Ies abastos hª Del arte. 2ºBachillerato. Profesora: C. Sanfrancisco



Descargar 85.82 Kb.
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño85.82 Kb.

IES ABASTOS. hª DEL ARTE.2ºBachillerato.

PROFESORA: C. Sanfrancisco




EL POST-IMPRESIONISMO y el inicio de la pintura contemporánea: CEZANNE, Van GOGH y GAUGUIN.


Puede parecer sorprendente el hecho de que en tan corto espacio de tiempo, apenas un cuarto de siglo, se hayan producido tantos cambios en el terreno del arte, sobre todo teniendo en cuenta que hasta la segunda mitad del siglo XIX, los grandes periodos (Románico, Gótico, Renacimiento, Barroco...) abarcaban cientos de años. La respuesta está en la actitud audaz de los impresionistas que, al romper con todo academicismo, sientan precedente y sitúan a la libertad y a la espontaneidad a la cabeza de los valores plásticos.

El impresionismo va a tener sus detractores en los pintores realistas, pero del propio impresionismo va a surgir una reacción, que no siguiendo el academicismo de los realistas va a suponer un rechazo contra la pérdida de las formas, volúmenes y composición del cuadro que los impresionistas habían fomentado. El nuevo estilo asociaba la técnica a la creación artística y a la contemplación de la naturaleza, al tiempo que rechazaba del impresionismo el culto a lo fugaz, proponiendo como alternativa el análisis de lo perenne. Recuperan la importancia del dibujo, también de la luz, pero también de la expresividad de las cosas o personas iluminadas.



  • Al impresionismo podemos considerarlo como la fase de preparación de la ruptura con la pintura tradicional, ahora entramos en una segunda fase que ya es de plena ruptura: el término postimpresionismo, aunque sea bastante impreciso, llega a cubrir el período comprendido entre la última Exposición Impresionista en 1886 y el nacimiento del cubismo en la primera década de este siglo.

    Los tres máximos representantes de esa reacción frente al impresionismo que serán los tres pilares donde se fundamente la pintura contemporánea son: CÉZANNE, GAUGUIN Y VAN GOGH.

Paul Cézanne(1839-1906)


En sus primeros tiempos siguió a los impresionistas, aunque pronto se separará de ellos al empezar a analizar la técnica y, sobre todo, la forma, lo cual indica su interés por la estructura subyacente y permanente de la naturaleza y señala el camino hacia su estilo de madurez, en el que conserva la disciplina de las más bellas realizaciones de la Antigüedad clásica. A Cézanne le resultaba incómoda la insistencia de los impresionistas en captar los efectos constantemente cambiantes de la luz y del color en la naturaleza; él necesitaba estructura y tiempo para poner pintura sobre un lienzo.

Además, Intuye la limitación que supone ceñirse sólo a la captación de la luz, por lo que emprende una serie de búsquedas espaciales que, más tarde, darán lugar a cubismo. Formado con el grupo impresionista y decepcionado por la mala acogida del público, se retira a Provenza, donde su deseo de ser fiel a la Naturaleza, lo enfrenta al Impresionismo. Allí se esforzó por el sentido de orden, calma y armonía natural. Este esfuerzo lo convierte en el padre del arte moderno. Rompe con la perspectiva lineal (dominante desde el Renacimiento) y sin un dibujo contorno consigue una figuración sobria y real. Busca formas esenciales en la Naturaleza, geometrismos: prisma, esfera, pirámide, cilindro y cono;



  • reduce el cuadro a cuerpos rigurosamente geométricos (no es casualidad que escoja la manzana como pieza clave de sus bodegones, por su relación con la esfera) que recalca con énfasis mediante sólidas líneas oscuras; una realidad cristalizada (precubismo).

  • Subraya, además, las formas mediante el color (en vez de diluirlas como los impresionistas), utilizando colores puros que contrastan unos con otros.

  • Renuncia a lo accesorio, y da mucha importancia al dibujo. De sus experiencias de análisis-síntesis del volumen derivará de modo directo el CUBISMO.

Su fase de mayor interés es la denominada constructiva, donde elimina las diferencias entre el dibujo y el color y reemplaza el modelado por el estudio de los tonos y la organización racional de la superficie del cuadro. Es el paso consistente en simplificar las formas a base de modular los tonos de un mismo color, desde los más oscuros hasta los más claros, como en Los jugadores de Cartas.

    Cézanne desarrolló lenta y metódicamente un estilo basado en la observación de la naturaleza, y sus preocupaciones eran: la utilización de la pintura como material, la aplicación del color y la propia pincelada; quería lograr composiciones bien ordenadas y armónicas imitan­do con precisión la gama cromática que veía en la naturaleza, y aplicó este principio tanto al paisaje como al retrato y a la naturaleza muerta.




  • "NATURALEZA MUERTA CON FRUTERO, VASO Y MANZANAS",

  • Cada fruta está captada por separado y cada una desde un punto panorámico distinto, lo cual significa que los tamaños de las piezas individuales no son necesariamente correlativos con los demás y con el emplazamiento.

  • Del mismo modo se combinan diferentes perspectivas de objetos individuales para crear una composición estable, así la parte superior del frutero está captada desde un punto de vista y su base desde otro, igual que el vaso.



  • El cuenco del frutero está inclinado hacia la izquierda de su base, y sin embargo el cuenco está en justa relación con el puñado de hojas de la esquina superior derecha.

  • Su concepto de la perspectiva abrió las puertas del cubismo.

  • COMPOSICIÓN: Una marcada diagonal recorre el cuenco del frutero desde el puñado de hojas de la parte superior izquierda, continúa por el racimo de frutas en el centro y el cuchillo y el mantel en el extremo inferior derecho.

  • Una diagonal ligeramente menos pronunciada debido a los tonos más oscuros, por tanto recesivos, parte de las hojas en el extremo superior derecho, atraviesa el vaso, el grupo central de fruta y el borde de la mesa en el extremo inferior izquierdo.

  • La intersección de estas dos diagonales en el centro de la composición crea un firme armazón sobre el que el pintor construye su pintura.



  • TÉCNICA: Cada uno de los objetos está construido de pinceladas aplicadas cuidadosamente y cada pincelada tiene una función específica en la representación de la luz reflejada y de los planos recesivos. Estos planos representan a su vez formas básicas en la geométrica estructura subyacente de la naturaleza, como conos y esferas. Cada objeto está relacionado con el de al lado, y por tanto puede decirse que crea su propio espacio. Cézanne prefería pensar en términos distancia entre los objetos que en términos de espacio.

  • Es la perspectiva que abrió las puertas del cubismo.

Retirado en Aix-en-Provence, (sur de Francia), aislado de la sociedad, tras romper con la profunda amistad que lo unía a Emile Zola, (escritor), al encontrarse representado por el personaje de un pintor fracasado en una de sus novelas, empieza a plantearse un modo de pintar que responda a la esencia de la realidad, a la esencia propia de los objetos, pero a través de su propia experiencia. Prescinde de la emotividad y del sentimiento para reflexionar sobre el lenguaje pictórico, meditando sobre las relaciones entre la forma y el color. Sus paralelismos con la naturaleza más conseguidos en sus cuadros de la montaña próxima a Aix, escenario que pintó en incontables ocasiones.

  • En "LA MONTAÑA SANTA VICTORIA"

    - Cézanne pintó ese monte más de 60 veces: sale todos los días al campo para pintar su montaña de Santa Victoria o las canteras. Es un tema que trató en serie. Escalonaba los planos sucesivos subrayándolos con el colorido.

  • Concibe los árboles como cilindros y las casas, construidas a base de planos, enfatizan la geometrización del cuadro.

  • Su técnica construía el cuadro con pinceladas diagonales, verticales y horizontales que configuran un entramado similar al mosaico. De esta manera, a través del color se consigue construir la forma.

    En los cuadros de paisajes, los matices tonales casi infinitos de la naturaleza están cuidadosamente logrados por la relación entre cada pincelada y la siguiente (división en facetas): El efecto general es el de una gama de color limitada, pero con una amplia gama de tonos.

  • De este modo, lo que Cézanne consigue es una representación general de las sutiles armonías de la naturaleza. Hay que destacar el interés que manifestó por la sombra al final de su vida, y que sus pinturas de la Montaña Santa Victoria en las que dominaban anteriormente los tonos cálidos, adquirieron al final un rico color azul.

Entre sus obras destacan numerosos "BODEGONES" o naturalezas muertas "PAISAJES" (con árboles como cilindros; casas, montañas, caminos geometrizados mediante el ensamblaje de planos).

A menudo trabajó el tema de las bañistas, que ya había sido tratado con anterioridad en la pintura europea, pero Cézanne lo retoma abordándolo con planteamientos diferentes.

Les grandes baigneuses”(Las bañistas), es una obra construida íntegramente sobre el módulo geométrico del triángulo. Tanto la composición del cuadro como cada una de las figuras pueden ser reducidas a un triángulo. Las figuras se encuentran compuestas a base de contrastes entre colores cálidos y fríos. Prescinde de la perspectiva lineal y el claroscuro, alcanzando mediante el color la superposición rítmica de planos, lo cual puede interpretarse como un anuncio del Cubismo. Bañistas está considerado como el ejemplo del desnudo moderno y fue decisiva para maestros como Matisse y Picasso. Cézanne recrea aquí la Venus de Botticcelli, el primer desnudo pagano del Renacimiento, una pintura adorada por Modigliani y siempre ligada a sus orígenes florentinos.

"EL JOVEN DEL CHALECO ROJO",

No sería muy habitual en Cézanne emplear modelos profesionales para sus retratos pero contrató para este cuadro un modelo profesional italiano. El joven posó en variadas posturas surgiendo así cuatro lienzos en los que el muchacho con el chaleco rojo es el protagonista. Modigliani siente gran admiración por este cuadro, el color del chaleco del chico le fascina hasta el punto de utilizarlo en muchas de sus obras.


"LA MUJER DE LA CAFETERA", "L'ESTAQUE", "Los JUGADORES de CARTAS"(varias versiones) Libro 368 y fotocopia.

PAUL GAUGUIN,


Como los dos anteriores se sintió al principio atraído por el impresionismo, pero pronto evolucionó, resistiéndose a creer que lo que importa en arte es la sensación percibida por los sentidos. Para él era algo más profundo que residía en "el misterioso centro de la mente".

El deseo de conocer otras tierras fue en él una constante: Abandonó mujer, hijos, posición acomodada y empleo, para retirarse a pintar y experimentar, primero a Bretaña, (Región de Francia), donde era el centro de un pequeño grupo de pintores experimentales conocidos como la escuela de Pont-Aven, luego vivió con Vincent van Gogh en 1888, durante dos meses en Arles, en el sur de Francia. Tras el altercado en el que Van Gogh intentó matarle, abandonó la ciudad.


Finalmente pasó a la isla de la Martinica desde donde se trasladó a Tahití (Polinesia francesa), escapando de la civilización europea, una sociedad gobernada por el oro, y de todo lo que es artificial y convencional. Gauguin rechaza la cultura de Occidente y abandona la civilización en pro de los pueblos primitivos. Rechaza lo académico, valora la máscara africana, el arte románico y todas aquellas tendencias que estaban fuera de lo habitual. Él valora este tipo de arte no por lo que tiene de curioso y diferente, sino por su autenticidad. Él ante todo busca el encontrarse a sí mismo. Al refugiarse en mundos diferentes, encuentra la paz.

Se alejó del impresionismo y adoptó un estilo menos naturalista, al que denominó sintetismo. Halló inspiración en el arte indígena, en las vidrieras góticas medievales y en los grabados japoneses.

Pronto desarrollará, un estilo decorativo plano, donde los compartimentos de color estaban claramente definidos, como en las vidrieras medievales o en los esmaltes cloisonné (“cloisons” son los compartimentos o celdillas en los que se aplican los colores de pasta cerámica), que se llamó “cloisonnisme”.


  • Simplificará el colorido, al que dispone en grandes superficies, como en los esmaltes y vidrieras y con profusa utilización de colores arbitrarios (sobre todo morados y amarillos).

  • Renuncia a la perspectiva tanto lineal, como aérea, suprime el modelado (pintura plana, influencia japonesa, encerrada en perfiles bien ceñidos).

  • Su temática abarcó desde escenas de la vida cotidiana, hasta inquietantes escenas de supersticiosa aprensión,

En los cuadros que realiza en La Martinica (islas Marquesas),ofrece un arte misterioso, fundamentalmente simbólico, subrayado por él a través de los títulos que ponía a alguno de sus cuadros: "DE DÓNDE VENIMOS, QUIÉN SOMOS, A DÓNDE VAMOS" Su obra maestra, inmensa alegoría, que es así su testamento pictórico, pintado inmediatamente antes de su intento de suicidio.

En su obra, la expresión de las ideas, estados anímicos y emociones coincide con la de los simbolistas literarios cuyos conceptos están expresados en la obra de Gauguin,



  • VISIÓN DESPUÉS DEL SERMÓN” O "JACOB PELEANDO CON EL ÁNGEL"

    - Etapa bretona que fue pintada entre agosto y septiembre de 1888 y representa la ruptura definitiva con su formación impresionista y con el naturalismo en general. Vemos los colores extendidos en amplias áreas, encerradas en contornos simplificados-Cloisonismo: el cloisonnisme busca el aislamiento de las figuras sobre el plano.

  • TEMA: fue el primero de los cuadros con temática religiosa de Gauguin. Jacob es una figura simbólica de enajenación y regeneración. Engañó a su padre para robar la primogenitura de su hermano Esaú y la última bendición de su padre Isaac, y se le condenó por ello a vivir lejos de su madre, Rebeca. Pero mediante una serie de sufrimientos aleccionadores y de revelaciones milagrosas, Jacob se reconcilió con Dios y con su familia.

  • COMPOSICIÓN: Gauguin presenta la escena en la que Jacob lucha con un mensajero de Dios, quien revela a Jacob su nuevo nombre, Israel, antepasado del pueblo judío, y el pintor sitúa el acontecimiento en el paisaje nativo de Bretaña, indicado por la presencia de una vaca y de un manzano.

  • El cuadro une ese mundo con el de la Biblia mediante una aparición que un grupo de campesinos bretones presencian al salir de la iglesia una mañana de domingo. las supersticiosas bretonas lo contemplan absortas y otras rezan con los ojos cerrados. Las bretonas del primer término miran la escena como si fuera un cuadro colgado en la pared. El cuadro no quiere expresar la devoción de Gauguin, sino el triunfo de la imaginación sobre el naturalismo. La acción tiene lugar sobre un fondo irreal, ficticio, de color bermellón puro.

  • Gauguin, para transmitir la sensación de aparición, presenta a los grupos en escala desproporcionada:

  • la vaca es demasiado pequeña y los campesinos bretones con sus gorras blancas demasiado grandes.

  • El manzano divide diagonalmente la superficie de la composición, como en un grabado japonés, y la ausencia de sombra y las formas planas, llenas de color y definidas claramente, ilustran sus nuevas ideas de estructura.

    ELCRISTO AMARILLO:

    (Óleo sobre lienzo. 92 x 73 cm.)



    Fue en Bretaña, en su retiro de Pont-Aven, donde Gauguin empezó a interesarse por los temas religiosos, interés que mantendría hasta el fin de sus días. Atraído de forma natural por el catolicismo, muy sentido en esta provincia,(en las afueras de Pont-Aven está la capilla gótica en la que estaba en el crucifijo policromado del siglo XVII que inspiró al pintor su "Cristo amarillo", cuadro que utilizó de nuevo como fondo del "Autorretrato con Cristo amarillo")y luego por el estudio de la religión y de los mitos maoríes; cuando se fue a vivir a Tahití, abandonó la iconografía convencional para practicar el sincretismo e identificarse personalmente con la figura del Cristo traicionado del Gólgota .

    La zona inferior de la composición está ocupada por tres mujeres bretonas: la del primer plano se encuentra de espaldas, en el plano medio vemos otra mujer de perfil y la del tercer plano se sitúa de frente.


    El Cristo se convierte en el protagonista de la escena, con ese color amarillo y las líneas de los contornos muy marcadas, siguiendo la técnica del "cloisonné" inspirada en los esmaltes y vidrieras. En el plano medio observamos una figura que salta una valla, lo que puede ser interpretado como un deseo de evasión, continuamente presente en el ánimo del artista.
    Al fondo se representa la campiña bretona con los campos amarillos y las casas dispersas entre los árboles.
    La disposición de las figuras nos sugiere que nos encontramos ante una visión provocada por la intensa devoción de las mujeres. De esta manera, lo primitivo, con las mujeres, y lo simbólico, intentando transmitir el pintor un mensaje, están presentes en la escena, al igual que lo real y lo imaginario.

    El colorido empleado es típico del otoño bretón, con colores amarillos mezclados con naranjas y verdes, en paralelo con el Cristo. Son colores planos, inspirados en la estampa japonesa, intentando romper las reglas de la perspectiva tradicional.



    EL MERCADO:(Libro 367)

    (1892, óleo sobre lienzo, 73 x 91,5)

    En su búsqueda de lo primitivo, se inspira en un fresco egipcio que conservaba en una fotografía. Para el artista, el arte egipcio era el más sabio de los primitivos y por eso se inspiró en él a la hora de ejecutar esta escena. TEMA: Las protagonistas son las prostitutas que se ofrecían a los turistas occidentales en el mercado de Papeete, haciendo posiblemente una crítica a la situación que estaba provocando la llegada de occidentales entre los indígenas.

    COMPOSICIÓN: A pesar de ser prostitutas, las presenta con vestidos muy discretos y poses poco insinuantes. Se empeña en representar las figuras de manera plana, para asemejarse más al arte primitivo. Por eso parece que las mujeres están pegadas al paisaje arbolado del fondo, donde observamos otras dos figuras que parecen sacadas de los jeroglíficos de una pirámide egipcia.

    Resulta interesante la alegre decoración del pareo de la joven y la postura de su pie, visto desde arriba.

    La figura que aparece en primer plano está cortada debido a la influencia de la fotografía en la pintura,

    La técnica empleada es la misma que viene repitiendo desde su estancia en Bretaña: sobre la tela calca el dibujo, marcando el contorno de las figuras - de la misma manera que había contemplado en la ejecución de esmaltes o vidrieras - aplicando el colorido plano entre las líneas de la silueta. Ese colorido es muy vivo, utiliza amarillos, naranjas, rojos, azules o grises, en contraste con los tonos marrón tostado de los rostros.



En los últimos años de su vida son numerosos los cuadros con temas exóticos, de indígenas, de matiz anticolonialista, tanto de Tahití como de la Isla Martinica: composiciones simplificadas, estáticas, gestos simples y miradas profundas que expresan el alma primitiva de los indígenas. Obras suyas:"MUJERES TAHITIANAS CON FLORES DE MANGO"(Fotocopia), "MUCHACHA con ABANICO", "AREAREA",(etapa tahitiana).
SIGNIFICACION: Gauguin infundió en su estilo impresionista un color intenso, le proporcionó una nueva estructura y lo unió al simbolismo contemporáneo. Sus experimentaciones atrevidas con el color constituyen el antecedente directo del fauvismo. La fuerza de sus formas pictóricas influyó en el pintor noruego Eduard Munch y en la posterior escuela expresionista.

Vincent VAN GOGH (Ver Web)
BIOGRAFÍA: Van Gogh (1835-1890) nace en Holanda en el seno de una familia de clase media, algunos de ellos dedicados al comercio de obras de arte para los que el pintor trabajó. Su padre era un pastor protestante. Van Gogh fue un buen maestro de escuela, estudió para sacerdote y trabajó de misionero en Holanda y Bélgica, dedicándose, poco después de 1880, totalmente a la pintura.

Apasionado, sensible y extremadamente inteligente fue poco afortunado en las empresas que llevó a cabo a lo largo de su vida, y su vida personal estuvo llena de tragedias y dolor.: Parece que su primera crisis psíquica fue motivada por el rechazo sentimental de la hija de su patrona, de quien se había enamorado profundamente. El deterioro físico y psíquico de Vincent fue tal que se le trasladó a la oficina de París por un periodo de tres meses. Vincent se volcó en la religión tras su fracaso amoroso, convirtiéndose en un hombre extraño; se obsesiona con la religión, descuidando su aspecto, leyendo continuamente la Biblia, incluso en el trabajo. Su padre consigue un acuerdo para que permanezca por un periodo de seis meses como predicador a prueba, en una región minera belga. Durante tres años estará Vincent trabajando con comunidades mineras, renunciando a sus escasas pertenencias para vivir como ellos. Ya entonces empieza a contar con la colaboración económica de su querido hermano Theo y esta dependencia económica se mantendrá durante el resto de la vida del pintor. Cuando vuelve regresa a la casa paterna, se enamora de su prima y llega incluso a quemarse la mano ante el rechazo trasladándose a La Haya, viviendo con una prostituta embarazada que ya tenía un hijo y que será su modelo en múltiples dibujos.

Muerto su padre se siente más libre y se traslada a Amberes donde admira los frescos de Rubens en la catedral y luego a París donde le infuye el arte de Delacroix y conoce a los impresionistas franceses, admirando también las estampas japonesas que influirán en él.

Contacta con Gauguin y surge la idea de constituir una sociedad de artistas en la que se compartieran gastos e ideas, ofreciéndose apoyo mutuo. En febrero de 1888 Vincent se traslada al sur de Francia, a Arles, buscando su lugar de escape y beberá mucho menos y creará mucho más. Aquí alquilará una casa, la Casa amarilla, pero la soledad es muy dura e invitó a Gauguin a instalarse con él. Pero la convivencia entre ambos artistas no es fluida y las discusiones cada vez suben más de tono hasta que una noche, después de haber bebido mucho, discuten de nuevo y Vincent amenaza a su amigo con una navaja de afeitar. Gauguin, asustado, se marcha al hotel y Vincent, arrepentido por el desenlace de la disputa, decide arrancarse el lóbulo de su oreja derecha, entregándoselo a una prostituta para que lo lleve a Gauguin como señal de arrepentimiento: es internado en el hospital y delira durante tres días. En enero de 1890 regresa a su casa y pinta las sillas - donde observamos la diferencia de ambos pintores - así como varios autorretratos donde se aprecia su mutilación. Es reingresado de nuevo en el hospital varias veces al cuidado del doctor Felix Rey ya que padece de insomnio, alucinaciones y manía persecutoria; la policía cierra la Casa Amarilla con todos sus cuadros. Tras abandonar el hospital, Vincent abandona su hogar y se instala con el doctor. Las recaídas son cada vez más frecuentes y el pintor desea ingresar en un sanatorio mental voluntariamente. Este encierro en Saint-Rémy le obliga a pintar lo que hay alrededor del hospital, tanto las habitaciones, la naturaleza o los propios internos. Exactamente desconocemos a qué se debían esas crisis y ataques, surgiendo múltiples hipótesis. La más certera sería una inestabilidad psíquica de carácter congénito, acentuada por el abuso del alcohol. Lo que no es cierto es que las crisis que sufre Van Gogh influyan en su pintura ya que sólo duerme cuando tiene un ataque, teniendo miedo a estas crisis porque no puede crear durante esas fases. Por lo tanto, decir que la obra de Van Gogh es el resultado de los ataques de locura de un esquizofrénico es totalmente falso.

Viaja a París para conocer a su sobrino, pasando tres días en la ciudad, que le parece demasiado ruidosa e intranquila. Parte para Auvers, alojándose en una pensión primero y después en un Café. El doctor Gachet le cuida cariñosamente e incluso piensa que está curado, Durante los dos meses que vivió en Auvers pintó más de 80 cuadros, demostrando estar en pleno éxtasis creador. A pesar de haber tenido una carrera de sólo 10 años (1881-1890) su obra fue muy productiva: alrededor de 871 pinturas, de las cuales 463 las realizó durante los últimos treinta meses de su vida, tiempo en el cual trabajó con ferviente frenesí.

Conocedor de las preocupaciones económicas de su hermano que lo mantenía, se agobia por ser una carga para él y temiendo un nuevo ataque, sale al campo y se dispara con un revólver; regresa a su hogar y avisa para que soliciten un médico; los doctores le vendan la herida pero no extraen la bala. Enterado de la noticia, Theo parte para Auvers y pasa el día con Vincent, fumando ambos en pipa. El 29 de julio de 1890 fallece.

Sus primeros cuadros, como,



  • "COMEDORES DE PATATAS"

    (1885, óleo sobre lienzo, 81´5 x 114´5 cm, Ámsterdam)



  • Empezó retratando a campesinos, que según decía eran lo único natural que quedaba ante la irrupción de la sociedad industrial. Una de estas obras fue la llamada "Los comedores de patata".Son oscuros y reflejan principalmente la vida campesina; muestran la preocupación del pintor por el mundo agrario y minero holandés. Los cuadros de está época podrían haberse inscrito en la escuela Holandesa tradicional, de no ser por la incorporación de una violencia en la pincelada y una más libre interpretación del color.

  • TEMA: presenta una estancia pobre, iluminada por una lámpara de petróleo, en donde los campesinos se sientan a la mesa dispuestos a cenar su ración de patatas.

  • COMPOSICIÓN: Una de las mujeres vierte el contenido de la tetera en unas tazas blancas. Las figuras de la mesa se sitúan de manera que el espectador se integra en la estancia y comparte la comida con los campesinos. La luz mortecina, el oscuro colorido y la actitud de los personajes convierten la escena en una imagen casi mística, reflejando el estado de ánimo del propio Van Gogh y su contacto con los campesinos. La rapidez del trazo le impide centrarse en los detalles, olvidándose del dibujo para mostrar figuras caricaturescas que dan un toque de modernidad a una composición totalmente realista

Traslado a París: Fascinado por las obras y las ideas de los impresionistas, Van Gogh pronto iluminó su paleta, se dedicó a las escenas de París y experimentó un poco con las teorías del PUNTILLISMO. Por ejemplo, en algunos de sus retratos utilizó el recurso de un halo de colores complementarios en el fondo, como en su

  • "AUTORRETRATOS"

Pintó más autorretratos que cualquier otro artista exceptuando a Rembrandt, 27 en total, de colores intensos y con una vívida expresión de la luz y de los sentimientos. Se dice - y yo así lo creo - que es difícil conocerse uno mismo; pero tampoco es fácil pintarse a uno mismo. En este momento trabajo en dos autorretratos; a falta de otro modelo, me pinto a mí mismo..."

-“RETRATO DE PIERRE TANGUY”



TEMA: un comerciante de material para pintores muy conocido entre los impresionistas. El dibujo de la figura de sigue siendo vigoroso, como en Los comedores de patatas, sin embargo en el fondo, repleto de estampas japonesas, hay un fuerte colorido. TÉCNICA: Van Gogh emplea una pincelada suelta, alargada y empastada, que será su marca identificativa en adelante. En la pincelada y el uso del color se deja notar la influencia divisionista de Seurat y Signac. COLOR: La línea roja del contorno de Tanguy contrasta con los verdes que predominan en el contorno. También en las manos y barba hay toques de verde. Este uso arbitrario del color (la piel no es verde) en beneficio de la expresión del artista también será constante a lo largo de su obra.

  • "LA NOCHE ESTRELLADA"

    - Mantiene una conexión formal con el nuevo estilo de Gauguin en el perfil de las colinas, la casa y la iglesia; mientras que las formas turbulentas y los remolinos de colores intensos contra la noche sombría crean un obsesionante estado anímico ajeno a la sensibilidad simbolista.

En contacto con esta realidad física de Provenza, abandona completamente los tonos sombríos acentuando el toque violento de la pintura: las pinceladas de aquel momento, que son como una sucesión de muchas comas, y la variedad de su superficie que abarca desde un empasto pesado y espeso hasta zonas intermitentes de lienzo descubierto que parecen estar ligeramente teñidas, y que crearon este cuadro melancólico, podía también pasar al puro encanto, como en algunas de sus pinturas de flores de la misma época.

  • Le atarían especialmente los cambiantes contrastes de colores primarios y complementarios, como el gladiolo rojo en un jarrón azul contra un fondo amarillo, o los lirios naranjas contra un fondo azul.

Van Gogh empleo las pinceladas aisladas no sólo para desmenuzar el color, sino también para expresar su propia agitación.

  • Van Gogh pintó como otros escriben: así como en la forma de escribir una carta los rasgos de la pluma sobre el papel comunican algo de los ademanes del que escribe, y así como instintivamente nos damos cuenta de cuándo una carta ha sido escrita bajo los impulsos de una gran emoción, así también las pinceladas de Van Gogh nos comunican algo de su estado de espíritu (EXPRESIONISMO).

  • Durante una serie de crisis emocionales y de períodos pasados en manicomios en Arles, en St. Rémy y en Auvers, Van Gogh pintó muchos paisajes, cuadros de flores y autorretratos; Le atarían especialmente los cambiantes contrastes de colores primarios y complementarios, como el gladiolo rojo en un jarrón azul contra un fondo amarillo, o los lirios naranjas contra un fondo azul.

  • Cada cuadro de Van Gogh es distinto del anterior y del posterior; emplea el color con terrible violencia, aplicándolo directamente sobre el lienzo y golpeándolo con la espátula en un intento de reflejar una situación de tensión.

  • Los colores empleados son sólo el AMARILLO, EL AZUL y, a veces, subraya con pinceladas negras: "Girasoles", "Campo de trigo con pájaros"….Van Gogh experimentó tal frenesí de creación, que se sintió impulsado no sólo a representar el mismo sol radiante, que repitió constantemente, sino también las cosas humildes, apacibles, cotidianas: "La silla y la pipa", "Su habitación de Arles"…

  • La profunda alegría que contiene la presencia de la naturaleza en muchos de estos lienzos no delata en nada el tormento personal de Van Gogh:



  • LOS GIRASOLES: Las pinturas están todas pintadas en lienzos de cerca de 93 × 72 cm; es una serie de cuadros al óleo realizados por el pintor holandés Vincent van Gogh. De la serie hay tres cuadros similares con quince girasoles en un jarrón, y dos con doce girasoles, también en un jarrón.

  • TEMA: Su casa en Arlés tenía la fachada pintada de amarillo; eso, junto con el ardiente sol mediterráneo del sur de Francia, le inspiraron para elaborar esta serie. Uno de los cuadros fue a decorar la habitación de su amigo Gauguin. Las pinturas muestran girasoles en todas las etapas de su vida, desde plenamente en flor hasta que se marchitan. TÉCNICA-COLOR: Las pinturas fueron innovadoras en el uso de todo el espectro del color amarillo, que Van Gogh emplea en una gama cromática conjunta con naranjas, ocres, marrones, beiges, etc. El color está aplicado con pinceladas fuertes, agresivas, en pequeños toques salteados, destacando la plasticidad de la pintura, que crea un fino relieve en la tela, para dar volumen a los girasoles. Su colorido guardaba poca relación con la realidad. Para resaltar el amarillo y el naranja, emplea verde y azul cielo en los contornos, creando un efecto de suave intensidad lumínica. Sus vigorosas pinceladas hacían que los objetos representados en ellas parecieran dotados de movimiento, como si estuvieran animados por intensas emociones.

    LOS LIRIOS” (p.541 libro)

    Dos aspectos principalmente alcanzan el milagro, el color y la técnica compositiva.


COLOR: los colores están perfectamente interrelacionados, jugando únicamente con dos tonos fríos, el violeta y el verde, que destacan de una forma especial y llamativa sobre ese tono tenue, que él mismo dice que es de gama rosácea, pero que resulta el contraste perfecto y efectista para potenciar los otros dos colores. Además, también en este caso, la intensidad del verde y el violeta resultan únicos e irrepetibles. Aún así, es uno de los cuadros más delicados de su autor. Él mismo lo dice también, que es una obra “suave y armoniosa”, lo que le da el contrapunto al color sin estridencias.

TÉCNICA Y COMPOSICIÓN: los lirios, que apenas caben en el pequeño jarrón se arremolinan unos contra otros, saltando las flores de aquí para allá como si se dispusieran a danzar en una sinfonía de formas y colores. Late el jarrón lleno de vida.

Es evidente que Van Gogh no se preocupó de una correcta representación de las cosas. Empleó formas y colores para expresar lo que sentía a cerca de las cosas que pintaba y para que otros experimentaran lo mismo que él. No se preocupó de la representación "fotográfica" exacta de la Naturaleza.

Exageraba e incluso acentuaba la apariencia de las cosas si esto convenía a sus fines (EXPRESIONISMO).

Otras obras importantes son:



  • "LOS TRIGALES AMARILLOS",

  • "IGLESIA de AUVERS-SUR-OISE", ÓLEO SOBRE TELA, 94,0 x 74,0 cms.

    Corresponde a una de las últimas pinturas de este artista, obra que contiene una fuerte carga expresiva. Van Gogh ha llegado hasta Auvers, otro poblado francés, en busca de nuevas motivaciones para su arte.


    Van Gogh no trataba de pintar imitando las cosas. Su idea era dejar fluir los colores puros a través de rápidas pinceladas expresivas. En esta obra, donde el tema central es la iglesia de Auvers, podemos observar azules, verdes, anaranjados, que se complementan entre sí. Importante destacar que la antigua iglesia esta delimitada por una fuerte línea negra, que le da un carácter más expresivo a la obra.

    LA CASA AMARILLA”



    TEMA: Vincent, en su especial interés por pintar sus objetos personales como sus botas, su habitación o su silla, muestra su casa, en la que convivirá con Gauguin durante tres meses. Para hacer más agradable la estancia de éste, decoró las paredes con paneles de Girasoles e instaló gas en la casa. Está situada en la periferia de Arlés, y podemos verla en aquel extraordinario y conmovedor cuadro, que Van Gogh había pintado en el verano de 1888, para enseñarle a su amigo Gauguin, que estaba aún en Gran Bretaña, la solución que había encontrado para su próxima convivencia. Dos plantas: El taller y la cocina abajo. Habitaciones en el primer piso, la de Van Gogh, nada más subir la escalera, y la de su amigo, la contigua. Para adornarla, Van Gogh había pintado dos cuadros de girasoles, con la intención de colgarlos donde había de dormir Gauguin. Pero duró poco esa casa.

    ¿Era de verdad amarilla aquella casa? No es una pregunta banal, porque el amarillo que Van Gogh pinta en ese cuadro tiene un valor que transciende el objeto en sí. El amarillo es como el oro, símbolo de la espera que Van Gogh plasmaba en esos muros. La casa es amarilla, como una llama que asciende, imperceptible pero envolvente, sobre el horizonte de la vida. Van Gogh y Gauguin discutían sobre cada pincelada y cada sombra. Van Gogh siempre tenso y fiel, y Gauguin, que a veces lo miraba como se mira a un intruso. Van Gogh, que se volvía con la admiración de un niño ante la seguridad, algo arrogante, de su nuevo amigo, pero Gauguin escondía algo en su mirada que no era totalmente sincero. Él estaba allí porque le convenía: el hermano de Van Gogh, Theo, era su representante, un comerciante que vendía bien sus cuadros aunque el verdadero conflicto nace por la concepción de la pintura. Gauguin quería ir por los caminos de la fantasía. «No hay que pintar sólo lo que se ve, también hay que pintar lo que se imagina», dice. Pero Van Gogh se muestra impasible: si no hay un sujeto delante, sin la realidad ante los ojos, él siquiera es capaz de sostener el pincel en las manos.

    COMPOSICIÓN: Precisamente en esta imagen observamos la zanja que estaban abriendo los obreros desde la estación de ferrocarril. Su especial manera de contemplar y plasmar los asuntos queda perfectamente demostrada en esta preciosa imagen en la que los colores amarillos, azules y verdes se mezclan en alegre armonía. La luz será su otra gran preocupación, creando zonas iluminadas, como las fachadas de la derecha, y otras en sombra, como son las fachadas frontales. El ambiente de la calle con los cafés y las tiendas dan animación al cuadro y al fondo el puente con la vía de ferrocarril cercana a la casa en el momento en el que pasa el tren. El estilo detallista pero sin preciosismo recuerda el arte naïf y la manera de pintar infantil.



  • "HABITACIÓN del PINTOR en ARLES",(p.546 libro)

  • En 1888 se instaló en Arlés al sur de Francia, con la intención de crear un taller de artistas en su casa, llamada la casa amarilla, el color favorito de Vincent. El único que atendió a su petición del taller fue Paul Gauguin, que se desplazó hasta allí. Vincent le hizo un cuadro de bienvenida, "La Habitación" y pasaron juntos una temporada, en la cual los desórdenes mentales de Vincent impidieron que la relación se mantuviera.

    COMPOSICIÓN: En este lienzo muchos objetos del cuarto están emparejados: dos sillas, dos almohadas, dos jarras y dos botellas. El espacio de este interior, sin embargo, no queda claro ya que van Gogh ha suprimido las sombras; la ventana está entreabierta hacia dentro, lo que implica accesibilidad al mundo exterior; pero es significativo que no se distinga nada por fuera. La habitación parece bastarse a sí misma. El espacio que se abre en torno a la cama evita que el cuadro resulte en exceso claustrofóbico.

    COLOR
    Aunque creía en la pintura tomada directamente del natural, Van Gogh transponía o intensificaba constantemente los colores,"en vez de reproducir exactamente lo que tengo ante mis ojos, me valgo del color con arbitrariedad para así expresarme de forma más convincente". El rojo intenso del cubrecama aviva el tono del lienzo.

    La silla de su cuarto era en realidad de madera clara. Aquí la pinta amarilla por razones simbólicas: el amarillo es el color de la luz del sol, la calidez y la felicidad. El naranja, el amarillo de cromo y el de cadmio mezclados con el blanco, se encuentran en la base de la gama de amarillos que se asocian con su período de Arlés. Sabemos por sus cartas que las paredes de la habitación estaban blanqueadas con cal y que el suelo era de baldosa roja; sin embargo, él exagera los colores o los cambia arbitrariamente: inventa un nuevo cromatismo que los fauves llevarán al extremo.



TÉCNICA: Pinceladas negras envuelven a los objetos y delimitan los espacios, dando la sensación de que están llenos de color. Las sillas, la mesa y la cama, están delimitadas por pinceladas que denotan la pesadez de la madera.

Llena la superficie con pinceladas continuas siguiendo las vetas horizontales y verticales de la madera, iluminando el asiento en forma de estrella de las sillas de paja, siguiendo la dirección de los listones verticales de las ventanas. La pintura está aplicada en capas espesas en las que cada pincelada resulta claramente visible. Van Gogh utilizaba las pinturas directamente del tubo y pintaba con rapidez, llegando a veces a terminar un cuadro en un solo día. Gastaba muchísima pintura y constantemente le pedía a su hermano que le enviara materiales desde París.




  • "LAS SILLAS"

    También nos quería transmitir el pintor su lado más humano, más íntimo y personal, y por eso en múltiples ocasiones plasmó los interiores de su casa; como ocurriría con la Habitación de Arlés

    Van Gogh pinta dos sillas: La silla de Van Gogh en Arlés (1888) y La silla de Gauguin en Arlés (1888).

    TEMA: las pinta como símbolo de sus diferencias. Son dos sillas vacías... esto quiere decir que no están, que ya no hablan, que no se sientan en sus sillas a hablar como al principio, que no hay comunicación...

    COMPOSICIÓN: La silla de Van Gogh es la más sencilla y sobre ella vemos la pipa, el tabaco... elementos sencillos de su vida cotidiana, elementos humildes del personaje. La silla de Gauguin es una silla de brazos con una línea más redondeada y sobre ella vemos libros, símbolo de la cultura, como si fuese un personaje más intelectual, más literario... y también vemos la vela, símbolo de  la sabiduría mental.
    El motivo de la vela y la luz artificial del fondo nos permite deducir que en la silla de Gauguin es de noche y en la de Van Gogh de día: son la luz y el día, muy diferentes, incompatibles... y de todo esto ya se daba cuenta Van Gogh; al fondo podemos contemplar una caja - en la que estampa su firma - de la que salen brotes de cebolla para reafirmar su sencillez. El artista ha empleado una perspectiva elevada para su silla, perfectamente dibujada al marcar las líneas de los contornos con un fuerte trazo de color oscuro, siguiendo el "cloisonnismo" de los simbolistas. Toda la perspectiva se anula con la pared del fondo, pintada en tonos azules.

    COLOR:Los tonos utilizados, son los preferidos por el pintor: amarillos y azules predominan en una composición llena de melancolía y tristeza por haber perdido aquello que tanto le ilusionaba: la creación de la Comunidad de Autores del Sur. Con la marcha de Gauguin su deseo se veía remitido al fracaso.


  • "El FACTOR ROULIN",

    Las cartas de Van Gogh demuestran su gran interés por el retrato y la estima en que tuvo a este género desde el principio de su carrera artística hasta el final.

    Estoy ahora ocupado en un retrato de un cartero con uniforme azul oscuro y adornos amarillos. Una cabeza parecida a la de Sócrates, no menos socrático por su adicción al alcohol, y, como consecuencia, tiene el rostro muy rojizo,casi sin nariz, frente alta, calvo, pequeños ojos grises, mejillas regordetas de un rojo brillante, una gran barba y largas orejas. Este hombre es un ardiente republicano y socialista, razona muy bien y sabe muchas cosas”.


Van Gogh quiso también recoger en su obra la sociedad de su tiempo,como lo hicieron los holandeses pero fue un proyecto utópico y, en la práctica, mucho más limitado. Su obra en Arlés incluye retratos de médicos, militares, taberneras, hombres, mujeres y niños, pero su principal problema era la falta de modelos que quisieran posar para él, bien por falta de dinero, o, como en el caso de las prostitutas, ni aún pagadas querían posar para él porque suponía un desprestigio para ellas.

Por ello tuvo que recurrir a los autorretratos, y a la repetición de copias. De toda la obra realizada en Arlés, tan solo una treintena de cuadros fueron retratos, y de ellos veintitrés fueron de miembros de la familia del cartero Roulin; en los cuadros aparece Roulin como cartero, pero no lo era tal como ahora lo entendemos, sino más bien era como un factor de ferrocarriles que recibía y entregaba los paquetes que llegaban por tren. Con el tiempo se convertiría en el mejor amigo de Van Gogh en Arlés. Cuando el incidente de la mutilación de la oreja, Roulin constituyó su más sólido apoyo y el pintor lo admiraba también por su alegre personalidad y porque nunca se desanimaba ni se lamentaba de su difícil situación económica.

En este cuadro, aparece Roulin de tres cuartos, con el torso paralelo al plano del lienzo aparece como si se encontrara incómodo. Van Gogh se quejaba de que no sabía posar. La mesa de la derecha está puesta para sugerir que sobre ella estaría un no visible vaso de cerveza, dando a entender la cualidad de bebedor del modelo. La mesa no parece servir de mucho para aliviar la postura incómoda de Roulin.


    CAMPO DE TRIGO CON CUERVOS”:

TÉCNICA:El cuadro está vigorosamente pintado con espátula.

COMPOSICIÓN: Destaca la inquietante presencia del vuelo de los cuervos sobre el agitado trigal, con un turbulento y sombrío cielo como telón de fondo.

TEMA E INTERPRETACIÓN:En cuanto a la interpretación del cuadro, empecemos con otro malentendido: la función de los cuervos en el cuadro como heraldos de la muerte parece desacreditada por las cartas de Vincent. Van Gogh apreciaba a estos animales como motivo pictórico. Quizá al artista le pareciese atractiva la idea de representar una estampa de la naturaleza donde se unía el vuelo de los cuervos sobre los trigales con un cielo turbulento al fondo.

En cuanto a los tres caminos que se abren entre los trigales, resulta atractivo especular sobre su significado. Hay quienes han sugerido que el cuadro es un reflejo de la incertidumbre de Vincent sobre el derrotero que tomará su vida. Según este punto de vista los tres caminos representarían el pasado, presente y futuro de la vida del artista.



Como suele ocurrir en los cuadros de van Gogh, y en las grandes obras de arte, la interpretación es una tarea que el artista deja al juicio del espectador.

    SIGNIFICACIÓN: la obra pictórica de este artista que cambió la forma de pintar, no fue reconocida por la gente de su época y tuvieron que pasar algunos años hasta que un grupo de jóvenes pintores alemanes, llamados Die Brucke (El Puente), recogieron las enseñanzas artísticas de Van Gogh y pintaron en sus obras con colores libres y enérgicas pinceladas.
    Van Gogh fue un puente entre la apacible pintura impresionista, a la enérgica pintura expresionista,

Gauguin, junto con Cézanne, Van Gogh y Seurat, que fueron identificados con el impresionismo, convirtieron el impresionismo en algo que tuvo efectos inmediatos en la época y que influyó también en el arte del siglo XX, y fueron las principales figuras de lo que se llamó “arte postimpresionista”.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal