ed. - Santa Fe 2000.



“Las Colonias de Santa Fe” de Guillermo Perkins . Informe Oficial. Sta.Fe 1863.

“Un habitante del Weiland como pionero en la Argentina” de Fritz Huber – Traducción del alemán por Mariano Cabral Migno. Santa Fe, Diciembre de 1979.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal