I. evolución económica reciente 1 Panorama general



Descargar 327.07 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión15.12.2017
Tamaño327.07 Kb.
  1   2   3   4   5

Estados Unidos WT/TPR/S/160
Página



I.EVOLUCIÓN ECONÓMICA RECIENTE

1)Panorama general


1.Desde el último examen de los Estados Unidos, realizado a principios de 2004, la economía estadounidense ha registrado buenos resultados. Ello ha tenido consecuencias mundiales, al ser los Estados Unidos el principal mercado de importación del mundo y un proveedor fundamental de bienes y servicios. La economía estadounidense ha seguido también figurando entre las más competitivas del mundo y apoyando el crecimiento mundial al mantener en gran medida abierto su mercado. Esa apertura es uno de los factores que contribuyen a la competitividad estadounidense, ya que permite a los productores y a los consumidores nacionales acceder a los bienes, servicios y capital extranjeros necesarios en las mejores condiciones. A ese respecto, las importaciones han contribuido a mantener bajos los precios estadounidenses en un contexto de gran consumo privado, y las grandes entradas de capital extranjero han financiado los considerables déficit por cuenta corriente.

2.El crecimiento económico de los Estados Unidos se ha visto apoyado por políticas fiscales y monetarias flexibles. No obstante, el déficit fiscal, la baja tasa de ahorro y el aumento del déficit por cuenta corriente son motivo de preocupación. Además, los signos de recalentamiento mostrados por el mercado de la vivienda pueden tener consecuencias en la política monetaria. En respuesta a esas preocupaciones, se han adoptado medidas encaminadas a disminuir el gasto, reducir el déficit fiscal y hacer más rigurosa la política monetaria.


2)Producción y empleo


1.El crecimiento económico de los Estados Unidos desde el último examen ha sido sólido y continuo. Tras el bajo crecimiento registrado en 2001 y 2002, la expansión económica cobró ritmo en el segundo trimestre de 2003, apoyada por los elevados niveles del consumo interno privado, la inversión privada y las compras de defensa (cuadro I.1). El crecimiento adquirió solidez en 2004, impulsado por el aumento de la productividad, los elevados beneficios de las empresas y el incremento de las exportaciones. Las cifras preliminares correspondientes a 2005 indican un ritmo de crecimiento ligeramente más lento, pero se espera que el crecimiento del PIB estadounidense supere al de la mayoría de los demás países industrializados (sección 7) infra).

2.El crecimiento del consumo privado fue superior al del PIB desde 2001 hasta mediados de 2003, se quedó rezagado en 2004 y se mantuvo al mismo ritmo que aquél en los tres primeros trimestres de 2005. El consumo privado se ha visto impulsado por los cambios patrimoniales entre 2000 y 2005, y como consecuencia en parte del aumento de la renta disponible, debido principalmente a las reducciones fiscales. El gasto de los consumidores se ha visto también impulsado por el efecto de enriquecimiento causado por la refinanciación de los créditos hipotecarios.1 El gasto público, que favoreció el crecimiento en el período 2001-2003, registró una tendencia descendente hasta el primer trimestre de 2005. Las importaciones de bienes y servicios aumentaron considerablemente en 2004 (sección 5) infra). Las exportaciones crecieron a un ritmo más rápido que el PIB en 2004 y los dos primeros trimestres de 2005, y realizaron una contribución positiva al crecimiento global. El aumento de las exportaciones se atenuó en el tercer trimestre de 2005.

3.La inversión en vivienda ha sido otro componente del PIB en el que se ha apoyado el crecimiento. La actividad constructora ha sido sumamente sólida desde 2003: aumentó más del 10 por ciento en 2004 y registró tasas de crecimiento similares en los dos primeros trimestres de 2005.2 La inversión privada bruta se recuperó considerablemente después de 2002: se incrementó un 11,9 por ciento en 2004 y un 8,6 por ciento en el primer trimestre de 2005. No obstante, en el segundo trimestre de 2005 la inversión en existencias registró un descenso, lo que tuvo un efecto negativo en la inversión bruta en capital fijo; la inversión cobró de nuevo fuerza en el tercer trimestre, cuando ese efecto negativo se hizo menos pronunciado.

Cuadro I.1

Algunos indicadores macroeconómicos, 1998-2005

(Miles de millones de dólares EE.UU. y porcentajes; valores anualizados, salvo indicación en contrario)







1998

1999

2000

2001

2002

2003

2004

I 2005a

II 2005a

III 2005a

PIB (miles de millones de $EE.UU.)

8.747,0

9.268,4

9.817,0

10.128,0

10.469,6

10.971,2

11.734,3

12.198,8

12.378,0

12.605,7




Variación porcentual

PIB real

4,2

4,5

3,7

0,8

1,6

2,7

4,2

3,8

3,3

4,1

Consumo privado

5,0

5,1

4,7

2,5

2,7

2,9

3,9

3,5

3,4

4,1

Bienes no perecederos

11,3

11,7

7,3

4,3

7,1

6,6

6,0

2,6

7,9

9,3

Bienes perecederos

4,0

4,6

3,8

2,0

2,5

3,2

4,7

5,3

3,6

3,5

Servicios

4,2

4,0

4,5

2,4

1,9

2,0

3,0

2,8

2,3

3,3

Formación bruta de capital fijo privado

9,8

7,8

5,7

-7,9

-2,6

3,9

11,9

8,6

-3,7

5,3

Formación de capital fijo

10,2

8,3

6,5

-3,0

-5,2

3,6

9,7

7,0

9,5

8,0

Inversión no ligada a la vivienda

11,1

9,2

8,7

-4,2

-9,2

1,3

9,4

5,7

8,8

8,5

Estructuras

5,1

-0,4

6,8

-2,3

-17,1

-4,2

2,2

-2,0

2,7

2,2

Equipos y programas informáticos

13,3

12,7

9,4

-4,9

-6,2

3,2

11,9

8,3

10,9

10,6

Inversión ligada a la vivienda

7,6

6,0

0,8

0,4

4,8

8,4

10,3

9,5

10,8

7,3

Variación de las existencias privadas (contribución al crecimiento)

0,2

-0,2

0,1

-1,2

0,4

0,1

0,4

0,3

-2,1

-0,4

Consumo e inversión públicos

1,9

3,9

2,1

3,4

4,4

2,8

2,2

1,9

2,5

2,9

Federal

-1,1

2,2

0,9

3,9

7,0

6,9

5,2

2,4

2,4

7,4

Defensa nacional

-2,1

1,9

-0,5

3,9

7,4

8,8

7,0

3,0

3,7

10,0

Sin relación con la defensa

0,7

2,8

3,5

3,9

6,3

3,4

1,8

1,1

-0,2

2,4

Estatal y local

3,6

4,7

2,7

3,2

3,1

0,6

0,4

1,6

2,6

0,2

Exportaciones de bienes y servicios

2,4

4,3

8,7

-5,4

-2,3

1,8

8,4

7,5

10,7

2,5

Importaciones de bienes y servicios

11,6

11,5

13,1

-3,2

3,7

4,9

11,0

7,4

-0,3

2,4

Producción industrial (promedio del período)

5,9

4,5

4,3

-3,5

0,1

0,6

4,7

3,8

1,6

1,3

Ahorro e inversión

Porcentaje del PIB

Ahorro nacional bruto

18,2

18,1

18,1

16,3

14,3

13,5

13,4

13,4

13,2

13,5

Privado

15,2

14,4

13,6

13,8

14,9

15,2

15,0

13,8

13,4

14,7

Tasa de ahorro personal
(en porcentaje de la renta disponible)

4,7

2,6

2,8

2,3

2,4

2,1

1,8

0,5

-0,3

-1,8

Público

3,1

3,7

4,6

2,5

-0,7

-1,7

-1,6

-0,4

-0,3

-1,3

Inversión interna bruta

20,3

20,6

20,8

19,1

18,4

18,6

19,6

20,0

19,8

19,9

Privada

17,3

17,5

17,7

15,9

15,1

15,2

16,4

16,9

16,6

16,7

Pública

3,0

3,1

3,1

3,2

3,3

3,4

3,2

3,1

3,2

3,2

Inversión interna neta

8,5

8,8

8,7

6,5

,1

6,3

7,4

8,1

8,0

3,1

Inversión extranjera neta

-2,3

-3,0

-4,0

-3,8

-4,5

-4,7

-5,7

..

..

..

Precios

Variación porcentual con relación al mismo período del año anterior

IPC (final de período)

1,6

2,7

3,4

1,6

2,4

1,9

3,3

3,1

3,5

4,7

Deflactor del PIB (implícito)

1,1

1,4

2,2

2,4

1,7

2,0

2,6

3,0

2,6

3,3

Empleo, productividad/costo de la mano de obra

Variación porcentual

Tasa de desempleo (final de período)

4,4

4,0

3,9

5,7

6,0

5,7

5,4

5,2

5,0

4,9

Productividad de la mano de obra (sector no agrícola)

2,8

2,8

2,7

2,5

4,0

3,8

3,4

3,2

2,1

4,7

Productividad de la mano de obra (sector manufacturero)

4,8

3,6

4,7

2,1

7,5

5,2

5,3

4,2

3,6

3,4

Costo unitario de la mano de obra (sector no agrícola)

3,1

1,8

4,2

1,4

-0,5

0,2

1,1

2,2

1,8

-0,5

.. No disponible.


a Cifras anualizadas.
Fuente: U.S. Department of Commerce, Bureau of Economic Analysis, Survey of Current Business, varios números; y Bureau of Labour Statistics, información en línea, disponible en: http://www.bls.gov.
4.La tasa de ahorro personal ha venido reduciéndose constantemente desde 2000; descendió por debajo del 1 por ciento en el primer trimestre de 2005 y pasó a ser negativa desde entonces.3 Se trata de una tasa baja según los criterios internacionales, y está muy por debajo de su tendencia a largo plazo.4 En conjunto, el ahorro nacional bruto se ha mantenido estable durante el período objeto de examen, aunque en niveles (el 13,5 por ciento del PIB en el tercer trimestre de 2005) muy inferiores a los registrados a principios del decenio, y la contribución de la inversión interna bruta al PIB ha aumentado, lo que ha dado lugar a un incremento de la diferencia entre ahorro e inversión. Esa creciente diferencia se refleja en el empeoramiento del déficit por cuenta corriente de la balanza de pagos. Esta situación responde en parte a la elevada demanda de obligaciones y otros títulos a largo plazo de los Estados Unidos por los inversores extranjeros, lo que hace que los tipos de interés a largo plazo se mantengan bajos pese a aumentar los tipos a corto plazo. Ello ha desalentado el ahorro interno al hacerlo menos interesante por su baja rentabilidad. En 2005 la Administración adoptó medidas encaminadas a aumentar la tasa de ahorro personal, por ejemplo la reducción de los impuestos sobre los dividendos y las plusvalías.

5.El empleo ha aumentado moderadamente. La tasa de desempleo descendió del 6 por ciento en 2002 al 4,9 por ciento en septiembre de 2005. El FMI atribuye en gran medida el descenso de las cifras oficiales de desempleo en los últimos meses a los menores niveles de participación.5

6.La productividad de la mano de obra sigue registrando un sólido crecimiento, aunque se ha moderado desde 2002; la productividad de las empresas privadas no agrícolas creció un 3,4 por ciento en 2004, pero aumentó con menor rapidez en el primer semestre de 2005 hasta cobrar de nuevo fuerza en el tercer trimestre (cuadro I.1). El aumento de la productividad sigue siendo muy superior a los incrementos registrados en los dos últimos decenios, debido en parte a una utilización más eficiente del capital invertido, así como a la reducción de los costos y la disminución de la mano de obra. Las autoridades indican que la apertura de la economía puede haber contribuido también a activar aumentos de la productividad. El incremento de los salarios no ha superado el aumento de la productividad de la mano de obra: las variaciones medias de los ingresos semanales fueron del 1 y el 1,5 por ciento en 2003 y 2004, respectivamente.

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal