Fundación Sin Fines de Lucro



Descargar 21.16 Kb.
Fecha de conversión07.07.2017
Tamaño21.16 Kb.
F
undación Sin Fines de Lucro

Declarada de interés especial por la Legislatura del Gobierno de la Ciudad
www.cineclubnucleo.com.ar

Exhibición n° 6646 - 6647 Martes 4 de abril de 2006

Temporada n° 53 Cine GAUMONT

EL PLAN PERFECTO (Inside Man, Estados Unidos, 2006) Dirección: Spike Lee. Guión: Russell Gewirtz. Fotografía: Matthew Libatique. Diseño del film: Wynn Thomas. Asistente de dirección: Mike Ellis. Montaje: Barry Alexander Brown. Música original: Terence Blanchard, A.R. Rahman. Mezcla de sonido: William Sarokin, Sean Garnhart. Dirección de arte: Chris Shriver. Decorados: George DeTitta Jr. Vestuario: Donna Berwick. Elenco: Denzel Washington (Detective Keith Frazier), Clive Owen (Dalton Russell), Jodie Foster (Madeline White), Christopher Plummer (Arthur Case), Willem Dafoe (Cap. John Darius), Chiwetel Ejiofor (Detective Bill Mitchell), Carlos Andrés Gómez (Steve), Kim Director (Stevie), James Ransone (Steve-O), Bernie Rachelle (Chaim), Peter Gerety (Cap. Coughlin), Victor Colicchio (Sto. Collins), Cassandra Freeman (Sylvia), Peter Frechette (Peter Hammond), Gerry Vichi (Herman Gluck), Waris Ahluwalia (Vikram Walia), Rafael Osorio (guarda del banco), Rodney 'Bear' Jackson (guarda del banco), Darryl Mitchell (oficial), Ashlie Atkinson (Of. Berk), David Brown (Of. Carnow), Robert C. Kirk (Of. Borinsky), Frank Stellato (Detective), Ken Leung (Wing), Marcia Jean Kurtz (Miriam Douglas), Ed Onipede Blunt (Ray Robinson), Amir Ali Said (Brian Robinson), Samantha Ivers (Nancy Mann), Peter Kybart (Mayor), Jason Manuel Olazabal (Hernández), Jeff Ward (Jesús), Anthony Mangano (oficial), Michael Devine (oficial), Ed Bogdanowicz (oficial), Aaron Vexler (oficial), Lionel Pina (policía), Frank Hopf (oficial), Robert Testut (oficial), Craig M. Spitzer (Seth Greenblatt), Limary Agosto (Gladys Perez), Patrick Illig (Brad Stone), Rozanne Sher (mujer del hotel), Rachel Matthews Black (Katherine), Gregory Dann (guardaespaldas), Ben Crowley (asistente de White), Shon Gables (reportero CBS), Dominic Carter (reportero NY1 News), Sandra Endo (reportera NY1 News), Kandiss Edmundson (Madre), Al Palagonia (Kevin), Florina Petcu (Ilina), Agim Coma (Borova), John Speredakos (Porcario), Ernest Rayford. Productor: Brian Grazer. Productor ejecutivo: Karen Kehela, Jon Kilik, Daniel M. Rosenberg, Kim Roth. Productora: Universal Pictures, Imagine Entertainment, 40 Acres & A Mule Filmworks Duración original: 129’.

Esta exhibición se realiza por gentileza de U.I.P.
El film

“Mi nombre es Dalton Russel. Pongan especial atención a lo que estoy diciendo porque escojo mis palabras muy cuidadosamente y nunca repito lo que digo”. Así empieza la última película dirigida por Spike Lee, un thriller que no encaja perfectamente dentro de ese género, pero que cumple con todos los requisitos de una buena producción: buenos actores, excelentes actuaciones, diálogos inteligentes, una trama cautivante y situaciones de humor al mejor estilo Spike Lee (aún cuando el guión no salió de la cabeza de este director sino de Russell Gewirtz).

Para quienes no están familiarizados con este ocurrente director, es conveniente que sepan que este señor del cine tiene una trayectoria de lujo y que en todas sus películas hay una cuestión racial de fondo que, aunque a veces aparece en forma mas sutil que otras, es el estilo que lo ha marcado y lo ha diferenciado desde sus inicios. Spike Lee tiene en su historia películas como El verano de Sam (The summer of Sam, 1999), Haz lo correcto (Do the Right Thing, 1989), Malcom X (1992) y La hora 25 (The 25th tour, 2002), la mayoría de ellas hechas en New York, ciudad que es para Spike Lee una inspiración similar como lo es para Woody Aleen. Spike Lee ama New York y conoce la ciudad con todo lo que ella lleva adentro, revuelto y ordenado.

En su nueva película, El plan perfecto, Spike Lee vuelve a trabajar con Denzel Washington (Malcom X) y suma a dos celebridades del cine contemporáneo: Jodie Foster y Clive Owen.

Clive Owen encarna al “bandido” Dalton Russel que lidera un asalto a un banco en la zona sur de Manhattan. Lo único malo de su papel es que se pasa mucho tiempo con una máscara puesta y no se puede apreciar su indiscutible belleza. Owen es el bandido y Denzel Washington es el detective Keith Frazier, quien en cambio de poder ir a vivir una noche de pasión con su novia, se enfrenta a su primera gran experiencia de negociador para evitar que la banda que tomó por asalto el banco lastime a los 50 rehenes que quedaron atrapados durante el atraco.

Por último, Jodie Foster (Madeline) es una broker de New York que también se dedica a negocios muy delicados y que interviene en este rollo para salvar el nombre de un cliente que encontró en ella a la única persona capaz de confiarle un trabajo especial.

Pasan las horas y la situación en el banco se complica. Denzel Washington quiere imponer su estilo particular para terminar con el lío de la mejor manera posible y llevarse el título de héroe a su casa, pero e l plan de Owen parece perfecto y a medida que pasa el tiempo, las ideas se van agotando.
La situaciones se entreveran. Un video juego violento de 50 centavos se transforma en centro de conversación. Los interrogatorios con testigos son bizarros. Denzel Washington juega a la comedia y lo hace en la medida perfecta. La tensión se interrumpe para dar paso a la risa, Y otra vez el tema racial aparece de fondo: un rehén con turbante se transforma en sospechoso y la diversidad cultural de una ciudad como New York se recrea en cada personaje de la historia.

(Luciana Lamberto, extraído de www.terra.com)


El plan perfecto es una atípica película de atraco desde los créditos iniciales. La presentación de los actores y el equipo técnico acompañan el preámbulo del robo, con cuatro encapuchados a bordo de una camioneta dirigiéndose a la sucursal de un banco en Wall Street. Lo inusual es que en la banda sonora se oye la canción "Chaiyya Chaiyya", aparecida originalmente en la cinta bollywoodense Dil Se... (Mani Ratnam), de 1998, y que por supuesto no habla de asaltos bancarios. Es una melodía de amor.

Ya entrados en la narrativa, siguen las sorpresas. En gran primer plano, sobre fondo negro, Clive Owen rompe la cuarta pared para dirigirse al público. Dice llamarse Dalton Russell, menciona que tenía un plan perfecto para robar un banco y que lo hizo porque puede hacerlo. Afirma que hay una gran diferencia entre estar preso y estar en una celda, mientras lo vemos confinado en un pequeño espacio. En primera instancia, podría pensarse que el guionista debutante Russell Gewirtz está vendiendo la trama desde el primer minuto (un error cometido por Woody Allen en Match Point), sin embargo esto es una treta para despistar al espectador, haciéndole pensar que está viendo un film de robo más.

La totalidad de la cinta es un continuo oscilar entre flashbacks y flashforwards. En los primeros minutos somos testigos de un asalto que inicia con la toma de rehenes, entre clientes y empleados del banco suman unos cincuenta, sin que sepamos el número exacto. Más adelante, en escenas cronológicamente posteriores al asalto (esto se nos indica mediante un sutil cambio en la fotografía), el detective Keith Frazier (Denzel Washington) interroga a los rehenes, preguntando a todos y cada uno si ellos participaron en el asalto al banco. Es entonces que el espectador atento empieza a juntar las piezas del plan perfecto que anuncia el atinado título en español. El primer paso consiste en obligar a los rehenes a despojarse de su ropa y usar en su lugar la misma indumentaria que los asaltantes, impidiendo así que la policía pueda distinguir entre víctimas y ladrones.

El plan perfecto es interesante por dos razones. La primera, tal vez la más notable, es que está dirigida por Spike Lee. La mano de Lee se hace notar en algunos momentos de la trama donde aparecen temas raciales, o regaños para ciertas actitudes de la comunidad negra en EE.UU. (prestar especial atención al videojuego del niño), además la ciudad de NY se convierte en un personaje secundario. Sólo ahí podría conjugarse la riqueza étnica con la posibilidad de que los más altos círculos políticos y financieros tengan algo que ver con una banda de asaltantes.

Sin embargo, en este caso Spike Lee se limita a ilustrar el guión de Russell Gewirtz. Es rara tanta discreción en un cineasta tan polémico y también tan protagónico como Lee, pero aquí su decisión está perfectamente justificada. El principal atractivo de El Plan Perfecto es la forma en que las piezas del guión encajan. Como todo el cine de Hollywood, y lo mismo sucede con todos los films de robo, una planificación tan meticulosa sólo podría ser producto de un guionista. La vida real es demasiado aleatoria para que un plan tan complejo pueda funcionar. No obstante, Gewirtz le inyecta a los acontecimientos un ritmo y una variedad suficientes para evitar que el espectador tenga tiempo de poner reparos.



El Plan Perfecto resulta, pues, una película de atraco puesta de cabeza. En este subgénero, que cuenta con antecedentes tan prestigiosos como Casta de malditos (The Killing, Stanley Kubrick, 1956) o Bob le flambeur (Jean-Pierre Melvielle, 1955), se trata de exponer con antelación el plan para que el espectador siga los pasos que éste requiere para efectuarse. El suspenso se deriva de las contingencias no previstas que pueden estropear el golpe. Russell Gewirtz rompe con esta tradición. En El Plan Perfecto el único que conoce los detalles del atraco, hasta el último momento, es Dalton Russell.

Al igual que el director, los actores principales, que incluyen a pesos pesados como Denzel Washington, Jodie Foster, Willem Dafoe y Christopher Plummer, permiten que sea el guionista el centro del espectáculo. Clive Owen incluso aparece en casi todas sus escenas con el rostro cubierto y en el caso de Denzel Washington, que tiene la participación más visible, puede decirse que interpreta a uno de sus personajes anteriores. A diferencia de Día de entrenamiento (Training Day, Antoine Fuqua, 2001), donde mostraba una ferocidad sorprendente, aquí parece recapitular sus actuaciones previas. De nuevo, creo que esto se debe a una voluntad de permitir que sea el guión el que brille.

A este tipo de películas se les podrá objetar que son poco más que un mecanismo de relojería. Ni ilustran aspectos insospechados de la condición humana, ni nos sorprenden con agudas críticas sociales, son sólo historias de suspenso que manipulan las expectativas del espectador. Habrá quien se frustre por la forma en que los realizadores administran la información a cuentagotas, unos cuantos podrán adivinar en qué consiste el plan de estos ladrones. Lo que no se puede negar es que El Plan Perfecto es una película muy entretenida.

(Marco González Ambriz, 26 de marzo de 2006, extraído de www.revistacinefagia.com)

_______________________________________________________________________________________
Usted puede confirmar la película de la próxima exhibición llamando al 48254102, o escribiendo a nucleosocios@ragentina.com

Todas las películas que se exhiben deben considerarse Prohibidas para menores de 18 años.


_________________________________





La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal