Hermanos Saíz Montes de Oca


Epígrafe 1.1.4 Importancia de la capacitación de los trabajadores sociales desde la perspectiva de la prevención social y la Educación Popular



Descargar 0.7 Mb.
Página5/11
Fecha de conversión05.04.2018
Tamaño0.7 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Epígrafe 1.1.4 Importancia de la capacitación de los trabajadores sociales desde la perspectiva de la prevención social y la Educación Popular.

”Se entiende el Trabajo Social, como una profesión que se ocupa, no solamente de las situaciones sociales concretas que muestran determinadas carencias o necesidades especiales, sino también de capacitar, organizar, movilizar, concientizar, integrar y cohesionar a los actores sociales para que, con su participación comprometida y responsable contribuyan a la transformación social a favor de una mejor calidad de vida. Es una profesión que va más allá de la investigación de las situaciones problemas; en tanto, se ocupa de la preparación y orientación de los actores para que puedan reflexionar en torno a las problemáticas del desarrollo social, que los contextos históricos imponen y se conviertan en agentes participativos y responsables de las estrategias de desarrollo de cada contexto, en aras de prevenir las situaciones – problemas y minimizar sus impactos”. (García Yordi M., 2009)

“El término capacitación se utiliza con frecuencia de manera casual para referirse a la generalidad de los esfuerzos iniciados por una organización para impulsar el aprendizaje de sus miembros. . . Se orienta hacia la cuestiones de desempeño de corto plazo.” (Bohlander, G.; 1999)

En esta dirección la autora se afilia a la siguiente definición: “La capacitación consiste en una actividad planeada y basada en necesidades reales de una empresa u organización y orientada hacia un cambio en los conocimientos, habilidades y actitudes del colaborador. . . La capacitación es la función educativa de una empresa u organización por la cual se satisfacen necesidades presentes y se prevén necesidades futuras respecto de la preparación y habilidad de los colaboradores.” (Siliceo; 1996)

En el Consejo Popular de Puerta de Golpe son escasas las investigaciones relacionadas con la capacitación de los trabajadores sociales, en función de la prevención del abandono hacia el adulto mayor, por lo tanto, en la concepción de este programa que estamos proponiendo se tuvo en cuenta los siguientes criterios:


  • que no todo lo que se enseña se aprende, y que no todos los participantes en una misma situación de aprendizaje aprenderán lo mismo, (la autora en la tesis se ocupó más del aprendizaje que de la enseñanza). El aprendizaje no es un momento ni una técnica: es una actitud, una cultura, una predisposición crítica que alimenta la reflexión que ilumina la acción.” (Gore, E.; 1998)

  • es necesario asegurarse que lo que se enseñe sea realmente una necesidad de la organización, luego que lo que se enseña sea aprendido, que lo aprendido sea trasladado a la tarea y finalmente que lo trasladado a la tarea se sostenga en el tiempo. La única forma de asegurarnos que todo esto suceda es a través de una buena evaluación, estudio y análisis antes, durante y después de la implementación de cualquier programa de capacitación.

Si bien se consideró, las particularidades de la capacitación que reciben los trabajadores sociales, (como recursos humanos), desde el Programa de Trabajadores Sociales en el municipio y verificar que dicha capacitación haya sido efectiva, esta además de ser la solución para prevenir el abandono como forma de violencia intrafamiliar hacia los adultos mayores, debe esta constituir un mecanismo socializador, de gran poder para el trabajo social, ya que genera una diferencia competitiva, entonces cabe preguntarnos si dado el ambiente cada vez más competitivo y los recortes de personal proyectados en busca de eficiencia, la planeación de los recursos humanos, significa hoy, un reto en Cuba.

“En cualquier institución importante, sea empresa, organismo estatal o cualquier otra, la capacitación y desarrollo de su potencial humano es una tarea a la cual los mejores dirigentes han de dedicar enorme tiempo y atención”. (Blake, O., 1997)

Debido a que la meta primaria de la capacitación es contribuir a las metas globales de la organización, es preciso desarrollar programas que no pierdan de vista las metas y estrategias organizacionales, ya que todo debe guardar una coherencia interna dentro de la organización.

A fin de tener programas de capacitación eficaces y que tengan un impacto máximo en el desempeño individual y organizacional, se recomienda usar este enfoque sistemático con una progresión de las siguientes fases, que primero las enumero y a continuación las describiré:



  1. Evaluación de necesidades

  2. Diseño de programas

  3. Instrumentación

  4. Evaluación

Estos criterios dirigen la atención en meditar en que el papel de las políticas y prácticas de recursos humanos deben crear organizaciones que sean capaces de ejercitar la estrategia, operar en forma eficiente, comprometer a los empleados y manejar el cambio. Hay muchas razones por las cuales una organización debe capacitar a su personal, pero una de las más importantes es el contexto actual ya que vivimos en un contexto sumamente cambiante. Ante esta circunstancia, el comportamiento se modifica y nos enfrenta constantemente a situaciones de ajuste, adaptación, transformación y desarrollo y por eso debemos estar siempre actualizados. Por lo tanto las empresas se ven obligadas a encontrar e instrumentar mecanismos que les garanticen resultados exitosos en este dinámico entorno. Ninguna organización puede permanecer tal como está, ni tampoco su recurso más preciado (su personal) debe quedar rezagado y una de las formas mas eficientes para que esto no suceda es capacitando permanentemente. Las organizaciones en general deben dar las bases para que sus colaboradores tengan la preparación necesaria y especializada que les permitan enfrentarse en las mejores condiciones a sus tareas diarias.

En este aspecto las reflexiones de la investigadora Carolina Regino Sutton, de la Universidad de Belgrano favorecen los fundamentos de esta tesis ya que sostiene el criterio que el capital humano es una expresión genérica que se utiliza para describir el valor del conocimiento, habilidades y capacidades que poseen un impacto tremendo en el desempeño de la empresa, por lo que para integrar capital humano en las organizaciones, los gestores deben comenzar por desarrollar estrategias a fin de asegurar conocimiento, habilidades y experiencia superiores en su fuerza de trabajo y para definir puestos se centran en identificar, medios para utilizar dicho conocimiento en beneficio de la empresa, reclutar, contratar el mejor y más brillante talento disponible, así como crear organizaciones en las que el capital intelectual, en nuestro caso los trabajadores, se actualicen constantemente, ello significa que las capacidades individuales servirán de sustento para redefinir las capacidades competitivas de la organización , lo que exige de la coordinación y el esfuerzo común de los centros de capacitación tanto laborales como instituciones que la ejecutan.

En este sentido "aprender es aumentar la capacidad para producir los resultados que uno desea. La creación, asimilación, transformación y diseminación de conocimiento pasa a ser una estrategia central en la vida organizacional constituyendo un esfuerzo regular y perdurable de desarrollo de capacidades, condición necesaria para la preservación de la competitividad". (Kofman, F., 2001)

Las capacidades pueden ser hard (tecnologías, etc.) o soft (capacidad de la organización, etc.), estas últimas son más difíciles de crear y copiar. Las organizaciones están trabajando en 4 direcciones de capacidades soft:



  • Creación de capacidades de confianza

  • Derribo de las propias fronteras, permitiendo que la información y las ideas circulen por toda la organización.

  • Capacidad de cambio, flexibilidad y agilidad que permitan una innovación constante.

La autora asume que existen varios métodos de formación o capacitación. (Cuesta Santos A., 2001: 5 80)

En el trabajo: El desarrollo de habilidades y destrezas de este tipo se diseñan para condiciones particulares de la institución y requieren de entrenadores, generalmente internos. (Puede ser mediante entrenamiento en el puesto de trabajo y formación fuera del puesto de trabajo, en la propia institución)

Formación fuera del trabajo: Para el desarrollo de supervisores, directores y de personal de cierto nivel jerárquico dentro de la organización y es ideal para impartir conocimientos generales sobre temas de Administración, personal, técnicos.

Dentro y fuera del trabajo: Es una combinación de los dos anteriores y por

supuesto, su aplicación es amplia y generalmente es el que rinde mejores resultados debido a su flexibilidad.



La autora considera que la capacitación beneficia a las personas como entes humanos y naturales, ya que:

  • Ayuda al individuo en la solución de problemas y en la toma de decisiones.

  • Aumenta la confianza, la posición asertiva y el desarrollo.

  • Forja líderes y mejora las aptitudes comunicativas.

  • Sube el nivel de satisfacción con el puesto.

  • Permite el logro de metas individuales.

  • Elimina los temores a la incompetencia o a la ignorancia individual.

  • Mejora la comunicación entre grupos y entre individuos. Ayuda en la orientación de nuevos empleados.

  • Proporciona información sobre disposiciones oficiales. Hace viables las políticas de la organización.

  • Alienta la cohesión de grupos. Proporciona una buena atmósfera para el aprendizaje. Convierte a la institución en un entorno de mejor calidad para trabajar.

  • Proporciona una buena atmósfera para el aprendizaje. Convierte a la institución en un entorno de mejor calidad para trabajar.

También beneficia a las organizaciones, pues:

  • Conduce a rentabilidad más alta y a actitudes más positivas. Mejora el conocimiento del puesto a todos los niveles.

  • Eleva la moral de la fuerza de trabajo.

  • Ayuda al personal a identificarse con los objetivos de la organización.

  • Crea mejor imagen.

  • Mejora la relación jefes – subordinados.

  • Es un auxiliar para la comprensión y adopción de políticas.

  • Se agiliza la toma de decisiones y la solución de problemas.

  • Promueve el desarrollo con vistas a la promoción.

  • Contribuye a la formación de líderes y dirigentes.

  • Incrementa la productividad y calidad del trabajo.

  • Ayuda a mantener bajos los costos.

  • Elimina los costos de recurrir a consultores externos.

En este enfoque la autora refiere la importancia de la capacitación del trabajador social para:

  • potenciar el trabajo social familiar prestando especial atención a las acciones que favorezcan el desarrollo integral de la familia, así como la prevención de problemas relacionados con el funcionamiento familiar.

  • prevenir y transformar los problemas sociales de los individuos, grupos y comunidades que se identifiquen en cada contexto.

  • participación social y la implementación de las políticas y servicios sociales a través de acciones de orientación, organización, movilización de recursos, concientización y educación social para el logro del bienestar de toda la población.

Siguiendo la lógica para fundamentar el programa de capacitación, la autora sostiene el criterio que si bien la familia, es portadora de aprendizajes, valores morales, conciencia colectiva, aptitudes para asumir roles, aprender a compartir significaciones y su contribución a ejercer influencias educativas para transformar las conductas violentas hacia el interior del microgrupo, y que “los individuos se unen por razones biológicas, psicológicas y socioeconómicas independientemente del status jurídico de tales uniones, la familia puede ser considerada como un grupo social primario que, al menos, cumple las funciones básicas de reproducción de la especie y de transmisión de la cultura a las nuevas generaciones”. (Corsi Jorge., 1999), pero ello no significa reducir el proceso de capacitación - prevención en la familia. Reconoce que si se logra involucrar a los propios adultos mayores como gestores de su autodesarrollo y a la comunidad, como la que con su participación organiza, moviliza, identifica, toma decisiones, elabora y ejecuta proyectos para solucionar necesidades, con un sentido democrático y no individualista, desde la integración social, entonces la prevención social en este sentido adopta un carácter legitimador.

La reflexión de la autora está dirigida a destacar el valor del encargo social que el tiene trabajador social en función de proveer tanto a la familia como a los adultos mayores como a la comunidad, de las herramientas útiles para prevenir problemas manifiestos y solucionar conflictos, pero desde la debida capacitación desde el paradigma investigación acción participativa, criterios estos que se sustenta en el Título III del Régimen de Asistencia Social. Capítulo I. Generalidades, artículo107, el que establece que “los trabajadores sociales participan en la aplicación de los programas sociales que el Estado desarrolla y contribuye en la prevención, detención, orientación y solución de las causas de los problemas sociales”.

Constituye un reto para los trabajadores sociales de hoy, atender y/o prevenir el abandono hacia el adulto mayor y así lo considera la autora, por el nivel de preparación profesional que exige el trabajo social preventivo, en función de organizar y ejecutar acciones de capacitación que contribuyan a disminuir el riesgo de la problemática en la familia y asume el criterio de Loquist cuando define el proceso de prevención como: “un proceso activo y asertivo de crear condiciones y/o atributos personales que promueven el bienestar de las personas”. (López M., [et.al]…: 2000)

Sin embargo, necesita tratamiento, y en muchas de las ocasiones se dificulta por la excesiva sectorialización de la intervención social, y a una falta de comprensión de la necesidad de su atención, y en la falta de preparación de los especialistas que no saben cómo identificar los casos de violencia.

Entre los autores pioneros que centraron su atención en acciones preventivas ante los problemas psicosociales y difundieron la idea de la prevención encontramos a Erich Lindemann (1944) y Caplan, (1983), quien en década del sesenta establece una distinción entre: prevención primaria, secundaria y terciaria a partir del momento procesal (proceso de origen y desarrollo de un problema o trastorno determinado) en el que se instrumenten las acciones preventivas (antes, durante o después del problema).

A los efectos de esta investigación en su momento actual, la autora asume en su tesis, la prevención secundaria que intenta detener el problema lo antes posible e intervenir en las primeras fases de la evolución evitando que se desarrolle, dirigida a individuos ya afectados, para descubrir los casos ya existentes, proporcionarles tratamiento o usar el remedio eficaz para el problema; recurre a establecer oportunidades sociales. Su objetivo es reducir la gravedad y/o duración de la problemática, por lo que la autora considera que esta clasificación marca el camino hacia la elaboración de un programa de capacitación para los trabajadores sociales en la prevención del abandono como forma de violencia intrafamiliar doméstica por la familia hacia el adulto mayor.

La representatividad que los trabajadores sociales han venido adquiriendo hoy en Cuba, así como las posibilidades de convertirse en el eje de la función preventiva demuestra que pueden lograr la preparación básica para el tratamiento de diversas conductas violentas, tanto desde el punto de vista personal, grupal y comunitario pero solo mediante el análisis de la realidad, eligiendo alternativas que guíen la realización y evaluación de las actividades que se planifiquen para el autodesarrollo de los sujetos implicados, pero “le corresponde al Estado liderar políticas dirigidas a disminuir la incidencia de la violencia intrafamiliar, desarticulando las barreras sociales entre mundo público y mundo privado de las familias, allí donde se violen e irrespeten los derechos de individuos y grupos”.

El papel transformista de los sujetos tiene que verlo el trabajador social desde su capacitación y participación y no sólo como la incidencia en las circunstancias en función de crear un sistema de influencias educativas que lo conlleve a crear nuevas circunstancias.

Las valoraciones ofrecidas por Marx en las Tesis sobre Feuerbach, en que se critica una concepción unilateral de la educación plantean que: "(...olvida que son los hombres, precisamente los que hacen que cambien las circunstancias y que el propio educador necesita ser educado” es en el propio proceso que “la coincidencia de la modificación de las circunstancias y de la actividad humana sólo puede concebirse y entenderse racionalmente como práctica revolucionaria”. (Marx C., 1980: 8)

Estos planteamientos son válidos para el análisis del proceso de prevención del abandono hacia el adulto mayor, ya que entonces es el trabajador social quién debe perfeccionar las vías y los mecanismos preventivos a partir de ampliar los espacios de capacitación que le permita favorecer el bienestar emocional, de los adultos mayores abandonados, su estabilidad e integridad, en una relación de convivencia.

La Educación Popular que nos brinda Paulo Freire, es un referente teórico por excelencia, de capacitación y prevención desde un modelo participativo y autogestor que contribuye a comunicar el conocimiento, propiciando el diálogo en la búsqueda de una acción transformadora sobre la realidad, mediante la aplicación de “lo aprendido-aprehendido a las situaciones concretas”, es decir que el trabajador social para propiciar la participación de los sujetos en la producción del conocimiento y en la transformación de su realidad, debe comenzar por superar la contradicción educador-educando y debe fundarse en la conciliación con el adulto mayor en condiciones de abandono, es por ello que compartimos el criterio de Freire cuando afirma que descubrir la sabiduría del otro requiere humildad por parte del educador: ”No hay [...] diálogo si no hay humildad, de tal manera que ambos se hagan, simultáneamente, educadores y educandos de lo contrario estaríamos practicando la educación como algo estático”. (Freire P., 1974)

La capacitación y el acto de enseñar son inseparables del acto de aprender. Enfatiza en el proceso de problematización del conocimiento, de aprender aprehendiendo en una actitud crítica y concientizada, frente al objeto, en un intercambio constante de inquietudes, reflexiones y dudas. El proceso de enseñar y aprender, no es un acto donde sencillamente se consumen conocimientos, sino donde se crean nuevas ideas que despierten la conciencia crítica de los sujetos. No se trata sólo de capacitar, sino de formar conciencia. Al enseñar, se aprende con aquel a quien se enseña. Enseñar enseña a enseñar, e implica aprender a aprender, no sólo porque se prepara para enseñar, sino porque revisa su saber en la búsqueda del saber del otro. Las dudas, las inquietudes, incluso, la curiosidad deben ser tomada como un desafío al que hay que enfrentar y resolver, y esto sin procedimientos autoritarios, que inhiben o reprimen la capacidad para la búsqueda de lo nuevo, partiendo del criterio de que no todas las reflexiones son tontas ni las respuestas definitivas.

En Cuba centros y asociaciones han hecho de la educación Popular su principal enfoque de orientación en el accionar de transformación comunitaria son:


  • El Centro de Investigación Educativa ”Graciela Bustillos”, (CIE), de la Asociación de Pedagogos de Cuba. Dedicado especialmente a la capacitación, divulgación, promoción de experiencias comunitarias y educacionales a través de esta teoría pedagógica.

  • Centro Memorial Luther King, actuando a través de cursos de formación y talleres de debate que divulgan lo que es, además de la teoría pedagógica, una estrategia metodológica; y adicionalmente brindan acompañamiento y asesoría de los proyectos comunitarios que así lo requieran.

  • El Centro de Información y Estudio sobre Relaciones Interamericanas, (CIERI), contribuye a la capacitación de los grupos gestores de proyectos comunitarios con la participación activa de los miembros de la comunidad.

El programa de capacitación que se propone en esta tesis constituye una alternativa para transformar las manifestaciones de abandono por las familias como forma de maltrato a los ancianos y es una herramienta para la capacitación técnica, que necesita el trabajador social.

“La capacitación y el acto de enseñar son inseparables del acto de aprender, en el proceso de problematización del conocimiento, de aprender aprehendiendo en una actitud crítica y concientizada, frente al objeto, en un intercambio constante de inquietudes, reflexiones y dudas. El proceso de enseñar y aprender, no es un acto donde sencillamente se consumen conocimientos, sino donde se crean nuevas ideas que despierten la conciencia crítica de los sujetos, no debe focalizarse sólo desde una perspectiva cientificista, sino también que “para cambiar la actitud de las personas de escasos conocimientos técnicos, se necesita conocer su visión del mundo, lo contrario sería una invasión cultural al diálogo”. (Freire P., 1974)



Conclusiones

1. La violencia intrafamiliar hacia el adulto mayor constituye un fenómeno universal, que implica afectaciones a todos los miembros de la familia, en el caso de Cuba se desarrollan acciones por los factores de la comunidad y grupos de trabajo social encaminadas a disminuir la violencia intrafamiliar pero se hace necesario un perfeccionamiento de la legislación vigente sobre familia que influya en la prevención como una vía para la disminución del fenómeno y su enfrentamiento.

2. El estudio de la VIF supone no sólo construir modelos teóricos que permitan caracterizar realidades de abandono como forma de violencia intrafamiliar domestica por la familia hacia el adulto mayor, sino enfocar el conocimiento social como acto de construcción de la realidad comprometido con la transformación y la construcción de relaciones no violentas.

3. El trabajador social es un capacitador por excelencia, a partir de adquirir un conocimiento, teórico, práctico y metodológico para contribuir a prevenir la violencia intrafamiliar hacia el adulto mayor, asumiendo la Educación Popular para proporcionar transformaciones sociales, sustentables en la familia.



CAPITULO: II. CARACTERIZACIÓN SOCIO-DEMOGRÁFICA Y EL ESTADO ACTUAL DE LA CAPACITACIÓN DE LOS TRABAJADORES SOCIALES DEL CONSEJO POPULAR PUERTA DE GOLPE.

El presente capítulo se retoman los elementos del diseño de investigación que contribuyen a la realización del diagnóstico sobre el objeto de la investigación y el análisis de los resultados de los instrumentos aplicados, tiene como objetivo diagnosticar el estado actual de la capacitación de los trabajadores sociales del Consejo Popular Puerta de Golpe en lo relativo al nivel de conocimientos sobre la prevención del abandono como forma de violencia intrafamiliar domestica en la familia hacia el adulto mayor y al estado real en la comunidad, partiendo de una caracterización sociodemográfica del Consejo Popular Puerta de Golpe.



2.1. Concepción investigativa adoptada.

Para la ejecución de la presente investigación se empleó un enfoque investigativo sistémico de tipo cualitativo, sobre la base del método dialéctico-materialista; pues “mediante este método se llegan a apreciar los objetos y sus representaciones en el pensamiento, es decir, los conceptos en el proceso de su surgimiento, de su desarrollo constante, en su unidad orgánica y en sus correspondientes interrelaciones”. (De Sousa Minayo, M., 1997)

En este sentido fue necesario realizar un análisis descriptivo inicial para la constatación empírica y teórica del problema científico planteado; un estudio histórico para profundizar en los antecedentes y evolución del abandono como forma de violencia intrafamiliar domestica por la familia hacia el adulto mayor, haciendo énfasis en sus diferentes manifestaciones en el Consejo Popular Puerta de Golpe; un estudio proyectivo para elaborar una programa de capacitación que tribute a la disminución del abandono del mencionado Consejo Popular; y una valoración empírica relativa a la factibilidad práctica (posibilidad real de su utilización y de los recursos que requiere), con el propósito de implementar el programa en la práctica social).

En esencia el proceso investigativo partió de la práctica hacia un proceso de abstracción de esa realidad y de este hacia la práctica perfeccionada. Teniendo en cuenta que “la unidad de lo concreto y lo abstracto constituye una ley del proceso del conocimiento, que caracteriza el curso del conocimiento desde el fenómeno hasta el problema, hasta la esencia y hasta el objeto de la investigación”. (De Sousa Minayo, M., 1997)

De modo que el proceso del conocimiento se produce sobre la base del conocimiento empírico y el conocimiento científico.

Durante la investigación se conservó la unidad lógica entre: los elementos objetivos y subjetivos, con la finalidad de distinguir entre la realidad objetiva relacionada con la capacitación de los trabajadores sociales para la prevención del abandono como forma de violencia intrafamiliar domestica por la familia hacia el adulto mayor, así como la realidad subjetiva que afecta la efectividad de este proceso en dicha comunidad.

El histórico – lógico: para conocer el objeto de estudio en su devenir histórico, teniendo en cuenta los antecedentes, la sucesión cronológica, evolución, conocimiento de las diferentes fases, tipos y metodología de la capacitación y la prevención del abandono como forma de violencia intrafamiliar doméstica por la familia hacia el adulto mayor, la determinación de las tendencias de este proceso, su estructuración y funcionalidad, a partir de la realización de abstracciones de los hechos analizados. La asunción de este método permitió el estudio de componentes cognitivos y afectivos que inciden en el trabajo preventivo en el Consejo Popular Puerta de Golpe así como diseñar e implementar un programa de capacitación como herramienta metodológica para la disminución de la problemática en la comunidad.

El sistémico - estructural se empleó para determinar a partir del trabajo en grupo un funcionamiento ordenado y relacionado de un conjunto de elementos teóricos, que permiten analizar de forma general el problema de investigación y diagnosticar la capacitación de los trabajadores sociales en la prevención del abandono como forma de violencia intrafamiliar doméstica por la familia hacia el adulto mayor del Consejo Popular Puerta de Golpe para arribar a conclusiones y generalizaciones de carácter teóricas. Lo empírico y lo teórico, a partir de la utilización de un conjunto de métodos que permitieron analizar los datos obtenidos para llegar a conclusiones y generalizaciones. En tal sentido se destacan los criterios conceptuales sobre capacitación de Davis, K. (1992); Blake O. (1997); Aquino (1997); Gore, E. (1998); Kofman, (2001); Bohlander G. (1999); Siliceo; (1996); Cuesta Santos A. (2001); en función de la prevención los trabajos presentado por Erich Lindemann (1944), Caplan, (1983) y por J. Pransky (1991) que a difundieron la idea de la prevención.

La unidad inducción – deducción, se realiza en la investigación a través de la generalización de los resultados de la aplicación de los métodos empíricos y en el proceso de sistematización de los conceptos centrales, a través de la deducción de lo general a lo particular en su manifestación en el objeto de estudio. Esto posibilitó determinar qué tipos de acciones de capacitación y de prevención deben ejecutar los trabajadores sociales ante el abandono como forma de violencia intrafamiliar por la familia hacia los adultos mayores en el Consejo Popular Puerta de Golpe, así como la oportunidad de exponer sus puntos de vistas o experiencias vividas, lo cual fortalece la intervención profesional.

El método Etnográfico: es un método eminentemente descriptivo y tiene su base en la obtención de información en combinación con otros métodos empíricos, es un método intrínseco en el trabajo con grupos etáreos y en el trabajo de campo, implica la participación de los sujetos en la investigación, por lo que se vincula estrechamente al paradigma investigación – acción ­­– participación, nos permitió hacer una caracterización sociodemográfica y un estudio detallado del modo de vida de los adultos mayores con problemáticas sociales que son atendidos por el trabajador social, tanto los que viven solos, los que viven con otros adultos y los que vive con otros familiares responsables de su cuidado, así como, el análisis interpretativo del funcionamiento familiar y su influencia en la prevención del abandono como forma de la violencia intrafamiliar doméstica por la familia hacia el adulto mayor, mediante la recolección de datos en el terreno por los trabajadores sociales auxiliares de la investigación e informantes claves del Consejo Popular Puerta de Golpe.

Respecto a los métodos empíricos utilizados fueron:


Catálogo: bitstream
bitstream -> Departamento de ciencias de la computación y electrónica sección deparatamental de ingeniería de software y gestión de tecnologías de la informacióN
bitstream -> Facultad de ingenieria en ciencias de la tierra
bitstream -> IntroduccióN
bitstream -> Realistic intake of a flavanol-rich soluble cocoa product increases hdl-cholesterol without inducing anthropometric changes in healthy and moderately hypercholesterolemic subjects
bitstream -> Escuela superior politecnica del litoral
bitstream -> Escuela superior politécnica del litoral facultad de Ingeniería en Electricidad y Computación
bitstream -> Supplementary Table S1: Descriptive and diversity parameters of each simulated dataset. Page 2
bitstream -> Escuela superior politécnica del litoral facultad de Ingeniería en Electricidad y Computación
bitstream -> Resoluciones #001 #028


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal