Guerrillas antifranquistas



Descargar 36.84 Kb.
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño36.84 Kb.






INTRODUCCIÓN:

Antes de nada, querría explicar el motivo por el cual he decidido hacer este trabajo sobre los “huidos”, “escapados” al monte durante la guerra.

Mi bisabuelo era natural de una aldea de Ortigueira y según me cuenta mi madre no paraba de contar historias sobre los escapados, hablaba de “los hombres de Neira”, un escapado que por las noches se acercaba con su cuadrilla a las casas a pedir comidas y provisiones para sobrevivir en el monte. Los lugareños les ayudaban corriendo el riesgo eso sí de ser denunciados y como les ocurrió a alguna de esta gente ser fusilados “no atrio da iglesia”, muchos de ellos delatados por sus propios vecinos y “salvados” “polo cura” que intercedía a favor de sus feligreses.

GUERRILLAS ANTIFRANQUISTAS:

Una de las características de nuestra postguerra fue el fenómeno de la guerrilla antifranquista. Podíamos decir que la guerrilla franquista atravesó una serie de etapas, en torno a las que no hay un acuerdo total de los autores, por eso la periodización más correcta podría ser la siguiente:

- 1ª fase: Coincidiría con la Guerra Civil, y la protagonizarían por un lado, los que huyen ante el avance de las tropas sublevadas y se ocultan en la Sierra y, por otro, por los grupos que, tardía e insuficientemente, creó el Estado Republicano para debilitar la retaguardia franquista.

- 2ª fase: Abarcaría desde el final de la Guerra hasta 1944: la guerrilla estaría formada por aquellos que escapan de la represión y por algunos pequeños grupos con mayor conciencia política que consideran que la libertad puede recuperarse mediante la derrota militar del franquismo, apoyador por insurrección popular.

- 3ª fase: Sería la más importante, iría de 1944 a 1948, iniciada con la frustrada invasión a través del Valle de Arán y que al calor de los triunfos de la Resistencia europea (donde han colaborado muchos españoles, especialmente en Francia), frente a nazis y fascistas, pretende no sólo conseguir el levantamiento contra Franco, sino la ayuda aliada, apoyándose en que el Régimen tiene similares características a sus enemigos, y además colaborador de los derrotados en la II Guerra Mundial.

- 4ª fase: Esta es la etapa del MAQUIS, comenzaría en torno a 1948, finalizando aproximadamente en 1952, aunque sus rescoldos perduren hasta la década de los 60.





EL MAQUIS:

La palabra procede del vocablo francés maquis, que proviene a su vez del corso y del italiano machía, que equivale a paisaje de arbustos, matorrales. Su origen viene de Francia para denominar a grupos de guerrilleros de la resistencia francesa contra la ocupación alemana en la 2ª Guerra Mundial que se escondían en zonas montañosas o bosques.

EL MAQUIS, lo definiríamos como Guerrilla de resistencia antifranquista durante la posguerra civil española, también conocido como la guerrilla, Resistencia española o GE (Guerrilleros Españoles),es decir, fue el conjunto de movimientos guerrilleros antifascistas de resistencia en España que comenzó durante la Guerra Civil.

Eran los huídos al monte organizados en guerrillas se les conocía como “guerrilleros”, “los del monte”, “fugados”, “fuxidos”, “escapados” o “emboscados”. Estas gentes, en ocasiones simples simpatizantes, se escondieron mayoritariamente en sus casas o casas de familiares, siendo en un principio una minoría la de los que buscaron refugio en las montañas. A estos primeros huidos se fueron añadiendo desertores y evadidos de penales y campos de concentración. Estos grupos dispersos fueron el germen de las posteriores agrupaciones guerrilleras.



Imagen: Guerrilleros de Cantabria

El casi inmediato estallido de la Segunda Guerra Mundial sorprendió a gran parte de los excombatientes republicanos en territorio francés; muchos de ellos se incorporaron a la Resistencia francesa en lo que fue la Agrupación de Guerrilleros Españoles. A partir de 1944, con los ejércitos alemanes en retirada, muchos de estos guerrilleros reorientaron su lucha antifascista hacia España. Pese al fracaso de la invasión del Valle de Arán en ese año, algunas columnas consiguieron progresar hacia el interior y enlazar con las partidas que habían permanecido en el monte desde 1939.

El periodo de máximo apogeo guerrillero fue el comprendido entre 1945 y 1947. A partir de este año se intensificó la represión franquista, que poco a poco fue terminando con las partidas o grupos. Muchos de sus integrantes murieron o fueron detenidos (lo que en muchos casos supuso igualmente la muerte), otros escaparon a Francia o Marruecos. En el año 1952 se procede a la evacuación de los últimos contingentes de importancia. Desde ese año, quienes aún resisten en el monte, negándose a elegir entre exilio o muerte, luchan ya casi exclusivamente por la supervivencia. El final del maquis lo marcan las muertes de Ramón Vila en 1963 y de José Castro “El Piloto” en 1965.

José Castro- El piloto

Las Guerrillas en Galicia

ORÍGENES

Desde los primeros días de la rebelión, Galicia quedó en mano de los militares africano-militaristas sublevados el 18-7-1936. El tener fronteras naturales con Asturias, León y Zamora dio lugar a una gran bolsa natural formada por miles de antifascistas y militares leales al gobierno de la República. Así mismo león y Zamora estaba en manos de los rebeldes con lo cual existía una fluida relación entro los que desertaban de las 3 provincias. Quienes sabían que estaban señalados por sus afiliaciones o simpatías políticas y veían como la represión se cebaba con amigos y conocidos que confiadamente se habían entregado, no dudaron en echarse al monte. Éstos son los “huidos” “escapados” y se concentraron en el sudoeste de Lugo, parte oriental Orense, los principales pueblos fueron O Barco de Valdeorras, A Gudiña y Verín ocupando las zonas montañosas de las sierras (Cabrera, Queixa, San Mamede y Cabeza Manzaneda). Después también se asentaron en las comarcas costeras de A Coruña y Lugo, en una línea que comunica Vigo con Vivero pasando por Ferrol.



Los orígenes de las guerrillas en la región gallega, con sus irradiaciones en doble sentido, hacía León y Asturias en sus zonas limítrofes con Lugo y Orense, así como de aquellas provincias hacia éstas, son un ejemplo complicado en el trasiego de “huidos”. Esto puede venir motivado por la diversidad de ideologías de sus protagonistas. Aunque las 4 provincias gallegas, más las zonas de Ponferrada y las de Cangas de Narcea y San Antolín de Ibias (Asturias) formasen un conjunto geográfico donde luego se ubicaría el “Ejército Guerrillero de León-Galicia”, también llamado “IV Agrupación” y “Agrupación Pasionaria”, no acaecía lo mismo con las intenciones ideológicas, que alimentaron el problema de las guerrillas y dieron lugar a su nacimiento. Así, mientras en la zona de Villagarcía- Pontevedra con Vigo y Tuy, tienen un arranque comunista, lo mismo que en Ortigueira-Pontedeume-Betanzos-A Coruña; hay un enraizamiento socialista en Órdenes (A Coruña) y Lugo a causa de los huidos desde Asturias; anárquico, entre Celanova y Verín en Orense, entre Ponferrada, Quiroga (Lugo), Castro Caldelas (Orense) y Puebla Sanabria (Zamora), donde se sucedieron varias incursiones de gran éxito.



Estas organizaciones de guerrillas llegaron a alcanzar tal incremento que las autoridades franquistas ampliaron en número y presión las fuerzas y medios de represión.

Cuando Manuel Castro, procedente del maquis galo, llega a tierras gallegas, tras las infiltraciones por el Valle de Aran, para conectar con el Comité Regional, instalado entonces en Vigo, se encuentra con que el primer intento de una organización “guerrillera” ya ha sido hecho en los montes de Casayo bajo iniciativa de Mario Fernández Rodríguez , destacado desde Asturias.

A principios de 1942 se constituyó la Federación de Guerrillas de León-Galicia. Esta era la primera guerrilla de la postguerra española. En el pueblo de Ferradillo, próximo a Ponferrada, se produjo la reunión de los 24 fundadores cuya militancia política estaba repartida de la siguiente forma: 5 socialistas, 4 cenetistas, 6 ugetistas, 4 comunistas y 5 sin ninguna militancia. Es de destacar el equilibrio político de esta directiva donde se aprecia lo heterogéneo de su composición.



RELACION DE LOS PRINCIPALES “HUIDOS AL MONTE” DE LA GUERRILLA EN GALICIA:

A continuación relacionaré una lista de los “escapados” más representativos de Galicia.



MANUEL PONTE PEDREIRA: “Pintor”, de Frades parroquia de Abellá. Al empezar la guerra civil Manuel Ponte no tenía filiación política alguna. Empezó a tomar conciencia de la realidad social y militar en la cárcel, como muchos otros. Y cuando se marchó al monte, como tantos “escapados” fue para librarse de la amenaza de ser encarcelado de nuevo. Además, Ponte era de los que tenía que presentarse a la policía de Frades cada semana, y cada visita a la comisaría era, para él y para los demás, una humillación y un trastorno insoportable. El 21-4-1947 fue cercado y rematado.

Imagen: Manuel Ponte Pedreira “pintor”



BENIGNO ANDRADE GARCIA: “Foucellas”, natural de Foucellas parroquia de Mesía (A Coruña). Pertenecía a la C.N.T., era un rebelde nato y olía a los guardias a cien leguas a la redonda. En 1940 monta su propia partida con escapados. Se instala en los Montes de Boecio. Esta partida actuó muchas veces apoyada por grupos foráneos el del leonés “Girón” y el gallego “Abel”. Los mandos eran militantes del PCE y la mayoría fueron evacuados al extranjero vía Portugal. El 9-03-1952 “Foucellas” se encontraba en la zona Betanzos y fue descubierto. Se abrió tiroteo y resulto herido en un pie, fue juzgado y ejecutado en julio de 1952.

Imagen: Benigno Andrade “Foucellas”



JOSÉ CASTRO VEIGA: “El Piloto”. De Boelle de Arxemil, una aldea de Corgo (Lugo), su nombre se debe a que era cabo de la Aviación del cual desertó para luchar en el bando republicano. Fue apresado al final de la guerra y condenado a 30 años de prisión siendo indultado en 1943. Continúa con su actividad política de forma clandestina y huyendo de una redada de comunistas en Madrid se echa al monte en 1945. Actuó en la zona oriental de la Cordillera Cantábrica, al sur de Lugo. Finalmente un antiguo compañero del servicio militar lo delató, pocos días después fue abatido en Belesar (Lugo) cerca de la presa de la central eléctrica.

Imagen: José Castro Veiga “El Piloto”



MANUEL FERNANDEZ SOUTO : “Coronel Benito” “Soutiño”, de Mugardos (A Coruña). Antiguo marino de guerra, tenía una capacidad de organización alta reconocida por sus propios enemigos. Después de una larga prospección por todo Galicia fue tiroteado y muerto en Bóveda (Lugo) en junio de 1949.

Imagen: “Coronel Benito”

MANUEL EIVE Y RAMIRO CARBON: “Eive-Carbón”, era una partida formada en su mayoría por desertores de la base marítima ferrolana. Se creó esta partida en 1944 y estaba dividida en 4 grupos mandados por “Eive”, “Carbón”, “Patitas” y “Marinero” este último debe su apodo a que estaba destinado en el Ministerio de Marina y desertó. En 1948 esta partida la manda Jesús Vilariño un muchacho de 21 años que se echó al monte para no servir al régimen que había asesinado a su padre.

OTRAS PARTIDAS

Imagen: Los Caxigales (grupo de maquis)

En Lugo también hubo numerosas partidas, entre ellas, citaremos las siguientes:

- Partida del “Alférez Provisional”, probablemente la primera partida en esta provincia fundada en 1937, su jefe era un alférez provisional de la legión.

- César Terrón, minero natural de Fabero en León, su unidad estaba formada por exsoldados del derrotado Ejército Republicano del Norte, su muerte en 1940 fue mala suerte, iba cargado con un cordero, al pasar por un apostadero formado por moros de Regulares, el cordero hizo ruido y uno de los marroquíes disparó a bulto acertando mortalmente a César.

- Luís Trigo “Guardarríos”, creada esta partida en 1940 en zona Mondoñedo.

- Antonio Crespo “Fuenteoliva”, formada en 1945 su base era en la Sierra de Peña Redonda.

En Pontevedra, destacamos a Rogelio García Morales “Maletas” partida de 1938 que actuaba por Vigo, Redondela y Ponteareas. También estaba Manuel Simón “Xanote” que colaboraba con la partida del “Maletas” y sus zonas de actuación por sur y este de Vigo.

Antonio Crespo “el fotógrafo”, que procedía del cuerpo de carabineros actuó en 1945 por la zona de Lalín, más tarde hacía el sur por Vigo. Murió en 1948 cuando iba oculto en un tren de mercancías intentando salir de Galicia.

En Orense, destacaríamos a Manuel Alvárez Arias “Bailarín”, cuatrero de profesión natural de Casoyo (Orense), se echó al monte en 1936,su zona de actuación fue O Barco de Valdeorras-Pobra de Trives- A Gudiña. Se rindió y se cree que intento comprar su perdón a cambio de entregar a sus camaradas, pero fracasó porque fue encarcelado, juzgado y fusilado en 1941.

Otras partidas de Orense serían las siguientes:

-Alfredo Yañez Domínguez “Aguirre”

- Marcelino de la Parra Casas “Parra”

- Mario Rodríguez Losada “Mario de Langullo”

- Los Soulecines, partida compuesta por hermanos que eran Adolfo, Domingo, Consuelo, Antonia, Rogelio y Sebastián Rodríguez León con su base en la Sierra del Eje actuando en O Barco de Valdeorras, Pobra de Trives e Viana do Bolo.

- Raúl Mayo Méndez “Raul”, antiguo militante de Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) de A Coruña y fue uno de los jóvenes guerrilleros enviados a Francia en 1945 para seguir cursillos sobre la organización de la lucha en el monte. Murió en en encuentro armado en las calles de A coruña en 1950.



Para concluir vamos a hablar del último superviviente de los escapados de Lugo recordando al motivo de este trabajo que es el personaje del que hablaba mi bisabuelo:



EL MAQUIS LUCENSE: EUSEBIO GONZÁLEZ PEDREIRA

Eusebio González Pedreira, a sus 94 años, es el último superviviente de los guerrilleros que operaron en el norte de Lugo y A Coruña. Así a través del diario “El Progreso” de Lugo somos testigos a través de su memoria de estos hechos.. Es la memoria viva del maquis lucense, primero en el grupo dirigido por los hermanos Neira, encabezada por el anarquista José Neira, herrero de profesión, y después por el comunista Marrofer (Marcelino Rodríguez Fernández).

Eusebio era de O Vicedo, tuvo que huir a Francia a finales de 1946 y permaneció 9 años en el monte donde vivió hechos trascendentales de la guerrilla. Su testimonio nos sirve para aclarar situaciones que van más allá de la prosa judicial y revanchista que podemos encontrar en los archivos de represión franquista.

Así narra este antiguo maquis desde su residencia en la población francesa de Castres, a 70 km de Touluse:

“Os irmás Neira eran da zona de Ortigueira e andaban máis ben pola parte de Cabanas e Ortegal. O noso grupo actuaba en Viveiro e Ourol, pero tamén por toda a área operativa da Terceira Agrupación, segundo as necesidades. Íamos a Mondoñedo, Palas de Rei, Ourol, Betanzos, Vilalba, Ortigueira, Ferrol, As Pontes. Movíamos dende a fronteira de Asturias ata a Coruña e Pontevedra” .

JOSÉ NEIRA FERNÁNDEZ:

Orteganos

José Neira Fernández, líder antifranquista



José Neira Fernández (En la foto, el primero a la izquierda), nació en Mera de Arriba en 1909. Durante sus años jóvenes se dedicó a trabajar de herrero en Cuiña y se afilió al Sindicato General de Proletarios de San Claudio, de orientación anarquista, que estaba próximo a los presupuestos de la Confederación Nacional del Trabajo, más conocida por sus siglas, CNT.

“Neira”, de Ortigueira (La Coruña), se echó al monte en primavera de 1938. Con base en los Montes de Montallén y Ramalleira. A principios de la década de los 40 “Neira” y sus hombres eran medio centenar y se dividían en 5 grupos. Merodeaban por la provincia de A Coruña, Ortigueira-Ferrol- As Pontes. Después ampliaron su campo de aacción por el sur hacia Pontedeume, Villarmayor, Monfero, As Neves- Capela. Después dirige los guerrilleros de la zona costera Cee-Vimianzo-Monte Pinto. En 1943-1944 se le vuelve a ver por Ortigueira para finalmente ser gravemente herido en una refriega y trasladado a Francia.

La partida de Neira era una de las más organizadas y sirvió de base para crear en otoño de 1944 la Cuarta Agrupación Guerrillera. Sus integrantes tenían contactos en Moeche y Ferrol, lo que les permitía refugiarse en casas de apoyo durante largos periodos cuando estaban heridos.

González Pedreira, natural del lugar de Humeiros, en la parroquia de Mosende, tenía veinte años cuando estalló el alzamiento militar. No militaba en ningún partido político, pero sí estaba afiliado al sindicato CNT de Viveiro. En 1942 se sumó a la disciplina del Partido Comunista.

Uno de los misterios que aún hoy rodea a la guerrilla lucense fue la muerte de Neira, que algunos atribuyeron a una lucha de poder entre anarquistas y comunistas en el seno de la guerrilla. González Pedreira precisa que, a raíz de la caída de una serie de compañeros en 1942, «plantexouse xa a necesidade de xuntar diñeiro para comprar un barco e fuxir a Francia. Neira e Xosé Castro foron para Ferrol a buscar máis diñeiro e, pasados tres ou catro meses, só regresou Castro, «que nos dixo que se separou de Neira e non volveu a velo. Non soubemos nada máis del. As circunstancias da súa morte seguen sen clarexarse».

El sucesor de Neira, el asturiano Marcelino Rodríguez Fernández, intentó organizar los grupos guerrilleros de modo que «desen máis golpes, sen pensar que cada vez que había enfrontamentos producíanse mortos e feridos que falecían aos dous ou tres días por non poder atendelos. Para nós era vital protexer o corpo se queríamos sobrevivir», precisa Pedreira. Otro de los riesgos era actuar o mantener escaramuzas en la comarca de origen. «Se nalgunha acción armada participaba xente coñecida na zona mataban ou torturaban a toda a familia».



BIBLIOGRAFÍA:

http://es.wikipedia.org/wiki/Maquis_(guerrilla_antifranquista)

http://casaio.blogspot.com.es/2009/01/historias-de-casaio-os-escapados.html

http://www.oocities.org/es/paisajes_guerrilla/galicia1.html

 http://elprogreso.galiciae.com/nova/68806.htm



http://elprogreso.galiciae.com/estilos/fondo.gifhttp://www.memoriahistorica.org.es/joomla/index.php/component/content/article/563-el-asalto-al-barco-del-exilio


Alejandro Naveira López

2º BACH A Página






Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal