Geopolítica, regiones de frontera y procesos emergentes



Descargar 124.98 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión05.04.2018
Tamaño124.98 Kb.
  1   2   3
Geopolítica, regiones de frontera y procesos emergentes.
Dr. Roberto Carlos Abínzano

abinzano@yahoo.com

Director del programa INREFRO y del Proyecto HANUIN IX.
Resumen:

La función de las regiones de frontera cambió drásticamente a partir de los acuerdos de integración que Argentina y Brasil suscribieron en los años ochenta, rompiendo así su tradicional rivalidad, confirmando la antigua profecía sobre las posibilidades de integración solo cuando estos dos países reformularan sus antiguas estrategias de confrontación. En forma inmediata se sumaron Paraguay y Uruguay. A partir de ese momento, pueden distinguirse diferentes acciones, oficiales y privadas, destinadas a poner en marcha las iniciativas consagradas en los tratados. Pero, a otro nivel y escala, las poblaciones hicieron suya la idea fuerza de la unidad latinoamericana generando diversos procesos emergentes, que tuvieron en las regiones de frontera algunas de sus manifestaciones más complejas e interesantes desde el punto de vista científico y político.

Los estudios antropológicos de estas nuevas realidades se escinden en dos enfoques que necesariamente deben ser complementarios. Uno trata de diseñar un modelo que pueda describir y explicar las múltiples interrelaciones transnacionales de las regiones de frontera y, por otra parte, el estudio etnográfico en profundidad de algunos de los nuevos fenómenos protagonizados por agentes y colectivos sociales y sus praxis.

Reivindicamos las metodologías que procuran una articulación dialéctica entre ambas dimensiones y que sostienen un método comparativo, explicativo y sistémico.


Palabras clave: integración- regiones de frontera- relaciones transnacionales- geopolítica.

Introducción

Estas jornadas de investigación, organizadas por la secretaría de Investigación y Postgrado permiten dar a conocer a nuestros colegas la marcha de nuestros estudios y, a su vez, conocer la de ellos, que, por muchas razones solemos ignorar, debido entre otras cosas, a la cantidad de proyectos nuevos que se han acreditado en los últimos años y a las exigencias de las tareas docentes, de extensión o de gestión. Por esa razón vamos a proceder a un muy breve racconto de un ciclo de investigaciones que conforman una secuencia articulada y progresiva, en la cual se inscribe, por un lado, el proyecto actual, que es la novena etapa de una secuencia (HANIIN I al IX) y por otro, la creación de un programa integrado por varios proyectos y un sub-proyecto, todos vinculados por el tema central y, al mismo tiempo, especializados en algún problema particular. La co-dirección del proyecto Hanuin IX es ejercida por el Mgter. Héctor Jaquet y la del programa, por la Mgter. Diana Arellano

La presente investigación es, como queda dicho, la novena etapa de un ciclo, que abarcó un número amplio de problemas diferentes que se ensamblaron en una estrategia general destinada a explicar y comprender la complejidad de una región de características tan singulares como la región de fronteras. Donde existe una sociedad específica con agentes sociales también singulares.

El proyecto “madre”, “Hanuin”, que significa “Hacer nuestra la Integración”, contó en los últimos años con sub-proyectos y convenios destinados al estudio de cuestiones específicas. El crecimiento del proyecto original nos condujo a la creación de un programa, integrado por cuatro proyectos, y un sub-proyecto. Estos nuevos proyectos integraran el programa “Investigaciones interdisciplinarias sobre las regiones de frontera. Estado, sistemas socioculturales y territorio” (2013-2015). En él se abordan los siguientes temas: a) Economía regional fronteriza, b) Exilio paraguayo y genocidio, c) Historia de la región de fronteras y d) Semiótica de las representaciones sociales regionales (sub-proyecto). Cada uno de ellos fue presentado por separado para su evaluación de acuerdo a las reglas vigentes. Pero, todos están articulados entre si.



En cuanto al proyecto, Hanuin IX, continúa centrado en la problemática de las cuestiones teóricas y empíricas de las regiones de frontera; el seguimiento de la situación específica de la triple frontera en relación al sistema mundo y la situación internacional; la etnografía de las redes transnacionales y los movimientos de resistencia y concientización en relación al punto anterior; la problemática de la juricidad de la triple frontera entendida como espacio de ínter-legalidades y la problemática del desarrollo de la región en función de las nuevas políticas de integración.

Hemos tratado de conocer las acciones y estrategias de los agentes sociales y colectivos regionales y su organización en redes transnacionales, en función del proceso de integración. Evaluar las estrategias de dichas prácticas y el grado de conciencia de la situación regional y el contexto internacional y nacional a través del análisis de las representaciones colectivas y las ideologías predominantes en la dialéctica hegemonías/contra-hegemonías.

Nuestra intención en este ciclo de investigaciones fue tratar las fronteras entre sociedades complejas y, por lo tanto situarnos en los estudios de esta escala.

Como antropólogos, asumimos que era necesario apelar a las practicas trans-disciplinarias y que solo en algunos problemas específicos íbamos a poder utilizar nuestras técnicas tradicionales de campo. Y esto no es algo novedoso. Se trata de un problema que nuestra ciencia debió enfrentar hace muchas décadas. Aunque debemos decir que el estudio de la sociedades complejas está muy lejos de ser -en la actualidad- una especialidad de contornos definidos, ya que, toda la antropología moderna estudia sociedades complejas, se practica en sociedades complejas y a lo sumo focaliza su interés en fragmentos o segmentos de sociedades complejas a cuya totalidad debe necesariamente apelar. Entonces, debemos consignar, que no es lo mismo antropología de las sociedades complejas que en las Sociedades complejas. Un estudio de las regiones de frontera debe combinar la etnografía de las situaciones de frontera concretas con una visión macro de la región tal como la definiremos en el presente texto y de las relaciones extra-regionales en su forma de redes o de flujos.

Así mismo, debemos aclarar que dejamos de lado todo uso metafórico del término frontera ya que todos los entes posen sus límites en relación a otros, salvo quizá, el universo mismo. Hablamos de fronteras entre naciones estado establecidas por el derecho internacional, que son convencionales, políticas y jurídicas. Cuando nos referimos a fronteras interiores hablamos de frentes expansivos o de ocupación, interiores a un estado. Obviamente, la historia de las regiones de frontera está ligada estrechamente a estos frentes. Existe una abundante bibliografía que utiliza el término frontera para referirse a fenómenos diferentes, aunque complementarios, de nuestra definición. Creemos que ese uso es legítimo y que responde a una tradición respetable siempre que en cada caso se explicite en qué sentido se habla de frontera.
La región de fronteras como objeto de estudio:
Desde un comienzo tratamos de vincular las estructuras globales y los macro-procesos con las especificidades regionales. Esa fue nuestra línea de trabajo y siguió siéndolo, por razones no solo prácticas sino epistemológicas. No podemos dejar de mencionar las influencias directas de los aportes de Alfredo Jiménez Núñez y sus estudios sobre la frontera entre México y Estados Unidos y la obra pionera en el tema de Hebe Clementi, abundante en información histórica. Los estudios sobre fronteras crecieron de manera exponencial en los últimos tiempos. Hubo como una especie de eclosión bibliográfica y de nuevas investigaciones. Al principio sentimos cierta orfandad. Pero afortunadamente, el tema ha llamado la atención que se merece como veremos mas adelante. En cuanto a la dimensión simbólica de la frontera debemos señalar que un concepto clave de nuestros estudios es el de praxis. La praxis es la conjunción dialéctica entre las ideas y las acciones de los agentes sociales. De allí que mas allá de toda practica discursiva, interesa observar lo que los agentes hacen en forma conjunta con lo que piensan y expresan en sistemas simbólicos. Estudiar la sociedad es estudiar simultáneamente estas dos dimensiones.

Dentro del universo simbólico ocupan un lugar central las ideologías, tema que, según el antropólogo Eduardo Menéndez, ha sido sistemáticamente rehuido por nuestra ciencia. Para poder comprender las acciones de los agentes de la sociedad de fronteras hemos pergeñado dos categorías: una es la “no integración”, cultura de la sospecha, de la defensa, y la otra, que debe ser construida, ( o que se está construyendo) es la “cultura de la integración”. Son los nuevos códigos tendientes a fortalecer y desarrollar los proyectos integradores.


Las fronteras y sus modelos de análisis:

Cuando se sale de un territorio nacional para entrar en otro, se cambia de soberanía y de sistema de poder.; en cada país, se debe todo al gobierno local, nada al vecino…(…)…todo se detiene en las fronteras. Los sistemas nacionales son fundamentalmente heterogéneos. Esto es lo que hace atractivos los límites.”



“…la posibilidad de cambiar de soberanía según las actividades. Las necesidades o los intereses propios se saca el mejor partido de cada espacio…” “…mas allá de las fronteras desaparecen los efectos directos del poder y de la soberanía, pero las relaciones no se interrumpen. Toman varias formas…” (Claval, P., 1982:210) (Negritas nuestras)
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal