Hora santa: 1 La Comunidad a la escucha del Maestro como Marta y María



Descargar 12.95 Kb.
Fecha de conversión29.10.2018
Tamaño12.95 Kb.
HORA SANTA: 1

La Comunidad a la escucha del Maestro como Marta y María



  1. Exposición del Santísimo (Canto: Gloria)

  2. Acto de presencia. Canto

  3. Invocación al Espíritu Santo




  1. Lectura : Lucas 10, 38-42

¿En dónde entró Jesús y sus discípulos? ¿Cómo se llamaba la mujer que recibió a Jesús en su casa? ¿Cuál era el nombre de su hermana? ¿Qué escuchaba María sentada a los pies del Señor? ¿Qué hacía mientras Marta? ¿Qué le preguntó a Jesús? ¿Qué le pide que diga a María? ¿Qué le dice el Señor a Marta? ¿Cuántas veces menciona su nombre? ¿Por qué se preocupa y se agita Marta? ¿De qué hay necesidad según las palabras del Señor? ¿Qué ha escogido María? ¿Le podrá ser quitada? http://www.verbodivino.es/images/dialiturgico/dialit_275.jpg

_________________________
Para comprender mejor el pasaje de Marta y María debemos ubicarlo, en primer lugar, con relación a los versículos anteriores (25-37). Para resolver la pregunta por la vida eterna del v. 25 se dan dos respuestas íntimamente relacionadas: el amor al prójimo (vv. 29-37) y sentarse a los pies del Señor para escucharlo (vv. 39). Ante el riesgo de sólo realizar cosas buenas pero sin escuchar al Maestro el evangelio introduce el texto de Marta y María.
Es importante detenernos en las acciones de Marta y María. Marta recibe a Jesús; al lector atento del evangelio le llama inmediatamente la atención un acontecimiento que puede servir de antecedente: el rechazo de los samaritanos. Así, mientras los samaritanos no recibieron a Jesús (9, 53) Marta lo acoge en su casa (10,38); en ambos casos Jesús va de camino a Jerusalén (9,51; 10,38). El recibimiento que hace Marta parece contraponerse al servicio que desempeña; dice el evangelio que “estaba atareada en muchos quehaceres” (v. 40) y, de acuerdo a las palabras de Jesús, preocupada y agitada por muchas cosas (v. 41). El término que usa el evangelio es servicio (diakonía); de manera semejante cuando Marta le dice al Señor que si no le importa que su hermana la deje sola en el trabajo utiliza el verbo servir (diakonein). Lo más interesante es que, de los evangelios, sólo Lucas utiliza el término servicio (diakonía). En Hechos la mayoría de ocasiones que lo utiliza se refiere, por un lado, al servicio o ministerio apostólico con acento en la proclamación de la Palabra; por otro, al cuidado de los pobres. El verbo servir aparece en los evangelios; sin embargo, Lucas se distingue pues lo usa más que los otros evangelistas para indicar el trabajo por el Reino o en relación con el discipulado. Sería un error pensar que el trabajo de Marta es de cocina; el evangelio claramente menciona un servicio eclesial.

En la contraparte tenemos a María, la hermana de Marta. Ella está “sentada a los pies del Señor” escuchando su palabra (10,39) y había dejado a su hermana –al menos en la percepción de Marta- sola en el servicio. El evangelio no tiene reparo, en contra de las costumbres judías, en presentar a una mujer en actitud de auténtico de discípulo. No debemos pensar que, al resaltar la actitud de María, descalifica el comportamiento de Marta. María ha escogido la mejor parte (v. 42) no porque esté haciendo algo más relevante que la actividad de Marta sino porque ha descubierto la importancia de la escucha del Maestro para poder desempeñarse adecuadamente en la atención del hermano (vv. 29-37).


Para Jesús –y desde esta perspectiva para las comunidades- una atención al hermano y al trabajo eclesial (diakonía) sin prestar suficiente atención a la Palabra del Señor no tiene garantía de continuidad efectiva. En otras palabras, de acuerdo a la trama narrativa de Lucas, no es posible separar el compromiso con el hermano de la escucha como discípulo de la Palabra del Maestro.
Este evangelio es una catequesis a las comunidades, señala el riesgo de trabajar en el servicio al hermano sin disponerse a escuchar como auténtica comunidad discípula lo que quiere el Señor. No podemos ser misioneros si antes no somos comunidad de discípulos.


  1. Meditación

¿En qué me hace reflexionar este evangelio respecto de la importancia de no pretender servir a la comunidad y a los hermanos sin una actitud permanente de escucha de lo que quiere el Señor Jesús?

¿A qué situaciones nos puede conducir trabajar sin escuchar con fidelidad las Palabras del Maestro?


Canto
6. Oración/exaltación

Las personas que gusten, dirijan su oración al Señor: de alabanza, de adoración, de acción de gracias o de petición. Canto. Terminamos con Padre nuestro y Ave María.


  1. compromiso



  • ¿En qué momentos nos ha faltado escuchar más al Señor?

  • ¿Cuáles han sido las consecuencias personales y comunitarias cuando hemos pretendido trabajar mucho pero sin escuchar fielmente la Palabra del Señor Jesucristo?

  • ¿En qué comportamientos y actitudes debemos mejorar para que nuestro trabajo no tenga como causa lo que se nos vaya ocurriendo sino, sobre todo, lo que vayamos descubriendo a raíz de la escucha atenta de la Palabra del Señor? Reserva del Santísimo (Canto)


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal