Iglesia metodista en el uruguay



Descargar 12.01 Kb.
Fecha de conversión13.01.2018
Tamaño12.01 Kb.

Iglesia Metodista sobre la Salud Reproductiva en el Uruguay

Pensar y dejar pensar “ ha sido históricamente parte de la identidad de la Iglesia Metodista”


El tema del aborto es una realidad ineludible en el Uruguay y sobre el cual queremos expresar nuestra opinión como Iglesia Metodista en el Uruguay.
La discusión sobre el aborto tuvo estado público durante el debate del proyecto de ley sobre la Salud Reproductiva en los primeros meses de este año.
En la intensidad del debate aparecieron presiones que se tradujeron en juicios, que, a nuestro entender, no le hacen bien a una sociedad pluralista como la uruguaya. En algunos argumentos se presentaron conceptos de índole religiosa que no nos representan por lo que queremos clarificar nuestra posición como Iglesia Metodista en el Uruguay en la confianza de que pueda ser un aporte al debate nacional.

Es evidente que la Iglesia debe acompañar a la mujer en su difícil decisión, procurando también velar por su salud física y emocional. Hay que enfatizar el tema de la salud reproductiva y la manera de evitar un embarazo no buscado dejando de lado el tremendo peso que se da a la condenación del aborto


Creemos que por su incidencia en nuestra sociedad, donde se producen 80 abortos diarios; por el costo social que implica la pérdida de vida de mujeres en su mayoría sin recursos; porque los nuevos planteos que los movimientos de mujeres hacen sobre ellas y su descendencia; porque la niñez en el Uruguay se ha vuelto lamentablemente un símbolo de pobreza, abandono, abuso social y laboral y especialmente porque se están planteando nuevos desafíos éticos a los cristianos sobre la creación de la vida es imprescindible reflexionar con seriedad sobre el tema.
Creemos que la mejor forma de evitar los 30.000 abortos anuales no es la vía penal sino un proyecto de apoyo a la mujer y su derecho a la información y formación (educación) sexual por medio de un abordaje multidisciplinario (medicina, psicología, servicio social, educación) y multisectorial (estado, organizaciones sociales, Iglesias.) por las implicancias que tiene y porque el ser humano es un ser integral e indivisible.
Creemos que la mujer tiene derecho a la orientación, apoyo y asesoramiento en todo lo relacionado a su salud reproductiva apuntando a una calidad de vida digna, sea cual fuere su sector social.
Consideramos que, dentro de una tragedia por los intereses encontrados de dos vidas o frente a situaciones límite, es la madre y su conciencia la que debe tener el derecho a decidir y no el Estado. No debemos caer en la falacia de confundir la despenalización con la incitación o promoción del aborto pero de ninguna manera podemos actuar como si el tema aborto no existiera.
La Iglesia debe asumir una actitud profundamente pastoral, de amor, acompañamiento y apoyo frente a personas que en medio de una crisis de embarazo no buscado como de aquellas que optan dar término a su embarazo. Se puede estar contra el aborto pero a la luz del Evangelio no se puede ser jueces de la mujer que en su vivencia con complejidades profundas llega a abortar. “...Si alguno de ustedes nunca ha pecado, tire la primera piedra...Jesús dijo: Mujer, ¡Nadie te ha condenado!...tampoco Yo te condeno...” ( Juan 8: 1-11).
Por lo tanto afirmamos:
La importancia de la educación sexual formal, en comunidades de fe y a niveles popular y masivo. Diferenciando información de formación para llegar a una sexualidad responsable en amor.
La necesidad de poner al alcance de las mujeres y parejas los instrumentos necesarios que conduzcan a una maternidad/paternidad responsable y así evitar un embarazo no buscado.
En situaciones límites o con riesgo de vida es la mujer la que debe tener el derecho a la opción.
Expresamos nuestro respeto y acompañamiento a las opciones de conciencia que nuestros miembros adopten en su responsabilidad social en el marco del Evangelio y frente a Dios.

Aprobado el contenido por la XVIII Asamblea General de la

Iglesia Metodista en el Uruguay

18 de julio de 2004


Redacción final - 7 de octubre de 2004

. La Iglesia Metodista en el Uruguay cumplió 125 años en 2003. Su organismo máximo es la Asamblea General que se reúne cada dos años. Entre Asambleas el organismo directivo es la Junta Nacional de Vida y Misión constituido por laicos y pastores o pastoras electos en la Asamblea General. Su actual Presidente es el pastor Oscar Bolioli.

Comisión de Comunicaciones


San José 1457
413 65 52 / 413 6554
comunicaciones.imu@adinet.com.uy

San José 1457 – CP 11200 – Montevideo – Uruguay


Telefax : (598-2) 413.65.52 / 413.65.54 – E-mail: iemu@adinet.com.uy


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal